Primero y Segundo Mensajes para el Pueblo Espiritualista

Foro General de la Tercera Era
DonRafadeAcapulco
Mensajes: 662
Registrado: Lun Jul 07, 2008 11:26 pm
Contactar:

Re: Primero y Segundo Mensajes para el Pueblo Espiritualista

Mensaje por DonRafadeAcapulco » Mar Mar 30, 2010 8:37 pm

Cátedra del Divino Maestro Día 1º de Febrero de 1940

Tema: "Las Tres Tentaciones y La Crucifixión de Jesús"

¡Gloria a Dios en las Alturas y Paz en la Tierra a los hombres de Buena Voluntad!... Gloria a Dios en las Alturas y Pasa Mi Espíritu Divino de la Escala de Perfección a la de Jacob, para una vez más desde ahí enviar Mi Rayo Divino entre Mi Pueblo de Israel, en este día 1º de Febrero del año 1940, en que os encontráis reunidos y congregados en Representación de los Siete Sellos, de las Siete Iglesias que Elías, por conducto del Hijo del hombre, vino a implantar a esta Nación de la Tierra, escogida por Mi Voluntad. Yo os Recibo y por vosotros, al Universo, en Mi Nombre que Soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. ...
1. Días de Gracia, Pueblo Amado, en que Mi Espíritu Santo desciende para poderos dar en vuestra mano lo que os hace falta, para que podáis llenar vuestro alfolí y en el Camino vayáis transitando sin hambre y sin sed.
2. Mas, en esta alba de Gracia en que la Mesa del Maestro, preparada se encuentra para que podáis Alimentaros, para que podáis formar parte de este Banquete y todos por igual os Alimentéis; el Maestro, dice a las multitudes: ¡Preparaos!... que vosotros vais a recibir, que vais a hartar vuestros espíritus, a Limpiar vuestras envolturas y a apartar la lepra que traéis consigo unos; y el que Encienda la antorcha de la Fe en su corazón, ha de llevar en su mano y en su espíritu lo que pueda solicitar en su camino; y no se encontrará menesteroso, ni le faltará la migaja de pan para él y para los suyos… mas antes, es menester la Preparación, la Elevación de espíritu hacia Mi Espíritu Divino, para que todos por igual podáis alcanzar de Mí.
(El Guía Espiritual, da su Saludo al pueblo:)
¡Gloria a Dios en las Alturas y Paz en la Tierra a los hombres de Buena Voluntad! Amo al Padre, Amo al Hijo, Amo al Espíritu Santo. … Creo en el Padre, Creo en el Hijo, Creo en el Espíritu Santo. … Espero del Padre, Espero del Hijo, Espero del Espíritu Santo. ...
3. A Tus Divinas Plantas, Maestro Incansable, el Venerable Anciano presentándote está al Rebaño; el que día por día, Elías por conducto del hijo del hombre, reúne y congrega.
4. Me aposento en cada corazón, para entreabrirle para que Escuchen Tu Enseñanza Divina, son los que van siguiendo la Divina Huella que les has Trazado; los unos cansados en el camino pueden encontrarse, los otros están Anhelosos por Escucharte; pero a todos, Te los hago presentes; a los ausentes también, Divino Maestro, a aquellos que también forman parte de Mi Rebaño y que aún no me ha Reconocido, que no han querido escuchar el llamado de su Pastor; entrégales, conforme sea Tu Divina Voluntad.
[El Divino Maestro:]
5. Preparando Estoy los corazones, Elías. En esta Alba de Gracia, los habéis reunido y congregado para que sean delante de Mí y alcancen el Pan de Vida Eterna; ya que es el Pueblo, que menesteroso levanta su planta y Me dice: -Contempla Padre, lo que Te hago presente... mas los unos, sin Fe se encuentran y los otros con su Lámpara Encendida; mas a ellos, les Estoy Preparando para que todos puedan recibir de Mí.
6. Elías, sois vos quien os aposentáis y Me hacéis presente el Número que se ha reunido y congregado, para que Mi Divina Mirada les contemple; y Yo contemplo, a cada cual de ellos; mas vos, entregaréis a este Rebaño que se ha reunido y congregado en todos los Tiempos de Mi Comunicación Divina y que no ha sabido levantarse Fuerte, ni ha sabido llevar esa Vida Suprema que le he dado y les he dado también Mi Caricia y en todos los Tiempos la han perdido. En esta alba de Gracia, ¿Qué podéis pedirme, que no les conceda?... Si vos sois Voluntad de Mi Misma Divinidad, ya que sois la Representación de la Luz de Mi Espíritu Santo que os aposentáis a Interceder por este Pueblo, por estos Mis hijos que tanto Amo. Dadles, Elías, porque cuanto diereis a Mi Rebaño, Hecho y Efectivo será, porque ésta es Mi Voluntad. ...
(El Guía Espiritual saluda al Pueblo:)
En el Nombre de mi Eterno Padre Gran Jehová, en el Nombre de la Segunda Persona que está entre vosotros, el Pastor se aposenta para recibiros y daros la Bienvenida, en el Nombre del Padre, por conducto del Hijo y en mi Nombre que soy la Representación de la Luz del Espíritu Santo. …
7. ¡Heme aquí, Ovejas Benditas de mi Redil! El Pastor Incansable desciende, para haceros presente ante las Plantas del Maestro. Yo soy vuestro Intercesor, Rebaño Bendito, porque instante por instante me allego a vos para que Sintáis el Calor del Pastor.
8. Unos, prestos estáis a decaer; y otros, cansados podéis encontraros; y el Pastor, Incansablemente os da la mano para que os sostengáis; y en alba de Gracia, seáis ante las Plantas del Maestro para que Escuchéis su Divina Enseñanza.
9.. Rebaño Amado, Apacentad en vuestro corazón la Enseñanza del Padre, porque no sabéis el instante en que lleguen a vosotros los menesterosos y os pidan de la Enseñanza que habéis recibido; y si no habéis Aprendido ¿Qué vais a entregar a mi Rebaño Bendito que presto está a llegar ante las plantas del Padre?...
10. He tocado la Campana Sonora y os he hecho Reconocer que es el alba propicia, en que todos vengáis a hartaros y cual Luz Refulgente, cual Faro Luminoso es el Pastor entre vosotros para daros mi Luz, para que los que estáis cansados os levantéis, para que todos por igual os levantéis en pos de la Palabra del Maestro y de vuestro Pastor; y así, sigáis transitando por los caminos, porque ésta es la Voluntad del Padre.
11. Sí, Rebaño Amado, albergad en vuestro corazón, la Palabra del Maestro y no dejéis escapar ni una sílaba, porque ved y contemplad que el Maestro es incansable entre vosotros y cual Bálsamo de Curación se extiende para vosotros que os encontráis enfermos; y también el Pastor, viene a entregaros la Luz de su espíritu, para que con Ella, sigáis transitando; mas en este instante, en que el Padre va a entregar a vuestros espíritus y en vuestras manos, el Pastor, os dice: ¡Tomad el Pan de Vida Eterna!, para que vuestros espíritus, sean los que se Salven, porque ésta es la Voluntad del Padre.
12. ¡Tomad, Ovejas Benditas!... Yo os Preparo porque el alba está Propicia en que la Madre Universal, sea entre vosotros; haced presente las Flores de vuestro ser para que por unos instantes sea la Intercesora, entreabrid vuestros corazones para que la Reina y Señora sea entre vosotros, por unos instantes, pues ésta es la Voluntad del Padre. ...
13. Llevad un vez más, Rebaño Bendito, lo que en este instante os he entregado. Yo os Perdono y os Bendigo, en el Nombre del Padre, por conducto del Hijo y en Mi Nombre que Soy la Representación de la Luz del Espíritu Santo.
14. Divino Maestro: El Pastor, en esta alba de Gracia, Te pide por aquella parte del Rebaño que perdiéndose está; ellos me claman, ellos son los corazones que no han escuchado Tu Palabra, pero Te buscan sin cesar; son los corazones que se pierden, pero que el Pastor, por Tu Voluntad Santísima y porque Me has confiado al Rebaño, concédeme ir en pos de esos corazones, de aquellos espíritus que desgarrándose pueden encontrarse y les entregaré mi Luz para que ellos no se pierdan y lleguen hacia Ti, porque ésta es Tu Voluntad. ...
[El Divino Maestro a Elía:]
15. Sí, Elías, doquiera que queráis aposentaros, doquiera que dirijáis el Faro de Luz, Elucidará el Camino de los niños que moran la Tierra y del espíritu que vaya en el espacio; a todos reunidlos y congregadlos, a todos levantadlos a la Vida de la Gracia para que lleguen Conmigo, y Yo les diga: ¡heme aquí, entre vosotros!... y no ellos, digan: -¡Helo ahí... porque Yo los Estoy Llamando para que ellos sean los que Escuchen Mi Enseñanza y Mi Palabra llena de Poder les Despierte y les quite las cadenas que les oprimen por su gran iniquidad y por sus grandes pecados.
16. Aposentaos en los árboles; y ahí, Preparadles y reunidles; id a las naciones y ahí también escoged a los que a Mí Me pertenecen, para que ellos Reconozcan que Yo he llegado en este Tercer Tiempo; y así de entre Mi Pueblo, puedan levantarse y los Doce mil de cada Tribu se aposenten ante Mi Planta y Yo le diga al Padre: ¡Helos aquí! Padre… y ellos, Me Reconozcan y así diga al Padre: "Padre, las puertas de la Vida Eterna para ellos… mas si ellos no quieren oír vuestra Voz, si no siguieren vuestra Luz, si no oyeren vuestro Llamado; entonces, seguid reuniendo en las naciones a Mis hijos, que el que quisiere venir al Escuchar el Llamado, éste Penetrará al Reino de los Cielos, porque éste es el último Tiempo, en que las puertas de Salvación, se encuentran abiertas para los hijos de Israel.
17. Volad, Elías y desde ahí Preparad y reunid a los que os he confiado, que Yo he recibido a las 99 ovejas que Me habéis hecho presente e id en pos de la extraviada. Id, que los Ángeles y Querubines, os esperan para cantaros Gloria y en cortos instantes Mi Esencia de Amor, Mi Verbo Bendito, estará en el Seno del Padre; para que ahí, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, se derramen conforme los Altos Decretos del Eterno Padre, porque ésta es Mi Voluntad. ...
(Elías as Divino Maestro:)
18. -Maestro, hecho será; y he entregado a este Rebaño, conforme es Tu Santa y Divina Voluntad. ¡Adiós, Rebaño Bendito, que la Paz de mi espíritu de Pastor, sea entre vosotros!...
[El Divino Maestro, a su Pueblo:]
19. Discípulos Benditos, Parvulitos que os apacentáis, ¿creéis en Mi Palabra?... Mi Palabra, está bajo vuestro propio idioma, es muy Humilde, Mis hijos. Mi Palabra, viene a deciros: Aprovechad el Camino que está Marcado con Mi Luz en este Tercer Tiempo... Mi Palabra, viene a Despertaros y a deciros: Es el último Tiempo que tenéis de Oportunidad para Salvar vuestros espíritus, ya que: Sois estos, aquellos y los mismos… porque después del Segundo Tiempo, unos os encontráis en vuestra séptima reencarnación, otros en vuestra tercera y los otros en la cuarta; y contemplad, Mis hijos que en todos los Tiempos en que habéis venido a morar al planeta Tierra, os habéis olvidado del Mandato que en vuestras manos he dejado; mas de Cierto, os digo: Antes de venir a morar la Tierra, ya habéis sido; y antes de ser, quien sois, Ya os Amaba.
20. Sin embargo, mirad Mis hijos, la Grandeza de Mi Palabra; y por eso os digo: ¿Creéis en Mi Palabra?... Mas, aquel que muerto se ha encontrado en su fosa, ¿Creéis que solo Yo soy, quien lo va a Resucitar? ¿Que Soy Yo, en este Tiempo, Quien voy a darle Vista al ciego, hacer andar al paralítico, hacer que Oiga el Sordo, hacer que Hable el Mudo y que Resucite a la Vida de la Gracia, el que muerto estaba?... Yo, os he dado Potestad con Mi Palabra, Mis hijos, para que en este Tiempo, seáis vosotros los que deis Vida a la humanidad, seáis quienes Resucitéis al Lázaro una vez más de la fosa; y le digáis: ¡Lázaro, Levantaos y salid fuera!..., y él se Levante con Vida; pero si vuestros hermanos, dudasen y os dijeran: ¿Cómo quieres que se levante, si ya su cuerpo se encuentra en descomposición?... mas, si vosotros tenéis Fe en Mi Palabra, con Ella apartaréis esa descomposición; y Apartando su loza, Lázaro se Levantará de su sepulcro, Saldrá a la Luz del Mediodía y tendrá Vida Eterna, porque ésta es Mi Voluntad.
21. Vos, Pueblo, seréis quien Hagáis estos Prodigios por Fe, por Creer en la Potestad de Mi Palabra, por Lealtad a Mi Ley, por Sumisión y Amor a la Causa que en vuestras manos he dejado; y el Muerto llegará en vuestro camino; y vos, le daréis Vida; y al sordo; quitaréis la sordera que ha tenido a través de los Tiempos y él oirá Mi Palabra, y Escuchará Mi Voz y el murmullo del mundo; mas, siempre que hicierais estos Prodigios en Mi Nombre y con Fe, Hechos y Efectivos quedarán; mas si no lo hicierais en Mi Nombre, y sin Fe, difícil es que vos apartéis su lepra, porque en estos tiempos es Menester que vosotros, os levantéis Testificándome, es Menester que deis a Conocer al Universo entero, Mi Palabra y Mi Verdad.
22. Contemplad Mi Pueblo, que hoy, no vengo como en el Segundo Tiempo en carne aparente para el mundo.
23 Cuando los hombres Me juzgaron, Me sentenciaron, se levantaron en el Camino, y dijeron: ¿Quién es éste?... mas al reconocer que era el Hijo de María, dijeron: –éste, es el hijo del carpintero... y los que Escucharon Mi Palabra, Creían, mientras que otros, llevaban la burla y la befa; y los otros, decían: -Éste es el que se hace pasar por Dios y es el hijo del carpintero... mas Yo, que les escudriñaba, dije al ciego: Abrid los ojos y ved... cuando Mi Mano le tocaba; y vio la Luz y Contemplaba a su Señor; y éste, daba el grito de Gozo y caía ante Mi Planta y decía: -¡oh Prometido de Israel! ¡Oh! Prometido de Galilea, ante Tu planta soy... y besaba Mis vestiduras, y le dije: Ve a casa y no digáis Quién os ha Sanado... mas éste, a voz en cuello iba diciendo quién lo había Sanado; mientras que los otros, seguían escudriñando y decían: ¿cómo es posible que este hombre, que lo hemos conocido que es Humilde, que no tiene calza, ni doble vestidura, sea el que con decir al hombre que vea, él Ve, con decir al mudo que hable, él Habla. … He ahí, Pueblo Bendito, entonces, pude decirles: “Ningún Profeta en su tierra es Reconocido, ni sus Profecías son Aceptadas.”...
24. ¡Heme aquí, Pueblo Bendito, en este Tercer Tiempo!... El Cristo de Dios, Es entre vosotros, una vez más. El Verbo Divino que Encarnó en el hijo del carpintero, Está entre vosotros, ¡Créalo el hombre o no lo Crea!...
25 Y para recordaros, Pueblo Bendito, que en el Segundo Tiempo, vine a deciros que cuanto Hicierais en Mi Nombre, Efectivo sería; hoy, en este Tercer Tiempo, también os digo: cuánto Hagáis en Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, Efectivo será en vuestro camino. …
26. Mas, vosotros, en este Tiempo, estáis Escuchando Mi Voz que os está Despertando, Recordando los acontecimientos que habéis olvidado, ya que os habíais olvidado de los Deberes para con vuestro Dios; y por eso, os Apacienta la Voz desde el Alto Solio, Inspirando un cerebro humano; mas, Yo desde Mi Alto Solio, hago que el Portavoz abra sus labios y Escuchéis la Verdad y así podáis Cumplir con la deuda que tenéis Conmigo.
27. Porque de Cierto, el Maestro, os dice: Han pasado dos Eras y en vuestras distintas reencarnaciones, no habéis Cumplido; en todas, os habéis olvidado de Cumplir con la deuda que tenéis con vuestro Dios y Señor.
28. Pueblo Bendito, aunque vosotros quisierais, que Me aposentara como en el Segundo Tiempo; de Cierto os digo: El Padre no Me lo concedería, porque hoy, la Ley está en vuestras manos, hoy la Doctrina está en vuestro camino, está el Verbo Divino con vosotros, para que os Preparéis; y cuanto más os Preparéis, más podré entregar Palabras de Perfección por vuestro conducto; porque vosotros, estáis sujetos a las pruebas; y Yo, Soy Quien Estoy permitiendo esas pruebas en el Camino, para que seáis prestos a seguir Despertando; porque estáis sujetos a la prueba, mas Yo os Estoy Enseñando con la Misma Palabra, con Mi Misma Doctrina, con Mi Misma Ley, para que Despertéis; y cada quien, pueda Interesarse por sí mismo, para Bien de su Salvación; y así Pueblo, podáis alcanzar esa Paz y podáis Sanar en cuerpo y en alma, porque ésta es Mi Voluntad.
29. Mirad, Pueblo Bendito, si queréis que aparte vuestro dolor, Encended la Lámpara de vuestra Fe; Encended esa lámpara, que está apagada en vuestro ser, porque unos os apacentasteis, habiéndome escuchado por una y por otra envoltura y dudando estáis de Mi Presencia Divina; y otros, cuanto más Me habéis escuchado, menos Me estáis creyendo.
30 ¡Ah! Mis hijos, que con la Palabra no os habéis Dignificado y no os habéis Inspirado. ¡Ay de vosotros, que queréis las Lecciones por Justicia!, porque en vuestro camino, os perderéis y quedaréis envueltos en tinieblas; y no habrá mano que os levante a la Vida de la Gracia, no habrá Lealtad que os haga Amaros de los unos a los otros, como Yo os he Amado; porque de Cierto os digo: En este Tercer Tiempo, Vengo a deciros: Que os Améis de los unos a los otros, como Yo os he Enseñado y como los Ejemplos que os he dado, desde el Segundo Tiempo.
31. Por eso, Mi Pueblo: Encended la Flama de vuestra Fe, Creed en Mi Palabra, por Verdad y por Amor… porque ninguno podéis juzgar la Ley de injusta, como os la he dicho; por eso he venido a Despertaros del letargo, en que os encontráis; desde a través de los tiempos vengo apartando vuestra idolatría, vengo quitando las superfluas ideas, vengo a deciros, que no hagáis en Mi Nombre prácticas vanas, ni en Mi Nombre os levantéis para dañar a vuestros hermanos con obras superfluas y malas.
32 Ni con Mi Ley, ni con Mi Palabra, vayáis a enseñar a vuestros hermanos: Transformaciones de cuentos, actos de magia o hechicerías..., ¡no, Mi Pueblo!, porque si eso os enseñare, ya Me podríais tomar como un "dios pagano" inventado por el hombre; y Soy vuestro Dios Verdadero, que He Sido desde el principio y a través de los Tiempos y Seré hasta la Consumación de los Tiempos: El Maestro de maestros, que vengo a Enseñaros Mi Doctrina de Amor, para que Encendáis esas Lámparas de Fe y todos por igual os levantéis cantando: -¡Aleluya a vuestro Dios!..., pero con Cánticos, de Amor y de Verdad, nacidos del corazón, para que se derrame el Efluvio Divino, que en esta alba de Gracia, Yo Estoy vertiendo a vuestros espíritus, porque ésta es Mi Voluntad.
33. Tomad Mi Luz para que no os encontréis menesterosos; y con vuestra Fe, podáis alcanzar lo que Me pedís, Pueblo Bendito; porque Yo contemplo que venís como en el Segundo Tiempo, llegaron las multitudes a rodearme y aposentándose en el Monte Gethsemaní, ahí las multitudes se reunieron y Escucharon al Verbo del Padre Celestial, ellos lloraron y contemplaron la Luz en Mi Palabra, entonces dijeron: -Maestro Divino, sólo Tú contemplas lo que hace falta en los corazones, sólo Tú contemplas el yugo de Roma, el dolor y el sufrimiento de Israel... mas en ese instante, elevando Mi Alma al Padre, pude haberles dicho: Padre nuestro que estás en los Cielos, en la Tierra y en todo lugar, Santificado sea Tu Nombre, venga a nosotros Tu reino y hágase Tu Voluntad, así en el cielo como en la Tierra. El pan nuestro de cada día, dánoslo el día de hoy y Perdónanos, así como nosotros Perdonaremos a nuestros deudores. ...
34. He ahí, Pueblo Bendito, una vez más, vengo a daros el claro Testimonio y Ejemplo de Mi Palabra, porque os apacentáis y Me decís: -Maestro, contempla la opresión que existe en nosotros, la opresión en que nos encontramos en nuestra Nación, mira y contempla nuestros corazones, latiendo de espanto, porque los que nos gobiernan en esta Nación, por un instante se debaten; y, ¿qué será de nosotros?... Mi Pueblo, si hubiese escasez en los alfolíes de vuestra Nación y en los arcanos de Ella, sería el hambre entre vosotros.
35. Mirad Pueblo: En vuestros caminos, unos a otros os habéis arrebatado las tierras, y no sólo los campos se han destruido, los hombres se han levantado y los unos a los otros se han dado muerte; y los campos preparados para dar trigo, sólo se han manchado de sangre hermana y por eso hoy los campos se encuentran estériles, porque en los mismos campos Mis hijos se han levantado para formar sus guerras civiles y unos y otros os encontráis llorando en este Tiempo; mas si el mañana se levantan los que rigen vuestra Nación en guerra civil, gran daño, gran peste y muerte se cerniría entre los que se encuentran en morando en Ella en este Tiempo.
36. Todo esto, es lo que Me hacéis presente en esta Nación, Mis hijos, y también Me decís: Padre, contempla el globo Terrestre, en donde moramos; que por la gran civilización de los hombres, han atravesado los océanos y pueden llegar a nosotros, a destruirnos; y nosotros, somos cual los débiles niños, como los que van dando los primeros pasos; y si ellos, llegan, tomarán nuestras tierras y ¿qué será de Israel, nuevamente, Padre Mío?... Mas los otros, Me hacéis presente, a vuestros hijos o a seres queridos, enfermos; y otros, tenéis hambre y no habéis podido encontrar la migaja de pan y os encontráis desnudos, sin jergón y sin techumbre.
37. Así os aposentáis, Pueblo Bendito, pero Me estáis circundando, no estáis en la orilla del río, no estáis en la explanada; hoy no estáis en el Monte Gethsemaní, hoy estáis en un Recinto preparado por Mí, en esta Casa de Oración que está preparada con cuatro paredes destartaladas, en donde Yo he derramado Mi Gracia y Mi Luz, en donde no se encuentran altares de oro y plata ni imagen alguna para adoración, en donde Yo, Me Comunico por medio del entendimiento humano de Mis Portavoces; en su cerebro, descansa un pequeño Rayo de Mi Luz Divina, por eso en este Tercer Tiempo, los he Nombrado: Mis Pedestales. ... Sí, Pueblo Amado, Mis Portavoces, son los Pedestales, en donde Repercute la Vibración de Mi Verbo Divino.
38. En esta alba de Gracia: ¡Tomad, Mis hijos!... ¡tomad en vuestras manos!, que según vuestra Fe, así alcanzaréis; y esta Nación, estará en Orden y todo será Paz y tendréis Bonanza, se multiplicarán las simientes y darán Fruto, Limpiaré la mancha que se encuentra en esas simientes y darán fruto en sazón y de buen sabor, Limpiaré la mancha que se encuentra en los corazones de vuestros hermanos; y así, vosotros, de esas Simientes contemplaréis el Trigo como nunca lo habíais contemplado.
39 Pero si éste, por la Gracia que le diere, se enorgullece, entonces será escaso y perdido; mas a vosotros, os toca Velar y Orar, para que no perezcáis, para que seáis los Fuertes. Si Veláis y Oráis, Pueblo Bendito, si tenéis Confianza y Fe en Mi Palabra, las naciones, Fuertes estarán por vosotros, las pondré ante vuestra planta y vosotros, apareceréis cual el Pueblo Fuerte.
40. Yo os he Dicho: ¡Luchad contra las tinieblas de la humanidad!... ¡sed los Soldados de Mi Causa! Sí, Mi Pueblo; mas, vosotros, no heriréis, ni mataréis.
41 ¿Acaso os dice el Maestro, que os levantéis a derramar la sangre de vuestros hermanos? ¡no, Mis hijos!; Yo os he dado Armas de Amor; Luchad: Con vuestra Oración, con la Obediencia a Mi Ley, con la Humildad de Mi Palabra... y así, vuestro Cultivo quedará sobre las otras naciones y sobre las inteligencias que se encuentran en las naciones; y entonces, vosotros, seréis grandes de Inteligencia, vuestro cultivo será grande y con palabras de Amor y de Verdad, haréis que los hombres se apoyen a vosotros y se queden ante Mi Planta, Convencidos de la Luz de Mi Enseñanza y de Mi Amor.
42. Mirad, Pueblo Bendito, ésta es Mi Palabra que os di en el Segundo Tiempo, de Verdad, porque no desobedecí el Mandato del Eterno Padre; mas contemplad, que fui tentado Tres veces por los tentadores de este mundo. Fui tentado por vez primera, cuando escuché voces que Me decían: -¡He ahí, si eres hijo de Dios, di que estas piedras se hagan pan porque hambre tenemos!... Mas, a ellas, dije: Apartaos de Mí, que todo es dado en Justicia... mas a vos, Pueblo, os dice el Padre, en este Día: Meditad y Analizad, Mi Enseñanza; Aprovechad Mi Palabra y Mi Esencia que es el Pan de Vida Eterna, para que no seáis tentados. ...
43. Fui tentado por segunda vez y se Me dijo: si te postras ante nosotros y nos adoras, te haremos poseedor de todos los Reinos que están en el mundo y todos los pueblos serán tus vasallos. Mas, Yo, les contesté: ¡Apartaos de Mí, sólo a vuestro Dios y Señor, Serviréis!... Y ahora, os digo a vosotros: si vos, Veláis y Oráis, Pueblo Bendito, tentados no seréis por los falsos valores y poderes humanos, porque no es Mi Voluntad. ...
44. Sí, Pueblo Bendito, la Tercera Vez que fui tentado, también se Me dijo: si eres hijo del Dios, arrójate al abismo, sé en el espacio y tu cuerpo no será herido porque los ángeles descenderán del Cielo y no caerás. … Y entonces, dije: No atentaras contra vuestro Dios y Señor, en la Tierra ni en los Cielos. Y a vosotros, os digo: No atentaréis contra los Órdenes de la Naturaleza Establecidos por la Ley de Dios, de vuestro Único Padre y Creador Universal. ...
45. Mirad, Pueblo Bendito, si vos, Veláis y Oráis, no seréis tentado y seréis Fuertes, porque así Yo os he enseñado.
46 Mirad que Yo habiendo pasado estas Tres pruebas, pude haber Orado Cuarenta días; mas, una vez Cumplida la Palabra del Padre en Mí, en el Monte de los Olivos, en donde iba a ser entregado a las turbas, Me postré a Orar, Lloré y sudé sangre por Mi Pueblo; y dije al Padre: ¡Padre Eterno Gran Jehová, no sea Mi Voluntad la que se haga en Mí, sino sea la Tuya, Cúmplase Tu Palabra en Mí!... y apuré el cáliz de amargura para Rescataros del pecado en que os encontrabais en aquel Tiempo, Pueblo Bendito.
47 Mas, llegado el momento en que Judas posó el beso en Mí, le dije: Bien entregáis con un beso a vuestro Señor... y mientras los apóstoles dormían, llegó el momento en que al Señor se llevaban y despertando los apóstoles, unos desenvainaron espadas y quisieron defenderme con espada; mas, Yo les dije: ¡Envainad vuestra espada!, porque los que tomen espada, a espada perecerán, y dejad a los que Me llevan... y pregunté, a los que Me tomaban prisionero: ¿A quién buscáis?... Y ellos dijeron: A Jesús... entonces, ¡soltad a los que Me acompañan, porque Jesús, Soy Yo!... y ellos, fueron liberados; y así, me aprendieron, me ataron y me llevaron, para presentarme ante el Sanedrín.
48. Entonces, los del Sanedrín Me juzgaron; pero temieron sentenciarme y por eso Me llevaron delante del gobernador Pilato, Mi tímido Bienamado, que no encontró culpa en Mí; mas, ante la necedad de los del Sanedrín, por no contrariarlos, sentenció: Me encerraran y dieran 40 Latigazos sobre Mi espalda... entonces, fui atado a una Columna con los ojos vendados; y ahí, fui azotado y burlado por los guardias, quienes vistieron Mis hombros con la capa roja de un Centurión, simulando así el manto rojo del rey; y ciñeron Mis sienes con espinas, como corona, posando en Mi mano una vara de caña, representando el cetro real; y entonces se burlaron Gritando: ¡Rey de los Judíos! dime, ¿quién te golpeó? ¡Salvador de Israel! ¿adivina quien te escupió?... y Yo, soporté sus golpes, sus burlas y escupitajos; acepté todo ese injusto castigo, con Sumisión y Obediencia; y fui juzgado, flagelado y burlado; y así, Me presentó Pilato, ante la turba impaciente, para intentar Conmover al Pueblo a la Misericordia; y entonces les dijo: ¡He ahí al hombre!.... y en ese instante de silencio, de vacilación e incertidumbre para Pilato; estaba con Humildad y Sumisión: el Hombre Maestro; ante el hombre de saber humano. Entonces Pilato, volvió a insistir y dijo: ¡He aquí, a Jesús de Nazareth!.. ¡He ahí a vuestro Mesías!... No veo falta en Él; y vosotros, Pueblo de Israel... ¿qué pedís para el Hombre?... Mas las turbas enajenadas, gritaron: ¡Crucifícale!... ¡Crucifiquen a Jesús de Nazareth!... ¡Él no es, nuestro Mesías! ¡Crucifícale! ¡Crucifícale!... Y Yo, sólo contemplaba con Mirada Serena y Majestuosa, a las turbas enfurecidas. Y así, fui sentenciado a la Cruz. Sin embargo, así tenia que ser, para que fuera Cumplida la Palabra del Padre Eterno en su Hijo Unigénito. ...
49. Mirad, Pueblo Bendito: en el Segundo Tiempo, de Mi Comunicación Divina con el Pueblo de Israel; Mis Palabras, fueron grandes, fueron Divinas y de Verdad, porque Yo dije a los hombres: El que Oyera al Padre, oirá al Hijo... y los que Escuchaban, Me decían: en Verdad, ¿si eres el Hijo? danos Razón de cómo, es el Padre... mas, Yo les dije: Quién ve al Hijo, Ve al Padre y el que crea en el Hijo, Creerá en el Padre, porque Yo del Padre vengo; y lo que el Padre Hace, lo hago Yo; y lo que el Padre, os ha dado; os lo doy Yo, porque Yo vengo del Padre y el Padre, está en Mí. ...
50. Así fue Cumplida Mi Palabra, hasta que los hombres Me enclavaron en el madero de la cruz; y las multitudes Me Contemplaban y el Centurión contemplando a Jesús enclavado, dijo: En Verdad, Tú eras el Hijo de Dios. Y Longinos, habiendo herido a Mi cuerpo, dijo: –Perdóname Rabí... y los soldados romanos que se encontraban al pie de la Cruz, jugaban con Mis Vestiduras; y los que se encontraban sentenciados a Mi lado, esperaban el momento en que les recogiera en el Paraíso.
51 Mas llegado el momento, de Mi Ascensión, fui a los Cielos; y Ahí, quedé asentado a la Diestra del Padre Todopoderoso. Sí Mi Pueblo, Yo Estoy Morando en la Escala de Perfección y en este Tercer Tiempo, he descendido hasta la Escala de Jacob; y desde ahí, Estoy Juzgando a vivos y a muertos; desde ahí, os Estoy dando en Mi Enseñanza, Mi Potencia y Mi Luz, para que os levantéis por los caminos esparciendo los Preceptos de Mi Ley que pude entregaros en este Tercer Tiempo, por conducto de Elías; y con su Cumplimiento, seáis Fuertes en el pensamiento y la Palabra; para que tengáis Luz, para que habléis con Verdad, con Amor y con Justicia; y así, con todos estos Méritos, también os encontréis ante la Diestra del Maestro, para que Me Imitéis; y Comprendáis, que aun Siendo Yo, el Verbo del Padre, fui tentado Tres veces con las influencias de la humanidad; y Me enclavaron en la Cruz, sin tener culpa; y Yo, Humildemente, cargué el peso de toda vuestra iniquidad.
52. Sí, Pueblo Bendito; mas Yo contemplo, que: unos, queréis ser Mis Labriegos, y cuando sentís que las tentaciones os tocan, envolviéndoos en su influencia, decís: –Envuélvanme, que quiero pertenecerles, porque me gusta el mundo y sus influencias... y así caéis en desobediencia y en la iniquidad, Mis hijos; y cuando Yo, os he dicho: Amaos los unos a los otros… vos, os levantáis con desamor y encono, y no habéis Perdonado ni Amado a vuestros hermanos; y los otros, os habéis hecho perezosos, y os he dicho: Velad y Orad... y nada de esto habéis hecho, porque habéis sido cual perezosos niños; y os ha sorprendido el sueño y habéis quedado aletargados.
53. A los varones, he dicho: Llevad la Sumisión y Obediencia... y no la habéis llevado, os habéis levantado odiando a vuestras compañeras, blasfemando a vuestros hijos, cuando ésta no ha sido Mi Voluntad. Y vosotras mujeres, os he dicho: No juzguéis a los demás... y os habéis levantado juzgando la paja de vuestros hermanos, sin contemplar la viga que cargáis; y otros de Mis hijos, os levantáis llorando, y Me nombráis injusto, y os convertís en los niños renegados que Me decís: –¡Padre!... ¿por qué no nos entregas, lo que Te pedimos?...
54. Sí, Pueblo Bendito, queréis los metales y la pedrería de las concavidades de la Tierra; queréis ser señores y buscar siervos, para que os sirvan; mas, contemplad que Yo he venido a vosotros y que no Me estáis Sirviendo a Mí; mirad que Yo a vos, os Estoy Sirviendo, aun siendo Yo, vuestro Amo y Señor, os Estoy Sirviendo; porque vos, venís a Mí y Me decís: –¡Padre! dame lo que me hace falta, porque sólo Tú puedes hacerlo. ...
55. Sí, Pueblo Amado, Yo como el Hacedor hago las cosas que vos, no podéis ni tenéis; pues, vos, no podéis hacer algo, sin que antes lo haga Yo. Día a día lo que no podéis hacer, lo Estoy haciendo para vos.
56 ¿Quién Reviste los montes, del verde esmeralda?... ¿Quién le da el sabor, al fruto?... ¿Quién hace brotar, las hojas del árbol?... ¿Quién hace que el sol tenga Fuerza y os dé Calor?... Ya Sabéis, por Mi Doctrina: que la hoja del árbol, no se mueve sin Mi Voluntad. ... He ahí que a cada momento os Estoy alimentando, pero vos, no lo habéis Comprendido así; mas, Yo os he dicho: debéis ir a buscar el pan y amasajarle con el sudor de vuestra frente... y no habéis Entendido y os habéis levantado, buscando siervos; y los que no os han obedecido, los habéis blasfemado y os levantáis en busca de otros que mejor os sirvan; y los que encontráis a vuestro paso y están leprosos, os apartáis de ellos, porque os da asco su lepra. ...
57. Todo esto contemplo en vosotros, porque también al labriego, habiéndole dado el Mandato y la Orden, Me dice: –Padre, no puedo Cumplir Tu Mandato porque los míos, se encuentran solos y les falta el pan. ...
58 Contemplad vuestra falta de Fe, Pueblo, vuestra falta de Amor, de Unificación, de Cumplimiento y de Preparación, por no haber Orado, ni Velado y así queréis ser el Fuerte de Mi Palabra, de Mi Doctrina y de las naciones; mas, Yo os he dicho que sois los Fuertes de ellas, que sois el Baluarte de las multitudes en este Tiempo ¿y si vosotros, os estáis ahogando, cómo vais a Salvar al ahogado?...
59. He ahí, Mis hijos, porqué, lo que Me habéis pedido, no todo lo habéis contemplado Realizado en vuestras manos. Mirad Mis hijos, Yo os puse el Ejemplo Perfecto: Si Yo, Cristo, Encarnado en Jesús, el Rabí de Galilea, cuando fui tentado tres veces, hubiera sido débil ante las pruebas; y aún así, hubiera Ascendido ante la Diestra del Padre… ¿Acaso hubiera sido esto, un Ejemplo Perfecto para vosotros. Pensad, si sería Justo, llamársele: Dios... a aquél, que hubiere tomado el poderío humano, de los reinos y caudales materiales del mundo, para avasallar a la humanidad. Pensad: que si no habéis Cumplido en esta vida humana; ¿creéis que el día de vuestra partida al Más Allá, vais a tener una Vida Eterna plena de Luz?...
60. Estáis muy cerca de Mi Palabra, y en este instante, caiga con más Fuerza en vosotros. Mas, si el mañana no Cumplís, estaréis muy lejos de Sentir Mi Presencia en vosotros mismos.
61. Yo, os entrego Mi Fortaleza. ¡Sed los Fuertes, levantaos los unos y los otros a Cumplir!... y no por temor a los ojos de los hombres, entreguéis Mi Palabra.
62. Cumplid con Mi Mandato Pueblo Amado; y Yo Cumpliré, con lo que os he ofrecido. Y, ¿qué os he ofrecido?: la Paz en vuestros corazones, la Paz en vuestra Nación y en las naciones de la Tierra; y la Luz de Vida Eterna, en vuestros espíritus… porque vos seréis ante Mi Diestra, porque ésta es Mi Voluntad. ...
63. Ésta es la Enseñanza que el Maestro, viene a derramar entre vosotros, porque he abierto el gran Libro de la Vida, para que sepáis buscarme de espíritu a Espíritu y Sepáis daros cuenta de que no sois los paganos del Tercer Tiempo; que sois los Espiritualistas, los Verdaderos Cristianos, porque Amáis a Cristo y al Padre Eterno Gran Jehová. ...
64. Pueblo Bendito, ¿estáis conforme con lo que ha sido Mi Voluntad, entregaros en este Día de Gracia?... ¿Tenéis Atrición?... ¿tenéis propósito de Enmienda?...
65. Si el asesino de vuestro padre o hermano, llegara perseguido por la Justicia humana y os dijera que lo escondierais, ¿lo esconderíais?... ¡Escondedlo, como Yo os he escondido a vosotros!... mirad que muchos han sido vuestros pecados y Yo he llegado para estrecharos en Mis Brazos y he ocultado vuestros pecados; y he dicho al Padre: ¡Helos aquí, Padre, ellos lloran, son los que Me claman, Recíbelos!… y el Padre, os ha recibido. …
66. En este instante, os Perdono y Bendigo: Montes altos y bajos, caminos y veredas, lugares todos de la Tierra. Todas las cosas creadas por la Voluntad del Padre Celestial, reciban Mi Perdón y Mi Bendición, en Mi Nombre que Soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. …
67. Yo os Perdono, varones y mujeres, ancianos y niños; todos quedáis Absueltos, a todos Perdono vuestras culpas, Limpios estáis en este Día porque Mi Palabra ha sido en vosotros. ¡Adiós, Pueblo Amado! ¡Qué la Esencia de Mi Espíritu Divino, quede con vos!...
¡Mi Paz, sea con vosotros!

Respetuosamente con mucho Amor, Comprensión y Tolerancia, en Pro de la Superación Espiritual del nuevo Pueblo de Israel y de la Humanidad, en el nuevo Tiempo de Cumplimiento Espiritual dentro de la Tercera Era de Luz.

Atte.: Su hermano: Rafael de Acapulco Gro.

DonRafadeAcapulco
Mensajes: 662
Registrado: Lun Jul 07, 2008 11:26 pm
Contactar:

Re: Primero y Segundo Mensajes para el Pueblo Espiritualista

Mensaje por DonRafadeAcapulco » Jue Abr 01, 2010 11:48 am

Aporte de Cátedra ya entregada anteriormente, con misma fecha sin revisiones de fallas, omisiones o errores al trascribirla; pero finalmente Rechecada, Meditada, Analizada y deducida, separada en más Párrafos y Ratificada en su contexto a la Luz de la Misma Enseñanza Divina; y Rectificada en las expresiones de sus términos erróneos de escritura y conceptualización, al ser expuestos y escritos, por sus primeros interpretes hacia sus Libros de Oro.

