Sobre los Marcados

Foro General de la Tercera Era
Elias Gutierrez Porras
Mensajes: 152
Registrado: Vie Dic 09, 2005 4:25 pm
Ubicación: Cd. Juarez Chih

Los Papiros

Mensaje por Elias Gutierrez Porras » Jue Nov 22, 2007 8:52 pm

Jesús Pérez, no hay razón para que te ofendas por lo que dijo Alberto, eso tambien es parte de las profecías, o sea que el que logre alcanzar a voluntad la comunicación de espíritu a Espíritu con Dios, entonces ya no necesitara de la palabra, como esta profetizado que llegara a acontecer en un futuro. Sígamosle echando ganas y corazón al asunto como soldados del ejercito de Dios.

Este foro es publico y asi lo entendemos todos, nadie puede correr a nadie del foro, y yo no veo que Alberto te este diciendo que ya no entres al foro.

Ciertamente que algunos de los que participamos en el foro aunque estudiamos el Espitualismo Trinitario Mariano distamos en nuestras manera de entender, estudiar y practicar esta doctrina, eso también es una profecía, de que llegarían a existir muchos espiritualismos. por eso nuestro Padre dejo su palabra para que en torno a ella nos fuéramos unificando en el análisis y comprensión de su enseñanza, para que llegue a existir solo un espiritualismo, con un mismo sabor, puro, sin resentimientos, sin ritos y tradiciones que solo estancan o frenan nuestro desarrollo.

Esta oportunidad que Dios nos concede de participar en sana Paz en foros de estudio y análisis como este, es algo que debemos valorar y aprovechar al máximo, para ir conociendo las diferentes caras que hoy en día tiene el Espiritualismo Trinitario Mariano, y vallamos poco a poco unificándonos para que vallan desapareciendo las diferencias, y lleguemos lo mas pronto posible a armonizar.

Somos caminantes y nos hemos encontrado en este camino; de nosotros depende que caminemos todos hacia El Padre.

Así que no te desanimes caminante, que juntos podremos ir descubriendo el camino al andar.

Adelante, Caminante, Adelante.

Elias Gutierrez Porras

AlbertoTrevino
Mensajes: 319
Registrado: Mié Sep 13, 2006 10:09 pm
Ubicación: Monterrey N.L.

Mil disculpas a Jesus

Mensaje por AlbertoTrevino » Lun Nov 26, 2007 3:56 pm

Saludos a todos
Mil disculpas para ti Jesús por no haber sabido explicarme y por eso me malinterpretaste. Yo nunca dije que no entraras al foro nunca lo haría con nadie porque en el aprendemos todos y tampoco te aconsejaría a que no leyeras el libro Vida Verdadera puesto que en el se encuentra la esencia del Padre para este tercer tiempo, así como dijo Elías solamente mencione una profecía por cumplir.
Se que en todos los lugares del mundo hay hermanos que tienen necesidades materiales y también hermanos con demasiados bienes pero cada quien esta en el lugar exacto puesto sabiamente por nuestro Padre para, ya sea su restitución, su purificación o para enviar un mensaje de alivio a nuestros hermanos, por eso yo te diría que tienes la gran oportunidad de trasmitir las cátedras del Tercer Testamento a todos tus hermanos que son los nuestros y te aseguro que en el encontraran todo lo necesario para sus necesidades tanto materiales como espirituales.
Todos necesitamos de todos, en esta vida nadie se basta por si mismo somos una humanidad en la cual el rico necesita del pobre, el fuerte del débil, el sabio del ignorante y viceversa, nadie esta de mas y nadie esta de menos.
También en mis mensajes anteriores algunos pueden creer que yo estoy en contra de los recintos o templos a los que acuden nuestros hermanos ya sean espiritualistas o no, a lo cual es incorrecto siempre y cuando sea para el estudio y análisis de los mensajes de nuestro Padre transmitidos en los 3 tiempos o para la oración, en lo que si estoy en desacuerdo es en todos los cultos materializados, hay que recordar que nuestro pastor Elías combatía todo culto externo y materializado, así que todos los que sabemos esta palabra tenemos la responsabilidad de transmitirla a nuestros hermanos. (ver enseñanza 280).
Abajo trascribo unas enseñanzas al respecto.
Podrías mencionarnos un poco de las cátedras que estudian?
Quedo ante ti como tu humilde servidor, esperando que nos sigas dando tus comentarios, participaciones, ideas y de todo lo que crea conveniente compartirnos.

Alberto

Libro de la Vida Verdadera o Tercer Testamento
Enseñanza 226:4 Bendito sea el que tiene fe, mas también bendigo al que viene a Mí, pidiéndome ese precioso don. La fe os salvará, os he dicho siempre. En los trances difíciles, en las grandes pruebas, todo el que ore y confíe será salvo.

¿Por qué caéis a veces en el abismo de la desesperación y de la desconfianza, sabiendo que os amo y que tenéis toda mi protección?

Si no habéis practicado la fe, buscadla en vosotros mismos, y cuando la hayáis encontrado la llevaréis como una lámpara para iluminar vuestro camino. Entonces seréis fuertes, pacientes y conformes con vuestro destino.

Enseñanza 280
65 La Humanidad comprobará la fuerza que da la espiritualidad y apartará la vista de cuanto la retuvo por siglos y siglos.

66 ¿De qué sirve que el símbolo del cristianismo, o sea, la cruz, se encuentre por millones en la Tierra, si los hombres no son de buena voluntad ni se aman los unos a los otros?

67 Ningún poder tiene ya lo externo sobre los hombres; ya no existe respeto ni fe, ni pesar por haber ofendido. Por eso os digo que los símbolos y las formas desaparecerán, porque su tiempo ha pasado, y será el culto interior el que levante al hombre a la luz, lo eleve y lo conduzca hacia Mí.

68 Allí, en lo más puro de su ser, en el espíritu, será donde escriba Yo mi Ley en este tiempo, donde haga escuchar mi voz, donde levante mi templo, porque lo que no exista en el interior del hombre, lo que no esté en su espíritu, es como si no existiese. Así levante enormes templos materiales en mi honor, así me ofrezca festines y ceremonias llenas de esplendor, su ofrenda no llegará a Mí, porque no es del espíritu.

Todo culto externo lleva siempre vanidad y ostentación; en cambio, la ofrenda callada, aquélla que no ve el mundo y que me ofrecéis de espíritu a Espíritu, ésa llega hacia Mí por su humildad, por su sinceridad, por su verdad: en una palabra, porque brotó del espíritu.

Repasad aquella parábola mía dada en el Segundo Tiempo y que es conocida como la parábola del fariseo y el publicano, y entonces comprenderéis que mi enseñanza en todos los tiempos ha sido una sola.

69 Yo no os juzgaría si de la Tierra hicieseis desaparecer hasta la última cruz con que simbolizáis vuestra fe cristiana y, en cambio, sustituyeseis ese símbolo con el amor verdadero de los unos hacia los otros, porque entonces vuestra fe y vuestro culto exterior pasarían a ser culto y fe del espíritu, que es lo que Yo espero de vosotros.

¡Si al menos vuestros cultos y vuestros símbolos tuviesen la fuerza para impedir vuestras guerras, para no dejaros caer en el vicio, para manteneros en paz! Pero mirad cómo estáis pasando por sobre todo lo que decís que es sagrado; mirad cómo estáis pisoteando lo que habéis tenido como divino.

70 ¡Más os valiera, vuelvo a deciros, no tener un solo templo, ni un altar, ni un símbolo o imagen en toda la Tierra, pero que supieseis orar con el espíritu, que supieseis amar a vuestro Padre y creer en Él sin necesidad de representantes, y que os amaseis como os he enseñado en mi Doctrina! Entonces estaríais a salvo, estaríais caminando en la senda trazada con mis huellas de sangre, huellas con las que vine a sellar la verdad de mis enseñanzas.

71 Hasta que esta humanidad renuncie a ser idólatra y a su fanatismo, verá descender el nuevo maná, ya no aquél que alimentó al pueblo en las soledades del desierto, sino el que descienda a vuestro espíritu en los días de las pruebas. Ese será el verdadero pan del Cielo, aquél que reciban los hombres de Espíritu a espíritu.

72 El maná del Primer Tiempo fue sólo una figura de lo que habría de ser mi comunicación espiritual con los hombres en los últimos tiempos, cuando su espíritu recibiese directamente de la Divinidad el sustento espiritual.

73 Es muy grande la responsabilidad que este pueblo tiene delante de la Humanidad: tendrá que dar ejemplo de verdadera espiritualidad, enseñará la forma de elevar el culto interior, la ofrenda grata, el homenaje digno a Dios.

Abrid vuestro corazón y escuchad ahí la voz de la conciencia, para que juzguéis vuestras obras y sepáis si estáis interpretando con fidelidad mis enseñanzas o si también estáis equivocando el sentido de mi Doctrina.

74 No pretendáis llegar a la cumbre de la espiritualidad en un solo día. Venid hacia la meta con paso medido, sereno y firme, y nunca habrá tropiezo, ni causa que os haga retroceder arrepentidos y temerosos de lo que hicisteis. Haced que cada paso sea dado con todo conocimiento y pronto veréis el fruto de vuestra obra.

Enseñanza 11:13 En la vida los hombres se necesitan los unos a los otros, ninguno está de más y ninguno está de menos. Todas las vidas son necesarias las unas a las otras para el complemento y la armonía de su existencia.

14 Los pobres necesitan de los ricos y éstos de aquéllos. Los malos necesitan de los buenos y éstos de los primeros. Los ignorantes necesitan de los sabios y los que saben, de los que ignoran. Los pequeños necesitan de los mayores y éstos a su vez necesitan de los niños.

15 En este mundo, cada uno de vosotros está colocado por la sabiduría de Dios en su sitio y cerca de quien debe estar. A cada hombre le es asignado el círculo donde debe habitar, en el cual hay espíritus encarnados y desencarnados con los que debe convivir.

16 Así, cada quien en su camino, todos vais encontrando a los que os han de enseñar el amor que os eleva, otros recibiréis el dolor que os purifica. Unos os harán sufrir porque así lo necesitáis, mientras otros os darán su amor para compensar vuestras amarguras, pero todos tienen un mensaje para vosotros, una enseñanza que debéis comprender y aprovechar.

18 Buscad en cada uno de vuestros hermanos la parte buena que os presenta para que aprendáis de él, así como la parte mala para que le ayudéis a elevarse y de esa manera iréis por el camino, ayudándoos los unos a los otros.

20 Cada ser humano es una lección, una esperanza de amor o desamor que al fin os da su verdad, dulce o amarga; y así iréis, de lección en lección, a veces aprendiendo y a veces enseñando, porque también debéis entregar a vuestros hermanos el mensaje que hayáis traído a la Tierra.

E 260:52 La derrota será en todos, porque la verdad tiene sus propias armas para defenderse, que están dentro de la misma verdad. Y cuando de los hombres surja esta pregunta: -¿Dónde está la verdad?- responderéis vosotros: -En el amor.

De Enseñanza 56:13 Llegará el día en que los libros serán arrojados al fuego por inútiles, lo que acontecerá cuando la esencia de ellos exista en vuestro corazón y la Ley que encierra la viváis, mas, antes, este último Testamento se unirá a los dos primeros mediante una lucha, como aconteció con el primero y el segundo.

E 76:62 Escribid mi enseñanza y llevadla a los corazones; ella estará depositada fielmente en las páginas de aquel libro con mayor exactitud que en vuestra memoria. De esta heredad, Yo os reclamaré.

63 Mañana, los hombres encontrarán allí la esencia de esta revelación salvadora, la cual los conducirá con sus bellas enseñanzas por el camino de la verdad.

64 De padres a hijos serán legadas estas escrituras, como un manantial de agua viva cuya corriente inagotable irá de corazón a corazón.

65 Estudiad en el gran Libro de la Espiritualidad, el Libro de los Libros, el gran explicador de todas las revelaciones divinas que se le han hecho al hombre a través de todos los tiempos.

66 Os digo en verdad que quien meditase y repasase en mi libro con verdadero anhelo de instruirse, su espíritu adquirirá gran luz y me sentirá más cerca de él.

67 En este texto concentraré toda la sustancia y esencia que se encuentra esparcida en la Humanidad; desde los tiempos antiguos os la he confiado a través de mis enviados, de mis emisarios, de mis intérpretes. Meditad en él, repasadlo con respeto y con amor si queréis evitaros siglos de confusiones y pesares; mas tened siempre presente que no es bastante el libro, no; él os despierta y os enseña, pero si anheláis ser verdaderamente grandes, enseñad con el ejemplo el mismo camino que a vosotros os he enseñado.

E 118: 37 Cuando los hombres hayan aprendido a comunicarse con mi Espíritu, ya nada tendrán que consultar en libros, ni qué preguntar. Hoy todavía preguntan a quienes creen que saben más, o van tras textos y libros, ansiosos de encontrar la verdad.

38 Bienaventurado el que se muestre ansioso por oír mi palabra y no quiera perder una sola de mis lecciones, porque él logrará formar en su espíritu el libro que ha de ser su mejor herencia en este tiempo.

41 Yo soy el Verbo que habla a vuestro espíritu. Soy el Maestro que una vez más se ve rodeado por discípulos, de los cuales, mientras unos oran y hacen méritos para sentirse limpios y dignos de estar Conmigo, otros adulteran y desvirtúan mi Doctrina. Yo os digo que cada uno de ellos me responderá de la enseñanza que a todos les he dado.

La presente generación, por su materialismo, no llegará a comprender el sentido de esta revelación y serán las nuevas generaciones, las que al comunicarme con ellas de Espíritu a espíritu conocerán el contenido de ese libro de sabiduría con que os he heredado en este Tercer Tiempo.

42 La Humanidad está en espera de las señales de mi mensaje. Yo permitiré que esta Doctrina sea traducida y llevada a otros países para que sea dada a conocer. ¡Cuántos hombres la esperan, sin saber que estoy hablando y dictando incontables lecciones, con las que habrá de formarse el libro que contenga mi mensaje!

43 Mi palabra se ha derramado abundantemente entre vosotros, a semejanza de una corriente de agua cristalina que a su paso todo lo limpia y vivifica.

44 Si vosotros os preparáis, seréis fuertes y tendréis la potestad espiritual que tuvieron en los tiempos pasados mis escogidos. Seréis respetados por unos y temidos por otros, porque llevando la verdad en vuestro espíritu, descubriréis la falsedad, la mentira y la hipocresía, donde ellas se encuentren.

E306: 12 Meditad todos en esta lección, marcados y no marcados, porque todos tenéis dentro de mi Obra un destino que cumplir.

27 ¿Por qué, si pongo mi mirada en los hospitales, en los presidios, en los hogares enlutados, en los matrimonios desavenidos, en los huérfanos o en los hambrientos del espíritu, no os encuentro allí?

Pensad que además de enseñaros a orar os he dado el don de palabra y os he enseñado a ungir, y en muchas ocasiones os he dicho que vuestra presencia puede obrar prodigios si verdaderamente estáis preparados.

28 ¡Cuántas ocasiones de impartir la caridad os ofrece la vida diariamente! Mas fijaos que así como se presentan casos en los que lo único que podéis hacer es orar, en cambio hay otros en los que es preciso hablar o actuar.

29 Benditos los que no temen a las malas miradas o a las murmuraciones y sólo llevan el anhelo de impartir la caridad; ellos son los que espiritualmente me acompañan junto al lecho del enfermo, los que van camino hacia aquéllos que habitan en tinieblas, para llevarles la luz de la fe, del saber o del consuelo.

30 Benditos los que se acuerdan de los tristes y los que piensan en los pobres de materia y espíritu, porque su corazón late cerca de mi Espíritu.

31 ¿Cómo vais a pensar en el dolor de vuestros hermanos, si os dejáis dominar por el vuestro? ¿Cómo vais a descubrir que existen en el mundo millones de seres que sufren infinitamente más que vosotros, si lleváis vuestra cruz con inconformidad y siempre estáis diciendo que sois los más desdichados?

Hay muchos que caminan lejos, muy lejos del camino verdadero, muchos que nunca han escuchado una palabra de amor; hay muchos que no tienen ni un destello de luz en su ser y no os habéis detenido a ayudarles cuando han pasado junto a vosotros. ¡Cuántos de esos pobres de espíritu soportan el peso de su fardo sin blasfemar ni protestar como vosotros!

32 Es necesario que aprendáis a mirar un poco afuera de vosotros, algo más allá de vuestro hogar y de vuestros afectos, para que vayáis adentrándoos en el dolor de los demás. Que la bondad despierte en vuestro corazón, pueblo amado, para que el espíritu pueda desbordarse y cumplir el máximo mandamiento que está escrito en vuestra conciencia, aquél que dice: Amaos los unos a los otros.

Si estáis pobres materialmente y por esa causa no podéis ayudar a vuestros semejantes, no temáis: orad y Yo haré que donde no haya nada brote luz y haya paz.

La caridad verdadera, de donde nace la piedad, es la mejor dádiva que podéis depositar en los necesitados. Si al dar una moneda, un pan o un vaso de agua no tuvieseis en vuestro corazón el sentimiento de amor hacia vuestros hermanos, en verdad os digo que nada habréis dado, que más os vale no desprenderos de aquéllo que dais.

33 ¿Hasta cuándo, Humanidad, querréis conocer el poder del amor? Nunca hasta ahora habéis hecho uso de esa fuerza que es el principio de la vida.

E135: 21 Preparaos, para que cuando mi palabra cese, vayáis a las distintas naciones de la Tierra, donde encontraréis pueblos cuyo origen se pierde en el tiempo, en los que sus habitantes practican cultos y ciencias en medio de los cuales se ha manifestado el mundo espiritual; ahí oiréis hablar de transformaciones, de maravillas y milagros ante los cuales quedaréis asombrados.

22 Estaréis preparados, porque tendréis que soportar grandes pruebas; sentiréis confundiros por momentos cuando en el seno de aquellos hombres miréis comunicarse al mundo espiritual haciendo maravillas que vosotros no podríais haber hecho. Cuando os presenten escritos conteniendo su historia, sus leyes y preceptos, abriréis vuestros ojos para que no os confundáis con la maravilla material, con el prodigio exterior, mas también para que podáis admirarlos e imitarlos en todo lo que vuestra conciencia e intuición os diga que encierra verdad.

23 También encontraréis en ellos ahínco por hallar el camino que conduce a la perfección, anhelo de la eternidad.

24 A los otros los sorprenderéis en su éxtasis espiritual, del cual han hecho un culto fanático; son como plantas parásitas porque ni cumplen las leyes de amor dictadas por Dios, ni cumplen los deberes de la Tierra. Esas doctrinas no se propagarán en otros pueblos, porque la verdadera espiritualidad destruirá el fanatismo y el misticismo.

25 Yo os he enseñado desde los primeros tiempos una ley que es justa con el espíritu y con la materia; recordad que en cierta ocasión dije: Dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios.

26 Muchos se sorprenderán y hasta os juzgarán mal cuando escuchen que, siendo mis discípulos, cumplís la ley del trabajo material; cuando miren que tenéis esposa o esposo, que tenéis hijos y familia, que sabéis recrearos en la contemplación y en los frutos de la Naturaleza, a la que amáis como una madre. Entonces os preguntarán: -¿Por qué si sois siervos del Señor no vivís sólo en la contemplación de lo espiritual?- Encontraréis también a los que poseen el don de profecía y os sorprenderéis, porque ciertamente entre ellos hay espíritus adelantados.

De Enseñanza 152
21 Velad y orad, pueblo, no sólo por los peligros materiales, sino también por las asechanzas que vuestros ojos no alcanzan a distinguir, aquéllas que provienen de seres invisibles.

22 Las grandes legiones de espíritus turbados, aprovechando la ignorancia de la Humanidad, su insensibilidad y su falta de vista espiritual, le hacen la guerra, y los hombres no han preparado sus armas de amor para defenderse de sus ataques, por lo que ante esa lucha aparecen como seres indefensos.

23 Era menester que llegara a vosotros mi Doctrina espiritual, para enseñaros cómo debéis prepararos para salir victoriosos en esa contienda.

24 De aquel mundo invisible que palpita y vibra en vuestro propio mundo, parten influencias que tocan a los hombres, ya sea en su mente, en sus sentimientos o en su voluntad, convirtiéndolos en siervos sumisos, en esclavos, en instrumentos, en víctimas. Por doquiera surgen manifestaciones espirituales y, sin embargo, el mundo sigue sin querer darse cuenta de lo que rodea a su espíritu.

25 Es necesario entablar la batalla, destruir las tinieblas, para que cuando se haga la luz en los hombres, todos se levanten unidos en una verdadera comunión y con la oración triunfen en la lucha que emprendan contra las fuerzas que por tanto tiempo los han tenido dominados.

26 Hombres y pueblos han sucumbido bajo el poder de esas influencias, sin que la Humanidad repare en ello. Enfermedades raras y desconocidas que son producidas por ellas, han abatido a los hombres y han confundido a los científicos.

27 ¡Cuánta discordia, cuánta confusión y dolor ha acumulado el hombre sobre sí! La falta de oración, de moral y de espiritualidad, ha atraído a los seres impuros y turbados, y ¿qué se puede esperar de los que han partido sin luz y sin preparación?

28 Ahí están aquéllos a quienes habéis engañado y oprimido, a los que habéis confundido y humillado. Sólo confusión y tinieblas os pueden enviar, sólo venganzas pueden ejercer y sólo reclamos es lo que vienen a haceros.

30 En el Segundo Tiempo, habiendo Jesús liberado a un poseído, los que miraban aquello decían que Él tenía pacto con el espíritu del mal; en cambio, el espíritu que atormentaba a aquel hombre me habló diciéndome: -¡Yo conozco quién eres: el Santo de Dios!

31 Sin embargo, también había quienes, maravillados por esas obras, decían: -¡Con qué autoridad y potencia manda a los seres inmundos y ellos le obedecen!- No sabían que ese don está en todos, que esas armas todos las lleváis. Más tarde, mis discípulos repitieron las obras de su Maestro, demostrando con ello que Jesús vino a enseñar a los hombres, que no sólo vino a mostrar su poder, sino a revelarle a la Humanidad los dones y la potestad que todos poseen.

32 Orad, os dice el Maestro; la oración da lustre y brillo a las armas de amor con que debéis conquistar la paz para la Humanidad, hace que despierten las facultades, se sensibiliza el espíritu, la mirada se hace penetrante y el corazón sensitivo.

33 Pueblo: Os he enseñado a libraros y a defenderos de las asechanzas invisibles, a curaros de las enfermedades extrañas y a libraros de las malas influencias.

Mas de cierto os digo que sólo la oración y la virtud os pueden servir, como ya os lo he revelado, para salir avante de esas pruebas.

Si vosotros inventáis otras prácticas para sustituirlas, seréis víctimas de tales influencias, y en vez de hacer luz en vuestro camino, iréis aumentando las tinieblas. Entonces el mundo os llamará, con razón, brujos, hechiceros, cuando Yo os he dado un don precioso para hacer la luz y la paz en todos los espíritus necesitados.

34 ¿Cuándo lograréis que todo aquel mundo de tinieblas, de sufrimientos y de turbaciones se convierta en un mundo de paz? ¿Cuándo sabréis atraer sobre vosotros la luz de las altas moradas espirituales, para que penetréis en armonía con todos vuestros hermanos en la morada que os tengo destinada?

35 Debido a la enseñanza que os he entregado en mi palabra, se han realizado verdaderos milagros entre vosotros. Los espíritus despiertan a un nuevo día, los corazones laten llenos de esperanza. Los que no llegaban a ver la verdad, porque su ignorancia era como una venda que les cubría sus ojos espirituales, ahora que ven quedan maravillados. Los enfermos del cuerpo así como los del espíritu, sanan al recibir en su ser, en su corazón, la esencia de mi palabra.

36 Entonces surge de lo más íntimo, de lo más puro de este pueblo, una acción de gracias por las obras que hago en él y me dicen: -¡Gracias, Señor, porque nos habéis hecho dignos de que en nosotros se obren estos milagros!

E 325: 31 Id practicando la oración espiritual, para que desde ahora comprobéis su bondad y su verdad; id acostumbrándoos a buscar la inspiración y el desarrollo de vuestra intuición por medio de esa forma de oración. Entonces experimentaréis en vuestro entendimiento un torrente de luz que pugna por convertirse en expresiones humanas y en palabras, en sentimientos nobles y en buenas obras.

32 Desarrollada en esta forma la oración, que es el principio de la comunicación de espíritu a Espíritu, no tendréis más necesidad de portavoces que os transmitan un mensaje divino, puesto que en lugar de encargar a otra persona que se prepare para recibir y transmitir aquella luz, será cada uno de vosotros el que se prepare para recibir directamente de su Padre y según los méritos que haya hecho ante Él.

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado