JUAN 6 J U A N 6.

Foro General de la Tercera Era
Consuelo
Mensajes: 80
Registrado: Jue Nov 15, 2007 7:05 pm

JUAN 6 J U A N 6.

Mensaje por Consuelo » Jue Mar 13, 2008 9:36 pm

J U A N 6.

En el Segundo testamento, vienen enseñanzas en las que se repite o se insiste sobre
algun tema, aqui en Juan 6 a partir del parrafo 39, se repite varias veces lo mismo.
Yo no creo que esto se debiera a que Juan se olvidaba que ya habia mencionado un dato,y por eso es que volviera a escribirlo, sino que yo creo que son datos tan importantes que no puede dejarlos sueltos, y por eso insiste en ellos.
Los parrafos 39- 40- 44- 54 terminan con: …” lo resucitare en el dia postrero” Porque menciona tanto esto?
Cuaando lei este capitulo 6, me llamo mucho la atencion esto (entre otras repeticiones)
Yo pensaba, porque dice esto? Que no se supone que estamos ya resucitados?
Y es que yo creia que al encontrar esta doctrina, aceptarla y llevarla con amor, era todo lo que necesitabamos, y que ya habiamos ganado la vida eterna.
Esto lo consulte con Alfredo y el me aclaro lo que no entendia. Asi encontre tambien la explicacion a otros parrafos que igual me hacian pensar.
En el tomo 10 E 288 P 12- 13, yo leia: “tomad la cruz y seguid mi huella, mientras tanto, si solo podeis orar, orad por vuestros hermanos; si sabeis sanar enfermos, llevadles Consuelo”…. Y mi Corazon y mi cerebro se llenaban de preguntas: como esta eso de que “ si solo podeis orar, si sabeis sanar enfermos” Que quiere decir esto, que orar no es todo, que aliviar el dolor ajeno, no es todo ?...... que mas es ?
Tambien me intrigaba un parrafo en el tomo 12 E 366 P 34- 35- 37- 38 .
En este parrafo , el pueblo que fue doctrinado por cerca de 100 años, le pregunta a nuestro Señor: “Padre, El Reino de los cielos, tu Reino. Ya estara de lleno entre nosotros “? Y como es logico, nuestro Padre les dice que aun no, que tienen que caminar y luchar mucho todavia. Y mas adelante en el parrafo 38 les dice que si van a llegar a conquistar la tierra prometida.
Pero cuando? Cuando estara su reino de lleno entre nosotros? Cuando llegaremos a conquistar la tierra prometida? Y la respuesta es:
Cuando seamos resucitados!

Por ahora, aunque ya estamos en el camino, aun es como si estuvieramos medio dormidos, somos a semejanza de las virgenes prudentes que tienen que tener su lampara encendida, esperando al novio, o como una novia, a la que se le da el anillo de compromiso , y cuando llegue el dia de la boda, ya estando preparados, llegaremos entonces al fin a conquistar la tierra prometida.
Ahora entiendo que este es tiempo de purificacion y de preparacion, como dice: T 12 E365 P 78: “Vuestra escala de purificacion debe terminar para que empeceis vuestra escala de elevacion, asi sentireis en vuestro espiritu el goce inefable al fundiros en el amor de vuestro Padre Celestial”
Esta escala de purificacion en la que estamos sera un tiempo largo para algunos y mas corto para otros, pero cuando lleguemos al final del camino, ( de este camino, porque habra otros), seran tiempos de dicha infinita. Entonces en nosotros no habra tibieza, no habra temor, no habra dudas, ya no seremos como cebollitas con muchas capas, cada mala tendencia, cada vicio, cada mala costumbre que nos quitemos, seran como capas secas que echamos fuera de nosotros para quedar al fin libres, listos para ser resucitados.
Mil gracias por su atencion. Consuelo.

AlbertoTrevino
Mensajes: 319
Registrado: Mié Sep 13, 2006 10:09 pm
Ubicación: Monterrey N.L.

Re: JUAN 6 J U A N 6.

Mensaje por AlbertoTrevino » Mar Mar 25, 2008 5:36 pm

Saludos a Todos

En juan 6 hay dos citas muy importantes primero en el párrafo 45 dice: “Escrito está en los profetas: Y serán todos enseñados por Dios.” O sea da ha entender que primero seremos enseñados ¿a que? A como conquistar la vida eterna como tomar el camino correcto y regresar a casa y eso es precisamente lo que esta ocurriendo con el tercer testamento el hombre poco a poco ha (hemos) ido aprendiendo y entendiendo las enseñanzas del segundo y tercer tiempo, pero aprender y entender no es suficiente para ser resucitado, es necesario practicar Su doctrina.
quien será resucitado? Quien es el que va a regresar a casa? Lo dice la segunda cita la 63 “El espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida.”, las palabras que Jesús les estaba diciendo son para el espíritu, por eso los judíos no entendían “como me puede dar de su carne” su carne es su palabra y su sangre su esencia, Jesús les explicaba que haciendo todo lo que el hizo “tomar nuestra cruz” nuestro espíritu lograría resucitar, resurgir a la vida de perfección y pureza obtenida por nuestros propios meritos y de ese modo llegar al Padre.
Nuestro espíritu nació puro y perfecto pero inocente sin saber distinguir el bien del mal (parábola del paraíso) y al recorrer por lo caminos de su propia vida perdió su pureza y perfección producto de su inocencia, el Padre en su infinito amor creo los mundos materiales para que ahí encontraran la escala que los llevaría a recobrar su pureza y perfección por su propio merito esa es su resurrección, vivir el espíritu en perfección y pureza.

E 53:25 Pensad, mis hijos, que tendréis que escalar la montaña llevando a cuestas una cruz de dolor, pero entended que la cruz que os ha de elevar, no será la de la restitución de vuestros pecados, sino la de vuestros sacrificios por los demás.

26 Habéis sido confinados a la Tierra, a este planeta que siendo huerto maravilloso donde el Creador se desbordó en bendiciones, el hombre vino a transformarlo en valle de lágrimas; mas la Humanidad llegará a comprender que por restitución se le ha dado venir al mundo en este tiempo, para transformar este desierto de tristezas y dolor en un edén de luz, en una morada de fraternidad y paz donde se cumpla mi precepto que os dice: Amaos los unos a los otros.

E 150:76 Encontrábase el Espíritu Divino lleno de amor, a pesar de existir sólo Él.

77 Nada había sido creado, nada había en torno al Ser Divino y, sin embargo, amaba y se sentía Padre.

78 ¿A quién amaba? ¿De quién se sentía Padre? De todos los seres y de todas las criaturas que habrían de brotar de Él y cuya fuerza estaba latente en su Espíritu. En aquel Espíritu estaban todas las ciencias, todos los elementos, todas las naturalezas, todos los principios. Él era la eternidad y el tiempo. En Él estaban el pasado, el presente y el futuro, aun antes de surgir a la vida los mundos y los seres.

79 Aquella inspiración divina se hizo realidad bajo la fuerza infinita del amor divino, y comenzó la vida.

80 El seno de Dios se llenó de seres, y en todos se manifestó el amor, el poder y la sabiduría del Padre.

82 Primero existió la vida espiritual, primero fueron los espíritus y después la naturaleza material.

83 Como estaba dispuesto que muchas criaturas espirituales habrían de tomar forma corpórea para habitar en mundos materiales, todo fue previamente preparado, a fin de que los hijos del Señor encontrasen todo dispuesto.

84 Sembró de bendiciones el camino que habrían de recorrer sus hijos; inundó de vida el Universo y llenó de bellezas la senda del hombre, en quien depositó un destello divino: el espíritu, formado de amor, de inteligencia, de fuerza, de voluntad y de conciencia; mas a todo lo existente lo envolvió en Su fuerza y le señaló su destino.

85 El Padre quedaba ahí, como el principio de todo lo existente; y luego de ofrecer al Universo el camino de la evolución y el perfeccionamiento, se quedaba en espera del retorno de sus hijos, para que en Él encontrasen también su final que sería la perfección del espíritu en la eternidad.

86 Ese camino trazado a cada elemento, a cada criatura y a cada especie, era ley que el Creador escribía imborrablemente en sus hijos: la ley de evolución.

87 Todo vibra para el fin a que fue creado, todo camina hacia la perfección, girando sin cesar en torno a un mandato, a un principio y a una Ley.

88 El Padre, a semejanza del sembrador, tomó los elementos de vida que en Él había, como si fuesen tierra y allí depositó la semilla de vida que procede de su amor, para esperar el instante de recoger un fruto tan perfecto como fue la semilla y como fue la inspiración.

89 Los hombres de ciencia de estos tiempos se abisman al descubrir que su mundo tiene más tiempo de vida del que ayer le supusieron los primeros científicos; y cuando creen que la Tierra es una estrella en decadencia próxima a apagarse, Yo les digo que ha vivido tan poco todavía, que aún le falta mucho para llegar al grado de poder dar albergue a las generaciones de la gracia y la espiritualidad.

De Enseñanza 15
4 Comprended que la Ley es el camino trazado por el amor del Supremo Hacedor, para guiar a cada una de sus criaturas. Meditad sobre la vida que os rodea, compuesta de elementos y organismos en número infinito, y llegaréis a descubrir que cada cuerpo y cada ser marchan por un camino o trayectoria, guiados por una fuerza en apariencia extraña y misteriosa. Esa fuerza es la Ley que Dios ha dictado para cada una de sus criaturas.

Analizando estas enseñanzas concluiréis por reconocer que verdaderamente todo vive, camina y crece bajo un mandato supremo; llegaréis a descubrir, también, que en medio de esta Creación surge el hombre, distinto a todas las demás criaturas, porque en él existe la razón y el libre albedrío.

En el espíritu del hombre existe una luz divina que es la conciencia, la cual ilumina a su inteligencia y le inspira el cumplimiento del deber. Porque si una fuerza irresistible le obligara solamente a seguir el camino recto, no tendría ningún mérito su cumplimiento y se sentiría humillado al comprenderse incapaz de obrar por voluntad propia y que, a pesar de ello, estuviera sujeto a una Ley; mas en las condiciones en que se desarrolla vuestra existencia ¿quién podría guiar vuestros pensamientos hacia el bien? Sólo la luz divina de la conciencia que inspira al hombre a cumplir con la Ley, luz que habita en el espíritu y a través de él se manifiesta a la materia.

5 ¿Por qué no siguió el hombre desde su principio los dictados de la conciencia? Porque su espíritu no había evolucionado lo suficiente para comprender y cumplir los mandatos que ella le inspiraba y, al mismo tiempo, saber dominar los impulsos de la carne.

El libre albedrío y la influencia de la materia son las pruebas a las que está sujeto vuestro espíritu.

6 Si la Humanidad desde el principio hubiera escuchado el dictado de su conciencia como lo hizo Abel, ¿creéis que hubiera sido necesario que vuestro Padre tuviera que materializarse de tiempo en tiempo para explicaros la Ley y enseñaros el camino de la evolución del espíritu? De cierto os digo que no.

Si hubieseis sido sumisos y obedientes a mi Ley, todas mis revelaciones y enseñanzas os hubieran llegado a través de vuestra conciencia; pero cuando vi a esta Humanidad cautiva de las pasiones que el mundo le brindaba, sorda a mi voz y ciega para mirar la luz espiritual que alumbraba su camino, tuve que materializar mi Ley en el Primer Tiempo labrándola en la piedra y manifestándome en sus sentidos corporales, para vencer su materialismo.

7 Nuevamente la Humanidad se apartó de mis mandatos y tuve que llegar a los hombres para doctrinarlos. No fue suficiente que os hubiese dado mi Ley en aquella forma material, ni tampoco encerraba ella todo lo que el Padre tenía que deciros; y así, os envié a Jesús por quien escucharíais al Verbo de Dios. Él habló a vuestro corazón.

Aquel Maestro conocía los caminos que conducen hasta lo más íntimo del ser humano y con sus palabras, con sus obras y su sacrificio en la cruz, conmovió las fibras dormidas, despertó vuestros sentimientos aletargados, sabiendo que sin esa preparación, no llegaría el tiempo en que el hombre escuchara en su propio espíritu la voz de su Señor, al que ahora tenéis entre vosotros como os fue anunciado.

34 Muchos se preguntan por qué he vuelto a la Tierra, si ya os había doctrinado con mi palabra en el Segundo Tiempo; mas habíais olvidado mi Ley y os he encontrado naufragando en un mar de ignorancia. He luchado para llevaros al camino de la paz y la verdad; os ofrezco un báculo para que os apoyéis porque estáis cansados de peregrinar sin una guía y por eso he venido a ayudaros.

De Enseñanza 115
4 Antes de vuestra creación estabais en la mente paterna de Dios, y después, ya como criatura espiritual, en la mansión donde todo vibra en perfecta armonía, donde se encuentra la esencia de la vida y la fuente de la verdadera luz, que es de la que vengo a alimentaros.

5 El dolor no fue creado por el Padre. En los tiempos de los que os hablo, no teníais por qué gemir, nada teníais que lamentar, sentíais la gloria en vosotros mismos porque en vuestra vida perfecta, erais el símbolo de esa existencia.

Mas dejasteis aquella morada, di al espíritu una vestidura y fuisteis descendiendo más y más.

Después, poco a poco, vuestro espíritu fue evolucionando hasta llegar al plano donde ahora os encontráis, donde brilla la luz del Padre.

Juan 6
38 Porque he descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió.
39 Y esta es la voluntad del Padre, el que me envió: Que de todo lo que me diere, no pierda yo nada, sino que lo resucite en el día postrero.
40 Y esta es la voluntad del que me ha enviado: Que todo aquel que ve al Hijo, y cree en él, tenga vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero.
41 Murmuraban entonces de él los judíos, porque había dicho: Yo soy el pan que descendió del cielo.
42 Y decían: ¿No es éste Jesús, el hijo de José, cuyo padre y madre nosotros conocemos? ¿Cómo, pues, dice éste: Del cielo he descendido?
43 Jesús respondió y les dijo: No murmuréis entre vosotros.
44 Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere; y yo le resucitaré en el día postrero.
45 Escrito está en los profetas: Y serán todos enseñados por Dios. Así que, todo aquel que oyó al Padre, y aprendió de él, viene a mí.
46 No que alguno haya visto al Padre, sino aquel que vino de Dios; éste ha visto al Padre.
47 De cierto, de cierto os digo: El que cree en mí, tiene vida eterna.
48 Yo soy el pan de vida.
49 Vuestros padres comieron el maná en el desierto, y murieron.
50 Este es el pan que desciende del cielo, para que el que de él come, no muera.
51 Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguno comiere de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo daré es mi carne, la cual yo daré por la vida del mundo.
52 Entonces los judíos contendían entre sí, diciendo: ¿Cómo puede éste darnos a comer su carne?
53 Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Si no coméis la carne del Hijo del Hombre, y bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros.
54 El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero.
55 Porque mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida.
56 El que come mi carne y bebe mi sangre, en mí permanece, y yo en él.
57 Como me envió el Padre viviente, y yo vivo por el Padre, asimismo el que me come, él también vivirá por mí.
58 Este es el pan que descendió del cielo; no como vuestros padres comieron el maná, y murieron; el que come de este pan, vivirá eternamente.
59 Estas cosas dijo en la sinagoga, enseñando en Capernaum.
60 Al oirlas, muchos de sus discípulos dijeron: Dura es esta palabra; ¿quién la puede oír?
61 Sabiendo Jesús en sí mismo que sus discípulos murmuraban de esto, les dijo: ¿Esto os ofende?
62 ¿Pues qué, si viereis al Hijo del Hombre subir adonde estaba primero?
63 El espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida.
64 Pero hay algunos de vosotros que no creen.

Gerardo Anaya
Mensajes: 265
Registrado: Mié Jun 28, 2006 11:03 pm

Re: JUAN 6 J U A N 6.

Mensaje por Gerardo Anaya » Mié Mar 26, 2008 12:08 am

Recorde en estos momentos que leo tu análisis Alberto, el pasaje de la Samaritana y Jesús en el pozo de Jacob, dónde nuestro amado maestro le dice: Juan 4: 5-15

5 Vino, pues, a una ciudad de Samaria llamada Sicar, junto a la heredad que Jacob dio a su hijo José. 6 Y estaba allí el pozo de Jacob. Entonces Jesús, cansado del camino, se sentó así junto al pozo. Era como la hora sexta.

7 Vino una mujer de Samaria a sacar agua; y Jesús le dijo: Dame de beber. 8 Pues sus discípulos habían ido a la ciudad a comprar de comer. 9 La mujer samaritana le dijo: ¿Cómo tú, siendo judío, me pides a mí de beber, que soy mujer samaritana? Porque judíos y samaritanos no se tratan entre sí. 10 Respondió Jesús y le dijo: Si conocieras el don de Dios, y quién es el que te dice: Dame de beber; tú le pedirías, y él te daría agua viva. 11 La mujer le dijo: Señor, no tienes con qué sacarla, y el pozo es hondo. ¿De dónde, pues, tienes el agua viva? 12 ¿Acaso eres tú mayor que nuestro padre Jacob, que nos dio este pozo, del cual bebieron él, sus hijos y sus ganados? 13 Respondió Jesús y le dijo: Cualquiera que bebiere de esta agua, volverá a tener sed; 14 mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna. 15 La mujer le dijo: Señor, dame esa agua, para que no tenga yo sed, ni venga aquí a sacarla.

Aquí también nos habla de la Vida Eterna, solamente que en este pasaje nos habla de "agua viva" refiriendose a su Palabra divina, lo curioso de este pasaje es que ocurre en la hora sexta, ¿coincidencia? ¿No es esta la hora sexta en que nuestro Padre nos da nuevamente de Su agua viva para que nuestra sed abrazadora que nos consume en el desierto, se mitigue? De cierto sí, y en su Palabra en esta sexta hora, la Vida Eterna.

Consuelo
Mensajes: 80
Registrado: Jue Nov 15, 2007 7:05 pm

Re: JUAN 6 J U A N 6.

Mensaje por Consuelo » Mié Mar 26, 2008 9:23 pm

Hay mucho de que hablar en Juan 6, pero el parrafo que pusiste del tomo 2 E 53 P 25 se complementa con lo que dice en el T 12 E 365 P 78 donde dice: Vuestra escala de purificacion debe terminar para que empeceis vuestra escala de elevacion...... Es decir que en esta escala estamos cargando la cruz de nuestra restitucion, que significa dolor, sacrificio, enfermedades y mucho sufrimiento, pero al terminar de pagar por completo nuestras deudas, o sea cuando terminemos de restituir el dolor causado, quedaremos limpios como dice en Apocalipsis 7: 14 "Los que salen de gran tribulacion, y que han lavado y emblanquecido sus ropas en la sangre del cordero", es decir los que restituyeron con dolor las ofensas hechas, entonces ya podremos pasar, como dice en el parrafo 78, a la siguiente escala, la de la elevacion al ser resucitados, y como dice en el parrafo 35, tomaremos la cruz, pero ya no de dolor propio, sino de dolor por nuestros semejantes.
Son bastantes estos parrafos que pusiste, mas los que agrego nuestro amigo, nos va a llevar algun tiempo analizarlos, o al menos tratar de entenderlos.
Saludes a los dos, Consuelo.

Consuelo
Mensajes: 80
Registrado: Jue Nov 15, 2007 7:05 pm

Re: JUAN 6 J U A N 6.

Mensaje por Consuelo » Dom Mar 30, 2008 9:12 pm

Sr. Alberto Treviño, gracias por tu participacion.

Que hermoso es este parrafo de la leccion 15 P 34, donde nos dice nuestro Padre que la Ley es un camino trazado por su amor, y que toda la creacion marcha bajo esa ley de amor, donde todo vive, camina y crece, bajo su mandato supremo, y este se complementa en el T 11 E 320 P 34, donde dice que al ser irrracional lo guia su instinto, que es su voz interior, su guia, su ley, que es como una luz que proviene de su madre la Naturaleza, que le ilumina la senda que tiene que recorrer en su vida, sin poder dar un paso fuera de esa senda. En esta ernseñanza 15, P 4, tambien dice que enmedio de esa maravillosa creacion dio vida al hombre, que es distinto al resto de la creacion, porque este es el unico que tiene espiritu, y volviendo a la leccion 320, P 34, el espiritu es el que guia al hombre , y al espiritu lo guia su conciencia, que es la luz que Dios ha depositado en cada espiritu, esto nos hace ser como los principes de la creacion, porque a semejanza de Dios, somos espiritus que son parte del mismo Espiritu Divino y ademas, tenemos la conciencia, que es la luz del Padre en nosotros, que viene a ser como un juez interior, que nos reclama cuando hacemos algo mal, porque en virtud del libre albedrio podemos escoger entre el bien y el mal, esto nos hace muy, muy diferentes, porque si estuvieramos obligados como los seres inferiores, a seguir una senda, un solo camino, no tendriamos ocasion de pecar, ni de cometer errores, por lo tanto no tendriamos ningun merito, y tampoco sabriamos valorar todos los dones, poderes y potencias que el Padre ha puesto en sus hijos, seriamos como aquellos que dicen " comamos y bebamos, que mañana moriremos", porque viven sin fe y sin esperanza. Pero he ahi que somos muy afortunados, porque tenemos en nuestro espiritu, la conciencia, y si sabemos escucharla, ella guiara nuestra vida hacia el Padre.
En el parrafo 5, nuestro Señor, pregunta; porque los humanos no siguieron los dictados de su conciencia, y El que lo sabe todo nos dice; es que el espiritu no estaba evolucionado para entender los reclamos de su conciencia, y al mismo tiempo, este espiritu no sabia como manejar a su carne, que siempre rebelde, se le va de las manos.
Asi que tanto el derecho que Dios nos dio, de usar nuestro libre albedrio, y la obligacion del espiritu de guiar a su materia, son muy grandes pruebas para todo espiritu.
Mil gracias por la atencion. Consuelo.

AlbertoTrevino
Mensajes: 319
Registrado: Mié Sep 13, 2006 10:09 pm
Ubicación: Monterrey N.L.

Re: JUAN 6 J U A N 6.

Mensaje por AlbertoTrevino » Jue Abr 03, 2008 10:58 am

Saludos a todos
Saludos Gerardo
Si Gerardo tienes toda la razón no lo había pensado, entonces dice: en la hora sexta o sea en la sexta etapa que es precisamente la que estamos viviendo en estos momentos en el cual recibimos la palabra de nuestro Padre en su esencia, y nosotros a semejanza de la samaritana (“los olvidados”, los del occidente) nos entrego su palabra (agua viva) para ser portadores y trasmitirla ahora de occidente al oriente.

E 125:41 Yo he marcado el lugar y el tiempo en que vendría entre los hombres en la Tercera Era. Todo fue preparado con perfecta justicia y sabiduría. Una nueva tierra habría de ser testigo de mi nueva venida; el occidente habría de iluminarse con el resplandor de mi presencia.

E 244:41 Estáis en el camino de los espíritus, trazado por Dios desde la eternidad. No es camino terrestre visible a los ojos humanos, porque si así fuera, las tierras de Canaán seguirían siendo la meta, y Yo de ahí saqué a los espíritus para dispersarlos en todo el orbe, como vosotros que, habiendo habitado en tiempos pasados en el Oriente, ahora habéis surgido en Occidente sin haberos salido del sendero espiritual.


Quien puede negar que el espíritu de la samaritana se encuentre en el cuerpo de alguno de los que habitamos en occidente!!!!

E 357:43 La luz vino simbólicamente de Oriente a Occidente y ahora, este mensaje que os he traido irá del Occidente al Oriente y se fundirán los dos en uno solo, así como el conocimiento de la verdad, las civilizaciones y las razas.

Y cuando os hayáis unificado, reconoceréis que la luz no ha venido de los hombres a los hombres, sino del Espíritu divino a sus hijos.


Saludos Consuelo
Estoy de acuerdo contigo nada mas que yo le agregaría que la restitución no se obtiene forzosamente por el dolor también se puede restituir por Amor y tenlo por seguro que es mas fácil y placentero este camino, pero cada quien tiene la libertad de decidir cual de los dos caminos tomar, creo que es muy importante dar a conocer que el mejor camino para la restitución es el del Amor, porque? por ejemplo en esta semana santa en muchos lugares hubo personas que se crucificaron “de verdad!!” otros se daban latigazos y quedaban sangrando (por mencionar un ejemplo), es que el amor se ha enfriado tanto que hay quienes ni siquiera se aman ellos mismos y creen que sufriendo de esa forma restituyen o agradan a Dios a lo cual es incorrecto porque solo el Amor por la vida es lo que nos va a llevar a una vida mas elevada. Ciertamente que el camino de restitución en esta época es con un alto grado de dolor el cual se va ha ir incrementando por la falta de amor, cierto es también que todos tenemos que pasar por ese gran maestro que es el dolor así como pasaron también los profetas y Jesús pero debemos estar concientes de todo lo que podemos lograr con el amor, entonces no abra prueba por mas dolorosa que sea que se resista al Amor y así el dolor se apartara de nuestras vidas por innecesario, se terminara de restituir con dolor para pasar a la escala de elevación.

E 129:20 Mi semilla es de paz, de amor, de concordia. Detened con ella esa restitución que desde los primeros tiempos ha venido pasando de padres a hijos, restitución dolorosa que ha sido la semilla que siempre habéis estado sembrando y recogiendo.

E 139:63 Sólo el esfuerzo para levantaros de la caída, el amor y el ahínco con que marchéis por el sendero de restitución, harán que de vuestro ser desaparezcan las huellas y las manchas del pecado, para poder presentaros limpios ante el divino juez.

E 226:3 En este tiempo de meditación y de cumplimiento debéis prepararos para concluir la misión comenzada en tiempos pasados. Reparad yerros, restituid con amor su limpidez a vuestro espíritu.


También hay un dato muy importante, hay muchas citas que nos menciona que un tiempo es como un día, o sea en el tiempo de moisés “el primer tiempo” es un día, en el de Jesús “el segundo tiempo” es el segundo día, y este actual que es el del Espíritu Santo es el tercer día, cada tiempo ha sido simbolizado por un día y cada etapa por una hora, entonces en el segundo tiempo cuando Jesús dijo: “y yo le resucitaré en el día postrero. “se estaba refiriendo al tercer día o tiempo en el cual nos seria dado como legado el tercer y ultimo testamento “y serán todos enseñados por Dios” del ultimo tiempo o día en el cual la humanidad dejaría de aprender a base de dolor y pasar la humanidad a aprender por Amor habiendo aprendido la máxima de Jesús de Amaos los unos a los otros pero esto será cuando se abra el séptimo sello, etapa u hora del tercer día.
En estos momentos nos encontramos en la sexta hora, etapa o sello del tercer día o tercer tiempo

E102:28 Estoy legando a la Humanidad un nuevo libro, un nuevo testamento, mi palabra del Tercer Tiempo, la voz divina que ha hablado al hombre al desatarse el Sexto Sello.

E 269: 19 Para vosotros es la sexta etapa, es el Tercer Tiempo en que os he hablado más de cerca, como en aquel Primer Tiempo en que materialicé en múltiples formas mi presencia y mi palabra, como aquel Segundo Tiempo en que humanicé mi Verbo para hablaros al corazón.


En la Enseñanza 320:34 “A vosotros, los hombres, os guía el espíritu; a vosotros, los espíritus, os guía la conciencia, que es la luz que el Espíritu Divino ha depositado en sus hijos espirituales.”, o sea lo que yo entiendo es que cuando el espíritu es débil, cae ante los instintos de su cuerpo o tentaciones que le presenta el mundo material y es cuando el espíritu se vuelve esclavo de su propio cuerpo o materialismo pero aun así el espíritu se va fortaleciendo y evolucionando ante las sensaciones que recibe de su cuerpo, la conciencia que nunca se aparta de nosotros nos reclama todos los actos adversos y estos se convierten en dolor y enfermedad en nuestro ser (cuerpo, alma y espíritu). El espíritu es el que debe guiar a nuestro cuerpo por eso dice en la sig. Cita: E 170:68 “Considerad que si ahora no habéis podido dominar una frágil envoltura, ¿qué misión podré confiar a vuestro espíritu cuando esté morando en un valle de mayor espiritualidad?”
Para que nuestro espíritu entre a un estado de elevación superior al que nos encontramos ahora (me encuentro) es necesario poder dominar todo lo material (Jesús dijo: “yo he vencido al mundo”), todo lo material, o sea que cuando nuestro espíritu domine todo lo material estará venciendo (dominando) el egoísmo, el odio, la vanidad, la soberbia, etc. bueno los 7 pecados capitales y entonces si estará capacitado para escalar un peldaño mas en este gran camino de evolución que le espera a todos los hijos espíritus de Dios.

Bueno así es como yo lo entiendo por favor si estoy equivocado perdónenme y corríjanme.
Saludos Consuelo, Gerardo y a Todos

De Enseñanza 220
59 Llegasteis a Mí con el corazón destrozado por las dudas, porque hacía mucho tiempo que buscabais la verdad sin encontrarla y al escuchar mi palabra, de pronto dudasteis; mas luego llegó la fe y quisisteis saber lo que existe aparte de vuestro cuerpo y de la vida material; quisisteis comprender esos dones y os convencisteis de que, cuando el cuerpo que ahora poseéis quede inerte bajo la tierra, vuestro espíritu seguirá viviendo, porque una voz os dice que no sois únicamente materia.

60 Y os preguntáis: -¿Qué es el espíritu? ¿En qué forma vive? ¿Cómo debemos prepararlo para que penetre en el mundo en que ha de habitar eternamente? ¿Qué evolución deberá alcanzar? ¿Y qué relación tendrá con los demás seres espirituales y aun con la misma Divinidad?

61 Todas estas preguntas os habéis hecho; el interés os atrae; ese interés más tarde se ha ido convirtiendo en una necesidad espiritual, reconociendo que lo que habéis escuchado de labios del portavoz ha conmovido profundamente vuestro corazón.

63 No os entristezcáis cuando recordéis que desde el Segundo Tiempo os dije: Muchos son los llamados y pocos los escogidos; porque en verdad no soy Yo el que escojo. Yo llamo a todos y Conmigo quedan los que me aman y quieren seguirme. Si vosotros que habéis sido llamados queréis ser de los que me sigan, perseverad.

64 Mi palabra y mis revelaciones son para todos; unos llegarán primero a la comprensión, otros más tarde, pero todos llegarán.

65 El hombre, por el libre albedrío de que goza, es quien voluntariamente escoge el camino que le agrada, el que comprende o el que más fácil le es de seguir. A todos hago el llamado, pero aquél que más preparado se encuentra, es el que escoge mejor camino.

Así, aquél que viene a escuchar mi palabra y ha sido sensible al llamado y se ha estremecido al oír mi lección, encontrará en ella la verdad que busca y ya no se apartará.

Éstos serán los que no necesiten de la ostentación y grandeza de los templos edificados por los hombres, porque no les inspiran ya ni devoción ni fe. Saben que esos templos serán innecesarios cuando el hombre haya logrado la espiritualidad; su preparación será un llamado a la perfección; y es mi Divinidad quien se acercará a él para purificarle. Así habitaré en su corazón y estableceré entre él y mi Espíritu la verdadera comunión espiritual.

66 Si por un instante pudieseis desprenderos totalmente de vuestra parte material, se llenaría de gozo vuestro espíritu al sentirse envuelto en la luz del Más Allá. Esa luz es la que llega a vosotros en forma limitada a través de mi rayo divino. Me limito para haceros sentir mi presencia, porque siendo Yo fuerza universal, creación, poder, luz y vida, no podría venir a vosotros en toda mi potencia.

67 Así como tomáis del sol que os alumbra solamente los rayos necesarios para vivir, también os digo, si abusaseis de esa fuerza, os dañaríais porque ella es demasiado grande y fuerte para criaturas como vosotros.

68 Lo mismo acontece con lo espiritual. Tenéis que tomar de la Divinidad la parte necesaria a vuestro espíritu, sabiendo que en esa chispa que recibís tendréis toda la fuerza para sentir la inspiración que mueva las fibras de vuestro corazón, la luz que os dé entendimiento y comprensión para cumplir vuestra misión. En ella encontraréis esa armonía que debe existir entre Dios y el hombre.

70 Yo soy como un sol, vosotros sois como una chispa de él. Fuisteis creados pequeños para que crecieseis por vuestros méritos desarrollando vuestros dones.

Fuisteis puros en un principio, pureza que más tarde manchasteis en las pruebas y en el pecado, porque fuisteis puestos en un camino donde os levantaseis por el esfuerzo de vuestra voluntad, para que en él hicierais méritos y levantaseis cosecha.

¿Qué esfuerzo hubierais hecho por elevaros, si siempre hubieseis habitado en las alturas? ¿Qué anhelo de desarrollaros podría haber en vosotros, si desde el principio hubieseis sido grandes? ¿De qué méritos podría haberos Yo recompensado, si siempre hubieseis sido perfectos?

Pero llegasteis a la Tierra y en ella encontrasteis el sentimiento opuesto a la perfección, al bien. Encontrasteis la tentación que induce al mal, la debilidad de la carne, las asechanzas del mundo. Allí comenzó la lucha del espíritu dentro de la envoltura cuya naturaleza era diferente a la suya.

El espíritu, desorientado en un principio por el mundo y la Naturaleza de que se veía rodeado, cayó en el letargo, dejando que la materia creciese y obrase de acuerdo con sus condiciones terrenales, con sus pasiones materiales.

71 Fue necesario que el espíritu viniese entonces a la Tierra a encarnar nuevamente, una vez tras otra, en diferentes materias, más perfectas unas que otras, unas con vida más larga que otras, todas de diferentes inclinaciones, para que el espíritu se formase un concepto de sí mismo, para que adquiriese conocimiento y elevación. Así, paso a paso, pudo llegar el tiempo presente en que pudiera no sólo comprender, sino aun conocer su futuro entre la Humanidad y también la vida espiritual que le espera.

Quien llega a adquirir amplio conocimiento a través de su lucha, no necesitará para su evolución de nuevas materias, porque estará capacitado para habitar en las moradas espirituales. Así irá escalando peldaño por peldaño la escala de perfección hasta llegar a Mí.

Consuelo
Mensajes: 80
Registrado: Jue Nov 15, 2007 7:05 pm

Re: JUAN 6 J U A N 6.

Mensaje por Consuelo » Dom Abr 06, 2008 6:37 pm

Saludos, Gerardo, Alberto:
Me parecen muy acertados los comentarios que hacen respecto a Juan 4: 6- 15, donde habla de la hora sexta y del Agua Viva, yo aun no los habia analizado.
Yo creo, Alberto, de que le dices a Gerardo de " los olvidados, los de occidente" que a diferencia de que pudieramos ser considerados "olvidados", algunos de nosotros , podriamos pertenecer a aquel grupo de gente del pueblo Judio que si espero al Mesias prometido, que no se hizo idolatra, como la mayoria de ellos, que quiza somos de aquellos de los que Dios dijo a Elias : "Me he reservado 7 mil hombres que no han doblado su rodilla ante Baal." Esta porcion del pueblo judio que no rechazo a Jesus, reencarno en esta parte del mundo, en occidente, para formar el pueblo que llamamos "Israel Espiritual".
Y pasando a " restituir con dolor o con amor", yo creo que restituir con dolor es una etapa que la mayoria de nosotros necesitamos pasar, es decir tenemos que empezar a restituir con dolor, y ese mismo dolor, como un gran maestro, nos enseñara que no debemos seguir pecando, que no debemos odiar, o tener rencor, ni mala voluntad hacia nuestro hermanos, que debemos perdonar por el daño recibido, y sobre todo hacernos perdonar por los que ofendimos, y entonces empezaremos a cambiar, en parte por la experiencia adquirida, que nos enseñp como empezar a amar a nuestros semejantes, y en parte para huir del dolor.
Pero tambien creo como tu, que hay espiritus, no se, tal vez mas inteligentes, que piensan, que razonan, y que antes de empezar a restituir con dolor, comprenden que el camino mas corto es el del amor, y aunque en este camino tambien hay sufrimiento, ya no sera dolor propio, ( por nuestros errores y pecados), sino que sera dolor por el sufrimiento de nuestros hermanos.
Por cierto, hay angeles en el cielo que nunca necesitaron venir a la tierra a encarnarse, porque usando su libre albedrio, ellos se decidieron por el bien y no fueron seguidores de Adan, asi que permanecieron al lado de nuestro Padre.
De lo que dices de los tiempos, me parece muy interesante, pero necesito unos dias para escribir lo que yo creo, respecto a eso.
Mil gracias por su atencion. Consuelo.

Gerardo Anaya
Mensajes: 265
Registrado: Mié Jun 28, 2006 11:03 pm

Re: JUAN 6 J U A N 6.

Mensaje por Gerardo Anaya » Dom Abr 06, 2008 7:14 pm

Hola, Consuelo...

¿Seguidores de Adán? ¿A qué te refieres con ello, Consuelo?

Consuelo
Mensajes: 80
Registrado: Jue Nov 15, 2007 7:05 pm

Re: JUAN 6 J U A N 6.

Mensaje por Consuelo » Sab Abr 12, 2008 4:25 pm

Gerardo, mil gracias por tu participacion:
En Romanos 5: 12- 21, se habla de Adan.
Adan fue el primer hombre creado por Dios, o sea que fue el primer humano en la tierra. Todos los hijos de nuestro Padre, eramos espiritus que estabamos gozando de su presencia en el Paraiso, pero hubo uno que fue desobediente; y a partir de alli, casi todos fuimos sus seguidores en la desobediencia.
5:12 Por la transgresion de Adan el pecado entro en el mundo, y como consecuencia natural, con el pecado llego la muerte para todo el genero humano, porque todos, siguiendo su ejemplo, pecamos.
5: 13- 14 A pesar de que en aquel tiempo no habia una ley que nos dijera que tal o cual cosa era pecado.
De todos modos la muerte reino desde Adan hasta Moises.
Adan es figura del que habia de venir. Porque por Adan entro el pecado y la muerte al mundo, y con Cristo entro el perdon y la vida.
5: 15 El Don es diferente a la transgresion porque por una sola transgresion, murieron muchos, pero abundo mucho mas la gracia y el don de Dios por la gracia de un hombre : Jesucristo.
5: 16 Asi que fue necesario un solo pecado para ser sujetos a juicio de condenacion y el don vino a causa de muchas transgresiones para justificacion.
5: 17 Si por seguir la trnsgresion de uno, Adan, reino la muerte, muchos tendran vida, tambien por uno: Jesucristo, estos seran los que reciben la abundancia de la gracia y del don de la justicia.
5: 18 Asi que por la transgresion de uno , vino la muerte, del mismo modo por la justicia de uno, vino a todos los hombres la vida.
5:19 Tambien por la desobediencia de uno muchos se convirtieron en pecadores, asi tambien por la obediencia de uno, los muchos se convirtieron en justos.
5:20 La ley dio a conocer lo que era pecado, y como casi todo lo que hacemos es pecado, es decir si el pecado abundo, sobreabundo la gracia, o sea que si tenemos un gramo de pecado, nuestro Padre nos proveyo dos gramos de su gracia, por medio de su amado hijo Jesucristo, para salvarnos.
5: 21 Asi que como el pecado reino para dar muerte, asi tambien reine ahora la gracia para justicia de vida eterna.
mil gracias por su atencion. Consuelo

Gerardo Anaya
Mensajes: 265
Registrado: Mié Jun 28, 2006 11:03 pm

Re: JUAN 6 J U A N 6.

Mensaje por Gerardo Anaya » Sab Abr 12, 2008 9:14 pm

¡¡¡Orále!!! :D

Ni que decir... :mrgreen:

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado