Elias El profeta mayor

Foro General de la Tercera Era
Consuelo
Mensajes: 86
Registrado: Jue Nov 15, 2007 7:05 pm

Elias El profeta mayor

Mensaje por Consuelo » Dom Feb 16, 2020 8:12 pm

ELIAS EL PROFETA MAYOR.

Antes de llegar a esta Doctrina, la mayoría de nosotros no conocíamos a Elías El Tisbita, yo por ejemplo, nunca había oído hablar de él.
(Según el diccionario Bíblico entre los años 874 – 853 A C) El rey Acab se casa con Jezabel. 1 Reyes 16: 30 Y reino Acab hijo de Omri sobre Israel en Samaria 22 años. Y Acab hijo de Omri hizo lo malo ante los ojos de Jehová, más que todos los que reinaron antes que él.(Del Diccionario); Acab bajo la influencia de Jezabel su esposa Tiria, se convirtió en un adorador de Baal de Tiro. 1 Reyes 17: 1 Elías apareció repentinamente en escena. Se presento delante del pervertido soberano, y le anuncio una sequía de duración indeterminada, como castigo por su apostasía.
Leer 1 Reyes los capítulos 18 y 19 donde vienen estos datos tan importantes, Elías reta al rey Acab. 1 Reyes 18: 18: A pregunta del rey Acab: Elías responde; yo no he turbado a Israel, sino tú y la casa de tu padre, dejando los mandamientos de Jehová, y siguiendo a los baales.
1 reyes 18: 19 envía, pues, ahora y congrégame a todo Israel en el monte Carmelo, y a los cuatrocientos cincuenta profetas de Baal, y a los cuatrocientos profetas de Asera, que comen de la mesa de Jezabel.
En el Monte Carmelo los sacerdotes paganos intentaron demostrar la divinidad de Baal, pero todos sus esfuerzos fueron vanos. Elías congrego al pueblo alrededor del altar que los israelitas piadosos del norte habían levantado a Jehová, ya que debido al cisma de las 10 tribus ya no podían ir a Jerusalén. Este altar había sido derruido. Al reconstruirlo con 12 piedras, Elías dio un silencioso testimonio de que el cisma de las 12 tribus en dos reinos era contrario a la voluntad de dios. Para evidenciar la imposibilidad de todo fraude, ordeno al pueblo que arrojara agua sobre el holocausto y sobre el altar. A continuación oro al Señor, y cayo fuego del cielo, consumiendo el holocausto sobre el altar y el mismo altar. Así el Señor manifestó su existencia y poder. Los profetas de Baal, convictos de fraude, fueron llevados al arroyo del Cison; Elías ordeno el degüello de todos ellos.
Así con todas las cosas en contra, Elías demuestra al pueblo de Israel quien es el verdadero Dios.
Jezabel furiosa por la muerte de sus 850 falsos profetas, juro matar a Elías y él dijo: Señor han matado a todos tus profetas y a mí me buscan para matarme. Le dice nuestro Padre a Elías: 1 reyes 19: 18 Yo hare que queden en Israel siete mil, cuyas rodillas no se doblaron ante Baal, y cuyas bocas no lo besaron.
Elías es enviado por nuestro Padre a ungir por reyes: Hazael en Siria, a Nimsi por rey de Israel y a Eliseo hijo de Safat como profeta en su lugar. Y partiendo de allí hallo a Eliseo, y pasando Elías por delante de él, echo sobre el su manto y le dio la misión de llevar a cabo el resto de su misión.
(Del diccionario) La muerte de Acab en la batalla de Ramot de Galaad fue el inicio del castigo pronunciado por Elías contra la casa real. Ocozias, hijo y sucesor de Acab, se hirió al caer de una ventana; envió entonces a mensajeros a que consultaran a Baal-Zebub, ídolo de Ecron, para saber si sanaría. Elías detuvo a los mensajeros y los envió al rey con este mensaje. ¿Que no hay Dios en Israel, que vais a consultar a Baal- zebub, dios de Ecron? El rey mando a dos capitanes con cincuenta para detener a Elías, y el hizo bajar fuego del cielo, que los consumió. Al final, un tercer capitán se presentó ante Elías, suplicándole que respetara su vida; Elías fue con él a ver a Ocozias. Elías dice: Así ha dicho Jehová: Por cuanto enviaste mensajeros a consultar a Baal-zebub dios de Ecron. ¿No hay Dios en Israel para consultar en su palabra? No te levantaras, por tanto, del lecho en que estas, sino que de cierto morirás. (2 reyes 1 - 16)
Al profeta Elías se le dio el privilegio de ser traspasado al cielo sin pasar por la muerte. Un carro de fuego tirado por caballos de fuego se le apareció a Elías, que había ido al otro lado del Jordán con su siervo Eliseo. Este prodigio los separo, y Elías subió al cielo en un torbellino.
Los dos últimos versículos del A T anuncian que Dios enviara a Elías antes de la venida del día grande y terrible del Señor (Mal. 4: 5 -6).
En el N. T. Juan el Bautista vino “en el espiritu y poder de Elías”, humilde y lleno de celo, como el Tisbita (Mt. 3: 4 Mr. 1: 6), y encargado de un ministerio semejante al suyo. (Mt. 11: 1-14; 17: 10 – 13;)
(Del diccionario) Juan “Jehová ha hecho gracia”.
Juan el Bautista. Precursor inmediato de Jesús, enviado para prepararle el camino. Su padre Zacarias y su madre Elizabeth, descendientes ambos de Aaron, eran personas profundamente piadosas (Luc. 1: 5). Elisabeth era prima de la virgen María, que pertenecía a la tribu de Juda (v 36). Los padres de Juan vivían en una localidad de la zona montañosa de Juda (v 39). Zacarias estaba cumpliendo su función sacerdotal quemando el incienso en el templo de Jerusalén, cuando se le apareció el ángel Gabriel. Este le prometió un hijo, que se debería llamar Juan, y que debería ser criado como nazareo, a semejanza de Sansón y de Samuel. El ángel le anuncio además que el niño debería ser lleno del Espiritu Santo desde su nacimiento, y que estaba llamado a preparar para El Señor un pueblo bien dispuesto (Lucas 1: 8- 17).
En Luc. 1: 67 – 80; Zacarias y su esposa Elizabet, eran personas mayores y siempre habían anhelado tener un hijo; y por sus plegarias fueron oídos del Padre; Estando Zacarias en el templo, (Luc. 1: 11). Y se le apareció un ángel del Señor puesto en pie a la derecha del altar del incienso. Luc.12 Zacarias se turbo al verle y le dio temor. Luc.1: 13 Pero el ángel le dijo: Zacarias, no temas; porque tu oración ha sido oída, y tu mujer Elizabet te dará a luz un hijo, y llamaras su nombre Juan.1: 14 Y tendrás gozo y alegría y muchos se regocijarán de su nacimiento. 16: Y hará que muchos de los hijos de Israel se conviertan al Señor Dios de ellos
17: E ira delante de el con el espiritu y el poder de ELIAS, para hacer volver los corazones de los padres a los hijos, y de los rebeldes a la prudencia de los justos, para preparar al Señor un pueblo bien dispuesto. (Mal. 4. 5-6) 18: Dijo Zacarias al ángel: ¿En qué conoceré esto? Porque yo soy viejo y mi esposa es de edad avanzada. 19: Respondiendo el ángel, le dijo: Yo soy Gabriel, que estoy delante de Dios; y he sido enviado a hablarte, y darte estas buenas nuevas. 20: Y ahora quedaras mudo y no podrás hablar, hasta el día en que esto se haga, por cuanto no creíste mis palabras, las cuales se cumplirán a su tiempo.
Luc. 1:67 Y Zacarias fue lleno del Espiritu Santo, y profetizo diciendo: 68: Bendito el Señor Dios de Israel, que ha visitado y redimido a su pueblo 69: Y nos levantó un poderoso salvador. En la casa de David su siervo. 70: Como hablo por boca de sus santos profetas que fueron desde el principio; 71: Salvación de nuestros enemigos, y de la mano de todos los que nos aborrecieron; 72: Para hacer misericordia con nuestros padres, y acordarse de su santo pacto; 73: Del juramento que hizo a Abraham nuestro Padre, que nos había de conceder 74: Que, librados de nuestros enemigos, sin temor le serviríamos 75: En santidad y en justicia delante de Él, todos nuestros días. 76: Y tú, niño profeta del altísimo serás llamado; porque iras delante de la presencia del Señor, para preparar sus caminos; 77: Para dar conocimiento de salvación a su pueblo, para perdón de sus pecados, 78: Por la entrañable misericordia de nuestro Dios, con que nos visitó desde lo alto la aurora, 79: Para dar luz a los que habitan en tinieblas y en sombra de muerte; Para encaminar nuestros pies por camino de paz. 80: Y el niño crecía, y se fortalecía en espiritu; y estuvo en lugares desiertos hasta el día de su manifestación a Israel.
Aquí es conveniente hablar porque Juan vivió en lugares desérticos en su niñez y su juventud: Existen libritos escritos por algunos de los apóstoles que hacen luz sobre algunas cosas, por ejemplo este que se llama el proto evangelio de Santiago nos cuenta que el ángel Gabriel se presentó: (Luc. 1:27) A una virgen desposada con un varón que se llamaba José, de la casa de David; Y el nombre de la virgen era María. Luc. 1: 28 Y entrando el ángel en donde ella estaba, dijo: ¡Salve, muy favorecida! El Señor es contigo; bendita tu entre las mujeres. Luc. 1: 29 Mas ella, cuando le vio, se turbo por sus palabras y pensaba que salutación seria esta. Luc. 1: 30: Entonces el ángel le dijo: María no temas, porque has hallado gracia delante de Dios. Luc.1: 31: Y ahora concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamaras su nombre Jesús. Luc. 1: 32: Este será grande y será llamado Hijo del altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de David su padre: Luc.1: 33: Y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin. Luc. 1: 34: Entonces María dijo al ángel: ¿Cómo será esto? Pues no conozco varón.
Luc. 1: 35: respondiendo el ángel, le dijo: El Espiritu Santo vendrá sobre ti y el poder del altísimo te cubrirá con su sombra: Por lo cual también el Santo Ser que nacerá, será llamado hijo de Dios. Luc. 1: 36: Y he aquí tu parienta Elizabet, ella también ha concebido hijo en su vejez y este es el sexto mes para ella, la que llamaban estéril: Luc. 1: 37: Porque nada hay imposible para Dios. Luc. 1: 38: Entonces María dijo: he aquí la sierva del Señor, hágase conmigo conforme a tu palabra. Y el ángel se fue de su presencia. Luc. 1: 39: En aquellos días, levantándose María, fue de prisa a la montaña, a una ciudad de Juda; Luc. 1: 40: Y entro en casa de Zacarias, y saludo a Elisabet. Luc. 1: 41: Y aconteció que cuando oyó Elizabet la salutación de María, la criatura salto en su vientre: y Elisabet fue llena del Espiritu Santo, Luc. 1: 42: Y exclamo a gran voz, y dijo: Bendita tu entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre Luc. 1: 43: ¿Por qué se me concede esto a mí, que la madre de mi Señor venga a mí? Luc. 1: 44: Porque tan pronto como llego la voz de tu salutación a mis oídos, la criatura salto de alegría en mi vientre. Luc. 1: 45 Y bienaventurada la que creyó, porque se cumplirá lo que le fue dicho de parte del Señor.
Luc. 2: 1- 7. Cuando paso el tiempo, ya cerca del alumbramiento, aconteció en aquellos días que se promulgo un edicto, de parte de Augusto Cesar, que todo mundo fuese empadronado, y tenían que ir cada uno a su ciudad. Y subió José de Galilea, de la ciudad de Nazaret, a Judea, a la ciudad de David, que se llama Belén, por cuanto era de la casa y familia de David; para ser empadronado con María su mujer, desposada con él, la cual estaba encinta. Y aconteció que estando ellos allí, se cumplieron los días de su alumbramiento. Y dio a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales, y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón.
Mateo 2: 1- 13. Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos. Y preguntaban: ¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente, y venimos a adorarle. Y oyendo esto, el rey Herodes se turbo, y toda Jerusalén con él. Y enviándolos a Belén, dijo: Id allá y averiguad con diligencia acerca del niño; y cuando le halléis, hacédmelo saber, para que yo también vaya y le adore. Pero al regresar ellos y siendo avisados por revelación en sueños que no volviesen a Herodes, regresaron a su tierra por otro camino. Después que partieron ellos, he aquí un ángel del Señor apareció en sueños a José y dijo: Levántate y toma al niño y a su madre y huye a Egipto, y permanece allá hasta que yo te diga; porque acontecerá que Herodes buscara al niño para matarlo. Herodes, cuando se vio burlado por los magos, se enojó mucho, y mando matar a todos los niños de dos años que había en Belén y en todos sus alrededores.
Volviendo al proto evangelio de Santiago, él nos dice en su libro que Juan nació aproximadamente seis meses antes que nuestro Mesías, y debido al triste suceso de que alguien mato a Zacarias entre el lugar santo y el lugar Santísimo, y aparte la amenaza de Herodes de matar a todos los niños menores de dos años, debido a esto, Elisabet se vio obligada a huir con su niño al desierto, donde Juan vivió toda su niñez y su juventud y por eso sus vestimentas eran de pelo de camello y un cinto,
Del diccionario; La misión de Juan fue la de revelar al Mesías en la persona de Jesús (Jn, 1:15) Con un intenso fervor, predico a las multitudes que venían de todas partes. Los apremiaba a que se arrepintieran de inmediato, por cuanto el reino de los cielos se había acercado. Muchos eran bautizados en el Jordán, después de haber confesado sus pecados. Por ello Juan recibió el epíteto de Juan el Bautista. Su bautismo de agua simbolizaba la purificación de los pecados; pero el profeta no creía que aquello fuera suficiente. Exhortaba a sus oyentes a que creyeran en Aquel que debería de venir tras él. Se declaraba indigno de desatar la correa de sus sandalias, por cuanto el Cristo bautizaría a sus discípulos con Espiritu Santo y con fuego.
Aunque Juan se declaró inferior a Jesús, nuestro Señor quiso ser bautizado por él. Oponiéndose a ello desde el principio, el bautista demostró que había reconocido al Mesías en Jesús. La exactitud de sus relatos quedo plenamente confirmada cuando vio al Espiritu Santo descendiendo sobre Jesús al ser bautizado. Esta señal le autorizo a proclamar que Jesús era el Cristo. Juan decía a sus apóstoles: “Es necesario que El crezca, pero que yo mengue”
Su ministerio fue muy breve, pero gozo de una gran popularidad.
Hasta aquí nos cuenta Lucas, y lo que viene en el diccionario;
Hacia el final del año 31 d. C. Juan fiel a su misión, reprocho a Herodes el tetrarca el adulterio en que vivía con la mujer de su hermano Felipe; Herodes hizo encarcelar al profeta (Luc. 3: 19 -20). Herodías, la princesa adultera, tramo la muerte del profeta; persuadió a su hija, cuya danza había hechizado a Herodes, que pidiera al tetrarca la cabeza del Juan el Bautista, le fue concedido este deseo, y los discípulos de Juan se llevaron el cadáver decapitado de Juan para sepultarlo. Privados de su maestro, se acordaron del testimonio que Juan había dado del Cordero de Dios, y siguieron a Jesús.
Antes de seguir adelante, quiero hacer un paréntesis importante: Les dije antes que Elías es el profeta mayor, Él ha estado en momentos y tiempos importantes de la historia; antes de que el mundo fuera poblado por la raza humana Elías vino a dar espiritualidad al mundo a preparar nuestro planeta para recibirnos, después ya poblado el mundo, apareció en el primer tiempo, con el rey Acab, en el segundo tiempo, como Juan el Bautista, él era la voz de uno que hablaba en el desierto, después se presentó Elías con Moisés hablando con Jesús, en la transfiguración en el monte Tabor. En el tercer tiempo, en 1866 cuando fue abierto el sexto sello. Y ahora, a partir de 1866 estamos en el tercer tiempo, y fue Elías quien una vez más llego para preparar el camino a nuestro Señor, como lo hizo en su reencarnación como Juan el Bautista, en el segundo tiempo.
En Mateo 11: 10: Dice Jesús a sus discípulos; Porque este es de quien está escrito: He aquí, yo envío mi mensajero delante de tu faz, el cual preparara tu camino delante de ti.
11: De cierto os digo: Entre los que nacen de Mujer no se ha levantado otro mayor que Juan el Bautista; pero el más pequeño en el reino de los cielos, mayor es que él.
14: Y si queréis recibirlo, el es aquel Elías que había de venir. (Mal. 4: 5)
Es posible que falten algunos o muchos datos de Elías. Pero lo que hice, fue hecho con mucho cariño. Mil gracias por su atención: Consuelo.

Consuelo
Mensajes: 86
Registrado: Jue Nov 15, 2007 7:05 pm

Re: PURIFICACIONES

Mensaje por Consuelo » Vie Mar 06, 2020 10:37 pm

Purificaciones

Según la historia en la biblia del AT (en el primer tiempo), la humanidad tuvo una purificación universal, y se le llama diluvio universal porque todo el mundo fue inundado, fue tan grande esta inundación que acabo con toda carne, o sea con todos los seres vivos. Todo esto debido a nuestras desobediencias.
En el AT (antiguo testamento) se habla de una primera etapa de purificación. Que se dio al principio del primer tiempo. Antes de esta no hay noticias, de alguna antes.
Esta primera purificación de la que nos da a saber el AT, y el Diccionario Bíblico fue un diluvio, una abrumadora inundación en los tiempos de Noe, es un acto judicial de Dios sobre un mundo antiguo que había llegado al colmo de la iniquidad. Dice la Escritura que la maldad en los hombres era mucha en la tierra, y todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal…Y se corrompió la tierra delante de Dios, y estaba la tierra llena de violencia… toda carne había corrompido su camino sobre la tierra (Gn, 6: 5, 11, 12) Es por eso que Dios ordeno el juicio por medio de las aguas destructoras, declarando: “los destruiré con la tierra” (Gn, 6: 13).
Todo este hecho se narra en los capítulos 6, 7, y 8 del libro de Genesis. El relato bíblico nos presenta el Diluvio como una catástrofe de carácter universal, la versión griega LXX traduce como cataclysmos (Gn. 6:8; Sal. 29:10). El NT usa el mismo termino griego, denotando así mismo una destrucción universal. (Lc. 17:27; 2 Pedro 2: 4- 5-6) Todo el lenguaje de Genesis 6-8 señala insistentemente al hecho de una destrucción de carácter universal. Todos los montes que había debajo de todos los cielos fueron cubiertos por el agua Gn. 7: 19. No se puede dar la vuelta a esta afirmación ni a las múltiples afirmaciones que se dan acerca del Diluvio en este o en tantos otros pasajes sin hacer grave violencia al mismo texto, y sin caer en la práctica de introducir en el texto conceptos contrarios a lo que allí se enseña.
Naturaleza del Diluvio. El cataclismo del Diluvio fue un complejo de eventos en el que fueron rotas todas las fuentes del gran abismo, y las cataratas de los cielos abiertas y hubo lluvia sobre la tierra, cuarenta días y cuarenta noches Gn. 7: 11-12. Toda carne, término que incluye a todos los seres terrestres, incluyendo al hombre fue destruida. La tierra misma, el mundo de entonces pereció. La frase “fueron rotas las fuentes del gran abismo” tiene claras implicaciones de colapsamiento de secciones vitales de la corteza terrestre, con lo que aguas marinas y/o subterráneas se lanzaron sobre los continentes, en tanto que se precipitaron sobre la tierra, con una fuerza devastadora. Las “aguas que estaban sobre la expansión” Gn. 1:7 existentes en el mundo en su orden antediluviano. En este gran complejo de eventos se indican lluvias universales de un régimen torrencial indescriptible, tremenda erosión, convulsiones volcánicas y tectónicas, violentos huracanes dando origen a olas de aguaje; la universal destrucción de las formas de vida dio necesariamente lugar, junto con la intensa erosión y denudación de la tierra antediluviana, a inmensos sepultamientos de grupos y nichos ecológicos, más o menos entremezclados, en formaciones estratificadas debido al poder clasificador del agua. Muchas de estas formaciones se endurecerían posteriormente por agentes cementantes que las aguas llevan consigo en algunas localidades. Así quedó totalmente sepultado el mundo antiguo.
El arca y sus ocupantes. El gran tamaño del arca, en base de las dimensiones dadas en la biblia (300 codos, o unos 137 metros de longitud) le daba una capacidad de transporte de más de 500 vagones de carga de ganado como los que se utilizan actualmente en los ferrocarriles. Se ha planteado con frecuencia la cuestión de cómo se pudieron alimentar los animales del arca durante el año en que estuvieron dentro. Aparte de que la capacidad del arca daba lugar para el transporte de grandes cantidades de provisiones, se debe tener en cuenta el mecanismo de hibernación al que recurren muchos animales en situaciones límite, y otros normalmente en invierno, y que Dios pudo haber acentuado. Con respecto a los carnívoros, estos se alimentan de vegetación cuando les es preciso, como está sobradamente comprobado.
Arqueología y el Diluvio. Subestimando la verdadera magnitud del Diluvio, ha habido personas que han querido identificar el cataclismo universal con una capa de lodo que se halló en Ur, y que pertenece a una de las numerosas inundaciones de extensión regional que se han dado en aquel lugar. No es una pequeña y poca extensa capa de lodo que debe contemplarse como el gran cataclismo del Diluvio, sino en grandes masas sedimentarias repletas de fósiles de un mundo que pereció y que cubren toda la tierra como vasto cementerio. Noe salió del arca a un mundo nuevo, en el que la orografía, estructura climatológica, y muchos otros factores, habían cambiado radicalmente (Sal. 104: 5-9).
Por otra parte, numerosas culturas y tribus alrededor de todo el mundo han conservado relatos de un diluvio universal. Los relatos babilónicos (sumerios y acádicos), evidencian su proveniencia de una tradición anterior, de la que descienden también numerosos relatos, chinos, nipones, amerindios, y muchos otros esparcidos por todo el globo. La divergencia de estos relatos, aunque si es prueba de que en la memoria de las naciones, descendientes de Noe, persistió el recuerdo del cataclismo.
Cuando ceso el Diluvio el arca reposo en los montes de Ararat, en la región de Armenia (Gn. 8:4) allí existen relatos populares acerca de la presencia de un gran navío sobre el monte, que está cubierto por nieves y hielos perpetuos.
El Diluvio en su perspectiva teológica. El Diluvio es una exhibición de Dios en juicio (Sal. 29:10) El Diluvio del pasado se muestra como ejemplo de aquel día futuro en el que tampoco nadie podrá escapar a la acción de Dios, cuando todos los que han rechazado el conocimiento salvador de Dios se verán enfrentados con su Justa ira en retribución (Lc. 17:26) (2 Pedro 2: 5-9). Fue un suceso sin paralelo alguno con toda la historia anterior del hombre, y hay la promesa expresa, que constituye una adicional demostración de que no fue un fenómeno local o regional, de esta promesa se establece, en las nuevas condiciones climáticas de la tierra, el arco iris (9: 12, 13), que es desde entonces, señal de gracia, que aparece incluso en medio de los juicios de Apocalipsis.
Es por la Fe que Noe preparo el arca (He. 11: 7). Todo lo concerniente al Diluvio fue dispuesto por Dios; Noe simplemente tuvo que seguir las instrucciones recibidas. La misma Fe cree que todo ello se cumplió tal como ha sido descrito; no hay dificultad en todo ello, excepto si se deja a Dios a un lado, lo cual no debe hacerse bajo ningún concepto, por cuanto fue una especial intervención de Dios en la historia en juicio de una manera muy directa. Fue Dios quien advirtió a Noe; Fue Dios quien le envió los animales (Gn. 7: 15 -16); Fue Dios quien cerró la puerta del arca; Fue Dios quien hizo pasar un viento sobre la tierra (8: 11); En resumen, la Escritura afirma que Jehová presidio sobre el Diluvio, Sin embargo, los rastros del Diluvio son tan elocuentes que el apóstol Pedro afirma que los que lo niegan lo hacen ignorándolo voluntariamente. Las rocas sedimentarias dan elocuente testimonio de su contenido de grandes cantidades de restos animales y vegetales de un mundo pasado.
Hasta aquí, lo que viene en el dic. Bíblico. Ahora vamos a hablar como nuestro Padre que siempre nos ha amado, trato de hacernos entender que somos sus hijos; que nos ama y que en correspondencia, nosotros debemos amarlo, respetarlo y guardar sus leyes. Nuestro Padre sabía que somos débiles y desobedientes que constantemente íbamos a transgredir la ley, por eso fue por lo que siempre estuvo mandando seres elevados, o profetas que nos advirtieran lo que podríamos encontrar o sufrir a causa de nuestra desobediencia. Ellos venían al pueblo y les explicaban que si tenían mal comportamiento, desobediencias, idolatría, tendrían que regresar al buen camino, o tendrían consecuencias dolorosas.
Pero el pueblo no quería oír esto, y no aceptaban las recomendaciones que les hacían los profetas, y los trataban mal como dice esta parábola: del segundo testamento: Marcos 12.
Mr. 12:1 “Un hombre planto una viña, la cerco de vallado, cabo un lagar, edifico una torre, y la arrendo a unos labradores y se fue lejos. 2- Y a su tiempo envió un siervo a los labradores, para que recibiese de estos el fruto de la viña. 3-Mas ellos, tomándole, le golpearon, y le enviaron con las manos vacías. 4- Volvió a enviarles otro siervo, pero apedreándole, le hirieron en la cabeza, y también le enviaron afrentado. 5- Volvió a enviar a otro, y a este mataron; y a otros muchos, golpeando a unos y matando a otros. 6- Por último, teniendo aun un hijo suyo, amado, lo envió también a ellos diciendo: Tendrán respeto de mi hijo. 7- Mas aquellos labradores dijeron entre sí: Este es el heredero; venid, matémosle, y la heredad será nuestra. 8- Y tomándole, lo mataron, y le echaron fuera de la viña. 9- ¿Qué, pues, hará el señor de la viña? Vendrá y destruirá a los labradores y dará su viña a otros.
Que nos dice esta parábola? Esta es la historia del Padre y la humanidad: El Señor que planto la viña y la arrendo es nuestro Padre, los labradores somos nosotros, y su hijo es El Mesías, nuestro Señor Jesucristo. Este comportamiento de los labradores es el nuestro en este tiempo y ¿qué debemos esperar? sufrimientos y otra purificación, pero hay esperanza, todavía podemos mejorar nuestro comportamiento, y tal vez salvarnos de la purificación, que puede ser tan dolorosa y catastrófica o más que el Diluvio Universal. Nuestro Padre preparaba hijos, más elevados y los mandaba a enseñar y guiar al pueblo, tratando que con sus consejos comprendieran el mal que hacían al ser desobedientes; y muchos de estos profetas sufrían viendo la necedad del pueblo. Y el pueblo ni los escuchaba. Hebreos: 11: 36; Otros experimentaron vituperios y azotes, y a mas de esto prisiones y cárceles. 37; Fueron apedreados, aserrados, puestos a prueba, muertos a filo de espada; anduvieron de acá para allá cubiertos de pieles de ovejas y de cabras, pobres, angustiados, maltratados; 38; de los cuales el mundo no era digno; errando por los desiertos, por los montes, por las cuevas y por las cavernas de la tierra.
Los profetas 1- Isaías leer cap. 1: 1-7. Este profeta trataba, por su amor a todos sus semejantes de hacernos recapacitar, de entender que no deberíamos ser hijos ingratos. En Isaías 1: 16 – 17. Nuestro Padre nos dice los pecados que aborrece en nosotros. Y el p. 18: nos propone enmendarnos 18: “Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: Si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana”. Pero nosotros desoímos esta hermosa invitación,
Profeta Jeremías: Leer Jer. 2: 11-15. Este profeta igual que Isaías, quería evitarnos el sufrimiento por nuestra desobediencia.
Profeta Ezequiel: Leer 2: 1-7. Igual, siempre buscando nuestra salvación.
Los profetas Joel, Amos, Abdías, Jonás, Miqueas, Nahum, Habacuc, Sofonías, Hageo, Zacarias y Malaquías, creo que son todos los profetas, y como decía la parábola a algunos los golpeamos, a otros los matamos. Y yo pregunto; ¿Tendremos perdón? Hay que hacer todo lo posible para ganarlo.
Ahora vamos al Tercer Tiempo, Nuestro Padre nos ama, con un amor que es pureza, que es verdadero, por eso en este sexto sello que empezó en 1866 nos enseña por medio del entendimiento humano a ser mejores padres, hijos, esposos, esposas, El desea que sus hijos correspondan al amor que nos tiene, que cumplamos con Su Ley. Recordemos que el tiempo que estuvo dando sus catedras fue de 1866 a 1950, fueron 84 años hablándonos de su amor, del amor de los unos a los otros, de amarlo a Él antes que a todo lo creado, de perdonar, en fin tanto consejo, pero también nos alertó que Él es como un juez, que si nuestros pecados son fuertes, como se describe en hebreos 10: 26 -31, no tendremos su perdón.
Y ahora entramos a los tomos del Tercer Testamento: En estos párrafos nos enseña nuestro Padre las cosas que van a suceder en el futuro, si hermanos, una nueva purificación que la humanidad necesitamos, y que será en tiempos venideros; pero creo que ya empezaron y como empieza el trabajo de un parto; la madre empieza con pequeños y espaciados dolores en el vientre, y conforme pasan las horas, esos dolores van arreciando en tamaño y dolor al grado de ser casi insoportables, así será nuestra purificación.
02-029.54 En este día en que habéis recordado el instante en que Elías abrió para la humanidad el Tercer Tiempo al comunicarse por el entendimiento del hombre, sentid el amor de vuestro Maestro, apartad vuestras amarguras y afirmad vuestros pasos en el camino de salvación
01-002.59 "La tierra tendrá que estremecerse de un cabo al otro", escrito está, y es necesario que haya en esos días de tiniebla, hombres llenos de fe para que sean como antorchas que alumbren el camino de los demás.
01-021.42 Vengo a enseñaros a conocer profundamente a vuestro espíritu, porque esa inmensa ola de materialismo que ha venido avanzando sobre la humanidad, tendrá que crear inmensas necesidades espirituales y es preciso que en el mundo exista una fuente de luz, en donde los sedientos de ella puedan calmar su sed.
01-021.43 Cuántas y espantosas guerras esperan a la humanidad, mucho más aterradoras que las que han pasado: en las que el furor de los elementos desencadenados se confundirá con el estruendo de vuestras armas; el mundo será pequeño para contener en su seno tanta destrucción. Todo ello traerá como consecuencia que los hombres, habiendo llegado al máximo de su dolor y de su desesperación, se dirijan suplicantes al Dios verdadero, al que no quisieron llegar por el camino del amor, para pedirle su divina paz. Entonces Yo, Cristo, el Verbo, resucitaré en los corazones, porque ese tiempo será el tercer día, en el cual cumpliré la promesa de salvación al construir el templo como os lo prometí.
03-060.40 Los elementos darán voces de justicia y al desatarse harán que desaparezcan porciones de tierra y se conviertan en mar y que desaparezcan mares y en su lugar surja la tierra.
03-060.41 Los volcanes harán erupción para anunciar el tiempo del juicio y toda la Naturaleza se agitará y conmoverá. Orad para que sepáis comportaros como los buenos discípulos, porque ese será el tiempo propicio en que la Doctrina Espiritualista Trinitaria Mariana cunda en los corazones.
03-061.29 Ahora se purifica la humanidad en medio de grandes dolores; la guerra ha extendido su influencia en todo el mundo y el hombre débil ha cedido. Hoy corren ríos de sangre, naciones contra naciones se levantan, las mismas madres empujan a sus hijos a la guerra. Después vendrán todas las consecuen¬cias: la peste, el hambre y la muerte; no habrá un lugar libre de ese exterminio, enfermedades raras aparecerán, la lepra se propagará y la ceguera también. El sol se sentirá como de fuego, los campos que ayer fueron fértiles quedarán estériles y las aguas se contaminarán. Por ello debéis prepararos, porque no bastará mi señal para ser salvos; ¡Cuántos sin ser de mis marcados, serán salvos, cuántos sin ser de mis escogidos sabrán encontrar el camino de salvación! Velad y orad.
03-061.66 Nada pendiente o inconcluso dejará el espíritu sobre la Tierra.
05-141.44 Las puertas del más allá se abrirán y legiones de espíritus turbados asolarán comarcas y poseerán a los hombres. Entonces, ante la impotencia de los hombres de ciencia, se levantarán mis humildes labriegos dando pruebas de mi poder, por medio de las cuales muchos creerán. Ha mucho tiempo os he anunciado todas estas profecías, a pesar de lo cual permanecéis sordos y aun ciegos. Sois ingratos, tornadizos y veleidosos.
07-182.38 Mis elementos se desatarán y asolarán comarcas. Los hombres de ciencia descubrirán un nuevo planeta y una lluvia de estrellas alumbrará vuestro mundo, pero esto no acarreará desastres para la humanidad, sólo anunciará a los hombres la llegada de un nuevo tiempo.
07-182.39 Vengo a daros a conocer estas profecías para que no os sorprendan cuando acontezcan.
11-324.05. estabais prevenidos, sabíais lo que estos tiempos traían consigo, porque Yo os lo anuncié, no sois el ciego, camináis en el sendero lleno de luz; son otros los que tropiezan, caen y lloran. Son los ignorantes, los que no saben a dónde van, los que viven una vida estéril e inútil; pero vos, pueblo, que tenéis el conocimiento de que poseéis todos los dones del espíritu, que tenéis mi presencia en mi palabra, que me habéis recibido día por día en mis lecciones, sois el fuerte que me presenta su espíritu luchador, un espíritu que ha vencido las adversidades, que se ha levantado sobre los grandes obstáculos y ha pasado las grandes barreras buscándome a Mí, buscando la perfección, porque vos habéis de ser el primero, el fuerte entre la humanidad, el que hable con la verdad y dé testimonio de lo que ha visto.
11-324.06. Cuando esa grande prueba final se aproxime, hablaréis a vuestros hermanos; vuestras palabras han de romper el silencio en que esta humanidad ha de caer, confundida por un instante por esa gran prueba. Será la voz de Israel la que se levante hablando al mundo y anunciándole lo que Yo le he prometido: Paz a los hombres de fe, potestad y fortaleza a todo aquel que se levante con un ideal puro. Para alentaros, pondré en vuestros labios mis palabras, en vuestro corazón mis inspiraciones, para que podáis guiar con certeza esta humanidad. Mucho habéis sido preparados. En cada una de mis lecciones, he abierto ante vuestros ojos un camino infinito de ideales, de espiritualidad.
12-348.50. Un instante dejaré que el mundo haga su voluntad, más después se hará la mía en el Universo. Velad y orad ante el dolor que apura la humanidad, porque los años han transcurrido y el tiempo os ha sorprendido. Yo os he mostrado el camino por el cual debéis de transitar y os he entregado todo lo que habéis de menester, porque Yo he velado por vuestro espíritu. A él, le he alimentado con el pan de vida eterna, y le he despertado de su sueño para que reconozca su misión y sienta su responsabilidad dentro de mi Obra.
Mil gracias por su atención Consuelo

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 6 invitados