Recinto “La Fe”
Cátedra del Divino Maestro. Domingo 8 de febrero de 1948
Tema: El Culto Espiritual y su Entrega Divina
¡Gloria a Dios en las alturas y Paz en la Tierra a los hombres de Buena Voluntad! ¡Gloria a Dios en las Alturas y pasa Mi Espíritu entre Mi Pueblo Bendito de Israel, en este día 8 de febrero de 1948, alba Bendita de Gracia en que reunido podéis encontraros, Pueblo Amado, en Representación de los Siete Sellos, de las Siete Iglesias que Elías por conducto del hijo del hombre, vino a implantar por Mi Voluntad a esta Nación de la Tierra. Yo os recibo, os Bendigo y Perdono y por vos al Universo entero, en Mi Nombre que Soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. …
1. Pueblo Bendito de Israel: os habéis Despertado con el eco de Mi Palabra, os habéis levantado del extenso camino, de las lejanas naciones, de los lejanos pueblos y comarcas, atravesando vicisitudes, amarguras con la intención de encontrar a vuestro Padre; habéis logrado la finalidad de vuestra Lucha, habéis coronado, en parte, vuestro Sacrificio; porque habéis llegado a encontrar la Presencia de Aquél, a quien vosotros buscasteis.
2. Sin embargo, ahora que habéis llegado ya ante el Maestro, habéis Reconocido que solamente estáis en el Primer Paso, que no habéis logrado todavía la Meta, que no habéis Escalado la cumbre de la Montaña en donde vuestro Padre ya se adelantó a esperaros.
3. Y entonces, Preparáis vuestra Potencia y Sentidos, para poder recoger y almacenar Mi Enseñanza, el Alimento y la Substancia de esta Palabra, la Esencia y el Bálsamo que encierra Ella Misma; y los unos, Me habéis abierto vuestro corazón como un libro en limpio, para que en él Mi Mano Bendita vaya escribiendo la Enseñanza que a vosotros toca; los otros, no lo habéis hecho así; otros, habéis presentado el entendimiento; y en vuestro entendimiento, también he escrito.
4. ¿Para qué, Mi Pueblo?... para que cuando las Fibras Sensibles de vuestro corazón, se hayan Sensibilizado, puedan Sentir, puedan Comprender lo que Escrito está en vuestro Entendimiento por Mi Mano; porque Mi Palabra, Israel, no quedará solamente en vuestra memoria, no quedará escrita solamente en los papiros; Ella penetrará hasta lo más profundo de vuestra Conciencia, allí buscará en Verdad, su morada de donde nunca más se alejará ni se perderá; saldrá solamente, para multiplicarse en Amor, en Caridad, en Luz y en Paz para vuestros semejantes; pero no saldrá jamás para dejar vacío el corazón, sino que esa Simiente en el fondo de vuestra Conciencia se multiplicará para Salvación de vuestro espíritu y Redención también de los demás.
5. Discípulos, Párvulos muy Amados del Espíritu Santo: nunca en todo los Tiempos, se había presentado delante de los hombres, Mi Enseñanza en esta forma; nunca se había escuchado la Palabra del Divino Maestro, con la extensidad con que os la vengo entregando en este Tercer Tiempo, con la Claridad con que ahora os la entrego en vuestro idioma, como si Yo fuese un ser humano.
6. He venido en este Tercer Tiempo, Pueblo, a ayudaros a Comprender Mis Primeras Lecciones, la Enseñanza que el Eterno Padre os entregó en aquel lejano Primer Tiempo, a vuestra alma y carne; pero que, no es lejano para vuestro espíritu. Vengo a ayudaros a Comprender también, la Doctrina que Yo pude entregaros en aquel Segundo Tiempo, Doctrina que brotó de la misma Ley que el Padre, por conducto de Moisés, os entregó en el Primer Tiempo.
7. Recordad dos de los Preceptos que el Padre os confío como sus Máximas en el Primer Tiempo y entonces reconoceréis que la Enseñanza del Maestro, dada en el Segundo Tiempo, toda brotó de aquellos dos Preceptos: “Amar a Dios antes que a todo lo creado” o “Amar a Dios sobre todas las cosas…” Primero; y después: “Amar a vuestro semejante y hermano, como a vos mismo. …” Mas, la Enseñanza que en este Tercer Tiempo y a través del entendimiento humano os vengo a entregar, es la continuación de aquellas dos pasadas Lecciones.
8. Si no hubiera vuelto Yo entre vosotros, Mi Enseñanza estaría incompleta, Mi Obra no estaría consumada. Mas, Yo por eso, a través de Mis Profetas y a través de Mi Palabra en aquel Segundo Tiempo, os anuncié Mi Vuelta; Mi Segunda Venida en cuanto Cristo, como Maestro, y Tercera Manifestación en cuanto Verbo de Dios, y lo he venido a cumplir.
9. ¿Por qué no Me presenté en este Tiempo, en el seno de alguna iglesia?... ¿Por qué no busqué en el seno del Cristianismo, a la nombrada Iglesia de Pedro?... Porque, en Verdad, os digo: La Iglesia, el Templo, Mi Obra y Mi Santuario, lo forman los corazones Limpios. …
10. No son las cuatro paredes, no son las regias techumbres, no son los regios altares bruñidos de oro, no son los grandes ritos ni las grandes ceremonias, no son las solemnidades religiosas, las que atraen a Mi Espíritu o forman Mi Iglesia o Mi Santuario.
11. Mi Templo está en la Limpidez del corazón de los hombres; Mi Obra descansa, en Verdad y en Espíritu: En la Unificación y en la Espiritualidad… por eso en esta forma, he venido a sorprender por Tercera vez, al mundo.
12. En aquel Segundo Tiempo, los príncipes y sacerdotes Me esperaban a Mí, al Mesías en el seno de su iglesia; allí esperaban que el Redentor del mundo, naciera y se levantara, para todo el mundo; mas Yo no quise nacer entre ellos, porque en Verdad, más Limpio estaba el Establo de Belém, más Amor encontré entre los pastores, más Clemencia bajo el crudo invierno; ya que, los teólogos de aquel Tiempo, se confundieron; y los sacerdotes y los reyes, Me persiguieron y Me negaron, desde el instante de Mi Nacimiento hasta el instante de Mi Muerte.
13. Hoy también el teólogo ya se ha confundido por esta que creen es Mi Segunda Venida entre los hombres; y el teólogo se seguirá confundiendo, en espíritu y en Verdad, porque las promesas hechas por el Maestro, en el Segundo Tiempo, de venir entre los suyos una vez más, no la han Comprendido; ni han Interpretado, el fondo y sentido de Mi Palabra.
14. Yo no he desconocido Mi Templo, Yo no he desconocido los Fundamentos de Mi Propia Doctrina. Yo he venido a Cumplir palabra por palabra y promesa por promesa, mas no como el teólogo lo ha interpretado; sino según es Mi Voluntad y Mi Verdad Divina.
15. Yo os he hecho el Llamado, porque os conozco; Yo Soy el que os ha dado la Misión desde el primer instante de vuestra creación; y con vosotros, he formado Mi Templo: el Templo del Espíritu Santo… y entre vosotros, reunidos y congregados por Elías, en este Tercer Tiempo, he formado el Templo del espíritu Santo, y… ¡aquí Me tenéis!... Cumpliendo Mi Promesa, Trabajando y Luchando entre vosotros.
16. Desde los primeros instantes, he sido puesto en duda. Ha sido puesta en evidencia Mi Presencia y Mi Palabra. Todos habéis dudado, pocos habéis Creído en Verdad; y a través de Mi Jornada en este Tercer Tiempo, seguiré siendo puesto en duda hasta el último momento, hasta el último instante; pero os he dado pruebas; Yo he dado Testimonio de Mí Mismo, entre vosotros; y en esta forma, he levantado la Fe y la Esperanza en el corazón de Mi Pueblo.
17. Hoy son grandes las muchedumbres que se levantan, no son Doce hombres como en el Segundo Tiempo; pero de Cierto, os digo: con ser tan grandes las muchedumbres, todas forman Un solo cuerpo y Una sola voluntad; no alcanzan todavía a tener la Fe y Fortaleza de aquellos Doce hombres ni la Espiritualidad. Por eso, Ellos se levantaron como una tempestad, como un torbellino; y después de Mi Partida, conmocionaron al mundo, en Verdad y en espíritu; y vosotros, después de Mi Partida, ¿qué vais a hacer, Mis hijos?
18. Bien sabéis, desde el primero hasta el postrero, que Estoy hablando ya dentro de Mis Últimos Tres años, de estos Tres instantes, que Marcan el Final de este Tiempo de la Tercera Venida de vuestro Dios en forma materializada, entre los hombres.
19. Eternamente, Yo estaré Espiritualmente entre vosotros; Eternamente os hablaré al corazón, a la Conciencia y a los Sentidos. Eternamente Mi Inspiración Divina Vibrará sobre cada criatura y sobre cada corazón. Eternamente estaré dentro y fuera de vosotros, como siempre lo he Estado.
20. Sin embargo, ¿quiénes son aquellos que en Verdad se Preparen para Sentir Mi Presencia, para oír Mi Voz Divina, para recibir Mi Inspiración Celestial en Esencia, para recibir Limpiamente Mis Mandatos y Mis Designios? ¿Quién podrá alcanzar para el año 1950, tiempo Marcado para Mi Partida, la Verdadera Espiritualidad para poderse Comunicar con Mi Espíritu Divino, ya sin necesidad de un Pedestal?
21. Para esto os vengo Preparando, para que desde ahora, Mi Pueblo Amado, vayáis practicando, vayáis Preparándoos cada vez más, la Verdadera Oración, la que siempre os he Enseñado, tanto en el Segundo Tiempo, como en este Tercer Tiempo, la Oración de los cinco minutos de espíritu a Espíritu, la Oración Sincera y Profunda, la Oración Espiritual, no la que habéis grabado en vuestra mente; sino la que brote de lo más profundo de vuestro Ser.
22. Vengo alba tras alba, Depurando vuestro entendimiento, Perfeccionando vuestro Análisis, para que vuestra Comprensión sea grande, para que el culto que rendís a Mi Espíritu Divino en estos Tres últimos años de Mi Presencia entre vosotros a través del entendimiento humano, pueda el Padre recrearse con un Culto Respetuoso, Espiritual y Perfecto al Padre, de los hijos que el Maestro enseñó; para que podáis en estos últimos instantes, recrearos en vosotros mismos, ofreciendo a vuestro Maestro: El fruto de la Enseñanza, el Culto Verdadero y Digno de Mi Divinidad, que es Todo Espíritu. …
23. Hace tiempo, Pueblo Amado, que no levantáis altares materiales en vuestro camino, para vuestro Dios; hace tiempo que no Me ofrecéis las lamparillas o antorchas; hace tiempo que las ofrendas florales, no las depositáis en el ara de un altar material. ¿Y acaso con esto, Me habéis ofendido, Pueblo Amado?... No Pueblo Amado, no existe acto vuestro que pueda ofenderme. Hace tiempo que, en Verdad, no Me ofrecéis penitencias, ayunos materiales, ni sacrificios materiales. ¿Y acaso os he reclamado por la ausencia de estos actos?... No, Pueblo, porque ni hoy, ni ayer, ni nunca he buscado en el corazón de los hombres, el altar material; he buscado solamente el Culto Espiritual y Puro, en el espíritu de los hombres.
24. No he venido nunca a esperar que Me ofrezcáis las flores, porque esa es la ofrenda del huerto, del valle y de los campos. Esa no es vuestra Ofrenda. Si vosotros llegareis ofreciéndome las flores, de Cierto os sigo: Seríais usurpadores, porque los campos, es lo que Me brindan, la fragancia de sus flores, la esencia de ellas mismas. No he venido a contemplar iluminado el Santuario, con la flama de las antorchas o lamparillas; sino con la Llama de la Fe de vuestro corazón, de vuestro espíritu, hacia Mi propia Divinidad; pues ¿de qué sirve encendáis una lámpara a Mi Divinidad, si está en tinieblas vuestro espíritu y se encuentra exento de Fe?...
25. No son estas palabras para los primeros, son para los párvulos, para los postreros, son para aquellos que en corto tiempo tienen que llegar a la Cúspide de la Espiritualidad y de la Preparación; son también para los primeros, para que los primeros enseñen con estas palabras, a los postreros; porque de Cierto, os digo: Para el año 1950, vosotros seréis el Ejemplo de los demás.
26. Hoy, no podéis serlo, porque todavía vuestro culto y costumbres se encuentran contaminados; todavía no habéis comprendido y por lo mismo, no habéis podido practicar la Doctrina Perfecta, Limpia y Pura que Yo os he traído en este Tercer Tiempo.
27. Su Nombre, lo dice: Espiritualismo Trinitario Mariano. Espiritualidad ante la Trilogía Sagrada y ante la Pureza de vuestra Madre Celestial. …
28. Lentamente, paso a paso, pero con Firmeza, Mi Pueblo, llegaréis a la Comprensión y a la Espiritualidad; para que entonces, el Maestro pueda tomaros como a un Espejo Limpio y mostrarlo a la humanidad, sin alarde ni vanidad, sin grandeza material; sino haciendo el llamado a los hombres de toda secta, de toda doctrina y de todo linaje, para que puedan contemplar su Conciencia y su corazón en este Espejo, para que puedan comprender la hora en que se encuentran viviendo, para que puedan entonces, también con vosotros, despojarse de todo lo superfluo y erróneo, encontrar, una vez que se despojen de todo ello: a su Dios, a su Maestro y a su Doctor. …
29. Antes de iniciarse entre vosotros, el año 1948, mucho os pude Preparar a través de todos Mis Pedestales, diciéndoos: ¡Preparaos, Pueblo! Porque los tiempos cambiarán, habrá reformas dentro de vuestro culto; no en Mi Obra, porque Ella es Limpia e Inmutable; pero sí en vuestras prácticas, en vuestras costumbres, en vuestros hábitos, ceremonias y rutinas. …
30. Ahora, no os sorprendáis. Yo os lo anuncié; y ahora, lo Estoy Cumpliendo. Mas todo, en Verdad, lo que haga Yo dentro de Mi Palabra, será para Gloria de Mi Espíritu y también para Espiritualidad de vosotros mismos, para que el mundo no os juzgue, para que el mundo no os señale como los hijos irrespetuosos, como los hijos blasfemos, como los familiarizados y acostumbrados con Mi Presencia Divina, como los hombres y malos discípulos, que han atraído a su Maestro a convivir con sus costumbres superfluas y malas; para que el mundo no os juzgue, como los materializados, los envueltos en ritos y ceremonias; sino que el mundo pueda contemplar entre vosotros: el Verdadero Respeto, la Espiritualidad y la Comunión Directa con Mi Espíritu… para que ellos, puedan Despertar, abrir sus ojos a la Luz y decir: -¡Maestro Divino! ¡Cuánto Te hemos desobedecido!, ¡cuán cegados podemos encontrarnos a través de los siglos y de los Tiempos!...
31. Así, entonces, Pueblo, podréis darle al hombre: el Pan y el Pez; no la piedra ni la serpiente… porque en Verdad, os digo: eso, Israel, nunca lo debéis dar. … Mas, si habéis dado la una cosa por la otra, o habéis dado la Verdad mezclada con la mentira, Yo os digo: no más lo debéis hacer. Lo Puro, no lo debéis entregar manchado, nunca; y… ¿qué es, en Verdad, esa Pureza?... Es Mi Doctrina, es Mi Palabra, es Mi Obra Bendita, la cual como vosotros sabéis a través de los Tiempos, no admite mancha, no puede contaminarse con la palabra superflua del hombre.
32. No debéis entregar la Palabra Limpia con vuestros labios y desmentirla con vuestros hechos. Todo aquél que se levante con su cruz a seguirme, tiene que entregar Verdad con todo su Ser, hasta donde le sea posible, hasta donde la Fuerza y Potencia de su espíritu y carne se lo permitan. Verdad, siempre Verdad; y cuando no podáis entregarla; entonces callad y ocultaos en el confín, hasta que nuevamente la Preparación sea entre vosotros; y podáis, a la Luz del Mediodía, entregar Mi Dulce y Santa Enseñanza.
33. No siempre estáis Preparado, mas ojalá que siempre lo estuvieseis, porque en todo momento puede presentarse la ocasión de Trabajar y Cumplir; en el momento menos esperado puede presentarse la prueba, la ocasión y el necesitado; y allí debéis estar vosotros, como un centinela, Velando y atentos siempre.
34 Entre vosotros pueden encontrarse en gran número los padres de familia. Mi Palabra ha vibrado en vuestra Conciencia y sabéis cuán grande es vuestra Responsabilidad. El peso de la cruz, ha sido grave. Sí, Mis hijos, habéis traído a esta tierra a los nuevos Herederos, a las futuras generaciones y habéis alcanzado a Comprender que con haberlos traído al mundo, no habéis terminado de Cumplir.
35. La Ley del Padre, fue dada a los primeros moradores de la Tierra, ¡créalo el hombre o no lo crea! Y hoy, en la Tercera Era, viene Cristo, encuentra la humanidad Evolucionada, encuentra al espíritu de los hombres en su Tercera altura de Luz; y nuevamente, les dice: ¡Creced y multiplicaos!... Pero hoy no solamente creced y multiplicaos en carne; sino en Virtudes, en Amor, en Espiritualidad, porque esa es la Ley desde el principio hasta el fin; para que vosotros podáis estar satisfechos de vuestras obras y llegar ante el Padre, para decirle: -Padre, aquí está nuestro Cumplimiento corporal y Espiritual. …
36. Se acerca el año1950, ¡oh!, padres de familia. Y, ¿qué vais a hacer después de ese instante con vuestros hijos? ¿Adónde estará el Maestro, que les pueda Enseñar?... ¿Adónde estará el Maestro que les pueda Guiar Espiritualmente por la Senda del Amor, por la Senda Salvadora?... ¿Adónde los congregaréis, en el día dedicado para el descanso corporal y para la Práctica Espiritual?... ¿Qué podréis hacer por ellos, para Salvarlos de las tentaciones, de los abismos y de las acechanzas?
37. ¿Acaso vais a contemplar estas Casas, deshabitadas?... ¿Acaso vais a creer que Mi Presencia Divina, ya no es con la congregación en estos Recintos, después de Mi Partida? … ¿Acaso vais a volver la espalda a Mis Santuarios y os vais a alejar?... ¿Vais a penetrar en la frialdad, en el hastío y en el olvido, o vais a caer con los vuestros en otro camino, en otras sectas y vais a caminar avanzando hacia atrás?...
38. De Cierto, os digo: Estos Lugares, no desaparecerán… estos Lugares, serán sitios Consagrados a Mi Enseñanza, Bendecidos por Mi Divinidad, por vuestra presencia y Espiritualidad; para que las Reuniones de vuestros corazones, sean perpetradas aquí; para que todos reunidos y congregados, podáis oír y escuchar la Lectura de Mis Palabras, de Mis Lecciones, de Mis Cátedras Divinas; para que podáis escuchar el Análisis que Mi Mundo Espiritual de Luz dio, también a Mis Divinas Cátedras, a Mis Frases, a Mis Inspiraciones; para que con estas Cátedras, vosotros siempre podáis vivir y siempre podáis Guiar a los vuestros; los Videntes, contemplarán Mi Presencia, todos sentirán Mi Presencia, Mi Fuerza Divina y Mi Bálsamo que como un rocío de Gracia caerá sobre todos.
39. Los enfermos, los hambrientos y sedientos de Justicia, los pecadores, los obstinados, los encadenados por los vicios, los abandonados, todos, en Verdad, os digo: Al penetrar en vuestra Congregación, en vuestra reunión Bendita, sentirán la Fuerza y la Presencia de algo Grandioso, de algo Sobrenatural, de algo Divino; y ellos aprenderán a Orar, aprenderán a Comunicarse de espíritu a Espíritu y darán Testimonio como vosotros, en Verdad.
40. Mas, la Unificación que os vengo pidiendo ahora, no se romperá después; cada día será mayor y todos con Obediencia y Sumisión a los Mandatos que el Padre os dejó como Herencia, como Legado Divino; Trabajaréis dentro de la Ley, dentro del Amor, dentro de la Espiritualidad; y los varones, las mujeres, los ancianos y los niños todos sabrán Trabajar, todos sabrán Sanar al enfermo, Consolar al triste, Ayudar a todo aquél que necesite Ayuda Espiritual; todos sabrán Sembrar la Paz por los caminos, destruir las guerras y las discordias; todos sabrán Sembrar la Bendición en los caminos, las comarcas, los mares y los valles; y entonces, os levantaréis por todos los lugares de la Tierra, aparentemente movidos por causas materiales; pero en el fondo, Reconociendo siempre que es Mi Voluntad la que os Guía, la que os levanta, la que os sorprende en el Sendero, para llevar el Pan, la Buena Nueva y el Sustento Espiritual a los hombres.
41. Por eso, cada vez más os vengo Dotando de Potestad y os vengo pidiendo también la práctica de esa Potestad, para que os vayáis Reconociendo a vosotros mismos, para que vosotros mismos vayáis teniendo el Testimonio de que Yo os he entregado una Verdad; y no cuando Mi Ausencia sea entre vosotros, contempléis vuestras manos vacías, vuestro corazón vacío, vuestra mente conservando una que otra de Mis Divinas Palabras; y entonces, la cobardía, la falta de Fe, el recelo ante la humanidad y el temor invada vuestro corazón y espíritu; y caigáis entonces, en el letargo y la rutina.
42. ¡No, porción de Mi Pueblo Amado!... Ese tiempo no os sorprenderá, ni a los postreros, mucho menos a los primeros; será Tiempo de Gracia, la Iniciación del Tiempo de Gracia entre vosotros mismos, el primer Paso hacia la Verdadera Espiritualidad, cuando ya vosotros no tengáis necesidad de las cosas materiales para verme, para Creerme o para Sentirme, para Adorarme o rendirme Culto; sino entonces, ya despojados de todo fanatismo, de toda idolatría y mixtificación, de toda práctica innecesaria a vuestro espíritu, podáis levantaros Sencillos y Limpios, entregando solamente Mi Enseñanza en Pensamiento, en Palabra y en obra; ved que vosotros, tenéis que ser el Ejemplo, de todo Israel.
43. El Recinto del Mediodía y el Recinto La Fe, desde un principio han sido puestos como un Ejemplo, como un Manantial de Fuerza y Enseñanza, de Vida y de Bálsamo, de Simiente y de Aguas Cristalinas para toda la humanidad; y hoy, más que nunca, tendréis que dar ejemplo. No solamente los Guías, los Labriegos, el mismo Pueblo, esa multitud que se congrega tan solo para oír y escuchar Mi Palabra, ellos también tienen que dar Ejemplo de Espiritualidad, de Respeto, de Recogimiento, de Unificación, de Obediencia, Ejemplo de Acatamiento a Mis Mandatos Divinos, Ejemplo de Moral y Virtud en su Camino, Ejemplo de Sinceridad, de Hospitalidad, de Ternura, de Caridad y Caricia para todos por igual, Ejemplo de Elevación de espíritu.
44. Ésa es vuestra Misión, Mi Pueblo. Desde el primero hasta el postrero de los Recintos del Mediodía y La Fe, hoy más que nunca ligados deben encontrarse, a entregar el Buen Ejemplo; porque día tras día, Estoy haciendo el Llamado a los Guías de multitudes, a los Pedestales, Facultades, Piedras Fundamentales y a todos los Componentes de Mis Recintos, para que puedan acercarse a estas Fuentes a beber las Aguas Cristalinas de Ellas; para que con éstas, puedan dar Vida y riego a aquellas sus Parcelas, a sus Campos y a sus Viñedos; y cuando la Hora Suprema llegue para todo Israel, todos podáis entregar Un Solo Fruto al Padre; y ese Fruto, que sea de Pureza, de Verdad y de Amor; que el Padre, no pueda contemplar una mancha, un defecto en ese fruto, porque el Padre, recibirlo no podrá.
45. Pero aún es tiempo de que deis el Ejemplo, aún es tiempo de que Depuréis vuestros frutos, vuestra simiente, vuestras Prácticas para que de este modo deis el Buen Ejemplo a los demás, que no levantéis vuestra planta haciendo alarde de Perfección, de Pureza, de Triunfo, porque estáis muy lejos todavía del Triunfo, porque no estáis caminando al compás de Mi Palabra, vais con paso demasiado lento y la Enseñanza del Padre, marcha, en Verdad, con paso Firme día tras día; y vosotros, no queréis salir del estancamiento, no queréis dejar atrás las costumbres superfluas; queréis todavía alimentaros de rutina, de estacionamiento y letargo, cuando los tiempos ya no lo permiten, cuando los tiempos y los elementos, el dolor y la guerra, los conflictos y el caos, os dicen a cada instante: “¡Despertad! ¡Levantaos! ¡Trabajad!”…
46. Limpio os veo, por dentro y por fuera de vuestro corazón; y dejad que éste se llene con ese Licor, con ese Vino que es la Sangre del Maestro, para que se desborde en Vida, en Verdad y en Esencia, en todos vuestros hermanos.
47. Sí, Mi Pueblo Amado, ¡Despertad y Levantaos!... Estudiad Mi Dulce Palabra y encontraréis en el fondo de Ella: Mi Caridad y Mi Amor infinitos.
48. Dejad que Mi Palabra, llegue a vuestro corazón; y sentiréis que esa Palabra, viene solamente de un Padre, no de un juez; viene de un Padre, que os Ama, que os busca, que os Corrige y extiende la Mano a cada instante para daros la Salvación, que os Levanta cuando tropezáis, que os Sana cuando os habéis herido.
49. Ni siquiera he venido en este día de Gracia, a Ordenaros algo; no he venido a Mandaros algo, solamente he venido a daros la Caricia, a daros el Bálsamo, a Iluminaros una vez más el Sendero Recto, para que ni uno de vuestros pasos se desvíe; he venido, a buscar donde está vuestro mal, vuestra dolencia; ya que he venido a escucharos, para encontrar vuestras necesidades, poderos colmar de Beneficios y Allanar vuestro camino; a escuchar vuestras palabras, a recibir vuestra Oración, a hacer que por vuestros Méritos, alcancen los vuestros, a haceros Dignos delante de Mi Divinidad.
50. En este día de Gracia, no he venido a entregaros Órdenes y Mandatos, recordad que en alba de Gracia, el Maestro los retuvo y pudo haberos dicho: “Quedo en espera del Cumplimiento de Mis Órdenes, para poder entregaros Nuevas.”… Y pudo haber dicho, al Cuerpo de Pedestales: “Preparaos y haceos Dignos todos, para que por vuestro conducto pueda entregar Mis Mandatos en el presente año.”…
51. ¿Hasta cuándo podré entregar Mis nuevos Mandatos, Israel?: cuando, desde el primero hasta el postrero, se levanten a Cumplir, cuando podáis decir al Eterno Padre: -¡Padre, Padre, con Ahínco hemos tratado de Cumplir Tus Mandatos!… Entonces, el Padre se complacerá entre vosotros, abrirá su Arcano Sacrosanto y os entregará lo que retenido en él se ha hallado para Israel, porque lo que Yo he derramado entre vosotros es un átomo Celestial, de lo que guardado tengo para vosotros.
52. ¿Por qué no se han derramado todas estas Gracias Divinas, estas Gracias Espirituales entre vosotros?... Por la falta de Obediencia, por la falta de Comprensión y por la falta de Espiritualidad, porque mientras pueda encontrarse manchados vuestra alma y corazón, no podrán ser el asiento de Mis Gracias Divinas.
53. Muchas veces, Yo os he prometido, a cambio de vuestra Unión y Cumplimiento: la Paz del mundo, la Paz de la Nación, la Solución a grandes conflictos y caos que pesan sobre el mundo; y no he podido Cumplir Mi Palabra, porque vosotros no Me habéis Cumplido; y entonces, Me decís: -¡Padre, Padre!, ¿acaso Tu Corazón no se conmueve con tanto dolor?... Sí, Mi Pueblo, tan se Conmueve, que en el Segundo Tiempo a través de Jesús, vine a entregaros Mi vida, Mi Sangre, Mi Palabra y todo para poderos Redimir. ¿Es acaso lo que Me estáis pidiendo, una vez más, Israel?... Es que ¿acaso queréis que nuevamente descienda de Mi Solio, para hacerme hombre, para dejarme llevar por los hombres con un madero a cuestas hasta la cumbre de la montaña?... ¿Queréis contemplar nuevamente, a través de Mis llagas y heridas, hasta el último de Mis huesos?... ¿Queréis que la última gota de Mi sangre, escape de Mi cuerpo y caiga en la tierra del Calvario, sin que vuestro corazón, se abra para recibirlas?...
54. Ese Tiempo, ha pasado, Mi Pueblo; ahora os toca a vosotros, no que derraméis vuestra sangre, no que seáis blasfemado por todo el pueblo y las multitudes, no que hagáis sacrificio corporal entre la humanidad; sino levantaros con Enmienda, con Recogimiento, con Espiritualidad, venciendo vuestras propias pasiones, doblegando la reaciedad de vuestra carne, Unificando vuestra voluntad a Mi Voluntad Divina, Redimiendo vuestro propio hogar, vuestra propia familia, Derramando Paz y Buen Ejemplo en el camino, Practicando la Doctrina del Maestro dentro y fuera del Recinto, como Yo os la he Enseñado, Unificando vuestro corazón a los corazones de aquellos que en Verdad, representan a Mi Divinidad en otros Recintos, Amándoos los unos a los otros; porque si no os Amáis, no sois Mis Discípulos, ni estáis Practicando Mi Enseñanza, en Verdad, y entonces imitáis a los fariseos del Segundo Tiempo.
55. Decís: -¡Padre! ¡Padre!... Pero en vuestro fondo, no Me Creéis, no Me Obedecéis, ni Me seguís. No, Mis hijos Amados, que estas palabras no vengan con frecuencia a vuestros oídos ni a vuestro corazón; que ya pueda el Maestro, iniciar entre vosotros: la última Etapa de su Palabra en este Tiempo, con Esencia llena de Ternura, con Esencia llena de Bálsamo, llena de Caricia entre vosotros mismos; pero no de Reclamo ni de Corrección.
56. Mas, qué queréis, si así lo vais pidiendo en el Camino, así lo necesitáis, así el Maestro tiene que llegar entre vosotros, porque no os dejaré manchados, ciegos, ni confundidos. Voy a delatar a vuestra carne y a vuestros actos, delante de vuestra Conciencia; no a los unos delante de los otros, porque Yo Soy el Velo que en Verdad, os Defiende de vuestros enemigos y jueces; pero que todos vuestros actos los pondré al descubierto, delante de vuestra Conciencia; y día tras día, así con Mi Palabra, vendré Despertando más y más a vuestro Juez interior, que es vuestra Conciencia; para que ella, os Juzgue en medio de la noche y durante el día, para que no os deje reposar ni por un instante; y os recuerde siempre, que todo Discípulo de Cristo, que se dice Espiritualista Trinitario Mariano, en esta Era tiene que levantarse con Fe, con Obediencia, con Ahínco y con Preparación, a Cumplirle al Padre, entre sus propios hermanos.
57. ¿Israel, Me habéis Comprendido?... Ved cómo Yo os Defiendo de las acechanzas y del frío. Ved cómo Yo Incansablemente, os Estoy hablando de Mi Partida; así como en el Segundo Tiempo, pude hacerlo con Mis Apóstoles.
58. Encontrábase el Maestro, rodeado de sus Discípulos en aquel Segundo Tiempo, todos ellos, menos uno; eran mayores de edad que el Maestro; los unos podían encontrarse en la edad madura; y los otros ya en la ancianidad. Solía haber un pequeño, menor que el Maestro, que era Juan; y el Maestro, les hablaba de su próxima Partida, y aquellos hombres podían preguntarse a sí mismos: ¿cómo es que habla de partir, si nosotros estamos más próximos que Él, al final?... ¿cómo es que a cada instante, Él nos está entregando su despedida, si es más joven que nosotros?...
Y es que el Maestro les hablaba, en sentido figurado, de su muerte próxima, y ellos no alcanzaban a Comprender cómo Aquel hombre Todo Vida, Todo Salud, Todo Amor y Fortaleza podía morir para el mundo.
59. Mis Discípulos, no alcanzaban a concebir, que Aquél que vino del Padre, pudiera también morir; y por instantes se confundían; pero el Maestro, seguía hablando de su Partida, seguía dando su adiós, seguía haciendo que aquellos corazones se familiarizaran con su Partida de Él, para que Comprendieran que tenían que aprovechar el Tiempo, que tenían que llenarse de Amor y Espiritualizarse, que tenían que Almacenar en lo más profundo de sus corazones, toda aquella Simiente Preciosa que era la Única Herencia que les estaba confiando para después de su Partida.
60. Y ellos, le decían: -Maestro, si alguien quisiere levantar su mano para darte muerte, no lo permitiríamos, ningún puño se interpondría ante nosotros. … Mas, el Maestro, les decía: Lo que Escrito está, tendrá que Ser; y la Voluntad del Padre, se Consumará; pues antes pasarían el sol y la Tierra que no se Cumplirse la Palabra del Padre. …
61. Ellos doblaban su cabeza entristecidos, y pensaban: -¿Qué haremos después de que Él, ya no se encuentre entre nosotros?... ¿cómo podremos nosotros luchar entre la humanidad, como Él lo ha hecho?... ¿cómo podremos darle la Vista al ciego, Limpiar al leproso y Convertir a los varones y mujeres pecadores?... ¿cómo podremos Resucitar al muerto, como Él lo ha hecho y hablar incansablemente con esa Pureza y Perfección con que Él se ha Manifestado?... ¿qué haremos después de su Partida?...
62. Y Él, les decía: Vosotros quedaréis en Mi Lugar, vosotros seréis como ovejas entre lobos; pero si creéis en Mí y estáis siempre en el Camino que Yo os he trazado, no pereceréis jamás.
63. Esto a ellos, les daba Ánimo y así se afirmaban con el Propósito de no salir jamás de aquel Camino de Amor, trazado por aquella Palabra; hasta que el instante, se aproximó; y entonces ellos, pudieron contemplar cómo el pueblo se emocionaba, cómo el pueblo se levantaba; los unos victoreando al Maestro, los otros desconfiando de Él y los otros levantándose en Conspiración y Persecución; se amedrentaban los corazones de aquellos Discípulos del Maestro; y entonces, flaqueando por momentos su Confianza y su Fe, miraron al Maestro, como a un hombre; y para sí mismos, decían: ¿Por qué con su Santo Poder, no detiene el avance de esa plebe?... ¿por qué el Maestro, con su Santo Poder, no hace callar las bocas de los hombres; Él, que hace callar las bocas de aquellos poseídos por espíritus inmundos?...
64. Mas, cuando en el Huerto de los Olivos, le contemplaron Orar y sudar sangre, pudieron decir: -¿Cómo es posible que el Hombre-Dios, que el Maestro, el Enviado del Eterno Padre, pueda amedrentarse delante de los hombres que le persiguen y prestos están para prenderlo?...
65. Y más tarde, cuando Él cayó víctima del dolor, cuando todos los pecados del mundo cayeron sobre el Cordero Inmolado; entonces, los apóstoles, pudieron preguntarse: -Maestro, ¿por qué te has dejado aprehender como cualquier malhechor, si en Ti no hay pecado alguno, ni causa que perseguir?... ¿por qué te has dejado aprehender?... Y fue el instante en que ellos, también se dispersaron, pues pensaron que si Él, habiendo hecho obras Piadosas, lo aprendieron. ¡Qué suerte podrían correr ellos, entre las pasiones desatadas de los hombres?... Y se ocultaron, pero el Maestro seguía dando su Enseñanza.
66. No era solamente Dios, había querido ser también hombre; y como la representación del hijo del hombre, también vine a dar Mi Ejemplo de Perfección entre los hombres, quería sentir el dolor, no solamente Divino; sino humano, quería sentir todas las angustias de los hombres, toda la soledad; quería recibir en ese cuerpo Bendito, todas las ingratitudes, todas las blasfemias; para poder entonces, entregar la última de sus Páginas, de aquel Segundo Testamento.
67. Llegó la última hora, el último instante del Maestro; y desde lo alto de aquel ensangrentado madero, buscó con sus Ojos Benditos a sus Discípulos, a aquellos hombres que habían vivido en Él, aquellos que lo habían Amado, aquellos que lo habían acompañado atravesando los caminos, penetrando en las aldeas, en las provincias, en las comarcas y en las ciudades, a aquellos varones que por Tres años habían estado cerca de su Regazo y Corazón, y no los encontró.
68. En el último momento sus ojos corporales, no los pudieron contemplar, se habían ocultado ante la ira, ante la ceguedad de las turbas, se habían ocultado en el confín; solamente Juan, el más pequeño, era el que estaba en Unión de la Madre del Maestro; y a él, pudo entregar sus últimos Mensajes para los Apóstoles y para todo el género humano, dejo al Discípulo en Representación de toda la Humanidad y a su Madre, como Madre Espiritual y Divina de todo el género humano.
69. Después, vino la Comprensión, después solamente vibró el Espíritu Santo, cuando solos podían encontrarse los Discípulos, guardando luto a la Divinidad, como si de entre ellos hubiera partido un hombre; sollozando a cada instante, unidos todos en el llanto, en la ausencia, en el dolor, buscando el Consuelo de aquella Madre que trajo al mundo al Unigénito Amado.
70. Así dejaban pasar los días y las noches. No había Consuelo para sus corazones, no había con qué llenar el infinito vacío que el Maestro Amado, había dejado en ellos mismos. Y he aquí, que el Maestro, en carne aparente, su Esencia Divina se hizo visible a los ojos de sus Discípulos. Visitó a la Madre, visitó a una de las tantas mujeres y ellas dieron Testimonio y los apóstoles dudaron; mas el Maestro, quería dar Testimonio: de que después de su Partida, Él seguía Espiritualmente con ellos, Reanimándoles, Levantándoles a la Lucha, porque ellos habían quedado en el lugar del Maestro.
71. Sin embargo, los Discípulos dormían en su letargo, entregados al luto, al dolor, a la soledad. No podían Comprender que tenían que levantarse; y así, se reunían en un sitio, en el otro, en el otro, lejos de las miradas de los judíos, lejos de las miradas de la turba, por temor a ser tomados, también cuales prisioneros.
72. Encontrábanse los apóstoles reunidos en una choza humilde, no estaba Tomás entre ellos; y cuando aquellos Discípulos, podían encontrarse entregados a los recuerdos a puertas cerradas; a través de la choza, atravesó la figura de Jesús, y pudo haberles dicho: “Mi Paz, sea con vosotros”…
73. Sorprendidos se levantaron los Discípulos, al reconocer el eco, el acento de aquella Voz, única para ellos, en Verdad; y postrándose ante la Aparición del Maestro, lloraron; y de Él, sintieron la Fuerza. El Maestro dio Testimonio de Sí Mismo, de que Él estaba con los suyos y con su Presencia les reanimaba.
74. Ausentóse la figura del Maestro, y los Apóstoles llenos de Alegría y Confortación, esperaron la Llegada de Tomás. Cuando él llegó, le comunicaron la Buena Nueva; y Tomás se burlo, se mofó y dijo que eso era imposible, ya que el Maestro había muerto, que todos daban testimonio de que su Sangre había caído en el polvo de la tierra, que su cuerpo lacerado y traspasado, también había sido en el madero de la cruz, que había sido introducido a las entrañas de la tierra, como todo mortal; y era imposible, que con ellos, hubiese estado.
75. Así hablaba Tomás; y la choza, a puerta cerrada podía encontrarse, cuando el Maestro nuevamente pudo decirles: “Mi Paz, sea con vosotros”. Y Tomás, entonces lleno de pavor primero, lleno de Arrepentimiento después, pudo contemplar en figura la carne aparente del Maestro; pero la duda seguía atormentando su corazón, era el Discípulo materializado, era el Discípulo que no había alcanzado a Comprender las Gracias del Alma, las Gracias del espíritu, las Gracias de la Vida Eterna y pudo decirle el Maestro: Tomás, acercaos, hundid vuestros dedos en Mi Llaga. … Y Tomás los hundió y pudo contemplar a través de aquella herida, de aquella profunda llega que manaba sangre Espiritual: la Tierra Prometida…, y entonces, el Maestro, contempló cómo Tomás, ante sus Pies, lloró lleno de dolor y Arrepentimiento y decía: -¡Maestro!, ¡Maestro, Eres Tú!... Sí, Tomás, Confesáis que Soy Yo, porque habéis visto; y como habéis visto, habéis creído. … ¡Bienaventurados aquellos que sin ver, han creído!...
76. Así estáis vosotros, Mi Pueblo. Yo os Estoy Anunciando a cada instante Mi Partida, os Estoy desmaterializando, os estoy Depurando en espíritu y en materia a cada momento, para que no seáis después los materializados, los idólatras, los ignorantes, los confundidos; sino que seáis los Discípulos Espiritualizados del Tercer Tiempo, los Verdaderos Discípulos del Espíritu Santo, para que cuando llegue la hora de Mi Partida, entonces no digáis: ¡Maestro, Maestro! ¿Cómo es posible que nos dejes?... ¿Cómo nos dejas entre esta humanidad llena de odio, de guerras, de rencores y de perversidad?... ¿Cómo te apartas de nosotros, si Tú Eres nuestro único Bien y Salvación?...
77. ¡No, Pueblo!... No quiere el Padre que en ese instante, vayáis a exclamar esto delante del mundo, delante de la humanidad, porque habrá representantes de las naciones, habrá representantes de las sectas y religiones. ¡Créalo el hombre o no lo crea!...
78. En el momento final de Mi Partida, no quiero que el mundo contemple en este Tercer Tiempo, de unos, la ida; de los otros, el mesar de cabellos y el crujir de dientes. No quiero que vuestros labios, en ese instante, exclamaciones de desesperación. No quiero que vayáis a gritar: ¿Por qué te vas?... ¿Por qué nos dejas?... Quiero recibir de vosotros, en el momento Final de la partida de Mi Palabra en esta forma: El Recogimiento, el Silencio, la Serenidad, la Espiritualidad, la Verdadera Comprensión entre vosotros, de que Yo no Me he ausentado, de que Yo no he partido de entre vosotros; sino que sigo estando Espiritualmente muy cerca de Mis Discípulos, de Mis hijos Amados… como en el Segundo Tiempo, Testimonio de ello os di.
79. Yo he dicho: Todo ojo pecador y no pecador Me Contemplará… pero Analizad estas palabras, que son dadas en sentido figurado. No todos los ojos Me contemplarán, en la imagen de Jesús, después del año 1950. Los unos Me sentirán en su corazón, los otros en su propio Entendimiento, los otros en las Maravillas que haga en su camino, los otros en la Oración, los otros en las pruebas; y no será menester los ojos corporales ni la Vista Espiritual, para Contemplarme; sino vuestros Sentidos Espirituales y sentidos corporales: La parte más Espiritual de vuestra Conciencia, ella sea la que Me Mire, ella sea la que Me sienta, ella sea la que Me Palpe en Espíritu y en Verdad.
80. ¡Oh, Israel Amado! Y así, entonces, no haya luto en vuestro corazón, ni exista el vacío, la soledad, la congoja, ni los sollozos; sino que desde ese instante podáis Prepararos más que nunca; así como lo hacéis vosotros, con vuestro seres queridos, cuando vuestros padres materiales penetran en la agonía, cuando vosotros contempláis que vuestro padre o madre está entregando sus últimas palabras, está dirigiendo sus últimas miradas a sus pequeños, está dando sus últimos alientos; y entonces, todos los hijos, en un abrazo estrecho, pugnan por reunir sus fuerzas para suplir las de aquel corazón Amado que está partiendo ya.
81. Así, a imitación de estas vicisitudes, en el momento de Mi Partida a través del entendimiento humano, todos deis el último Paso a la Verdadera Unificación, a la de Amor de los unos hacia los otros, para que entonces, ¡Todos!, reuniendo vuestras Fuerzas Espirituales y corporales, forméis Un solo Cuerpo y Una sola Voluntad; y con esa Fortaleza, supláis la que el Padre os daba, con la de su Presencia en Palabra; para que con esa Fuerza corporal y Espiritual, podáis en ese instante, Vencer toda negligencia, todo estacionamiento; y desde ese momento, deis el Paso con Firmeza entre la humanidad; que si vosotros estáis Unidos y Firmes, ¡ay!, ¡ay de Universo y del eje del mismo planeta, porque hasta él mismo, se conmoverá! los elementos reconocerán vuestra Unificación, las naciones la Sentirán, también y habrá grandes señales en el cielo y en la Tierra, en Verdad, Mi Pueblo.
82. Por eso, desde ahora os voy Unificando en Pensamiento, en Trabajos, en Palabra y en Enmienda, en todo Mis hijos muy Amados; para que cuando ese instante llegue, que es muy próximo, la Familia de Dios en los Tres Tiempos, pueda decir: ¡Al fin, Padre Amado, nos hemos Unido!...
83. Ésta ha sido Mi Cátedra de esta alba de Gracia, ésta ha sido Mi Palabra de Amor y de Enseñanza. Una Perpetua Caricia. Desde el principio hasta el final, os he dado Mi Caricia, Mi Bálsamo, Mi Consuelo, Mi Fortaleza; desde a vuestros Guías hasta al Postrero, todos habéis recibido la Caricia del Padre. Mandato y Órdenes, hoy no he entregado, porque retenidos se encuentran; pero os he venido a Reanimar desde a los primeros hasta a los últimos, al Cumplimiento de estas Órdenes, al Cumplimiento de los Grandes Mandatos que el Eterno Padre y vuestro Maestro, como Verbo Divino, os he entregado y que pesan sobre la Conciencia de cada uno de vosotros.
(El Divino Maestro se dirige a los Postreros:)
84. En este instante, Postreros, ¡oh!, hijos Benditos, que por vez primera habéis venido al Recinto La Fe, voy a entregaros unas cortas palabras de Bienvenida, de Caricia, de Purificación, de Amor, de Consuelo y de Beneficio Espiritual y corporal, también.
85. Vosotros, Pueblo, Regocijaos en el fondo de vuestro corazón, recibid a los que por vez primera han venido a Mi Recinto Bendito.
(El Pueblo da la bienvenida a los postreros)
86. Hace tiempo que os esperaba, porque hace muchos años Mi Palabra vibrando está entre los hombres; y hasta ahora, que está próxima Mi Partida, vais llegando vosotros; pero es tiempo aún, en Verdad, os digo; y los Mejores Frutos, Cultivados por Mi Pueblo de Israel, los recibirán los Postreros; los Frutos más depurados, mejor cultivados, con mejor sabor y color, serán con los que se Alimentarán los últimos corazones que lleguen ante Mi Obra Bendita. Así vosotros vais llegando y escucháis esta Palabra, que es Terminante, que es Justicia y de Amor, y decís: ¿Por qué se le habla así a la humanidad?...
87. Yo os digo: esta Palabra viene de Cristo, de Aquél que estuvo en aquel Tiempo Encarnado entre vosotros. ¿Y acaso vosotros ignorabais cuál finalidad persiguió Cristo, en aquel Tiempo?... No lo ignoráis, sabéis que Él, en cuerpo de Jesús, os dio su Palabra y su Sangre, para Redención de los hombres; y en este Tercer Tiempo, os vengo a decir: esta Mi Palabra, que os entrego a través del entendimiento humano, es también para Redención del mundo. …
88. Primero, Estoy Salvando a este Pueblo; primero, lo Estoy Rescatando de las tempestades del mar negro, para que él pueda acercarse más y más a la Verdad; y tomando de Ella misma, pueda después Libertar a los náufragos; porque he hecho penetrar a este Pueblo de Israel, en una Barca de Salvación, no para que él solamente a Salvo se encuentre; sino para que él, Salve a sus propios hermanos. ¿No veis cómo Mi Pueblo, os ha tendido su mano, ha abierto sus labios y os ha invitado a venir?... ¿Por qué?... Porque os ha considerado náufragos; y él, os ha Salvado; él, os ha hecho penetrar en la Barca y os ha traído al Puerto de Salvación.
89. Si vuestro espíritu, lo Reconoce, ¡Bienaventurado seáis! Si no: Volveréis nuevamente entre las aguas del mar, que en continua tempestad puede encontrarse; pero Yo os digo: Yo os entrego, en este instante, una Luz para que en la mitad de la noche, en la tempestad esa Luz pueda descubriros, a lo lejos: las Tierras de Paz, de Salvación, para que podáis; entonces, una vez más: Venir, acercaros hacia esta Fuente, hacia esta Palabra que os ha dado la Bienvenida con tanto Amor en esta alba Bendita de Gracia. …
90. Postreros de Mi Divinidad, que escuchando estáis Mi Palabra en sentido figurado: Serán los corazones los que os den el Claro Análisis, será Mi Mundo Espiritual de Luz el que os explique grandes Lecciones que hoy no llegáis a Comprender; pero el Maestro, os dice: Todo lo que en vuestro corazón Me estáis pidiendo, está en el Hueco de Mi Mano. … Yo os Prometo, en Verdad, dejaros Complacidos, Yo os Prometo entregaros Mi Caridad y Beneficios; mas en Verdad, no es una falsa promesa, ni os entrego esta promesa con el fin de seduciros, ni tampoco os voy a entregar Mis Beneficios a cambio de algo de lo vuestro, porque Mi Obra nada de lo que vosotros poseéis necesita.
91. Solamente os voy a entregar el Bálsamo, el Consuelo, la Fuerza para luchar, los Conocimientos de la Verdad, la Senda de Luz, para que vosotros podáis penetrar en Ella misma y Levantaros Fuertes, como hijos de Dios. Os entrego una Llave invisible, Mi Paz y Mis Bendiciones en Mi Nombre que Soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.
(El Divino Maestro, después de una boda, se dirige nuevamente al Pueblo:)
92. He aquí, Pueblo Amado, habéis palpado cómo una vez más, vuestro Maestro une dos corazones, une dos vidas; para que así, Amándose entre sí, puedan ofrecer al Padre: Los frutos agradables. … Vosotros habéis elevado vuestro espíritu en este instante, y cuánta Gracia, cuánta Dadiva Me habéis pedido. De Cierto, os digo: De ellas, sean derramadas como un Rocío de Gracia, en espíritu y en Verdad.
93. Una vez más, he estado entre Mi Pueblo. ¡Preparaos! ¡Velad y Orad! ¡Oh, Israel Bendito, por la humanidad! … Preparaos más y más en vuestra Intuición, para que así, vosotros, podáis conocer el momento que estáis viviendo.
94. Este instante trascendental, en que el hombre no sabe lo que quiere, ni sabe lo que espera; en que el hombre mide sus fuerzas con el hombre y encuentra en sí mismo solamente la flaqueza y no encuentra en el fondo de sí mismo, la Fuerza necesaria para lanzarse en contra del hombre. ¡Dadle la mano con vuestra Oración, Pueblo!
¡Venced a la influencia de las tinieblas! ¡Venced a la influencia de la guerra, con vuestra Oración y vuestra Paz!
95. Pero, ¡Velad, siempre! ¡Orad, siempre! Ya es tiempo de que os olvidéis de vosotros mismos. Ya es tiempo de que consideréis vuestros dolores muy pequeños, en comparación con los grandes conflictos de la humanidad. No dejéis que el dolor, siga carcomiendo la Buena Simiente. No dejéis, que los tiempos pasen; y entonces, todos aquellos a quienes había de Salvar vuestra Oración, sigan pereciendo.
96. ¡Preparaos! ¡Velad y Orad!... que Yo os dejo los cinco minutos de Oración en el instante de terminar Mi Cátedra. En el momento de la Ascensión de Mi Rayo Bendito, penetraréis en cinco minutos de Oración; y Yo, os Complaceré y derramaré Mis Gracias y Bendiciones en todo el Universo.
97. Haré que el mundo espiritual de confusión, se acerque entre vosotros; no todos tomarán materia, solamente un corto número está destinado a tomar materia entre vosotros, como Facultades; pero a los otros, Yo les haré penetrar en los Recintos para que escuchen Mi Palabra, para que observen el Trabajo del Mundo Espiritual de Luz.
98. Yo haré que penetren en vuestras congregaciones, para que escuchen y sigan vuestros pasos; para que contemplen vuestra vida y ellos puedan recibir la Luz; y otros, serán Preparados en el Mundo Espiritual, en aquel Gran Valle, y no tendrán más acceso en este mundo material; pero vosotros estad siempre en Buena Preparación, para que ellos, puedan alcanzar. Ellos os escudriñan, os contemplan y esperan la Luz de vosotros. No esperéis que ellos os venzan y os confundan, ¡no, Israel!, porque la Luz, siempre vencerá a las tinieblas, porque ésta es Mi Voluntad.
99. Derramo Mi Paz, derramo en este instante el Bálsamo con Mi Potestad en las aguas, para que con esta agua hagáis Prodigios entre la humanidad, en Mi Nombre, Israel Bendito; pero el Maestro, os dice: no serán las cantidades de agua, que Me presentáis para su Preparación; sino la Preparación de vosotros mismos, con la cual podréis hacer grandes Prodigios, ya que con una sola gota de esas aguas Preparadas bastará, si vosotros, estáis Preparados.
100. En todo el Universo, derramo en este instante Mi Caricia, Mi Perdón y Mi Bendición; y durante vuestros cinco minutos de Oración, Pueblo Amado, el Maestro, la Madre Universal y el Mundo Espiritual de Luz y vuestros espíritus, derramaremos la Caridad y la Paz en Todo ser necesitado, porque ésta es Mi Voluntad. … ¡Adiós, Pueblo Amado, que la Luz de Mi Espíritu Santo, quede una vez más en vosotros!...
¡Mi Paz, sea con vosotros!

Nota aclaratoria: Todo ajuste a la misma, fue realizado tomando de las mismas Aseveraciones del Verbo Divino contenidas dentro de su Misma Enseñanza. Esta bella Cátedra, fue también tomada en cuenta para la Formación de su Libro, por el grupo Recopilador del Recinto “El Redentor” para que constituyera como parte de la mitad de una de sus síntesis, –nombradas como enseñanzas– existente en el contexto del Tomo VIII de “El Libro de la Vida Verdadera”. …

Respetuosamente con mucho Amor, Comprensión y Tolerancia, en Pro de la Superación Espiritual del nuevo Pueblo de Israel y de la Humanidad, en el nuevo Tiempo de Cumplimiento Espiritual dentro de la Tercera Era de Luz.

Atte.: Su hermano: Rafael de Acapulco Gro.

manzanares
Mensajes: 157
Registrado: Lun Feb 02, 2009 7:30 pm

Re: Primero y Segundo Mensajes para el Pueblo Espiritualista

Mensaje por manzanares » Jue Abr 01, 2010 9:31 pm

SALUDOS Y BENDICIONES:

OBSERVACION:
EN ESTA CATEDRA TAMPOCO DICE QUE LEVANTARA SU PALABRA EL 31 DE DIC DE 1950.

APARTE DON RAFAEL DICE QUE LES DA AJUSTE A DICHAS CATEDRAS.

A QUE SE REFIERE CON ESTO?

POR LO QUE ENTIENDO DON RAFAEL LAS MODIFICA A SU ENTERA CONVENENCIA PARA ENGAÑAR A LA GENTE ?

CON QUE POTESTAD DON RAFAEL PUEDE MODIFICAR,MEZCLAR,CAMBIAR.ETC LAS ENSEÑANZAS DEL DIVINO MAESTRO?

POR QUE YA VAN VARIAS VECES QUE LEO QUE MODIFICA DICHAS ENSEÑANZAS

CUAL SERA LA VERDADERA RAZON POR LA CUAL LAS MODIFICA, SI LA ENSEÑANZAS ESTAN MAS QUE CLARAS QUE EL AGUA CRISTALINA ?


BUENO COMO DIJO AQUEL HERMANO AUSENTE: "HAY MUCHA TELA DE DONDE CORTAR"

RECIBAN SALUDOS Y BENDICIONES DESDE MI COMARCA:SALTILLO COAHUILA

DonRafadeAcapulco
Mensajes: 662
Registrado: Lun Jul 07, 2008 11:26 pm
Contactar:

Re: Primero y Segundo Mensajes para el Pueblo Espiritualista

Mensaje por DonRafadeAcapulco » Vie Abr 02, 2010 11:03 am

Con Amor para todos mis hermanos.
Todo aquel que se nombre Espiritualista, cristiano o como se nomine, tienen la Bendita Libertad de aceptar o rechazar todos mis humildes Aportes, así como también el de ser participes o no a la Causa Divina dispuesta por nuestro Padre Celestial; entiéndase que no actuó buscando un usufructo de ninguna espacie y de que la aceptación o no aceptación del cumplimiento de nuestra Misión Espiritual, en nada me Beneficia, ni en lo material, ni en lo mental, ni en lo espiritual mismo; sino al contrario, es en Pro y Beneficio del Nuevo Pueblo y de toda la humanidad.

He aquí las Indicaciones y Órdenes Precisas del Verbo Divino, de que sus Discípulos debemos Depurar y Corregir todo error o falsedad, existente dentro de los Escritos de su Enseñanza, de sus Seguidores y sus prácticas y de lo introducido hacia su Misma Obra.
Leamos, Meditemos, Analicemos y Deduzcamos lo que nos Explica e Indica el Verbo Divino de nuestro Padre Celestial en su Enseñanza perteneciente a su Tercer Legado Divino:

TOMO I.-E.007:3. … Mas cuando ya no me tengáis en esta forma, comprenderéis que ESTOS PORTAVOCES NO FUERON EL MEDIO MÁS ELEVADO para mi Comunicación; cuando el Rayo Divino, en vez de descender sobre el entendimiento humano, se pose en vuestro espíritu debidamente preparado, entonces sí habréis alcanzado la comunicación perfecta, porque ahí no habrá errores, ni turbaciones que se mezclen con la Luz de vuestro Maestro. …
TOMO I.-E.007:4. El hombre estaba destinado desde la eternidad para comunicarse con mi Espíritu bajo muchas formas y ésta que ahora tenéis a través del entendimiento humano, es una de ellas.
TOMO I.-E.007:5. SI ENCONTRÁIS IMPERFECCIÓN EN ESTA PALALABRA, ATRIBUIDLA AL ENTENDIMIENTO POR EL QUE ME COMUNICO, tomando en cuenta que a estos Portavoces los he entresacado de los humildes, ignorantes y rudos, para que mi Comunicación a través de ellos os sorprendiese. Mas cuando penetréis al fondo de mi enseñanza, no vayáis a convertiros en jueces de mis Portavoces, porque para juzgarles sólo Yo, que les hablo a cada instante a través de la conciencia. Entonces, no midáis con vuestra vara, porque con ella misma seréis medidos.
TOMO I.-E.015:56. No juzguéis mal a los que SU FALTA DE PREPARACIÓN LOS HACE CAER EN EL ERROR, dado que por lo menos conservan la intuición de lo espiritual, que es la prueba de un anhelo oculto de comunicarse con su Padre, de aproximarse al mundo de la Luz, de recibir de Él, una palabra de Amor.

TOMO IV.-E.108:51. No podréis decir que mi palabra no sea clara o que encierre imperfecciones, porque de Mí, no podrá brotar confusión alguna. SI ENCONTRASEIS EN ELLA ALGÚN ERROR, ATRIBUIDLO A LA MALA INTERPRETACIÓN DEL PORTAVOZ, o a vuestra mala comprensión, mas nunca a mi Doctrina. ¡Ay del portavoz que desvirtúe mi palabra! ¿Ay de aquel que transmitiere mal y profanare mi enseñanza, porque sufrirá el incesante reclamo de su conciencia y perderá la paz de su espíritu!

TOMO V.-E.124:12. Estoy hablando a los discípulos del Tercer Tiempo, a quienes les estoy enseñando a buscar la Esencia contenida en esta Palabra, ya que quien encuentra su Sentido, podrá Conocer el Lenguaje Divino. El Amor y la Verdad no encuentran términos humanos que puedan expresarlos en toda su Pureza; entonces hay que buscarlos en un lenguaje que está más allá de la palabra humana. Sois los Discípulos que comenzáis a entender lo que es el Verdadero Amor; NO OS DETENGÁIS JUSGANDO SI CIERTA PALABRA FUE PRONUNCIADA BIEN O MAL POR EL PORTAVOZ, QUE NO SEA UN TROPIEZO para vuestro estudio esas superficiales pequeñeces, ESOS ERRORES propios de quienes son torpes y humildes.
TOMO V. E.131:50 ESTUDIAD E INTERPRETAD BIEN MIS ENSEÑANZAS, porque de no hacerlo así, caeríais en fanatismo debido a la mala interpretación que le deis a MIS LECCIONES DE ESPIRITUALIDAD, Y ÉSTA QUE ES ELEVACIÓN, NO ADMITE ERRORES.

TOMO VI. E.146:38. …. ¿Cuándo tendréis LA ELEVACIÓN SUFICIENTE QUE os PERMITA DAR JUSTO SENTIDO A LO DIVINO y a lo humano? Comprended que es la ÚNICA FORMA DE QUE SEPÁIS DÓNDE ESTÁN LOS ERRORES Y DONDE BRILLA LA VERDAD. …
TOMO VI. E.150:20. El que cree verdaderamente en Mí, conoce mi voz doquiera que Yo le hable. Soy como un pastor al que siguen sus ovejas y al que siempre reconocen por su voz. Por eso en este tiempo en que me encuentro hablándoos por el entendimiento humano, habéis reconocido la voz de vuestro Señor. No os habéis detenido a juzgar las DEFICIENCIAS DEL PORTAVOZ, NI habéis TOMADO EN CUENTA LOS ERRORES que su rudeza le hacen cometer, habéis comprendido que soy Yo quien os habla. Al oír mi voz, al instante la reconoceréis para decir: Es Él.
TOMO VI. E.163:27. Sin embargo ¡Cuánto se ha lucrado con estas revelaciones y cómo se les ha profanado! Es por esa causa que mi Obra en este tiempo ha sido y seguirá siendo combatida. Mas LOS QUE verdaderamente CREEN EN ELLA, LA SEGUIRÁN ESTUDIANDO y practicando PARA QUE EL MAÑANA PUEDAN EXPLICAR MIS ENSEÑAZAS Y APARTEN DE SU ERROR A LOS que se encuentran CONFUNDIDOS y a los que profanen mi Doctrina.
TOMO VI. E.174:30. FORMAD CON MI PALABRA UN LIBRO. EXTRAED DE ELLA LA ESENCIA, PARA que alcancéis a TENER EL VERDADERO CONCEPTO DE LA PUREZA DE MI DOCTRINA. EN LA PALABRA TRANSMITIDA POR EL PORTAVOZ, PODÉIS ENCONTRAR ERRORES, mas NO ASÍ EN LA ESENCIA. MIS INTERPRETES NO SIEMPRE HAN ESTADO PREPARADOS; por eso os he dicho que no la miréis superficialmente, sino que penetréis en su Sentido, para que podáis encontrar su Perfección. Orad y Meditad, para que podáis Comprenderla.

TOMO VII. E.180:55. Interpretad debidamente mi palabra, sabiendo que no es la forma de ella la que debe de analizarse, sino la esencia que va en ella y el fin que os señala. MIS PORTAVOCES SON SUCEPTIBLES DE ERRORES, mas LO que viene DE DIOS, PURO ES Y NO PUEDE SER MANCHADO.
TOMO VII. E.183:56. Con frecuencia OS HABLO DEL verdadero CUMPLIMIENTO QUE DESEMPEÑA EL PORTAVOZ, PARA QUE SEPÁIS HASTA QUÉ PUEDE ÉL DAR PERFECCION A SU PALABRA, hasta qué límite llega su capacidad de entendimiento, Y entonces PODÁIS ANALIZAR CON JUSTICIA (justamente) CADA UNA DE MIS MANIFESTACIONES, con pleno conocimiento de lo que debéis atribuirme, como es la Sabiduría y la Esencia, Y LO QUE DEBÉIS CONCEDER AL PORTAVOZ, que es su buena preparación; DE ESA MANERA NO PODRÉIS CAER EN ERRORES, ATRIBUYÉNDOME LAS IMPERFECCIONES DE AQUÉLLOS POR QUIENES ME COMUNICO o por el contrario, atribuyendo al portavoz la sabiduría y el poder que mi Espíritu entregó por su conducto.
TOMO VII. E.187:36 HABÉIS DE CONVERTIROS EN MAESTROS, mas debéis Grabar en vuestro corazón mis últimas Lecciones, una a una. No estáis preparados aún. Si en este instante el Maestro llamara al más adelantado para ocupar su lugar hablando en su nombre, ése no se sentiría capaz, y su temor no le dejaría ni despegar los labios.
TOMO VII. E.187:37. Y pronto TENDRÉIS QUE HABLAR EN ESTA FORMA, DESPUÉS DE 1950, cuando Yo haya levantado mi palabra. Entonces tendréis que vencer todo vuestro temor y hacer uso de mi fortaleza para que entréis de lleno en el cumplimiento de vuestra Misión. No será ya preciso el éxtasis que hoy habéis conocido, por medio del cual os he hablado en este tiempo; bastará que os elevéis a Mí, plenos de fe y escuchando la voz de vuestra conciencia, para que la inspiración sea en vuestro entendimiento.
TOMO VII. E.187:38. ENSEÑARÉIS A LAS MULTITUDES a que os ayuden con su pensamiento, su elevación y preparación; entonces CUIDARÉIS QUE VUESTRA PALABRA SEA REALMENTE PORTADORA DE una INSPIRACIÓN DIVINA.
TOMO VII. E.187:39. Ved cómo la forma cambiará y todo se simplificará para mejor comprensión de la humanidad, porque el hombre quiere claridad, ya no quiere cansar su mente en descifrar las lecciones que juzga inexplicables. Es por eso que EN LOS ÚLTIMOS TIEMPOS (Tres Años) DE MI COMUNICACIÓN HAGO MÁS COMPRENSIBLE MI PALABRA PARA QUE NO COMETÁIS ERRORES.
TOMO VII. E.197:51 ES NATURAL que mientras no veías definida mi revelación, a pesar de haberla explicado con todo detalle, para que vuestro entendimiento la comprendiese, CAYERÁIS EN ERRORES E INTERPRETASEIS EQUIVOCADAMENTE algunas de las enseñanzas; PERO CUANDO MI PALABRA HA ALCANZADO SU PLENITUD entre vosotros, ESAS FALTAS SON INJUSTIFICADAS.

TOMO VIII. E.213:78. Los primeros frutos de mi enseñanza deben ser los de vuestra regeneración espiritual y material, abandonando idolatría, fanatismo, superstición, erróneas interpretaciones y también egoísmo, malas voluntades, vicios y toda lacra; cuando eso sea, podréis hablar de mi Ley sin confundir a nadie; NO IMPRIMIRÉIS EN MI DOCTRINA VUESTROS ERRORES, ni trataréis tampoco de ocultarla reservándola sólo para vosotros.
TOMO VIII. E.216:19. Escuchadme con profunda atención: Cuando cese de hablaros en esta forma, RECOGED CON AMOR MI PALABRA QUE GRABASTÉIS EN ESCRITOS, para legarla, como testimonio de lo que os hablé en este tiempo a las generaciones venideras.
TOMO VIII. E.216:20. Considerad mi palabra como una semilla para que NO DEJÉIS QUE SE LE MEZCLE LA MENOR IMPUREZA.
TOMO VIII. E.229:28. Vengo en el Tercer Tiempo a dar la Luz al mundo, y a vosotros, discípulos, en verdad os digo: No caigáis en fanatismo en mi Doctrina, ved que he venido a prepararos, librando a vuestro espíritu de antiguas tradiciones para hacerlo evolucionar. ADQUIRIR LA RESPONSABILIDAD DE CORREGIR LOS ERRORES de vuestros hermanos. Apartad de vuestro corazón y de vuestros labios toda crítica, para que juzguéis serenamente todo lo que contempléis en vuestro camino.

TOMO IX. E.251:11. ESCRIBID Y GUARDAD MI PALABRA para que, llegado el tiempo la deis a conocer, porque será cimiento y punto de partida para los nuevos pueblos que en el mundo vayan surgiendo a la vida espiritual.
TOMO IX. E.251:12. NO VAYÁIS A DEJAR QUE MI MENSAJE VAYA MEZCLADO CON LA MATERIALIDAD Y LOS ERRORES propios DE QUIENES ME HAN SERVIDO de instrumentos, PORQUE ENTONCES NO HABRÉIS ENTREGADO LIMPIO EL FRUTO que he venido a confiaros. OS HE ENSEÑADO durante mucho tiempo A CONOCER MI ESENCIA DIVINA, PARA QUE os (la) APARTÉIS DE TODA TENDENCIA HUMANA.
TOMO IX. E.253:71. Bien está que los primeros, carentes de Doctrina y de Enseñanzas, no acertaran a Definir la Esencia de una Revelación que acababa de sorprenderles; pero vosotros, que vais a ser de los postreros, de los que Testifiquen el final de esta Etapa, ¿CONSIDERÁIS JUSTO QUE CONSERVÉIS LOS ERRORES DE LOS PRIMEROS y que sigáis ignorando la esencia de este mensaje, como lo ignoraron los que contemplaron tan sólo el alborear del Tercer Tiempo?
TOMO IX. E.268:59. DONDE ENCONTRÉIS ERRORES, ignorancia o maldad, EXTENDED LA ESENCIA DE MI DOCTRINA que POR SER MÍA NO PUEDE (debe) LLEVAR MEZCLA DE IMPUREZAS O DE ERRORES.
TOMO IX. E.268:60. Mi Enseñanza es Absoluta, es Íntegra, es Perfecta.

TOMO X. E.283:35. CUMPLID CON LO QUE OS INDICA MI PALABRA Y SERÁ LA FORMA MEJOR DE PRESENTAR MI OBRA ante los demás.
TOMO X. E.283:36. Practicad la Caridad, dad Luz, SACAD DE ERRORES AL QUE EN ELLOS HAYA CAÍDO. Haced obra de paz, de fraternidad y unión y mi Amor acompañará vuestros pasos.
TOMO X. E.288:66. ¿Cuál es la Misión Esencial de este Pueblo, Emisario del Señor? Liberar a la humanidad de toda esclavitud, ya sea del espíritu o del pensamiento; recordarle la Ley, recordarle las divinas promesas, AMONESTARLE EN SUS ERRORES, exhortarle al bien, conducirle a la Tierra Prometida, que es el reino del Amor, de la sabiduría y la paz, en donde todos los seres, todos los pueblos y todos los mundos, vendrán a formar una sola familia: "La familia de Dios".

TOMO XII. E.344:5. No desaprovechéis este tiempo, Israel, es menester que en el futuro tengáis en abundancia mi enseñanza para que no seáis los débiles y menesterosos. Os he dicho que después de mi partida, no me apartaré de vosotros, mas no por eso os confiéis mucho y paséis desapercibida mi palabra que os estoy confiando a través del entendimiento humano. QUIERO QUE desde ahora OS VAYÁIS PREPARANDO, PARA QUE CUANDO OS ENVÍE LA HUMANIDAD, RECIBÁIS MI MENSAJE POR INTUICIÓN Y SINTÁIS ESPIRITUALMENTE MI PRESENCIA.
TOMO XII. E.344:6. TODO AQUEL QUE SEPA PREPARARSE, SERÁ MI INTERPRETE. Cuando haya pasado este año de 1950, vuestros ojos van contemplar muchos prodigios, porque es grande la necesidad de la humanidad. Preparaos para la lucha, pero CON PLENO CONOCIMIENTO DE ESTA CAUSA DIVINA, Israel; porque VOSOTROS TENDRÉIS QUE ACLARAR LOS ERRORES AL MUNDO Y APARTAR LA OBSECIÓN Y CONFUSIÓN DE LOS CEREBROS DE LOS PORTAVOCES que seguirán diciendo que sigo comunicándome por su conducto. Mas no será mi Luz en los entendimientos, ni entregarán palabra de consuelo y de sabiduría como os estoy entregando.
TOMO XII. E.346:64. En mi palabra YO OS HE VENIDO A ACLARAR LO QUE NO HABÉIS COMPRENDIDO, PARA QUE APARTÉIS LOS ERRORES QUE LLEVASTEÍS EN MI OBRA, porque ¿Cómo podréis dar el buen ejemplo a vuestros hermanos si antes no os habéis depurado de vuestras pasadas costumbres?
TOMO XII. E.356:24. Y han tenido estos últimos que encontrar imperfecciones en quienes sólo son párvulos ante esta Obra, y entonces han negado toda verdad a mi Doctrina; mientras que LOS PRIMEROS PASANDO POR ALTO LOS ERRORES, las pequeñeces y miserias DE MIS SERVIDORES, considerándolos humanos y expuestos a cometer yerros, HAN IDO sólo EN BUSCA DEL SENTIDO, DE LA ESENCIA DE ESTA PALABRA, por lo que han encontrado, en esa búsqueda, la presencia de mi Espíritu.
TOMO XII. E.356:25. Quien no preste a mi Palabra la debida atención, ni se Compenetre de su contenido, nunca podrá hallar su Verdad, ni podrá encontrar la explicación o esclarecimiento a todas sus dudas.
TOMO XII. E.356:26. Yo soy quien, en mi Misma Palabra vengo Explicando todo, a fin de que no exista la menor confusión o duda entre los Discípulos.
TOMO XII. E.356:27. Recordad cómo muchas veces os he dicho que aprendáis a buscar la Esencia de esta Palabra, Esencia que se encuentra más allá de la forma humana de vuestro lenguaje. Recordad que os he dicho que NO OS DETENGÁIS ANTE LA FORMA MATERIAL DE LA PALABRA, porque no encontraréis su Sentido y que tengáis siempre en cuenta que VINE A COMUNICARME A TRAVÉS de pecadores, DE HOMBRES RUDOS, de entendimiento SIN CULTIVO NI ESTUDIO; para que NO DÉIS TANTA IMPORTANCIA A LA FORMA EXTERIOR DE LA PALABRA Y APRENDÁIS A conceder a mi Manifestación la Verdad que Ella tiene, así como ATRIBUIR A ESTAS MATERIAS LO QUE A ELLAS CORERESPONDE.
TOMO XII. E.356:109. Yo también os confié a mis Portavoces para que les llevaseis al adelanto y al perfeccionamiento, y ahora, en los últimos días (tres años) de mi Comunicación, las congregaciones que supieron llevar a la Elevación a sus Portavoces, se están deleitando con el Sabor Espiritual de un Fruto Maduro cultivado con perseverancia y con Amor.
TOMO XII. E.356:110. Esto no todos lo han sabido hacer, porque A MUCHOS de ellos LES HAN DESCUIDADO, les han abandonado, a otros les han extraído su savia sin consideración ni Caridad y a otros les han cortado verdes del árbol de la vida. AHÍ TENÉIS LA RAZÓN DE QUE ese sabor amargo que en lugar de dulzura, MUCHAS VECES han recibido las multitudes y de ahí HAN NACIDO muchas CONFUSIONES, como la DE TOMAR COMO PERFECTO LO QUE HA SIDO SÓLO IMPERFECCIÓN DEL PORTAVOZ o la de atribuirme a Mí las impurezas, materializaciones o imperfecciones de los portavoces. DESPUÉS DE MI PARTIDA, TENDRÉIS QUE APARTAR DEL TRIGO LA PAJA, o sea que TENDRÉIS QUE APARTAR TODAS LAS IMPUREZAS QUE A MI PALABRA ESTUVIESEN MEZCLADAS, PARA que podáis LLEVAR POR EL MUNDO MI DOCTRINA.
















TOMO VII. E.206:4. Os estoy inspirando la más alta espiritualidad, para que me améis en la forma más digna y para que seáis sensibles a mis manifestaciones y podáis interpretarlas debidamente.
TOMO VII. E.206:5. Cuando hayáis estudiado mi palabra y sepáis extraer de ella su Esencia, os sentiréis fortalecidos, Sustentados Plenamente; entonces hablaréis con Caridad a toda la humanidad, que está ignorante de mi venida en este Tiempo, y un sentimiento de piedad llenará vuestro ser; e iréis en busca de vuestros hermanos, para revelarles lo que Yo os he hablado y les daréis todo el caudal que Yo he dejado para ellos, como si fuera un depósito sagrado en vuestras manos.
TOMO VII. E.206:6. La humanidad necesita Luz para poder dar un paso adelante; hay hambre en todas las criaturas, necesidad de vivir apoyados en la fe, de conocer la verdad y también de saber a dónde van. Yo les daré la enseñanza a través de los que se hayan preparado, y en su delicada Misión sabrán corregir con Amor todos los errores que llegaren a encontrar en sus prácticas. Vosotros daréis principio a esta Misión y trataréis de imitarme. No distinguiréis pobres ni ricos para calmar el dolor. No impondréis vuestra fe, ni obligaréis a nadie a aceptar vuestro conocimiento; no os dividiréis a causa de mi última venida, ni haréis guerra a aquellos que poseen los pasados testamentos, si no saben o no quieren aceptar mis últimas lecciones.

TOMO VIII. E.226:15. Si los hombres de ciencia proclaman la grandeza de su sabiduría, es porque se encuentran convencidos de ello. Para que vosotros podáis hablar de mi Obra, también tendréis que profundizaros en ella hasta estar ciertos de su verdad.
TOMO VIII. E.226:16. De lo que no conocéis, comprended que no podéis hablar ni afirmar, por temor a caer en mentira o error; cuando haya en vosotros preparación, conocimiento y fe profunda, poseeréis la Luz de la verdad.
TOMO VIII. E.234:36. Dejad que entren al camino los grandes y los humildes, los sabios y los torpes de entendimiento, pero no permitáis que a mi Obra se introduzcan o mezclen mixtificaciones, ni permitáis las profanaciones.
TOMO VIII. E.239:105. Si habláis con claridad, dejaréis absortos a vuestros escudriñadores y ellos os dejarán en paz, comprendiendo que habéis hablado una Verdad y que no hay error por donde atacaros.

TOMO IX. E. 256:12. El espiritualizado dice: ¡Qué bella es la vida! El profano, el materialista dice: ¡Qué amarga, que triste y que sombría es la vida! El hombre sin elevación, con todo tropieza, todo lo hiere; el que se ha elevado, ni siquiera nota las asperezas del camino. Las mentes elevadas, cuando se ocupan de los demás, es para alabar las Virtudes ajenas o para disculpar sus errores, jamás para juzgar o sentenciar. Las mentes bajas, juzgan, calumnian, publican las faltas ajenas y encuentran placer en ello.
TOMO IX. E. 256:13. A éstos que juzgan y toman la causa de sus hermanos, les pregunto: ¿Os parece muy liviano vuestro fardo de pecados que aún gustáis de agregar el de los demás? Si no podéis libraros de vuestra carga ¿por qué la aumentáis con la de vuestros hermanos? ¿Por qué en vez de buscar joyas en vuestros hermanos para iluminaros con su Luz, preferís llevaros el cieno, para mancharos vosotros?
TOMO IX. E. 256:14. Muchas moradas tiene la casa del Padre, mas los que moran en las altas regiones espirituales, ayudan a los hombres a despojarse de su carga o les ayudan a llevarla; pero sin juzgarlos, ni gozarse con sus miserias.
TOMO IX. E. 256:15. Yo os he visto un día murmurando y otro día arrepentidos. Os he visto negando mi comunicación y después testificando que es verdad. Os vi un día calumniando y al otro día defendiendo al que calumniasteis. Está bien que rectifiquéis vuestros errores, pero mejor será que no volváis a incurrir en el mal, para que no tengáis que rectificar. Os vi un día dando Caridad al que no la necesitaba y os vi negarla al verdaderamente pobre; mas no vengo a culparos ni a juzgaros, vengo con la Luz de mi enseñanza a iluminaros para que no volváis a pecar. También debo deciros, que he visto ser serviciales, nobles, caritativos y comprensivos, y que esos méritos han sido siempre tomados en cuenta y anotados por Mí; pero comprended que ya debe haber en vuestro corazón más trigo que cizaña.

Nota Aclaratoria:

No les expongo citándoles Párrafos de lo escrito por las Plumas de Oro, existente en las Copias textuales de las Cátedras inéditas, las cuales también Avalan lo escrito en referencia de lo citado del Libro de la Vida Verdadera. …

Respetuosamente con mucho Amor, Comprensión y Tolerancia, en Pro de la Superación Espiritual del nuevo Pueblo de Israel y de la Humanidad, en el nuevo Tiempo de Cumplimiento Espiritual dentro de la Tercera Era de Luz.

Atte.: Su hermano: Rafael de Acapulco Gro.

moisesLI
Mensajes: 154
Registrado: Mar Ene 06, 2009 12:38 pm
Ubicación: MUY NOBLE Y LEAL CIUDAD DE MEXICO

Re: Primero y Segundo Mensajes para el Pueblo Espiritualista

Mensaje por moisesLI » Vie Abr 02, 2010 1:36 pm

NO MI BUEN MANZANARES NO ESTOY AUSENTE PERO EN ESTE TEMA NO TENGO VELO

Y SI HAY MUCHA TELA DE DONDE CORTAR

MOISES LI

DonRafadeAcapulco
Mensajes: 662
Registrado: Lun Jul 07, 2008 11:26 pm
Contactar:

Re: Primero y Segundo Mensajes para el Pueblo Espiritualista

Mensaje por DonRafadeAcapulco » Sab Abr 03, 2010 2:26 am

Aclaración en Especial a todos mis hermanos Espiritualistas:

Tomando en consideración el hecho de haber entregado el Verbo Divino (Consolador Prometido por Cristo a través de Jesús) un promedio aproximado de unas siete mil cátedras en su totalidad, durante el lapso que duró su Manifestación en ese Tercer Tiempo; podemos considerar también, el presente Libro intitulado: "El Libro de la Vida Verdadera" Editado por la Asociación, –del mismo nombre– su recopilación y Síntesis conteniendo 366 Lecciones, constituye tan sólo un Opúsculo pequeño del Tercer Legado Divino en su Totalidad.
Inútil sería preconizar lo imponderable, empero necesariamente hemos de extraer la Esencia contenida en su contexto, eliminando toda falsedad implícita. De no hacerlo así, digeriríamos mentalmente la Paja revuelta con el TRIGO, indigestando nuestra asimilación intelectual (y mental).

Hácese necesario, por lo tanto, llevar a cabo una Depuración –también– eliminando los conceptos errados o aquellos donde este infiriendo una interpretación errónea, en contraposición a la VERDAD Manifiesta en esos escritos.

Ahora bien, ¿Por qué hay tantos errores constitutivos de mentiras allí?
Dejemos sea el Autor (Divino) mismo que Inspiró, quien nos lo diga:

Tomo IV-108:51 "No podréis decir que mi Palabra no sea clara o que encierre imperfecciones porque de Mi no podrá brotar confusión alguna. Si encontraseis en ella algún error, atribuidlo a la mala interpretación del Portavoz, o a vuestra mala comprensión, mas, nunca a mi Doctrina.
Tomo VI-174:30"En la palabra transmitida por el Portavoz podéis encontrar errores, mas no así en la Esencia. Mis intérpretes no siempre han estado preparados; por eso he dicho que no la miréis superficialmente sino que penetréis en su sentido para que podáis encontrar su Perfección..." [Fragmento]
Tomo VI-156:47"Si el Portavoz del cual me sirvo no estuviese preparado, si su espíritu no estuviese atento a mis Dictados, la palabra que brote de sus labios no reflejará mi Perfección." [Fragmento]
Tomo IX-248:62 "...Para el que dude hago mi Palabra clara y precisa; ella se manifiesta de acuerdo con la capacidad del Portavoz, su cerebro recibe la transmisión de mi Sabiduría y la expresa según su alcance, mas la Esencia es la misma en todos los Intérpretes."
Tomo IX-251:12 "NO VAYÁIS A DEJAR QUE MI MENSAJE VAYA MEZCLADO CON la materialidad y LOS ERRORES propios de quienes me han servido de instrumentos porque ENTONCES NO HABRÉIS ENTREGADO EL FRUTO LIMPIO que he venido a confiaros..."

Por estos párrafos citados, podemos deducir, Dios no substrae la personalidad de su intérprete; y al igual como en el Primer Tiempo, los Profetas hablaban con gran vehemencia, exponiendo pasiones humanas tales como la IRA y la VENGANZA, muy comunes en las frases de Isaías, Ezequiel, Jeremías y todos los más prominentes de aquel Primer Tiempo. Así en ese Tercer Tiempo, los Portavoces, también infiltraron en el Mensaje, la influencia ejercida en ellos, por las lecciones recibidas desde su más tierna infancia, durante el trascurso de su enseñanza dentro del tradicionalismo pseudo cristiano.

Tomemos una cita algo más explícita:
Tomo 1-16:12 "...aquellos que recibían mis Mensajes con sus sentidos corporales interpretaban Espiritualmente la INSPIRACIÓN DIVINA y lo hacían según su Preparación material y espiritual de acuerdo con el Tiempo en que estuvieron en el mundo, tal como ocurre ahora en los instrumentos humanos que llamáis Portavoces o Facultades. Mas, debo deciros que lo mismo en los Tiempos pasados como en los presentes, han mezclado a la Pureza de las Revelaciones Divinas sus propias ideas o las que a su alrededor predominaban; y a sabiendas o ignorándolo, han alterado la Pureza e ilimitada Esencia de la Verdad..."
Tomo 1-16:14 "Las palabras, las interpretaciones y la forma de actuar se deben a los hombres y a los Tiempos en que viven, pero sobre de todos está la Suprema Verdad."

Hácese necesario el llevar a cabo una revisión bien detallada y minuciosa de todos los Términos, frases y conceptos utilizados erróneamente en cualesquier escrito perteneciente o atribuido a Mensajes del Verbo Divino; principalmente, a lo que se crea es perteneciente al Tercero y último Legado Divino materializado en Palabra humana, entregado durante el Tercer Tiempo de Comunicación Divina durante los años 1884 a 1850 ambos inclusive.

Observemos que la Misma Enseñanza Divina dentro su contenido nos conlleva a Realizarlo, puesto que dentro de la misma, a través de los Pedestales más Desarrollados, entregó con más Claridad dichas Explicaciones, que por su Esencia y Sentido irrefutables innegables en su parte de la Verdad expuesta por Dios; nos conducen a encontrar el error interpretativo, de aquellos otros Pedestales que estaban menos dispuestos y preparados, por su aún escaso Desarrollo de su Facultad de Mediaunidad al entregar sus Mensajes, salpicados aún, de sus propias ideas y de las que aún prevalecían en su mente como fuertes Condicionamientos o Plasmaciones muy arraigadas desde su más tierna infancia; debido a la influencia, ejercida hacia ellos, por quienes les cuidaron y custodiaron desde su niñez y por la de los que les siguieron en turno relativo a su educación hasta llegar a su madurez; y que les provoco un obstáculo muy difícil de superar en su totalidad, para de esa manera, poder ellos alcanzar su pleno Desarrollo como parte del Cuerpo de Mediaunidad elegido para ejercer su Facultad, durante la Comunicación espiritual y Divina, durante el Tercer Tiempo pasado.
“Solamente Reconociendo plenamente los errores, Corrigiéndolos y Enmendándolos en nosotros y en todo lo que nos instruye, es como nos Libraremos de seguir identificándonos a ellos para no continuar cometiéndolos.”

Respetuosamente con mucho Amor, Comprensión y Tolerancia, en Pro de la Superación Espiritual del nuevo Pueblo de Israel y de la Humanidad, en el nuevo Tiempo de Cumplimiento Espiritual dentro de la Tercera Era de Luz.

Atte.: Su hermano: Rafael de Acapulco Gro.

DonRafadeAcapulco
Mensajes: 662
Registrado: Lun Jul 07, 2008 11:26 pm
Contactar:

Re: Primero y Segundo Mensajes para el Pueblo Espiritualista

Mensaje por DonRafadeAcapulco » Mié Abr 07, 2010 7:59 am

Cátedra del Divino Maestro Domingo, Abril 10 de 1949
"Domingo de Ramos"
Tema: "Entrada a la Nueva Jerusalem Espiritual"

¡Gloria a Dios en las Alturas y Paz en la Tierra a los hombres de Buena Voluntad!... Gloria a Dios en las Alturas y pasa Mi Espíritu Divino, de la Escala de Perfección a la de Jacob, para una vez más enviar Mi Palabra entre Mi Pueblo Bendito de Israel, en este Día de Gracia 10 de Abril del Año 1949, que reunidos y congregados podéis encontraros en Representación de los Siete Sellos, de las Siete Iglesias que Elías, por conducto del Hijo del hombre, vino a implantar por Mi Voluntad a esta Nación de la Tierra... una vez más os recibo en Mi Regazo de Maestro, Pueblo Amado, y por vos, Bendigo y Perdono al Universo entero, en Mi Nombre que Soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. ...
1. Mi Paz sea con vosotros, Discípulos y Párvulos de Mi Divinidad. ¡Benditos seáis una vez más ante Mi Cátedra!... Me presento entre vosotros como Padre, como Hermano y como Amigo. Quiero estar muy cerca y dentro de vosotros; quiero que Sintáis Mi Presencia, en lo más profundo de vuestro espíritu; y que hasta la última de las fibras de vuestro ser, se estremezca a Mi Contacto.
2. Yo quiero, Pueblo de Israel, que viváis Conmigo estos instantes de Recordación; porque os habéis levantado, no en un festín tradicional; no a cumplir, sólo con las tradiciones antiguas; os habéis Levantado, con la Preparación Espiritual, para Comunicaros Conmigo; esperando que Yo Premie esa Preparación y Espiritualidad: con una Revelación más, derramando Mi Inspiración sobre vosotros y Enseñándoos, una Página más del Gran Libro de la Sabiduría Divina. Y así será entre vosotros, Israel. ¡Bienaventurados los que habéis llegado a este Día, con la debida Preparación!... vosotros alcanzaréis Mi Gracia. ...
3. Hoy, es instante de Gozo, de Regocijo Espiritual para vos. Vuestro espíritu se Despierta, en el que se hallaba dormido; se Estremece, en aquel que permanecía insensible; Abre sus ojos, aquel que los había cerrado para la Luz y el Amor... pero, todos estáis Despiertos y Preparados en este instante. ¿Por qué, Israel?: porque vuestro espíritu Me Reconoce, Me Presiente; y aún cuando vuestra mente humana, no alcanza a Comprender muchas Lecciones de Mi Obra Divina, vuestro espíritu sí Me Siente y aún vuestro corazón humano, participa de la Sensación de vuestro espíritu.
4. Y todos decís: -Es el Maestro de maestros, es el mismo Maestro que en otro Tiempo ha hablado; que en otro Tiempo, vino en mi busca y me dio todo lo que es Él. ... y esto le Revela vuestro espíritu a la materia: que él, en otro Tiempo, ha sido Conmigo, que en otro Tiempo también ha Acudido a Mi Llamado; que ha vivido cerca de Mí, Me ha visto y ha tomado de Mí, la Esencia; esa Esencia Inmortal que en otro Tiempo, Yo he depositado en vosotros; y que hoy Derramo una vez más; es la que os hace Reconocer que Soy Yo, porque vuestro espíritu, que Conoce el Sabor de Mi Palabra, al recibirla, dice: -yo en otro Tiempo, ya he Saboreado este Manjar, yo Conozco este Fruto y este Pan... ¿dónde lo he comido?... ¿en qué Tiempo y en qué lugar?... Y aun cuando vuestra mente humana, no Comprenda ni Conozca; vuestro espíritu Siente, Palpita, Recuerda y se Estremece en Mi Presencia y ante Mi Palabra.
5. Es al espíritu al que busco, no vengo a buscar a vuestra materia, aun cuando también la he Amado, y en ella tengo Caridad. Vuestro cuerpo humano, es criatura Mía, fue formado con Suma Perfección y la cual he concedido como una Gracia a vuestro espíritu, para que el espíritu pueda Manifestarse a través de esa materia, en la vida de este Planeta.
6. A la materia la he dotado de Animación o vida orgánica, de facultades, de fuerza, de sentidos y de grandes Atributos para que vuestro espíritu, la tome como un Instrumento útil; cuántas veces la fuerza de esa materia, sus instintos pasionales desarrollados, sus inclinaciones a la Tierra, sus ambiciones, han dominado a vuestro espíritu; y le han Arrastrado consigo misma, a los apegos y expresiones de este mundo, materializando al espíritu, hundiéndole, aprisionándole y encadenándole a las cosas e influencias de este mundo; de las cuales, el espíritu, debe ser siempre Libre; las cosas e influencias, a las que el espíritu, siempre debe Dominar y tener como Siervas bajo su Voluntad.
7. Sin embargo, cuando el espíritu, ha quedado vencido por la carne; cuando él también ha rodado por el fango, cuando ha debilitado, cuando se ha confundido, cuando ha sido vencido por el mundo, por la carne y las tentaciones; entonces, Yo he venido a buscar, lo que a Mí pertenece; lo que pertenece a Mi Reino, lo que es de Mi Espíritu: vuestro espíritu. Lo he venido a buscar como a Mi Hijo, como a Mi Criatura Predilecta, no para llevarlo por medio de Mi Fuerza, de Mi Poder Divino, no para obligarlo a Seguirme a Mi Morada; sino para Trazarle la Senda, recordarle sus Dones, devolverle su Fuerza Espiritual, abrirle Brecha y Señalarle la Meta a donde debe Conducir sus pasos para que vuestro espíritu se levante haciendo Méritos, Practicando Mi Doctrina y Mi Ley, Desarrollando su Dones y Demostrando al Padre Celestial: su Amor a Él y a sus propios Semejantes.
8. Si en el Segundo Tiempo, vine entre vosotros, y Me hice hombre para morar cortos instantes en el seno de vuestra humanidad; no fue para traer a vuestra vida humana, las galas, el Bienestar o la riqueza humana, bien sabéis que no. Vosotros recordaréis que Yo, os dije: "Mi Reino no es de este mundo"... y en cuanto hombre, nací pobre; no poseí en la Tierra ni un bien material, ni una techumbre; nada fue Mío, pero sí Traje a vuestro espíritu, un Caudal, un Tesoro, un Reino, a cambio de vuestro Amor, de vuestra Regeneración, de vuestra Mansedumbre y de vuestra Fortaleza para Levantaros sobre el mundo y sobre la carne, sobre todas las vanidades Terrestres; para entonces, posar al espíritu en la Senda Espiritual, que él debe siempre Pisar.
9. Porque vuestro espíritu, aun Encarnado, no debe pisar el polvo de este mundo, sólo vuestra materia; el espíritu, tienen una Senda más Alta, tiene un Destino más Elevado que es la Ley Espiritual, que es la Verdad, que es Mi Doctrina; la cual, le da a Conocer a vuestro espíritu, todas las Virtudes, todos los Dones y la Fortaleza para mantenerse Firme en esta Senda Espiritual, sin Descender, sin caer jamás; antes bien, Ascendiendo siempre; aun cuando la materia vuestra, siga siempre pisando el plano terrestre; vuestro espíritu, pueda seguir Ascendiendo por la Senda de las Virtudes hasta llegar a Mí.
10. En este Tercer Tiempo, en que he venido a Comunicarme un Tiempo o Lapso breve a través del entendimiento humano, también os he dicho: No he venido en busca de las cosas de la Tierra, ni he venido a buscar a vuestra materia; Vengo: por vuestro espíritu… Vengo a Levantarle una vez más, a posarle nuevamente en la Senda, a Revestirle de Fortaleza y de Luz, porque la parte del Camino que vais avanzando en este Tercer Tiempo, es de grandes pruebas. Las confusiones atraviesan vuestro sendero; las tinieblas por instantes, nublan vuestro cielo; las acechanzas, también se multiplican; y es menester que vuestro espíritu, Penetre más y más en la Luz para que pueda Defenderse de las tinieblas, para que pueda Vencer las acechanzas y todos los obstáculos.
11. He venido, a daros Mi Ayuda nuevamente y a Hojear delante de vuestro espíritu, una parte más del Libro Abierto que no Conocéis, del que sólo habéis recibido la Preparación en los Tiempos pasados, para poder Recibir, en este Tercer Tiempo, al Espíritu Santo, para Recibir en este Tiempo las Nuevas Revelaciones; y aún, os dice el Maestro: este Tiempo en el cual Yo Me Estoy Comunicando a través del entendimiento del hombre, es una Preparación para vosotros, porque lo que he Dicho y lo que aún Digo a través del entendimiento humano, no será todo lo que os tenga que Decir en esta Era de Luz. …
12. El hombre es limitado, su entendimiento humano, por muy Elevado que esté, por muy Capacitado o Desarrollado que se encuentre, es pequeño ante Mi Sabiduría, ante Mi Poder, ante Mi Luz Universal.
13. Entonces, sirva este Tiempo de Comunicación, como la Preparación de vosotros para después de 1950; para esa Etapa que se Abre, ¡oh, Mis hijos! ante vuestro espíritu, como una Nueva Vida, como el Tiempo de Gracia, de Verdadero Culto para vuestro Dios, de Verdadera Comunicación de vuestro espíritu con Mi Espíritu Divino. Para ese Tiempo, no tendréis ya Mi Comunicación en forma material, ni en forma humanizada, ni a través del hombre; entonces tendréis a cada instante, Mi Presencia y Mi Llegada Espiritual en vuestro propio espíritu.
14. Para ese Tiempo, os Preparo; porque en ese Tiempo, los que penetréis en gran Preparación Espiritual, recibiréis por medio de la Inspiración del Espíritu Santo: grandes Revelaciones… Os Inspiraré Conocimientos y Sabréis de Bellezas no Conocidas todavía por vosotros; Yo derramaré Esencias que no habéis probado aún; os Revelaré Misterios Espirituales, Manifestaciones del Más Allá que no han sido todavía, descubiertas ni presentidas por vosotros; pero pensad que para alcanzar esa Gracia, tendréis aún que Purificaros grandemente; que penetrar en Preparación Espiritual y seguir Practicando Mi Doctrina con Ahínco, con Sacrificio, con Amor.
15. Vuestro espíritu y corazón, palpita recordando aquella alba de Gracia, ¡oh, Mi Pueblo! en que el Maestro en Aquel Segundo Tiempo, dejó las aldeas, dejó los caminos; cesó de andar por comarcas y pueblos, en busca de los corazones, en busca de los pecadores, en busca de los hambrientos y sedientos de Amor, de Verdad y de Justicia; en busca de los enfermos del espíritu y de la carne, para penetrar en la Ciudad de Jerusalem, no en la ciudad material; sino en el corazón del Pueblo Judío, en el corazón del Pueblo de Israel.
16. Ahí, donde Mi Pueblo se reunía, para celebrar sus fiestas, sus tradiciones, para Elevar su culto a Jehová, ahí fue donde Jesús de Nazaret penetró; y las grandes muchedumbres de los que habían sido Testigos de Mis Prodigios, de Mi Obra Poderosa, de Mi Amor entre los pecadores, se Prepararon para recibirme en ese instante, Reconociendo que Yo era el Enviado del Padre: el Mesías Prometido… el Anunciado por los Profetas. Y ese Pueblo puso por estrado ante Mi Paso: su propio corazón; era el Amor, la Fe, el Reconocimiento de esos espíritus; ellos Me recibían con los brazos abiertos; abrían su Santuario para que en él, penetrase, Aquel que traía el Reino de los Cielos en su Palabra.
18. Pero a Mi entrada en Jerusalem, también estaban los que no Velaron, los que no habían guardado Preparación Espiritual, los que no habían Esperado Mi Llegada, conforme a Mi Voluntad: los confundidos, los celosos de Mis Prodigios y de Mis Obras entre los hombres, los temerosos de perder su poderío en la Tierra, los temerosos de quedar desnudos ante la humanidad… ellos, también se unieron; y formaron un solo cuerpo para juzgar Mis Actos, para juzgar Mi Obra; mas no, con el corazón Sano; sino lleno de envidia, lleno de odio ante Mi Presencia, lleno de tiniebla, lleno de letargo y de impreparación.
19. Las dos fuerzas se levantaron delante de Mí: unos para Glorificarme y Reconocerme; los otros para blasfemarme y negarme... y ahí, Mi Palabra tuvo que Cumplirse. La ocasión era Propicia para el Padre, para confirmar con Obras y Hechos Mi Predicación y Mis Palabras, para demostrarle a los hombres el Perdón y el Amor, que Yo en Mi Palabra siempre vertía entre los hijos de Dios; y Yo había Enseñado al mundo a recibir el golpe en el carrillo derecho y presentar el izquierdo, en señal de Perdón; y era menester que el Maestro no sólo lo dijere, sino lo Probase, y de esto, durante Mi Pasión os di pruebas.
20. En cada uno de Mis Pasos, Derramé Mi Amor y Mi Perdón, mas no era solo el Perdón el que daba por los labios, Yo daba Mi Corazón de Padre. No sentía el dolor que los hombres Me inferían; Sentía el dolor y sufrimiento de tanta ignorancia y tiniebla, de tanta miseria humana; y era menester, sufrir delante de los hombres, sangrar, padecer mucho y también morir públicamente, para Conmover y Estremecer el empedernido corazón de los hombres, Conmover a los espíritus aletargados y envueltos en tinieblas por tanto tiempo.
21. ¡Ah, cuántos Despertaron en el preciso instante de Mi Pasión!... ¡Cuántos Despertaron y se convirtieron con una sola de Mis Miradas, al Escuchar una de Mis Palabras o al Escuchar una de Mis quejas!.. ¡Cuántos de esos corazones, se Conmovieron!... Y también, ¡cuántos permanecieron insensibles!... Pero los días pasaron y el instante del Despertar, llegó para todos... y ese momento de Despertar para los espíritus, ¡fue Glorioso!... ¡lleno de Luz!... ¡de Arrepentimiento por parte de ellos!... y sus espíritus, al Despertar y Levantarse, Comprendieron lo que sus ojos Vieron, lo que sus manos Palparon; lloró su corazón, Vivieron, se Consagraron a Mi Enseñanza, a Mi Doctrina; y también: fueron Caminando por la Senda del Amor y del Perdón, del Martirio y del Sacrificio. …
22. Vosotros, que presentes podíais encontraros Mi Pueblo. ¿Sabéis acaso, quienes fuisteis en aquel Tiempo?... ¿Acaso sabéis si fuisteis, de los que Me Amaron y Siguieron; o de los que Me blasfemaron o de los que permanecieron insensibles?... No lo sabéis... sólo sabéis que Me Amáis, Pueblo Bendito y que estáis Dispuestos a Seguirme, Paso a Paso; que habéis Aceptado vuestra Restitución Espiritual, como el Fuego que os Acrisola, que os Purifica y el Yunque que os Forja, que os hace Dignos de Mí... en Verdad, os digo: presentes podían encontrarse, los que Me Reconocieron, los que Me Siguieron en aquel Tiempo; y aquí están, son los mismos, Yo os he buscado y os he reunido una vez más. Yo os he preparado la Segunda Jerusalem, la Ciudad Blanca contemplada por Juan, Mi Apóstol, Bendecida y Preparada por Mi Voluntad como una Morada Pasajera para vosotros.
23. ¡He aquí! la Segunda Jerusalem, Reconocida por vosotros, Morada para vosotros mismos y el mañana; también Reconocida por todo el mundo. En esta Segunda Jerusalem, Mi Espíritu: una vez más penetra... mas no vengo como en Aquel Segundo Tiempo, de las aldeas, de las provincias, no vengo en cuerpo humano entre vosotros en busca de los corazones materiales; los Tiempos han pasado; y ahora, sólo Me tenéis en Espíritu, sobre la Nube, Invisible e Intangible para vuestro cuerpo; pero Visible y Tangible, para vuestro espíritu; Presente en cada uno de vosotros y Palpable también. ¡Heme aquí!... penetrando a vosotros. ...
24. La Segunda Jerusalem, está en vuestro espíritu, en la Unión de todos vuestros espíritus que son de Israel. Sois el Mismo Pueblo que en aquel Segundo Tiempo Me recibió en su Seno y Escuchó Mi Palabra a través de Jesús; el Mismo Pueblo, al que penetré en Día como éste, en busca de su corazón, ahí donde se hallaba reunido para Elevar su Culto, por medio de sus tradiciones al Eterno.
25. A ese Mismo Pueblo, que sois vosotros, He venido a buscar en este instante... y si en aquel Segundo Tiempo, no penetré en la ciudad material, sino a vuestro corazón; hoy, os digo: no es tampoco una ciudad material la que busco, no es una tierra; es la Unión de los espíritus del Pueblo Escogido de Mi Divinidad, es el corazón de vosotros, en el cual penetro, para recordaros Mi Pasión que es Eterna; porque Mi Pasión, que es Sacrificio y es Amor, es Eterna.
26. Pueblo, siempre Me veréis pendiente en Mi Cruz de Amor, derramando Eternamente Mi Sangre que es Esencia de Vida sobre vuestro espíritu y si aún esperáis en cada año estas Albas para Conmemorar estos Acontecimientos Divinos y humanos; tiempo llegará, en que estas tradiciones desaparezcan; en que esta Recordación Anual, también desaparezca, ¿por qué Mi Pueblo? Porque entonces no será una Semana en cada año la Recordación, será Mi Pasión Eternamente presente en vuestro espíritu y corazón, en cada día, en cada año y en todos los tiempos en medio de la Eternidad; entonces, no dejaréis que Yo solamente viva Mi propia Pasión, por vosotros; sino que cada uno de vosotros, vivirá su propia Pasión en Mi Pasión: de Sacrificio, de Amor Espiritual, de Redención por los hombres, de Caridad… entonces, no estaréis viviendo y muriendo por los demás en determinados días, Viviréis para Amar a vuestros Semejantes siempre; les Amaréis en toda hora y en todo momento, Pueblo, como Yo siempre os Amo con Mi Pasión Divina; como Yo siempre estoy derramando gota tras gota mi sangre, como Vida, sobre todas las criaturas.
27. Entre esta pequeña porción, de pláceme Me encuentro. No contemplo gentiles, ni paganos, escribas, fariseos e hipócritas; no descubro entre vosotros, a los Mercaderes en Mi Casa. Bien habéis Comprendido Mi Anhelo y Mi Orden Divina; y habéis posado vuestra planta, con Firmeza en la Senda. No estáis en la Cima de la Perfección, pero estáis en Mi Camino.
28. Os vengo a Alentar, Mis Discípulos, para que Prosigáis, porque habéis dado una muestra al Padre, en esta alba de Gracia, de vuestro Adelanto, de vuestra Espiritualidad. No habéis edificado con vuestras manos, un templo de cantera para vuestro Dios. No habéis traído de los diferentes puntos de la Tierra, las que consideráis riquezas existentes de este mundo para engalanar el templo; ni siquiera habéis traído en vuestras manos las palmas y olivos, con que Me recibisteis en aquel Segundo Tiempo; habéis traído, sólo el espíritu y el corazón; en el espíritu, vuestra Conciencia, la que siempre se Confiesa delante de Mí, para decirme: -Maestro, no encuentro en mí, un acto Perfecto y Digno de Ti, pero aún así Te busco, Te sigo y Te necesito. ...
29. No habéis venido, para decirme que Me Amáis; porque habéis llegado a Comprender, que Amar a Dios, es un Acto Sublime; y por instantes, no creéis Amarme, os sentís pecadores e imperfectos, os sentís indignos de Mí; a medida que penetráis en Mi Obra y en Mi Doctrina, os sentís más pequeños y Me miráis más Grande; y os digo, Mi Pueblo: vosotros, no creéis Amarme… y Yo, sí siento el Calor de vuestro espíritu en Mi Regazo; Yo sí contemplo en el fondo de vuestro espíritu, la Humildad y la Claridad en vuestra Conciencia y por eso os estrecho en un Abrazo lleno de Amor Divino; Abrazo, en el cual el Padre y los hijos, se funden; abrazo, en el cual el Maestro, estrecha a sus Discípulos, con Amor Infinito; con Amor tan Sublime, que vuestra mente humana, no alcanza a Comprender. Porque es vuestro espíritu, el que Me Ama; el que se Levanta sobre las debilidades de la carne, para invocar Perdón; a pedir Mi Fuerza, para Vencerlo todo en el Camino.
30. Y en esta Lucha Interior de vos mismo, en estas tempestades por las cuales atravesáis, Orando, Velando y Luchando, Me Demostráis el Amor, porque no queréis manchar más vuestra alma ni estacionar al espíritu, no queréis contemplaros ya en el abismo, en la rutina, en el estancamiento; queréis contemplaros en espíritu, Marchando presuroso, Firme, Sano y Libre también, de todas las influencias superfluas, avanzando por esta Senda Preciosa de la Verdad y del Amor... y en ello, Me demostráis vuestro Amor.
31. Cuando llegáis ante Mi Presencia, por medio de la Oración o al Escuchar Mi Santa Palabra, entonces vuestra Conciencia os Presenta vuestras faltas y vuestro espíritu solloza, vuestro corazón siente el sufrimiento que habéis inferido a vuestro hermano, a vuestros mayores, a vuestros padres; al mal ejemplo que hayáis dado a vuestros hijos, a la falta de Caridad que hayáis tenido con vuestros hermanos, la falta de Humildad que hayáis tenido con los demás; vuestra Conciencia, en ese instante, os reclama, os hace llorar y ese llanto, ese sufrimiento que Sentís por haber ofendido a vuestro semejante, por haber faltado ante Mí... es una Prueba de que Me Amáis, de que Me Reconocéis.
32. Sí, todavía os falta Firmeza para Perseverar en el Amor, en el Perdón y en la Caridad; mas, Yo Soy la Fuerza, Soy la Vida y la Luz. ¡Venid a Mí incesantemente! y en Mí, siempre encontraréis esa Fuerza para Perseverar; y la Perseverancia en el Bien, será siempre Baluarte, vuestro Bienestar en esta vida; será vuestra Paz, en este mundo y será vuestra Gloria en aquél Más Allá. ¿Veis cómo sí Me Amáis, Mi Pueblo?...
33. También Lucháis por Derramar Amor, Caridad y Bien en la Senda de vuestros hermanos; y la Lucha de vuestro espíritu y de vuestro corazón, es muy grande; porque vuestros hermanos, se oponen a vosotros y encontráis adversarios a cada paso y no os dejan Amar Libremente a vuestros hermanos; tropezáis a cada instante, con la ingratitud, con el egoísmo, con la dureza del corazón, con la incomprensión, con el ambiente de perversidad que os envuelve; y hay instantes, en que os ocultáis tras una de vuestras cárceles sin poder salir de ella, para Practicar el Amor y la Caridad; porque las puertas de los corazones, se cierran para vos; y entonces se acobarda vuestro espíritu, vuestra mano se cierra para negar el Don y la Conciencia os Reclama; y cuando el Reclamo llega a ser muy grande; entonces, traspasáis los umbrales, vais en busca, de los que no os llaman, esperáis también, a los que vienen en busca de vosotros, y entregáis el Bien y la Caridad. Unos la reciben; los otros, no. Unos, la Compensan con la Gratitud; y otros, con la ingratitud.
34. Y así vais Luchando, caminando y Avanzando y el Maestro, os Alienta: ¡Proseguid, Mis hijos!... No esperéis el Pago en la Tierra, no esperéis la Cosecha en este mundo, aún cuando de Cierto, os digo: Yo muchos Alicientes os Daré, del Galardón que tengo Preparado a vuestro espíritu en el Más Allá… anticipo un átomo de él en esta Tierra, sólo para que a vuestro espíritu y corazón, les sirva de Estímulo y de Aliciente para Proseguir en el Camino Recto trazado por Mí; porque si vuestro espíritu, no Recogiera algunas Satisfacciones en este mundo por su Lucha, él desfallecería; pues Mora en una carne y la carne siempre es frágil. Por tanto, Yo siempre os he Alentado en el Camino; y siempre os Alentaré, para que lleguéis hasta el final.
35. Todavía en el Año 1949, venís a Conmemorar Mi Pasión Divina; Mi Pasión que no habéis vivido aún, porque todavía no habéis sido los Maestros del Amor; no habéis vivido todavía Mi Pasión, Mis Discípulos, porque no habéis sido juzgados, porque no habéis tenido vuestro cadalso, ni vuestra Cruz; mas, cada uno, de los que Me sigan hasta el Final, Vivirá Mi Pasión, sufrirá y morirá por Causa de esta Obra, por Amor a los demás; pero os digo, Mi Pueblo: el dolor, el padecimiento, no será por sí mismo, será por los demás. De este sufrimiento, tenéis una pequeña prueba en los padres y en las madres; cuando ellos contemplan descarriado al hijo, cuando le ven enfermo, cuando le sienten distante; cuando el hijo es ingrato para con ellos, aquellos corazones sienten un profundo dolor, semejante al dolor que Jesús sintió; mas no es dolor por ellos mismos, es dolor por los hijos; porque los padres se olvidan de sí mismos, sufren, se entregan y mueren por Amor a los que Aman; por Amor, a los que son parte de ellos mismos.
36. El padre y la madre, tienen su Pasión en la Tierra, en la vida humana: ellos Enseñan, Guían, Aman y se Sacrifican… dan todas las pruebas de su Abnegación, no sólo su sangre, su carne, sus huesos, su corazón y aún su espíritu... también ellos, tienen su Cruz; después de sus caídas, su cáliz de amargura de hiel y vinagre; y aún en el último instante, próximos a entregar el último suspiro, sus últimas palabras son como la última gota de sangre que vierten sobre los seres Amados, sobre las criaturas que fueron carne de su carne y hueso de su hueso.
37. A vosotros, solamente os Preparo para esta Pasión humana. Yo os Preparé con Mi Doctrina Espiritual, a través de los Tiempos, para esta Pasión Espiritual: para Vivir, Padecer y Enseñar, Amando con Pensamientos, Palabras y Obras a todos vuestros Semejantes.
38. Vengo a darle a vuestro espíritu, Universalidad para que no sintáis Amor sólo por los que os pertenecen por la sangre; sino que Sintáis Amor, por todos vuestros Semejantes; que vuestro espíritu, los Reconozca a Todos como a sus Verdaderos Hermanos y como Hijos de Un solo Padre Universal; y si el Amor del Padre, es Universal, porque todos los espíritus de Él brotaron; el Amor de los espíritus, también debe ser Universal. Debéis Amaros Todos, sin distinción alguna. ...
39. En el espíritu no existen linajes, castas, razas, ni diferencia de lenguas. Yo no he hecho un espíritu mayor que el otro, les he Dotado por igual; y si todos, ¡oh Mis hijos Espirituales! os pesaseis en la Balanza de Mi Justicia y de Mi Amor, veríais: que todos pesaríais igual. …
40. En cada uno de Mis hijos, he depositado los Dones Necesarios, para Recorrer la Senda de su Destino; y si los Dones que he entregado a unos, son distintos de los otros, es porque cada quien, los Manifiesta, de acuerdo a su Evolución, a su Desarrollo y Afinidad; mas en el Valor, son iguales.
41. Si ahora en este Tiempo, los unos se Levantan por sobre los otros y unos son ricos y otros pobres, si unos tienen Adelanto y los otros son rudos, no es ésta vuestra única existencia como humano, ni es la única Oportunidad. El Camino del espíritu, no puede ser tan corto.
42. Y en Verdad, de Cierto, os digo: unos se Adelantan y los otros se detienen; después, los Adelantados, se detienen y los retrasados Adelantan... y así, en la Senda de la Evolución, del Progreso y del Perfeccionamiento Espiritual, todos van Caminando, todos van Transitando; y Todos, llegarán a la Meta. Un Solo espíritu, no se quedará a la medianía del Camino, Todos llegarán a Mí, porque ésta es Mi Voluntad; y Mi Voluntad, es: de Justicia, de Amor y de Perfección. ...
43. ¿Quién no Me ha Sentido en esta alba de Gracia, en el fondo de su corazón?... ¿Quién no ha Sentido en su espíritu, Mi Caricia de Padre y de Maestro?... He penetrado muy hondamente en vosotros y Sentiréis esta Presencia, unos instantes más, para que esta Conmemoración –que no es una tradición entre vosotros– sea una Lección más, sea una Palabra más para vuestro espíritu, sea un Conocimiento más que Adquirís dentro de Mi Obra.
44. Yo escucho la Voz de vuestro espíritu y también el Clamor de vuestro corazón. No todos estáis Sanos; no todos habéis encontrado en la Fuente de Salud que es Mi Doctrina; la Salud Completa, ya sea para vuestro espíritu o para vuestra materia. La Fuente ha brindado las Aguas de Salud y de Vida, esas Aguas se Desbordan a cada Instante, Corren en Espera de los enfermos, en Espera de las manos presurosas que con Ahínco las tomen para Ungirse.
45. ¿Qué es lo que espera el Padre, para que la Salud sea Completa en vuestro espíritu, alma y materia? Solamente vuestra Perfección... no sólo Fe; además de la Fe, un Verdadero Esfuerzo en cada uno de vosotros, por la Regeneración, Enmienda y Espiritualidad. Y entonces, al Instante, ¡oh! Mis hijos muy Amados, las Aguas que se Desbordan de esta Fuente de Salud, habrán dejado Sano vuestro espíritu, alma y materia.
46. En esta Alba de Gracia, –invisiblemente– Me Place Ungir a Mis hijos. Quiero daros una prueba más materializando Mi Amor, Sanando vuestro cuerpo; y en cortas albas, os levantaréis llenos de Gratitud, de Fortaleza y de Ahínco, por esta Senda Bendita que Yo os Trazo a cada instante.
47. Mas, hay también quienes Me Cumplen, quienes Trabajan, quienes Luchan por no manchar su vestidura en el camino; y sin embargo, el sufrimiento es en su espíritu o en su carne. ¿Quién no lleva una Cruz sobre sus hombros?.. ¿Quién no lleva en sus labios, un cáliz de amargura?... Pero, os digo: este cáliz y esta Cruz, no son eternos, tampoco son Restituciones que sólo vuestro espíritu Acepta, porque él Reconoce y Comprende. Mas sobre estas Restituciones Yo Derramo Mi Consuelo, la Esperanza y Mi Ayuda Divina. Avanzad por el Camino Verdadero, Mis hijos; y la Salud Completa y Perfecta, será en vosotros para que podáis Levantaros por los caminos de la Tierra: Enseñando Mi Obra… mas no Enseñando lacras, ni flaquezas, ni enfermedad; sino llevando el Bálsamo en vuestro espíritu y Reflejando Salud también en vuestro cuerpo entre los hombres, sorprendiendo a la humanidad con vuestro Bienestar, con vuestra Paz y Salud. Para esos tiempos os Preparo.
48. Entonces, Apurad con Paciencia el Cáliz de Amargura y llevad con Paciencia esa Cruz invisible, porque vosotros, también tendréis que Reconocer, la Restitución que pesa en toda la humanidad; sois los que Comprendéis el Misterio de estos acontecimientos, sois los que podéis apurar con Paciencia, el dolor de faltas pasadas, Restituciones de Tiempos pasados.
49. Pero el mundo... ¿acaso Comprende estas faltas?... El mundo, se impacienta, ante su propio dolor, blasfema y también reniega; y los hombres, quieren poner un hasta aquí a su dolor, a su Restitución.
50. Mas, cuando contempléis la Restitución que pesa sobre el mundo, no digáis: -ese dolor les Purifica.... no estéis Conforme al contemplar que ellos sufren para Lavar sus manchas, ¡no!, Mis Amados: ¡Ayudadles con vuestra Oración!... Ayudadles con el peso de su Cruz y Endulzad un poco también su cáliz de amargura: llevándoles la Luz… haciéndoles Comprender la Restitución que sobre ellos Pesa; para que penetrando por la Senda del Arrepentimiento, de la Regeneración, de la Espiritualidad y la Conformidad, puedan despojarse de ese fardo de errores que vienen arrastrando siglo tras siglo.
51. Pueblo de Israel: ¡Velad por el Mundo!... ¡Velad y Orad por todo el Universo… ¡Rogad, no sólo por los hombres; sino también por los espíritus!... Tenéis una gran Potestad. La Oración y la Elevación del Pueblo de Israel, son grandes. Haced uso de este Don, de esta Arma, de esta Gracia, Mi Pueblo, para que llevéis la Paz al mundo, el Bálsamo a los enfermos; y llevéis también a los espíritus desencarnados, necesitados también de Paz en su turbación, la Luz de vuestra Oración, el Mensaje de vuestro espíritu, de este Pueblo de Israel.
52. Recordando siempre, desde los tiempos de Jacob, el tronco de este Linaje, el Padre pudo decirle a él: Yo os entregaré una Simiente, un Pueblo tan numeroso como los polvos de la Tierra, como las arenas de la mar, como las estrellas de los cielos; y en esos vuestros hijos, en esas simientes, serán Benditas las naciones y los pueblos de la Tierra. Hoy, en este Tercer Tiempo, os digo: no sólo los pueblos de la Tierra serán Benditos por vosotros, también en el Más Allá las Legiones Espirituales serán Benditas por vuestras Oraciones. …
53. Se acerca un alba de Advenimiento Espiritual. Yo le concederé a las grandes Legiones de espíritus, de distinta índole, de distintos grados de Espiritualidad que se Comuniquen con vosotros de espíritu a espíritu, que moren por un instante cerca de vosotros; y en esos instantes de Gracia, en ese Advenimiento Espiritual, vosotros, con la Unión de vuestro Pensamiento, con la Luz y la Unión de vuestro espíritu, les Entregaréis un abrazo, un ósculo Fraternal, una Bienvenida a vuestro espíritu, pensando que un día estaréis con ellos, en la Morada Espiritual.
54. Así os Preparo, Israel; mas, ya que he derramado Mi Bálsamo entre vosotros, id en busca de los enfermos, una vez más; de los enfermos del cuerpo, de los enfermos del alma, los confundidos del espíritu. Haced Obra de Caridad en ellos y convertid su dolor en Alegría.
55. He llenado de Paz vuestro espíritu... y quiero que esa Paz, no salga de vuestro corazón. Convertid vuestro hogar en un Santuario y que esta Paz, no salga de él. Que todo aquel Necesitado que penetrase en vuestro hogar, que la sombra de vuestra techumbre sea como un manto para él y el instante que more entre vosotros, sea de Luz; y la Gracia que Yo Deposito entre Mi Pueblo de Israel, y de la cual sois poseedores, sea también en vuestros Semejantes; porque Israel, con su Vida dará Ejemplo y será cual Espejo Limpio entre los demás.
56. Ha mucho tiempo, os he Profetizado la llegada de los hombres de otras naciones entre vosotros. ¡Cuán pocos, son los que han llegado!... ¡Cuánto Mi Mano los ha detenido todavía!... pero en el instante de vuestra Preparación, cuando Yo contemple que Israel ha Asimilado Mi Enseñanza y no la lleva sólo como una teoría en su entendimiento, ni como una Verdad en sus labios; sino que la Practica con su espíritu y corazón... entonces, Yo Permitiré que el mundo venga entre vosotros, los que formáis esta Segunda Jerusalem Espiritual; y en esta Nación que Representa la Nueva Sión, el mundo encontrará la Explicación, la Contestación a su interrogación; la Solución para sus conflictos, el Alivio para sus males y la Luz para sus Misterios.
57. Mirad, Pueblo, que mucho tendréis que Purificaros aún, que mucho tendréis todavía que Evolucionar y Espiritualizaros para que esta Profecía pueda ser Cumplida, para que esta Nación pueda ser un Ejemplo de Paz y de Luz en el mundo entero; para que pueda ser como un Puerto de Salvación, todavía tendréis que Luchar, Preparar a las Nuevas Generaciones, Velar cuidadosamente por vuestros hijos, porque en ellos es Mi Voluntad Manifestarme al mundo. No sabéis si sea ya en vuestros hijos o en vuestros nietos; pero he aquí que el Maestro, os dice: sed Celosos de Mi Obra, sed Celosos de ellos mismos. …
58. Dejo estas Generaciones tiernas, a vuestros hijos y nietos, como pequeñas Parcelas, como tiernas plantas para que las Cuidéis, para que Crezcan, Florezcan y sus flores sean hermosas y sus Frutos llenos de Vida y su Simiente sea fecunda; mas nunca vana. Y entonces, cuando los hombres de otras naciones penetren entre vosotros, no encontrarán en el seno de este Pueblo a los hombres letrados ni científicos, a los teólogos ni filósofos; pero encontrarán en el seno de Israel: a los Espiritualistas, a los Profetas, a los que Practican un Culto Perfecto a la Divinidad; a los que saben Comunicarse con su Maestro y recibir por medio de esa Comunicación, las grandes Revelaciones y las más Elevadas Inspiraciones. Encontrarán entre vosotros, un Bálsamo que todo lo Sana y que ese Bálsamo, es: el Amor Espiritual.
59. Penetrarán los hombres en vuestra vida humana, Israel, y encontrarán en ella: Virtudes, Honradez y Moral. Escudriñarán vuestras Instituciones y verán que vosotros las Respetáis; y no profanáis lo que el Padre ha instituido, como Legislaciones Divinas y como legislaciones humanas; y entonces, ellos Morarán entre vosotros, Sanarán también sus males; entre vosotros, su espíritu Despertará y por Mí será Heredado. Yo, por el Conducto de vosotros mismos, Heredaré al mundo. ...
60. Lo que vosotros Depositéis en vuestros hermanos, en ellos será; y ellos se Levantarán también, no en vuestro nombre, sino en Mi Nombre; pero Estimulados por vuestro Ejemplo, por vuestras Prácticas, por vuestra Espiritualidad; y allá en sus naciones, en sus pueblos, también ellos serán cual Precursores, Profetas, Videntes, Labriegos, Apóstoles. Y ellos llegarán a los altos palacios y a las pobres chozas; y en las calles y plazuelas, su Palabra Resonará y sus hijos serán también como un Fiel Testimonio.
61. Por eso, Israel... ¡Preparaos! ¡Espiritualizaos!... y contemplad: que si en Años pasados esta Conmemoración Yo la Manifesté en otra forma; hoy la habéis tenido Espiritualmente, para que sepáis que la Jerusalem del Segundo Tiempo, la que Yo busqué, sobre la cual lloré en aquel Tiempo, diciendo: “¡Jerusalem, Jerusalem, si en Verdad supieseis Quién es el que ha Venido aquí!"... No era la ciudad material, no eran los corazones; sino eran los espíritus, a los que a través de Jesús, buscaba.
62. Vengo Comunicándome, por el entendimiento del hombre, en busca de la Segunda Jerusalem. No vengo buscando la ciudad material ni las carnes, sino a los espíritus que a Mi Me pertenecen, para Mostrarme en Forma Espiritual, Intangible e Invisible para el cuerpo humano, pero Visible y Tangible para vuestro propio espíritu.
63. Y en esta Semana de Conmemoración, Me tendréis Espiritualmente; para que sólo vuestro espíritu Reciba Mi Esencia y Mi presencia; y no sean los ojos de vuestra materia, los que se abran para contemplar la Representación de Mi Pasión, ¡no!; sino que vuestro espíritu, Consciente, Unido al de Todos los demás, Allá en lo Espiritual, Escuchéis la Voz de Cristo, del Maestro de maestros, del Espíritu Santo que se Derrama a Torrentes sobre vuestro propio espíritu.
64. Ésta es Mi Enseñanza, ésta es Mi Palabra en este Día de Gracia en el cual Mi Espíritu Divino, ha penetrado profundamente en vuestro corazón... pisando, no los mantos que vosotros tendisteis en aquel Segundo Tiempo a Mi Paso; sino pisando sobre vuestros corazones –que con su Amor forman Mi Blanca Ciudad– penetrando en el fondo de ellos, como en un Santuario; pues ahí, en el fondo del corazón de Israel, haré Mi Santo Cenáculo; reuniré a todos los Discípulos, los cuales no serán Doce, sino que serán todos aquellos que en Día de Conmemoración penetren en Mi Cátedra; y en ellos, será Mi Cuerpo y Mi Sangre. El Pan y el Vino, es: Mi Palabra y su Esencia... la que viene a Daros una vez más Vida Eterna, ¡oh Israel! que una vez más Me habéis tenido y Me habéis Comprendido por el espíritu.
65. Voy Ascender Mi Rayo Divino de entre vosotros, penetrad en Oración por los demás pueblos que están en las religiones de este mundo, en las sectas e ideologías; mas, no para que les juzguéis, porque vuestras Prácticas todavía no son Perfectas; vuestra Comprensión de Mi Obra, no es Plena y vuestro Cumplimiento de la Ley, no es Absoluto. Sois como todos los que van Caminando por las Sendas Espirituales que conducen a Mí: Párvulos y Discípulos… pero vosotros, Elevad vuestro espíritu en Oración por todos, pues los espíritus Me buscan, todos Me Reconocen como Un Solo Dios, como Un Solo Principio y Una Sola Esencia. ...
66. A nadie juzguéis más ignorante, más imperfecto, más retrasado que vos. Ya es tiempo, de que no busquéis la Unificación de espíritu, sólo con el Pueblo de Israel; ¡Elevaos… y buscad a todos los espíritus, Unificaos a todos, Reconociéndolos a todos, Estrechándolos a todos, porque ésa es Mi Voluntad!... En este Día de Gracia: os Bendigo y os Perdono. ... ¡Os Amo mucho, Pueblo Bendito de Israel. ...
¡Mi Paz, sea con vosotros!

México, D.F. Abril 10, 1949.

Respetuosamente con mucho Amor, Comprensión y Tolerancia, en Pro de la Superación Espiritual del nuevo Pueblo de Israel y de la Humanidad, en el nuevo Tiempo de Cumplimiento Espiritual dentro de la Tercera Era de Luz.

Atte.: Su hermano: Rafael de Acapulco Gro.

DonRafadeAcapulco
Mensajes: 662
Registrado: Lun Jul 07, 2008 11:26 pm
Contactar:

Re: Primero y Segundo Mensajes para el Pueblo Espiritualista

Mensaje por DonRafadeAcapulco » Vie Abr 16, 2010 12:59 pm

A la Luz del Templo de Mediodía en el Recinto que lleva por nombre: "Damiana Oviedo"...

Cátedra del Divino Maestro ante Guias y Cuerpo de Mediaunidad en alba de gracia del Miércoles 18 de Diciembre del año 1940

Tema: Reclamo a los 144,000, a Guías y Pedestales del Recinto: La Fe y El Mediodía…

¡Gloria a Dios en las Alturas y Paz en la Tierra a los hombres de Buena Voluntad!... Gloria a Dios en las Alturas y pasa Mi Espíritu Divino, de la Escala de Perfección a la de Jacob, para una vez más desde ahí enviar Mi Rayo Bendito entre Mi Pueblo Amado de Israel, en este día 18 de diciembre de 1940, en que os encuentro reunidos en Representación de los Siete Sellos, de las Siete Iglesias que Elías, por conducto del hijo del hombre, vino a implantar por Mi Voluntad a la Tierra. Yo os recibo y por vuestra Preparación recibo al Universo entero, en Mi Nombre que soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. …
1. – ¡Bienvenido seas, Padre Amado!... –Me decís–... y Yo os digo: ¡Bienvenido seáis vos, Pueblo Bendito!, que habéis Preparado vuestros oídos, al escuchar el repicar de la Campana sonora que ha tañido para vos, que su llamado habéis oído y habéis dispuesto vuestra planta y habéis Preparado vuestro corazón y os habéis apacentado en el Templo del Mediodía; y en el Templo del Mediodía, que lleva por nombre: "Damiana Oviedo"… Yo os he recibido, Pueblo Amado de Israel.
2. Yo os recibo, Mis hijos, en Mi Regazo Paterno; y el Padre, que es todo Amor y Caridad, viene hacia los hijos cuando contempla, que este hijo Amado, debilita su planta en el Camino en que se encuentra; y que ha Menester la Fortificación de Mi Voz Divina, para deciros: vine hacia vos Mi niño, porque vuestra planta, debilitada se encuentra en el Camino; y Mi Mano Poderosa, os levanta, Mi Mano Poderosa os Fortifica; y Mi Voz, os dice: ¡Caminad! ¡Levantaos Fortificado y proseguid vuestra jornada hasta su Terminación!... es ahí donde os he Preparado el Galardón, donde os he Preparado la Bienandanza Espiritual; y en donde llevaréis la Paz, para vuestro espíritu, que mucho Anheláis.
3. ¡Bienvenidos seáis vosotros!... que sois Representación de Cristo, en la Tierra. Bienvenidos, vosotros, que a Imitación de vuestro Maestro en la Tierra, vais caminando; que os he Confiado a las Multitudes, a las Porciones; que os he Confiado a los ciegos que han buscado en las tinieblas y que sólo han encontrado sus propias confusiones.
5. Son las Multitudes, que os he confiado; porque os he dicho, muchos son los Llamados; de entre los Llamados, los Escogidos; de entre los Escogidos, los Predilectos, que sois vosotros, Mis hijos Muy Amados; y en Espíritu y en Verdad, el Padre, se encuentra ante los Predilectos.
6. A Mi Diestra, os he llamado, al mejor Lugar. En el Banquete, he Preparado el Manjar de los manjares; y cada uno de vosotros, tenéis el Lugar que os corresponde, para que Preparéis vuestra planta y la encaminéis a tomar el banquillo que a cada uno os pertenece.
7. También os digo: os he dado el tiempo para el Tiempo… y en él, niño, os he dado Mis Complacencias. Os he llamado del Universo entero; y os he Escogido y os he Privilegiado, nombrándoos: Trinitario Mariano, Hijo de la Luz, Hijo de Israel, Discípulo de Cristo y del Espíritu Santo. …
8. Vos que transitáis en la Tierra en Mi Nombre y que los ojos de los hombres contemplan que sin calza vais transitando en los caminos, que sois el hombre pobre y Humilde y que sólo revestís vuestro cuerpo con harapos humanos que los hombres de la Tierra con su poderío van dejando, porque de vuestra vestidura espiritual, uno a uno de vuestros jirones, han llevado en su mano.
9. Sois la Representación del Cristo, en la Tierra, que Vestidura de Gracia os he Confiado; y las Multitudes, de esta Vestidura, en cada una de sus manos llevan un jirón porque os han desgarrado.
10. ¿Y qué habéis hecho vosotros, Discípulos Amados?... vosotros, que también formasteis parte de los confundidos, que también formasteis parte de los aletargados, de los que sólo levantaban sus pupilas vendadas con la venda de oscuridad, de los que también llevaron sus rostros revestidos con la máscara de la hipocresía y cubiertos con la befa y el escarnio, ¿qué habéis hecho vosotros, Mis hijos ante el escarnio y la befa de las multitudes?...
11. Los unos, en lo más recóndito de vuestro corazón, habéis recordado vuestros tiempos paganos; habéis recordado vuestro tiempo, cuando también vuestra mano se levantó y cuando también vuestros labios se abrieron ante el escarnio y la befa de un Maestro que con vosotros transitó en la Tierra, en envoltura aparente, para derramar hasta la última gota de su sangre en la cruz, para Redimiros.
12. Formasteis parte de los parvulillos, pero los Tiempos han pasado, vuestros espíritus ya Evolucionados y os han sorprendido; y cuando estáis en el Tercer Tiempo, cuando de entre los llamados os he Escogido y os he Privilegiado y os he dado por añadidura el Don del Sacerdocio, el Don de Guía de Multitudes, porque lleváis a vuestra custodia a un pueblo, para que le Guiéis por el Camino; porque ahora formáis Parte de Mis Discípulos Amados.
13. Sois los Preparados. Ya no sois el Párvulo, ya no sois el niño que no Sabe lo que hace; ahora sois los hombres que os levantáis y que sentís en vuestra mano, el Cargo que os he confiado; y que sentís que también, lleváis a cuestas la Cruz del Cumplimiento; la Cruz, de las culpas de la humanidad, ¡Créalo el hombre o no lo Crea!...
14. Porque vosotros, Guías de Multitudes, lleváis a cuestas, la cruz de las multitudes; lleváis a cuestas la cruz de las maldades y las mortificaciones de vuestro Pueblo, de las Porciones de Mi Pueblo Amado de Israel, del que no habéis Preparado, del que habéis dejado que transite a su propia voluntad y Me atribuya imperfecciones.
15. Os he confiado al Cuerpo de Mediaunidad; y el Cuerpo de Mediaunidad, no ha llevado Mi Obra en su mano, a Mi Obra ha osado añadirle la suya; y cuando habéis contemplado vosotros, Guías de Multitudes, que el Cuerpo de Mediaunidad practica su propia obra, niña, ¿qué habéis hecho vosotros, que sois los Representantes de vuestro Maestro en la Tierra?...
16. Habéis preparado vuestra lengua viperina con el odio y la mala voluntad; y no le habéis llamado, como al niño que no Sabe lo que hace y no le habéis dado palabras de Amor, de Comprensión y de Verdad. Lo habéis apartado de los linderos en donde los Labriegos cavan la tierra; lo habéis apartado de las Parcelas, porque decís que es, en espíritu y en Verdad, la mala hierba. ...
17. ¿Este el Amor de vuestro Maestro?... ¿ésta la Caridad con que os he venido a Enseñar a Perdonar, a vuestro semejante y hermano; y con la que os he venido a Revelar una Enseñanza Divina, para llevar la Doctrina Sacrosanta de vuestro Padre?...¡lejos de Amarle, lejos de atraerle a vuestro Regazo?...
18. Porque cual Maestro, os he dicho: os dejo y os confío a los pequeños... y si contempláis, que sus maldades y sus imperfecciones, se mezclan a Mi Obra, niño, os he Enseñado a Velar y a Orar, para que contempléis la impostura; y que con Amor y Caridad, abráis los ojos hacia la Verdad; y contempléis, la Verdad y la mentira de los hombres, Pueblo.
19. Mas, no os habéis Preparado, Guías de Multitudes, habéis dormido y habéis dejado que vuestros pueblos, marchen a su propia voluntad. Habéis dejado que los Ruiseñores, vuelen de rama en rama, buscando el árbol que no está preparado por Mi Divina Voluntad; y cual Ruiseñores, por doquier dan sus Trinos; por doquier, abren sus piquillos.
20. Y os digo, en Espíritu y en Verdad: aquellos que han marchado a su propia voluntad, sus labios sólo han pronunciado palabras de desunión para los pueblos… mas, no les han dado Mi Esencia Divina, no han Revestido sus corazones, no han Revestido sus espíritus, con la Gracia de Mi Espíritu Santo.
21. Vuestro Dios y Señor, por doquier Mora; vuestro Dios y Señor, Mora en vuestro corazón, pero cuando os sabéis Preparar.
22. ¿Y qué han dejado, los que a su propia voluntad han querido marchar?... por doquier, han dejado los campos de muertos; por doquier, sus manos no Siembran las Simientes que el Dueño y Señor les ha confiado para sus tierras. Son sus manos, las que cavan las fosas para los muertos, a los que muerte han dado; en espíritu y en Verdad, a los que han arrancado la Fe de sus corazones, con sus palabras.
23. Son los que a voz en cuello marchan por las calles predicando a Mi Nombre y llevándolo antes las multitudes; y en su frontal, enseñan el Triángulo Trinitario, con la diestra mostrando Mi Obra y con la siniestra, recibiendo también de las multitudes a cambio de Mi Palabra; a cambio de Mi Obra Divina, a cambio del Amor de vuestro Maestro, habéis recibido los metales y os habéis convertido cual mercaderes de Mi Templo. ¡Estos son Mis hijos, éste es el Cuerpo de Ruiseñores, éste es el Cuerpo de Mediaunidad, éste es el cuerpo de Componentes que no abre sus ojos hacia la Verdad y que en su Puesto, no les contemplo!
24. Llegando hasta la terminación del lustro, llegando a la terminación de las trescientas sesenta y cinco albas que os he podido confiar; y que alba tras alba, he sido con vos, alba tras alba os he dado Mi Palabra, alba tras alba os he Llamado con el más grande Amor de un Padre, del sentir del Cristo, de vuestro Maestro. Yo, os he dicho: ¡Venid hacia Mí, hijo Mío muy Amado! contemplad vuestra falta, porque vengo a Salvar a vuestro ser, del Juicio de vuestra Conciencia.
25. Vosotros que sois la Vida del muerto, porque a vos, Vida os he dado; vosotros que sois el Fuerte del Universo, vosotros que sois el Ejemplo de la humanidad, Guías de Multitudes: habéis dormido… y vuestro Cuerpo de Mediaunidad, marcha a su propia voluntad, atribuyendo imperfecciones en Mi Obra; de sus labios, sólo manan desunión y mentira, sus labios sólo manan muerte para las multitudes.
26. Mas en Espíritu y en Verdad, os digo: lleváis una Restitución a cuestas… porque a vos, Mis hijos, que os he retenido; y cual humildes, marcháis en la Tierra; que le he dado a vuestros labios, porque Soy todo Amor y Caridad, el Pan cotidiano para que sustentéis vuestro cuerpo; pero contempláis que este pan, es mezquino en vuestra mesa. ¿Y por qué Mis hijos?... porque vos mismo os lo habéis retenido, por vuestras malas obras, por vuestra falta de Cumplimiento y de Respeto, de Amor y de Conciencia, para la Obra que os he Confiado.
27. Por eso, os he Llamado en este día de Gracia; por eso, os he Preparado en esta alba el banquillo, no para señalaros como Juez, porque Soy el Padre, si os llamase como Juez, Mi Justicia sobre de vos dejaría; pero soy el Padre, que mucho os Ama y que a precio muy caro Me habéis costado; y que el instante cercano está, en que de la Escala de Perfección, los Rayos Universales del Padre Eterno Gran Jehová, descenderán hacia vos... ¿y qué vais a entregarle, Mis hijos, si nada en vuestra mano lleváis consigo?...
29. Advenimientos van, Advenimientos llegan y vuestra mano, vacía se encuentra; y en vuestro Alfolí, niño, sólo almacenáis para vos; mas, a las multitudes nada habéis dejado, nada habéis Sembrado en sus corazones, porque son las multitudes que marchan a su propia voluntad y que no le han dado el Cariz Verdadero a Mi Obra, que no tienen Veneración ni Respeto, al Tabernáculo que os he Confiado; son las multitudes que blasfemando son dentro de Mi Casa, son las multitudes que duermen, son las multitudes que siguen vuestro mal ejemplo, ¡oh! Guías de Multitudes; y son las Multitudes muertas, que por doquier contemplo. ...
30. ¿Y qué vais a entregar cuando el Padre Eterno gran Jehová, ante su Presencia os llame?... Sólo presentaréis la culpa, de los que os han Confiado; sólo le presentáis vuestra pereza, vuestro sueño profundo, en el que aletargados os encontráis.
31. ¿Y qué hace el Cristo, ante el Reclamo del Padre Eterno?... ¿Qué hace el Maestro, que por vos humanidad, llegó al Sacrificio para Enseñaros a morir, para Enseñaros con qué Humildad se doblegó la planta del Gran Maestro, ante el Padre Eterno Gran Jehová?...
32. ¿No habéis sentido el dolor de una Madre, que el sacrificio habéis dejado impreso en su corazón, por el dolor de un hijo Amado?... Vosotros, no habéis sentido ese dolor, no sentís el dolor de la humanidad, no sentís vuestro dolor mismo, porque de vos mismo, no tenéis Caridad. ...

33. El Padre, ha Preparado el Árbol Frondoso de la Vida, la Fuente de la Gracia; la Fuente Inagotable de Mi Amor, en donde Me he Derramado con todas Mis Complacencias, en donde he depositado la Corona de Dones y de Gracias, en donde está el Arca de la Alianza donde he dejado Mis Veintidós Preceptos, que son en sí, Una sola Ley.
34. Os he dejado Mi Obra Divina –que encierra el Amor y la Caridad– para la humanidad; mas vosotros, Guías de Multitudes, los unos habéis Reconocido el Árbol por su fruto, los otros habéis Reconocido la Fuente de la Gracia, el Templo del Mediodía que es la Casa donde habéis recibido para vuestra mano, donde habéis recibido el calor de un Padre; mas vosotros a hurtadillas de los ojos de los hombres, –porque Mi ojo Divino todo contempla– habéis dormido y habéis hurtado del Árbol los Ramajes y los habéis llevado a plantarlos a vuestra propia voluntad.
35. Habéis llevado Mi Obra a vuestro albedrío, a vuestro fango y a vuestra iniquidad; habéis hurtado del Agua Cristalina para regar vuestro árbol; y cuando en vuestra mano le habéis tomado, niño: le habéis enturbiado... y son las turbias aguas con que regáis vuestros ramajes y vuestros arbustos.
36. A vosotros, Guías de Multitudes, os pregunto: ¿habéis reconocido el Templo del Mediodía?... ¿Habéis reconocido a la Guía de Multitudes, a la Guía de guías, como la primera Representación de vuestro Maestro, en la Tierra?: No, Mis hijos… habéis marchado a vuestra propia voluntad.
37. Os he dado Mi Orden, os he dado Mi Mandato, que es Ley: que no habrá Recinto, que no habrá Arbusto Reconocido, si sus raíces no están plantadas por Mi pequeña Guía de Multitudes, por Pedro, Piedra Fundamental y por Mi Pequeño José. Porque ésta es Mi Voluntad. ...
38. Como Privilegiado, os he dado el Recinto: La Fe… en donde Me he Derramado en todo Mi Esplendor, con todas Mis Complacencias, por eso he Preparado las albas de Gracia, para que reunidos y congregados estéis vosotros: Guías de Multitudes, Cuerpo de Mediaunidad, Cuerpo de Ruiseñores… en el Recinto: La Fe… y en el Recinto del Templo de Mediodía que lleva por nombre: Damiana Oviedo… en el Uno, para que dejéis el Fruto de vuestra Faena y hagáis presente ante las multitudes: Mis Prodigios que dejo Impresos… en el corazón de los hombres y qué vais recibiendo; y en el Templo del Mediodía, para dejar: Mi Orden… para que por Ella, os Rijáis en la Tierra.
39. Sí, grande es vuestro Amor; grande es vuestro Amor, hacia vuestro Maestro, grande es vuestro Ahínco, por Trabajar; pero el Amor inmenso que lleváis en vuestro corazón, os digo, en Espíritu y en Verdad, lo lleváis confundido con vuestra cizaña y vuestras ambiciones Terrestres, con vuestras deidades y vuestras jerarquías; y este Amor, que ya no es Puro para Mí, os digo niño: ¡No lo recibo!... porque sin Amor, vais trabajando en Mi Nombre; sin Amor, vais dejando impresa Mi Obra en las Multitudes, por eso las multitudes marchan sin Amor y sin Conciencia porque no Respetan a Mi Divina Voluntad, porque no temen a Mis Altos Juicios, porque no habéis Enseñado a sus corazones a Respetar a Un Padre Celestial, ya que como Juez, no Me he Manifestado entre vosotros, porque no os he llamado como Rey, os he Llamado como al hijo muy Amado, os he Llamado como a Mi niño Escogido.
40. Mas, para los que han hurtado, es el instante de que Tornen al Dueño y Señor, lo que a Él Pertenece; que el Padre, a cada uno de vosotros, os da lo que os pertenece en la Tierra, por añadidura.
41., Os he Nombrado Guías de Multitudes, como Privilegio y como Restitución, porque ésta es Mi Voluntad, porque en Mis Altos Juicios sólo Yo; mas, no habéis sabido Desempeñar vuestro Cargo en la Tierra; le habéis desempeñado, le habéis llevado, le habéis analizado en vuestro entendimiento y le habéis cumplido a vuestra propia voluntad.
42. Sólo habéis preparado vuestro corazón, para agradar a los ojos de los hombres, ya que ellos no os escudriñan internamente; pero Mi Ojo Divino que todo lo Contempla, que todo lo Sabe y que todo lo Ve, si a las profundidades de la Tierra osaseis ocultaros y en las profundidades de la Tierra tuvieseis la osadía, de añadir a Mi Obra, la vuestra; os digo: niño, vuestro espíritu que es Emanado de Mi Esencia Divina, nuevamente tornará a la Tierra… porque nuevamente, volveréis a Cumplir, lo que no hubieseis Cumplido.
43. Grandes porciones de mi Pueblo, de la Tierra, he levantado; gran cantidad de los Ruiseñores, de la Tierra han desaparecido; y os digo en Espíritu y en Verdad: en la Depuración de Mi Obra, grandes porciones de ellos, de la Tierra levantadas serán, porque ésta es Mi Voluntad. Porque desaparecerán, los malos labriegos de la Tierra; y a ella, entregaréis el Tributo de vuestro cuerpo.
44 Pero, os digo en espíritu y en Verdad: nuevamente tornaréis al Cumplimiento de vuestra Misión, cuando os halláis Limpiado y Purificado, como el oro en el crisol… y entonces, Mis niños, en vosotros Mi Voluntad se va a hacer, porque Soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, ¡Créalo el hombre o no lo Crea!... Yo, Me Derramo en todo ser viviente.
45. Mas, en Espíritu y en Verdad, os digo: Multitudes, que apacentándoos estáis para la Depuración de Mi Obra; solos vais a quedar a Mi Voluntad, porque los unos vais a quedar huérfanos de Mi Palabra; y a los otros, os digo: En espíritu y en Verdad, vais a llevar Mi Palabra a naciones extranjeras, porque voy a Preparar vuestra planta, voy a Depurar vuestra lengua viperina, de la blasfemia; voy a Purificaros en el lecho del dolor a los unos y a los otros, con los vuestros, con vuestros hijos, con vuestros padres, con vuestras esposas, con vuestros esposos; porque es tiempo, de que os reunáis, de que abráis vuestros ojos del letargo, de que ya no seáis cual la virgen necia, que no contempléis con atención que vuestra Lamparilla se extingue; y cuando vuestro Maestro, haya pasado, lloréis Mi ausencia entre vosotros. ...
46. Voy a Preparar vuestra planta, voy a Limpiar vuestros labios, porque vais a marchar a Mi Voluntad, en el tiempo que para vosotros os voy a preparar. Los unos, vais a marchar a naciones extranjeras; los otros, vais a marchar a distintos lugares dentro de la Nación Mexicana, en donde dejaréis impreso Mi Mandato.
47. Os he Pronosticado, que para el año 1950, de entre las multitudes, Conmigo de Espíritu a espíritu se Comunicarán; y entonces, no os daré Mi Palabra por medio del entendimiento del hombre. ... Y, ¿en dónde están vuestros Preceptos, Pueblo de Israel?... ¿En dónde están vuestros Preceptos, Componentes de Mi Pueblo, para Enseñar a las multitudes la Nueva Vida, donde van a penetrar las generaciones venideras, las generaciones Benditas que tendrán que recibir Mi Comunicación, de Espíritu a espíritu?... ¿Dónde?... …
48. Os digo: que Mi Palabra Cumplida será; y todos los falsos dioses, piedra sobre piedra quedarán derrumbados y de ellos, nada quedará; y es donde han resurgido las generaciones que Me buscan, las generaciones que marchan entre turbas buscándome por distintas religiones, buscándome en su ciencia, buscándome en sus libros humanos; Yo os digo: en espíritu y en Verdad, esas Multitudes, esas caravanas que de lejanas Tierras Me buscan, también se allegarán a Mi Obra; y en Espíritu y en Verdad, Me Encontrarán. …
49. Mas sois vosotros, Guías de Multitudes: los que estáis Preparados a recibirlas, para mostrarles: no el libro que vuestro talento haya escrito; sino el Libro de Mi Enseñanza, el Libro de Mi Ley, el Libro de Oro donde Impresa está Mi Palabra… porque he Preparado a las Plumas de Oro, para que Impresa Mi Palabra quede.
50. Diez lustros os quedan, diez lustros, en que voy a Prepararos y en los que grandes acontecimientos vais a contemplar, en que grandes vicisitudes vais a palpar; Diez lustros, Mis Amados, en que si no Cumplís con Mi Palabra Divina, Mi Mandato y Mi Ley; en Diez lustros, Pueblo de Israel, Restituiríais en espíritu y en Verdad, todo el Tiempo perdido:, desde la primera alba en que os mandé al Enviado del Tercer Tiempo, a Elías por conducto del hijo del hombre; desde la Primera Palabra que os he dado en Mi Comunicación por medio del entendimiento humano, hasta su final.
51 ¿Queréis, Mis hijos, que Mi Palabra se cumpla, como Juez?... ¿Queréis diez años de Restitución para vos y para los vuestros, para vuestros hijos y para los hijos de vuestros hijos?... ¿Queréis en espíritu y en Verdad, contemplar el Ministerio de vuestro Padre, como Juez Inexorable?... ¿queréis diez años, de juicio y muerte?...
52. Ante Mis Íntimos Arcanos, no os permito penetrar, porque no es Mi Voluntad; pero grandes acontecimientos vais a contemplar, grandes Revelaciones Mis hijos, en vuestra mano voy a depositar; porque ha tiempo que os he Llamado, ha tiempo que os he dado Discípulos Amados y os habéis aletargado. Y Sabiendo que el Padre, es todo Amor y toda Caridad y Confiando que el Padre os Perdona, niño, volvéis a delinquir, volvéis a profanar.
53. Y os digo: voy a llegar a la terminación de vuestra profanación, porque voy a Extinguir la profanación de Mi Obra, voy a Depurarla… voy a Preparar también, a los hombres que Cargos tienen en la Tierra, los hombres también piden la Depuración de sus leyes, la Reforma de sus mandatos para el Mejoramiento de la humanidad porque sus entendimientos, los he Preparado.
54. Primer Mandatario de esta Nación Mexicana: he despojado vuestro corazón de las ambiciones terrestres de que os encontrabais poseído; para regir los destinos de la Nación Mexicana Yo os Preparo, una vez más. … He Preparado vuestra planta, porque la levantaréis; y vuestros ojos Contemplarán la Luz de Mi Espíritu Santo, Escuchando Mi Palabra Divina y Mis Mandatos, que han sido Entregados por medio del entendimiento del hombre.
55. Es Mi Mandato entre vosotros, que vais a Contemplar, porque Testificándome a Mí Mismo en este Tiempo Me encuentro; y es Mi varón, el que Cumplirá Mi Palabra, porque si no la Cumpliese, levantado de la Tierra será por Mi mano Poderosa, quien Preparando está también a sus hombres, a los que le secundan en la faena Terrestre, en sus leyes y en sus mandatos, para buscar la imperfección de los hombres; y también con su ley, someter a los malos labriegos y buscar la maldad de la impostura.
56. Y os digo, en Espíritu y en Verdad: He Preparado sus plantas, porque llegarán a vuestros Recintos como escudriñadores, pero no de Mi Obra, ya que Ella será en sus corazones, porque Mi Mano Poderosa los ha Preparado; sino para escudriñar vuestra obra; y os digo en Espíritu y en Verdad: para dejar también de su ley, la Justicia de los hombres. …
57. Ésta es la Depuración de Mi Obra, éste es el Principio para Apartar vuestra profanación, para apartar lo que vuestra mano ha añadido a Mi Mandato que es Ley, que Mi Mano Poderosa le aparta, porque soy la Perfección entre vosotros... y si de Mi Perfección, os he dado; es para que de Ella, entreguéis a vuestras Parcelas que son las Multitudes, para que Trabajéis a Mi Voluntad, no a la vuestra.
58. Y os digo en Espíritu y en Verdad: Sí sé que lleváis el sufrimiento, sé que lleváis alba tras alba, el llanto en vuestras pupilas; que vuestro rostro demacrado por el dolor, refleja la amargura y el sufrimiento, en un Pueblo que lleváis a cuestas, para que seáis el hijo Imitador del Padre para que seáis el Ejemplo de la humanidad.
59. Habéis nacido, vosotros, Guías de Multitudes, Cuerpo de Ruiseñores, para el dolor; sois la Representación, del dolor en la Tierra; y Yo os Fortifico para que seáis Abnegado y Paciente y seáis el Servidor que doblegue su dura cerviz a Mi Voluntad, ante el Dueño y Señor.
Y cuando os hayáis doblegado ante el Padre, como Siervo, de lleno os Colmaré; ya que por mucho tiempo, habéis contemplado vuestras arcas vacías, habéis contemplado vuestra mano retenida, habéis contemplado la copa de amargura en vuestros labios y sólo habéis saboreado del acíbar hasta las heces, Mis hijos. ... En estos instantes, Guías de Multitudes, Yo os Preparo: con Mi Fuerza y con Mi Amor. ...
60. Guía de guías, Representación de todos los Guías del Pueblo de Israel, Representación de vuestro Maestro, en la Tierra, que marcháis unida a Elías, que Manifestándose está por conducto del hijo del Hombre y que es el Guía de encarnados y desencarnados; en estos instantes, Escuchad Mi Mandato y Escuchad vosotros, Guías de Multitudes:
61. Todo aquel hijo que os quisiese tomar del Árbol su ramaje, para Plantarlo, para ofrendarme un Tabernáculo en donde las multitudes reciban Mi Palabra, nuevamente os ratifico ante el Templo del Mediodía, en el Recinto que lleva por nombre: "Damiana Oviedo"… en el alba que he Preparado para la Unión de las congregaciones de Mis Recintos; pediréis ante todas las multitudes, ante la Guía de guías, ante Pedro Piedra Fundamental y ante Mi pequeño José, Guía del Recinto: La Fe… y Mi Mandato os daré; y si Mis pequeños, en Representación de Mis Tres Potencias, no marchasen a la Plantación de vuestros Recintos, Reconocido no quedará bajo el Templo del Mediodía, que lleva por nombre "Damiana Oviedo" porque ésta es Mi Voluntad.
62. Porque todos y cada uno, habéis marchado a vuestra propia voluntad, habéis tomado del Árbol su ramaje y lo habéis plantado, ¿en dónde, Mis hijos?... vuestros ojos no han contemplado la Tierra firme, no habéis buscado la tierra Fértil y le habéis sembrado en los pedruscos, no habéis cavado la tierra para sumergir sus raíces, no le habéis dado el Agua cristalina y sus raíces han quedado en el pedrusco y no han penetrado en la tierra; los rayos del sol candente los han secado y sin Savia están, por eso los hijos mueren, por eso las multitudes no reciben; porque no habéis Preparado vuestras tierras, porque habéis hurtado a vuestra propia voluntad; y los Discípulos del Padre, los Discípulos del Maestro, no hurtan, Mis hijos, porque no os he enseñado a hurtar; os he Enseñado a pedir con Humildad. Y Yo Soy el Dueño y Señor... y el Dueño y Señor, dando a su Voluntad, se encuentra.
63. Bienaventurado el hijo que se levanta, que abre sus labios, pide y espera Mi Voluntad y marcha a Mi Voluntad, que Efectivo y grande será, grandes las Galas Espirituales de los distintos Recintos serán, porque Revestidos con Mi Esencia y en espíritu y en Verdad, por los labios de los hombres, serán.
64. Cuerpo de Ruiseñores, Cuerpo de Sacerdotisas y Sacerdotisos, Pedestales y Guías que en esta alba de Gracia he llamado ante el Padre, ante el Maestro, ante el Rabí de Galilea, Yo os pregunto: ¿En dónde están las Multitudes que por vuestra mano, Mi Mano Poderosa ha entregado el Triángulo Trinitario?... ¿En dónde están los hijos que lo han recibido?... Han marchado, han buscado sus caminos; y sólo os habéis concretado, Cuerpo de Sacerdotisos y Ruiseñores que presentes estáis, a preparar vuestros labios; pero no con el Amor y la Caridad para la humanidad. Sois vosotros los Escogidos, pero sois los más tentados.
65. A los unos os he Escogido, el Esposo os ha llamado; y cual sortija de Alianza y Unión, he ceñido en vuestro dedo; he Limpiado vuestra planta, con el Agua cristalina; he Limpiado vuestros labios, para que manen de ellos, Palabras de Amor y Vida para el muerto, para que en Verdad, Mi Esencia Divina se Derrame, cual Bálsamo de Consuelo para el sufriente.
66. Mas, en Espíritu y en Verdad, os digo: A las que he Preparado con Mi Mano Poderosa; y les he dado Mi Mandato, porque sólo a vuestro Dios y Señor tendréis que Servir; habéis abierto vuestros ojos hacia el mundo y habéis pedido sus placeres y en el fango os habéis confundido y habéis sumergido vuestra planta y vuestro cuerpo.
Habéis profanado vuestras Galas Espirituales, habéis roto vuestros Velos y los vientos los han llevado y sois las doncellas que marcháis cual flor marchita, sin Esencia y sin Amor, ya no se Eleva el Aroma de vuestro corazón como el Aroma de las flores, como el Perfume que se Eleva; ya no ofrecéis a vuestro Padre Celestial, ya no ofrecéis a vuestro Esposo, al Esposo de las Escogidas y de las Privilegiadas, todo vuestro Amor para Servirme, para Servir a la humanidad.
67. Por añadidura os he dado el Don de Sacerdotisos y Ruiseñores; pero os habéis confundido en vuestra carrera veloz; os Contemplo trabajando a vuestra propia voluntad, entregando al mundo el amor, que solamente a vuestro Padre pertenece, y que sólo os deja llanto y dolor.
68. Voy a Preparar vuestros labios, porque muchos de vosotros, vais a marchar a distintos lugares, a distintas naciones, en donde vais a dejar Mi Palabra Divina; vais a marchar a los mares, vais a marchar a las lejanías porque vuestra planta Preparo en estos instantes.
Limpio vuestros labios de la blasfema, voy a Purificar vuestro corazón, a quitar de él, todo cuanto no sea agradable a Mi Pupila Divina, para que os Preparéis y Me sirváis, con todo vuestro Amor.
69. Es la Humanidad la que os espera, la que os llama; y a quien tenéis que Servir, porque ésta es Mi Voluntad; porque os he hecho, porque os he Formado el Servidor de la humanidad, os he Formado Humilde; y Humilde, os quiero.
70. Preparad vuestras Galas para Servirle a vuestro Maestro. Limpiad vuestro cuerpo y Limpiad vuestro espíritu, para que Mi Esencia Divina se Derrame en vuestro entendimiento; y de vuestros labios, manen Palabras de Amor y Verdad.
71. No engalanéis vuestro cuerpo con adornos ni con recamadas telas, ni con la vestidura regia que los hombres de la Tierra admiran; no oséis agradar a los ojos de los hombres, agradad a vuestro Padre, Agradad a vuestro Maestro; que en Espíritu y en Verdad, cual más Humilde os he Escogido, para que seáis el Ejemplo de Humildad, ante un Pueblo que os escucha y os contempla, ante un Pueblo que seguirá vuestro Ejemplo de Humildad y Mansedumbre.
72. No os enseñoreéis con la Misión que os he confiado, ya que las albas han transcurrido y cual rey y señor de la Tierra habéis tomado vuestro banquillo y os habéis preparado; y os digo, en espíritu y en Verdad: vuestros labios no han dado Mi Esencia Divina… de vuestros labios, a manado la desunión para los pueblos, porque las multitudes marchan por doquier; de vuestros labios, han manado muerte y son los muertos que Mi Mano Poderosa levanta; y a quienes Yo doy Vida Eterna, porque Soy la Vida de la Gracia Eterna para todo el Universo, para todo ser Viviente, para todo cuanto lleve Hálito de Vida Espiritual.
73. Porque os he dado Soplo de Vida, os he dado átomo de Mi Espíritu Santo para que moréis la Tierra y de Mi Espíritu Santo, forméis parte. Y vuestros labios, han dado muerte; y si han resurgido a la Vida de la Gracia, es porque Mi Mano Poderosa los ha Levantado, no porque os hayáis Preparado y les hayáis Levantado vos mismo.
74. Cuerpo de Ruiseñores: vuestros Trinos no han llegado a las lejanías, no han cruzado los vientos, no han llegado hacia las jerarquías de los hombres, no han llegado a las deidades humanas para hacerles contemplar la Humildad… y la Tierra, se ha ensañado, la Tierra manchada de sangre se encuentra; las naciones se levantan y se arrebatan las unas a las otras, cruzan sus aceros, desenvainan sus espadas de doble filo y ponen al frente sus ambiciones Terrestres y se arrastran ante su tesoro de oro.
75. Forman su torre de Babel, cimientan su Sodoma y Gomorra; y los Ruiseñores, no dan los Trinos Verdaderos ante la humanidad; pero Yo, os Preparo en estos instantes, la Luz de Mi Espíritu Santo, Derramo en vuestro entendimiento y Yo os Limpio de la blasfemia, Preparo vuestra planta; y Sujeto a Mi Voluntad, desde este instante hasta la terminación de vuestra Jornada, os dejo; porque ésta es Mi Voluntad.
76. Para Servir a vuestro Maestro, para Servir a vuestro Padre, no ponga vuestra mano el obstáculo, porque Mi Mano Poderosa lo apartará. ¿Queréis Servir a vuestro Padre, sólo en la soledad, Mis hijos?... ¿Queréis Servir a vuestro Padre, cual paria que transita en la Tierra, sin su padre, sin su madre, sin su esposo y sin su esposa, queréis Servirme sin vuestros hijos?...
77. Yo he Preparado el tiempo para el Tiempo, para que en él dieseis a vuestro Dios y Señor, lo que vuestro Dios y Señor os ha Confiado y pidiendo está, que es: el Cumplimiento ante Mi Mandato. …
78. El tiempo para vos, he preparado, para que cumplieseis vuestras faenas de Tierra; pero ante todo Mis hijos, ¿dónde está vuestro Deber, el Compromiso Verdadero que habéis contraído ante un Cumplimiento Sagrado, ante una Misión muy Delicada?...
79. Vuestros ojos no han contemplado la verdadera Restitución de la humanidad, solamente a vuestros oídos ha llegado el palabrerío de la Restitución que el Primer Tiempo posó en el Pueblo de Israel, cuando también los torbellinos, cuando las hecatombes se desataron por doquier, cuando las plagas por doquier germinaron; mas, de las plagas niño, Mi Mano Poderosa os ha Salvado en el Tercer Tiempo; pero si queréis Restitución, Mis hijos; Mi Mano Poderosa levantará su Cetro, cual Rey y Señor.
80. En estos instantes Cuerpo de Ruiseñores, de los distintos lugares que os habéis apacentado ante la Guía de Multitudes del Templo de Mediodía, ante los Componentes que presentes están, os digo, Mujer: En las albas en que os doy Mi Palabra del año venidero, Prepararéis a Mis Pequeños, a cada uno de los Sacerdotisos de los distintos Lugares, para que cada uno tome el Lugar que le pertenece en el Templo del Mediodía que lleva por nombre: “Damiana Oviedo"… para el Cumplimiento de su Misión; y cada uno ocupará el lugar donde Transmitiendo Estoy Mi Palabra Divina; porque ésta es Mi Voluntad. ... Y vos, Mujer, le recibiréis, porque ésta es Mi Voluntad. Yo Preparo vuestro entendimiento para que Contempléis y Distingáis el Fruto del Árbol; y de vuestro Dios y Señor, su Esencia, porque ésta es Mi Voluntad. ¡Bendita seáis, Mi Pequeña!…
82. Es, para la Depuración de Mi Obra, es Mi Mandato y es Mi Ley, porque en Mis Altos Juicios sólo Yo; y del Templo del Mediodía, los Ruiseñores Alimentarán a los Recintos, donde un Ruiseñor Preparado no esté aún, porque ésta es Mi Voluntad. ...
83. En estos instantes, Guías de Multitudes de "La Fe": Prepararéis a vuestros Ruiseñores que os he Confiado, con el Amor y con la Caridad; vais a principiar vuestra faena, vais a demostrar la Verdadera Unión con el Templo del Mediodía que lleva por nombre: “Damiana Oviedo" y así como se Desempeña el Cumplimiento en el Templo del Mediodía, así se Desempeñará en el Recinto de La Fe, porque ésta es Mi Voluntad.
84. Mujer: Yo os Preparo para que transmitáis Mis Órdenes a los Guías y Sacerdotisas que presentes no han podido ser, pero Mi Ojo les contempla y Mi Mano Poderosa les Prepara con todo el Amor y con toda la Caridad. Prepararéis vuestras plantas, para el Cumplimiento de la Misión que os he Confiado. Y vosotros, recibiréis: Guías del Recinto "La Fe", Guías del Templo del Mediodía y Componentes… recibiréis a Mis hijos que de los distintos Lugares se apacienten al Cumplimiento de su Misión.
85. Cuando los torbellinos se levanten y los vientos sorprendiesen a los distintos Recintos y Mis hijos en confusión se levantasen, acudid al Templo del Mediodía en donde encontraréis al Padre, la Luz de su Espíritu Santo; y de los Componentes, el Buen Consejo para que os Guíen en la Tierra, en el Cumplimiento de vuestra Misión.
86. Yo os Preparo Mujer, para que recibáis en vuestro regazo, a los hijos que buscan, a los hijos de la Luz; también saben confundirse por instantes los hijos de la Luz y a su Despertar, los torbellinos les sorprenden.
87. En estos instantes Yo os Preparo Guía de Multitudes, el Padre, escuchando los lamentos de sus hijos se encuentra. Guía de Multitudes, pequeña María de Jesús, Yo Preparo vuestras plantas, porque vais a encaminarlas hacia aquella comarca donde Mis hijos han recibido grandes porciones, donde las Multitudes se han allegado con la Fe y en donde a los Componentes de aquel Recinto, la debilidad les sorprende, la debilidad llena sus corazones; y por instantes, al parecer, las multitudes los pueden dejar.
88. Vais a dejar impreso Mi Mandato, porque también de aquel Lugar, el Ruiseñor que he Preparado para alimentar a las Multitudes, ha apacentado su planta en el Templo del Mediodía que lleva por nombre "Damiana Oviedo", mas encaminaréis vuestros pasos antes de la terminación del lustro, porque Mi Mandato en aquel Lugar voy a dejar... ¡Bendita seáis, Mi Pequeña!... ¡Bendita seáis Mujer! la Luz de Mi Espíritu Santo se Derrama en vos; y recibís Mi Mandato, cual es Mi Ley.
89. En estos instantes, Pluma de Oro, que vuestro dolor ha podido llegar hacia Mí, que habéis contemplado que vuestra morada Me ha revestido con los blanquecinos velos; pero que en los momentos de dolor habéis Elevado vuestro espíritu: sois la mujer abnegada, sois la madre que alberga en su corazón, un Amor infinito para Mi Divina y Excelsa Majestad y por este Amor, tornaréis vuestra planta en el Cumplimiento de vuestra Misión… porque os he dado el tiempo; y en el Tiempo, os he dado la Fortificación. Que no sea el cansancio el que os agobie, que sea la Fortificación de Mi Mano Poderosa la que llegue a vos; en este instante que, en Espíritu y en Verdad, con vos he sido y he Morado en vuestro propio corazón, habéis abierto las puertas de vuestra morada para brindarme vuestro corazón, habéis abierto las puertas de vuestra morada para vuestro Padre, Yo os Preparo, porque nuevamente en vuestro Puesto seréis, porque ésta es Mi Voluntad. ...
90. Mujer, a quien Mi Mandato he podido entregar tiempo atrás, que Mi Ojo todo Contempla, todo Escudriña y todo lo Ve; en estos instantes Yo os ratifico Guía de Multitudes; Pedro, Piedra Fundamental, Primer Columna del Templo del Mediodía que lleva por nombre Damiana Oviedo es el instante en que os apacentáis al Cumplimiento de Mi Mandato: de Recinto en Recinto… porque ésta es Mi Voluntad; ante los Guías de Multitudes que presentes están, os ratifico, Mujer: Preparad vuestra planta y de Recinto en Recinto os hallaréis. …
91. No vais a ser los escudriñadores, no vais a ser los que vuestros ojos abráis, para escudriñar y juzgar a los corazones de vuestros hermanos; porque sólo Mi Ojo, cual poder infinito, puede Escudriñar y Juzgar a la humanidad.
92 Vais a apacentaros y hacer que Mi Palabra se Cumpla, haciendo que por doquier Mis hijos de los distintos lugares, levanten sus Trabajos en Unión de los Trabajos del Recinto del Mediodía, para que no trabajen Mis hijos, a su propia voluntad; a ellos, Yo les Preparo; y a vosotros, que presentes estáis, Guías de Multitudes: abriréis las puertas de vuestros Recintos, abriréis vuestros brazos, que en espíritu y en Verdad, es para el Bien de la Humanidad.
93. La Luz de Mi Espíritu Santo, Derramo en vosotros, Guías de Multitudes, os doy Mi Amor y Mi Fortaleza porque mucho es el sufrimiento y el dolor que lleváis; cuando abrís vuestros labios en el Nombre de vuestro Señor, para dar Mi Esencia Divina, para dar Mi Mandato a las multitudes; y unos, las Acatan y los otros os desconocen; y recibís la befa y el escarnio, el vituperio de la humanidad, el vituperio de las mismas multitudes que os siguen; pero sed Humilde, sed Manso, entregad vuestro Sacrificio ante vuestro Padre, ante el Dueño y Señor que os Fortifica; acallad vuestros labios, cerrad vuestros oídos y sólo contemplad a la humanidad, porque de ella, parte formáis.
94. No contempléis al que os blasfemó, no contempléis al que os escarneció, con odio y mala voluntad; como al pequeño niño, hacedle contemplar su error, con Amor y Caridad; atraedlo a vuestro Regazo, como el Padre os ha llamado a vos, aún siendo el pecador de la Tierra. Perdonadle; que así, Cumpliréis una Ley que Escrita está. Alimentad en sus corazones el Perdón, y la Unión que es la que el Padre, pidiendo está.
95. Cuando el Arca de la Alianza, en el Templo del Mediodía que lleva por nombre "Damiana Oviedo" ante Mis Tres Potencias pudisteis levantar vuestra mano y vuestro Juramento Escrito con Letras de Oro ha quedado, vuestro Juramento, que: sería la Unión para todos los pueblos... y en este Día de Gracia, Mi Palabra y Mi Mandato que he dejado, los trasmitiréis a Mis hijos y a vuestros pueblos, porque ésta es Mi Voluntad.
96. Guías de Multitudes, os Preparo una vez más, para que Preparando seáis a vuestro Cuerpo de Mediaunidad, para que al principio del Año venidero, sea el principio de una Faena Limpia, que no seáis los que delincáis, que no seáis los que profanéis y que no seáis los hijos que adulteréis Mis Mandatos, y Mi Ley; que no seáis los hijos que estáis infringiendo, con las multitudes que buscan la maldad.
97. Estudiad y Analizad el Decimonoveno Precepto que os he entregado, que cada Precepto se encierra en Uno Solo cual Veintidós Legislaciones que emanan de Una sola Ley para Israel.
.98. Es el tiempo, niño, de que abráis vuestros ojos hacia la Verdad; de que detengáis al Cuerpo de Mediaunidad de su carrera veloz, de su carrera desenfrenada en el mal camino, en el camino que para sus plantas, no he Preparado, porque en él no está Mi Divina Huella; en él, está la huella que sus plantas van dejando impresa, de maldad y de iniquidad.
99. Vos que conocéis Mi Palabra, vos que conocéis la Obra Divina del Padre, hacedles Conocer, hacedles penetrar hacia el Verdadero Camino, en donde impresa está Mi Huella.
100 Mas, todos aquellos que han marchado y dejado la Cuna vacía y han dejado a las multitudes huérfanas, Yo les Preparo, para que tornen nuevamente; y vosotros, Guías de Multitudes: abrid vuestros brazos, recibidles cual la madre recibe al niño para darle calor… porque son, los que han marchado y los inviernos les han sorprendido, son los que tornan como el paria, tiritando de frío buscando el Calor que en vos, encuentran.
101. En estos instantes: ¡Tomad la Fortaleza!... ¡tomad Mi Mandato!... Guías de Multitudes: Preparad vuestra planta… porque en cada uno de vuestros Recintos, Mi Orden voy a dar, para los Recintos de las lejanas comarcas, donde Alimentáis a Mis Pueblos; les haréis Reconocer Mi Mandato, para que ante el Templo del Mediodía, se hagan Reconocer ante la Guía de Multitudes y ante los Componentes; y queden asentados sus Recintos, dentro del Álbum del Libro de Oro, que se lleva en el Templo del Mediodía, porque ésta es Mi Voluntad. …
102. Para que cuando la planta extranjera, se allegue; todos le recibáis, diciéndole que: pertenece al Templo del Mediodía que lleva por nombre: "Damiana Oviedo"… y todos reunidos y congregados Espiritualmente, principiéis a la Grande Edificación del Templo del Espíritu Santo; y en la Nueva Jerusalem que es Descendiendo a esta Nación Mexicana, quedarán, porque ése es Mi Mandato; y primero dejaría de alumbrar el astro rey que Mi Palabra Cumplida no fuese. ...
103. Y cuando el Templo del Espíritu Santo, formando estéis Mis hijos, despojaos de la cizaña, despojaos de la maldad; para que así, cada uno depositéis un Peldaño, un Granillo con que lo Edificaréis, porque grande, muy grande será, en espíritu y en Verdad.
104. El tiempo se acerca que de las sinagogas, piedra sobre piedra no quedará; que las distintas religiones que han resurgido desde los Tiempos pasados, desde la primera Era, desde los distintos caminos en donde Me buscan, al Templo del Espíritu Santo llegarán.
105. Al Templo del Espíritu Santo, llegarán los confundidos, los letrados, los científicos y todos –cual Siervos– doblegarán su cerviz; pero sois vos, la Simiente del tiempo venidero, sois vos la Simiente, la Fundación, Pueblo de Israel, de las multitudes que se allegarán; sois vos, la Fundación de la Obra Espiritualista, porque ésta es Mi Voluntad. ...
106. Diez años os dejo y en el principio del Primero, en que a la prueba os dejo, principiaréis vuestra Faena, para llegar al Cumplimiento que pidiéndoos Estoy, para llegar a una Obra que os he entregado; y que las Multitudes en Verdad, ya no contemplarán impostura sus ojos, ya no contemplarán la imperfección, porque a Apartarla voy.
107. Los unos, levantados de la Tierra serán, para tomar nuevamente cuerpo cual espíritus Purificados, cual espíritus Acrisolados que formarán las Generaciones Benditas, en las que Me habré de Comunicar de Espíritu a espíritu con ellos, porque ésta es Mi Voluntad. ...
108. Os he entregado Mi Mandato, en este día de Gracia: 18 de Diciembre del año 1940. … Y a través de los años, cuando en vuestros momentos de debilidad y confusión os podáis encontrar, he dejado para vosotros, Preparadas las Plumas de Oro de los distintos lugares; las que en estos instantes, nuevamente Preparo con Mi Mano Poderosa y Fortifico, para que no sea el cansancio en sus cuerpos, ni la debilidad en sus espíritus porque un Cargo muy delicado y un Tesoro de Incalculable Valor llevan en su mano; y llegado el tiempo, los hombres Conocerán Mi Palabra que Escrita he dejado en los papiros, en Cumplimiento a Mi Palabra del Segundo Tiempo, de que en el Tercer Tiempo, Yo sería con vosotros nuevamente y Me Derramaría en Esencia, en Presencia y en Potencia, por medio del entendimiento del hombre.
109. Yo no Me he apartado de vos, Estoy con vos Universo entero; Moro en vuestros corazones; pero esta morada que ofrecéis a vuestro Padre, despojadla de vuestras imperfecciones, de vuestra cizaña y mala voluntad, para que recibáis Mi Esencia y no reveléis vuestras tendencias materiales, ante los hombres.
110. Que no sea vuestra mala voluntad; que no sea vuestro mal trabajo, el que se refleje; que no sea vuestra mala simiente, la que dejéis en la Tierra; que no sea vuestro odio, el que germine en los corazones de los hombres. Esos tiempos han terminado, esos tiempos han pasado; y vais a resurgir en una Nueva Vida, porque grandes acontecimientos vais a contemplar, porque vais a contemplar que Sujetos a Mi Voluntad vais a marchar; ya no a la vuestra, ya no a vuestro propio albedrío. ¡Tomad en estos instantes, la Luz de Mi Espíritu Santo!... y Efectivo hágase Mi Mandato en vos, en Mi Nombre que Soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. ...
111. Pueblo de Israel, Guías de Multitudes, Cuerpo de Ruiseñores: ¡Que Mi Mandato he dejado!... ¡Hágase Efectivo y Cúmplase en Verdad!... porque Yo lo Mando y lo Ordeno, en Mi Nombre que Soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo!...
112. ¡Tomad lo que pidiendo estáis!... El Padre, que todo lo Sabe, ve lo que presente Me hacéis. ¡Tomad y llevad, para las albas que faltan para terminar el año!... Yo os doy la sandalia, para que lleguéis al final; y la migajilla de pan, doy a vuestra mesa, para que lo llevéis con regocijo a vuestros labios, que para el año venidero, grandes Beneficios voy a entregaros y por vos, al Universo, en Mi Nombre que Soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. ...
113. ¡Preparaos, Pueblo de Israel!... y Preparad a vuestras Multitudes, que el Padre Eterno Gran Jehová, entre vosotros será nuevamente, para pediros cuentas de las albas que pudo dejaros para la Preparación, de Propósito de Enmienda, para la Regeneración de todos sus hijos; y el que haya Cumplido, en Verdad recibirá.
114. Todos y cada uno, lleváis la Ley; pero todos marcháis, a vuestra propia voluntad. Mas Yo Preparo vuestros corazones con la Fortificación, llevad Propósito de Enmienda en lo más recóndito de vuestro ser, para que Recibáis; y el Regocijo, sea en vuestro corazón. ¡Tomad!...
115. ¡Tomad!... En estos instantes, presente Me hacéis a los vuestros; sois los Guías que marcháis llevando a cuestas el madero de un pueblo; y presente Me hacéis a los de vuestras chozas, que por instantes, también faltáis a un cumplimiento en la Tierra por tener un deber como madre, por tener un deber como esposa, por tener un deber como esposo; Yo os Preparo, no habrá obstáculo en vuestro camino para doblegar vuestra cerviz, cual Siervo, ante Mi Divina y Excelsa Majestad.
116. El tiempo para el Tiempo, os doy; para que en él, podáis Cumplir vuestras faenas de la Tierra y deis Cumplimiento, ante todo, a la Misión que habéis contraído con vuestro Padre, porque ésta es Mi Voluntad. ... ¡Tomad y llevad para los vuestros, lo que han de Menester!.... ¡Regocijaos!... Regocijaos, en Mi Nombre que Soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo… y de lleno, vuestra mano colmo. …
117. En estos instantes, la Luz de Mi Espíritu Santo se Derrama en vuestro entendimiento y en las Multitudes que os siguen, para que no se levanten en desunión y en desobediencia, contra un Mandato Supremo que lleváis en vuestra mano.
118. Vosotros sois la Representación de vuestro Dios y Señor en la Tierra, Yo Preparo a las Multitudes, Yo les doy Mi Amor para que con Amor, sean en Verdad, los Siervos, sean los hijos Sumisos y Obedientes ante Mi Mandato transmitido por vuestras manos, en Mi Nombre que Soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. ... ¡Adiós, Pueblo Amado de Israel! ¡Adiós, Pueblo Escogido!...
¡La Paz de vuestro Señor, sea con vosotros, Pueblo de Israel!...


Respetuosamente con mucho Amor, Comprensión y Tolerancia, en Pro de la Superación Espiritual del nuevo Pueblo de Israel y de la Humanidad, en el nuevo Tiempo de Cumplimiento Espiritual dentro de la Tercera Era de Luz.

Atte.: Su hermano: Rafael de Acapulco Gro.

DonRafadeAcapulco
Mensajes: 662
Registrado: Lun Jul 07, 2008 11:26 pm
Contactar:

Re: Primero y Segundo Mensajes para el Pueblo Espiritualista

Mensaje por DonRafadeAcapulco » Vie Abr 16, 2010 1:30 pm

Fe de erratas:

La anterior Cátedra, no estaba revisada en definitiva, en su correcta Correlación de Numeración en sus párrafos.

Así que les aporto la misma, ya Rechecada y corregida:


A la Luz del Templo de Mediodía en el Recinto que lleva por nombre: "Damiana Oviedo"...
Cátedra del Divino Maestro ante Guías y Cuerpo de Mediaunidad en alba de gracia del Miércoles 18 de Diciembre del año 1940

Tema: Reclamo a los 144,000, a Guías y Pedestales del Recinto: La Fe y El Mediodía…

¡Gloria a Dios en las Alturas y Paz en la Tierra a los hombres de Buena Voluntad!... Gloria a Dios en las Alturas y pasa Mi Espíritu Divino, de la Escala de Perfección a la de Jacob, para una vez más desde ahí enviar Mi Rayo Bendito entre Mi Pueblo Amado de Israel, en este día 18 de diciembre de 1940, en que os encuentro reunidos en Representación de los Siete Sellos, de las Siete Iglesias que Elías, por conducto del hijo del hombre, vino a implantar por Mi Voluntad a la Tierra. Yo os recibo y por vuestra Preparación recibo al Universo entero, en Mi Nombre que soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. …
1. – ¡Bienvenido seas, Padre Amado!... –Me decís–... y Yo os digo: ¡Bienvenido seáis vos, Pueblo Bendito!, que habéis Preparado vuestros oídos, al escuchar el repicar de la Campana sonora que ha tañido para vos, que su llamado habéis oído y habéis dispuesto vuestra planta y habéis Preparado vuestro corazón y os habéis apacentado en el Templo del Mediodía; y en el Templo del Mediodía, que lleva por nombre: "Damiana Oviedo"… Yo os he recibido, Pueblo Amado de Israel.
2. Yo os recibo, Mis hijos, en Mi Regazo Paterno; y el Padre, que es todo Amor y Caridad, viene hacia los hijos cuando contempla, que este hijo Amado, debilita su planta en el Camino en que se encuentra; y que ha Menester la Fortificación de Mi Voz Divina, para deciros: vine hacia vos Mi niño, porque vuestra planta, debilitada se encuentra en el Camino; y Mi Mano Poderosa, os levanta, Mi Mano Poderosa os Fortifica; y Mi Voz, os dice: ¡Caminad! ¡Levantaos Fortificado y proseguid vuestra jornada hasta su Terminación!... es ahí donde os he Preparado el Galardón, donde os he Preparado la Bienandanza Espiritual; y en donde llevaréis la Paz, para vuestro espíritu, que mucho Anheláis.
3. ¡Bienvenidos seáis vosotros!... que sois Representación de Cristo, en la Tierra. Bienvenidos, vosotros, que a Imitación de vuestro Maestro en la Tierra, vais caminando; que os he Confiado a las Multitudes, a las Porciones; que os he Confiado a los ciegos que han buscado en las tinieblas y que sólo han encontrado sus propias confusiones.
4. Son las Multitudes, que os he confiado; porque os he dicho, muchos son los Llamados; de entre los Llamados, los Escogidos; de entre los Escogidos, los Predilectos, que sois vosotros, Mis hijos Muy Amados; y en Espíritu y en Verdad, el Padre, se encuentra ante los Predilectos.
5. A Mi Diestra, os he llamado, al mejor Lugar. En el Banquete, he Preparado el Manjar de los manjares; y cada uno de vosotros, tenéis el Lugar que os corresponde, para que Preparéis vuestra planta y la encaminéis a tomar el banquillo que a cada uno os pertenece.
6. También os digo: os he dado el tiempo para el Tiempo… y en él, niño, os he dado Mis Complacencias. Os he llamado del Universo entero; y os he Escogido y os he Privilegiado, nombrándoos: Trinitario Mariano, Hijo de la Luz, Hijo de Israel, Discípulo de Cristo y del Espíritu Santo. …
7. Vos que transitáis en la Tierra en Mi Nombre y que los ojos de los hombres contemplan que sin calza vais transitando en los caminos, que sois el hombre pobre y Humilde y que sólo revestís vuestro cuerpo con harapos humanos que los hombres de la Tierra con su poderío van dejando, porque de vuestra vestidura espiritual, uno a uno de vuestros jirones, han llevado en su mano.
8. Sois la Representación del Cristo, en la Tierra, que Vestidura de Gracia os he Confiado; y las Multitudes, de esta Vestidura, en cada una de sus manos llevan un jirón porque os han desgarrado.
9. ¿Y qué habéis hecho vosotros, Discípulos Amados?... vosotros, que también formasteis parte de los confundidos, que también formasteis parte de los aletargados, de los que sólo levantaban sus pupilas vendadas con la venda de oscuridad, de los que también llevaron sus rostros revestidos con la máscara de la hipocresía y cubiertos con la befa y el escarnio, ¿qué habéis hecho vosotros, Mis hijos ante el escarnio y la befa de las multitudes?...
10. Los unos, en lo más recóndito de vuestro corazón, habéis recordado vuestros tiempos paganos; habéis recordado vuestro tiempo, cuando también vuestra mano se levantó y cuando también vuestros labios se abrieron ante el escarnio y la befa de un Maestro que con vosotros transitó en la Tierra, en envoltura aparente, para derramar hasta la última gota de su sangre en la cruz, para Redimiros.
11. Formasteis parte de los parvulillos, pero los Tiempos han pasado, vuestros espíritus ya Evolucionados y os han sorprendido; y cuando estáis en el Tercer Tiempo, cuando de entre los llamados os he Escogido y os he Privilegiado y os he dado por añadidura el Don del Sacerdocio, el Don de Guía de Multitudes, porque lleváis a vuestra custodia a un pueblo, para que le Guiéis por el Camino; porque ahora formáis Parte de Mis Discípulos Amados.
12. Sois los Preparados. Ya no sois el Párvulo, ya no sois el niño que no Sabe lo que hace; ahora sois los hombres que os levantáis y que sentís en vuestra mano, el Cargo que os he confiado; y que sentís que también, lleváis a cuestas la Cruz del Cumplimiento; la Cruz, de las culpas de la humanidad, ¡Créalo el hombre o no lo Crea!...
13. Porque vosotros, Guías de Multitudes, lleváis a cuestas, la cruz de las multitudes; lleváis a cuestas la cruz de las maldades y las mortificaciones de vuestro Pueblo, de las Porciones de Mi Pueblo Amado de Israel, del que no habéis Preparado, del que habéis dejado que transite a su propia voluntad y Me atribuya imperfecciones.
14. Os he confiado al Cuerpo de Mediaunidad; y el Cuerpo de Mediaunidad, no ha llevado Mi Obra en su mano, a Mi Obra ha osado añadirle la suya; y cuando habéis contemplado vosotros, Guías de Multitudes, que el Cuerpo de Mediaunidad practica su propia obra, niña, ¿qué habéis hecho vosotros, que sois los Representantes de vuestro Maestro en la Tierra?...
15. Habéis preparado vuestra lengua viperina con el odio y la mala voluntad; y no le habéis llamado, como al niño que no Sabe lo que hace y no le habéis dado palabras de Amor, de Comprensión y de Verdad. Lo habéis apartado de los linderos en donde los Labriegos cavan la tierra; lo habéis apartado de las Parcelas, porque decís que es, en espíritu y en Verdad, la mala hierba. ...
16. ¿Este el Amor de vuestro Maestro?... ¿ésta la Caridad con que os he venido a Enseñar a Perdonar, a vuestro semejante y hermano; y con la que os he venido a Revelar una Enseñanza Divina, para llevar la Doctrina Sacrosanta de vuestro Padre?...¡lejos de Amarle, lejos de atraerle a vuestro Regazo?...
17. Porque cual Maestro, os he dicho: os dejo y os confío a los pequeños... y si contempláis, que sus maldades y sus imperfecciones, se mezclan a Mi Obra, niño, os he Enseñado a Velar y a Orar, para que contempléis la impostura; y que con Amor y Caridad, abráis los ojos hacia la Verdad; y contempléis, la Verdad y la mentira de los hombres, Pueblo.
18. Mas, no os habéis Preparado, Guías de Multitudes, habéis dormido y habéis dejado que vuestros pueblos, marchen a su propia voluntad. Habéis dejado que los Ruiseñores, vuelen de rama en rama, buscando el árbol que no está preparado por Mi Divina Voluntad; y cual Ruiseñores, por doquier dan sus Trinos; por doquier, abren sus piquillos.
19. Y os digo, en Espíritu y en Verdad: aquellos que han marchado a su propia voluntad, sus labios sólo han pronunciado palabras de desunión para los pueblos… mas, no les han dado Mi Esencia Divina, no han Revestido sus corazones, no han Revestido sus espíritus, con la Gracia de Mi Espíritu Santo. Vuestro Dios y Señor, por doquier Mora; vuestro Dios y Señor, Mora en vuestro corazón, pero cuando os sabéis Preparar.
20. ¿Y qué han dejado, los que a su propia voluntad han querido marchar?... por doquier, han dejado los campos de muertos; por doquier, sus manos no Siembran las Simientes que el Dueño y Señor les ha confiado para sus tierras. Son sus manos, las que cavan las fosas para los muertos, a los que muerte han dado; en espíritu y en Verdad, a los que han arrancado la Fe de sus corazones, con sus palabras.
21. Son los que a voz en cuello marchan por las calles predicando a Mi Nombre y llevándolo antes las multitudes; y en su frontal, enseñan el Triángulo Trinitario, con la diestra mostrando Mi Obra y con la siniestra, recibiendo también de las multitudes a cambio de Mi Palabra; a cambio de Mi Obra Divina, a cambio del Amor de vuestro Maestro, habéis recibido los metales y os habéis convertido cual mercaderes de Mi Templo. ¡Estos son Mis hijos, éste es el Cuerpo de Ruiseñores, éste es el Cuerpo de Mediaunidad, éste es el cuerpo de Componentes que no abre sus ojos hacia la Verdad y que en su Puesto, no les contemplo!
22. Llegando hasta la terminación del lustro, llegando a la terminación de las trescientas sesenta y cinco albas que os he podido confiar; y que alba tras alba, he sido con vos, alba tras alba os he dado Mi Palabra, alba tras alba os he Llamado con el más grande Amor de un Padre, del sentir del Cristo, de vuestro Maestro. Yo, os he dicho: ¡Venid hacia Mí, hijo Mío muy Amado! contemplad vuestra falta, porque vengo a Salvar a vuestro ser, del Juicio de vuestra Conciencia.
23. Vosotros que sois la Vida del muerto, porque a vos, Vida os he dado; vosotros que sois el Fuerte del Universo, vosotros que sois el Ejemplo de la humanidad, Guías de Multitudes: habéis dormido… y vuestro Cuerpo de Mediaunidad, marcha a su propia voluntad, atribuyendo imperfecciones en Mi Obra; de sus labios, sólo manan desunión y mentira, sus labios sólo manan muerte para las multitudes.
24. Mas en Espíritu y en Verdad, os digo: lleváis una Restitución a cuestas… porque a vos, Mis hijos, que os he retenido; y cual humildes, marcháis en la Tierra; que le he dado a vuestros labios, porque Soy todo Amor y Caridad, el Pan cotidiano para que sustentéis vuestro cuerpo; pero contempláis que este pan, es mezquino en vuestra mesa. ¿Y por qué Mis hijos?... porque vos mismo os lo habéis retenido, por vuestras malas obras, por vuestra falta de Cumplimiento y de Respeto, de Amor y de Conciencia, para la Obra que os he Confiado.
25. Por eso, os he Llamado en este día de Gracia; por eso, os he Preparado en esta alba el banquillo, no para señalaros como Juez, porque Soy el Padre, si os llamase como Juez, Mi Justicia sobre de vos dejaría; pero soy el Padre, que mucho os Ama y que a precio muy caro Me habéis costado; y que el instante cercano está, en que de la Escala de Perfección, los Rayos Universales del Padre Eterno Gran Jehová, descenderán hacia vos... ¿y qué vais a entregarle, Mis hijos, si nada en vuestra mano lleváis consigo?...
26. Advenimientos van, Advenimientos llegan y vuestra mano, vacía se encuentra; y en vuestro Alfolí, niño, sólo almacenáis para vos; mas, a las multitudes nada habéis dejado, nada habéis Sembrado en sus corazones, porque son las multitudes que marchan a su propia voluntad y que no le han dado el Cariz Verdadero a Mi Obra, que no tienen Veneración ni Respeto, al Tabernáculo que os he Confiado; son las multitudes que blasfemando son dentro de Mi Casa, son las multitudes que duermen, son las multitudes que siguen vuestro mal ejemplo, ¡oh! Guías de Multitudes; y son las Multitudes muertas, que por doquier contemplo. ...
27. ¿Y qué vais a entregar cuando el Padre Eterno gran Jehová, ante su Presencia os llame?... Sólo presentaréis la culpa, de los que os han Confiado; sólo le presentáis vuestra pereza, vuestro sueño profundo, en el que aletargados os encontráis.
28. ¿Y qué hace el Cristo, ante el Reclamo del Padre Eterno?... ¿Qué hace el Maestro, que por vos humanidad, llegó al Sacrificio para Enseñaros a morir, para Enseñaros con qué Humildad se doblegó la planta del Gran Maestro, ante el Padre Eterno Gran Jehová?...
29. ¿No habéis sentido el dolor de una Madre, que el sacrificio habéis dejado impreso en su corazón, por el dolor de un hijo Amado?... Vosotros, no habéis sentido ese dolor, no sentís el dolor de la humanidad, no sentís vuestro dolor mismo, porque de vos mismo, no tenéis Caridad. ...
30. El Padre, ha Preparado el Árbol Frondoso de la Vida, la Fuente de la Gracia; la Fuente Inagotable de Mi Amor, en donde Me he Derramado con todas Mis Complacencias, en donde he depositado la Corona de Dones y de Gracias, en donde está el Arca de la Alianza donde he dejado Mis Veintidós Preceptos, que son en sí, Una sola Ley.
31. Os he dejado Mi Obra Divina –que encierra el Amor y la Caridad– para la humanidad; mas vosotros, Guías de Multitudes, los unos habéis Reconocido el Árbol por su fruto, los otros habéis Reconocido la Fuente de la Gracia, el Templo del Mediodía que es la Casa donde habéis recibido para vuestra mano, donde habéis recibido el calor de un Padre; mas vosotros a hurtadillas de los ojos de los hombres, –porque Mi ojo Divino todo contempla– habéis dormido y habéis hurtado del Árbol los Ramajes y los habéis llevado a plantarlos a vuestra propia voluntad.
32. Habéis llevado Mi Obra a vuestro albedrío, a vuestro fango y a vuestra iniquidad; habéis hurtado del Agua Cristalina para regar vuestro árbol; y cuando en vuestra mano le habéis tomado, niño: le habéis enturbiado... y son las turbias aguas con que regáis vuestros ramajes y vuestros arbustos.
33. A vosotros, Guías de Multitudes, os pregunto: ¿habéis reconocido el Templo del Mediodía?... ¿Habéis reconocido a la Guía de Multitudes, a la Guía de guías, como la primera Representación de vuestro Maestro, en la Tierra?: No, Mis hijos… habéis marchado a vuestra propia voluntad.
34. Os he dado Mi Orden, os he dado Mi Mandato, que es Ley: que no habrá Recinto, que no habrá Arbusto Reconocido, si sus raíces no están plantadas por Mi pequeña Guía de Multitudes, por Pedro, Piedra Fundamental y por Mi Pequeño José. Porque ésta es Mi Voluntad. ...
35. Como Privilegiado, os he dado el Recinto: La Fe… en donde Me he Derramado en todo Mi Esplendor, con todas Mis Complacencias, por eso he Preparado las albas de Gracia, para que reunidos y congregados estéis vosotros: Guías de Multitudes, Cuerpo de Mediaunidad, Cuerpo de Ruiseñores… en el Recinto: La Fe… y en el Recinto del Templo de Mediodía que lleva por nombre: Damiana Oviedo… en el Uno, para que dejéis el Fruto de vuestra Faena y hagáis presente ante las multitudes: Mis Prodigios que dejo Impresos… en el corazón de los hombres y qué vais recibiendo; y en el Templo del Mediodía, para dejar: Mi Orden… para que por Ella, os Rijáis en la Tierra.
36. Sí, grande es vuestro Amor; grande es vuestro Amor, hacia vuestro Maestro, grande es vuestro Ahínco, por Trabajar; pero el Amor inmenso que lleváis en vuestro corazón, os digo, en Espíritu y en Verdad, lo lleváis confundido con vuestra cizaña y vuestras ambiciones Terrestres, con vuestras deidades y vuestras jerarquías; y este Amor, que ya no es Puro para Mí, os digo niño: ¡No lo recibo!... porque sin Amor, vais trabajando en Mi Nombre; sin Amor, vais dejando impresa Mi Obra en las Multitudes, por eso las multitudes marchan sin Amor y sin Conciencia porque no Respetan a Mi Divina Voluntad, porque no temen a Mis Altos Juicios, porque no habéis Enseñado a sus corazones a Respetar a Un Padre Celestial, ya que como Juez, no Me he Manifestado entre vosotros, porque no os he llamado como Rey, os he Llamado como al hijo muy Amado, os he Llamado como a Mi niño Escogido.
37. Mas, para los que han hurtado, es el instante de que Tornen al Dueño y Señor, lo que a Él Pertenece; que el Padre, a cada uno de vosotros, os da lo que os pertenece en la Tierra, por añadidura.
38., Os he Nombrado Guías de Multitudes, como Privilegio y como Restitución, porque ésta es Mi Voluntad, porque en Mis Altos Juicios sólo Yo; mas, no habéis sabido Desempeñar vuestro Cargo en la Tierra; le habéis desempeñado, le habéis llevado, le habéis analizado en vuestro entendimiento y le habéis cumplido a vuestra propia voluntad.
39 Sólo habéis preparado vuestro corazón, para agradar a los ojos de los hombres, ya que ellos no os escudriñan internamente; pero Mi Ojo Divino que todo lo Contempla, que todo lo Sabe y que todo lo Ve, si a las profundidades de la Tierra osaseis ocultaros y en las profundidades de la Tierra tuvieseis la osadía, de añadir a Mi Obra, la vuestra; os digo: niño: vuestro espíritu que es Emanado de Mi Esencia Divina, nuevamente tornará a la Tierra… porque nuevamente, volveréis a Cumplir, lo que no hubieseis Cumplido.
40. Grandes porciones de mi Pueblo, de la Tierra, he levantado; gran cantidad de los Ruiseñores, de la Tierra han desaparecido; y os digo en Espíritu y en Verdad: en la Depuración de Mi Obra, grandes porciones de ellos, de la Tierra levantadas serán, porque ésta es Mi Voluntad. Porque desaparecerán, los malos labriegos de la Tierra; y a ella, entregaréis el Tributo de vuestro cuerpo.
41 Pero, os digo en espíritu y en Verdad: nuevamente tornaréis al Cumplimiento de vuestra Misión, cuando os halláis Limpiado y Purificado, como el oro en el crisol… y entonces, Mis niños, en vosotros Mi Voluntad se va a hacer, porque Soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, ¡Créalo el hombre o no lo Crea!... Yo, Me Derramo en todo ser viviente.
42. Mas, en Espíritu y en Verdad, os digo: Multitudes, que apacentándoos estáis para la Depuración de Mi Obra; solos vais a quedar a Mi Voluntad, porque los unos vais a quedar huérfanos de Mi Palabra; y a los otros, os digo: En espíritu y en Verdad, vais a llevar Mi Palabra a naciones extranjeras, porque voy a Preparar vuestra planta, voy a Depurar vuestra lengua viperina, de la blasfemia; voy a Purificaros en el lecho del dolor a los unos y a los otros, con los vuestros, con vuestros hijos, con vuestros padres, con vuestras esposas, con vuestros esposos; porque es tiempo, de que os reunáis, de que abráis vuestros ojos del letargo, de que ya no seáis cual la virgen necia, que no contempléis con atención que vuestra Lamparilla se extingue; y cuando vuestro Maestro, haya pasado, lloréis Mi ausencia entre vosotros. ...
43. Voy a Preparar vuestra planta, voy a Limpiar vuestros labios, porque vais a marchar a Mi Voluntad, en el tiempo que para vosotros os voy a preparar. Los unos, vais a marchar a naciones extranjeras; los otros, vais a marchar a distintos lugares dentro de la Nación Mexicana, en donde dejaréis impreso Mi Mandato.
44. Os he Pronosticado, que para el año 1950, de entre las multitudes, Conmigo de Espíritu a espíritu se Comunicarán; y entonces, no os daré Mi Palabra por medio del entendimiento del hombre. ... Y, ¿en dónde están vuestros Preceptos, Pueblo de Israel?... ¿En dónde están vuestros Preceptos, Componentes de Mi Pueblo, para Enseñar a las multitudes la Nueva Vida, donde van a penetrar las generaciones venideras, las generaciones Benditas que tendrán que recibir Mi Comunicación, de Espíritu a espíritu?... ¿Dónde?... …
45. Os digo: que Mi Palabra Cumplida será; y todos los falsos dioses, piedra sobre piedra quedarán derrumbados y de ellos, nada quedará; y es donde han resurgido las generaciones que Me buscan, las generaciones que marchan entre turbas buscándome por distintas religiones, buscándome en su ciencia, buscándome en sus libros humanos; Yo os digo: en espíritu y en Verdad, esas Multitudes, esas caravanas que de lejanas Tierras Me buscan, también se allegarán a Mi Obra; y en Espíritu y en Verdad, Me Encontrarán. …
46. Mas sois vosotros, Guías de Multitudes: los que estáis Preparados a recibirlas, para mostrarles: no el libro que vuestro talento haya escrito; sino el Libro de Mi Enseñanza, el Libro de Mi Ley, el Libro de Oro donde Impresa está Mi Palabra… porque he Preparado a las Plumas de Oro, para que Impresa Mi Palabra quede.
47. Diez lustros os quedan, diez lustros, en que voy a Prepararos y en los que grandes acontecimientos vais a contemplar, en que grandes vicisitudes vais a palpar; Diez lustros, Mis Amados, en que si no Cumplís con Mi Palabra Divina, Mi Mandato y Mi Ley; en Diez lustros, Pueblo de Israel, Restituiríais en espíritu y en Verdad, todo el Tiempo perdido:, desde la primera alba en que os mandé al Enviado del Tercer Tiempo, a Elías por conducto del hijo del hombre; desde la Primera Palabra que os he dado en Mi Comunicación por medio del entendimiento humano, hasta su final.
48 ¿Queréis, Mis hijos, que Mi Palabra se cumpla, como Juez?... ¿Queréis diez años de Restitución para vos y para los vuestros, para vuestros hijos y para los hijos de vuestros hijos?... ¿Queréis en espíritu y en Verdad, contemplar el Ministerio de vuestro Padre, como Juez Inexorable?... ¿queréis diez años, de juicio y muerte?...
49. Ante Mis Íntimos Arcanos, no os permito penetrar, porque no es Mi Voluntad; pero grandes acontecimientos vais a contemplar, grandes Revelaciones Mis hijos, en vuestra mano voy a depositar; porque ha tiempo que os he Llamado, ha tiempo que os he dado Discípulos Amados y os habéis aletargado. Y Sabiendo que el Padre, es todo Amor y toda Caridad y Confiando que el Padre os Perdona, niño, volvéis a delinquir, volvéis a profanar.
50. Y os digo: voy a llegar a la terminación de vuestra profanación, porque voy a Extinguir la profanación de Mi Obra, voy a Depurarla… voy a Preparar también, a los hombres que Cargos tienen en la Tierra, los hombres también piden la Depuración de sus leyes, la Reforma de sus mandatos para el Mejoramiento de la humanidad porque sus entendimientos, los he Preparado.
51. Primer Mandatario de esta Nación Mexicana: he despojado vuestro corazón de las ambiciones terrestres de que os encontrabais poseído; para regir los destinos de la Nación Mexicana Yo os Preparo, una vez más. … He Preparado vuestra planta, porque la levantaréis; y vuestros ojos Contemplarán la Luz de Mi Espíritu Santo, Escuchando Mi Palabra Divina y Mis Mandatos, que han sido Entregados por medio del entendimiento del hombre.
52. Es Mi Mandato entre vosotros, que vais a Contemplar, porque Testificándome a Mí Mismo en este Tiempo Me encuentro; y es Mi varón, el que Cumplirá Mi Palabra, porque si no la Cumpliese, levantado de la Tierra será por Mi mano Poderosa, quien Preparando está también a sus hombres, a los que le secundan en la faena Terrestre, en sus leyes y en sus mandatos, para buscar la imperfección de los hombres; y también con su ley, someter a los malos labriegos y buscar la maldad de la impostura.
53. Y os digo, en Espíritu y en Verdad: He Preparado sus plantas, porque llegarán a vuestros Recintos como escudriñadores, pero no de Mi Obra, ya que Ella será en sus corazones, porque Mi Mano Poderosa los ha Preparado; sino para escudriñar vuestra obra; y os digo en Espíritu y en Verdad: para dejar también de su ley, la Justicia de los hombres. …
54. Ésta es la Depuración de Mi Obra, éste es el Principio para Apartar vuestra profanación, para apartar lo que vuestra mano ha añadido a Mi Mandato que es Ley, que Mi Mano Poderosa le aparta, porque soy la Perfección entre vosotros... y si de Mi Perfección, os he dado; es para que de Ella, entreguéis a vuestras Parcelas que son las Multitudes, para que Trabajéis a Mi Voluntad, no a la vuestra.
55. Y os digo en Espíritu y en Verdad: Sí sé que lleváis el sufrimiento, sé que lleváis alba tras alba, el llanto en vuestras pupilas; que vuestro rostro demacrado por el dolor, refleja la amargura y el sufrimiento, en un Pueblo que lleváis a cuestas, para que seáis el hijo Imitador del Padre para que seáis el Ejemplo de la humanidad.
56. Habéis nacido, vosotros, Guías de Multitudes, Cuerpo de Ruiseñores, para el dolor; sois la Representación, del dolor en la Tierra; y Yo os Fortifico para que seáis Abnegado y Paciente y seáis el Servidor que doblegue su dura cerviz a Mi Voluntad, ante el Dueño y Señor.
57 Y cuando os hayáis doblegado ante el Padre, como Siervo, de lleno os Colmaré; ya que por mucho tiempo, habéis contemplado vuestras arcas vacías, habéis contemplado vuestra mano retenida, habéis contemplado la copa de amargura en vuestros labios y sólo habéis saboreado del acíbar hasta las heces, Mis hijos. ... En estos instantes, Guías de Multitudes, Yo os Preparo: con Mi Fuerza y con Mi Amor. ...
58. Guía de guías, Representación de todos los Guías del Pueblo de Israel, Representación de vuestro Maestro, en la Tierra, que marcháis unida a Elías, que Manifestándose está por conducto del hijo del Hombre y que es el Guía de encarnados y desencarnados; en estos instantes, Escuchad Mi Mandato y Escuchad vosotros, Guías de Multitudes:
59. Todo aquel hijo que os quisiese tomar del Árbol su ramaje, para Plantarlo, para ofrendarme un Tabernáculo en donde las multitudes reciban Mi Palabra, nuevamente os ratifico ante el Templo del Mediodía, en el Recinto que lleva por nombre: "Damiana Oviedo"… en el alba que he Preparado para la Unión de las congregaciones de Mis Recintos; pediréis ante todas las multitudes, ante la Guía de guías, ante Pedro Piedra Fundamental y ante Mi pequeño José, Guía del Recinto: La Fe… y Mi Mandato os daré; y si Mis pequeños, en Representación de Mis Tres Potencias, no marchasen a la Plantación de vuestros Recintos, Reconocido no quedará bajo el Templo del Mediodía, que lleva por nombre "Damiana Oviedo" porque ésta es Mi Voluntad.
60. Porque todos y cada uno, habéis marchado a vuestra propia voluntad, habéis tomado del Árbol su ramaje y lo habéis plantado, ¿en dónde, Mis hijos?... vuestros ojos no han contemplado la Tierra firme, no habéis buscado la tierra Fértil y le habéis sembrado en los pedruscos, no habéis cavado la tierra para sumergir sus raíces, no le habéis dado el Agua cristalina y sus raíces han quedado en el pedrusco y no han penetrado en la tierra; los rayos del sol candente los han secado y sin Savia están, por eso los hijos mueren, por eso las multitudes no reciben; porque no habéis Preparado vuestras tierras, porque habéis hurtado a vuestra propia voluntad; y los Discípulos del Padre, los Discípulos del Maestro, no hurtan, Mis hijos, porque no os he enseñado a hurtar; os he Enseñado a pedir con Humildad. Y Yo Soy el Dueño y Señor... y el Dueño y Señor, dando a su Voluntad, se encuentra.
61. Bienaventurado el hijo que se levanta, que abre sus labios, pide y espera Mi Voluntad y marcha a Mi Voluntad, que Efectivo y grande será, grandes las Galas Espirituales de los distintos Recintos serán, porque Revestidos con Mi Esencia y en espíritu y en Verdad, por los labios de los hombres, serán.
62. Cuerpo de Ruiseñores, Cuerpo de Sacerdotisas y Sacerdotisos, Pedestales y Guías que en esta alba de Gracia he llamado ante el Padre, ante el Maestro, ante el Rabí de Galilea, Yo os pregunto: ¿En dónde están las Multitudes que por vuestra mano, Mi Mano Poderosa ha entregado el Triángulo Trinitario?... ¿En dónde están los hijos que lo han recibido?... Han marchado, han buscado sus caminos; y sólo os habéis concretado, Cuerpo de Sacerdotisos y Ruiseñores que presentes estáis, a preparar vuestros labios; pero no con el Amor y la Caridad para la humanidad. Sois vosotros los Escogidos, pero sois los más tentados.
63. A los unos os he Escogido, el Esposo os ha llamado; y cual sortija de Alianza y Unión, he ceñido en vuestro dedo; he Limpiado vuestra planta, con el Agua cristalina; he Limpiado vuestros labios, para que manen de ellos, Palabras de Amor y Vida para el muerto, para que en Verdad, Mi Esencia Divina se Derrame, cual Bálsamo de Consuelo para el sufriente.
64. Mas, en Espíritu y en Verdad, os digo: A las que he Preparado con Mi Mano Poderosa; y les he dado Mi Mandato, porque sólo a vuestro Dios y Señor tendréis que Servir; habéis abierto vuestros ojos hacia el mundo y habéis pedido sus placeres y en el fango os habéis confundido y habéis sumergido vuestra planta y vuestro cuerpo.
65 Habéis profanado vuestras Galas Espirituales, habéis roto vuestros Velos y los vientos los han llevado y sois las doncellas que marcháis cual flor marchita, sin Esencia y sin Amor, ya no se Eleva el Aroma de vuestro corazón como el Aroma de las flores, como el Perfume que se Eleva; ya no ofrecéis a vuestro Padre Celestial, ya no ofrecéis a vuestro Esposo, al Esposo de las Escogidas y de las Privilegiadas, todo vuestro Amor para Servirme, para Servir a la humanidad.
66. Por añadidura os he dado el Don de Sacerdotisos y Ruiseñores; pero os habéis confundido en vuestra carrera veloz; os Contemplo trabajando a vuestra propia voluntad, entregando al mundo el amor, que solamente a vuestro Padre pertenece, y que sólo os deja llanto y dolor.
67. Voy a Preparar vuestros labios, porque muchos de vosotros, vais a marchar a distintos lugares, a distintas naciones, en donde vais a dejar Mi Palabra Divina; vais a marchar a los mares, vais a marchar a las lejanías porque vuestra planta Preparo en estos instantes.
68 Limpio vuestros labios de la blasfema, voy a Purificar vuestro corazón, a quitar de él, todo cuanto no sea agradable a Mi Pupila Divina, para que os Preparéis y Me sirváis, con todo vuestro Amor.
69. Es la Humanidad la que os espera, la que os llama; y a quien tenéis que Servir, porque ésta es Mi Voluntad; porque os he hecho, porque os he Formado el Servidor de la humanidad, os he Formado Humilde; y Humilde, os quiero.
70. Preparad vuestras Galas para Servirle a vuestro Maestro. Limpiad vuestro cuerpo y Limpiad vuestro espíritu, para que Mi Esencia Divina se Derrame en vuestro entendimiento; y de vuestros labios, manen Palabras de Amor y Verdad.
71. No engalanéis vuestro cuerpo con adornos ni con recamadas telas, ni con la vestidura regia que los hombres de la Tierra admiran; no oséis agradar a los ojos de los hombres, agradad a vuestro Padre, Agradad a vuestro Maestro; que en Espíritu y en Verdad, cual más Humilde os he Escogido, para que seáis el Ejemplo de Humildad, ante un Pueblo que os escucha y os contempla, ante un Pueblo que seguirá vuestro Ejemplo de Humildad y Mansedumbre.
72. No os enseñoreéis con la Misión que os he confiado, ya que las albas han transcurrido y cual rey y señor de la Tierra habéis tomado vuestro banquillo y os habéis preparado; y os digo, en espíritu y en Verdad: vuestros labios no han dado Mi Esencia Divina… de vuestros labios, a manado la desunión para los pueblos, porque las multitudes marchan por doquier; de vuestros labios, han manado muerte y son los muertos que Mi Mano Poderosa levanta; y a quienes Yo doy Vida Eterna, porque Soy la Vida de la Gracia Eterna para todo el Universo, para todo ser Viviente, para todo cuanto lleve Hálito de Vida Espiritual.
73. Porque os he dado Soplo de Vida, os he dado átomo de Mi Espíritu Santo para que moréis la Tierra y de Mi Espíritu Santo, forméis parte. Y vuestros labios, han dado muerte; y si han resurgido a la Vida de la Gracia, es porque Mi Mano Poderosa los ha Levantado, no porque os hayáis Preparado y les hayáis Levantado vos mismo.
74. Cuerpo de Ruiseñores: vuestros Trinos no han llegado a las lejanías, no han cruzado los vientos, no han llegado hacia las jerarquías de los hombres, no han llegado a las deidades humanas para hacerles contemplar la Humildad… y la Tierra, se ha ensañado, la Tierra manchada de sangre se encuentra; las naciones se levantan y se arrebatan las unas a las otras, cruzan sus aceros, desenvainan sus espadas de doble filo y ponen al frente sus ambiciones Terrestres y se arrastran ante su tesoro de oro.
75. Forman su torre de Babel, cimientan su Sodoma y Gomorra; y los Ruiseñores, no dan los Trinos Verdaderos ante la humanidad; pero Yo, os Preparo en estos instantes, la Luz de Mi Espíritu Santo, Derramo en vuestro entendimiento y Yo os Limpio de la blasfemia, Preparo vuestra planta; y Sujeto a Mi Voluntad, desde este instante hasta la terminación de vuestra Jornada, os dejo; porque ésta es Mi Voluntad.
76. Para Servir a vuestro Maestro, para Servir a vuestro Padre, no ponga vuestra mano el obstáculo, porque Mi Mano Poderosa lo apartará. ¿Queréis Servir a vuestro Padre, sólo en la soledad, Mis hijos?... ¿Queréis Servir a vuestro Padre, cual paria que transita en la Tierra, sin su padre, sin su madre, sin su esposo y sin su esposa, queréis Servirme sin vuestros hijos?...
77. Yo he Preparado el tiempo para el Tiempo, para que en él dieseis a vuestro Dios y Señor, lo que vuestro Dios y Señor os ha Confiado y pidiendo está, que es: el Cumplimiento ante Mi Mandato. …
78. El tiempo para vos, he preparado, para que cumplieseis vuestras faenas de Tierra; pero ante todo Mis hijos, ¿dónde está vuestro Deber, el Compromiso Verdadero que habéis contraído ante un Cumplimiento Sagrado, ante una Misión muy Delicada?...
79. Vuestros ojos no han contemplado la verdadera Restitución de la humanidad, solamente a vuestros oídos ha llegado el palabrerío de la Restitución que el Primer Tiempo posó en el Pueblo de Israel, cuando también los torbellinos, cuando las hecatombes se desataron por doquier, cuando las plagas por doquier germinaron; mas, de las plagas niño, Mi Mano Poderosa os ha Salvado en el Tercer Tiempo; pero si queréis Restitución, Mis hijos; Mi Mano Poderosa levantará su Cetro, cual Rey y Señor.
80. En estos instantes Cuerpo de Ruiseñores, de los distintos lugares que os habéis apacentado ante la Guía de Multitudes del Templo de Mediodía, ante los Componentes que presentes están, os digo, Mujer: En las albas en que os doy Mi Palabra del año venidero, Prepararéis a Mis Pequeños, a cada uno de los Sacerdotisos de los distintos Lugares, para que cada uno tome el Lugar que le pertenece en el Templo del Mediodía que lleva por nombre: “Damiana Oviedo"… para el Cumplimiento de su Misión; y cada uno ocupará el lugar donde Transmitiendo Estoy Mi Palabra Divina; porque ésta es Mi Voluntad. ...
81 Y vos, Mujer, le recibiréis, porque ésta es Mi Voluntad. Yo Preparo vuestro entendimiento para que Contempléis y Distingáis el Fruto del Árbol; y de vuestro Dios y Señor, su Esencia, porque ésta es Mi Voluntad. ¡Bendita seáis, Mi Pequeña!…
82. Es, para la Depuración de Mi Obra, es Mi Mandato y es Mi Ley, porque en Mis Altos Juicios sólo Yo; y del Templo del Mediodía, los Ruiseñores Alimentarán a los Recintos, donde un Ruiseñor Preparado no esté aún, porque ésta es Mi Voluntad. ...
83. En estos instantes, Guías de Multitudes de "La Fe": Prepararéis a vuestros Ruiseñores que os he Confiado, con el Amor y con la Caridad; vais a principiar vuestra faena, vais a demostrar la Verdadera Unión con el Templo del Mediodía que lleva por nombre: “Damiana Oviedo" y así como se Desempeña el Cumplimiento en el Templo del Mediodía, así se Desempeñará en el Recinto de La Fe, porque ésta es Mi Voluntad.
84. Mujer: Yo os Preparo para que transmitáis Mis Órdenes a los Guías y Sacerdotisas que presentes no han podido ser, pero Mi Ojo les contempla y Mi Mano Poderosa les Prepara con todo el Amor y con toda la Caridad. Prepararéis vuestras plantas, para el Cumplimiento de la Misión que os he Confiado. Y vosotros, recibiréis: Guías del Recinto "La Fe", Guías del Templo del Mediodía y Componentes… recibiréis a Mis hijos que de los distintos Lugares se apacienten al Cumplimiento de su Misión.
85. Cuando los torbellinos se levanten y los vientos sorprendiesen a los distintos Recintos y Mis hijos en confusión se levantasen, acudid al Templo del Mediodía en donde encontraréis al Padre, la Luz de su Espíritu Santo; y de los Componentes, el Buen Consejo para que os Guíen en la Tierra, en el Cumplimiento de vuestra Misión.
86. Yo os Preparo Mujer, para que recibáis en vuestro regazo, a los hijos que buscan, a los hijos de la Luz; también saben confundirse por instantes los hijos de la Luz y a su Despertar, los torbellinos les sorprenden.
87. En estos instantes Yo os Preparo Guía de Multitudes, el Padre, escuchando los lamentos de sus hijos se encuentra. Guía de Multitudes, pequeña María de Jesús, Yo Preparo vuestras plantas, porque vais a encaminarlas hacia aquella comarca donde Mis hijos han recibido grandes porciones, donde las Multitudes se han allegado con la Fe y en donde a los Componentes de aquel Recinto, la debilidad les sorprende, la debilidad llena sus corazones; y por instantes, al parecer, las multitudes los pueden dejar.
88. Vais a dejar impreso Mi Mandato, porque también de aquel Lugar, el Ruiseñor que he Preparado para alimentar a las Multitudes, ha apacentado su planta en el Templo del Mediodía que lleva por nombre "Damiana Oviedo", mas encaminaréis vuestros pasos antes de la terminación del lustro, porque Mi Mandato en aquel Lugar voy a dejar... ¡Bendita seáis, Mi Pequeña!... ¡Bendita seáis Mujer! la Luz de Mi Espíritu Santo se Derrama en vos; y recibís Mi Mandato, cual es Mi Ley.
89. En estos instantes, Pluma de Oro, que vuestro dolor ha podido llegar hacia Mí, que habéis contemplado que vuestra morada Me ha revestido con los blanquecinos velos; pero que en los momentos de dolor habéis Elevado vuestro espíritu: sois la mujer abnegada, sois la madre que alberga en su corazón, un Amor infinito para Mi Divina y Excelsa Majestad y por este Amor, tornaréis vuestra planta en el Cumplimiento de vuestra Misión… porque os he dado el tiempo; y en el Tiempo, os he dado la Fortificación. Que no sea el cansancio el que os agobie, que sea la Fortificación de Mi Mano Poderosa la que llegue a vos; en este instante que, en Espíritu y en Verdad, con vos he sido y he Morado en vuestro propio corazón, habéis abierto las puertas de vuestra morada para brindarme vuestro corazón, habéis abierto las puertas de vuestra morada para vuestro Padre, Yo os Preparo, porque nuevamente en vuestro Puesto seréis, porque ésta es Mi Voluntad. ...
90. Mujer, a quien Mi Mandato he podido entregar tiempo atrás, que Mi Ojo todo Contempla, todo Escudriña y todo lo Ve; en estos instantes Yo os ratifico Guía de Multitudes; Pedro, Piedra Fundamental, Primer Columna del Templo del Mediodía que lleva por nombre Damiana Oviedo es el instante en que os apacentáis al Cumplimiento de Mi Mandato: de Recinto en Recinto… porque ésta es Mi Voluntad; ante los Guías de Multitudes que presentes están, os ratifico, Mujer: Preparad vuestra planta y de Recinto en Recinto os hallaréis. …
91. No vais a ser los escudriñadores, no vais a ser los que vuestros ojos abráis, para escudriñar y juzgar a los corazones de vuestros hermanos; porque sólo Mi Ojo, cual poder infinito, puede Escudriñar y Juzgar a la humanidad.
92 Vais a apacentaros y hacer que Mi Palabra se Cumpla, haciendo que por doquier Mis hijos de los distintos lugares, levanten sus Trabajos en Unión de los Trabajos del Recinto del Mediodía, para que no trabajen Mis hijos, a su propia voluntad; a ellos, Yo les Preparo; y a vosotros, que presentes estáis, Guías de Multitudes: abriréis las puertas de vuestros Recintos, abriréis vuestros brazos, que en espíritu y en Verdad, es para el Bien de la Humanidad.
93. La Luz de Mi Espíritu Santo, Derramo en vosotros, Guías de Multitudes, os doy Mi Amor y Mi Fortaleza porque mucho es el sufrimiento y el dolor que lleváis; cuando abrís vuestros labios en el Nombre de vuestro Señor, para dar Mi Esencia Divina, para dar Mi Mandato a las multitudes; y unos, las Acatan y los otros os desconocen; y recibís la befa y el escarnio, el vituperio de la humanidad, el vituperio de las mismas multitudes que os siguen; pero sed Humilde, sed Manso, entregad vuestro Sacrificio ante vuestro Padre, ante el Dueño y Señor que os Fortifica; acallad vuestros labios, cerrad vuestros oídos y sólo contemplad a la humanidad, porque de ella, parte formáis.
94. No contempléis al que os blasfemó, no contempléis al que os escarneció, con odio y mala voluntad; como al pequeño niño, hacedle contemplar su error, con Amor y Caridad; atraedlo a vuestro Regazo, como el Padre os ha llamado a vos, aún siendo el pecador de la Tierra. Perdonadle; que así, Cumpliréis una Ley que Escrita está. Alimentad en sus corazones el Perdón, y la Unión que es la que el Padre, pidiendo está.
95. Cuando el Arca de la Alianza, en el Templo del Mediodía que lleva por nombre "Damiana Oviedo" ante Mis Tres Potencias pudisteis levantar vuestra mano y vuestro Juramento Escrito con Letras de Oro ha quedado, vuestro Juramento, que: sería la Unión para todos los pueblos... y en este Día de Gracia, Mi Palabra y Mi Mandato que he dejado, los trasmitiréis a Mis hijos y a vuestros pueblos, porque ésta es Mi Voluntad.
96. Guías de Multitudes, os Preparo una vez más, para que Preparando seáis a vuestro Cuerpo de Mediaunidad, para que al principio del Año venidero, sea el principio de una Faena Limpia, que no seáis los que delincáis, que no seáis los que profanéis y que no seáis los hijos que adulteréis Mis Mandatos, y Mi Ley; que no seáis los hijos que estáis infringiendo, con las multitudes que buscan la maldad.
97. Estudiad y Analizad el Decimonoveno Precepto que os he entregado, que cada Precepto se encierra en Uno Solo cual Veintidós Legislaciones que emanan de Una sola Ley para Israel.
.98. Es el tiempo, niño, de que abráis vuestros ojos hacia la Verdad; de que detengáis al Cuerpo de Mediaunidad de su carrera veloz, de su carrera desenfrenada en el mal camino, en el camino que para sus plantas, no he Preparado, porque en él no está Mi Divina Huella; en él, está la huella que sus plantas van dejando impresa, de maldad y de iniquidad.
99. Vos que conocéis Mi Palabra, vos que conocéis la Obra Divina del Padre, hacedles Conocer, hacedles penetrar hacia el Verdadero Camino, en donde impresa está Mi Huella.
100 Mas, todos aquellos que han marchado y dejado la Cuna vacía y han dejado a las multitudes huérfanas, Yo les Preparo, para que tornen nuevamente; y vosotros, Guías de Multitudes: abrid vuestros brazos, recibidles cual la madre recibe al niño para darle calor… porque son, los que han marchado y los inviernos les han sorprendido, son los que tornan como el paria, tiritando de frío buscando el Calor que en vos, encuentran.
101. En estos instantes: ¡Tomad la Fortaleza!... ¡tomad Mi Mandato!... Guías de Multitudes: Preparad vuestra planta… porque en cada uno de vuestros Recintos, Mi Orden voy a dar, para los Recintos de las lejanas comarcas, donde Alimentáis a Mis Pueblos; les haréis Reconocer Mi Mandato, para que ante el Templo del Mediodía, se hagan Reconocer ante la Guía de Multitudes y ante los Componentes; y queden asentados sus Recintos, dentro del Álbum del Libro de Oro, que se lleva en el Templo del Mediodía, porque ésta es Mi Voluntad. …
102. Para que cuando la planta extranjera, se allegue; todos le recibáis, diciéndole que: pertenece al Templo del Mediodía que lleva por nombre: "Damiana Oviedo"… y todos reunidos y congregados Espiritualmente, principiéis a la Grande Edificación del Templo del Espíritu Santo; y en la Nueva Jerusalem que es Descendiendo a esta Nación Mexicana, quedarán, porque ése es Mi Mandato; y primero dejaría de alumbrar el astro rey que Mi Palabra Cumplida no fuese. ...
103. Y cuando el Templo del Espíritu Santo, formando estéis Mis hijos, despojaos de la cizaña, despojaos de la maldad; para que así, cada uno depositéis un Peldaño, un Granillo con que lo Edificaréis, porque grande, muy grande será, en espíritu y en Verdad.
104. El tiempo se acerca que de las sinagogas, piedra sobre piedra no quedará; que las distintas religiones que han resurgido desde los Tiempos pasados, desde la primera Era, desde los distintos caminos en donde Me buscan, al Templo del Espíritu Santo llegarán.
105. Al Templo del Espíritu Santo, llegarán los confundidos, los letrados, los científicos y todos –cual Siervos– doblegarán su cerviz; pero sois vos, la Simiente del tiempo venidero, sois vos la Simiente, la Fundación, Pueblo de Israel, de las multitudes que se allegarán; sois vos, la Fundación de la Obra Espiritualista, porque ésta es Mi Voluntad. ...
106. Diez años os dejo y en el principio del Primero, en que a la prueba os dejo, principiaréis vuestra Faena, para llegar al Cumplimiento que pidiéndoos Estoy, para llegar a una Obra que os he entregado; y que las Multitudes en Verdad, ya no contemplarán impostura sus ojos, ya no contemplarán la imperfección, porque a Apartarla voy.
107. Los unos, levantados de la Tierra serán, para tomar nuevamente cuerpo cual espíritus Purificados, cual espíritus Acrisolados que formarán las Generaciones Benditas, en las que Me habré de Comunicar de Espíritu a espíritu con ellos, porque ésta es Mi Voluntad. ...
108. Os he entregado Mi Mandato, en este día de Gracia: 18 de Diciembre del año 1940. … Y a través de los años, cuando en vuestros momentos de debilidad y confusión os podáis encontrar, he dejado para vosotros, Preparadas las Plumas de Oro de los distintos lugares; las que en estos instantes, nuevamente Preparo con Mi Mano Poderosa y Fortifico, para que no sea el cansancio en sus cuerpos, ni la debilidad en sus espíritus porque un Cargo muy delicado y un Tesoro de Incalculable Valor llevan en su mano; y llegado el tiempo, los hombres Conocerán Mi Palabra que Escrita he dejado en los papiros, en Cumplimiento a Mi Palabra del Segundo Tiempo, de que en el Tercer Tiempo, Yo sería con vosotros nuevamente y Me Derramaría en Esencia, en Presencia y en Potencia, por medio del entendimiento del hombre.
109. Yo no Me he apartado de vos, Estoy con vos Universo entero; Moro en vuestros corazones; pero esta morada que ofrecéis a vuestro Padre, despojadla de vuestras imperfecciones, de vuestra cizaña y mala voluntad, para que recibáis Mi Esencia y no reveléis vuestras tendencias materiales, ante los hombres.
110. Que no sea vuestra mala voluntad; que no sea vuestro mal trabajo, el que se refleje; que no sea vuestra mala simiente, la que dejéis en la Tierra; que no sea vuestro odio, el que germine en los corazones de los hombres. Esos tiempos han terminado, esos tiempos han pasado; y vais a resurgir en una Nueva Vida, porque grandes acontecimientos vais a contemplar, porque vais a contemplar que Sujetos a Mi Voluntad vais a marchar; ya no a la vuestra, ya no a vuestro propio albedrío. ¡Tomad en estos instantes, la Luz de Mi Espíritu Santo!... y Efectivo hágase Mi Mandato en vos, en Mi Nombre que Soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. ...
111. Pueblo de Israel, Guías de Multitudes, Cuerpo de Ruiseñores: ¡Que Mi Mandato he dejado!... ¡Hágase Efectivo y Cúmplase en Verdad!... porque Yo lo Mando y lo Ordeno, en Mi Nombre que Soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo!...
112. ¡Tomad lo que pidiendo estáis!... El Padre, que todo lo Sabe, ve lo que presente Me hacéis. ¡Tomad y llevad, para las albas que faltan para terminar el año!... Yo os doy la sandalia, para que lleguéis al final; y la migajilla de pan, doy a vuestra mesa, para que lo llevéis con regocijo a vuestros labios, que para el año venidero, grandes Beneficios voy a entregaros y por vos, al Universo, en Mi Nombre que Soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. ...
113. ¡Preparaos, Pueblo de Israel!... y Preparad a vuestras Multitudes, que el Padre Eterno Gran Jehová, entre vosotros será nuevamente, para pediros cuentas de las albas que pudo dejaros para la Preparación, de Propósito de Enmienda, para la Regeneración de todos sus hijos; y el que haya Cumplido, en Verdad recibirá.
114. Todos y cada uno, lleváis la Ley; pero todos marcháis, a vuestra propia voluntad. Mas Yo Preparo vuestros corazones con la Fortificación, llevad Propósito de Enmienda en lo más recóndito de vuestro ser, para que Recibáis; y el Regocijo, sea en vuestro corazón. ¡Tomad!...
115. ¡Tomad!... En estos instantes, presente Me hacéis a los vuestros; sois los Guías que marcháis llevando a cuestas el madero de un pueblo; y presente Me hacéis a los de vuestras chozas, que por instantes, también faltáis a un cumplimiento en la Tierra por tener un deber como madre, por tener un deber como esposa, por tener un deber como esposo; Yo os Preparo, no habrá obstáculo en vuestro camino para doblegar vuestra cerviz, cual Siervo, ante Mi Divina y Excelsa Majestad.
116. El tiempo para el Tiempo, os doy; para que en él, podáis Cumplir vuestras faenas de la Tierra y deis Cumplimiento, ante todo, a la Misión que habéis contraído con vuestro Padre, porque ésta es Mi Voluntad. ... ¡Tomad y llevad para los vuestros, lo que han de Menester!.... ¡Regocijaos!... Regocijaos, en Mi Nombre que Soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo… y de lleno, vuestra mano colmo. …
117. En estos instantes, la Luz de Mi Espíritu Santo se Derrama en vuestro entendimiento y en las Multitudes que os siguen, para que no se levanten en desunión y en desobediencia, contra un Mandato Supremo que lleváis en vuestra mano.
118. Vosotros sois la Representación de vuestro Dios y Señor en la Tierra, Yo Preparo a las Multitudes, Yo les doy Mi Amor para que con Amor, sean en Verdad, los Siervos, sean los hijos Sumisos y Obedientes ante Mi Mandato transmitido por vuestras manos, en Mi Nombre que Soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. ... ¡Adiós, Pueblo Amado de Israel! ¡Adiós, Pueblo Escogido!...
¡La Paz de vuestro Señor, sea con vosotros, Pueblo de Israel!...

Respetuosamente con mucho Amor, Comprensión y Tolerancia, en Pro de la Superación Espiritual del nuevo Pueblo de Israel y de la Humanidad, en el nuevo Tiempo de Cumplimiento Espiritual dentro de la Tercera Era de Luz.

Atte.: Su hermano: Rafael de Acapulco Gro.

DonRafadeAcapulco
Mensajes: 662
Registrado: Lun Jul 07, 2008 11:26 pm
Contactar:

Re: Primero y Segundo Mensajes para el Pueblo Espiritualista

Mensaje por DonRafadeAcapulco » Jue Abr 29, 2010 12:36 pm

Cátedra de Nuestro Divino Maestro Domingo, Abril 30 de 1950

Tema: “Sus Discípulos después del Año 1950”

¡Mi Paz sea con vosotros!...
1. Discípulos Amados que os congregáis para Escuchar Mi Divina Enseñanza, Yo os Bendigo, porque habéis Perseverado.
2. Me buscáis a través de los caminos; en todos los Tiempos, os Alimentáis de Mí; venís en busca de la Paz Perfecta, queréis saborear los Frutos dulces de Mi Palabra; y Yo, el Divino Maestro, voy a Confiaros todo lo que hay en Mi Arcano para cada uno de vosotros.
3. Durante este año 1950, os daré Mi Palabra. El Prodigio de esta Manifestación ha de Consumarse hasta el instante último de este Año de Gracia, en que quedaréis Preparados Plenamente, pues voy a Revelaros grandes Conocimientos; voy a hablar a vuestro espíritu, voy a Conversar con cada uno de vosotros, no solamente por conducto de los Portavoces; sino en el silencio, en la hora de vuestra Oración o Meditación voy a Acercarme a vosotros, voy a abrir vuestro Entendimiento y a daros a Conocer todo lo que no habéis alcanzado Comprender hasta este día.
4. Sois Mis Discípulos, día por día habéis caminado en busca de la Elevación; no estáis hartos todavía de Mi Enseñanza; sabéis, que el Camino es muy largo, que está lleno de Gratas sorpresas para vosotros, que no es una Enseñanza limitada, que es la Enseñanza Infinita, puesto que viene de Mí; y entonces, la buscáis.
5. Analizáis Mi Palabra, buscáis su Profundidad; y con Ella, os Recreáis, pensando que después del año 1950 vais a poseer el gran Libro de la Vida, el Libro de la Verdad; y en él, vais a Estudiar, vais a Recrearos; vais a mostrarlo a la humanidad y cada palabra será como un Destello, como un Anuncio para cada espíritu, a quien mostraseis esta Enseñanza.
6. Mi Enseñanza, es la Ley de todos los Tiempos; son los Mandatos Eternos que he dejado en vuestro espíritu, y que todavía no alcanzáis a Comprender; mas, Yo derramo Mi Luz sobre todo espíritu y Entendimiento, para que en el instante en que os encontréis dispuestos a Estudiar, podáis Comprender todo el contenido de esta Enseñanza y podáis extraer toda la Esencia, toda la Virtud que hay en Ella; por eso, ¡Preparaos, Discípulos muy Amados!...
7. Contemplo, corta Porción. Si la congregación del Pueblo de Israel, es pequeña todavía, no temáis. Voy a dejaros Preparados, llenos de Dones, para que vuestra palabra tenga la Fuerza, tenga la Virtud de Convencer a los demás, a los que no llegaron a tiempo, a los que desoyeron el Llamado, a los que quedaron estacionados en la medianía del camino, a los que habiendo abierto sus ojos a la Luz, volvieron a cerrarlos por la necedad, por la ignorancia o por el materialismo.
8. Voy a Prepararos. Voy a dejaros Simbólicamente, una Llave, con la cual podáis abrir los corazones; y entonces, les entregaréis lo que Yo os he Confiado; mas, grande, grande es la Lucha que os espera.
9. Yo puedo contemplar vuestro futuro. Todo cuanto Mi Palabra, os ha Anunciado, se Cumplirá; mas vosotros, cuanto mayor contempléis la Lucha, más os empeñaréis en seguir Adelante; pues sabéis que no es una obra vuestra, sabéis que es la Obra de vuestro Dios, la que vais a extender y propagar entre la humanidad.
10. Si en el Segundo Tiempo fue reducido el número de Mis Discípulos, de aquellos que Me siguieron y que Me oyeron; ya veis, Pueblo, cómo Mi Palabra ha llegado a los confines de la Tierra; cómo la Buena Nueva penetró en todos los corazones, los unos creyentes y los otros increyentes; mas, a todos, llegó Mi Luz.
11. Los corazones fueron estremecidos, la Verdad pudo llegar a todos aquellos que andaban entre tinieblas, que hacían Prácticas imperfectas delante de Mí; Mi Obra, al derrumbar las falsas creencias, hizo caer de sus pedestales a los falsos dioses; y solamente la Verdad, la Pureza de Mi Doctrina, penetró en los corazones.
12. Mas, para que esto fuese, para que Mis Discípulos, para que Mis Sucesores pudiesen encontrar el Camino Limpio y Preparado, para que pudiesen entregar con Calma la Lección Divina, ¡cuánto hubieron de sufrir las persecuciones, la incredulidad y la amenaza!...
13. Ahora, los tiempos han cambiado. No derramaréis en este Tiempo, vuestra sangre, como en el Segundo Tiempo Mis Discípulos pudieron derramarla confesando esta Verdad. Hoy, en el Tercer Tiempo, la humanidad hará derramar al Pueblo de Israel, su llanto, al contemplar Mi Pueblo, la incomprensión, la incredulidad y la dureza del corazón humano.
14. Mas, no temáis, Yo Estoy ablandando los corazones; Estoy preparando las tierras, donde en corto tiempo, ha de penetrar Mi Enseñanza.
15. No sois vosotros; Soy Yo, quien Preparo y Cultivo. Quien Conduzco por el Firme Camino, a todos los corazones. Vosotros, quedaréis en Representación Mía, como sucesores de este Maestro, como Discípulos Míos, como Mis imitadores.
16. Yo he venido a daros una larga Lección, en el Tercer Tiempo; una Gran Lección, que dio principio en el año 1884 y que ha de terminar en el año 1950. Lección, que he dado por vuestro mismo Entendimiento. Lección, que he ido Perfeccionando, a medida que los Portavoces se han ido Preparado.
17 Yo he luchado también, con vuestro Entendimiento, para que pudieseis Comprender toda la Verdad que he querido dar a Conocer en este Tercer Tiempo a la humanidad. Yo os he abierto vuestro corazón, lo he hecho Blando y Sensible, para Servirme de él, para hacer de vosotros: el Portavoz de Mi Divinidad… y aún, no habéis alcanzado toda la Perfección.
18. Sin embargo, después de este Año, Yo seguiré Derramando Mi Inspiración de Espíritu a espíritu. Yo Prepararé vuestro cerebro y corazón, como Fuente que ha de seguir recibiendo la Esencia, la Luz y la Enseñanza; mas, cuando vosotros, recibáis Mis Mensajes, no calléis, ¡Hablad, Pueblo, con toda la Verdad, con toda la Conciencia, sin añadir ni quitar algo de aquello que Yo os daré a Conocer!...
19. Yo daré Anuncio al Pueblo de Israel, daré Profecías por Conducto de Mis Escogidos y os Señalaré también el Camino; pero oídme, Preparaos y Comprendedme.
20. Desde hoy, penetrad en gran Meditación; desde hoy, Aprended a Comunicaros de espíritu a Espíritu, para que podáis llegar a ese Tiempo de la Comunicación Perfecta; y entonces, cada uno de vosotros, pueda Comunicar al Pueblo de Israel, lo que Yo os diere a Conocer.
21. Así, Preparo a los Labriegos; así, Preparo al Pueblo en general; y cada uno de vosotros, según su Preparación, ha de Recibir; pues en este Tiempo he venido a Servirme de vuestra Conciencia, de vuestro espíritu; y según lo habéis Preparado y Me lo habéis Ofrecido, Yo lo he tomado; y así, os he concedido los Dones.
22. Yo os contemplo, como una Familia Obediente, temerosa de infringir, Atenta siempre a Mis Mandatos, llena de Anhelos y Cumplimiento. Sí, Pueblo, os he Apartado de otros caminos, os he dado un Reflejo de lo que es Mi Corazón Divino; he Conversado con vos, en el retiro; y he Consolado también, vuestro corazón.
23. No he permitido que vuestro Entendimiento se confunda, ni que vuestro espíritu, se turbe un solo instante. Yo Conduzco a todos por el Certero Camino. Todos Me buscáis y todos Me tenéis con vosotros. ¿Quién es aquél que buscándome, no Me ha encontrado?...
24. Si Yo Estoy con todos vosotros, si Yo os he Llamado, si Yo os he dado según vuestra Elevación, según vuestro Esfuerzo. De Cierto, os digo: ¡Bienaventurado aquel que Me oye y Comprende Mis Palabras, el que ha dado grandes Pasos en el Camino de Adelanto!... pues ése, en el futuro, ha de Ayudar a sus hermanos, a aquellos que encontrase estacionados.
25. Vosotros seréis Consuelo y Manto para aquellos que se sintieren huérfanos. No es Mi Voluntad que el Pueblo de Israel, llore en los últimos instantes de este Año, ni mece sus cabellos, ni se lamente; Mi Voluntad es: que quedéis llenos de Paz, de Fortaleza y de Virtudes… para continuar así vuestro Cumplimiento.
26. Yo he Marcado el Camino; en Él, Lucharéis denodadamente. Cada uno de vosotros, ha de levantarse con el Buen Ideal, buscando no solo su propio Adelanto, sino el de los demás.
27. Cada criatura que Me hagáis presente, cada corazón en el cual derraméis la Esencia y la Verdad de Mi Obra, será un Mérito, un Peldaño que Labréis para vuestro espíritu. Allí está la Escala, por la cual, vosotros podéis Ascender.
28. Yo os he dado los Dones y Virtudes; tenéis vuestra propia voluntad; tenéis el espíritu y la Conciencia para Ascender por esa Escala.
29. Para hacer una Vida llena de Virtudes y de Méritos, Yo os he Enseñado la Humildad, os he dicho: No publiquéis la Caridad que hagáis. ¡Callad! y en silencio, Cumplid. ...
30. Sabéis: que Yo recibo vuestras Buenas obras, que Yo contemplo todos vuestros Actos, que Yo Guío vuestros Pasos, que no estáis Cumpliendo ante la humanidad, que la humanidad siempre ha sido mal juez. …
31. Pensad que Yo Soy el Juez Perfecto, el único Juez de vuestro espíritu; entonces, Cumplid ante Mí. Poned en vuestros Actos toda vuestra Conciencia. ¡Preparaos para el mañana!.. ¡Labrad con vuestros Actos, vuestra Paz en la Vida Espiritual!...
32. No atesoréis en este Mundo; guardad vuestro Tesoro en el Más Allá; Tesoro: de Virtudes y de Paz. … No seáis como el rico avaro; dad todo cuanto tengáis en vuestra mano; que Yo, multiplicaré los Dones y los Favores que os he confiado.
33. ¡Allí está la humanidad!... Hambrienta y sedienta, desnuda y enferma. ¡Allí está vuestra Siembra, vuestra Lucha, Pueblo de Israel!... Mas, no es la materia la que se encuentra hambrienta y desnuda; es el espíritu que ha sido abandonado, que se ha despojado de todos los Dones que Yo le he concedido; mas, Yo volveré a Vestir a los espíritus en el instante de su Arrepentimiento, de su Propósito de Enmienda; Yo les devolveré todos los Dones que han perdido en su camino. ¡Todo está en vuestras manos, humanidad!...
34. Si por un instante os habéis contemplado, desheredados; Yo, vuestro Padre, os digo: La Heredad volverá a vosotros, en el instante de vuestra Preparación, en el mismo instante en que Reconozcáis vuestras propias faltas y os dispongáis a Cumplir, seréis llenos una vez más, de la Paz y de las Virtudes del espíritu.
35. ¡Volved ya, al Camino Recto!... ¡Posad vuestra Mirada, en todo lo que es Espiritual!... ¡Deteneos ya, en el camino material!... Mucho lo habéis recorrido, habéis levantado ya los frutos de vuestra siembra, habéis recogido ya la cosecha; y contempláis que esta cosecha: es de dolor, de sufrimiento, que es un fardo el que lleváis sobre vuestro espíritu y materia. …
36. ¿En dónde está la Salvación, humanidad?... ¿Quién ha de venir una vez más, a Redimiros?: Mi Espíritu... que una vez se Derrama sobre todos vosotros, que os llama y os invita a Penetrar, en el Camino de Espiritualidad.
37. Todos esos Goces que no habéis alcanzado, están en este Camino. Todo aquello que buscáis y no encontráis, buscadlo en Mí.
38. Vuestro espíritu, por instantes desmaya y se desespera al contemplar tanta miseria, tanto pecado, tanta corrupción; mas, el camino de Virtudes, siempre ha existido. Yo siempre He Estado cerca de vosotros.
39. Si Mi Inspiración, no os ha faltado, ¿Por qué habéis permanecido sordos?...
40. Mas, Yo en este Tiempo, una vez más estremezco las Fibras más Sensibles de vuestro corazón. Yo os llamo, os invito. ¡Venid y llorad por todas vuestras faltas!... Yo os Consolaré.
41 Yo he Venido en este Tiempo, así como estaba Prometido que vendría el Consolador. ... Los espíritus Contemplaban en Él, a su Salvador.
42. ¡Venid a Mí, humanidad!... ¡Dejad atrás vuestras pasadas costumbres!... ¡Dad principio a una Nueva Vida!... ¡Dejad los campos de exterminio y de muerte, que hoy estáis pisando!... ¡Venid al Camino donde está la Vida, la Paz y la Fecundidad!...
43. Yo quiero levantaros, hacer de vos un espíritu Semejante a Mí por las Virtudes, por la Gracia, por la Fortaleza y el Poder. ¡Venid a Mí, humanidad, dejad en Mí, vuestras cuitas, desnudaos de todo aquello que es impuro y Vestíos con Mi Amor!...
44. Es Mi Amor, lo que os hace falta humanidad; por eso, os sentís despreciable, por eso os sentís entristecida y pobre. No habéis querido aceptar, lo que Yo siempre os he ofrecido con tanto Amor; os habéis apartado y habéis buscado otros senderos; creyendo que en ellos, vais a encontrar la Felicidad y habéis encontrado, el dolor.
45. Vuestro espíritu, está desengañado; y en este instante, os llamo. No habéis muerto, nada se ha perdido en vos, ya que Mi Vida, está en cada uno de vosotros, los que formáis la humanidad.
46. Yo vengo a Restaurar todas las cosas; vengo a devolveros, lo que habíais perdido: La Virtud y la Gracia. …
47. Yo vengo en un instante, a hacer desaparecer, todo lo que había confundido a vuestro espíritu. Vengo a exterminar todo mal, a atarlo en gavillas y a arrojarlo al fuego.
48. Es el Tiempo de la Depuración, mas también es el Tiempo de la Resurrección de esta humanidad.
49. Los que Me han aguardado, Me tienen con ellos. Los que han Orado y Velado, se han recreado Contemplándome, Palpándome.
50. Los que han guardado el Santuario y en Él han puesto las Ofrendas de su espíritu, no Me han Sentido ausente, no han sido huérfanos ni un instante.
51. Es el Pueblo de Israel, el que Posee las Revelaciones del Espíritu Santo, el que Sabe también de Mis Profecías, el que ha recibido Mis grandes Proverbios, Mi Luz, en este Tercer Tiempo.
52. ¡Venid al Pueblo de Israel, humanidad! En Él encontraréis a Mi Representante, a Mi Imagen.
53. Si el Pueblo de Israel, sabe Conducirse con toda la Prudencia y Humildad y Práctica la Enseñanza que le he dado, en Él encontraréis Mi Imagen y en Él habréis de Saturar de Esencia y de Virtud a vuestro espíritu.
54. Mas, si el Pueblo de Israel, cayese en tentaciones, si se dividiera y su cisma llegara a más; entonces ¡Buscadme a Mí, en el Más Allá, en el Infinito, en Mi Espíritu!..., que Yo, he de Consolaros, Yo he de trazaros el Camino y he de Comunicarme con vuestro espíritu, con toda la Verdad y la Gracia.
55. ¡Oh, Pueblo de Israel!... Estas palabras, no son una sentencia para vos. No hagáis por un instante, que pronuncie estas palabras. ¡Unificaos, Pueblo! ¡Amaos y Respetaos! ¡No hagáis división! ¡Sentíos hermano de todos aquellos que Me escuchan en las distintas congregaciones en que os reunís! ¡Amadme y Amad a los demás! ¡No lastiméis el corazón de vuestros hermanos! ¡No los despreciéis porque han quedado atrás!... ¡Volved atrás, y dadles la mano a aquellos que no han podido dar un Paso más!...
56. Vos, no sabéis por qué han sido dispuestas estas vicisitudes; mas al Final de los Tiempos, después del año 1950, sabréis Mi Pueblo, de muchas Revelaciones; que hoy, no podéis Comprender todavía.
57. Sólo os dice el Maestro: ¡Orad y Velad!, ¡Preparaos y llenad vuestro corazón de Amor!... ¡Dejad que sea una Fuente, que se desborde en todo instante! ¡Sed el Buen Consejero! ¡Sed Amigo de los demás y sed el Confidente también!...
58. Muchas puertas han de abrirse para vos, y habréis de penetrar en ellas con Obediencia y Humildad. Llevaréis en vuestro espíritu, siempre Mis Mandatos; y donde Mi Mano os Señalare un Cumplimiento, hacedlo posible.
59. No sienta Humillarse vuestro espíritu. Pensad que vais en busca de los espíritus, que atados pueden encontrarse, prisioneros de sus pasiones y que no han podido despojarse de sus costumbres pasadas.
60. Todavía tenéis que Luchar mucho en este Año 1950; mucho, Mi Pueblo, para hacerme presente vuestros Méritos. Vos sabéis que en ese Día, seréis Juzgado, como será juzgada toda la humanidad. Vos sabéis, Pueblo, que en el último Día de este Año, serán dados Mis Mandatos para todos los tiempos; y en ese instante, cada espíritu será Mirado por Mí, será Juzgado; y no podréis ocultar vuestras faltas, quedaréis desnudos ante Mi Mirada; mas, Yo… no os delataré, Mi Juicio será en cada uno de vosotros: Íntimo, lleno de Amor y Perfección...
61. Yo no vengo a publicar vuestras faltas, a daros la sentencia en público; nunca os he señalado. Si juzgo a la humanidad y juzgo al Pueblo de Israel, es porque Yo Soy el Juez Perfecto; mas en medio de Mi Juicio está Mi Amor, Mi Caridad y Mi Benevolencia. Todavía os faltan Méritos, Pueblo, para alcanzar todo lo que Yo os tengo Preparado, todo lo que he de daros en el transcurso de este Año.
62. Practicad, Pueblo, no solamente oigáis y os recreéis con Mi Palabra; Estudiadla y Practicadla después, para que podáis conocer toda la Esencia que tienen Mis Palabras, toda la Verdad de Mis Proverbios, toda la Vida, Salvación y Consuelo que encierra esta Mi Obra.
63. Cuando Mi Palabra no Escuchéis ya, por conducto de los Portavoces; encontraréis Consuelo en vuestras Prácticas, en los Estudios y Análisis que hagáis de Mi Palabra. Entonces vuestra mente, va a penetrar en profundas Reflexiones; y, ¡cuánto he de Consolaros!...
64. Concentraréis el Pensamiento y toda la fuerza de vuestro espíritu y materia, para alcanzar a Conocer todo lo que encierran cada una de Mis Palabras. Será entonces, cuando Comprendáis en toda su Grandeza, estas Lecciones que os doy; y después, cuando las pongáis en Práctica, cuando veáis el Fruto de vuestro Esfuerzo, cuando veáis multiplicarse vuestro Trabajo; entonces, Me daréis gracias infinitas, Pueblo, pues será grande vuestra Cosecha.
65. Todo lo que hiciereis en Cumplimiento a Mi Obra, será Multiplicado; no tendrá fin, Mi Pueblo, pues cada Simiente ha de Multiplicarse y aquellas nuevas Simientes a su vez, han de multiplicarse aún más; y así, vuestra obra Crecerá.
66. Ésta es Mi Obra, Pueblo. Éstas son las pruebas, que quiero daros en el Camino. Por eso quiero que vuestros Principios sean Buenos, que vuestra Intención sea Sana, que vuestro corazón se Limpie y se Prepare, para dar Cumplimiento a todo lo que Yo os he Enseñado.
67. No os detengáis ante los obstáculos. Si contempláis en mitad del camino, grandes obstáculos; Orad, Velad y vos contemplaréis cómo, con la Potestad que os he entregado, aquella barrera cae y podréis pasar, podréis seguir adelante continuando vuestra obra.
68. Vos que sois el Escogido, seréis Probado; más Probado todavía, que aquellos que no tienen el propósito de Cumplir. Vos, tenéis Ejemplo en todos aquellos grandes espíritus, que han venido a la Tierra en Tiempos pasados. Sus Pruebas, han sido grandes, no han saboreado en la Tierra, los placeres de Ella; no han podido detenerse, a contemplar la grandeza y magnificencia de esta Naturaleza que os he concedido. Su Misión, ha sido Amar a los demás, ha sido Enseñar y Sacrificarse por el Bienestar de los demás.
69. Sí, Mi Pueblo, cuanto más cerca de Mí podáis encontraros, vuestras pruebas serán más grandes.
70. Cuanto mayor sea vuestra Elevación, vuestra Fortaleza y vuestra Capacidad, mayores serán las pruebas que han de presentarse en vuestro camino, porque estaréis dando los últimos Pasos, porque estaréis Perfeccionando a vuestra materia y a vuestro espíritu, que ha de llegar a Mí, Limpio y Pulimentado.
71. Así como se purifica el oro en el crisol, así ha de llegar vuestro espíritu: Desmaterializado, Elevado, Ocupado solamente en las Cuestiones Espirituales, contemplando lo demás pequeño... pues, Yo quiero solo a vuestro espíritu: grande. …
72. Así a través del camino, llegaréis a Mí, Pueblo Escogido, con vuestras manos llenas de Méritos y de Cumplimiento; y Yo he de daros por vuestro Cumplimiento, un Galardón; y he de Bendecir a las generaciones vuestras, a vuestros hijos, a vuestros descendientes que dejéis en la Tierra, todo aquello que habéis hecho.
73. Vuestra Herencia, para ellos, será Espiritual; y ellos, han de continuar esta Obra; todo aquello Bueno que hayáis hecho, será contemplado por ellos y seguido; todas vuestras imperfecciones, serán miradas también; mas, ellos, no han de tomar aquellos errores, para sí mismos.
74. Por eso, Mi Pueblo, si el mundo os mira, si espera de vos, si está Atento para contemplar vuestro Cumplimiento; Cuidad de él, Cuidad de no caer en las tentaciones, pues vos, sois Espejo para los demás.
75. Si sois Mi Discípulo, si habéis Escuchado Mi Enseñanza, si Me tenéis con vos, si os habéis Alimentado con Mi Esencia de Amor, ¿cómo podríais pecar?... ¿cómo podríais caer en vuestras mismas faltas del ayer?... ¿cómo podríais mancharos?... No, Mi Pueblo; antes bien, buscad siempre para vos, lo que sea Puro, lo que sea Grato, lo que ha de daros Grandeza Espiritual.
76. Así os habla el Maestro, en este Día de Gracia, Pueblo, en que estáis siendo Preparado por Mi Palabra; porque mañana, habréis de quedar en este mundo, como Responsable de los espíritus de la humanidad.
77. Vos, seréis Pastor para ellos, seréis Guía y seréis Luz. Por eso os he hablado incansablemente, año tras año. Por eso en este Tercer Tiempo, no han sido Tres años como en el Segundo Tiempo, los que os he hablado; han sido 66 años, Mi Pueblo, para que Mi Enseñanza pueda penetrar en vos, para que sean muchos los espíritus, Testigos de estas Manifestaciones.
78. Algunas generaciones han pasado ya, llevando en su espíritu, la Esencia de Mi Obra. Ellas siguen Trabajando, en el Más Allá. Ellas han llevado este Tesoro y siguen defendiéndolo en el Valle Espiritual.
79. Vos, estáis todavía sobre la Tierra, esperando nuevas generaciones, Preparando a vuestros hijos, para que sean ellos los Sucesores de Mi Obra; a grandes espíritus, que han de traer como Misión la de Predicar Mi Enseñanza, con toda la Pureza que Ella tiene.
80. Luchad con esos corazones; y si por un instante, los contempláis fríos, o se han rebelado, no temáis, que vuestra palabra sea como una Gota de Agua Cristalina que caiga día por día sobre ellos; y llegará el instante, en que su duro corazón, se ablande.
81. Mas esos pequeños que aún dan sus primeros pasos y aquellos que están por venir, en ellos, depositaré también grandes Dones: El Don de Palabra y el Don de Análisis, serán desatados en ellos..., pues ellos, cuando puedan encontrarse en la edad de mayores, han de Predicar en los caminos de este Mundo la Doctrina del Tercer Tiempo. Ellos darán la Buena Nueva, darán Testimonio de que el Espíritu Santo, se ha Comunicado con la humanidad y ha dejado su Lección, sus Mandatos y sus Revelaciones.
82. Por eso Mi Obra será transmitida, de generación en generación; y los nuevos espíritus, han de presentar Mi Obra con Mayor Perfección.
83. Serán aquellos que desde sus primeros pasos, han de saber Comunicarse de Espíritu a espíritu Conmigo. Ellos Conversarán con Mi Espíritu y ellos han de llevar a la humanidad este Pan de Vida, esa Paz y esa Gracia; de los cuales, mucho tiempo ha carecido la humanidad.
84. Yo os dejo Preparado, Pueblo de Israel, con Mi Palabra. Id guardando en vuestro corazón, cada una de Mis Lecciones; todas, Conducen al mismo Fin.
85. La Luz de vuestro espíritu, Iluminara vuestro entendimiento, para llenar de Virtudes vuestro corazón. Eso es lo que tiene por Finalidad Mi Palabra. Por eso, llevadla Grabada en vuestra Conciencia y en vuestro corazón, para que Ella sea vuestro Alimento, el Pan y el Agua que haya siempre en vuestro espíritu.
86. Yo en esta alba Bendita de Gracia, escucho la Oración de la humanidad. Se levanta hacia Mí. Unos claman Piedad, Perdón y Paz. Todos, Me piden; todos tienen una súplica que hacerme. Y Yo, a todos Escucho, les Bendigo y les Concedo; pues ¿qué podéis pedirme vosotros, Mis hijos, que no pueda concederos?... Todo lo que Me pedís para el Bien de vuestro espíritu, ¡sea con vosotros!...
87. Mas, esta Purificación que sufrís, ¿es acaso para vuestro mal?... ¡No, Mis Bienamados!... Si vuestro corazón y alma, se encuentra manchados, es menester que se Laven.
88. Mas en esa Purificación, encuentro Alegría; y, ¡Consolaos!; pues vuestra Conciencia, ayer cargada de penas y de males; hoy, se encuentra Limpia y Libre. Hoy podéis venir a Mí, sin que vuestros pecados, os sean un obstáculo.
89. Yo os Bendigo a todos, a los Limpios y a los impuros. Yo en todos derramo la Luz, la Fortaleza y la Paz. Yo Bendigo a todas las criaturas. A todos les doy una Oportunidad de Regeneración. Todos Me encontraréis. Buscándome, Me tendréis con vosotros.
90. Yo Derramo en esta alba Bendita de Gracia, Mi Luz y Mi Fortaleza sobre el Mundo.
91. Por la Oración del Pueblo de Israel, alcancen todas las naciones, toda la familia de la humanidad; pues Yo no vengo a distinguiros; Yo, no contemplo naciones; solo contemplo a Mi Familia habitando este Valle material, Purificándose y Luchando también por Elevarse.
92. Yo os Perdono y os doy Oportunidad de que os Arrepintáis, de que busquéis Nuevos Caminos, de que dejéis atrás vuestro pasado; y forméis, una Nueva Vida. Yo os Bendigo… ¡oh Pueblo Bendito de Israel! ...
¡Mi Paz, sea con vosotros!...

Respetuosamente con mucho Amor, suma Comprensión y Tolerancia, en Pro de la Superación Espiritual del nuevo Pueblo de Israel y de la Humanidad, en el nuevo Tiempo de Cumplimiento Espiritual dentro de la Tercera Era de Luz.

Atte.: Su hermano: Rafael de Acapulco Gro.

DonRafadeAcapulco
Mensajes: 662
Registrado: Lun Jul 07, 2008 11:26 pm
Contactar:

Re: Primero y Segundo Mensajes para el Pueblo Espiritualista

Mensaje por DonRafadeAcapulco » Mar May 04, 2010 12:18 pm

Cátedra del Divino Maestro Agosto 1º de 1940
(Entregada en las montañas, ante una multitud de componentes de varios Recintos de México.)

Tema: Parábola "El Valle de la Fe y la Esperanza"

¡Gloria a Dios en las Alturas y Paz en la Tierra a los hombres de Buena Voluntad!... Gloria a Dios en las Alturas y pasa Mi Espíritu Divino, de la Escala de Perfección a la de Jacob, para desde ahí enviar Mi Rayo Divino entre Mi Pueblo de Israel, en esta alba de Gracia; 1º de Agosto de 1940, Día escogido por Mí, en que os encontráis reunidos en Representación de los Siete Sellos, de las Siete Iglesias que Elías, por conducto del hijo del hombre vino a implantar por Mi Voluntad a esta Nación de la Tierra. Yo os Recibo y Bendigo y en Unión de vosotros al Mundo y al Universo entero, en Mi Nombre que Soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. …

1. Una vez más, Pueblo Amado de Israel, Soy con vos… Irradiando en palabra humana, para Allanaros de nuevo el Camino.
2. En este Tercer Tiempo, vengo como Manantial Purísimo de Aguas Cristalinas, en las que se reflejan los Destellos de la Luz Divina.
3. Vengo para vuestra Nueva Vida; vengo, para vuestra Nueva Edad. Soy con vos, Mi Pueblo, porque Soy Verdad; Soy con vos, porque Soy el Amor Divino.
4. Mas... Me encuentro, con que estáis durmiendo. No os Amáis, Mi Pueblo. Os habéis olvidado de Mí. ... Os habéis olvidado, de hacer Obras de Misericordia y Altitud, como las que ha tiempo os dejé, porque Obras de Misericordia y de Virtudes os Enseñé y Obras de Misericordia y de Amor, hice por vos, y para vosotros.
5. Vengo a deciros: ¡Es tiempo de Restitución!... ¡Levantaos!... ¡Despertad!...
6. Habéis delinquido, habéis adulterado. Y ahora, que encontráis la Luz de la Verdad, en Mi Palabra; ahora, que Sentís la Claridad de la Rectitud que os Enseño... Creéis, que vuestro Maestro, es injusto.
7. Habéis pecado mucho, habéis falsificado mucho, habéis creado cordilleras de patrañas que os cubren los Resplandores de la Aurora del espíritu... y cuando Vengo a derribarlas, para que os lleguen los Rayos de ese Sol Vivificante y Purísimo, que alejará vuestra modorra, no queréis Despertar, os movéis pesadamente y con disgusto.
8. Preferís vuestros sueños de incertidumbre, de absurdos y de negras pesadillas; al Dulce Despertar de la Magna Realidad.
9. Preferís la Tierra salobre, la guerra, la peste, el hambre y la muerte; queréis prolongar vuestros siglos de vicios, de sabor amargo y frío que atrofian vuestros Sentimientos Nobles y os sobrecogen de espanto, en los instantes en que mirando a vuestro alrededor, sólo encontráis miserias y amargura.
10. Al Delicado Toque de Mi Luz en vuestra Conciencia, abrís los ojos con pesadez de beodo para escuchar Mi Dulce Llamado; pero, tristemente impedido por vuestros sueños agitados, volteáis hacia el negro muro de pestilencias que habéis fosilizado.
11. Me olvidáis, Me dais la espalda... está bien, si así lo queréis, continuad durmiendo y sufriendo. Está bien, seguid provocando los Poderes ocultos, Grandiosos y Bellísimos que contiene el Florido Planeta que mancilláis; seguid bajando hacia vuestros abismos de fétidas contaminaciones; pero, ¡no culpéis a Dios, de vuestra pereza y de vuestro dolor!... pues Dios, os Llama; pero vos, insistís en negarle; vos, os empeñáis en permanecer en el fondo de los derrumbaderos de vuestras cordilleras de patrañas; vos, insistís en saborear la hiel de vuestras terribles costumbres.
12. ¡Está bien, Humanidad!, pero si más que Mi Camino de Alburas y de Gozos Indescriptibles; os agradan los vuestros, de frívolos placeres y de negras pasiones... podéis seguir en ellos; podéis seguir entre los nubarrones de vuestro desamor, ¡pero no culpéis a Dios cuando le imploréis Misericordia, en medio de vuestro dolor y de vuestras tristezas sombrías!...
13. Si no tenéis la Grandeza de Saber Amar en el Nombre de Dios y por Mi Recuerdo; tened siquiera la pequeñez, de Saber sufrir por vuestras propias faltas.
14. Si no tenéis la Inmensidad de dar Amor Santo para recibir Sublimidades de Paz y de Dicha Espiritual, responded por lo menos con la insignificancia de Saber recibir Valerosamente las pequeñeces dolorosas que os da vuestra propia impiedad.
15. Si más os gustan, vuestra paz viciada y vuestras locas guerras individuales y de muchedumbres, no digáis que Dios, lo quiere; ni claméis al Padre, para que os Ayude; porque Dios, no está con vos, para adornar la vanidad de vuestra falsa paz generatriz de querellas, ni tampoco está con vos, para aureolar el orgullo y las ambiciones que os guían, en la cólera de vuestros pleitos.
16. Si entre las risas de vuestros necios placeres y vanidades, negáis a Dios y de Mí, os olvidáis. ¿Por qué tembláis renegando?... ¿por qué a Mí Me injuriáis y por qué tanto os acobardáis, cuando recogiendo estáis vuestras cosechas, con lágrimas y dolores de vuestra alma y de vuestro cuerpo?...
17. No blasfeméis diciendo que Dios, no existe, cuando vuestras carnes sufren y vuestros ojos lloran.
19. Amados Míos, sois valientes, muy valientes y decididos para pecar; pero sois muy cobardes para Restituir o Pagar. ¡Dormís, coméis, pecáis y lloráis; es todo lo que hacéis, Humanidad!...
20. No obstante, Dios, es Creador; Dios, es Padre, y en vuestras cobardías os Fortalece, en vuestras huidas os Protege, en vuestros letargos os Llama; Enjuga vuestras lágrimas y os vuelve a dar Calor de Vida, y nuevas Oportunidades para que recuperéis vuestra Luz perdida, vuestro Camino olvidado, vuestro Sendero Armonioso, pero extraviado por vuestra propia voluntad.
19. Yo vengo a Traeros, como antaño, como siempre, el Elixir Maravilloso de vuestra Vida Espiritual y material en Plenitud de Armonía, pero si no lo tomáis, vuestros colapsos serán más largos y dolorosos porque ésa es vuestra ley, la que vos mismo habéis proclamado.
20. Los Caminos que Florecen, son los Míos. Los Caminos que están llenos de Esencias Perfumadas y Luminosas, son los Míos; pero los vuestros, tienen espinas, putrefacción, perversidad, sangre, dolor. ...
21. Es que habéis olvidado la Ley de Amor de vuestro Maestro y la Misión que traéis. Habéis substituido, las Legislaciones de Mi Ley; con las vuestras... Y allí tenéis los resultados de vuestra vana sabiduría: tinieblas, mitos, llantos, guerras, yugo, ignorancias y mentiras... que os envuelven en amarguras y desengaños, que os queman y os asfixian de desesperación.
22. Y lo más triste, humanidad, lo más doloroso, ¡oh materialistas¡ que todo lo relacionáis con vuestra carne; lo que más os dolerá, es que todavía más allá de vuestros huesos, os encontraréis cargando el fardo de vuestros errores y de vuestros sectarismos; y entonces, será mayor el lloro y más terribles las congojas de vuestro propio ser.
23. ¡Sacudid ya vuestro gran fardo de pecados, aquí, Arrojadlo lejos y Bendecid presto; pedid Perdón a todo, Defended al que creéis que os hiere!; porque hacer todo esto, es dar Amor... y dejadme lo demás a Mí, pues poca será vuestra mente y corto vuestro tiempo material para Amar, si es que a ello, os Decidís.
24. De Cierto y en Verdad os digo, que Yo no os dejé abrojos, ni veneno, ni dolor. Yo cargué con todo eso que Me dieron para Enseñaros lo que es el Poder del amor, para Enseñaros lo que es la Verdadera Grandeza, el Verdadero Gozo y la Verdadera Humildad; y con Mi despedida, Mi emplazamiento y Mi Promesa de Volver para este Tiempo, os dejé Mi Dulzura, Mi Paz, Mi Perdón; pero vos, no Quisisteis ni Queréis Entender y Me seguís Crucificando Espiritualmente con vuestros actos; y Yo, os sigo Perdonando, os sigo dando Dulzura, Vida y Amor. ...
25. Sin embargo, Mi Perdón, no os evita la Consecuencia de vuestras faltas; porque las Consecuencias de vuestros errores, son vuestras, no Mías. Mi Perdón, os Ayuda, os Consuela, os Salva, porque algún día Vendréis a Mí; y Yo, os Recibiré con el mismo Inconmensurable Amor de siempre.
26. Pero mientras no vengáis a Mí; mientras no Me busquéis dentro de la Humildad y la Mansedumbre, en los Caminos que son Míos; ya lo sabéis, no lo olvidéis, os lo he repetido mucho: el mal que hagáis o que penséis hacer, lo recibiréis devuelto con creces. ...
27. Esos son los resultados de vuestras leyes materiales, ¡oh! materialista equivocado; y Yo, no Estoy para quebrantar ninguna ley en la forma que vos lo queráis; Yo vengo a Derogarlas, vengo a Nulificar las vuestras, pero Conforme a Mi Eterna Sabiduría, no conforme a vuestros vacíos caprichos humanos.
28. Mi Ley, es la Ley del Padre. Y las Manifestaciones de la Ley del Padre, ya lo sabéis, son de Amor, nada más; y como son Legislaciones Divinas, son Inalterables, Majestuosas y Eternas; las vuestras, son pequeñas, pasajeras, baladíes, castigadoras y crueles, hijas todas, del desamor humano.
29. La Ley de Amor del Padre, es de Bondad y Armonía que como Bálsamo Maravilloso da Consuelo y Fortaleza al pecador, para que Resista la Repercusión de sus propios errores.
30. La Ley de Amor del Padre, da siempre la Generosa Oportunidad, para que se Regenere el que delinque, el que olvida la Santa Ley; pero vuestras leyes de desamor, de error, de agravio, humillan y castigan al equivocado, al inocente o al débil; y duelen tanto al reo, como a vuestros relativamente Rectos juzgadores.
31. La Ley del Cristo es de Suavidad, de absoluta Equidad y Regeneración; pero las vuestras, ¡ah hombres del mundo!... son de dureza y de venganza. Vosotros, sois jueces duros; Yo, Soy vuestro Defensor Invencible.
32. Sólo tenéis, hijos Míos, dos maneras de Restituir o de Pagar vuestros agravios: Con dolor o con Amor. ... Escoged vosotros.
33. ¿Queréis dejar de sufrir?... ¡Amad! Haced mucho Bien, Reorganizad vuestra vida! ¿Queréis ser Grande y Feliz?... ¡Amad! Haced mucho Bien, Reconstituid vuestra vida. ¿Queréis llorar, queréis guerra, con armas o sin armas; deseáis amarguras y desolación?... Pues, ¡seguid como estáis; seguid frívolo, egoísta, idólatra, ceremonioso, hipócrita, vano, pequeño, ruin, materializado!...
34. Claro, muy Claro, os Marco el Camino Recto en este Tiempo, para que ya no sigáis haciendo al Cristo, a vuestro gusto.
35. Yo quiero Discípulos en el Más Allá, quiero Parvulitos de aquí que Enseñen y Sigan Mi Camino; quiero, en los Estudiantes de Mi Doctrina, Nobleza de corazón y Amplitud de Entendimiento para que sepan Amar y Perdonar; porque sólo así, pueden Aprender y Enseñar.
36. Hoy no vengo en Carne aparente, levantando cadáveres pútridos, como dicen vuestros libros que levanté a Lázaro; hoy viene Mi Luz, Levantando a los espíritus y Limpiando sus almas, ya que son ellos los que Me Pertenecen.
37. Y los espíritus se Levantarán; y Limpiaré sus almas con la Palabra Purísima de Espiritualidad, que Yo traigo a los cerebros y a los corazones en Mis Vibraciones de Luz, en Mis Irradiaciones, lo mismo es.
38. Hoy, es Mi Palabra tan Poderosa como la de ese entonces, que levantó a muchos Lazaros pútridos del alma para Testimonio de los Ciegos de aquel Tiempo.
39. Putrefacta estáis, humanidad, más que el mismo Lázaro, pero vengo a levantaros de vuestra fosa y a Sanaros.
40. Para Dios no hay imposibles dentro de su Ley de Amor; y así podáis levantar moles y más moles de cieno y putrefacción, allí estará la Luz del Redentor para Salvaros; aunque vos, no lo queráis, aunque vos Me rechacéis. ¡Ya veis que la Justicia Divina, Es Amor; no es castigo, como la vuestra!...
42. ¡Pobres de vosotros, si Yo, la Potencia Divina, fuera a usar vuestras propias leyes para juzgaros!... Porque ante Mí, no valdrían vuestras apariencias, ni vuestros argumentos, ni vuestros antifaces; si Yo os juzgara al desnudo, viendo como Veo, vuestra Verdadera Realidad, vuestra Conciencia, usando vuestras leyes de dureza increíble, sin fondo de Entendimiento de lo Real y Secreto, entonces sí, ¡pobrecitos de vosotros! Mis Pequeños, ¡cómo Me pediríais inmensa Clemencia! ...
43. Mas, no temáis, Yo no soy juzgador; Yo Soy el Amor, Soy el Salvador de Siempre, el que por vuestras veredas de dolor o por vuestros latidos de Ternura, llegaré a vuestro corazón para Salvaros; para Haceros, Auténticos Cristianos.
44. Vos, Me podréis Crucificar una y mil veces; y Yo, otras tantas os Perdonaré; y como Siempre, os Amaré, porque Soy Inmutable, Soy Invencible. ...
45. ¿Cómo queréis cambiar o vencer al Amor?... ¡si es Poder Inmarcesible, que lo Vence todo!...
46. Mi Amor, no se marchita jamás, ni nunca pasa; pero en cambio, vuestras vanidades, vuestras violencias y vuestras pequeñeces... se marchitan y pasan, y os dejan llorando.
47. Vos pasáis, morís y renacéis, os vais y volvéis; sois adolorido peregrino de la Tierra o de otros mundos, hasta que Me Reconozcáis; pero Yo, Soy Eterno, no Me podéis Vencer.
48. En los minutos de la Eternidad, se plasman continuamente los Apoteosis del Amor.
49. Vos os Arrepentís a cada momento; y pasáis gimiendo y dejando jirones de vuestro ser; pero Yo, nunca paso ni jamás Me arrepentiré de Amaros.
50. ¡Secad ya vuestras lágrimas, Apresurad vuestro Despertar y Levantaos!... ¡Borrad esas pesadillas que os inquietan; derrumbad, barred, destrozad, aniquilad sin Piedad las montañas de vuestras monstruosas pasiones que os aplastan; y Sentid más, Mi Presencia en vos mismo!... porque Necesario es que Me Conozcáis.
51. Aún no Me Conocéis, Mis Amados. Vos, ignoráis el Galardón Espiritual que Corresponde a la Dulzura, a la Corrección del error, al Arrepentimiento Verdadero y Definitivo; mas, aunque Galardones no esperáis Más Allá, aquí mismo, ¡Oh Pueblo! aquí mismo podéis Sentir la Grandeza de los Galardones que os da el Amor.
52. ¿Acaso una buena madre, deja de Amar con Gozo, porque nada espera del hijo?... su Gozo, está en Amarle... Pues así, vos, Pueblo; si no os sentís Capaz de Amar con la Dulzura de Jesús, comenzad por Aprender a ser Altruista, Limpio, Desinteresado, Cariñoso, como una Buena Madre es con su hijo; por ahí comenzad si no sabéis Entender de Lecciones más Elevadas. Porque en Verdad, os digo: que aún el Amor de Madre, es afecto de mundo con muy débil Reflejo del Amor de Dios. ¿Qué será, Humanidad, la Ternura de Cristo!... Y si así Es, ¿cómo queréis Analizarla para Entenderla, si no sabéis Sentirla!...
53. Los hombres que han sido los Entendidos; aquellos hombres que he Dotado con la Intuición del Espíritu Divino, han ido desnudos de Obras; también se han confundido, han alterado; no han oído a la Voz de su Conciencia; sino a su soberbia y vanidad de hombres de letrillas de hombres. Se han engreído de conocimientos y más conocimientos humanos; de libros y más libros que les han turbado la mente, porque no han oído la Limpia Voz de su Conciencia, la Limpia Voz de la Sabiduría Interna del espíritu, que les quiere Guiar a la Verdadera Antorcha de la que Surgen todos los Conocimientos, a la Sabiduría Divina. Han escuchado e imitado, la necedad ajena, pero no la Propia e íntima Pureza de la Alta Conciencia o de su corazón.
54. Bien está el Estudio útil y, Bien está la ciencia; pero sobre todo eso está el Amor. El Amor os dará la Inspiración para Dignificar y Agrandar vuestros Conocimientos de la Ciencia Universal; porque entended que vuestras llamadas ciencias son tan solo pequeñas Inspiraciones Mías.
55. Interrogad a los que llamáis sabios en la Tierra; y si son Sinceros, os dirán que han pedido Inspiración a Dios. Y más les Daría, si Me pidieran la Inspiración con más Amor para sus hermanos y con menos vanidad para sí mismos.
56. De antaño he Predicado para todos los pueblos; pero unos hombres Me redujeron y otros se apropiaron de Mi Recuerdo, torciendo las Lecciones de Mi Enseñanza para utilizarlas en sus conveniencias humanas; mas, lo que creéis que es vuestro, humanidad, lo que habéis acumulado de Conocimientos Científicos y Verdaderos, es Mío, en todo aquello que tienen de Puro y Elevado; y a Usarlo voy en esta Era, como una Luz para vuestro Provecho; porque por eso os lo di, para que Me Entendierais hoy.
57. No podéis ahora limitarme, Pueblo, no podéis ahora apropiaros al Cristo, al Amor de Dios, para crear una nueva religión, porque ahora tenéis más Entendimiento Espiritual y más mente.
.58. Ahora, tenéis más comunicación por medio de aparatos materiales de sonidos y visión, de luces y de sombras; tenéis naves para trasladaros por tierra, agua o aire, de una parte a otra de la Tierra; y tenéis hombres intuitivos o Inspirados, tenéis los que llamáis Médiums dormidos o Despiertos, por centenares de millares; y todos estos y otros elementos, llevarán hacia todos los puntos de vuestro mundo la Gran Cátedra Redentora.
59. Mas, ¡tened cuidado, humanidad Mía!, porque si seguís usando Mis Dádivas para provocar a los elementos; si los pequeños Conocimientos que os he permitido tener, los seguís usando para sembrar el mal, para destruiros la moral y el cuerpo; podéis recibir cuando menos lo esperéis, la Respuesta multiplicada de vuestros golpes de barbarie.
60. Lo que os he Dado, lo estáis usando para provocar al aire, al fuego, a la tierra, al agua, a los gases, fuerzas substanciales que en todas partes hay; y ya sabéis cual será vuestra cosecha, si no Rectificáis para detener los elementos desencadenados por vuestras ciegas incitaciones a lo burdo y material.
61. Lo tosco y lastimoso lo engendráis con vuestra ignorancia de lo Espiritual. Las crisis del desamor y de toda pequeñez material, son vuestras constantes guerras personales y de pueblos.
62. Mientras no pongáis en Paz vuestro corazón, no tendréis la Paz Verdadera en vuestros hogares ni en vuestros territorios; y, os advierto que estáis Colmando el Límite que permite el Amor Divino a vuestro Libre Albedrío; os Advierto que estáis hiriendo y provocando demasiado a la Naturaleza.
63. Y como sois los pequeños que os creéis grandes y que jugáis con el fuego, con los mares, con los torbellinos y con todo lo que es criatura visible e invisible, viene la Divina Palabra; como es Necesario, para Advertiros el peligro en que os encontráis. ...
64. Y la Palabra, os dice: hijos Míos, Dulcificad vuestro corazón. Amad a vuestros hermanos. Amad a todas las criaturas, cesad vuestra desarmonía interna y así terminaréis con vuestras guerras externas.
65. ¡Amad, Mis pequeños, siempre Amad; Amad en todas las ocasiones y en todas las circunstancias, pero Amad mucho; Bendecid a diestra y siniestra!...
66. Amadlo todo; y si habéis ofendido, pedid Perdón a vuestros agraviados, Congraciaos con el animal, con la luz del sol, con los pistilos de las flores y con la ponzoña del aguijón; Congraciaos con todo, porque a todo habéis ofendido; buscad la Reconciliación y la Paz con todo.
67. ¡Rectificad, humanidad, Rectificad por Caridad a vos misma!... Si no queréis que os barran los cataclismos, las explosiones y sacudidas que vos estáis fecundizando; Calmadles con vuestro Amor, Suavizadles con vuestras Bendiciones, convertidles en murmullos de Caricias de la Naturaleza. Tornaos en rocío de Bendiciones para que cual llovizna Fecundante, hagáis nacer las rosas del Amor en vuestro propio corazón.
68. ¡Ah, humanidad, si vos Me Escucharais, de cuántas penalidades os libraríais!... ¡Ah, humanidad, si vos Me Escucharais, Yo Transformaría el mundo, sin necesidad de que fueran sacudidos ni él, ni vosotros!...
69. Yo os daría, ¡oh humanidad!, el Principio del Galardón aquí. Yo os daría la Paz y la Tranquilidad; Transformaría, sin fuertes conmociones, a vuestro mundo de tierra, de agua y de fuego. Yo, en Respuesta Justa a vuestra Buena Intención, detendría las repercusiones de vuestros golpes furibundos, presentes y pasados, y os daría el Sosiego, que con vuestro Cambio de conducta, os hubieseis Merecido.
70. El Amor de los Amores, haría muchos Prodigios por vos humanidad; si vos, Respondierais, al Amor de los amores.
71. ¡Intentadlo, hijos Míos!... a eso viene Mi Palabra de hoy, a Salvar a muchos, si es que no todos, quieren Escuchar. Mas, de Cierto os digo: Que muchos Me Atenderán; por eso Vengo, porque su corazón ya Me espera. ...
72. De Mis Cátedras guardad en vuestra Conciencia lo que sea para vos, y Enseñad lo demás, a los demás. Lo que es para Uno, es para Todos; y lo que es Manjar de Todos, para cada Uno Alcanza. Difícil es que uno solo de Mis pequeños Seguidores, se quede sin Mi Manjar Espiritual.
73. Escuchad Mi Parábola para que Analicéis, para que Penséis, para que tratéis de Entender y Sentir, la manera que os Enseño para Rectificar vuestros yerros, primero en lo Interno y después en lo externo: ...
... ... ... ( Parábola ) ... ... ...
74. El Señor, dio a su Grey, uno de sus plantíos; era un Valle Hermosísimo; los perfumes de las flores y el verde de las campiñas, Saturaban el ambiente de Paz y de Armonía.
75. Los niños, los jóvenes, los adultos y los ancianos, Adoraban a Dios. Todos ellos se querían, todos Laboraban serenamente en la Espiritualidad.
76. Un cordón de grandes montañas rodeaba el valle; y acontecía que todos se Regocijaban porque aquella Muralla de altísimas Montañas no dejaba pasar las tormentas, los huracanes, las trombas que se agitaban en el caos más allá de las campiñas, del otro lado de las montañas.
77. Las plantas, los animales, los niños; todos tenían Seguridad, tenían el Amparo del Amor Todopoderoso del Señor de aquel Plantío.
78. Y allí, donde todo era Fragancia, donde todo era Claridad, donde todo era Paz y Dulzura, Espiritualidad y Armonía, algunos quisieron más; quisieron comercios, ambicionaron industrias y palacios a su libre voluntad.
79. Todo tenían, en aquel valle Equilibrado por la Sapiencia del Amor: oro, piedras, granito, abundancia de substancias y esencias guardaban aquellas cordilleras de montes milenarios.
80. Y allá fueron los más fuertes para traer de las colinas al Valle: las piedras, los metales, las substancias para sus cambios y para sus palacios. …
81. Quebraron las rocas, desbarataron el mármol, destruyeron, desintegraron; y las montañas se rompieron y las alturas se desgranaron, y hubieron palacios con oro.
82. Fundaron industrias de acero, plantaron estructuras generadoras de energías fluídicas, levantaron construcciones de materias imponderables; mas, para hacer todo eso, tuvieron que encadenar a sus hermanos, los más pequeños, los más débiles.
83. Trastrocaron los términos de la Espiritualidad y transformaron el Valle a su capricho.
84. Mas, aquellas Montañas desintegradas, heridas, rotas por la mano del hombre, no pudieron Resistir como antes que formaban una Muralla Firme y Sólida.
85. No pudieron detener los huracanes, las tremendas agitaciones que se precipitaban desde afuera. Dejaban pasar las alimañas, los vendavales, la desolación.
86. Los aquilones bramaban, los monstruos del exterior, atacaban furibundos; las lenguas de fuego alcanzaban los laboratorios, los palacios, todo.
87. Y en medio de aquella hirviente intensidad de máximo desorden, nadie se entendía; los fuertes se estrellaban ante el caos, los demás lloraban.
88. Ya no había Calor de Amor en los hogares; les cegaban las nieblas y las brumas; y se devoraban los unos a los otros.
89. Se había perdido la Serenidad de la Paz, en aquel Valle Hermosísimo, todo era dolor, gritos, confusión y amargura.
90. Los animales se refugiaron tristes y ariscos en los restos de las sierras milenarias; huyeron del hombre, del viejo amigo, del antes cariñoso y comprensivo hermano.
91. Y las tormentas, las culebras de negras aguas, los gigantescos monstruos de fuera, sin Piedad destruían, sin Misericordia enloquecían a niños, a mujeres, a varones y ancianos.
92. Aquel marchito Plantío, se conmovía, temblaba; y con él, temblaban todos: los fuertes y los débiles, los grandes señores y sus esclavos.
93. ¿Qué habían hecho?... En esta Parábola, para Mis Amados Parvulitos, vos podéis contestarme, Mi Pueblo.
94. Yo os digo, en Verdad Espiritual: que habían destruido, lo que Aquel Señor les había dado. Sin embargo, dos Montañas había que no pudieron desintegrar los hombres. Era todo lo que quedaba sin tocar, sin cambiar, porque allí estaba el Espíritu de Luz del Señor de aquel Plantío, y por eso, quedaron Integras, Compactas, Inmarcesibles.
95. Eran las más grandes, las más Bellas y fueron Respetadas por aquel Pueblo. Aquellas Montañas, se llamaban: Una: Fe... la otra: Esperanza... y Permanecían Majestuosas, Vírgenes, Imponentes y Serenas, Irradiando la Vida y la Virtud; plenas de Fulgores Sublimes que rasgaban las obscuridades de aquella confusión indescriptible.
96. Y aquel Pueblo, viendo que ante aquellas Grandiosas Altitudes, se estrellaban los monstruos y la desolación, dijo: Vamos a Construir el Valladar que antes formaban las Cúspides, aquellas que se asemejaban a éstas que tanto nos Iluminan; y entonces, débiles; todos llorosos y Arrepentidos, pero Diligentes, unos llenos de los Destellos de aquella Hermosa Fe y otros llenos del Brillo de aquella Radiante Esperanza, Ayudados por el Supremo Sol del Amor de aquel Señor Invisible y Poderoso: Trabajaron, mucho Trabajaron.
97. Todos, Todos como Uno, los niños, las jóvenes horrorizadas y llorosas, los mancebos fuertes y humillados, los ancianos débiles, pero Serenos, con el Báculo de la Experiencia y de la Dirección en la mano, presurosos fueron muy lejos; y traían, unos, una piedra; otros, un puñado de tierra; aquellos, una poca de agua, una plantita; y así, Construyeron nuevas Murallas, las Murallas: de la Misericordia, de la Modestia, del Perdón, del Arrepentimiento... así, Reconstruyeron las Nuevas y Remozadas Cordilleras que Guardarían otra vez aquellos Resplandores de Virtudes que habían perdido.
98. Escuchad, Pueblo: Un átomo de polvo se pierde en el espacio, pero cuando otra vez vinieron las borrascas, los removimientos del caos, ni un átomo de polvo se llevaron, porque entrar no pudieron en aquel Valle que Renovado estaba; un ápice, no se perdió, ni una flor ni un grano de cosecha, nada. ...
99. He ahí, Analizad. Vos, sois aquel Pueblo, los hombres de aquellos y de este Tiempo, los espíritus rebeldes al Amor. Vos, sois el Amor. Habéis destruido y os habéis destruido. No hay Concordia, no hay Amor. Todo lo que vuestro Señor, os dio; lo arrancasteis de vuestro corazón.
100. Sin embargo, la Fe que es Gracia de Dios, que os da cuando place a su Sabiduría, y la Esperanza en Mí, que es Hija de la Fe, os Salvarán; pero sed Diligentes, Trabajad más en lo Espiritual y menos en lo material, sed Buenos, poned en vuestras obras, Amor, Alta Espiritualidad.
102. Con el ánimo Preparado de Uno solo; con el Esfuerzo Verdadero de Un solo hombre, la Labor sería Grandiosa.
103. Una sola partícula vuestra, Pueblo, no se destruiría, si Uno solo de vuestros átomos se Esforzará en espíritu y en Verdad.
104. Pero decís, que Amáis a vuestro hermano ¡y no es Verdad!... no le Amáis. Ésa es vuestra Realidad amarga. Yo os lo digo:
105. Os reunís en vuestros mal llamados templos y en Recintos diversos, un momento, para prácticas de absurdos externos; os unificáis unas horas en vuestras tertulias de vanidad y de vicios; os unís por instantes en mesas de consejo para exponer vuestras soberbias y para ordenar sacrificios y matanzas; os unís, sí, hacéis juntas, alianzas y reuniones para murmurar, para engañar, para repartiros al prójimo y al mundo, para degeneraros y destruiros.
106. Os Reclamo seriamente, y ¡desobedecéis!.., ¡Me desconocéis!...
107. Os unís, para pervertiros y aniquilaros; y usáis Mi Nombre, para vuestro indebido actuar.
108. La humanidad se unifica para llamar a los monstruos y las pestes; Unidos para el Amor, haríais y seríais, Primores y Maravillas.
109. Os pido Rectitud... y decís que Soy injusto. Si os halago... Soy vuestro Señor; pero Comprended, que si os Reclamo, es porque os Amo.
110. Soy el Cristo, Soy Creador, Soy vuestro Maestro... ¿Quién os Defiende, sino Yo?... ¿Por quién viene en Jesús, sino por vosotros?...
111. Construid más, Trabajad sin cesar a favor del Amor, que si mucho os habéis viciado, que si mucho Me habéis faltado con vuestras desobediencias, mucho más os Amo Yo: Infinitamente más grande que vuestras faltas, es el Amor de Dios.
(El Divino Maestro, a los Trabajadores de su Obra Espiritualista:)
112. Hijos Míos, Pueblo Amado, veis mares de llanto, por doquier, se destruyeron inicuamente en lo que vos llamáis paz y en lo que vos llamáis guerra; pero son Mis hijos muy Amados.
113. Se injurian y se odian porque están aturdidos con tantas tinieblas; pero son Mis hijos Bienamados. Amarles, Perdonarles, Defenderles, Disculparles, Bendecirles; esto, es darles Amor con todo vuestro Pensamiento. Meditad: Antaño también cada uno de vosotros vinisteis pecadores y llorosos ante Mi, y Yo, ¡con cuánto Amor os Recibí! ...
114. Las viborillas, los cuervos que vos criasteis, podrán lastimar vuestros ojos; pero más adelante, el Tiempo de la Gracia Divina, a todos vosotros os Recibirá. Vos, Me Conoceréis; Yo, os Conozco.
115. Aquellos de la estulta sabiduría, algunos ya son Espigas de Trigo Dorado, vuestras y Mías... Contempladles; ya Me buscan, ya Me Nombran. ...
116. No lloréis, Amados Míos, que antes de ser vosotros, heridos, lo fui Yo en Jesús; y lo fueron también, aquellos que van Delante de vosotros... ¡levantaos! y llevad todos Mi Bendición. ...
117. Y a vosotros, ¡oh! Multitudes peregrinas de otros Recintos o Lugares, que llegáis Cumpliendo la Misión de Labriegos Rectos: Yo os Reconozco. ¡Bienvenidos sois todos!... Y, mirad: los señores llegan y los menesterosos llegan; pero delante de Mí, todos sois señores.
118. Ya no es un Recinto de Irradiación, ya no es una porción religiosa; ya son multitudes que llegan a donde hay multitudes, porque Yo no tengo lugares selectos Yo no tengo sinagogas escogidas; Yo tengo en vuestra alma y corazón, Mi Santuario, ahí Construyo Mi Templo Verdadero.
119. En los trinos, en las flores, en la Perenne Unión, allí Estoy Yo. En todo lo que es Alto, en todo lo que es Puro, en todo lo que es Bueno y Limpio, allí Estoy Yo.
120. Vos os despedís, Pueblo, pero Yo Voy con vos, hasta Más Allá de los confines de la Tierra.
121. Vos os podréis olvidar del martirio que pensasteis y pudisteis darle, a Quien más Amor os Daba y os Da en el mundo; pero aquel Amor, siempre irá con vos Internamente a todas partes.
122. En Verdad, os digo: No sois Todos los que Son; ni están Todos los que deben Estar en espíritu y en Verdad. Mas Yo os digo: Trabajad por la Unificación de Todos, Mi Pueblo.
123. Unos Me niegan y otros Me empequeñecen por su ignorancia o egoísmo; pero Todos son Mis Hijos muy Amados, y todos son Luchadores con Buena intención, a pesar de sus errores. Deliran, ¡no Saben lo que hacen!... No les juzguéis. Perdonaos entre vosotros y Perdonadles a ellos. ¡Amad, Siempre Amad!... Esto os Enseño, en Mi Doctrina de todos los Tiempos.
124. Si Me juzgáis como Juez, Soy Juez Rectísimo e Inexorable; si Me buscáis como Maestro, Soy Maestro Exigente y Sabio; si Me llamáis como Padre, Soy Padre Amantísimo y Misericordioso; pero en Verdad os digo: que Yo, Soy mucho más, que Todo eso. ...
125. Quede Mi Bendición en todo lo Creado, desde lo perceptible hasta lo imperceptible por vosotros, los humanos.
126. Sea el Efluvio de Mi Amor y la Luz de Mi Espíritu Divino, en todos los seres del Universo; para que por medio de Mi Amor y de Mi Luz, sean Rescatados todos, de sus tinieblas y oscuridad.
127. Yo, Amorosamente, a todos hago el Llamado; unos llegarán Primero; otros después. Mas de Cierto os digo, humanidad Amada, que ninguno se perderá en espíritu y en Verdad; porque dejaría de ser Dios Todopoderoso y Omnipotente, si permitiera que Uno solo de sus hijos se perdiera.
128. ¿Cómo podéis pensar, que la Misericordia Divina, sea solamente para unos y para otros no?... Eso, sería negar la Perfección Divina. Yo a todos, os Amo por igual; y a todos, os He hecho Partícipes de Mi Infinita Misericordia y Amor. ... Sea la Excelsa Bendición del Padre Celestial, en todos sus hijos. ...
¡Mi Paz, sea con vosotros!...


Respetuosamente con mucho Amor, suma Comprensión y Tolerancia, en Pro de la Superación Espiritual del nuevo Pueblo de Israel y de la Humanidad, en el nuevo Tiempo de Cumplimiento Espiritual dentro de la Tercera Era de Luz. ...

Atte.: Su hermano: Rafael de Acapulco Gro.

DonRafadeAcapulco
Mensajes: 662
Registrado: Lun Jul 07, 2008 11:26 pm
Contactar:

Re: Primero y Segundo Mensajes para el Pueblo Espiritualista

Mensaje por DonRafadeAcapulco » Lun May 31, 2010 12:28 pm

Cátedra del Divino Maestro Viernes, 21 de mayo de 1948
Tema: “Su Amor Presente en Todo”
¡Gloria a Dios en las Alturas y Paz en la Tierra a los hombres de Buena Voluntad!... Gloria a Dios en las Alturas y Pasa Mi Espíritu Divino de la Escala de Perfección a la de Jacob, para una vez más desde ahí enviar Mi Rayo Divino entre Mi Pueblo de Israel, en este día 21 de mayo del año 1948, en que os encontráis reunidos y congregados en Representación de los Siete Sellos, de las Siete Iglesias que Elías, por conducto del Hijo del hombre, vino a implantar a esta Nación de la Tierra, escogida por Mi Voluntad. Yo os Recibo y por vosotros, al Universo, en Mi Nombre que Soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. ...
1. ¡Oh, Pueblo de Israel!... Peregrino Incansable que a cada instante venís a llamar a las Puertas de Mi Casa. ¡Venid!... pasad dentro de Ella y tomad Asiento en torno de Mi Mesa, para que todos podáis Saborear del mismo Pan, del mismo Manjar, de los mismos Frutos y del mismo Vino.
2. ¡Venid y pasad!, para que todos podáis, Mis hijos muy Amados, levantar vuestra planta en los caminos de vuestro destino y Sentir en los mismos, Mi Enseñanza, Mi Fuerza y Mi Luz, porque todo aquel que coma de estas Viandas, en Verdad, hambre no vuelve a sentir.
3. Días de Pruebas para vosotros, son estos, Pueblo Amado; tiempos difíciles para vuestro Cumplimiento material y Espiritual, tiempos de Purificación y de Restitución; mas, Yo Me encuentro cerca de cada uno de Mis hijos, para que no desfallezcáis en el Camino, para que ni por un instante penséis que sois frágiles, para que no creáis que sois los débiles; sino para que en todo momento recordéis, que vosotros sois, como en los tiempos pasados: los Fuertes de la Tierra… el Baluarte Espiritual, de la humanidad.
4. Sois la Barquilla Salvadora, el Buen Compañero de viaje, el Buen Amigo, el Buen hermano; porque la Misión que el Maestro os ha Confiado, llena de Amor puede encontrarse; de Amor para que vosotros lo vayáis Sembrando en todos los caminos y en todos los corazones sin excepción alguna.
5. Si, Mis Amados, porque el Amor Divino es la única Semilla que el Maestro, le ha Confiado a sus Labriegos; la única Simiente, para que vosotros Sembréis en el corazón de la humanidad: el Amor… Mis hijos; el Amor, que es el Principio de todas las cosas Creadas por Mi Voluntad.
6. Si vosotros contempláis que Yo Soy Sabiduría, esa Sabiduría esta Plena de Amor. Si Me Reconocéis como Juez, en Mi Justicia está Mi Amor. Si Me reconocéis como Poderoso, en Mi Poder está Mi Amor. Si Reconocéis que Soy Eterno, Mi Eternidad está en el Amor, porque el Amor es Inmortal, porque el Amor es Luz, es Vida, es Calor, es Sabiduría, es Todo.
7. Si, Pueblo Amado, esa Semilla de Amor Divino es la que he Confiado a través de todos los Tiempos, a vuestro espíritu; para que él sea el Sembrador del Amor, de esa Semilla, de la cual Brotan tantos Frutos.
8. Hoy en el Tercer Tiempo, una vez más os levantáis en las tierras del Señor, Sembrando esta Simiente; y habéis encontrado que no todas las tierras son fáciles de Sembrar; unas, pronto Fructifican; otras, tardías han sido; las otras, las habéis encontrado llenas de cizaña, de ortiga, de mala hierba; las otras, cuando ha penetrado vuestro Azadón y vuestra Pala en sus entrañas, vuestras Herramientas de Labranza han tropezado con el pedrusco, con la roca y habéis tenido que Limpiar las tierras antes, para poder Sembrarlas después...
9. Pero, mirad, Mis hijos, habéis Luchado, habéis Trabajado arduamente en las tierras Benditas y cuando habéis sabido Perseverar, cuando la impaciencia no os ha dominado, cuando la Paciencia como Virtud ha estado en vuestro corazón; entonces, habéis Contemplado que las tierras infecundas, hoy, os han dado el Fruto, hoy han Florecido y vuestro corazón se ha Regocijado.
10. Esas tierras que parecían rechazaros a cada instante, hoy son vuestra Parcela, vuestra Siembra, vuestro Báculo en el Camino, vuestra Paz en la Conciencia.
11. Seguid Velando por ellas, seguid Amando esas tierras; no las abandonéis jamás, porque del Fruto que de ellas levantareis, tendréis que comer Eternamente.
12. El Fruto que cada una de vuestras manos Labre en esas Tierras Espirituales, serán el Fruto que os alimente en aquél Más Allá, en toda la Eternidad; mas para que ese fruto que recojáis os dé Eternamente el Buen Sabor y la Verdadera Vida, así tenéis que Cultivar; y según sea vuestro Cultivo, así será vuestra Cosecha.
13. Entonces, poned cada día y cada vez más Ahínco, más Amor, más Pureza en vuestro Cultivo, en vuestra Labranza; y entonces, veréis Mis hijos, cómo los árboles llenos de Frutos, con extensos ramajes, con Sombra Acogedora, serán de Vida; no solamente para vosotros, darán Vida a muchos, a grandes multitudes, a grandes porciones de hermanos vuestros, de semejantes.
14 Y cada uno de esos Frutos, que vosotros Cultivéis, llevarán en su corazón las Semillas; y esas Simientes, volverán al corazón de la tierra; y así seguirán Naciendo, Creciendo y Fructificando, hasta la Consumación de los Siglos.
15. ¡Cuán grande es el Regocijo del Maestro, entre los Discípulos en estos instantes de Comunión, en estos momentos de Comunicación Espiritual!... porque es el momento, en que el Padre, siente el Abrazo estrecho de los hijos y los hijos sienten el Abrazo Paternal y el Ósculo de Amor que les Fortalece en el Camino de las Pruebas...
16. Es el instante, en que los hijos, vienen a la Casa del Padre, para decirle: -Padre, seguimos Trabajando bajo Tus Órdenes, bajo la Enseñanza que nos has entregado, mas, como no somos Perfectos todavía, como aún somos Párvulos y Discípulos, venimos llenos de Mansedumbre, de Humildad ante Tu Presencia Bendita, para mostrarte nuestros Trabajos, nuestro Cumplimiento y nuestra Siembra como se encuentran hasta este día, y Tú, Maestro, con ese Tu Amor, Paciencia y Sabiduría; Corrígenos, Enséñanos y Dinos cómo hemos de Seguir; dinos aquello que hayamos hecho mal; para que así entonces, delante de Tu Presencia, delante de nuestros hermanos, podamos ir mostrando la Buena Siembra, las Buenas Plantas, los Buenos frutos, de todos aquellos, que han de solicitar la Caridad entre nosotros. ...
17. ¡Benditos seáis!... Éste es el momento de Paz y de Regocijo, porque sabéis que no venís delante del verdugo, ni del juez injusto; sino del Juez Perfectísimo, que es antes que todo: Padre, Amor y Enseñanza. …
18. Un tiempo aún os resta, un tiempo aún Me resta también a Mí para Levantaros Pueblo Amado, con estas Cátedras Benditas; tiempo, que habéis de Aprovechar hasta el último instante, para que después de Mi Partida, quedéis como los Buenos maestros, como los Buenos cultivadores, como los Buenos guías de la humanidad.
19. ¡Aprovechad estos instantes, Pueblo!... y así como los ricos avarientos dicen: el tiempo es oro... vosotros, decid: el tiempo es Luz, el tiempo es Salvación. …
20. Mirad, Pueblo, que el mundo, en Prueba, puede encontrarse; las naciones, sienten la Vara de Justicia sobre cada una de ellas; la Campana Sonora, deja oír su eco en la Conciencia de toda la humanidad, todos los hombres sienten Mi Presencia, Mi Rayo Universal que, cuando él desciende, descansa en el seno de todas Mis criaturas.
21. Mas, unos Me Reconocen; otros, no.., unos, Me Presienten; y otros, todavía no…, pero aquellos que Presienten sin haber Escuchado Mi Palabra, sin Conocer esta Obra, Alerta pueden encontrarse, Elevan sus miradas al Más Allá, y le preguntan al Infinito, y dicen: -Maestro, ¿en qué tiempo podemos encontrarnos?... Estas pruebas y estas grandes amarguras que han llegado a los hombres, ¿qué significan, Maestro? ¿Acaso en Tu Solio no se escucha el clamor de este mundo? Tú dijiste, que habrías de Volver. ¿Cuándo vienes, Maestro Divino?...
22. Y en cada secta y en cada religión, se Elevan los espíritus y Me buscan, Me Invocan, Me preguntan y Me esperan, Pueblo; y cuando ellos, por su falta de Preparación, no sienten Mi Presencia tan cerca, como vosotros la sentís; entonces debilitan en su Fe, se confunde su mente y blasfeman por instantes.
23. Mas, en Verdad, os digo: tiempo era ya, Pueblo Amado, de que vuestros Emisarios, vuestros Enviados estuvieran ya traspasando las fronteras, penetrando en las naciones y comarcas como Precursores de Mi Obra; dando la Buena Nueva, antes de Mi Partida, Ayudándoles a Comprender el porqué de las pruebas, el porqué del caos, el porqué del cáliz de amargura que bebiendo pueden encontrarse todos en estos instantes.
24. Habéis dormido, Mi Pueblo, habéis desaprovechado el Tiempo, los años habéis dejado que transcurrieran y os habéis concretado a sentir el Calor del Padre, la Dulzura de su Palabra, sus Beneficios, sus Prodigios, a escuchar el Perdón del Padre para cada una de vuestras faltas; sin Pensar, sin Recordar, que en estos instantes en que vosotros gozáis de la Paz, de la Luz, de la Fuerza que Mi Obra os ha Brindado, hay millones de hermanos vuestros que lloran, que reniegan, que blasfeman, que van sin Dios y sin Ley por los caminos; que van sin el pan material de cada día y sin el Pan Espiritual.
25. Que mientras vosotros, os reunís padres con hijos, esposos con esposas, en torno de vuestra mesa a saborear el manjar humilde; hay millones de familias dispersas, destruidas por las guerras, por la perversidad de los hombres, por la maldad de los corazones humanos; hay muchos padres que se han quedado sin hijos; madres que llevan su prole sin el sustento del padre; huerfanillos, que hace mucho tiempo, no contemplan la faz querida de sus padres; viudas, que han enloquecido de dolor; varones, que en multitudes aprisionadas pueden encontrarse, sin libertad alguna, apurando solamente el cáliz de amargura, comiendo sólo mendrugos de pan.
26. Si es grande y cruento lo que en lo material sufren las naciones, pensad en los espíritus, Pueblo, que han apurado un cáliz tan amargo, que van arrastrando cadenas y sin embargo, esperan todavía un Milagro, un Prodigio Divino; mientras vosotros, dormís en el profundo letargo, a pesar de que el Padre, a cada instante os Despierta con su Palabra de Justicia y de Amor, con su Palabra llena de Sabiduría a través de los Pedestales en todos los Recintos; vosotros, seguís en el profundo sueño...
27. Vosotros dormís, Mi Pueblo, Mientras los hombres se preparan; mientras las naciones se preparan también para la nueva lucha, para el nuevo caos; mientras que ya se prepara el cáliz de amargura que los mismos hombres, con su tiniebla, con su veneno, con sus odios y discordias, están Colmando, para después beberlo hasta las heces.
28. ¡Levantaos, Pueblo!... ¡Levantaos, Labriegos! para que entonces, hoy, con Oración, hoy con Regeneración, hoy con vuestro Trabajo, dentro de vos mismo podáis Prepararos; y en corto tiempo, podáis Levantaros como Alondras de Paz e ir a las naciones, a los pueblos, a abrir las puertas del Camino que Conduce a la Paz, a la Salvación, que Conduce a la Razón, a la Justicia.
29. Sí, Pueblo, hoy os Estoy Preparando; hoy, os Estoy Doctrinando, porque ya antes mucho os Purificasteis.
30 Recordad que para llegar a este Camino, para llegar a la sombra del Árbol Corpulento, cuánto tuvisteis que Lavaros, cuánto tuvo que atravesar vuestro espíritu y aún vuestra carne: la enfermedad en los unos, la miseria en los otros; el desconocimiento de los corazones en los otros; el fracaso en los caminos, el abandono… el dolor en todas sus formas, Pueblo, como un cáliz de amargura, llegó a vuestros labios y lo apurasteis hasta las heces, hasta que vuestro espíritu quedó Limpio y fue Digno de llegar ante Mí.
31. Y vuestros ojos, se Abrieron en medio del dolor para Reconocerme. Mas cuando llegasteis de la mano de Elías, el Buen Pastor, Yo os contemplé como hijos Míos y estuvisteis Dispuestos a recibir Mi Voluntad; y Mi Voluntad, fue Enseñaros: Enseñaros: el Amor, el Perdón, la Mansedumbre… la Caridad en todas las Formas, Pueblo Amado; y os Colmé: de Dones, de Facultades y Bendiciones. …
32. Ya estáis Doctrinados. Mucho os he hablado, mucho os he Enseñado y mucho os he Entregado; pero aún Permanezco entre vosotros, porque contemplo que todavía no habéis Asimilado plenamente Mi Enseñanza Divina, que aún no habéis alcanzado a Comprender Mi Obra en toda su Magnitud; que no habéis Reconocido vuestra Misión, vuestro Cargo; que todavía no estáis Preparados a plenitud para la Lucha; por eso, os sigo Pulimentando, por eso os sigo Cultivando aquí, cerca de Mi Espíritu Divino, a través del entendimiento humano; para después poder enviaros hacia todos los hombres, a todas las naciones y por todos los caminos.
33. Grande es la Lucha entre vosotros mismos, mas la Lucha de vosotros, Pueblo, no terminará con la Salvación de Israel, la Lucha de vosotros no terminará con vuestra Redención, no terminará con vuestra Unificación, porque no solamente el Pueblo de Israel será Salvo entre las naciones.
34 Yo vengo a Salvaros a vos, Yo vengo a entresacaros de todas las esclavitudes, de todos los cautiverios, Yo vengo a romper las cadenas que oprimen vuestro corazón y espíritu, Reconociendo que Yo antes soy Dueño del mismo.
35. Pero que una vez que vosotros, estéis Unificados en el Amor, en la Preparación, en la Elevación Espiritual; entonces veréis que vuestra Misión no ha Concluido, que va a Comenzar con los demás, porque así como en estos momentos os estáis Depurando en vuestras costumbres, actos y prácticas y vuestro Culto Espiritual también, cuando lleguéis a la Completa Depuración y Me hagáis presente un Cumplimiento Limpio, entonces veréis, Pueblo, la Gran Misión que os espera, la Gran Labor, el Trabajo, que os espera dentro de la humanidad.
36. Entonces, ya Depurados, tendréis que Depurar las costumbres de los pueblos, las religiones, el corazón del hombre; tendréis que Depurar a toda la humanidad con la Mansedumbre, con la Humildad, con el Amor; sin hacer alarde de Pureza o de Elevación Espiritual, Humildemente, pero llenos de Firmeza y de Confianza en Mí, porque la Misión que en los Tiempos pasados, no alcanzasteis a Cumplir; ahora en esta Tercera Era, la dejaréis Concluida; para que el Padre, pueda recibiros en el Seno de Abraham.
37. Si este mundo ha sido hasta ahora, desde el primer hombre, valle de lágrimas; es porque el mismo hombre, en valle de lágrimas, lo ha convertido.
38. Yo Formé, para el ser humano, un Paraíso en la Tierra; e hice que los primeros espíritus, encarnaran en las materias, sin dejar de ser Ángeles; quise que los Ángeles del Más Allá, aun encarnando, siguieran siendo Ángeles en esta Tierra; mas, el hombre, no lo quiso así y entonces él, con su desobediencia, con su ingratitud, con su flaqueza; ese Paraíso, esa Tierra de Paz y de Bendiciones, lo convirtió: en un valle de lágrimas, en un crisol, en un mundo de pruebas. …
39. Y todas las generaciones y todos los seres humanos, han llorado desde el momento de nacer en esta Tierra. El varón se ha labrado su pan, su hogar, con el sudor de su frente, con su Lucha, con su Trabajo, con su Perseverancia y sus grandes Pruebas. Y la mujer ha dado hijos al mundo con su dolor, con su sangre, con su sacrificio. ...
40. Pero este mundo, que ha sido valle de lágrimas, a través de tantas Eras; el Cumplimiento de Israel, la Redención de vos mismo, lo Convertirá, cuando el momento sea llegado, en un Mundo de Paz y de Elevación Espiritual.
41. Y este Planeta, que ya recibió espíritus retrasados, Reencarnación tras Reencarnación, llegará el tiempo en que reciba en su Seno a Grandes espíritus Elevados; serán las Nuevas Generaciones, las que no han de recibir la Presencia de su Dios y Señor materializado, sino de Espíritu a espíritu.
42 Cada Generación, será con mayor Elevación, con mayor Pureza, hasta que el Reino de los Cielos, Verdaderamente, quede Aposentado entre los hombres.
43. Yo os he dicho que en el año 1866 el Reino de los Cielos se acercó a Mi Pueblo, pero solamente se acercó; aun ahora, cerca puede encontrarse, mas de lleno, todavía no se ha Establecido. ¿Por qué?... Vosotros mismos podéis contestar, el por qué el Reino de los Cielos aún no se aposenta entre la humanidad...
44. ¿Cómo, Mis hijos?... ¡Si entre vosotros, los Doctrinados; no contemplo la Paz!... Yo, que cada vez que desciendo a vosotros, os digo: ¡Paz en la Tierra a los hombres de Buena Voluntad!... Yo penetro en los hogares y contemplo que Mi Paz Divina no Reina ahí; penetro en la niñez Bendita; y la niñez, no tiene Inocencia, no tiene Pureza, temprano ha abierto sus ojos a la maldad. Penetro en el corazón de la juventud y ella, ha comido los frutos antes de tiempo; penetro en el corazón de los varones y de las mujeres adultos y contemplo que en ellos, no está Mi Paz.
45. En el corazón de Israel, Mi Paz, dura solamente un instante, contemplo que en los hogares de Mi Pueblo Amado, no existe la Concordia, la Fraternidad, la Paz; y de un Recinto a otro, de los Lugares Benditos que Yo he Implantado, no existen los lazos Espirituales de la Unificación, ya que el egoísmo, todavía persiste, todavía vive en el corazón de Mi Pueblo; y si esto acontece, entre vosotros mismos... ¿qué puedo encontrar, en los demás pueblos de la Tierra?...
46. Entre la humanidad, encuentro: las guerras fratricidas, el adulterio, la inmoralidad, el egoísmo y la hipocresía, la falsedad, las ambiciones, la codicia, el engrandecimiento de los seres humanos, la falta de Misericordia, la falta de Conciencia, la perversidad en su tercera altura. …
47. ¿Puede acaso el Reino de los Cielos, encontrarse ya, Aposentado, entre los hombres en este Tiempo?... No, Mi Pueblo Amado, aún tendréis que Luchar grandemente dentro de vuestro corazón; tendrá que Luchar vuestro espíritu dentro de vuestra carne hasta Vencerla, hasta Convertirla en Sierva del espíritu, que sea Sumisa y Obediente para con él y el espíritu sea Sumiso a los Dictados de la Ley Divina.
48. Tendréis que Luchar dentro de vuestro hogar para que sea un Templo de Amor, de Fe, de Luz y de Enseñanza, Pueblo Bendito. Que vosotros, padres de familia, seáis para vuestros hijos, Mis Representantes en la Tierra, los segundo Maestros; que los hijos para los padres, sean los Tesoros, las Joyas de Valor incalculable, las tiernas Plantas para que les Cultivéis con el Buen Ejemplo, con el Amor, la Moral y las Virtudes.
49. Que en cada Santuario en donde Me Comunico, Luchéis también: Guías de multitudes, Labriegos... para que Reine en cada Recinto el Respeto al Padre, el Amor, el Celo, el Recogimiento, el Ahínco Espiritual; y de los unos para los otros el Respeto, el Amor y la Caridad.
50. Que vosotros también en vuestros caminos del trabajo, llevéis por Estandarte el Cumplimiento, la Honradez; y así, cuando Preparados podáis encontraros, ya Unificados, Purificados por el Cumplimiento, no fanatizados; entonces, pueda Yo, hacer el llamado a todos los hombres.
51. Y sin alarde os dice esto el Maestro, porque no existe el alarde en Mi Espíritu, dejaré que los seres humanos, penetren entre vosotros y se sorprendan; y ellos, se pregunten: -¿quiénes son estos, que vienen con tanto Amor y Sencillez?... ¿Quiénes son estos, que son felices con un mendrugo de pan y sanos pueden encontrarse, sin recurrir a los hombres de la ciencia?... ¿Quienes son estos, que llenos de Fuerza se encuentran, si son los pobres en el camino?...
52. Y cuando ellos, penetren a preguntaros que: Quién os ha Enseñado... podáis decir: -Cristo, el Divino Maestro, en su Obra Espiritualista... y entonces, ellos llegarán a Mí, y Me dirán: -Maestro, no es necesario que Te Comuniques verbalmente con nosotros, que nos hables; antes, sin haber oído Tu Palabra, hemos recibido Testimonio de Tu Pueblo, con su Amor, con su Virtud, con su Moral, con su Buen Cumplimiento, con su Culto Espiritual hacia Ti, con su Cumplimiento en la Tierra. ...
53. Y entonces, pueda Yo también tomar de entre los Labriegos, para enviarles a las naciones, a las comarcas cercanas y lejanas, con el Mensaje de Paz, Unión y Buena Voluntad; con ese Mensaje, que ha de salir de vuestros labios, que ha de brotar de vuestro corazón, de vuestro pensamiento; pero que antes que abráis vuestros labios, vayáis dando Testimonio con vuestros hechos; porque una vez más, os digo: el mundo, harto puede encontrarse de palabras. ...
54. Ahí tenéis a los hombres, predicando Mi Enseñanza que di en el Segundo Tiempo, y que llamáis Evangelios; es Mi Palabra, es Mi Enseñanza y aún con ser Mi Palabra y Mi Enseñanza de aquel Segundo Tiempo, esos hombres no han podido Salvar al mundo ni Redimirle en el Tercer Tiempo. ¿Por qué, Mi Pueblo?... porque ha faltado que esos hombres, den Testimonio con su Ejemplo de Perdón y Caridad.
55. Por esa misma Palabra dieron su vida, Mis Apóstoles en el Segundo Tiempo; pero ellos, con sus Hechos y con su sangre, Sellaron su Cumplimiento. Ése fue el Testimonio que dieron.
56. Hoy, no pido la sangre, ni la vida para que den Testimonio de Mí; pero sí os pido el Amor, la Sinceridad, la Verdad, el Desinterés.
57. Yo censuro la hipocresía, el lucro, la vanidad; y esto no quiero, que acontezca entre vosotros.
58. Yo Quiero que vosotros, antes, deis testimonio con los hechos, con vuestra Regeneración, con vuestra Sinceridad y seáis Mansos ante los incrédulos; que seáis Fuertes y seáis los Buenos Consejeros ante los débiles, pero que antes, que con palabras, Manifestéis con Hechos vuestras Prácticas... entonces el mundo creerá en Mi Palabra y se Convertirá, porque al fin Contemplará Hechos, que es lo que él espera para poderse Levantar.
59. Así os Doctrino, así os Enseño y os Preparo, Mi Pueblo Amado. En ésta Mi Palabra, va el Bálsamo y va la Fuerza para cada uno de vosotros; va la Enseñanza y la Luz, la Esperanza y la Confianza.
60. Mi Mirada Divina, se ha posado en todos por igual, no ha distinguido a ninguno. Mi Corazón Divino ha recibido todas las cuitas, todas las quejas, todas las peticiones que Me hacéis presente; Yo os escucho y os contemplo, no solamente eso, Yo os entrego en este instante Bendito, Mi Caricia, Mi Caridad, Mis Beneficios posaré en vosotros.
61. Vos, Pueblo, lleváis Mi Caridad, seguid Derramándola entre los demás para que sigáis aumentando este Pueblo, porque en el año 1950, los Recintos estarán pletóricos, las muchedumbres serán extensas; la mayor parte de esta comarca Mexicana, habrá oído de Mi Obra, porque ésta es Mi Voluntad.
62. Día de Gracia entre vosotros, Día de Complacencia Espiritual. Dad un breve Testimonio de Mi Presencia entre vosotros, que después a entregaros Mi Luz seré, pues ésta es Mi Voluntad.
(Videncia, Marcas, etc.)
63. Pueblo Amado de Mi Divinidad, en estos momentos de Paz, momentos en que habéis sido Testigos, de que entre los seres humanos, he entresacado a estos Escogidos, sed de Pláceme; pero no olvidéis a las naciones, no olvidéis a los que sufren, a los que no tienen vista, a los que no tienen Dulzura en su corazón, a los que no llevan Paz en su espíritu; a los que se encuentran al borde del abismo, próximos a un nuevo caos; que por cinco minutos de Oración que Elevéis, grandes Prodigios entregaré Yo a la humanidad y a el mundo espiritual que en espera de la Luz se encuentra. Velad por todos, que Yo recibo vuestros cinco minutos de Oración Espiritual.
64. ¡Benditos seáis!... Ya que Eleváis vuestro espíritu, al Mío. Yo desde Mi Alto Solio concedo a Mis hijos, lo que de Limpio corazón Me habéis pedido; a los unos para que atraviesen la prueba, pero con Fortaleza, porque Me lo habéis pedido; a los otros, para que reciban Mi Luz, porque en corto instante, tendrán que ser en el Más Allá; y los otros, Cumplirán con su destino en esta Tierra.
65. Os doy; el Bálsamo de Curación, el pan de cada día, la Libertad. Mi Caricia Pueblo Amado. Es Mi Perdón y Mi Bendición en todo el Universo, en todas las cosas creadas por la Voluntad Bendita del Padre, en Mi Nombre que Soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. ¡Adiós, Pueblo Amado!...
¡La Paz de Mi Espíritu, quede entre vosotros!...

Respetuosamente con mucho Amor, Comprensión y Tolerancia, en Pro de la Superación Espiritual del nuevo Pueblo de Israel y de la Humanidad, en el nuevo Tiempo de Cumplimiento Espiritual dentro de la Tercera Era de Luz.

Atte.: Su hermano: Rafael de Acapulco Gro.

DonRafadeAcapulco
Mensajes: 662
Registrado: Lun Jul 07, 2008 11:26 pm
Contactar:

Re: Primero y Segundo Mensajes para el Pueblo Espiritualista

Mensaje por DonRafadeAcapulco » Lun May 31, 2010 12:44 pm

Cátedra del Divino Maestro domingo 14 de mayo de 1950

Tema: “Al Fin de sus Lecciones, serán buscadas por unos; y por otros, desconocidas”

¡Mi Paz sea con vosotros!...
1. En esta alba de Gracia, os recibe el Maestro nuevamente en su Regazo Paternal para hacer Sentir su Caridad sobre vuestro espíritu. Yo también he sentido vuestra Caricia. Yo Me he Recreado con vuestro Amor, mientras vuestros labios se sellan, vuestro espíritu se desprende y se arroja en Mis Brazos Paternales y olvidándose el espíritu de sí mismo, piensa solamente en su Padre, que es vuestro Todo; que es vuestra Salvación y vuestro Consuelo, que es el principio y fin de todas las cosas.
2. Plenos de Confianza, os entregáis a Mí; plenos de Fe y Esperanza, Eleváis vuestro espíritu en estas reuniones de Amor y de Espiritualidad, para recibir del Maestro, una más de sus Lecciones para Sensibilizar vuestro espíritu y que él, pueda percibir en toda su grandeza, la Caricia del Maestro.
3. A través del momento, corto o largo, en que Me habéis Escuchado en este Tercer Tiempo, os habéis Recreado. Vuestro paladar se ha Dulcificado, vuestro corazón ha descansado siempre de su pasada jornada, al posarse en Mi Camino, ha Escuchar la Palabra del Maestro que os encuentra siempre en vuestro viaje, que se cruza siempre en vuestro Sendero, que se presenta siempre oportunamente, ya en el momento de vuestro Llamado y también en muchas de vuestras vicisitudes, aún cuando no le haya hecho el Llamado; pero el Amor de vosotros, es correspondido por el Amor Divino.
4. No vengo a daros Mi Amor a cambio del vuestro; pero de Cierto, os dice el Verbo de Dios: El Padre, también se Alimenta, del Amor de los hijos. ...
5. Si en aquel Segundo Tiempo, en cuanto hombre, os dije: “Tengo Sed"... Si en alguna ocasión os declaré que Sentía hambre, no era del agua ni del pan de la Tierra; era del Amor de Mis hijos, hambre: De que se Amasen los unos y los otros... sed: De que Mis hijos se Amen. ...
6. Y cuando os contemplo, acercándoos a Mí, como en estos instantes, llenos de Amor y Comprensión, veo en vuestra diestra un Cáliz de Aguas Cristalinas que Me estáis ofreciendo; y de ese Cáliz, bebe Mi Espíritu y calma en parte su Sed.
7. Vosotros también tenéis sed, Mis hijos, de que al fin, de lo profundo del espíritu humano, brote el Amor que existe allí latente: el Amor Espiritual… esa Chispa que Dios, puso en todo espíritu, desde el principio de los espíritus.
8. Esa sed, esa hambre vuestra de Amor y de Paz, de Fraternidad Universal, es mayor en unos que en otros; pero en todos, aumenta cada día ese Anhelo de Resurrección Espiritual; esa ansiedad vuestra, por la Comprensión de lo que es la Vida Verdadera, de lo que son los Mandamientos de la Ley Divina, de lo que es el Verdadero Cumplimiento a las Legislaciones del espíritu y de la vida humana; y el Maestro, os Alienta, el Maestro infunde Valor y Esperanza a sus Discípulos.
9. Son Mis últimas Lecciones; y en Ellas, encontraréis siempre la Voz de Alerta, el Consejo que os Fortalece y os llena de Valor; porque después de ser levantada Mi Palabra, proseguirá la vuestra; y si Yo, en este Tercer Tiempo, he hablado por el Conducto de los Portavoces humanos; después, hablaré por el conducto de todo aquel, que en espíritu y Verdad, en se Prepare en Mí Camino.
10. El Espíritu Santo, hará Vibrar su Palabra, hará palabra humana, hará Prodigios por el conducto de todo aquel que en Verdad se Eleve a Mí.
11. Yo os Enseñé y os sigo Enseñando esto: ¡Amaos los unos a los otros!... Hoy os digo, multitud de Discípulos de este Tercer Tiempo: ¡Amad a vuestros hermanos!, ¡Amad a vuestros semejantes!...
12. Si a cambio de vuestro Amor, recibís de ellos: Amor... ¡Benditos sean los unos y los otros!... Si a cambio de vuestro Amor, recibís: Indiferencia, incomprensión, frialdad o ingratitud... no os cause decepción esto. Depositad vuestra causa en Mí; y pensad: que la Semilla de Amor que Yo he depositado en vosotros, no tiene plazo para Germinar en el corazón o en el espíritu, como la semilla de la tierra… que una vez sembrada Mi Simiente Espiritual, no saldrá nunca del corazón y espíritu donde la Sembrasteis. Allí quedará guardada en espera de la lluvia, en espera de la época Propicia para Germinar, para Desarrollarse, Florecer y Fructificar.
13. No esperéis de inmediato, el Resultado de vuestra Siembra, porque de Cierto os digo: la Cosecha de Mis Sembradores, no siempre la han visto en este Mundo. ...
14. No esperéis recoger el Fruto de vuestra Siembra, estando entre los hombres. Si estando entre ellos, recogéis una Parte de vuestra Labor, regocijaos con Ella; el Resultado final, lo tendréis en el Más Allá. Mas, ni ahora ni nunca, esperéis pago por vuestra Lucha. De antemano sabéis, que: si un vaso de agua dieseis a un sediento, ese vaso de agua, no se quedará sin pago. … Yo todo lo Retribuyo. Yo no Me quedo con el Galardón, de ninguno de Mis hijos. Yo Soy la Justicia Perfecta.
15. Mas si en Verdad, queréis recibir el Verdadero pago, en el preciso instante de Sembrar; si queréis saborear el Fruto, en el instante mismo, de hacer penetrar la Simiente en la tierra del corazón de vuestros hermanos; oíd lo que os digo, en este instante: Experimentad el Verdadero Placer de Amar a vuestros semejantes… en ese Placer Espiritual, encontraréis Fruto Dulce a vuestros labios y encontraréis Pago y Galardón. Entonces, vivid Amando y Gozad Amando a vuestros semejantes con el Amor con que Yo siempre os he Amado; con el Amor, que he venido a Manifestar en todos los tiempos, a vosotros.
16. De esta manera, Discípulos, doy Sensibilidad a vuestros corazones, a los cuales encuentro todavía endurecidos por la lucha Terrestre, por el egoísmo con que vais tropezando a cada instante, por los pedruscos que forman barreras en vuestro propio sendero; pero Yo, os Ayudo a Vencerlo todo para proseguir firmes en el Camino Señalado por Mi Enseñanza; y Cumpliendo con Ella, ¡Oh! Pueblo Bendito, podréis llegar al final de vuestro destino; a ese final, que os espera en el Más Allá.
17. Mas el Maestro, añade: No por esperar, no por ansiar aquella Vida, despreciéis ésta existencia Terrenal. Yo nunca os he enseñado a despreciar ni a desconocer las manifestaciones y cosas de este mundo, porque a través de esta existencia humana, podréis vosotros Reconocer la Vida Espiritual; a través de las pruebas también y de los goces Terrestres, puede vuestro espíritu Forjarse y Presentir la Plena Vida futura.
18. Mientras atravesáis este Valle de lágrimas, buscad en él las cosas Buenas, las cosas útiles, los momentos Amables, todo aquello que sea para Conservación y Sano Recreo para vuestro espíritu y para vuestra carne.
19. No aumentéis, no colméis el Cáliz de vuestra amargura, con mayores amarguras. Yo os concedo que vuestras amarguras, las atenuéis. Por eso, a pesar de tanto pecado de la humanidad, Yo sigo Desbordando, Yo sigo Derramando sobre todos Mis hijos: Mi Amor… y este Amor, lo Manifiesto a través de la Naturaleza Divina, así como también, a través de la naturaleza material. Nada os niego, en Verdad.
20. Lo que los Justos y Virtuosos, han Disfrutado a través de los Tiempos; lo que aquellas criaturas que vosotros llamáis: "Santos"… poseyeron, vosotros, lo tenéis. El mismo sol que alumbró a aquellos seres, os alumbra y vivifica; el mismo ambiente, los mismos elementos, la misma creación. La morada que he dado a los Justos, la he dado también a los imperfectos; porque todos sois, en Verdad, Mis hijos muy Amados.
21. Si sentís pesada vuestra cruz, no la hagáis más pesada de lo que ya es. Siempre tendréis un Cirineo a vuestra diestra. Ese Cirineo Soy Yo, pero ese Cirineo, puede Manifestarse a través de un ser humano, a través de una Esperanza, a través de los Prodigios y pruebas de Amor que os Voy entregando en el Camino.
22. Os he llamado en este Tercer Tiempo, para Cumpliros una Promesa hecha en el Segundo Tiempo; y os he llamado, para Despertaros Espiritualmente y en vuestro Despertar pudieseis contemplar los Dones con que os he Revestido.
23. No es que en este Tercer Tiempo, hayáis llegado ante Mi Planta para recibir Nuevos Dones. Desde el instante en que os hice brotar de Mi propio Seno, salisteis cada quien con su Heredad, pero es que ni vosotros mismos, os habéis Reconocido; es que todavía no habéis Penetrado en vuestro propio interior, ni alcanzáis a Comprender, la Magnitud de los Dones, que hay en vosotros mismos; no solamente en unos, sino en todos, porque aún en aquellos humanos más miserables que contempláis que se arrastran en su miseria por el polvo de la tierra, en ellos existe un espíritu, con Dones ¡tan grandes! como los que vosotros, podéis tener.
24. Yo, a todos he Donado; pero esta Revelación que os he venido a hacer en este Tercer Tiempo, Comunicándome como Espíritu Santo a través del Entendimiento humano, ha Servido para que vosotros Me Reconozcáis, Me Comprendáis mejor y tengáis de vosotros mismos, mayor Comprensión y Conocimiento.
25. Mas, la Comprensión que lleguéis a alcanzar de Mi Obra, dentro del Tiempo en que Me he Manifestado a vosotros en esta Forma, no es la mayor Comprensión que vais a Alcanzar de lo Divino, de lo Espiritual. Seguirá vuestro espíritu, Penetrando en Mí, seguirá Avanzando por el Camino del espíritu; y en su Jornada, se irá Desarrollando, irá Creciendo en sus Virtudes, en su Capacidad, en su Conocimiento; irá Reconociendo más y más, la Grandeza que el Padre ha puesto en cada uno de vosotros, Grandeza: en la Humildad, en las Virtudes, en el Amor... no grandeza Terrestre ni vanidosa, no la falsa grandeza de los hombres; sino la Real Grandeza de los Espíritus Elevados.
26. De estos Dones, que habéis Desarrollado en el Tercer Tiempo, ni vosotros mismos sabéis qué Manifestaciones tuvisteis en otras existencias humanas, de tales Dones; mas, ellos, han venido Desarrollándose en vosotros con el paso de los Tiempos, con la Evolución de vuestro propio espíritu.
27. Llegado el tiempo, la hora Propicia de que la Semilla que Yo deposité en vuestro espíritu, Germinase bajo la Lluvia Cristalina de Mi Palabra, de Mi Enseñanza y de Mi Luz, habéis visto el Cumplimiento de todo esto en este Tercer Tiempo.
28. Ha llegado el tiempo Propicio, para vosotros; y todos aquellos que estabais ya Preparados, que solamente esperabais el momento, habéis Germinado, habéis Florecido y Fructificado también.
29. El Fruto se está Madurando, en el corazón de cada uno de vosotros; la Semilla, no ha brotado todavía, pero Madurará; y cuando ese Grano en lleno y Fecundo se encuentre, Yo os esparciré por todos los puntos del Orbe, para que esa Semilla, la Sembréis en todos los demás.
30. Diferentes Dones os he Confiado, en Verdad; pero todos esos Dones, Unidos, forman Uno Solo; todos esos Dones, juntos, son: la Armonía Espiritual, la Paz; son el Reino del Padre, dentro del corazón de los hijos. ...
31. Escudriñad el Cosmos, Estudiad la Naturaleza y veréis cuántas criaturas, cuántas cosas, cuántos seres, unos desempeñando una misión, los otros otra, millares y millares de destinos diferentes Marcan el sendero de cada cosa, de cada mundo y de cada átomo; y la unión de todos esos destinos, la Armonía de todos esos seres, de todas esas criaturas y cosas, es lo que da la Paz, la Perfección a toda la Creación.
32. Así pues, vosotros, no miréis diferencias en vuestros Dones. No os envidiéis los unos a los otros.
33. Cada Don, es Grande. Todos son Igualmente Grandes. Unos necesitan el Cumplimiento de los otros; y todos en Armonía, forman el Verdadero Reinado de Paz, de Perfección y de Fraternidad.
34. ¿Conocéis, por ventura, el número de los que Me han Escuchado en este Tercer Tiempo?... Ni siquiera lo podéis calcular.
35. Muchos, han sido los Llamados; y pocos, los que se han Entregado a Mi Obra... igual que en aquel Segundo Tiempo, millares y millares oyeron la Palabra de Jesús, multitudes y caravanas acudían a los caminos por donde el Maestro Divino pasaba, para Escuchar su Palabra, ¡cuán pocos fueron los que creyeron, cuán pocos los que le Amaron y cuántos, cuántos los que juzgaron al Maestro, como a un impostor!...
36. Desde antes de la llegada del Maestro, del Mesías, a su Pueblo, los Patriarcas y los Profetas lo estaban Anunciando; y aquel Pueblo, en su esclavitud, en su dolor, ansiosamente esperaba al Mesías, a su Redentor, a su Salvador.
37. Cuando el Mesías llegó, cuán pocos estaban, en Verdad, Preparados para Sentirlo y Reconocerlo, para Comprender su Palabra, para mirar su Verdadera Faz, para Sentir la Iluminación Interior de la Fe en Él. Cuán pocos, en Verdad, Sentían la Esencia de aquella Divina Palabra y ¡cuántos, cuántos se detenían para escudriñar el exterior de aquel hombre!, ¡cuántos se confundían y se confundieron, ante su pobreza material!...
38. Cuántos, escudriñando su Cuna, también le juzgaron como a un mentiroso; y muchos fueron también, los que contemplando la pobreza de sus Discípulos que le Seguían, dudaron de la Grandeza de Aquel Maestro. -Si Él es tan Poderoso -decían-, si Él, posee un Reino, ¿por qué no les da tan solo una parte, a los que le siguen?... ¿por qué llevan la apariencia de mendigos?...
39. Cuando contemplaban también, los fariseos, que aquellos hombres en su Humildad sentabanse a la mesa, sin lavar sus manos, se escandalizaban y por estas pequeñeces, ponían en duda la Realeza de aquel Maestro; y aquellos que no creyeron en el Maestro, que no creyeron en que en Él, se Cumplía la Venida del Mesías, aún le están esperando a través de los siglos y de las eras, aún le están esperando en este tiempo.
40. Todas las Señales del Advenimiento del Salvador, finalmente se Cumplieron; todas las Profecías se Cumplieron, Justificando a los Profetas. Todos los acontecimientos Anunciados también, como Señales posteriores a la Partida del Maestro, se Cumplieron; y sin embargo, aquel pueblo Judío, sigue esperando a su Mesías; y, el Mesías, ha vuelto entre los hombres.
41. Es el mismo Espíritu Santo, el Padre Creador de todas las cosas, el Espíritu Universal; Él ha venido sobre la Nube Espiritual, no encarnado, sino en Espíritu, como lo contemplaron ir de este mundo al Más Allá, rodeado de Ángeles, rodeado de su Mundo Espiritual de Luz, de los seres Luminosos que habitan las regiones Elevadas del espíritu, para traer un Mensaje y en Cumplimiento a una Promesa Hecha a la humanidad.
42. Y vos, Pueblo Amado, habéis tenido al Espíritu Santo Comunicado por el Entendimiento humano, a través de un corto tiempo; y habéis tenido a las Huestes Espirituales, a los Mensajeros y Enviados del Padre Celestial, Comunicados en la misma Forma a través de un hilo Fluídico; y el rumor de este Acontecimiento, ha atraído a las grandes muchedumbres; y entre las grandes multitudes que Me han venido a oír en pleno Tercer Tiempo, Yo Reconozco y descubro, a aquellos que en otro tiempo Me negaron, a los que de Mí dudaron; contemplo también, esparcidos por todo el Orbe, a aquellos que aún Me esperan, como Maestro.
43. Entre los que Me han oído y escuchado en este Tercer Tiempo, cuán pocos han Sentido la Esencia de Mi Palabra; cuán pocos han sabido penetrar, por la Verdadera Puerta de la Verdad, para Descubrir Mi obra y Mi Presencia; pero ¡cuántos, cuántos se han detenido ante las imperfecciones de Mis hijos; cuántos se han detenido a escudriñar la vida humana de Mis Discípulos, sus Actos y sus Palabras. Cuántos se han confundido ante esta Revelación, tomándola como obra de superchería y brujería.
44. Así como en el Segundo Tiempo Me juzgaron los hombres, al contemplar que Jesús, tenía Dominio y Fuerza sobre los espíritus y sabía Libertar a los poseídos de ellos; y era juzgado, como hechicero. Ahora también, los hombres juzgan Mi Obra en esta forma y eso es obstáculo para muchos, el hecho de que Mi Mundo Espiritual de Luz se Comunique entre los hombres; pero el Tiempo estaba Marcado para Depositar esta Gracia entre los hombres: La Comunicación por medio del espíritu, el Acercamiento de los mundos materiales hacia el Mundo Espiritual, el Acercamiento y Comunicación de los espíritus, para Amarse y Reconocerse. Yo he traído esta Gracia y este Don a vosotros; no ha sido el hombre.
45. La Intuición de la humanidad, ha mucho tiempo le hizo Comprender la Existencia de estas Facultades; los Dones, ya latentes, como el Maestro, os ha dicho: en el hombre… les hizo adelantarse muchas veces, a esta Revelación y a esta Concesión; pero el Padre, que Sabe hasta donde puede y debe permitir los acontecimientos, así os lo Concedió como Señales Precursoras a esta Revelación Divina.
46. Ahora os he venido a conceder de lleno la Comunicación del Mundo Espiritual de Luz entre vosotros, para que Ellos fuesen los Explicadores de Mi Palabra, para que viniesen a Revelaros grandes Conocimientos de la Existencia Espiritual, para que vinieran en vuestro propio sendero, a Reanimaros con su Palabra y Ejemplo.
47. Entonces, vuestros oídos se asombraron, al percibir la Voz de aquellos seres, que es Voz que viene de la Vida Eterna y no de la muerte, como vosotros creíais; pero en Verdad, el Padre, os dice: el espíritu, no pasa por la tumba, el espíritu nunca pasa por la muerte; el espíritu, pertenece a la Vida Verdadera, pertenece al espacio, al infinito y a la Luz…
48. Y si en los Tiempos pasados, Yo os prohibí la Comunicación con estos seres; ahora, os la he venido a Permitir, lo he venido a Ordenar y lo he venido a Enseñar; y no es todo lo que os he de decir, ni es todo lo que os he de Descubrir, porque, en Verdad, os digo: En tiempos venideros, cuando en Verdad, la Comunicación de los espíritus se Desarrolle y se Establezca en todos los mundos; entonces, este mundo y otros, Verán Manifestaciones grandes y Maravillosas.
49. Los que están Escuchando Mi Palabra, a través del Entendimiento humano, saben que están oyendo al Espíritu Santo; no a la palabra ni la voz del hombre, sino el Cumplimiento de una Revelación Prometida; pero muchos de los que Me han oído y Me han vuelto la espalda, seguirán esperando la Venida del Espíritu Santo y quedarán como el pueblo Judío, en espera del Cumplimiento de esa Promesa. Mas los unos y los otros, al final Despertarán.
50. Los que se han detenido para Analizarme a través de sus ciencias humanas, a través de su mente confundida, de sus prejuicios, de sus confusiones; los que se han intimidado ante la Espiritualidad de Mi Obra que aconseja el desprendimiento, el despojamiento de las influencias y las cosas terrestres; los que habiendo oído Mi Palabra, la han juzgado como una Ley imposible para el hombre, de Cumplir.
51. Los obstinados en el pecado, los que no quieren que Mi Enseñanza los persiga como un Reclamo, como un Juez Inexorable que Juzga cada uno de sus Actos; y también los tradicionalistas, los que respetando y conservando antiguas tradiciones, temen, no tienen Valor suficiente, para entregarse a Mí, para romper sus cadenas y arrojarse en Brazos del Espíritu Divino, y decirle: -¡Padre, yo Te pertenezco y Tú Eres todo mío!... todos ellos, tendrán que esperan grandes pruebas, mayores Acontecimientos que la humanidad hasta hoy, no ha visto; para que así, puedan Despertar. ¿Por qué?... porque se han estacionado en el Camino y se han detenido…
52. Los que aún esperan la Venida del Mesías, como vino en el Segundo Tiempo; esos se han detenido, no han caminado, se han entregado solamente al mundo, al reino de la Tierra, a los tesoros temporales, a los honores Terrestres; y cuando Despierten para el Espíritu Santo, grande tendrá que ser su caminata y vertiginosa su carrera.
53. Los que se detengan en este Tiempo, todavía, en espera de la venida del Espíritu Santo y lo sigan esperando, teniéndolo en ellos mismos, también tendrán que lamentar. Esos tendrán que padecer y buscarlo por una y otra parte, hasta que al fin, por medio de las pruebas, Despierten y digan: -¡Maestro!, Tú eres el que Te Manifestaste por el Entendimiento humano. Tú, el que enviaste Tus Huestes Espirituales. Tú, el que hablaste con Amor. Tú, Aquel que Te dejaste herir y blasfemar por los incrédulos... y también su paso, tendrá que ser rápido.
54. No con esto, el Maestro, quiere decir que estáis ya cerca de la Meta, ni a las Puertas; pero sí, el Padre os dice, Alentando a vuestro espíritu: que no os habéis detenido, que habéis Sabido descubrir la Esencia de Mi Palabra en donde Ella estaba, que sí habéis tenido la Fe en Mí, que sí habéis tenido el Valor Espiritual para pasar sobre los obstáculos, sobre las espinas y Seguirme, Paso a Paso. …
55. Yo contemplo el corazón de muchos de Mis hijos, sangrante, porque los mismos vuestros se levantan delante de vuestro paso; porque los mismos vuestros, ya sea en el recogimiento de vuestro lecho, ya en la Oración o en cualquier instante de vuestra vida, levantan su mano, desenvainan su espada de doble filo y os hieren sin Piedad; pero todo esto, sea como Prueba, para vuestra Fe, Firmeza y Fidelidad. Esperad…
56. ¿Quién de vosotros, no ha Sembrado en el corazón incrédulo de los vuestros, una Simiente de Amor, una Simiente de Fe, en esta Obra y en esta Revelación?... Sólo falta que esperéis, que sigáis Cultivando esa Simiente.
57. Si debéis Cultivarla con vuestras palabras, que sea vuestra palabra como un riego Fecundo; si ha de ser con vuestro silencio, que sea vuestro silencio, el Ejemplo Sano de vuestra vida, haciéndolo con Hechos; si ha de ser con vuestra Oración, vuestra Oración Limpia que llega hasta Mí, Fecundará también la Simiente que con tanto Amor y Cariño habéis Sembrado en el corazón de vuestros seres Amados.
58. Es tiempo de pruebas para Mi Pueblo, es crisol; y así tomadlo vosotros, porque grande será vuestra Alegría y vuestro Triunfo en el instante en que los que permanecieron más indiferentes e incrédulos ante Mi Palabra, ante Mi Obra, cuando menos lo esperéis, recibáis la sorpresa, el Prodigio, la Iluminación de aquel espíritu que Confiese haberme Contemplado, haberme Escuchado en la Cúspide de la Montaña hablándole de Espíritu a espíritu.
59. Os Estoy hablando, con la Palabra Prometida en el año 1947. Yo os dije, Pueblo, que los Tres últimos Años de Mi Estancia en esta Forma entre vosotros, sería una Imagen de Aquellos Tres Años que en el Segundo Tiempo Prediqué entre el Pueblo; y que en estos últimos instantes, Yo Vertería sobre vuestro espíritu, lo más grande de Mi Enseñanza, lo más Elevado de Mis Lecciones. Yo lo Estoy Cumpliendo.
60. ¡Bienaventuradas las congregaciones que en Verdad se Preparen, porque Gozarán el Cumplimiento de Mi Promesa! ¡Ay! ¡Ay de los que no se Preparen, porque ellos no podrán recibir!...
61. Sois vosotros, como una fuente. Si esa fuente está Limpia, al recibir las Aguas Cristalinas que Yo Vierto en esa fuente, esas Aguas no se contaminarán, permanecerán Puras como Yo, que Soy el Manantial Divino, se las envío; mas, si la fuente, no se encuentra Limpia; si en su fondo hay cieno, las aguas por Limpias y Puras que sean, al caer en el interior de la fuente, tendrán que contaminarse. Mas, como la sed prevalece aún en las multitudes, las aguas tendrán que ser bebidas: Puras o impuras. ...
62. Mucho he Enseñado a Mis Discípulos y también os he dicho que si en aquel Segundo Tiempo, todos los Méritos corrieron a Mi Cargo, que si Yo vine a impedir el Derramamiento de sangre para inmolarme como cordero en aquella Pascua y poder decir al Padre: “Que éste Mi Sacrificio, sea el Precio del Rescate de toda la humanidad"... ahora, he venido a decir a vosotros, que sois aquellos: No todos los Méritos los he de hacer Yo… sois los Discípulos Adelantados; y Algo, tendréis que poner de vuestra parte; y ese Algo, es vuestra Preparación Espiritual.
63. No he venido a pediros imposibles, no he venido a obligaros a hacer Milagros delante de Mí, no he venido a poneros delante de los incrédulos para someteros a Prueba, para que hagáis Prodigios delante de aquellos. Solamente he venido a pediros lo Posible: Un átomo de Amor, de Fe, de Entrega hacia Mí... y todo aquello que no ha estado al alcance de vuestra mano. Yo lo he hecho... Yo siempre he puesto Mi Parte, pero he esperado la vuestra.
64. Si entre vosotros, he contemplado un átomo de Preparación Espiritual, si he hallado Comprensión en vuestro espíritu, si he descubierto en el fondo de él el Anhelo de Volar hacia Mí, de Acercarse a Mí y Prepararse en el Camino; el Maestro entonces, no ha tenido algo más que Hacer, sino Cumplir con su Promesa, de derramar en sus Discípulos, –ansiosos de Sabiduría Divina– sus Mejores Lecciones.
65. Y si el Maestro, ha contemplado congregaciones de aletargados, de empedernidos, de materializados. ¿Creéis que el Padre, no ha derramado allí, sus Complacencias?... Sí, sobre todos sus Discípulos, el Maestro derrama la Misma Lección... pero si el Padre, no contempla a todos sus hijos Escogidos debidamente Preparados, como Él se los ha Enseñado, entonces, Mi Pueblo, no os es posible a todos vosotros, el recibir en todo Lugar: la misma Esencia, la misma Pureza, la misma Palabra. …
66. Os Estoy Confiando el Libro de los Tres Últimos Años; y Mis Plumas de Oro, incansablemente anotan Mis Divinas Inspiraciones. Mi Pueblo, formado por Discípulos y Párvulos, Graba en lo más profundo de su Conciencia, la Palabra de su Maestro; va formando en su Memoria Espiritual, su Álbum; el Libro que el Maestro, está Legando a todo su Pueblo y a la humanidad.
67. ¡Bienaventurados aquellos que han nacido para la Obra, para la Revelación del Tercer Tiempo, en esta última Etapa, porque estáis recibiendo el Mejor Fruto de vuestros hermanos.
68. El Fruto del Padre, ha sido el Mismo; mas, desde el principio el Fruto de vuestros hermanos que se han Consagrado a Mi Servicio, no ha sido el mismo; en sus primeros Pasos estaba el titubeo, la duda, el error, la materialización, como defectos naturales; pero el Maestro, con su Enseñanza y los Discípulos, con su Ahínco, fueron haciendo que cada día el Fruto se Perfeccionase; y ahora lo podéis recibir, si no en Plena Perfección, sí con Mayor Madurez, con mejor Sabor y con mejor Color.
69. Faltan unos instantes para ser levantada Mi Palabra; y es la Voluntad del Maestro, que: su Manifestación se Perfeccione aún más, en los últimos instantes. … ¿Cómo podréis lograr esto, Discípulos Amados?... con el Ahínco y la Preparación que habéis demostrado... pero de ese Ahínco y esa Preparación, vayan a más y más, cada día y cada instante. No por ciega ambición ni por desenfrenada vanidad, de ser los primeros; no, en Verdad, Sed Humildes, sed los últimos.
70. Si formáis parte de aquellos que han sido desconocidos, abandonados y juzgados, no temáis. No sintáis en vuestro corazón estas vicisitudes; y pensad que lo que estáis recibiendo del Padre, en estos instantes que son los últimos, no será para el presente, sino para el futuro. Hoy, no seréis Comprendidos ni Bien recibidos.
71. Escuchad: aun llevando este Tesoro a vuestros propios hermanos, aun la Cátedra más Perfecta que llevaseis como un Presente de Amor, será juzgada como algo imperfecto y vuestro corazón, será lacerado y traspasado; pero aguardad unos instantes y entonces este Libro que os he venido a Confiar y que por vosotros, será llamado: “El Libro de los Tres últimos Años"... será buscado por el Pueblo, será exigido por muchos y será Alimento, será Sustento para grandes multitudes.
72. En su contenido se buscarán: Revelaciones, Órdenes, Bálsamo… en su contenido, buscarán ávidamente las multitudes, formadas por Primeros y Postreros: las Revelaciones que el Maestro, no dijo a todos, habiéndoles entregado a todos… las Revelaciones: que no fueron Escuchadas por todos, porque no todos se han Sabido Preparar. …
73. Guardad Celosamente, estas Lecciones. Y en el instante, en que tengáis que entregarlas, sed entonces Pródigos, sed Bondadosos; y no alberguéis jamás, un átomo de egoísmo.
74. Si algún día, escuchasen vuestros oídos que lo que a vosotros os Entregué, otros dicen que a ellos, les fue entregado; no temáis; y pensad y recordad, que el Maestro os dijo que esto, era para todos.
75. Si durante un Tiempo, Mi Enseñanza, va a concretarse al Pueblo de Israel; si por un tiempo, Mis Lecciones, van a estar encerradas y cautivas entre estas multitudes de Mi Pueblo y Mis Discípulos; el momento llegará, en que ese cerco quede roto; y entonces, las Doce Puertas de la Nueva Jerusalem, se abrirán; para que por Ellas, salgan los Emisarios y por Ellas, penetren los peregrinos.
76. No señalo Yo, el tiempo de estos Acontecimientos, pero ello será, ellos llegarán; y para ello, Yo os Preparo; para que vosotros, Preparéis también con Amor, a las Nuevas Generaciones.
77. No olvidéis a los niños. Mirad siempre detrás de los niños, un espíritu Grande que se levanta; un espíritu que a través de una pequeña envoltura, se encuentra atado e indefenso. Tened caridad de él, y no miréis nunca un niño; mirad siempre un espíritu.
78. Recordad que Yo en aquel Segundo Tiempo, entregando Mi Palabra a las multitudes, acercábanse a Mí los inocentes, los pequeñitos; y algunos de Mis Discípulos, trataron de apartarlos para que no interrumpiesen Acto tan Solemne; mas entonces, Yo Reprendiendo Dulcemente a Mis Discípulos, les dije: “Dejad que los niños, se acerquen a Mí."...
79. También a vosotros, os digo: Dejad que los niños Disfruten también desde sus primeros Pasos Espirituales en este Tiempo, del Manjar que a vosotros Yo he brindado. ...
80. Ved como la Intuición de los espíritus, aun a través de los infantes, les dice siempre: que Dios es invisible al ojo humano, que Dios Existe y Está en un Más Allá y Está en todas las cosas. ...
81. Esa Intuición, Aprovechadla Discípulos y Convertid a los niños, en vuestros propios Discípulos, para que les llevéis paso a paso, por la Senda Firme de la Espiritualidad de esta Obra Espiritualista, que os he venido a Trazar una vez más a vuestro espíritu.
82. En Mi Palabra, todo os lo he entregado en Verdad; mientras el Maestro, entrega su Divina Lección e incansablemente habla a los Discípulos, los Discípulos, –mentalmente– hablan también a su Maestro.
83. Unos, interrogan de los Conocimientos Espirituales; otros, forman interrogación sobre el futuro de la vida Terrestre. Unos, solicitan Luz Espiritual; y otros, piden al Maestro un Báculo para Seguirme, apoyándose en él, mientras caminan en la Tierra.
84. Unos dan al Padre; y otros le piden. Unos dan gracias; otros piden Beneficios y Caridades; y a todos, el Maestro complace. De Mi Mano Divina a la vuestra, sea Mi Caridad y Mi Amor, ¡oh Pueblo!...
85. ¡No vengáis a la Puerta de Mi Reino, cual pordioseros!... ¡No Me pidáis en el Nombre de María, ni Me pidáis en el Nombre de aquellos Justos que Moran en el Más Allá!... ¡No extendáis ante Mí, vuestra mano, como lo hacen los pordioseros a vuestra puerta!... ¡Venid a Mí, como Mis Propios hijos!... ¡Venid a Mí, como Mis Discípulos!... Venid a Mí, como Mis Pequeños muy Amados... y Pedid, ¡Pedid que se os dará!...
86. ¡Pedid, en vuestra Paciencia!... ¡Pedid, en vuestra Conformidad!... ¡Pedid en vuestro Silencio, en vuestra Esperanza!... ¡Pedid en vuestra Fe, Mi Pueblo!... No hace falta que Me pidáis con la palabra ni aun con el pensamiento. ¡Esperad!... Yo Todo lo sé. Sé lo que os hace falta. Sé lo que os debo Entregar y lo que no. Yo Conozco el instante Oportuno en que debo entregar algo a vosotros. ¿Qué debéis hacer, entonces, Mis hijos? Caminar, Velar y Orar... Cumplid con vuestros Deberes; y entonces, Yo Cumpliré con los Míos.
87. No desconfiéis, cuando la prueba sea, en Verdad dura; cuando el fardo pese mucho o el cáliz sea muy amargo, allí estaré Yo.
88. Si invocáis Mi Caridad tratando de ablandar el Corazón Divino, en el Nombre de María, la Madre del Redentor, Yo os digo: Mi Corazón, no es duro; y ese Manto Maternal, no os deja de cubrir jamás. … Es el Amor Materno y Divino que viene de Dios hacia todas las criaturas; es el Amor Celestial que el Padre Reveló en el Segundo Tiempo a los hombres, enviando su Esencia de Amor Maternal, su Ternura Divina, llamada: María... a Encarnarse entre vosotros, para ser Bendita entre todas las mujeres, para que de su Seno Precioso y Puro, brotara el Cuerpo que había de albergar la Semilla de Dios, la Palabra Divina, la Vida Eterna del espíritu.
89. Si os Sentís manchados e indignos a veces para pedir al Padre, podéis llegar por el camino de la Preparación, a la Fuente del Arrepentimiento; en esa Fuente, podréis Purificar vuestras faltas, Examinar vuestra Conciencia y formar Propósitos de Mejoramiento y de Adelanto para vuestro espíritu y para vuestra carne; y una vez así, podéis Elevar Humildemente vuestra Vista Espiritual para Contemplar Mi Faz de Padre, Mi Faz Divina, que no se oculta jamás, que podéis Mirarla con la Mirada de vuestro espíritu, de vuestra Fe y de vuestra Esperanza. Así, Miradme, como a un Padre; no como a un rico poderoso que él todo lo tiene; y que vosotros, nada tenéis.
90. Ya os dijo, el Maestro: Llamad a Mi Puerta... pero con la Voz del hijo, que llama al Padre; no con la voz del pordiosero.
91. No con esas lamentaciones, busquéis Conmover Mi Compasión; porque entonces el Padre, tendrá que Reclamaros que lo Miráis como a un desconocido, como a un extraño; y Yo quiero que ya Me Reconozcáis, como lo que Soy en Verdad: vuestro Padre Celestial. ...
92. Si a vosotros, os dejo inundados de Paz y de Bálsamo y en este Día, renuevo vuestra Esperanza y Fe en vuestros corazones; vosotros: Elevad vuestra Oración de Paz, por todo el Universo… que Yo, Escuchando esa Plegaria Espiritual, Derramaré sobre vuestros semejantes: Dones, Gracias, Bendiciones y Perdones... como los que vosotros, habéis obtenido una vez más, en este Día de Gracia. ...
¡Mi Paz sea con vosotros!...

Respetuosamente con mucho Amor, suma Comprensión y Tolerancia, en Pro de la Superación Espiritual del nuevo Pueblo de Israel y de la Humanidad, en el nuevo Tiempo de Cumplimiento Espiritual dentro de la Tercera Era de Luz. ...

Atte.: Su hermano: Rafael de Acapulco Gro.

DonRafadeAcapulco
Mensajes: 662
Registrado: Lun Jul 07, 2008 11:26 pm
Contactar:

Re: Primero y Segundo Mensajes para el Pueblo Espiritualista

Mensaje por DonRafadeAcapulco » Lun Jul 19, 2010 8:51 pm

Cátedra del Divino Maestro, miércoles 11 de Julio de 1948

Tema: "Advertencia y sentencia para después del Año 1950”
"El Culto Espiritual y el culto material."

¡Gloria a Dios en las Alturas y Paz en la Tierra a los hombres de Buena Voluntad!... Gloria a Dios en las Alturas y Pasa Mi Espíritu Divino de la Escala de Perfección a la de Jacob, para una vez más desde ahí enviar Mi Rayo Divino entre Mi Pueblo de Israel, en este Día 11 de Julio de 1948, en que os encontráis reunidos y congregados en Representación de los Siete Sellos, de las Siete Iglesias que Elías, por conducto del Hijo del hombre, vino a implantar a esta Nación de la Tierra, Escogida por Mi Voluntad. Yo os Recibo y por vosotros, al Universo, en Mi Nombre que Soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. ...
1. En esta alba de Gracia, el Pastor Me hace Presente el Rebaño. Si dejaseis Israel, que vuestro espíritu llegase a Mí, Contemplaríais que es la Misma Luz del Espíritu Santo, que os Prepara el Camino que llega a Mí. Recibo al Rebaño del Pastor; también el Maestro, es el Buen Pastor, es el mismo Padre y es el Unigénito; y así como a un solo hijo, por todo el Universo Derramo Mi Amor entre vosotros, aunque habéis desconocido a vuestro Dios y Maestro.
2. Contemplo vuestro Amor porque habéis Vencido los obstáculos para venir a Escuchar esta Lección de Mi Enseñanza que os entrego. Os diré una Sílaba más, pero Elevaos y así sentiréis el Alivio y la Paz en vuestros corazones. Dadle el Pan a vuestro espíritu, que en esta alba de Gracia vengo a Entregaros y así os sentiréis Fuerte en la Lucha Espiritual.
3. Los unos Me decís: -¡Padre!, ¿Acaso vas a contemplar la poca Semilla que traemos?... y Yo, os digo: vengo a recoger la Cosecha Limpia y multiplicada, vengo a daros Fuerza para que os Levantéis Fuertes Sembrando la Semilla de Amor en los corazones de vuestros hermanos como Yo la Sembré en vos. No dejéis que el ave de rapiña venga y se lleve la Semilla, no lo quiere el Buen Sembrador. Mirad que Yo os he dado el Ejemplo para que Sembréis la Paz y el Amor en los corazones.
4. Os pregunta el Padre: ¿Habéis dado la Paz a vuestros hermanos?... ¿habéis tendido vuestra mano al caído?... ¿habéis Cumplido Mi Ley?... Mas no os vengo a Juzgar, Soy el Padre que Velo por vosotros y a cada instante os entrego Mi Perdón. Si volvéis a pecar, os vuelvo a Perdonar, mas quiero Contemplar en vosotros, el Propósito de Enmienda; y el Padre Eterno Gran Jehová, que se Derrama en el Universo, por vuestra Preparación, entregue la Paz en los corazones de vuestros hermanos.
5. Escuchad, Pueblo de Israel: el que tenga vista que Vea, el que tenga oídos Escuche y el que tenga cerebro que Analice: Encontrábase los pecadores en el Segundo Tiempo, mas el Maestro se acercaba a ellos y tomaba el pan con aquellos pecadores que le seguían porque Sabían que iban por el Camino de Luz. Mas ahí se encontraban también los hipócritas y fariseos que murmuraban y decían: -¿cómo Jesús encamina su planta hacia ellos?... ¿por qué, si viene Enviado de Dios, va junto con los pecadores?...
6. Mas Yo les pude contestar: “Si un pastor de esta tierra, extraviase una de sus ovejas, ¿acaso no dejaría las 99 en el aprisco para ir en pos de la perdida?... y habiéndola encontrado y traído en sus hombros, ¿no convidaría a sus amigos y a los del alrededor para Celebrar el Hallazgo?... Si vos perdieseis una moneda y la encontraseis, ¿no celebraríais con vuestros amigos, haberla encontrado?"... A cuánto Yo contestaba en Parábola a los hipócritas y fariseos, cuánto más era el murmullo entre ellos; y Yo les dije: “Yo vengo a los pecadores para Salvar la Descarriada y por eso Me hice Hombre."... Yo que contemplaba el fondo los corazones de esos pecadores, contemplaba que buscaban afanosos a Jesús, para Salvarse, para ir al Camino de Salvación.
7. Así Israel, cada uno Me decís: -somos pecadores, Maestro... y Yo os digo: hijos Amados, así Me ha Placido venir en este Tiempo para Salvaros, para que Escuche Mi Voz la oveja descarriada y se Salve. ...
8. Así hijos Amados, sí tenéis Propósito de Enmienda y dais Amor a la humanidad, Me lo daréis a Mí, Israel, y los Ángeles tendrán continuo Festín porque se ha Salvado un pecador. ...
9. Mas no quiero que entre vosotros exista el hipócrita, no quiero que con vuestra iniquidad, sentenciéis a vuestros hermanos y Me digáis: -ése es pecador. ... Si vos juzgáis, la causa de vuestro hermano; cuando lleguéis a Mí, Yo os preguntaré: ¿Qué habéis hecho vos, en vuestro camino?... Entonces, voltearéis la faz y Sentiréis el peso de vuestro propio pecado.
10. Por eso, Israel en esta alba de Gracia he venido a Sellar vuestros labios con broche de Oro para que los cerréis al palabrerío. Si existe en vosotros la contienda, no habrá Unión; si existe el odio y la mala voluntad, no Me estaréis Amando en Verdad.
11. Mirad cómo la influencia de las tentaciones avanza y lucha para que no lleguéis a Mí, Israel; mas Yo sollozo cuando veo que aún habiendo Escuchado Mi Voz y acercándose una tentación, retenéis vuestra planta y Me dejáis a medianía del Camino, entonces sentís el cansancio y Me culpáis a Mí; y Yo os digo: no Me culpéis a Mí porque Yo Soy Amor y Caridad con vosotros. Yo os entrego de Mi Fuerza, os he entregado la Espada de Amor y de Luz para que Luchéis cuando sintáis la influencia de las tentaciones. Es Verdad que ellas se manifiestan con su influencia y tratan de apartaros del Camino Recto, pero si habéis Escuchado Mi Voz y tenéis Mi Ley, Estudiándola y Practicándola, saldréis Avante.
12. Aquél que se os acerque con el dolor, si vos os encontráis Preparado, le daréis la Paz que os entrego a cada instante; y si llega débil, dadle la Fortaleza; cumpliendo con Mi Ley, así también, iréis haciendo otras Maravillas en vuestro camino, así Sembraréis Amor y así recogeréis mañana y os Labraréis vuestra Corona de Laurel.
13. Contemplad, ¡oh Pueblo Amado! Como a cada instante os Estoy dando Mi Enseñanza; por distintos Ruiseñores Me he Comunicado y no quiero contemplar la confusión en vuestro camino; Yo Quiero contemplar en vosotros el Propósito de Enmienda; Pueblo Bendito de Israel, quiero la Paz en vos y en vuestros hijos y así el Padre Eterno será de Plácemes y os Bendecirá.
14. No queráis contemplar que los elementos caigan en esta Nación y quede desolada; contemplad Pueblo Bendito de Israel, como vuestros hermanos, los Profetas de este Tiempo, vienen entregando lo que es Mi Voluntad, os ponen Alerta; y sólo contemplo, que Escucháis pero cerráis vuestros corazones, no Eleváis vuestra Oración para pedir por vuestros hermanos. Contemplo vuestras mentes confundidas con la materialidad, con lo de este mundo que solamente os deja dolor y os deja débil. Sin embargo, Yo Sano las heridas de vuestro corazón.
15. Y no temáis Mi Pueblo... vuelvo a deciros: Yo Soy cual el Buen Pastor que traeré a las Buenas Ovejas y también a las ovejas descarriadas. Así también Elías, en esta alba de Gracia Me ha dejado contemplar a las ovejas que vienen con su corazón herido pero por su Petición, Sano sus heridas para que vayan a la Lucha.
16. Pueblo Amado, Discípulos de Mi Divinidad: Habéis penetrado en el Tiempo de la Preparación, dentro de ese Tiempo estáis viviendo ya, porque se acerca el momento trascendental, el momento de Prueba, el instante difícil para vuestro espíritu y para vuestro corazón. Ese instante es el de la Partida de Mi Palabra entre vosotros y para que ese momento no sea de Prueba, no sea de Justicia ni de dolor, para eso os vengo Preparando y por eso he llamado a estos últimos tiempos: Los Tiempos de Preparación.
17. Yo soy el Maestro que no duerme, por tanto, vosotros sed los Discípulos que no durmáis. Yo soy el Maestro que vengo Preparando Mi Partida y ¿cuál es esa Partida, Pueblo?... La Terminación de Mi Manifestación en Palabra a través del entendimiento humano, no la Partida de Mi Espíritu, porque Yo, a medida que vosotros os vayáis Espiritualizando, os vayáis Elevando más, dentro de vosotros Yo Estaré, con mayor Perfección Me Manifestaré dentro y fuera de vosotros, mas cercana Mi Presencia Palparéis con vuestro espíritu y aún con vuestros Sentidos corporales, porque Mi Luz, Mi Fuerza, Mi Presencia se hará Sentir en todas las Fibras de vuestro ser.
18. Mas aquél que no se Prepare en estos Años, aquél que permanezca aletargado, no sabe lo que se está labrando, no sabe lo que le espera en el instante en que termine Mi Palabra, que os he entregado desde 1884 y os seguiré entregando hasta finalizar 1950, en que os dé el último Adiós; porque ese espíritu, se sentirá huérfano, porque ese corazón Me dará por ausente cuando esa no es la Realidad.
19. Por eso, ¡Preparaos! para que lleguéis como Buenos Discípulos a ese Momento y deis Ejemplo de Espiritualidad y de Comprensión a la humanidad; que no se llene de tristeza vuestro espíritu; que no se enlute vuestro corazón; que solamente haya Respeto, Elevación y Conciencia de lo que estáis Recibiendo para que se abra delante de vuestra Vista Espiritual, un horizonte Amplio hasta el Infinito y podáis Contemplar a vuestro Padre; y en ese Infinito, podáis recibir Altas Inspiraciones Divinas, ya no limitadas a través del humano, sino la Amplia y Perfecta Comunicación de Espíritu a espíritu. ... Para ese Instante os Preparo, para ese instante difícil y de Prueba para vuestro espíritu. ...
20. Después de 1950, ya no Escucharéis más Mi Palabra repercutir a través de un entendimiento humano. Llegado ese Día, Yo, en Verdad, Escribiré en vuestra Conciencia, en la carne de vuestro corazón y en los Libros de Oro: Mi Palabra de Justicia, Mi Palabra Inmutable... porque entre vosotros no volveré a hablar en la forma que lo he hecho en este Tiempo; y aquél que se levantase después cual "Pedestal" o cual "Facultad" por los caminos, invocando Mi Rayo Divino o invocando a Mi Mundo Espiritual de Luz; no sabe, en Verdad, la Sentencia que está arrojando sobre su propio espíritu; no sabe la Causa que está labrando para sí mismo; no sabe el Juicio que él mismo se está forjando delante de Mi Tribunal Divino.
21. Yo os Estoy Preparando para que estéis Alerta después del Año de 1950 y no deis crédito: a la Aparición de los falsos "Cristos"... a los malos y falsos "profetas" y de los "pedestales" y "facultades" que se levanten después de este Tercer Tiempo y evitéis la confusión entre la humanidad; para que impidáis el acceso de los espíritus en tinieblas, de los espíritus tentadores entre la humanidad. Desde ahora os pongo Alerta, Pueblo Amado, porque si estas Manifestaciones acontecieran, tendréis que Responderme; vosotros seréis los Responsables, porque no estuvisteis Velando y Orando, porque no estabais Preparados ante la invasión de las Pruebas y de las tinieblas.
22. Todo aquél que desde ahora se Prepare en Verdad y en espíritu, después de la Partida de Mi Palabra, Gozará de Mi Inspiración, Gozará de la Comunicación de Espíritu a espíritu, se Recreará con la Lectura de Mis Cátedras que por medio de Mis Plumas de Oro, os lego cual Herencia Bendita, como Tercer Testamento.
23. El Camino para vosotros no será incierto, sino Claro; el desempeño de la Misión de cada uno de vosotros, será Claro también; Mi Fuerza, Mi Presencia y Mi Esencia, estarán siempre entre vosotros; y Estaré también Vibrando Dentro de vosotros... para que de esta manera, Pueblo, no extrañéis Mi Palabra que os di por el entendimiento humano; para que de este modo Reconozcáis, que es un Paso hacia Adelante y al Progreso; un paso de Trascendencia Espiritual, el que os espera después de esa Hora Suprema, porque después de este Tiempo mostraréis Mi Obra con la Pureza y Perfección que Ella tiene.
24. Mi Obra Real y Verdadera, la Manifestaréis con vuestros pensamientos, palabras y obras.., y no admitiré, ni vosotros admitiréis después de este Tiempo, los cultos exteriores, las profanaciones, las materializaciones, las mixtificaciones y la contaminación de otras doctrinas.
25. Pueblo Amado, vosotros Presentaréis al Mundo, Mi Obra Perfecta, y entonces mostraréis: cuál es la Enseñanza del Espíritu Santo; que es en sí, el Espiritualismo y cómo debe Practicar esta Ley, el Espiritualista.
26. Por eso, Reconoced Mi Pueblo, que estáis ya dentro del tiempo de la Preparación, para que no caigáis en tentaciones ni en errores; para que seáis los Fuertes en los momentos de Prueba.
27. Si vosotros no os Preparáis, no os Permitiré que mostréis Mi Obra al Mundo. Mientras tengáis imperfecciones e impureza, no Admitiré que presentéis Mi obra manchada. Yo os Probaré, os someteré a las grandes Pruebas y Purificaciones y hasta que os contemple Espiritualizados, Elevados, Plenos de Comprensión y Conocimiento en Mi Obra, entonces os Levantaré y haré el Llamado a la humanidad para que Conozcan a través de vosotros, Mi Verdadera Obra, la cual hasta estos momentos no habéis dado a Conocer en Toda su Plenitud, ni con Toda su Pureza ni toda su Sublimidad.
28. Mas Recreaos porque aún Estoy con vosotros en Palabra Audible; y os Estoy Preparando, porque no son todavía las pruebas ni el dolor, ni las persecuciones ni la Justicia humana, lo que os viene a Despertar; es todavía Mi Palabra de Amor, Mi Palabra de Padre, la que os Estremece y os Levanta. Aprovechadla, porque si así no fuere, Pueblo Amado, ¡no sabéis entonces qué voz será la que os venga a despertar!...
29. Se levantarán los hombres de la ciencia, de la teología, de la teosofía, los hombres de las leyes, de la justicia terrestre; los hombres de las religiones y ellos vendrán hacia vosotros para someteros a pruebas, a Prepararos las encrucijadas y los abismos; vendrán a interrogaros; y entonces, ¿qué haréis, Pueblo?... ¿Acaso vais a presentar solamente Mi Ley dividida en Veintidós Preceptos?... ¿Vais a presentar sólo el Libro de Mis Cátedras?.... ¿Vais a ocultar vuestro corazón, vuestros Actos, vuestras Prácticas, vuestro Culto, detrás de Mi Ley y detrás de Mi Palabra?... ¿Vais a escudar vuestras imperfecciones, vuestra impureza; con la Perfección y la Pureza de Mi Obra?...
30. Si eso habéis contemplado en el mundo, si el mundo os ha dado esos insanos ejemplos, vosotros no los tomaréis. Sois los espíritus Capacitados, Preparados para Escuchar y Analizar esos actos; espíritus que vivís dentro de materias que pertenecen a distintas clases entre la humanidad; mas estas clase, Yo no las contemplo, para Mí no existen. Lo mismo descubro en el interior del hombre eminente, al espíritu que Me Comprende y que Me Ama, como lo puedo encontrar dentro de la envoltura Pobre y andrajosa; y por eso a todos os siento en la misma Mesa, para que todos participéis del mismo Manjar Espiritual.
31. No os hablé en esta forma en el Segundo Tiempo, ni en el Primero; porque en el Primer Tiempo la Ley del Padre vino a Despertar y a Iluminar vuestra Conciencia. En el Segundo Tiempo, el Verbo Encarnado del Padre en Jesús, vino en representación del Cumplimiento del hijo hacia el Padre, vino a Iluminar y a Despertar vuestro corazón para el Amor; y hoy, -siendo el Mismo Verbo- vengo como Espíritu Santo entre vosotros, para Iluminar Plenamente y a Elevar a vuestro espíritu por sobre lo humano. No han sido tres dioses los que han venido a Manifestarse entre vosotros; ha sido Un solo Dios, Un solo Espíritu, Un solo Ser, que ha entregado su Ley y su Doctrina al Mundo en Tres Mensajes Divinos.
32. Cada Mensaje Divino ha abarcado un Tiempo dentro de una Era y cada Era ha sido una gran Etapa de Evolución para vuestro espíritu; y así el Primer Mensaje de la Divinidad os Iluminó, os Encaminó, os Preparó durante un Tiempo y hasta que vuestro espíritu se encontró Evolucionado, Capacitado, Fuerte para recibir el Segundo Mensaje del Padre, hasta entonces el Padre se Digno entregar ampliamente su Doctrina y su Ejemplo en el Segundo Tiempo; y hasta que aquella Enseñanza cundió por todos los corazones y espíritus, por todos los caminos de la Tierra y los Espacios Espirituales, hasta entonces el Padre, como Espíritu Santo, vino a Manifestarse entre la humanidad; porque el espíritu de la humanidad ya se encontraba Preparado, Fortalecido, Evolucionado para Comprender las Revelaciones del espíritu en toda su Magnitud. ¡He aquí!... por qué os llamo los Discípulos del Espíritu Santo. He ahí por qué os llamo los Espiritualistas; he ahí por qué os digo que vuestro Culto, que vuestra Práctica, debe ser por medio del espíritu.
33. Toda la Creación, Pueblo Amado, Me rinde Culto a Mí, desde los átomos hasta los Planetas más grandes del Cosmos, todos Me rinden Tributo a Mí. Todas las criaturas, desde los mayores en espíritu hasta las más pequeñas de materia que poblando puede ser los mundos espirituales y los mundos materiales, todos Me rinden Culto a Mí; y en vuestro propio planeta que al alcance de vuestros Sentidos materiales, de vuestra mente, de vuestras manos puedan encontrarse, vosotros Palpáis que Todo Me Rinde Culto.
34. Yo recibo de cada una de Mis Criaturas su Ofrenda, su Tributo, su Culto. Todas las cosas se Recrean en Mí y en su propia Misión; todas las cosas son Sensibles, en Verdad, nada hay que sea muerto delante de Mí, porque Yo Soy la Vida; y de Alma y Animación, he dotado a todas las cosas; y si vosotros creéis que la roca por su dureza, por su inmovilidad es insensible, os equivocáis, porque ella y todas las cosas sienten la Vida, sienten Mi Presencia y Mi Amor; se Recrean en Mí y se Recrean en sí mismas. Todas ellas por medio del Alma Universal, se encuentran sujetas a la Ley Manifiesta en Órdenes Inmutables, todas Obedecen bajo una Fuerza Universal que las obliga a Cumplir, pero esa Obligación, ese Deber que todas las cosas Cumplen, es una Ley que Cumplen con Armonía y esa Afinidad con que Cumplen todas las cosas delante de Mí, es el Tributo que de Todas Recibo, es el Tributo de su Armonía, de su Fraternidad, de su Obediencia, Pueblo Amado.
35. El astro rey envía su Luz, y su vida y su calor hasta los confines que le han sido confiados; y la vida que levanta con su luz y su calor, es el Tributo que Me entrega a Mí. Los mares se elevan a las alturas con el calor del astro rey y se convierten en lluvias y ellas humedecen los campos y esos campos Fructifican; crecen las plantas y dan hermosas flores, surgen los árboles, se cubren de follaje y ofrecen sus frutos. Las ramas de los árboles se brindan para los nidos de las aves y son también hogares, sitios y senos de vida; y esas aves también elevan sus trinos y sus cánticos en la inmensidad de los campos y todo se Multiplica, todo Crece, todo Progresa y Evoluciona y es un constante Tributo de la Naturaleza para el Padre que le dio la Vida. Y esa Ofrenda de todas esas criaturas, llega hasta la Altura de Mi Solio; y desde Allí, Mis Ojos Paternales todo lo Contemplan, desde Ahí lo Acarician y Conservan todo, porque con todas Mis Obras Perfectas en si Mismas, Yo Me Recreo y permito que todo se Recree Conmigo.
36. ¿Y vosotros?... Vosotros sois aquellas criaturas que Cumplís también con un Destino, con una Misión, a quienes se os ha entregado una Ley Recta y Pura, pero a vosotros se os ha entregado un Don más; el Don del espíritu en el cual existe la Plena Conciencia del ser, la Inteligencia, la Voluntad, el Libre Albedrío, el Conocimiento, la Razón, los Sentidos Espirituales que son Fuente de Sentimientos Divinos. Vosotros estáis formados de materia, alma, espíritu y conciencia; y por tanto, sois Superiores, sois seres Privilegiados en Verdad, sois las criaturas Superiores en medio de esta Naturaleza, en medio de las demás criaturas y cosas. Todo lo demás lo he puesto cual siervo, cual instrumento, cual recreo para vosotros. Todos los elementos, las criaturas y las cosas las he dejado para vuestro Progreso, para vuestro Sustento y para vuestro Adelanto Espiritual.
37 Y si vosotros sois Superiores a todas las cosas, a los elementos, a los otros reinos de la naturaleza, pensad que vuestro Tributo, que vuestro Culto, tiene que ser más Elevado y más Perfecto que el del resto de la Creación; y ese Culto, Yo os lo he venido a Enseñar a través de Mis Inspiraciones y a través de los Tiempos, ¡oh humanidad!
38. Por Intuición, la humanidad desde sus principios Me ha rendido el Culto Espiritual; por Intuición los espíritus encarnados en este Planeta, se han Levantado buscando Mi Espíritu, buscando el Más Allá, buscando las Sendas Espirituales y las Fuerzas sobrenaturales; por Intuición el espíritu humano, desde los principios, ha Sentido que hay algo más que materia, que hay algo más que corazón y que cerebro y cuando he contemplado esa agitación, esa Actividad Espiritual entre la humanidad, he aprovechado la Oportunidad que el espíritu del hombre Me brinda, para Manifestarme como Dios, como Espíritu, como Ley Justa y Recta, como Perfección Espiritual, como Padre Universal. ¿Para qué, Mi Pueblo?... Para Enseñaros Paso a Paso, las Sendas del espíritu, la Espiritualidad Perfecta; para Enseñaros la Elevación Espiritual... y para que vosotros, pudieseis llegar a la Comprensión de la Espiritualidad Verdadera, habéis tenido que pasar por grandes errores, que atravesar las grandes Etapas, los largos caminos, las pruebas, las confusiones, los sufrimientos, las diversas Etapas del espíritu, hasta poder llegar con la Verdadera Preparación a este Tiempo de Espiritualidad.
39. En los Tiempos pasados, Pueblo, habéis confundido siempre el Culto a Mi Espíritu Divino y ha sido más vuestra materia, ha sido más vuestra carne, la que Me ha Rendido más el culto Espiritual que vuestro propio espíritu. Es porque vuestras Oraciones han sido forjadas por vuestra mente, han sido dichas por vuestros labios. Vuestras Ofrendas las habéis tomado de la Naturaleza; las Ofrendas de la Naturaleza las habéis tomado para entregármelas a Mí como si fueran vuestras propias Ofrendas. Vuestro Culto, lo han percibido vuestros sentidos materiales; y en ese culto material que Me habéis ofrecido a través de los tiempos, se han recreado vuestros ojos, vuestros oídos, vuestro corazón, todos vuestros sentidos carnales; y vuestro espíritu, ha permanecido Sediento, Hambriento y Desnudo porque la parte que a él corresponde, el Culto que el debía Ofrendar al Padre, lo ha tomado la materia; porque la Ley y la Doctrina del Padre, vuestro espíritu la ha materializado y la ha hecho religión, la ha hecho culto exterior, culto material.
40. Hoy, ante Mi Doctrina del Tercer Tiempo, los acontecimientos cambiarán; y hoy vuestro espíritu, se encontrará ante la Oportunidad de extender sus Alas, de Libertarse de todo lo que es superfluo y material, de ofrecer su Verdadero Culto, su Verdadero Tributo Espiritual al Espíritu del Padre; y entonces, podréis mostraros ante el mundo como los Espiritualistas Verdaderos, los Discípulos del Espíritu Santo.
41. ¿Cuál es el culto que debe ofrendar vuestra materia a Mi Divinidad?... El Cumplimiento de sus Deberes en la Tierra. … Si vuestra materia se sustenta, se desarrolla, se conserva dentro de las legislaciones humanas; si vuestra materia Cumple con sus Deberes, de: Nacer, Crecer y Multiplicarse, de ser un Instrumento Dócil y Humilde para vuestro espíritu… si vuestra materia es Pura y se Satura de Buenos Sentimientos, con eso ella Me rinde el Verdadero Culto Material, el Tributo Corporal: Amando a vuestros hijos carnales, dándoles el Buen Ejemplo, siendo hombre de Moral, de Virtud en el seno de vosotros mismos; los hijos Amando a sus padres; los hermanos a sus hermanos, los amigos a sus amigos. … De este modo, Pueblo, de vuestra parte humana, vuestra materia habrá rendido el Culto Verdadero a Mi Divinidad, pero no un Culto Espiritual.
42. El Culto Espiritual, es el que Corresponde a vuestro espíritu. ¿En qué forma, Pueblo?... Elevándoos de espíritu a Espíritu, no buscando entre Mi Espíritu y el vuestro, un altar material o algo que "Represente" a Mi Espíritu, sino directamente de un espíritu al otro. Que el Amor de vuestro espíritu, no sea solamente para vuestros hijos de materia, sino que Améis a vuestros hermanos sin distinción de sangres, de clases, de razas, de nacionalidad; que vuestro Amor Espiritual esté por sobre de todos los amores y los afectos de la carne; que sea Amor Universal.
43. Que vuestro espíritu, someta a la carne y no la carne al espíritu; que vuestro espíritu no se doblegue ante la idolatría ni ante el fanatismo de la materia, que no caiga en misticismo, fanatismo ni en prejuicio; que sea el espíritu Elevado que sepa Reconocer la Verdad y la Razón en donde Ellas se encuentren; para que así podáis ser los hombres de Paz por el espíritu, el Pueblo de Amor por el espíritu, el Pueblo Espiritualista, el que sepa Rendir el Culto Digno al Padre, dando al César lo que es del César. Dando al mundo lo que es del mundo, con la materia; y a Dios lo que es de Dios, con el espíritu; que no ofrezcáis al Padre lo que es del mundo, ni ofrezcáis al mundo lo que pertenece al espíritu. Que sepáis distinguir todos los Órdenes de Mi Ley y Armonizarlos, Unirlos, porque todas las Expresiones u Órdenes establecidos, que llamáis leyes, se derivan de Una Sola Ley que es el Amor, el cual es la Puerta, la Vida, la Luz, la Esencia y la Eternidad, porque Yo Soy la Ley y Soy el Principio y el Fin de todas las cosas y nada se encuentra desunido. Y si la materia entrega un Culto al Padre y el espíritu otro, ambos Cultos deben Estar Unidos; son diferentes pero son Semejantes y todas las cosas de materia en sus diferentes escalas, están Todas Unidas por Una Sola Ley.
44. No os hablé así en el Segundo Tiempo, mas Mi Palabra fue tan Perfecta y tan Profunda en aquel Tiempo, que si vosotros con el espíritu hubieseis Analizado aquella Doctrina y Enseñanza, no Me hubieseis hecho venir en este Tiempo; mas he venido a Ayudaros, humanidad; He venido para materializarme entre vosotros, para hacerme más accesible, para Limitarme un poco más entre vosotros, pero una vez más os digo: En aquél Tiempo no estabais Capacitados para Comprender estas Revelaciones; y hoy, sí lo estáis.
45. Todo aquél que recibe en su frontal el Triángulo de Mi Trinidad, es un Escogido entre los muchos Llamados; y ésa es la Señal, de que ya puede Comprenderme plenamente en este Tercer Tiempo.
46. No es la Primera vez que vuestro espíritu viene a este Planeta, no es la Primera vez que recibe Mi Ley; mas a través de vuestra materia, vuestro pasado Espiritual por un instante se oculta, vuestra materia es como un velo que no os permite Contemplar vuestro pasado Espiritual, pero por Intuición cuando Despertáis ante la Esencia de Mi Palabra, Reconocéis que es Verdad lo que os Hablo; penetráis en el fondo de vuestro espíritu y Sentís que venís de muy lejos, que habéis Conocido un Camino muy largo, que habéis Contemplado muchas vicisitudes y habéis Vivido mucho, mucho en Verdad y en Espíritu.
47. Sí, Pueblo, a fin de que vosotros pudierais oír estas Revelaciones, era Menester que caminaseis mucho, mas vuestro espíritu no está envejecido. La vejez, la decadencia y la muerte, no es con el espíritu; a medida que él Avanza y se Eleva, va penetrando de la Infancia a la Juventud Eterna del espíritu, a la Plenitud, a la Fuerza Espiritual que es Eterna y que es Perfecta en él. Mas vuestro paso por este Planeta, ha sido un Crisol que habéis atravesado. Las diversas Etapas materiales han sido todas para Enseñanza de vuestro espíritu; unas para Crisol, unas para Adelanto de él mismo. Sí en Verdad, las unas han sido de Complacencias; otras vidas humanas vuestras, han sido de Esplendor; otras de Placeres, otras de fracasos, otras más de Restitución, otras de Expiación Espiritual y material; otras de Experiencia, las unas de Desarrollo mental, otras de Desarrollo de los Sentimientos; y ahora, os encontráis en un Tiempo de Desarrollo Espiritual.
48. Todo lo habéis Conocido y todo lo habéis Tenido en Verdad; por eso si en este Tiempo, Contempláis vuestras manos vacías en lo material, que no vivís en el esplendor material y no poseéis caudales, que no tenéis títulos, no sufráis por esa causa; pensad, que para obtener la Capacidad Espiritual que hoy Poseéis, habéis tenido que perder todo aquello, todo lo que es superfluo e innecesario para el espíritu; todo aquello que solamente es cadena, prisión para vuestro espíritu, lo habéis poseído por un tiempo, pero después habéis tenido que perderlo para Libertar a vuestro espíritu; mas la Luz de la Experiencia, la Luz de la Evolución, es en cada uno de vosotros; en Verdad, os dice el Padre: es en cada espíritu.
49. Claramente os hablo para que el uno y el otro Me Comprendan, el primero y el postrero, el letrado, el científico y el ignorante; el pobre y el rico; y aunque todos pertenezcan a distintas clases y lenguas en esta Tierra, todos podáis recibir la Esencia que os entrego, porque el espíritu de cada uno Preparado se encuentra; y en este Tiempo de Preparación, Yo Me Derramaré según sea vuestra Preparación; porque Tiempo es de Méritos y de Pruebas, como Yo os he dicho.
50. Aquél Recinto que mayormente se Prepare para Mi Divinidad, su Fruto será Mi Palabra en Altitud; el que no sepa Prepararse y forme ambiente de desunión, desgarros y críticas, de división, de materialidad, mixtificación o impureza en Mi Obra; en Verdad, os digo: su fruto será pequeño. ...
51. Preparaos, entonces, porque a todos quiero Premiar, a todos quiero Entregar el Galardón de Mi Palabra; es lo único que os hará salir Avante en este tiempo de Lucha entre la humanidad: Mi Doctrina, Mis Parábolas, Mi Enseñanza en sentido Figurado, Mis Revelaciones; todo Ello será vuestro Baluarte; y cuando el mundo se levante y se arroje hacia vosotros, solamente la Espiritualidad, la Preparación, la Limpidez de vosotros mismos, harán que Mi Palabra se refleje como un Espejo de Luz; y Mi Obra sea, en Verdad, vuestro Escudo que os Defienda y haga el Milagro de la Conversión de toda la humanidad.
52. Mas, si vosotros dentro de Mi Obra, presentáis un Culto Imperfecto: el culto exterior o material; entonces, los hombres destruirán ese culto, porque es impropio del Espiritualismo. Pero si vosotros presentáis al Padre y al mundo: el Culto Espiritual... ese Culto será Indestructible, pues ni las armas, el pensamiento y la palabra, los juicios, los torbellinos ni la muerte podrán destruir el Altar, la Lámpara Espiritual que existe en el fondo de cada Discípulo Espiritualista Trinitario Mariano.
53. Ésta es Mi Enseñanza, Porción Escogida de Israel, penetrad más y más en Ella para que vayáis Normando vuestra vida, porque vuestra vida humana estará Regida por vuestro espíritu; vuestro Entendimiento y Corazón, que son el Espejo de vuestro espíritu, sabrán Cumplir su Misión entre la humanidad; y a través de vuestra materia se Manifestará y Reflejará vuestro espíritu, para que en el seno de vuestro hogar deis el Ejemplo y Sembréis la Simiente Divina.
54. Mirad que el mundo vive dentro del Caos y su caos es: material, Moral y Espiritual. ... La Simiente Buena y Pura ha sido arrojada del seno de la humanidad. Las Instituciones que el Padre, ha Levantado entre los hombres, han sido profanadas; las leyes de Justicia y de Amor entre la humanidad y en lo Espiritual, han sido también profanadas y desobedecidas.
55. Hay hombres que se levantan con Ideas de Luz, con Sentimientos Nobles, con Buena Palabra; y ellos, son muertos por la humanidad y su Simiente perece también; son como frágiles barquillas en medio de un océano furioso. No contemplo un país, un pueblo, una aldea, un hogar, ni siquiera un corazón, Pueblo Amado, en donde Mi Semilla esté Fructificando, en espíritu y en Verdad.
56. De entre vosotros, los unos habéis comenzado a Sembrar esa Simiente en la tierra de vuestro corazón, en la tierra de vuestros hijos y de vuestros hogares; y otros, no habéis comenzado aún, pero estáis recibiendo la Semilla; y Yo, os digo: Seguidla Cultivando los unos; y los otros… tiempo es ya de que la Sembréis, Yo os Ayudaré en el Cultivo, Yo os Protegeré ante los vendavales y ante los torbellinos, Yo Velaré cuando vosotros durmáis; Yo os Ayudaré cuando os canséis, porque Soy el Gran Libertador Universal, pero Sembrad, Mis hijos, Sembrad en vuestro propio corazón Mi Divina Enseñanza; Ella Fructificará para que en lo Secreto, en el Interior de vosotros mismos, contempléis una tierra Fértil y Fructífera; para que en el seno de vuestro hogar, en el corazón de vuestros hijos, en el seno de vuestro matrimonio, contemple el Florecimiento de Mi Doctrina; para que en lo humano y en lo Espiritual, vosotros contempléis la Bondad y la Perfección de Mi Enseñanza.
57. Estudiad Serenamente Mi Doctrina para que no caigáis en misticismo, en fanatismo, en idolatría o en pasiones; para que seáis Sinceros y Serenos, para que seáis Mansos y Humildes; y el mundo entonces, pueda Contemplar vuestro Ejemplo y por vosotros, comenzará la Restauración de Mis Instituciones, la Reconstrucción Espiritual y Moral entre la humanidad; para que podáis ser vosotros, en este Tercer Tiempo, el Principio de esa Reconstrucción, porque os acercáis a un Tiempo, en que el Reino de Paz estará en este mundo.
58. No sabéis Mi Pueblo, los años o los Tiempos que pasen para que ese Tiempo llegue, pero he de comenzar Mi Obra y es Mi Voluntad comenzarla por vosotros; por eso desde 1884 os vengo Doctrinando y Preparando para que vosotros Preparéis a vuestras generaciones próximas; y así, de generación en generación, la Espiritualidad en el espíritu y la Moral en la carne, se vayan Acrisolando, Evolucionando y Aumentando y cundiendo de hogar en hogar, de pueblo en pueblo y de corazón en corazón; para que así toda la Tierra Fértil pueda encontrarse y recibir en su espíritu el Reino de Paz; y entonces, este Planeta habrá dejado de ser el valle de lágrimas, el valle de expiación y de Restitución Espiritual.
59. Este mundo, Espiritualmente será Elevado, para que vengan a poblarlo espíritus de Paz y de Adelanto, espíritus de Fraternidad, que unos a otros se den la Ayuda y sean como Peldaños en la Escala Espiritual; para que Todos en el Progreso, en el Adelanto y en la Espiritualidad os podáis encontrar. Entonces este mundo se transformará. Todas las fuerzas de los seres humanos - tanto Espirituales como corporales - serán puestas al Servicio del espíritu, al Engrandecimiento del mismo, ya no a las grandezas pasajeras de la carne.
60. En nuevas Cátedras, Yo os hablaré de estos acontecimientos, para que así vayáis llenando vuestro espíritu, y vuestra materia también, de esta Mi Enseñanza; y a medida que la vayáis Asimilando, iréis penetrando en el Verdadero Culto que debéis Ofrecer a Mi Divinidad, con el espíritu y con la materia.
61. Contemplo que Me habéis Comprendido; y estáis Recreándoos con Mi Palabra que ha sido solamente Pan para vuestro espíritu; pero os digo: Yo como Padre Universal, como Mirada Perspicaz, contemplo toda vuestra Vida, cada uno de vuestros pasos, cada una de vuestras quejas y sufrimientos; Conozco vuestros Ideales, vuestros Anhelos, lo que Necesitáis, lo que estáis Preparando, lo que vendréis a Pedirme; lo que habéis perdido, lo que está ausente; todo lo puedo contemplar y os Escucho en Verdad, porque Soy vuestro Padre que no desconoce ninguna de vuestras necesidades, porque sois las criaturas Sensibles al dolor y al Gozo; al sufrimiento y a la Dulzura, pero antes es el espíritu.
62. Y ahora, después que os he entregado en el espíritu, por añadidura entrego también a vuestra carne, a vuestra vida humana. ¿Qué es lo que os entrega el Padre para la vida material?... No os lo digo, porque debéis seguir haciéndoos Merecedores, Pueblo Amado. Vosotros pensad que ya no es Necesario que el Maestro, en cada alba de Gracia y en cada Cátedra, os diga qué es lo que os entrega en lo material, pero en Verdad os digo: sin que vosotros extendáis vuestra mano material, Yo extiendo Mi Mano Divina, plena de Caridades, de Beneficios; lo que Me estáis pidiendo en la Oración, Efectivo lo Contemplaréis en cortos momentos los unos; los otros, tendréis que esperar el nuevo amanecer; otros tendréis que esperar algo más, pero a Todos Entrego porque Todos sois Mis hijos y os Amo a todos por Igual.
63. Y así, como os he Amado y he tenido Caridad de vuestro espíritu y materia, vosotros también tened Caridad de vuestros hermanos; y detrás de las necesidades corporales de ellos, mirad que se encuentra un espíritu que puede estar también necesitado aún más que la carne.
64. No miréis los dolores del cuerpo de vuestros hermanos, contemplad y pensad en sus sufrimientos y necesidades Espirituales; mas, no contempléis insensiblemente, el dolor de los demás, haced con vuestra Oración y también con vuestras Alegrías materiales, por Mitigar los sufrimientos físicos de vuestros hermanos.
65. Yo os entrego el Bálsamo Espiritual, Yo le entrego mayor Potestad a vuestro Fluido Espiritual; os entrego el Don de la Palabra y de Intuición; aumentando el Don de Revelación y de Videncia entre vosotros.
66. ¡Adelante, Pueblo Amado!... Mirad que os espera el tiempo de Lucha, que el caos y la confusión pueden venir a vosotros, con mayor fuerza; pero estad Serenos que aún Estoy con vosotros. Del dolor, de la confusión, de las tinieblas, de la tempestad, brotará después: la Paz, la Unificación y la Luz. …
67. Vosotros contemplaréis que en todos los ámbitos y caminos de este Mundo, se escucharán las Palabras: espíritu, Espiritualismo, Espiritualidad, alma, Reencarnación, Tercer Tiempo, Tercera Era… sí, en Verdad, llegará el instante en que contempléis el espíritu de la humanidad en plena Actividad, en plena Evolución; discutiendo, hablando, interrogando sobre esta Mi Obra Bendita y vosotros Enseñando, Practicando y Cultivando. Ésa es Mi Voluntad y os digo que esta Cátedra que os he confiado, no sea solamente para vosotros, sino que de Ella, participéis a vuestros hermanos.
68. Confiad en Mí; pero no confiéis todavía mucho en vos mismo, porque no estáis Preparados. Seguid Preparándoos y cuando hayáis alcanzado esa gran Preparación que os pido, entonces sí podréis Confiar Plenamente en vosotros mismos, para que hagáis frente a las grandes Luchas y a las grandes Pruebas.
69. Yo, que os vengo pidiendo cinco minutos de vuestra Oración al día, Me acerco a vos, y os encuentro dormidos, ¡oh Pueblo Bendito de Israel! ¿Acaso creéis que el Maestro no siente Sed de vuestra Oración, de vuestros cinco minutos de Oración?... pero en esos 5 minutos, no Me pidáis por vos, pedidme por vuestros hermanos y así os entregaré a vos por añadidura. ... Debéis entregarles la Luz con vuestra Oración; ser cual el Buen Pastor y traer a vuestros hermanos al Redil de de Mí Amor.
70. Os he entregado Mi Palabra, Pueblo... una Lección más en esta alba de Gracia, para que la Estudiéis y la Analicéis, en los instantes que estéis en vuestro reposo.
71. Daos cuenta de que el Padre contempla vuestros corazones, daos cuenta como la Mirada Perspicaz del Padre, se encuentra Viendo los Actos de cada uno de vosotros y el Propósito de Enmienda.
72. Recibo la Simiente que en esta alba Me hacéis presente. Recibo al Pueblo, que también trae en su mano la Cosecha; y os digo Pueblo: cada uno tiene que Cumplirme en su camino A vuestro paso se acercará el menesteroso; y vos, le entregaréis la Caridad y le hablaréis de Mi Enseñanza; y así, vos habréis Cumplido con lo que es Mi Voluntad.
73. Labriegos: en este instante contemplo el Ahínco que lleváis por Seguirme, por seguir la Huella del Maestro. Vosotros que vais siendo los Apóstoles del Tercer Tiempo, os entrego la Fortaleza, recibo vuestra Cosecha y entrego en vuestras manos lo que solicitáis para que Luchéis y Trabajéis; porque se acerca el tiempo en que tenéis que Luchar grandemente y así se extenderá Mi Obra por doquiera de la Tierra. Os lleno de Fortaleza y os Perdono, en Mi Nombre que Soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. ...
74. Columnas: os entrego también... Eleváis vuestros corazones y Me decís: -Padre, ¿iremos Cumpliendo con Tu Voluntad?... y Yo os digo: Os dejo Fuertes para que sostengáis la Casa de Oración, para que así deis el Buen Ejemplo a vuestros hermanos que se os acerquen; para que deis la Fortaleza a aquellos corazones que débiles se acercan. Preparo vuestro camino, os dejo Tranquilos, doy Paz en vuestros corazones y Fortaleza a vuestro espíritu, en Mi Nombre que Soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. ...
75. Entrego Fortaleza Espiritual a cada uno de Mis Componentes. A aquellos que van dando sus primeros Pasos, dejo también la Fortaleza, Preparo más sus entendimientos, Elevaos más hacia Mi Divinidad y no temáis, que en los instantes en que os sentáis en el banquillo, Yo Estoy Velando por vosotros, también Mi Mundo Espiritual de Luz se encuentra Velando por las materias, mas no los retengáis, dejad que ellos Cumplan con su Gran Misión; para que deis franco paso a Mi Mundo Espiritual de Luz, desato vuestras mandíbulas, dejo Preparados vuestros cerebros y vuestros corazones, en Mi Nombre que Soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. ...
76. Os he entregado, Pueblo Bendito de Israel, en esta alba Bendita de Gracia. ... ¿Qué Me pedís?... ¿qué más podéis pedir al Padre, que no os lo conceda?... Solamente os pido a vosotros el Amor para vuestros hermanos, la Caridad para aquéllos que se encuentran en el Camino, muertos de espíritu, para que les acerquéis a Mí. Entrego las llaves del Trabajo, el pan no os hará falta, dejo en vosotros el Don de la Palabra para que habléis a vuestros hermanos y a vuestros vástagos porque de ellos Me Serviré mañana. ... Os Revisto de Fortaleza, os Perdono, en Mi Nombre que Soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. ...
77. Por vuestra Oración, Me Derramaré en vuestros caminos y en vuestras aguas; y sentiréis la Paz y la Fortaleza, en vuestro espíritu. Yo os Acaricio; y por vosotros, al Universo. Por vosotros envío el Bálsamo a los enfermos; por vosotros doy Paz al mundo espiritual en confusión y entrego una Caricia a las naciones. Velad y Orad por la Paz del mundo y por vuestra Preparación y Unificación. ¡Adiós, Pueblo Bendito de Israel. ...
¡La Paz de Mi Espíritu Divino, quede entre vosotros!...

México, D. F., a día miércoles 11 de julio de 1948.

Respetuosamente con mucho Amor, Comprensión y Tolerancia, en Pro de la Superación Espiritual del nuevo Pueblo de Israel y de la Humanidad, en el nuevo Tiempo de Cumplimiento Espiritual dentro de la Tercera Era de Luz.

Atte.: Su hermano Rafael, desde Acapulco Gro.

DonRafadeAcapulco
Mensajes: 662
Registrado: Lun Jul 07, 2008 11:26 pm
Contactar:

Re: Primero y Segundo Mensajes para el Pueblo Espiritualista

Mensaje por DonRafadeAcapulco » Lun Jul 26, 2010 7:48 pm

Cátedra del Divino Maestro Domingo, Julio 3, 1949
Tema: “El advenimiento de Israel a este Mundo y su Misión”

¡Gloria a Dios en las Alturas y Paz en la Tierra a los hombres de Buena Voluntad! ¡Gloria a Dios en las Alturas! y pasa Mi Espíritu Divino de la Escala de Perfección hacia la de Jacob, para desde allí enviaros Mi Rayo Universal, ¡Oh! Pueblo Amado de Israel, en este día 3 de Julio del año 1949, alba de Gracia Escogida por Mí, en la cual os encontráis congregados en Representación de los Siete Sellos, de las Siete Iglesias que Elías, por conducto del hijo del hombre, vino a implantar a esta Nación de la Tierra por Mi Voluntad. Yo os recibo en Representación de los Siete Sellos del Universo y una vez más os doy mi Bendición y Mi Perdón de Padre y por vuestro conducto al Universo entero, en Mi Nombre que Soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. …
1. Israel, Pueblo Amado, el Maestro os dice: cuando penetráis en este silencio, canta vuestro espíritu, el Himno de Amor a Mi Divinidad… esa Alabanza, se confunde también con el Himno de los Ángeles y de los Justos; y con ese Concierto, que entablan todos los espíritus, Me Glorificáis a Mí.
2 Es el instante, ¡oh! Pueblo Bendito, en que la distancia y el tiempo desaparecen para unos y otros; es el instante de Unificación, de Armonía Espiritual entre todos los espíritus.
3. Por eso he venido en este Tercer Tiempo, a Revelaros todo aquello que corresponde a vuestro espíritu; a descubriros ante vosotros mismos, para que podáis dar a vuestro espíritu, el Valor que él tiene; para que podáis Conoceros a vosotros mismos y por vosotros, Me conozcáis a Mí; y en esa comunión y comunicación, Israel, trae ante Mi Planta y Mi Mirada Perspicaz vuestro espíritu, toda vuestra Vida.
4. Mas todo aquello que ni vosotros mismos sabéis, Yo lo descubro en el fondo de vosotros; y todo lo recibo, estrecho vuestro espíritu en Mis Brazos Paternales, escucho vuestra queja, vuestra petición, vuestro Amor.
5. Dejo que vosotros, sintáis Mi Presencia en lo más profundo de vuestro espíritu; y en ese Contacto, en ese abrazo, se disipan vuestras tinieblas, se Fortalece vuestro espíritu y carne; y vuestra salud, que por instantes perdíais en el camino de la lucha y de las vicisitudes, vuelve hacia vosotros.
6. Mi Presencia con Mi Luz, os inunda de Paz; y esta Paz, ¡oh! Mi Pueblo Amado, la habéis experimentado más de lleno, a través de este Tercer Tiempo en que Me habéis tenido por el conducto humano.
7. Estando Yo en todo sitio y en todo lugar con vos, vuestro espíritu, se Tranquiliza; se Transporta, se acerca a Mí, se Satura de Mi fuerza y de Mi Luz, cada vez que Me escucha a través del Portavoz; y es por eso, Pueblo, que Me vais siguiendo.
8. ¡Cuán difícil es que los que ahora Me siguen, puedan volverme la espalda!... A pesar de todas las vicisitudes del camino Terrestre y de los espinos que vais también encontrando en la Senda Espiritual; a pesar de toda decepción, Me vais siguiendo, no podéis vivir fuera de Mi Obra y de Mi Luz, no podéis vivir sin Escuchar Mi Palabra.
9. Cuando por instantes os habéis ausentado del Ambiente Espiritual que Yo os he brindado por medio de Mi Obra, sentís la inutilidad de vuestra existencia, el vacío en vuestro espíritu y corazón, la falsedad de los placeres humanos, la carencia de Valor de las posesiones terrestres y humanas.
10. Después de esa experiencia y de esa prueba o confirmación, vuelve Ferviente y Fortalecido vuestro espíritu; y convencido de que sólo dando el Alimento, el Pan de la Vida Eterna al espíritu, puede vivir también el hombre sobre el haz de la Tierra, con la Fuerza que necesita para su Lucha, su Jornada, sus empresas y sus Deberes.
11. Y, ¿por qué Me habéis Reconocido?... ¿Por qué a pesar de todas las pruebas con que está sembrado vuestro camino, con las que permito que sea probado vuestro espíritu y carne, Me seguís?... ¿Por qué no arrojáis fuera de vuestros lomos, la cruz de vuestro Cumplimiento?... ¿Por qué no apartáis el cáliz de amargura que bebéis muchas veces, por causa de Mi Obra?...
12. Porque sentís que Yo Soy en Verdad, vuestro Padre; porque Reconocéis en el fondo de vuestro espíritu, un Pacto Espiritual; porque habéis sentido que en Verdad, vosotros sois el Pueblo de Dios, el Pueblo Escogido por la Mano del Padre, para que fueseis desde el principio de los Tiempos la Luz del mundo, el Guía de la humanidad, el Faro Luminoso de los pueblos de la Tierra, los Conductores de las almas de los espíritus a la Verdadera Tierra de Promisión.
13. Yo os he llamado: Israel… y es porque lo sois, en Verdad. Ese nombre no os lo ha dado el hombre de la Tierra. Ese nombre os lo he dado Yo, a vuestro espíritu: Israel… que es Símbolo de Fuerza y de Obediencia.
14. Hoy todavía vuestro Nombre, no ha surgido entre la humanidad. En el silencio de estos Recintos, en el Recogimiento y en la Humildad de vuestra vida, sabéis que sois Israel; pero un día vuestro Nombre, surgirá entre los demás; y entonces, vendrán las pruebas, entonces vendrán muchos a arrebataros este Nombre que os he dado, a reclamaros este Nombre, a escudriñaros, a interrogaros también.
15. Vendrán muchos en Verdad, con la burla en su palabra y en su faz; y veo que este Pueblo, siendo en Verdad, Israel por el espíritu, no ha Comprendido su Nombre, no ha comprendido su Origen, no ha Estudiado Mi Palabra; y este Pueblo, por su letargo, por su dureza de corazón y entendimiento, por su impreparación Espiritual y corporal, está en peligro de caer en las redes de los hombres, a caer en confusión y aun muchos en la incredulidad.
16. Como Maestro, he estado dispuesto siempre a Enseñaros todo cuanto debéis Saber, a Enseñaros todo cuanto necesitáis Saber. Como Maestro, Estoy aún entre vosotros, Comunicándome todavía por el entendimiento humano y os seguiré Enseñando; pero vosotros, Aprended de Mí; Asimilad Mi Enseñanza, a vuestro espíritu y a vuestra mente, para que los hombres no os sorprendan.
17. Despejad vuestra mente y corazón, Elevad vuestro espíritu para que en los tiempos Venideros, cuando ya no Me tengáis por el conducto humano, podáis decir todo cuanto Fielmente os Enseñé; y podáis decir aún más: las Nuevas Inspiraciones y las Nuevas Revelaciones que Yo os envíe, desde Mi Espíritu al vuestro. …
18- Desde antes de la creación del hombre, vuestros espíritus existían, lo que vosotros llamáis: el Más Allá… poblado de legiones Espirituales se encontraba, lejano de este mundo; cuyo número infinito de espíritus se encontraban en la edad de la inocencia Espiritual, pero sujetos ya a Enseñanza e Inspiraciones, Preparados todos por Mi Voz y por Mi voluntad, por Mi Sabiduría Divina; y de entre aquellas legiones, Yo escogí una multitud de espíritus con Adelanto, con Conciencia de sí mismos; para con Amor, enviarlos al haz de la Tierra y formar con ellos, un Pueblo que Guiase Espiritualmente a los demás; y esa Legión Espiritual, a Encarnar en esta Tierra, Yo la envié, cuando ya el Mundo se encontraba poblado por el hombre; cuando ya el hombre, había formado pueblos, razas y lenguas; y a ese Pueblo, le di el nombre de: Israel… nombre, que es Símbolo de Fuerza; Fuerza en la Fe, en el Amor y en la Obediencia.
19. Yo sujeté a ese Pueblo, a grandes pruebas ante los ojos de los demás pueblos; permitiendo que ese Pueblo, fuese esclavo de los demás, que fuese siervo entre los extranjeros, que sufriese del hambre, de la desnudez, de la persecución, de la humillación; porque ese Pueblo, en medio del hambre, de la esclavitud y de la persecución, nunca Me desconoció; aún en los más grandes sufrimientos y vicisitudes, Glorificó Mi Nombre y no Me cambió por otros dioses inexistentes, imaginados y simbolizados por los pueblos de la Tierra.
20 Y esas grandes pruebas a que Yo sujeté a Mi Pueblo, fueron grandes comprobaciones que él mismo dio a sus opresores, a sus enemigos, a sus perseguidores; fueron Ejemplos de Luz que brotaron del corazón, del espíritu de ese Pueblo Escogido por Divinidad; para que con esos Ejemplos y con esa Luz, este Pueblo Despertase el espíritu de los demás; para que con esos Ejemplos, trazase el Camino que los demás deberían seguir.
21 A ese Pueblo llamado Israel, por Mí, le hice una Promesa: Si Me era Fiel, Yo le haría retornar de la esclavitud a la Patria de sus padres materiales… y ese Pueblo, Me fue Fiel y le levanté rompiendo sus cadenas y le hice el llamado, la invitación a la tierra prometida para él, en aquel Primer Tiempo; aquella tierra, que era solamente un Simbolismo, ya que fue tan solo una figura de la Verdadera Tierra de Promisión para el espíritu; y grande fue su prueba, en Verdad, para alcanzar la Paz, la Abundancia, la Dicha, la Tranquilidad que el corazón de ese Pueblo anhelaba; la Paz, para poder rendir, en medio de Ella, su Culto al Dios Invisible; y esa prueba, duró cuarenta años.
22. Los unos murieron, otros nacieron en medio de la prueba, de la travesía del desierto; otros, envejecieron, ¿qué otro pueblo de la Tierra, ha dado este Ejemplo de Fortaleza, de Perseverancia, de Ideal, de Paciencia y de Confianza en Mí?... ninguno en Verdad; y por estas Virtudes, Yo le Cumplí a este Pueblo Mi Promesa.
23. Él llegó a la tierra de sus padres materiales y tuvo su techumbre, su huerto, su pozo; tuvo su sol, en Verdad, luminoso y cálido; y como humano, tuvo sus montes y sus valles, sus mares y sus ríos; y en Cumplimiento a Mi Promesa y a la Profecía, fue tierra que manó leche y miel para el Pueblo Escogido de Dios; y el Pueblo, allí se multiplicó y ese Pueblo estuvo formado por Doce Tribus. En medio de aquella Paz, formaron su ciudad, a la cual todos reconocieron como el corazón de su patria material.
24. Fue, la Primera Jerusalem; y en el monte de Sión, erigió ese Pueblo en Mi Honor: un Templo… al cual, todo el Pueblo concurría en Verdad, para rendir allí Tributo a Mi Espíritu Divino.
25. Meditad, Pueblo, porque sois solamente los que Sentís esta Palabra, los que Sabéis qué es lo que Estoy diciendo, porque el mismo Dios que os mandó a morar la Tierra desde el Primer Tiempo, se hizo hombre y visitó vuestra patria terrenal, en aquel Segundo Tiempo; patria pasajera, tierra, que era solamente una imagen de la Patria Espiritual que os espera.
26 También, visité vuestra ciudad, aquella que era el corazón de todas las Tribus del Pueblo de Dios; pero no os encontré a todos: Velando y Orando… ya que no todos Me Reconocisteis, en Verdad.
27. La Abundancia, los Dones, la leche y la miel que manaban de aquellas tierras, habían enriquecido la alforja de los unos; la Luz y los Dones, habían engrandecido a los otros; las pruebas y las vicisitudes, habían enfermado y hecho caer a otros; pero había también aquellos que se habían conservado en Verdad, en la Ley, en las Virtudes y en la Humildad.
28. Mi Presencia Divina a través de los hombres, así os sorprendió en aquel Tiempo y estabais desunidos; los unos Me reconocían con el espíritu y los otros con la carne; y los unos Me esperaban con el espíritu y los otros solamente con la materia; unos, Me esperaban en forma Espiritual, unos Me esperaban con su hambre y sed de Justicia Espiritual, con su hambre de Amor Divino, con su sed de Verdad; otros Me esperaban con sed de venganza, con ambiciones humanas y terrestres, con materialización y dureza en su espíritu y en su carne; pero no hice alusiones ni distinciones, a todos hablé, a todos sané; el Maestro, a todos penetró en el corazón y en el espíritu; y una vez más hablando con Mi Palabra clara y profunda entre aquel Pueblo, pude decirle a ese Pueblo: Mi Reino, no es de este Mundo; mas, todo aquel que Me siguiere, penetrará en Mi Verdadero Reino. …
29. Entonces el Pueblo, se confundió y se preguntaba: –¿Acaso estas tierras de Canaán, acaso estas tierras de nuestros padres, no son la Tierra Prometida?... Desde ese instante, el Maestro, hizo comprender a su Pueblo que era solamente Canaán, la antigua Palestina: una figura, una parábola… una imagen Representativa para el Pueblo de Dios, para ese Pueblo, que tenía que ser forjado por la gran Enseñanza del Espíritu Divino; para que así ese Pueblo, siguiera a través de todos los tiempos transitando el Camino, dejando la huella de la Senda Espiritual, a todos los pueblos.
30. Con esa Palabra, hice desaparecer del corazón, del espíritu de Mi Pueblo, la falsa tierra prometida al espíritu; para presentar ante el Pueblo de Dios y ante todos los espíritus, la Verdadera Tierra Espiritual: la Patria del espíritu… la que se encuentra Más Allá de todos los astros, de todas las cosas, de todas las naturalezas materiales; la que se halla en el Seno de Dios, en lo Divino, en lo Espiritual.
31. Y así, el Pueblo, se dividió: el uno, Comprendiéndome y el otro negándome. … El que Me había esperado: con el espíritu Gozándose con la cercanía de Mi Reino. … El que Me había esperado con el espíritu materializado y carnal: decepcionado de Mí, negando que Yo fuese el Mesías. …
32. Y una vez hablando, por labios de Jesús, en el pórtico del templo de Salomón, pude decir a la muchedumbre: ¿Veis el esplendor, la grandeza y la magnificencia de este templo?, de Cierto y en Verdad, de él, no quedará ni piedra sobre piedra. … Los fariseos renegaron en contra Mía, Me llamaron blasfemo y Me acusaron.
33. Los que creían en Mi Presencia y en Mi Palabra, sabían que así había de ser, pero se asombraban, no podían concebir que el santuario erigido por ellos a Jehová, quedase destruido de tal manera. Sin embrago, Mi Palabra se Cumplió; y un tiempo más tarde, ni piedra sobre piedra de aquello quedó, para mostrarle a ese Mi Pueblo, que el Templo de Dios, es: el espíritu del hombre. …
34. Y otra vez, encontrándome sobre un monte, pude contemplar la ciudad de Jerusalem; y Orando, dije: –¡Jerusalem, Jerusalem, si vos supierais Quién está entre vosotros!... porque los hombres Me veían pasar y no Me sentían, los hombres Me contemplaban y no se estremecían. El Reino del Padre, el Padre mismo, se encontraba entre su Pueblo, entre sus hijos; y muchos insensibles, endurecidos con las tinieblas en su corazón y espíritu, no podían contemplar la Grandeza, la Presencia de su Dios y Señor. Por eso el Maestro, lloraba; mas, no lloraba por aquella ciudad material: Jerusalem… No era la ciudad importante para el Rabí. Al decir: Jerusalem… se dirigía al corazón de su Pueblo.
35. Después de ello, los unos Me siguieron y los que Me negaron se dispersaron por la tierra; los unos y los otros, colmados de Dones Espirituales y humanos también.
36. Mas, ¡qué ha sido de aquella tierra, que fue para Israel en el Primero y Segundo Tiempo, su Patria Terrenal?... ¡Ha sido destruida!... ¿Qué ha sido de aquel santuario que el Pueblo levantó en honor, en Loor de su Dios y Señor?... ¡fue destruido!
37. Mas, ¿qué ha sido de aquellos que Me negaron?, ¿de aquellos que Me esperaron, pero que no Me creyeron?... Han vuelto a la Tierra, viven todavía; y la sentencia que ellos mismos dictaron a su espíritu, están Cumpliendo. Van de tierra en tierra, de pueblo en pueblo, sin encontrar Amor ni Comprensión, ni Luz Espiritual; y han tomado entonces este Mundo, esta Vida, esta Senda, como la Única.
38. Para esa parte del pueblo, aquí está su dios, su patria, su tesoro, su heredad; y ellos saben que han de volver, para que se Cumpla una de Mis Profecías; han de volver, a la antigua Palestina, han de buscar nuevamente a Jerusalem; y para que Ella se Cumpla, Yo lo permitiré, porque allí será entonces el despertar de esos espíritus aletargados, de esos espíritus obcecados en su materialismo, en su metalización, en su deidad terrestre.
39. Eso será, en Verdad, cuando el Verdadero Israel, hable y surja delante de ellos; cuando la Verdadera Jerusalem, se manifieste y entonces esos espíritus Despierten a la Luz, a la Vida de la Gracia y Me Reconozcan; será entonces cuando las Pruebas y Mi Justicia, les despojen de todo poder terrestre, de todo tesoro temporal, para mostrarles solamente una Senda estrecha: la del espíritu… la que conduce al Más Allá. Será entonces, cuando esos espíritus sientan que Israel, está en el espíritu; y que Jerusalem, es el corazón del Pueblo de Dios.
40. Mas aquellos que Me Esperaron, que Me Creyeron, que Me Amaron, ¿a dónde están?... De entre ellos, en este Tercer Tiempo, he escogido a 144,000 espíritus, 12,000 de cada Tribu, les he Señalado en su frontal Espiritualmente, con la Señal Trinitaria.
41. Yo les he hecho el Llamado en este Tercer Tiempo, para que ellos con su Unión Fraternal, formasen la Nueva Jerusalem; y la Nueva Jerusalem, no es una ciudad y el Templo de la Nueva Sión, no está hecho con canteras, no ha sido fabricado con manos de hombres.
42. La Nueva Sión, es el Templo que Yo he formado en lo más profundo de vosotros mismos, es el Culto que brota de esta parte de Mi Pueblo de Israel, del Escogido de Dios en este Tercer Tiempo.
43. La Nueva Jerusalem, es el corazón de este Pueblo que todavía no se ha Unido, de este Pueblo que no se ha enlazado, de este Pueblo que no se reconoce ni reconoce su destino y su Misión con perfección; pero que en el Universo, –al desechar del corazón y espíritu toda impureza– entonces, formará en Verdad y en espíritu, la Nueva Jerusalem: el corazón del Pueblo de Dios… el Pueblo Escogido.
44. Todo esto, el Maestro os Enseña y os Revela, para que entonces sepáis, Pueblo Escogido, que una es la raza judía y otro, es el Pueblo de Israel.
45. No basta llevar sangre judía o nacer en la antigua Palestina, para ser del Pueblo de Israel. El Pueblo de Israel, está en el espíritu; no en la carne, no en la sangre ni en la raza.
46. Israel, no es una raza; y cuando todo Israel así lo reconozca, cuando los que Me han seguido y los que Me han desconocido, así lo comprendan; entonces, se levantarán todos para formar el Verdadero Pueblo de Dios; y en el Seno de ese Pueblo, 144,000 Escogidos Responsables, que han de ser en esta Tercera Era de Luz: el Portavoz de la Divinidad, la Luz del mundo, los Emisarios, los Profetas los que Despierten a toda la humanidad… Y cuando suene la hora final, del Año 1950, estarán ya Señalados todos los 144,000; unos en materia y otros en espíritu.
47. Yo haré el llamado a las legiones; y entre todas las legiones, estará una: la del Pueblo de Israel… unos en espíritu y otros en materia; mas si vosotros decís, Pueblo: –Es mucho lo que el Padre nos pide, es imposible Cumplir con lo que Él nos Ordena, no es posible Cumplir en la existencia tan corta, una Misión de Redención tan grande entre la humanidad… el Maestro, os dice: ¿Quién os ha dicho que la Obra de Redención, la vais a llevar a cabo a través de vuestra presente existencia?... ¿Quién os ha dicho que esa Obra Redentora, va a llevar tan cortos años?... ¿Quién os ha señalado el tiempo, en que hasta el último de los seres encarnados se convierta?...
48. Pero hoy, os Revelo un acontecimiento, el de: los 144,000 Marcados… muchos en espíritu se encuentran; y a los que están encarnados también les haré el Llamado, en momento propicio, hacia el Valle Espiritual; y Allí, nuevamente les Prepararé, mas les Fortaleceré y cuando Preparados los 144,000, todos en espíritu puedan encontrarse, a la Tierra en tiempos venideros serán; y ¡ay! entonces del Mundo y de las naciones, porque vuestros espíritus encarnados en esos tiempos venideros, harán estremecer este planeta; las religiones se conmoverán, las ciencias, las sectas, las doctrinas, los que han vivido en el seno de sus grandes civilizaciones, de sus grandes cultos; aún en las tenebrosas selvas, no habrá espíritu que escape a esta Lucha, a esta Contienda de Redención y a esa Buena Nueva. ¿Cuándo será ese tiempo?... Yo en Verdad, os digo: no os lo fijaré con fecha material… será cuando el reloj de la Eternidad, que está en Mí, lo marque e indique.
49. Yo os Preparo y os pongo Alerta, Pueblo Bendito. Estáis todavía dentro del tiempo de Preparación, porque a eso he venido a Comunicarme a través del entendimiento del hombre: para Prepararos… porque todavía no puedo enviaros entre los hombres, puesto que aún sois Mis Párvulos. Presto, muy presto, os convertiré en Mis Discípulos, a los que gran Enseñanza y Lecciones os Revelo.
50. Lo más grande que el Maestro, os puede Revelar a través del entendimiento humano, os lo diré en el año 1950. A lo largo de ese año, quiero encontrar siempre la Preparación y disposición entre vosotros, para que Me dejéis Manifestarme en todo Esplendor, para que pueda daros toda la Preparación que es Mi Voluntad dar a vosotros; y después, cuando esta Mi Palabra ya no sea entre vosotros y sólo Mi Espíritu se encuentre Vibrando, Viviendo y Alentando entre vosotros, en vuestro espíritu; entonces, os levantaréis llenos de Fervor y Confianza, llenos de Conocimiento e Inspiración al Cumplimiento de la Doctrina que os he Enseñado.
51. Es ése el Tiempo de vuestro Cumplimiento, de vuestra Predicación, de vuestro Ejemplo, de vuestro Testimonio; y si todos los presentes, llegaseis al último instante de vuestra existencia material y miráis que todavía el mundo no se Regenera, que todavía el mundo no se convierte, que lo que os he Ordenado no alcanzasteis a Cumplir; no temáis, Mis hijos, si habéis hecho todo cuanto habéis podido y cuanto habéis sabido, porque entonces las nuevas Generaciones vendrán tras vosotros y darán un Paso más; y tras ellas, vendrán otras generaciones.
52. Mas, todas ellas, llevarán Espíritu de Israel, todas esas generaciones que de vosotros broten, llevarán espíritu del Pueblo Escogido de Dios, serán siempre el mismo Pueblo, será siempre el mismo Israel, para que se cumpla la Resurrección a la Vida humana, la Resurrección de vuestro espíritu a la vida Terrestre, a la carne, a la Reencarnación de él mismo, para llevar a cabo los Altos Designios, los grandes planes de la Divinidad; porque una sola de vuestras vidas, es muy pequeña, es un solo instante en la Eternidad; y por eso en Mi Amor, en Mi Justicia, os concedo nuevas Oportunidades hasta que lleguéis a Cumplir todo vuestro destino, ya en materia, ya en espíritu; y así, podáis llegar un día en la Eternidad, llenos de Cumplimiento y de Perfección en el espíritu.
53. Levantaos, entonces, con esa Luz y esperad que los hombres vengan, que ellos no os confundirán; pero esta Luz, transmitidla de unos a otros, para que todo Israel, la conozca; porque de no ser así, Pueblo Amado, cuando las multitudes y las turbas lleguen entre vosotros, reclamándoos el nombre de Israel; muchos entonces, enmudecerán; otros, perderán la Confianza en Mi Obra.
54. Tiempo es de que Luchéis, para que todo Israel se Fortalezca, se Prepare y se Reconozca Verdaderamente a sí mismo; que no solamente sea la Intuición la que lleve en el fondo de su espíritu de que él es Israel, sino que de su espíritu brote el Conocimiento, la Luz, la Palabra Clara para Enseñar al que no sabe, para Luchar con aquel que viene con armas de elocuencia, para aquél que viene a presentaros a través de libros, lo que Yo dije, lo que han dicho y hecho Mis Enviados en los Tiempos pasados; para que no vengan los hombres a venceros con las armas de las letras, de la palabra; y que vosotros, sin más libros que la Esencia y la Sabiduría que he derramado en vuestro espíritu, sin más elocuencia que el Verbo Humilde que os he Enseñado, os levantéis, no a reñir, no a discutir solamente; sino a Enseñar en Paz, con Dulzura, con Celo, con Energía, con Firmeza y Amor, Mi Divina Palabra, Mi Divina Obra, la cual vosotros entregaréis a los hombres no solamente como Yo os la he dicho; sino ya Analizada y Comprendida por vosotros.
55. Porque Yo contemplo en este Tercer Tiempo, cómo los hombres se levantan doquiera de los pueblos de la Tierra, aprendiendo, guardando en su mente la Ley del Primer Tiempo y Mi Palabra del Segundo Tiempo y la entregan a los hombres tal cual creen Yo os la dije y como quedó escrita, pero sin Comprenderla, sin Analizarla, sin Conducir el sentido figurado al sentido humano, al sentido Real; y el Maestro, no quiere que vosotros imitéis estas conductas.
56. Enseñad a los hombres lo que Yo os dije, tal cual Yo os lo dije, pero después Analizadles Mi Palabra, Interpretádsela; y así, entonces, podrán Comprenderme a través de vosotros; seréis entonces y seguiréis siendo, siempre Mis Mediadores, seguiréis siendo por todos los tiempos, el Pueblo que Yo Escogí desde antes de los Tiempos para que fueseis la Luz del mundo, la Antorcha, la Senda, el Báculo; seguiréis siendo entonces, en Cumplimiento a Mi Palabra: el Pueblo Primogénito, entre los pueblos de la Tierra… y seréis: el Saber y la Luz. …
57. De ese modo, haréis vosotros mismos que Mi Palabra se Cumpla entre la humanidad; y habrá sido una Prueba, de que todo cuanto Yo digo, todo cuanto Yo Ordeno, es Hecho pronto a través de los tiempos. Un largo Tiempo, os he Confiado para vuestra Misión; y si muchos yerros habéis cometido en los Tiempos pasados, ¡Oh! Israel, –que es con Quien hablo– esos yerros pasados, os serán Perdonados.
58. Habéis vivido en los tiempos de la imperfección Espiritual, en los tiempos de Evolución, en los tiempos de Práctica y de Enseñanza; pero para vosotros, ¡oh! Israel, se acercan tiempos, en los cuales, no está Admitida la imperfección, la impureza a vuestro espíritu o a vuestro corazón.
59. Se acerca un tiempo entre vosotros, en que el tropiezo, la traba, no podrá ser en vuestro camino; pues un largo Tiempo de grandes Revelaciones y Enseñanza, el Padre os ha Confiado para vuestra Preparación; y en ese tiempo, cuando vosotros ya estéis convertidos en Maestros, Yo entonces os presentaré una humanidad grandemente científica, grandemente filosófica, una humanidad que se ha desarrollado según su voluntad, sus inclinaciones, sus ambiciones, dentro de su Libre Albedrío Espiritual y humano; y esa humanidad formando un solo pueblo, una sola familia, una sola multitud, os la confiaré, para que vosotros soportéis la Lucha, para que vosotros escuchéis también la interrogación; soportéis toda burla, todo juicio, toda persecución; para que ya llenos de Fuerza en el espíritu y en la carne, no sintáis el dolor que pueda causar el arma homicida o el arma moral o espiritual, que no exista entre la humanidad, ninguna confusión o tiniebla que os pueda confundir a vosotros.
60. Llenos ya de la Fuerza de Mi Espíritu Santo, llevándome profundamente en vuestro espíritu, sabréis pasar entre los hombres dejando siempre huellas de Luz, desbordando vuestro espíritu en Paz, entre la humanidad, Manifestando a vuestro espíritu, Israel, ya con la Presencia en medio del Silencio vuestro, ya con la Palabra viva llena de Luz y Claridad sentida por vuestro espíritu y por vuestro corazón, ya con todas vuestras Obras, que serán como Ejemplos vivos entre los hombres; y en esta existencia presente, mucho de esto tendréis que Cumplir; y lo que no alcancéis a Cumplir en esta existencia humana, en futura Reencarnación lo Cumpliréis.
61. Yo os digo esto, para que no penséis que es una falacia Mi Palabra, que es un imposible para vosotros, lo que os Estoy diciendo; pero no desperdiciéis las vidas humanas, no desaprovechéis las Oportunidades ni un solo instante, porque ya os he dicho: si el rico avaro dice que "El tiempo es oro"… el espíritu de Israel, debe decir: “El tiempo es Luz, el tiempo es Salvación, el tiempo es Eternidad y Perfección.”...
62. Estudiad profundamente Mi Obra, porque no quiero tampoco fanáticos dentro de ella. El fanatismo, la idolatría, el misticismo, todo ello tendrá que desaparecer; y seréis entonces: Espirituales y humanos a la vez… sabiendo dar a Dios, lo que a Él le pertenece y a vuestro espíritu también; y al mundo y a vuestra materia, lo que a ellos corresponde.
63. No llevaréis entre los hombres: insignias ni hábitos ni algo que pueda distinguiros de los demás… seréis un hombre más entre los hombres, un pueblo más entre los demás pueblos, no haréis alarde de ninguna especie para distinguiros.
64. Seréis Sencillos, Simples, para que seáis Libres en el espíritu y en la vida humana, para que podáis alcanzar esto, para que lleguéis a la Conquista de la Verdadera Libertad Espiritual, del Verdadero Conocimiento.
65. Para que lleguéis a la Verdadera Práctica del Culto Espiritual que os pido y del Cumplimiento que debéis tener; todavía, Mi Pueblo, tenéis que Estudiar, que Practicar, que Analizar Mi Enseñanza.
66. Pero Yo, Estoy como Maestro para enseñaros, como Padre para ayudaros a Cultivar el corazón de los hombres, como Juez también, para señalaros vuestros defectos, vuestras imperfecciones; y para que vosotros, mirando las de los demás, no seáis jueces; sino Buenos maestros, maestros del Amor, de la Caridad y de la Paz.
67. Esas Virtudes, cultivadas y Desarrolladas a través de los tiempos y de los caminos; son las que llevan al espíritu al Más Allá, son las que ponen en contacto el espíritu del nombre con Mi Espíritu, para que Yo pueda Revelarle las grandes Lecciones, lo que está Más Allá de las ciencias humanas.
68. Practicad siempre las Virtudes en todas sus formas y estaréis siempre en Comunión Conmigo; mas, una vez más, os dice el Maestro: nunca lleguéis al límite del fanatismo… porque entonces, él será como un manto tupido que no os deje contemplar la Verdad. Será como un fantasma que os persiga por doquiera, y ésta no es Mi Voluntad.
69. Quiero que el entendimiento y la Mirada Espiritual vuestra, jamás encuentre nubes, tropiezos ni sombras en su Comunicación Conmigo; para que Mi Palabra, Mi Inspiración, llegue plena de Luz y Verdad a vuestro espíritu; y sea entonces, cada uno de vosotros, una Fuente de Salud y de Verdad para todos los demás.
70. Para que seáis siempre, Israel, el Pueblo Escogido por la Mano del Padre, para Salvación de los demás; mas, no para que seáis el único, no para que siempre seáis vos el Donado, el Privilegiado, el Mimado del Maestro, ¡no!; para que vos, que fuisteis Escogido antes de los Tiempos de Adelanto Espiritual, toméis de la mano a vuestro hermano, a los demás pueblos hermanos y los llevéis siempre juntamente con vos y Me los presentéis; que cuando Me los hagáis presente ante la Eternidad, ante Mi Tribunal Divino, vos estéis en el último lugar y Me los hagáis presentes a todos como los Postreros que se convirtieron en el Primero; y vos, siendo el Primero, sepáis por vuestra Mansedumbre, por vuestra Humildad y Cumplimiento, ser el Postrero; el Primero y el último, el alpha y el omega, como el Padre, os ha dicho.
71. Cortos instantes sólo faltan, para que el año 1950, aparezca entre vosotros. Quiero contemplar que cada uno de vosotros, se multiplique para ese instante; que hagáis el Llamado en estos momentos a los corazones, porque hay muchos que están esperando vuestro llamado, hay otros que esperan vuestra insistencia; y entre ellos, están Mis Labriegos, Mis Discípulos, Mis Testigos.
72. ¡Preparaos, Pueblo! para que por vuestra Preparación Espiritual, por vuestro Cumplimiento, por vuestra Regeneración, Yo Me derrame más y más en Complacencias Espirituales en ese último instante
73.Y vosotros, Facultades, Portavoces, que habéis tenido este Don por Mi Voluntad: Meditad, Orad y Velad… continuad en vuestro Desarrollo y hacedlo con todo Ahínco, con todo Celo; pues quiero que en el año 1950 de cada uno de Mis Portavoces, broten solamente Manifestaciones y Palabras de Verdad, Pureza y Perfección.
74. Ya es el momento de que podáis ofrecer al Pueblo y a la humanidad, el Fruto de vuestra Preparación, de vuestra Espiritualidad, de vuestra Inspiración, ¡oh! Mis Escogidos, porque quedará para la Posteridad Mi Enseñanza y sobre todo Mis últimas Palabras; porque en ellas, os diré todo, desde el principio hasta el fin: Mi Divina Enseñanza que en Tres Tiempos he entregado a la humanidad, en el seno de Israel. … Vuestro Dios, repasará como un Libro, desde la primera hasta la última Página.
75. Quiero que vosotros, estéis Preparados. No quiero que el dolor os Despierte, no quiero que la Purificación carnal, sea la que Purifique a vuestro espíritu o mente. Quiero que sea vuestra Oración, vuestro Desarrollo, vuestro Amor; y entonces, ¡oh! Mis hijos, tendréis el Cumplimiento de Mi Promesa, de lo que Yo os he ofrecido, de lo que he ofrecido a Mi Pueblo.
76. ¡Cuánto! en los últimos años, Me he de Manifestar a través de vuestro entendimiento, ¡cual nunca lo hice!; vais a alcanzar para esos instantes, lo que no habéis alcanzado hasta hoy.
77. Mi Mundo Espiritual os Ayuda, os Prepara, os Libra de encrucijadas y peligros, os conserva en Paz y Preparación. ¡Grande es vuestra Responsabilidad!...
78. No vais a caer en misticismo ni en fanatismo; sólo vais a penetrar en Recogimiento y en mayor Consagración a Mi Servicio.
79. Yo os premiaré; y el premio, en Verdad, lo tendréis en esta Tierra, tendréis la Paz en vuestro espíritu y tendréis también un Galardón para vuestro espíritu en el Más Allá.
80. Hoy, no penséis en Galardones, no esperéis pagos ni premios; hoy solamente recread vuestro espíritu, preparándoos para Sanar el alma de la humanidad que enferma se encuentra, para Libertar al espíritu del hombre que esclavizado también se encuentra; y todo aquel Fruto que vayáis recogiendo en vuestra senda, ése será el mejor Galardón, la mejor Compensación para vuestra Lucha, para vuestro Ideal.
81. Sí, Mi Pueblo, cuando vuestro espíritu en Verdad, Ame a su propio semejante en Mí, entonces grande será su gozo al contemplar la Salvación de un espíritu, la Conversión de un pecador, el Alivio de un enfermo, la Redención de un pueblo, la Salvación de vuestro hermano. Entonces, vosotros, estaréis olvidados de vosotros mismos; pero Yo Me acordaré siempre de todos, Yo Velaré por todos y a todos conservaré
82.Y Mis Labriegos, los que lleváis como un Don a un Ser como Custodio Espiritual, y con él habéis caminado, y levantado Prodigios entre la humanidad; ese Ser, seguirá en Verdad, como una Buena sombra a todos vuestros pasos, seguirá siendo vuestro Fiel Ángel Guardián.
83. Pasado el año 1950, ese Ser Custodio ya no tomará vuestra materia, pues vuestro cerebro quedará cerrado con Broche de Oro para él; pero vuestro espíritu, abrirá sus puertas a la Inspiración para el Mundo Espiritual; y entonces, también el Mundo Espiritual, de espíritu a espíritu, con vosotros se Comunicará; no solamente con los Labriegos, no solamente con los que fueron Facultades o Pedestales, sino con todo Israel; y después, con toda la humanidad; porque todo cuanto Israel posee, es la Heredad para toda humanidad, es la Herencia para todo espíritu.
84. Hoy, poseéis vosotros como en los otros Tiempos: el Tabernáculo, la Ley, los Dones. … Tiempo llegará, en que todos seáis dueños de Él.
85. Así como la Ley, escrita en el Primer Tiempo, después de regir a Israel, por ella se rigieron muchos pueblos de la Tierra. Así como Mi Palabra que os entregué en el Segundo Tiempo, ha sido también para muchos pueblos que no son Israel; así también, el Tercer Testamento que os Estoy Confiando en este Tercer Tiempo, para todos será.
86. Labriegos: ¡dad grandes pasos de Espiritualidad!... Así Mis Seres Espirituales de Luz, Mis Pequeños Amados, en el último año de Comunicación a través de vosotros, grandes pruebas darán, grandes Prodigios de Espiritualidad; y así, cada uno de los Componentes de esta Mi Obra, prepárense en su Conciencia y suyas serán las grandes Inspiraciones y las grandes Revelaciones.
87. Porque es Mi Voluntad, que en el último año, grandes multitudes vengan a escuchar Mi Palabra, penetren entre vosotros y aun a convivir con vosotros; y vuestra Fraternidad y Armonía, vuestra Espiritualidad y Cumplimiento les asombrarán, los Convertirán y muchos de ellos, Me seguirán Firmemente; y vuestra Presencia, Pueblo, será un Aliciente, un Estímulo.
88. Vuestro Cumplimiento y Aprovechamiento en Mi Palabra, será también un Estímulo para estos Mis Labriegos, para estos Mis hijos, los cuales desde mucho tiempo ha, vienen laborando en Mi Obra, luchando en el camino por Perfeccionarse para poderos brindar un mejor Fruto cada vez, por poderme Manifestar a Mí con más Claridad de tiempo en tiempo. ¡A ellos, Ayudadlos!... ¡A ellos, Alentadlos con vuestro espíritu, con vuestro Pensamiento, con vuestra Espiritualidad!... y así, todos, formando Un Solo Pensamiento y Un Solo Corazón, seréis también la Figura, la Imagen, de lo que ha de ser la Nueva Jerusalem.
89. Cuando este Pueblo, en Verdad, se Unifique, cuando todos sus Dones y sus Fuerzas se fundan en Un solo Ideal, en Un solo Propósito y en Un solo Culto, entonces la Nueva Jerusalem, blanca como el ampo de la nieve, esplenderá sobre todos los pueblos de la Tierra; porque esta Nueva Jerusalem, se Manifestará entre los hombres por su Espiritualidad, por su Culto, por su Elevación y por su Evolución en Verdad y en espíritu.
90. Pueblo, ésta es Mi Palabra que en esta alba de Gracia Yo os he venido a entregar, como una Página más de lo que será el Gran Libro de la Vida; del gran Libro de la Sabiduría Divina, el cual vengo leyendo entre vosotros, a través del entendimiento humano.
91. La última página de este Libro, no será revelada a vosotros en 1950. El Libro de Mi Sabiduría es infinito, es Eterno Pueblo Amado; lo que os he dicho a través de los hombres, sólo es en Verdad, unas cuantas Páginas de Mi Libro Divino; pero que debéis guardar en vuestro espíritu y corazón, para seguirlo Analizando y Practicando; porque Ellas serán, en su Fondo: la Esencia de Mi Espíritu Divino… en su superficie podrán tener la imperfección humana, pero en el Fondo, en el Sentido, en la Esencia está Mi Espíritu, Mi Cuerpo y Mi Sangre.
92. El Maestro, os dice: llevad entonces esta Palabra que es una vez más para vosotros, como os dije al principio, vuestro Baluarte, vuestro Aliciente, vuestro Báculo. …
93. Hoy, buscáis Mi Palabra a través de los Portavoces, porque Ella os Fortalece y Levanta, porque Ella os da Alegría a vuestro espíritu y corazón, porque ella os da Razón para Vivir, en Ella encontráis un Ideal; mas, después Pueblo, seguid buscándome, seguid buscando Mi Inspiración, Mi Presencia y Mi Palabra.
94. ¿En qué forma vendrá después Mi Palabra?... ¡Preparaos!... ¡Espiritualizaos!... y Mi Palabra Espiritualmente nunca os faltará; Mi Voz será Mi cuerpo, su Esencia Mi Sangre; Mi Cuerpo y Sangre, será comido y bebido siempre por vuestro espíritu; seré Eternamente Pan y Vino; Maná y Alimento para vuestro espíritu; pero para ello, ¡Elevaos! ¡Adelantad!, Caminad siempre, Adelantad y Encumbrad más y más la Montaña, Pueblo; y más de cerca Me iréis Viendo cada vez, más grande Me iréis contemplando cada día; y Yo, también contemplaré el Crecimiento, el Desarrollo de vuestro espíritu por medio de Mi Ley y Mi Doctrina. ¡Israel, Levantaos!... ¡Israel, Yo os Amo!...
¡La Paz de Mi Espíritu Divino, quede entre vosotros!...

México, D. F., domingo 3 de julio de 1949.

Respetuosamente con mucho Amor, Comprensión y Tolerancia, en Pro de la Superación Espiritual del nuevo Pueblo de Israel y de la Humanidad, en el nuevo Tiempo de Cumplimiento Espiritual dentro de la Tercera Era de Luz.

Atte.: Su hermano Rafael, desde Acapulco Gro.

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado