Primero y Segundo Mensajes para el Pueblo Espiritualista

Foro General de la Tercera Era
DonRafadeAcapulco
Mensajes: 662
Registrado: Lun Jul 07, 2008 11:26 pm
Contactar:

Re: Primero y Segundo Mensajes para el Pueblo Espiritualista

Mensaje por DonRafadeAcapulco » Vie Oct 02, 2009 9:22 pm

Cátedra del Divino Maestro, domingo 8 de febrero de 1948

¡Gloria a Dios en las alturas y Paz en la Tierra a los hombres de Buena Voluntad! ¡Gloria a Dios en las Alturas y pasa Mi Espíritu entre Mi Pueblo Bendito de Israel, en este día 8 de febrero de 1948, alba Bendita de Gracia en que reunido podéis encontraros, Pueblo Amado, en Representación de los Siete Sellos, de las Siete Iglesias que Elías por conducto del hijo del hombre, vino a implantar por Mi Voluntad a esta Nación de la Tierra. Yo os recibo, os Bendigo y Perdono y por vos al Universo entero, en Mi Nombre que Soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. …

1. Pueblo Bendito de Israel: os habéis Despertado con el eco de Mi Palabra, os habéis levantado del extenso camino, de las lejanas naciones, de los lejanos pueblos y comarcas, atravesando vicisitudes, amarguras con la intención de encontrar a vuestro Padre; habéis logrado la finalidad de vuestra Lucha, habéis coronado, en parte, vuestro Sacrificio; porque habéis llegado a encontrar la Presencia de Aquél, a quien vosotros buscasteis.
2. Mas, ahora que habéis llegado ya ante el Maestro, habéis reconocido que solamente estáis en el Primer Paso, que no habéis logrado todavía la Meta, que no habéis Escalado la cumbre de la Montaña en donde vuestro Padre ya se adelantó a esperaros; y entonces, Preparáis vuestra Potencia y Sentidos para poder recoger y almacenar Mi Enseñanza, el Alimento y la Substancia de esta Palabra, la Esencia y el Bálsamo que encierra Ella misma; y los unos, Me habéis abierto vuestro corazón como un libro en limpio, para que en él Mi Mano Bendita vaya escribiendo la Enseñanza que a vosotros toca; los otros, no lo habéis hecho así; otros, habéis presentado el entendimiento y en vuestro entendimiento también he escrito.
3. ¿Para qué, Mi Pueblo? Para que cuando las Fibras Sensibles de vuestro corazón se hayan Sensibilizado, puedan Sentir, puedan Comprender lo que Escrito está en vuestro Entendimiento por Mi Mano; porque Mi Palabra, Israel, no quedará solamente en vuestra memoria, no quedará escrita solamente en los papiros; Ella penetrará hasta lo más profundo de vuestra Conciencia, allí buscará en Verdad, su morada de donde nunca más se alejará ni se perderá; saldrá solamente, para multiplicarse en Amor, el Caridad, en Luz y en Paz para vuestros semejantes; pero no saldrá jamás para dejar vacío el corazón, sino que esa Simiente en el fondo de vuestra Conciencia se multiplicará para Salvación de vuestro espíritu y Redención también de los demás.
4. Discípulos, Párvulos muy Amados del Espíritu Santo: Nunca en todo los Tiempos, se había presentado delante de los hombres, Mi Enseñanza en esta forma; nunca se había escuchado la Palabra del Divino Maestro, con la extencidad con que os la vengo entregando en este Tercer Tiempo, con la Claridad con que ahora os la entrego en vuestro idioma, como si Yo fuese un ser humano.
5. He venido en este Tercer Tiempo, Pueblo, a ayudaros a Comprender Mis Primeras Lecciones, la Enseñanza que el Eterno Padre os entregó en aquel lejano Primer Tiempo, a vuestra carne; pero que no es lejano para vuestro espíritu. Vengo a ayudaros a Comprender también, la Doctrina que Yo pude entregaros en aquel Segundo Tiempo, Doctrina que brotó de la misma Ley que el Padre, por conducto de Moisés os entregó en el Primer Tiempo.
6. Recordad dos de los Preceptos que el Padre os confío como sus Máximas en el Primer Tiempo y entonces reconoceréis que la Enseñanza del Maestro, dada en el Segundo Tiempo, toda brotó de aquellos dos Preceptos: “Amar a Dios antes que a todo lo creado” o “Amar a Dios sobre todas las cosas.”… Primero; y después: “Amar a vuestro semejante y hermano como a vos mismo.”… Mas, la Enseñanza que en este Tercer Tiempo y a través del entendimiento humano os vengo a entregar, es la continuación de aquellas dos pasadas Lecciones.
7. Si no hubiera vuelto Yo entre vosotros, Mi Enseñanza estaría incompleta, Mi Obra no estaría consumada. Mas, Yo por eso, a través de Mis Profetas y a través de Mi Palabra en aquel Segundo Tiempo, os anuncié Mi Vuelta; Mi Segunda Venida en cuanto Cristo, como Maestro, y Tercera Manifestación en cuanto Verbo de Dios, y lo he venido a cumplir.
8. ¿Por qué no Me presenté en este Tiempo, en el seno de alguna iglesia? ¿Por qué no busqué en el seno del Cristianismo a la nombrada Iglesia de Pedro?... Porque, en Verdad, os digo: La Iglesia, el Templo, Mi Obra y Mi Santuario lo forman los corazones Limpios.
9No son las cuatro paredes, no son las regias techumbres, no son los regios altares bruñidos de oro, no son los grandes ritos ni las grandes ceremonias, no son las solemnidades religiosas las que atraen a Mi Espíritu o forman Mi Iglesia o Mi Santuario.
10. Mi Templo está en la Limpidez del corazón de los hombres; Mi Obra descansa, en Verdad y en Espíritu: En la Unificación y en la Espiritualidad…, por eso en esta forma, he venido a sorprender por segunda vez, al mundo.
11. En aquel Segundo Tiempo, los príncipes y sacerdotes Me esperaban a Mí, al Mesías en el seno de su iglesia; allí esperaban que el Redentor del mundo, naciera y se levantara, para todo el mundo; mas Yo no quise nacer entre ellos, porque en Verdad, más Limpio estaba el Establo de Belém, más Amor encontré entre los pastores, más Clemencia bajo el cruento invierno; y los teólogos de aquel Tiempo, se confundieron; y los sacerdotes y los reyes, Me persiguieron y Me negaron, desde el instante de Mi Nacimiento hasta el instante de Mi Muerte.
12. Hoy también el teólogo ya se ha confundido por esta que creen es Mi Segunda Venida entre los hombres; y el teólogo se seguirá confundiendo, en espíritu y en Verdad, porque las promesas hechas por el Maestro, en el Segundo Tiempo, de venir entre los suyos una vez más, no la han Comprendido; ni han Interpretado, el fondo y sentido de Mi Palabra.
13. Yo no he desconocido Mi Templo, Yo no he desconocido los Fundamentos de Mi Propia Doctrina. Yo he venido a Cumplir palabra por palabra y promesa por promesa, mas no como el teólogo lo ha interpretado; sino según es Mi Voluntad y Mi Verdad Divina.
14. Yo os he hecho el Llamado, porque os conozco; Yo Soy el que os ha dado la Misión desde el primer instante de vuestra creación; y con vosotros, he formado Mi Templo, el Templo del Espíritu Santo; y entre vosotros, reunidos y congregados por Elías en este Tercer Tiempo, he formado el Templo del espíritu Santo, y… ¡aquí Me tenéis! Cumpliendo Mi Promesa, Trabajando y Luchando entre vosotros.
15. Desde los primeros instantes, he sido puesto en duda. Ha sido puesta en evidencia Mi Presencia y Mi Palabra. Todos habéis dudado, pocos habéis Creído en Verdad; y a través de Mi Jornada en este Tercer Tiempo, seguiré siendo puesto en duda hasta el último momento, hasta el último instante; pero os he dado pruebas; Yo he dado Testimonio de Mí Mismo, entre vosotros; y en esta forma, he levantado la Fe y la Esperanza en el corazón de Mi Pueblo.
16. Hoy son grandes las muchedumbres que se levantan, no son doce hombres como en el Segundo Tiempo; pero de Cierto, os digo: Con ser tan grandes las muchedumbres, todas forman Un solo cuerpo y Una sola voluntad; no alcanzan todavía a tener la Fe de aquellos Doce hombres ni la Espiritualidad. Por eso, Ellos se levantaron como una tempestad, como un torbellino; y después de Mi Partida, conmocionaron al mundo, en Verdad y en espíritu; y vosotros, después de Mi Partida, ¿qué vais a hacer, Mis hijos?
17. Bien sabéis, desde el primero hasta el postrero, que Estoy hablando ya dentro de Mis últimos Tres años, de estos Tres instantes, que Marcan el final de este Tiempo de la Tercera Venida de vuestro Dios en forma materializada, entre los hombres.
18. Eternamente, estaré Yo Espiritualmente entre vosotros; Eternamente os hablaré al corazón, a la Conciencia y a los sentidos. Eternamente Mi Inspiración Divina Vibrará sobre cada criatura y sobre cada corazón. Eternamente estaré dentro y fuera de vosotros, como siempre lo he Estado. Sin embargo, ¿quiénes son aquellos que en Verdad se preparen para Sentir Mi Presencia, para oír Mi Voz Divina, para recibir Mi Inspiración Celestial en Esencia, para recibir Limpiamente Mis Mandatos y Mis Designios? ¿Quién podrá alcanzar para el año 1950, tiempo Marcado para Mi Partida, la Verdadera Espiritualidad para poderse Comunicar con Mi Espíritu Divino, ya sin necesidad de un Pedestal?
19. Para esto os vengo Preparando, para que desde ahora, Mi Pueblo Amado, vayáis practicando, vayáis Preparándoos cada vez más, la Verdadera Oración, la que siempre os he Enseñado, tanto en el Segundo Tiempo, como en este Tercer Tiempo, la Oración de los cinco minutos de espíritu a Espíritu, la Oración Sincera y Profunda, la Oración Espiritual, no la que habéis grabado en vuestra mente; sino la que brote de lo más profundo de vuestro Ser.
20. Vengo alba tras alba, Depurando vuestro entendimiento, Perfeccionando vuestro Análisis, para que vuestra Comprensión sea grande, para que el culto que rendís a Mi Espíritu Divino en estos Tres últimos años de Mi Presencia entre vosotros a través del entendimiento humano, pueda el Padre recrearse con un Culto Respetuoso, Espiritual y Perfecto al Padre, de los hijos que el Maestro enseñó; para que podáis en estos últimos instantes, recrearos en vosotros mismos, ofreciendo a vuestro Maestro: El fruto de la Enseñanza, el Culto Verdadero y Digno de Mi Divinidad, que es Todo Espíritu. …
21. Hace tiempo, Pueblo Amado, que no levantáis altares materiales en vuestro camino, para vuestro Dios; hace tiempo que no Me ofrecéis las lamparillas o antorchas; hace tiempo que las ofrendas florales, no las depositáis en el ara de un altar material. ¿Y acaso con esto, Me habéis ofendido, Pueblo Amado?... Hace tiempo que, en Verdad, no Me ofrecéis penitencias, ayunos materiales, ni sacrificios materiales. ¿Y acaso os he reclamado por la ausencia de estos actos?... No, Pueblo, porque ni hoy, ni ayer, ni nunca he buscado en el corazón de los hombres, el altar material; he buscado solamente el Culto Espiritual y Puro en el corazón de los hombres.
22. No he venido nunca a esperar que Me ofrezcáis las flores, porque esa es la ofrenda del huerto, del valle y de los campos. Esa no es vuestra Ofrenda. Si vosotros llegareis ofreciéndome las flores, de cierto os sigo: Seríais usurpadores, porque los campos, es lo que Me brindan, la fragancia de sus flores, la esencia de ellas mismas. No he venido a contemplar iluminado el santuario, con la flama de las antorchas o lamparillas; sino con la llama de la Fe de vuestro corazón, de vuestro espíritu, en Mi propia Divinidad; pues ¿de qué sirve encendáis una lámpara a Mi Divinidad, si está en tinieblas vuestro corazón y se encuentra exento de Fe?...
23. No son estas palabras para los primeros, son para los párvulos, para los postreros, son para aquellos que en corto tiempo tienen que llegar a la Cúspide de la Espiritualidad y de la Preparación; son también para los primeros, para que los primeros enseñen con estas palabras, a los postreros; porque de Cierto, os digo: Para el año 1950, vosotros seréis el Ejemplo de los demás.
24. Hoy, no podéis serlo, porque todavía vuestro culto y costumbres se encuentran contaminados; todavía no habéis comprendido y por lo mismo, no habéis podido practicar la Doctrina Perfecta, Limpia y Pura que Yo os he traído en este Tercer Tiempo.
25. Su Nombre, lo dice: Espiritualismo Trinitario Mariano. Espiritualidad ante la Trilogía Sagrada y ante la Pureza de vuestra Madre Celestial. …
26. Lentamente, paso a paso, pero con Firmeza, Mi Pueblo, llegaréis a la Comprensión y a la Espiritualidad; para que entonces, el Maestro pueda tomaros como a un espejo Limpio y mostrarlo a la humanidad, sin alarde ni vanidad, sin grandeza material; sino haciendo el llamado a los hombres de toda secta, de toda doctrina y de todo linaje para que puedan contemplar su Conciencia y su corazón en este Espejo, para que puedan comprender la hora en que se encuentran viviendo, para que puedan entonces, también con vosotros, despojarse de todo lo superfluo y erróneo, encontrar, una vez que se despojen de todo ello: a su Dios, a su Maestro y a su Doctor. …
27. Antes de iniciarse entre vosotros, el año 1948, mucho os pude Preparar a través de todos Mis Pedestales, diciéndoos: ¡Preparaos, Pueblo! Porque los tiempos cambiarán, habrá reformas dentro de vuestro culto; no en Mi Obra, porque Ella es Limpia e Inmutable; pero sí en vuestras prácticas, en vuestras costumbres, en vuestros hábitos, ceremonias y rutinas. …
28. Ahora, no os sorprendáis. Yo os lo anuncié; y ahora, lo Estoy Cumpliendo. Mas todo, en Verdad, lo que haga Yo dentro de Mi Palabra, será para Gloria de Mi Espíritu y también para Espiritualidad de vosotros mismos, para que el mundo no os juzgue, para que el mundo no os señale como los hijos irrespetuosos, como los hijos blasfemos, como los familiarizados y acostumbrados con Mi Presencia Divina, como los hombres y malos discípulos, que han atraído a su Maestro a convivir con sus costumbres superfluas y malas; para que el mundo no os juzgue, como los materializados, los envueltos en ritos y ceremonias; sino que el mundo pueda contemplar entre vosotros: el Verdadero Respeto, la Espiritualidad y la Comunión Directa con Mi Espíritu…, para que ellos, puedan despertar, abrir sus ojos a la Luz y decir: -¡Maestro Divino! ¡Cuánto te hemos desobedecido! ¡Cuán cegados podemos encontrarnos a través de los siglos y del tiempo!...
29. Así, entonces, Pueblo, podréis darle al hombre: el Pan y el Pez; no la piedra ni la serpiente…, porque en Verdad, os digo: eso, Israel, nunca lo daréis. … Mas, si habéis dado la una cosa por la otra, o habéis dado la Verdad mezclada con la mentira, Yo os digo: no más lo haréis. Lo Puro no lo entregaréis manchado, nunca; y… ¿qué es, en Verdad, esa Pureza?... Es Mi Doctrina, es Mi Palabra, es Mi Obra Bendita, la cual como vosotros sabéis a través de los tiempos, no admite mancha, no puede contaminarse con la palabra superflua del hombre.
30. No debéis entregar la palabra Limpia con vuestros labios y desmentirla con vuestros hechos. Todo aquél que se levante con su cruz a seguirme, tiene que entregar Verdad con todo su Ser, hasta donde le sea posible, hasta donde la Fuerza y Potencia de su espíritu y carne se lo permitan. Verdad, siempre Verdad y cuando no podáis entregarla; entonces ocultaos en el confín, hasta que nuevamente la Preparación sea entre vosotros y podáis, a la Luz del mediodía, entregar Mi Dulce y Santa Enseñanza.
31. No siempre estáis Preparado, mas ojalá que siempre lo estuvieseis, porque en todo momento puede presentarse la ocasión de Trabajar y Cumplir; en el momento menos esperado puede presentarse la prueba, la ocasión y el necesitado; y allí debéis estar vosotros, como un centinela, Velando y atentos siempre.
Entre vosotros pueden encontrarse en gran número los padres de familia. Mi Palabra ha vibrado en vuestra Conciencia y sabéis cuán grande es vuestra Responsabilidad. El peso de la cruz, ha sido grave. Sí, Mis hijos, habéis traído a esta tierra a los nuevos Herederos, a las futuras generaciones y habéis alcanzado a Comprender que con haberlos traído al mundo, no habéis terminado de Cumplir.
32. La Ley del Padre, fue dada a los primeros moradores de esta tierra, ¡créalo el hombre o no lo crea! Y hoy, en la Tercera Era, viene Cristo, encuentra la humanidad Evolucionada, encuentra al espíritu de los hombres en su Tercera altura de Luz y nuevamente les dice: ¡Creced y multiplicaos!... Pero hoy no solamente creced y multiplicaos en carne; sino en Virtudes, en Amor, en Espiritualidad, porque esa es la Ley desde el principio hasta el fin; para que vosotros podáis estar satisfechos de vuestras obras y llegar ante el Padre para decirle: -Padre, aquí está nuestro Cumplimiento corporal y Espiritual. …
33. Se acerca el año1950, ¡oh, padres de familia! ¿Qué vais a hacer después de ese instante con vuestros hijos? ¿Adónde estará el Maestro, que les pueda Enseñar? ¿Adónde estará el Maestro que les pueda Guiar Espiritualmente por la Senda del Amor, por la Senda Salvadora? ¿Adónde los congregaréis en el día dedicado para el descanso corporal y para la Práctica Espiritual? ¿Qué podréis hacer por ellos para Salvarlos de las tentaciones, de los abismos, de las acechanzas? ¿Acaso vais a contemplar estas casas, deshabitadas? ¿Acaso vais a creer que Mi Presencia Divina ya no es con la congregación en estos Recintos, después de Mi Partida? ¿Acaso vais a volver la espalda a Mis Santuarios y os vais a alejar? ¿Vais a penetrar en la frialdad, en el hastío y en el olvido, o vais a caer con los vuestros en otro camino, en otras sectas y vais a caminar avanzando hacia atrás?...
34. De Cierto, os digo: Estos Lugares no desaparecerán…, estos Lugares, serán sitios consagrados a Mi Enseñanza, Bendecidos por Mi Divinidad, por vuestra presencia y Espiritualidad; para que las reuniones de vuestros corazones, sean por siempre aquí; para que todos reunidos y congregados, podáis escuchar la Lectura de Mis Palabras, de mis lecciones, de Mis Cátedras Divinas; para que podáis escuchar el Análisis que Mi Mundo Espiritual de Luz dio, también a Mis Divinas Cátedras, a Mis Frases, a Mis Inspiraciones; para que con estas Cátedras, vosotros siempre podáis vivir y siempre podáis Guiar a los vuestros, los Videntes contemplarán Mi Presencia, todos sentirán Mi Presencia, Mi Fuerza Divina y Mi Bálsamo que como un rocío de Gracia caerá sobre todos.
35. Los enfermos, los hambrientos y sedientos de Justicia, los pecadores, los obstinados, los encadenados por los vicios, los abandonados, todos, en Verdad, os digo: Al penetrar en vuestra Congregación, en vuestra reunión Bendita, sentirán la Fuerza y la Presencia de algo Grandioso, de algo Sobrenatural, de algo Divino; y ellos aprenderán a Orar, aprenderán a Comunicarse de espíritu a Espíritu y darán Testimonio como vosotros, en Verdad.
36. Mas, la Unificación que os vengo pidiendo ahora, no se romperá después; cada día será mayor y todos con Obediencia y Sumisión a los Mandatos que el Padre os dejó como Herencia, como Legado Divino; Trabajaréis dentro de la Ley, dentro del Amor, dentro de la Espiritualidad; y los varones, las mujeres, los ancianos y los niños todos sabrán Trabajar, todos sabrán Sanar al enfermo, Consolar al triste, Ayudar a todo aquél que necesite Ayuda Espiritual; todos sabrán Sembrar la Paz por los caminos, destruir las guerras y las discordias; todos sabrán Sembrar la Bendición en los caminos, las comarcas, los mares y los valles; y entonces, os levantaréis por todos los lugares de la Tierra, aparentemente movidos por causas materiales; pero en el fondo, Reconociendo siempre que es Mi Voluntad la que os Guía, la que os levanta, la que os sorprende en el Sendero, para llevar el Pan, la Buena Nueva y el Sustento Espiritual a los hombres.
37. Por eso, cada vez más os vengo Dotando de Potestad y os vengo pidiendo también la práctica de esa Potestad, para que os vayáis Reconociendo a vosotros mismos, para que vosotros mismos vayáis teniendo el Testimonio de que Yo os he entregado una Verdad; y no cuando Mi Ausencia sea entre vosotros, contempléis vuestras manos vacías, vuestro corazón vacío, vuestra mente conservando una que otra de Mis Divinas Palabras; y entonces, la cobardía, la falta de Fe, el recelo ante la humanidad y el temor invada vuestro corazón y espíritu; y caigáis entonces, en el letargo y la rutina.
38. ¡No, porción de Mi Pueblo Amado!... Ese tiempo no os sorprenderá, ni a los postreros, mucho menos a los primeros; será tiempo de Gracia, la Iniciación del tiempo de Gracia entre vosotros mismos, el primer Paso hacia la Verdadera Espiritualidad, cuando ya vosotros no tengáis necesidad de las cosas materiales para verme, para Creerme o para Sentirme, para Adorarme o rendirme Culto; sino entonces, ya despojados de todo fanatismo, de toda idolatría y mixtificación, de toda práctica innecesaria a vuestro espíritu, podáis levantaros Sencillos y Limpios, entregando solamente Mi Enseñanza en Pensamiento, en Palabra y en obra; ved que vosotros, tenéis que ser el Ejemplo, de todo Israel.
39. El Recinto del Mediodía y el Recinto La Fe, desde un principio han sido puestos como un Ejemplo, como un Manantial de Fuerza y Enseñanza, de Vida y de Bálsamo, de Simiente y de Aguas Cristalinas para toda la humanidad; y hoy, más que nunca, tendréis que dar ejemplo. No solamente los Guías, los Labriegos, el mismo Pueblo, esa multitud que se congrega tan solo para oír y escuchar Mi Palabra, ellos también tienen que dar Ejemplo de Espiritualidad, de Respeto, de Recogimiento, de Unificación, de Obediencia, Ejemplo de Acatamiento a Mis Mandatos Divinos, Ejemplo de Moral y Virtud en su Camino, Ejemplo de Sinceridad, de Hospitalidad, de Ternura, de Caridad y Caricia para todos por igual, Ejemplo de Elevación de espíritu.
40. Ésa es vuestra Misión, Mi Pueblo. Desde el primero hasta el postrero de los Recintos del Mediodía y La Fe, hoy más que nunca ligados deben encontrarse, a entregar el Buen Ejemplo; porque día tras día, Estoy haciendo el Llamado a los Guías de multitudes, a los Pedestales, Facultades, Piedras Fundamentales y a todos los Componentes de Mis Recintos, para que puedan acercarse a estas Fuentes a beber las Aguas Cristalinas de Ellas; para que con éstas, puedan dar vida y riego a aquellas sus Parcelas, a sus Campos y a sus Viñedos; y cuando la Hora Suprema llegue para todo Israel, todos podáis entregar Un Solo Fruto al Padre; y ese Fruto, que sea de Pureza, de Verdad y de Amor; que el Padre, no pueda contemplar una mancha, un defecto en ese fruto, porque el Padre, recibirlo no podrá.
41. Pero aún es tiempo de que deis el Ejemplo, aún es tiempo de que Depuréis vuestros frutos, vuestra simiente, vuestras Prácticas para que de este modo deis el Buen Ejemplo a los demás, que no levantéis vuestra planta haciendo alarde de Perfección, de Pureza, de Triunfo, porque estáis muy lejos todavía del Triunfo, porque no estáis caminando al compás de Mi Palabra, vais con paso demasiado lento y la Enseñanza del Padre, marcha, en Verdad, con paso Firme día tras día; y vosotros, no queréis salir del estancamiento, no queréis dejar atrás las costumbres superfluas; queréis todavía alimentaros de rutina, de estacionamiento y letargo, cuando los tiempos ya no lo permiten, cuando los tiempos y los elementos, el dolor y la guerra, los conflictos y el caos, os dicen a cada instante: “¡Despertad! ¡Levantaos! ¡Trabajad!”…
42. Limpio os veo, por dentro y por fuera de vuestro corazón; y dejad que éste se llene con ese Licor, con ese Vino que es la Sangre del Maestro, para que se desborde en Vida, en Verdad y en Esencia, en todos vuestros hermanos.
43. Sí, Mi Pueblo Amado, ¡Despertad y Levantaos!... Estudiad Mi Dulce Palabra y encontraréis en el fondo de Ella: Mi Caridad y Mi Amor infinitos.
44. Dejad que Mi Palabra, llegue a vuestro corazón; y sentiréis que esa Palabra, viene solamente de un Padre, no de un juez; viene de un Padre, que os Ama, que os busca, que os Corrige y extiende la Mano a cada instante para daros la Salvación, que os Levanta cuando tropezáis, que os Sana cuando os habéis herido.
45. Ni siquiera he venido en este día de Gracia a Ordenaros algo, no he venido a Mandaros algo; solamente he venido a daros la Caricia, a daros el Bálsamo, a Iluminaros una vez más el Sendero Recto, para que ni uno de vuestros pasos se desvíe; he venido, a buscar donde está vuestro mal, vuestra dolencia; ya que he venido a escucharos, para encontrar vuestras necesidades, poderos colmar de Beneficios y Allanar vuestro camino; a escuchar vuestras palabras, a recibir vuestra Oración, a hacer que por vuestros Méritos alcancen los vuestros, a haceros Dignos delante de Mi Divinidad.
46. En este día de Gracia, no he venido a entregaros Órdenes y Mandatos, recordad que en alba de Gracia, el Maestro los retuvo y pudo haberos dicho: “Quedo en espera del Cumplimiento de Mis Órdenes para poder entregaros Nuevas.”… Y pudo haber dicho al Cuerpo de Pedestales: “Preparaos y haceos Dignos todos, para que por vuestro conducto pueda entregar Mis Mandatos en el presente año.”…
47. ¿Hasta cuándo podré entregar Mis nuevos Mandatos, Israel?... Cuando, desde el primero hasta el postrero, se levanten a Cumplir, cuando podáis decir al Eterno Padre: -¡Padre, Padre, con Ahínco hemos tratado de Cumplir Tus Mandatos!… Entonces, el Padre se complacerá entre vosotros, abrirá su Arcano Sacrosanto y os entregará lo que retenido en él se ha hallado para Israel, porque lo que Yo he derramado entre vosotros es un átomo Celestial de lo que guardado tengo para vosotros.
48. ¿Por qué no se han derramado todas estas Gracias Divinas, estas Gracias Espirituales entre vosotros?... Por la falta de Obediencia, por la falta de Comprensión y por la falta de Espiritualidad, porque mientras pueda encontrarse manchado vuestra alma y corazón, no podrán ser el asiento de Mis Gracias Divinas.
49. Muchas veces, Yo os he prometido, a cambio de vuestra Unión y Cumplimiento: la Paz del mundo, la Paz de la Nación, la Solución a grandes conflictos y caos que pesan sobre el mundo; y no he podido Cumplir Mi Palabra, porque vosotros no Me habéis Cumplido; y entonces, Me decís: -¡Padre, Padre!, ¿acaso Tu Corazón no se conmueve con tanto dolor?... Sí, Mi Pueblo, tan se Conmueve que en el Segundo Tiempo, a través de Jesús, vine a entregaros Mi vida, Mi Sangre, Mi Palabra y todo para poderos Redimir. ¿Es acaso lo que Me estáis pidiendo, una vez más, Israel? Es que ¿acaso queréis que nuevamente descienda de Mi Solio para hacerme hombre, para dejarme llevar por los hombres con un madero a cuestas hasta la cumbre de la montaña? ¿Queréis contemplar nuevamente, a través de Mis llagas y heridas, hasta el último de Mis huesos? ¿Queréis que la última gota de Mi sangre escape de Mi cuerpo y caiga en la tierra del Calvario, sin que vuestro corazón se abra para recibirlas?...
50. Ese Tiempo, ha pasado, Mi Pueblo; ahora os toca a vosotros, no que derraméis vuestra sangre, no que seáis blasfemado por todo el pueblo y las multitudes, no que hagáis sacrificio corporal entre la humanidad; sino levantaros con Enmienda, con Recogimiento, con Espiritualidad, venciendo vuestras propias pasiones, doblegando la reaciedad de vuestra carne, Unificando vuestra voluntad a Mi Voluntad Divina, Redimiendo vuestro propio hogar, vuestra propia familia, Derramando Paz y Buen Ejemplo en el camino, Practicando la Doctrina del Maestro dentro y fuera del Recinto, como Yo os la he Enseñado, Unificando vuestro corazón a los corazones de aquellos que en Verdad, representan a Mi Divinidad en otros Recintos, Amándoos los unos a los otros; porque si no os Amáis, no sois Mis Discípulos, ni estáis Practicando Mi Enseñanza, en Verdad, y entonces imitáis a los fariseos del Segundo Tiempo.
51. Decís: -¡Padre! ¡Padre!... Pero en vuestro fondo no Me Creéis, no Me Obedecéis, ni Me seguís. No, Mis hijos Amados, que estas palabras no vengan con frecuencia a vuestros oídos ni a vuestro corazón; que ya pueda el Maestro, iniciar entre vosotros: la última Etapa de su Palabra en este Tiempo, con Esencia llena de Ternura, con Esencia llena de Bálsamo, llena de Caricia entre vosotros mismos; pero no de Reclamo ni de Corrección.
52. Mas, qué queréis, si así lo vais pidiendo en el Camino, así lo necesitáis, así el Maestro tiene que llegar entre vosotros, porque no os dejaré manchados, ciegos, ni confundidos. Voy a delatar a vuestra carne y a vuestros actos, delante de vuestra Conciencia; no a los unos delante de los otros, porque Yo Soy el Velo que en Verdad, os Defiende de vuestros enemigos y jueces; pero que todos vuestros actos los pone al descubierto, delante de vuestra Conciencia; y día tras día así con Mi Palabra, vendré Despertando más y más a vuestro Juez interior, que es vuestra Conciencia, para que ella os Juzgue en medio de la noche y durante el día, para que no os deje reposar ni por un instante; y os recuerde siempre, que todo Discípulo de Cristo, que se dice Espiritualista Trinitario Mariano, en esta Era tiene que levantarse con Fe, con Obediencia, con Ahínco y con Preparación a Cumplirle al Padre, entre sus propios hermanos.
53. ¿Israel, Me habéis comprendido?... Ved cómo Yo os Defiendo de las acechanzas y del frío. Ved cómo Yo Incansablemente, os Estoy hablando de Mi Partida; así como en el Segundo Tiempo, pude hacerlo con Mis Apóstoles.
54. Encontrábase el Maestro, rodeado de sus Discípulos en aquel Segundo Tiempo, todos ellos, menos uno; eran mayores de edad que el Maestro; los unos podían encontrarse en la edad madura; y los otros ya en la ancianidad. Solía haber un pequeño, menor que el Maestro, que era Juan; y el Maestro, les hablaba de su próxima Partida, y aquellos hombres podían preguntarse a sí mismos: ¿Cómo es que habla de partir, si nosotros estamos más próximos que Él, al final? ¿Cómo es que a cada instante, Él nos está entregando su despedida, si es más joven que nosotros?...
Y es que el Maestro les hablaba, en sentido figurado, de su muerte próxima, y ellos no alcanzaban a Comprender cómo Aquel hombre Todo Vida, Todo Salud, Todo Amor y Fortaleza podía morir para el mundo.
55. Mis Discípulos, no alcanzaban a concebir, que Aquél que vino del Padre, pudiera también morir; y por instantes se confundían; pero el Maestro, seguía hablando de su Partida, seguía dando su adiós, seguía haciendo que aquellos corazones se familiarizaran con su Partida de Él, para que Comprendieran que tenían que aprovechar el Tiempo, que tenían que llenarse de Amor y Espiritualizarse, que tenían que Almacenar en lo más profundo de sus corazones, toda aquella Simiente Preciosa que era la Única Herencia que les estaba confiando para después de su Partida.
56. Y ellos, le decían: -Maestro, si alguien quisiere levantar su mano para darte muerte, no lo permitiríamos, ningún puño se interpondría ante nosotros. … Mas, el Maestro, les decía: Lo que Escrito está, tendrá que Ser; y la Voluntad del Padre, se Consumará; pues antes pasarían el sol y la Tierra que no se Cumplirse la Palabra del Padre. … Doblaban su cabeza entristecidos, y pensaban: -¿Qué haremos después de que Él, ya no se encuentre entre nosotros?... ¿Cómo podremos nosotros luchar entre la humanidad, como Él lo ha hecho?... ¿Cómo podremos darle la Vista al ciego, Limpiar al leproso y Convertir a los varones y mujeres pecadores?... ¿Cómo podremos Resucitar al muerto, como Él lo ha hecho y hablar incansablemente con esa Pureza y Perfección con que Él se ha Manifestado?... ¿Qué haremos después de su Partida?...
57. Y Él, les decía: Vosotros quedaréis en Mi Lugar, vosotros seréis como ovejas entre lobos; pero si creéis en Mí y estáis siempre en el Camino que Yo os he trazado, no pereceréis jamás. Esto a ellos, les daba Ánimo y así se afirmaban con el Propósito de no salir jamás de aquel Camino de Amor, trazado por aquella Palabra; hasta que el instante se aproximó y entonces ellos, pudieron contemplar cómo el pueblo se emocionaba, cómo el pueblo se levantaba; los unos victoreando al Maestro, los otros desconfiando de Él y los otros levantándose en Conspiración y Persecución; se amedrentaban los corazones de aquellos Discípulos del Maestro; y entonces, flaqueando por momentos su Confianza y su Fe, miraron al Maestro, como a un hombre; y para sí mismos, decían: ¿Por qué con su Santo Poder, no detiene el avance de esa plebe?... ¿Por qué el Maestro, con su Santo Poder, no hace callar las bocas de los hombres; Él, que hace callar las bocas de aquellos poseídos por espíritus inmundos?...
58. Mas, cuando en el Huerto de los Olivos, le contemplaron Orar y sudar sangre, pudieron decir: -¿Cómo es posible que el Hombre-Dios, que el Maestro, el Enviado del Eterno Padre, pueda amedrentarse delante de los hombres que le persiguen y prestos están para prenderlo?...
59. Y más tarde, cuando Él cayó víctima del dolor, cuando todos los pecados del mundo cayeron sobre el Cordero Inmolado; entonces, los apóstoles, pudieron preguntarse: -Maestro, ¿por qué te has dejado aprehender como cualquier malhechor, si en Ti no hay pecado alguno, ni causa que perseguir?... ¿Por qué te has dejado aprehender?... Y fue el instante en que ellos, también se dispersaron, pues pensaron que si Él, habiendo hecho obras Piadosas, lo aprendieron. ¡Qué suerte podrían correr ellos, entre las pasiones desatadas de los hombres?... Y se ocultaron, pero el Maestro seguía dando su Enseñanza.
60. No era solamente Dios, había querido ser también hombre y como la representación del hijo del hombre, también vine a dar Mi Ejemplo de Perfección entre los hombres, quería sentir el dolor no solamente Divino; sino humano, quería sentir todas las angustias de los hombres, toda la soledad, quería recibir en ese cuerpo Bendito todas las ingratitudes, todas las blasfemias para poder, entonces entregar la última de sus Páginas de aquel Segundo Testamento.
61. Llegó la última hora, el último instante del Maestro; y desde lo alto de aquel ensangrentado madero, buscó con sus Ojos Benditos a sus Discípulos, a aquellos hombres que habían vivido en Él, aquellos que lo habían Amado, aquellos que lo habían acompañado atravesando los caminos, penetrando en las aldeas, en las provincias, en las comarcas y en las ciudades, a aquellos varones que por tres años habían estado cerca de su Regazo y Corazón, y no los encontró.
62. En el último momento sus ojos corporales, no los pudieron contemplar, se habían ocultado ante la ira, ante la ceguedad de las turbas, se habían ocultado en el confín; solamente Juan, el más pequeño, era el que estaba en Unión de la Madre del Maestro; y a él, pudo entregar sus últimos Mensajes para los Apóstoles y para todo el género humano, dejo al Discípulos en Representación de toda la Humanidad y a su Madre, como Madre Espiritual y Divina de todo el género humano.
63. Después, vino la Comprensión, después solamente vibró el Espíritu Santo, cuando solos podían encontrarse los Discípulos, guardando luto a la Divinidad, como si de entre ellos hubiera partido un hombre; sollozando a cada instante, unidos todos en el llanto, en la ausencia, en el dolor, buscando el Consuelo de aquella Madre que trajo al mundo al Unigénito Amado.
64. Así dejaban pasar los días y las noches: No había Consuelo para sus corazones, no había con qué llenar el infinito vacío que el Maestro Amado había dejado en ellos mismos. … Y he aquí, que el Maestro en carne aparente, su Esencia Divina se hizo visible a los ojos de sus Discípulos. Visitó a la Madre, visitó a una de las tantas mujeres y ellas dieron Testimonio y los apóstoles dudaron; mas el Maestro, quería dar Testimonio: de que después de su Partida, Él seguía Espiritualmente con ellos, Reanimándoles, Levantándoles a la Lucha, porque ellos habían quedado en el lugar del Maestro.
65. Sin embargo, los Discípulos dormían en su letargo, entregados al luto, al dolor, a la soledad. No podían Comprender que tenían que levantarse; y así, se reunían en un sitio, en el otro, en el otro, lejos de las miradas de los judíos, lejos de las miradas de la turba, por temor a ser tomados, también cuales prisioneros.
66. Encontrábanse los apóstoles reunidos en una choza humilde, no estaba Tomás entre ellos; y cuando aquellos Discípulos, podían encontrarse entregados a los recuerdos a puertas cerradas; a través de la choza, atravesó la figura de Jesús, y pudo haberles dicho: “Mi Paz, sea con vosotros”…
67. Sorprendidos se levantaron los Discípulos, al reconocer el eco, el acento de aquella Voz Única para ellos, en Verdad; y postrándose ante la aparición del Maestro, lloraron y de Él, sintieron la Fuerza. El Maestro dio Testimonio de Sí Mismo, de que Él estaba con los suyos y con su Presencia les reanimaba.
68. Ausentóse la figura del Maestro, y los Apóstoles llenos de Alegría y Confortación, esperaron la Llegada de Tomás. Cuando él llegó, le comunicaron la Buena Nueva; y Tomás se burlo, se mofó y dijo que eso era imposible, ya que el Maestro había muerto, que todos daban testimonio de que su Sangre había caído en el polvo de la tierra, que su cuerpo lacerado y traspasado, también había sido en el madero de la cruz, que había sido introducido a las entrañas de la tierra, como todo mortal; y era imposible, que con ellos, hubiese estado.
69. Así hablaba Tomás; y la choza, a puerta cerrada podía encontrarse, cuando el Maestro nuevamente pudo decirles: “Mi Paz, sea con vosotros”. Y Tomás, entonces lleno de pavor primero, lleno de Arrepentimiento después, pudo contemplar en figura la carne aparente del Maestro; pero la duda seguía atormentando su corazón, era el Discípulo materializado, era el Discípulo que no había alcanzado a Comprender las Gracias del Alma, las Gracias del espíritu, las Gracias de la Vida Eterna y pudo decirle el Maestro: Tomás, acercaos, hundid vuestros dedos en Mi Llaga. … Y Tomás los hundió y pudo contemplar a través de aquella herida, de aquella profunda llega que manaba sangre Espiritual: la Tierra Prometida…, y entonces, el Maestro, contempló cómo Tomás, ante sus Pies, lloró lleno de dolor y Arrepentimiento y decía: -¡Maestro!, ¡Maestro, Eres Tú!...
-Sí, Tomás, Confesáis que Soy Yo, porque habéis visto; y como habéis visto, habéis creído. … ¡Bienaventurados aquellos que sin ver, han creído!...
70. Así estáis vosotros, Mi Pueblo. Yo os Estoy Anunciando a cada instante Mi Partida, os Estoy desmaterializando, os estoy Depurando en espíritu y en materia a cada momento, para que no seáis después los materializados, los idólatras, los ignorantes, los confundidos; sino que seáis los Discípulos Espiritualizados del Tercer Tiempo, los Verdaderos Discípulos del Espíritu Santo, para que cuando llegue la hora de Mi Partida, entonces no digáis: ¡Maestro, Maestro! ¿Cómo es posible que nos dejes?... ¿Cómo nos dejas entre esta humanidad llena de odio, de guerras, de rencores y de perversidad?... ¿Cómo te apartas de nosotros, si Tú Eres nuestro único Bien y Salvación?...
71. ¡No, Pueblo!... No quiere el Padre que en ese instante, vayáis a exclamar esto delante del mundo, delante de la humanidad, porque habrá representantes de las naciones, habrá representantes de las sectas y religiones. ¡Créalo el hombre o no lo crea!...
72. En el momento final de Mi Partida, no quiero que el mundo contemple en este Tercer Tiempo, de unos, la ida; de los otros, el mesar de cabellos y el crujir de dientes. No quiero que vuestros labios, en ese instante, exclamaciones de desesperación. No quiero que vayáis a gritar: ¿Por qué te vas?... ¿Por qué nos dejas?... Quiero recibir de vosotros, en el momento Final de la partida de Mi Palabra en esta forma: El Recogimiento, el Silencio, la Serenidad, la Espiritualidad, la Verdadera Comprensión entre vosotros, de que Yo no Me he ausentado, de que Yo no he partido de entre vosotros; sino que sigo estando Espiritualmente muy cerca de Mis Discípulos, de Mis hijos Amados…, como en el Segundo Tiempo, Testimonio de ello os di.
73. Yo he dicho: Todo ojo pecador y no pecador Me Contemplará… pero Analizad estas palabras, que son dadas en sentido figurado. No todos los ojos Me contemplarán en la imagen de Jesús, después del año 1950. Los unos Me sentirán en su corazón, los otros en su propio Entendimiento, los otros en las Maravillas que haga en su camino, los otros en la Oración, los otros en las pruebas; y no será menester los ojos corporales ni la Vista Espiritual, para Contemplarme; sino vuestros Sentidos Espirituales y sentidos corporales: La parte más Espiritual de vuestra Conciencia, ella sea la que Me Mire, ella sea la que Me sienta, ella sea la que Me Palpe en Espíritu y en Verdad.
74. ¡Oh, Israel Amado! Y así, entonces, no haya luto en vuestro corazón, ni exista el vacío, la soledad, la congoja, ni los sollozos; sino que desde ese instante podáis Prepararos más que nunca; así como lo hacéis vosotros, con vuestro seres queridos, cuando vuestros padres materiales penetran en la agonía, cuando vosotros contempláis que vuestro padre o madre está entregando sus últimas palabras, está dirigiendo sus últimas miradas a sus pequeños, está dando sus últimos alientos; y entonces, todos los hijos, en un abrazo estrecho, pugnan por reunir sus fuerzas para suplir las de aquel corazón Amado que está partiendo ya.
75. Así, a imitación de estas vicisitudes, en el momento de Mi Partida a través del entendimiento humano, todos deis el último Paso a la Verdadera Unificación, a la de Amor de los unos hacia los otros, para que entonces, Todos reuniendo vuestras Fuerzas Espirituales y corporales forméis Un solo Cuerpo y Una sola Voluntad y con esa Fortaleza supláis la que el Padre os daba, con la de su Presencia en Palabra, para que con esa Fuerza corporal y Espiritual podáis, en ese instante, Vencer toda negligencia, todo estacionamiento; y desde ese momento, deis el Paso con Firmeza entre la humanidad; que si vosotros estáis Unidos y Firmes, ¡ay!, ¡ay de Universo y del eje del mismo planeta, porque hasta él mismo, se conmoverá! los elementos reconocerán vuestra Unificación, las naciones la Sentirán, también y habrá grandes señales en el cielo y en la Tierra, en Verdad, Mi Pueblo.
76. Por eso, desde ahora os voy Unificando en Pensamiento, en Trabajos, en Palabra y en Enmienda, en todo Mis hijos muy Amados; para que cuando ese instante llegue, que es muy próximo, la Familia de Dios en los Tres Tiempos, pueda decir: ¡Al fin, Padre Amado, nos hemos Unido!...
77. Ésta ha sido Mi Cátedra de esta alba de Gracia, ésta ha sido Mi Palabra de Amor y de Enseñanza. Una Perpetua Caricia. Desde el principio hasta el final, os he dado Mi Caricia, Mi Bálsamo, Mi Consuelo, Mi Fortaleza; desde a vuestros Guías hasta al Postrero, todos habéis recibido la Caricia del Padre. Mandato y Órdenes, hoy no he entregado, porque retenidos se encuentran; pero os he venido a Reanimar desde a los primeros hasta a los últimos, al Cumplimiento de estas Órdenes, al Cumplimiento de los Grandes Mandatos que el Eterno Padre y vuestro Maestro, como Verbo Divino, os he entregado y que pesan sobre la Conciencia de cada uno de vosotros.
(El Divino Maestro se dirige a los Postreros:)
78. En este instante, Postreros, ¡oh!, hijos Benditos, que por vez primera habéis venido al Recinto La Fe, voy a entregaros unas cortas palabras de Bienvenida, de Caricia, de Purificación, de Amor, de Consuelo y de Beneficio Espiritual y corporal, también.
79. Vosotros, Pueblo, Regocijaos en el fondo de vuestro corazón, recibid a los que por vez primera han venido a Mi Recinto Bendito.
(El Pueblo da la bienvenida a los postreros)
80. Hace tiempo que os esperaba, porque hace muchos años Mi Palabra vibrando está entre los hombres; y hasta ahora, que está próxima Mi Partida, vais llegando vosotros; pero es tiempo aún, en Verdad, os digo; y los Mejores Frutos, Cultivados por Mi Pueblo de Israel, los recibirán los Postreros; los Frutos más depurados, mejor cultivados, con mejor sabor y color, serán con los que se Alimentarán los últimos corazones que lleguen ante Mi Obra Bendita. Así vosotros vais llegando y escucháis esta Palabra, que es Terminante, que es Justicia y de Amor, y decís: ¿Por qué se le habla así a la humanidad?...
81. Yo os digo: Esta Palabra viene de Cristo, de Aquél que estuvo en aquel tiempo Encarnado entre vosotros. ¿Y acaso vosotros ignorabais cuál finalidad persiguió Cristo, en aquel tiempo? No lo ignoráis, sabéis que Él, en cuerpo de Jesús, os dio su Palabra y su Sangre, para Redención de los hombres; y en este Tercer Tiempo os vengo a decir: Esta Mi Palabra, que os entrego a través del entendimiento humano, es también para Redención del mundo. …
82. Primero, Estoy Salvando a este Pueblo; primero, lo Estoy Rescatando de las tempestades del mar negro, para que él pueda acercarse más y más a la Verdad; y tomando de Ella misma, pueda después Libertar a los náufragos; porque he hecho penetrar a este Pueblo de Israel, en una Barca de Salvación, no para que él solamente a Salvo se encuentre; sino para que él, Salve a sus propios hermanos.
¿No veis cómo Mi Pueblo, os ha tendido su mano, ha abierto sus labios y os ha invitado a venir?... ¿Por qué?... Porque os ha considerado náufragos; y él, os ha Salvado; él, os ha hecho penetrar en la Barca y os ha traído al Puerto de Salvación.
83. Si vuestro espíritu, lo Reconoce, ¡Bienaventurado seáis! Si no: Volveréis nuevamente entre las aguas del mar, que en continua tempestad puede encontrarse; pero Yo os digo: Yo os entrego, en este instante, una Luz para que en la mitad de la noche, en la tempestad esa Luz pueda descubriros, a lo lejos: las Tierras de Paz, de Salvación, para que podáis; entonces, una vez más: Venir, acercaros hacia esta Fuente, hacia esta Palabra que os ha dado la Bienvenida con tanto Amor en esta alba Bendita de Gracia. …
83. Postreros de Mi Divinidad, que escuchando estáis Mi Palabra en sentido figurado: Serán los corazones los que os den el Claro Análisis, será Mi Mundo Espiritual de Luz el que os explique grandes Lecciones que hoy no llegáis a Comprender; pero el Maestro, os dice: Todo lo que en vuestro corazón Me estáis pidiendo, está en el Hueco de Mi Mano. … Yo os Prometo, en Verdad, dejaros Complacidos, Yo os Prometo entregaros Mi Caridad y Beneficios; mas en Verdad, no es una falsa promesa, ni os entrego esta promesa con el fin de seduciros, ni tampoco os voy a entregar Mis Beneficios a cambio de algo de lo vuestro, porque Mi Obra nada de lo que vosotros poseéis necesita.
84. Solamente os voy a entregar el Bálsamo, el Consuelo, la Fuerza para luchar, los Conocimientos de la Verdad, la Senda de Luz, para que vosotros podáis penetrar en Ella misma y Levantaros Fuertes, como hijos de Dios. Os entrego una Llave invisible, Mi Paz y Mis Bendiciones en Mi Nombre que Soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.
(El Divino Maestro, después de una boda, se dirige nuevamente al Pueblo:)
85. He aquí, Pueblo Amado, habéis palpado cómo una vez más, vuestro Maestro une dos corazones, une dos vidas; para que así, Amándose entre sí, puedan ofrecer al Padre: Los frutos agradables. … Vosotros habéis elevado vuestro espíritu en este instante, y cuánta Gracia, cuánta Dadiva Me habéis pedido. De Cierto, os digo: De ellas, sean derramadas como un Rocío de Gracia, en espíritu y en Verdad.
86. Una vez más, he estado entre Mi Pueblo. ¡Preparaos! ¡Velad y Orad! ¡Oh, Israel Bendito, por la humanidad! … Preparaos más y más en vuestra Intuición, para que así, vosotros, podáis conocer el momento que estáis viviendo.
87. Este instante trascendental, en que el hombre no sabe lo que quiere, ni sabe lo que espera; en que el hombre mide sus fuerzas con el hombre y encuentra en sí mismo solamente la flaqueza y no encuentra en el fondo de sí mismo, la Fuerza necesaria para lanzarse en contra del hombre. ¡Dadle la mano con vuestra Oración, Pueblo!
¡Venced a la influencia de las tinieblas! ¡Venced a la influencia de la guerra con vuestra Oración y vuestra Paz!
88. Pero, ¡Velad, siempre! ¡Orad, siempre! Ya es tiempo de que os olvidéis de vosotros mismos. Ya es tiempo de que consideréis vuestros dolores muy pequeños, en comparación con los grandes conflictos de la humanidad. No dejéis que el dolor, siga carcomiendo la Buena Simiente. No dejéis, que los tiempos pasen; y entonces, todos aquellos a quienes había de Salvar vuestra Oración, sigan pereciendo.
89. ¡Preparaos! ¡Velad y Orad! Que Yo os dejo los cinco minutos de Oración en el instante de terminar Mi Cátedra. En el momento de la Ascensión de Mi Rayo Bendito, penetraréis en cinco minutos de Oración; y Yo, os Complaceré y derramaré Mis Gracias y Bendiciones en todo el Universo.
90. Haré que el Mundo Espiritual de confusión, se acerque entre vosotros; no todos tomarán materia, solamente un corto número está destinado a tomar materia entre vosotros, como Facultades; pero a los otros, Yo les haré penetrar en los Recintos para que escuchen Mi Palabra, para que observen el Trabajo del Mundo Espiritual de Luz.
91. Yo haré que penetren en vuestras congregaciones, para que escuchen y sigan vuestros pasos; para que contemplen vuestra vida y ellos puedan recibir la Luz; y otros, serán Preparados en el Mundo Espiritual, en aquel gran Valle, y no tendrán más acceso en este mundo material; pero vosotros estad siempre en Buena Preparación, para que ellos, puedan alcanzar. Ellos os escudriñan, os contemplan y esperan la Luz de vosotros. No esperéis que ellos os venzan y os confundan, ¡no, Israel!, porque la Luz, siempre vencerá a las tinieblas, porque ésta es Mi Voluntad.
92. Derramo Mi Paz, derramo en este instante el Bálsamo con Mi Potestad en las aguas, para que con esta agua hagáis Prodigios entre la humanidad, en Mi Nombre, Israel Bendito; pero el Maestro, os dice: No serán las cantidades de agua que Me presentáis para su Preparación, sino la Preparación de vosotros mismos, con la cual podréis hacer grandes Prodigios, ya que con una sola gota de esas aguas Preparadas bastará, si vosotros, estáis Preparados.
93. En todo el Universo, derramo en este instante Mi Caricia, Mi Perdón y Mi Bendición; y durante vuestros cinco minutos de Oración, Pueblo Amado, el Maestro, la Madre Universal y el Mundo Espiritual de Luz y vuestros espíritus, derramaremos la Caridad y la Paz en Todo ser necesitado, porque ésta es Mi Voluntad. ¡Adiós, Pueblo Amado, que la Luz de Mi Espíritu Santo, quede una vez más en vosotros!...
¡Mi Paz, sea con vosotros!

manzanares
Mensajes: 157
Registrado: Lun Feb 02, 2009 7:30 pm

Re: Primero y Segundo Mensajes para el Pueblo Espiritualista

Mensaje por manzanares » Sab Oct 03, 2009 5:52 pm

ESTA CATEDRA ES TOTALMENTE FALSA YA QUE EL PADRE NUNCA DECIA LAS FECHAS EN NINGUNA DE SUS CATEDRAS QUE CASUALIDAD QUE EN ESTA DA EL DIA EL MES Y EL AÑO. DON RAFAEL ESTA MINTIENDO Y ESO NO SE VALE. EL PADRE NUNCA DA FECHAS DE NADA YA QUE EN EL MUNDO ESPIRITUAL DE LUZ NO ESTAN SUJETOS AL TIEMPO TERRESTRE DE LOS HUMANOS. ASI QUE PONGASE MUY VIVOS. EL QUE TENGA OJOS PARA VER QUE VEA, OIDOS PARA ECUCHAR QUE ESCUCHE

SALUDOS

DonRafadeAcapulco
Mensajes: 662
Registrado: Lun Jul 07, 2008 11:26 pm
Contactar:

Re: En respuesta a la acusación del Hermano Manzanares

Mensaje por DonRafadeAcapulco » Dom Oct 04, 2009 2:11 pm

Amado hermano, Daniel Manzanares:

¡Más que indignación, su Refutamiento o Acusación hacia mi persona y a lo por mí aportado, me causó una hilaridad incontenible debido a su exagerado infantilismo y a su falta de Análisis, Meditación y observación de su parte, a todo lo por mí aportado a este Foro!...

¡Ah… Mi ofuscado y muy apasionado hermano!... Me parece, según mi deducción, que está Usted levantándome un Juicio impensado y muy a la ligera, sin Analizar ni Meditar y mucho menos Observar a profundidad en todo el contexto de lo por mi escrito y de muy Amorosa voluntad, Humildemente aportado por mí, a este aún Encomiable Foro Espiritualista; y si pensada y humanamente, no ha procedido de esa manera en su Juicio hacia mi persona; muchísimo menos lo haría a la Luz de su Propia Conciencia, que es donde más se Comunica Dios a todos sus hijos; puesto que pareciese ser, que la tiene un poco opacada u obscurecida con sus confusos y contrariados condicionamientos mentales recibidos, ya que si lo hubiese hecho Verdaderamente bajo los Destellos de esa Divina Luz y de acuerdo a los Dictados de la Ley de Dios manifestados en sus 22 Preceptos por conducto del espíritu de Elías, entregados por conducto del hijo del hombre, no lo hubiese ni pensado y jamás se hubiese atrevido a realizar ninguna Acusación Ostensiva evidenciándose al estar expresándose mal de mi persona y de casi la totalidad de lo por mi Aportado, ya que es un acto injurioso cometido por Usted, ¡obvio!... Muy denostante ante Usted mismo y ante los demás; y también reprobable, ante la Enseñanza de Nuestro Padre Celestial.

Sin embargo, Comprendemos plenamente, que todo reo en Acusación, tiene el Bendito Derecho a que se le demuestren sus faltas a la Ley, sus delitos o sus ilícitos cometidos; es por ello no debemos Señalar ostensiblemente a ninguno y mucho menos hacerlo a la ligera y sin tener Datos Fidedignos ni Argumentos Irrefutables sostenidos en bases sólidas y firmes que Respalden nuestra acusación; para que de esa manera, ya más Sensata, se nos pudiera Reconocer la Veracidad de nuestro señalamiento y así se nos conceda la Razón a la Realidad expuesta por nosotros en tal señalamiento.

¡Acaso no Observo todos los Saludos de Cristo, El Verbo Divino, sea comunicado como Padre o Maestro, contenidos en la mayoría de las Cátedras aportadas por mí a este Foro? Si se toma la molestia de releer y observar todos mis Aportes, se dará cuenta que El Verbo Divino, mencionaba la Fecha de cada Día de Gracia, de cada Mes y Año en que desde la altura de la escala de Jacob, se Comunicaba a su Autentico Pueblo Elegido de ese pasado Tercer Tiempo de comunicación Divina por conducto del cerebro a través del entendimiento humano de sus Elegidos como Pedestales o Instrumentos humanos; y no por creerle y complacerle en sus caprichos mentales, voy a rechazar (debido a estar Fechados por el Maestro de maestros) los casi 1600 Mensajes Divinos de copias de Originales datadas de antes del año 1950 que han sido conseguidos y aportados a nuestro Grupo de Estudiantes de sus Tres Legados Divinos existente en Acapulco Guerrero.

¡Acaso en su temeridad e insensatez hacia Dios, se atrevería a sostener insistiendo aún, el que Todas esas casi 1600 Cátedras -con que contamos en nuestro archivos- son falsas, debido a estar Fechadas en su Saludo por el Verbo Divino, cual Padre o Maestro, durante su pasada Tercera Comunicación Divina?...

Medite muy bien en todas y cada una de sus palabras, que expresa como acusaciones; y Reflexione Correctamente, no sea que por sus faltas ante la Ley de Dios, se esté haciendo de una Causa más grade de lo que después, no pueda sobrellevar consigo mismo, a la hora que tenga que ajustar cuentas ante Nuestro Padre Celestial.

Amado hermano, le Amonesto Amorosamente y nuevamente le recuerdo e Insisto en lo siguiente:

Recuerde y medite muy bien, en que: La intención del Autentico Espiritualista, no debe ser, la de buscar el llamar la atención hacia sí mismo para ser Reconocido en sus Conocimientos o en su Saber; sino la de ubicar a todos sus hermanos -que se Afinen a él y le escuchen- hacia la Verdadera Sabiduría contenida en el Mensaje Divino de nuestro Padre Celestial; ya que, Cristo, su Verbo Divino, es el Único Maestro Perfecto Excelso y Divino Existente en Todo el Universo Infinito.

Y ¡Ay!... ¡Ay de aquel! que con torcidas o turbias intenciones, trate de distorsionar la Verdad de la Esencia y Sentido o del Fundamento e Intención Principal, de todos los Mensajes entregados en las Lecciones dadas por el Verbo Divino para ser entregadas a todos sus hijos muy Amados de este Mundo; puesto que: ¡más le valiera, no haber nacido ni se enterado de su Obra Divina!... ya que la Gran Causa que se produciría a sí mismo, sería casi imposible de soportar y le conllevaría a tener durante su confusa existencia, grandes penas y sufrimientos.

Recinto: "La Fe"
Cátedra del Divino Maestro
Domingo 8 de Febrero del Año 1948
Párrafo:
30. No debéis entregar la Palabra Limpia con vuestros labios y desmentirla con vuestros hechos. Todo aquél que se levante con su cruz a seguirme, tiene que entregar Verdad con todo su Ser, hasta donde le sea posible, hasta donde la Fuerza y Potencia de su espíritu y carne se lo permitan. Verdad, siempre Verdad y cuando no podáis entregarla; entonces ocultaos en el confín, hasta que nuevamente la Preparación sea entre vosotros; y podáis, a la Luz del mediodía, entregar Mi Dulce y Santa Enseñanza.

Yo le Bendigo, Amado Hermano; y le sugiero Sinceramente, que ya entre en un momento de Silencio, de Calma y Quietud en profunda Meditación; y Dedíquese Plenamente al Estudio, para lograr así realizar su propia Superación mental y espiritual. En Primer lugar: Empiece a recabar información Fidedigna y a Escudriñar siempre a la Luz de su Conciencia, todo lo Concerniente a la Obra de Dios y a su Enseñanza… y en Segundo: Prepárese Debidamente y a la Luz de su Conciencia, por medio del Estudio, la Meditación y el Análisis, de sus Tres Testamentos Divinos…, principalmente, hágalo con el Tercero y Postremo Legado Divino que fue ya Entregado a un grupo proveniente de los 144000 Marcados pertenecientes a su Autentico y Verdadero Nuevo Pueblo de Israel Espiritual, durante su Tercer Tiempo -ya pasado- de Comunicación Divina en Palabra humana, hacia su Nuevo Pueblo Elegido y para ser entregado y explicado a toda la humanidad perteneciente a este plano Terrenal.

¡Déjese ya, de estar queriendo ser alumbrado por falsas luces!, que lo único que logrará, será confundirse más y más con todas esas luces aparentes. ¡Despierte ya a la Luz de la Verdad y déjese ya de pretender ser o no creído por los demás o de intentar manipularles! ¡Respete ya la Libertad de acción de cada quien y no pretenda dirigirles obstaculizando su Libertad de Pensar, de Razonar y de Actuar! Y… ¡Empiece ya a lograr su Libertad! ¡Busque su Autentica Libertad por Usted mismo!..., y entonces verá y observará: que muy corto es el tiempo que le queda, si en Verdad, se decide ya Amar sin condiciones a todos sus semejantes, en una autentica Realización y plenitud de espíritu.

Con Amor, Comprensión y Tolerancia, en Pro de la Superación Espiritual del Nuevo Pueblo de Israel y de la Humanidad, dentro de esta Grandiosa Tercera Era de Luz.

Atte.: Su Hermano: Rafael de Acapulco Gro.

DonRafadeAcapulco
Mensajes: 662
Registrado: Lun Jul 07, 2008 11:26 pm
Contactar:

Re: Primero y Segundo Mensajes para el Pueblo Espiritualista

Mensaje por DonRafadeAcapulco » Dom Oct 04, 2009 9:18 pm

Cátedra del Divino Maestro domingo 2 de octubre de 1949

¡Gloria a Dios en las Alturas y Paz en la Tierra a los hombres de Buena Voluntad!... En este día, 2 de octubre de 1949, en que desciende Mi Espíritu Divino de la Escala de Perfección a la de Jacob, para enviar desde Allí Mi Rayo Universal entre vosotros. Yo os Recibo en Representación de los Siete Sellos y de todo el Universo, y una vez más os doy Mi Perdón y Mi Bendición. …
1. De Cierto y Verdad os digo, Pueblo Amado: Mi Espíritu Divino es presente por medio de Mi Rayo Universal, en todas partes, en esta Alba de Gracia que la humanidad consagra al descanso.
2. Yo Me Presento Espiritualmente entre Mis hijos, sin contemplar religiones ni el nombre que ostenta cada una de ellas. Vengo por el llamado que los espíritus Me hacen, atendiendo las súplicas, visitando al enfermo del alma y de la materia, escuchando el clamor de esta humanidad que se encuentra sujeta a Prueba. Yo Me presento en una sola forma para todos Mis hijos: en forma Espiritual, en forma Divina…, pero los hombres, Me buscan bajo diversas formas.
3. Mi Paz es una sola para todos, Mi Luz también, Mi Amor pongo de Manifiesto en la Senda de cada una de las Criaturas humanas. Mi Voz Divina la hago Escuchar en la Conciencia de todos, porque es el Tiempo en que las Voces del Más Allá se dejan Escuchar entre los hombres; y entre todas las muchedumbres que forman la humanidad, se levanta Mi Pueblo; el Pueblo Escogido de Israel, que en este Tercer Tiempo aparece una vez más sobre el haz del planeta, que se va congregando, se va multiplicando en torno a Mi Obra y a Mi Enseñanza; va Despertando su espíritu, a la Luz y a la Revelación, que en este Tercer Tiempo de Comunicación Divina os he venido a hacer.
4. Y por este Pueblo, Soy invocado, en la forma Espiritual. No son los altares materiales, no son los ritos ni las ceremonias por las cuales Mi Pueblo, que presente ante esta Palabra se encuentra en este instante, Me Busca o Me Invoca. El espíritu de este Pueblo, se Eleva para hacerme el llamado, para Escuchar Mi Voz, para ponerse en Contacto con Mi Espíritu Divino; y los que aún Conservan rasgos de idolatría o de fanatismo, en los instantes de Mi Descendimiento entre este Pueblo, saben Elevarse sobre su propio fanatismo para buscar Mi Espíritu y Mi Esencia, para olvidar por un instante su propio rito y Practicar la Espiritualidad.
5. Aun los que se encuentran más obcecados en su fanatismo de entre este Mi Pueblo, van Aprendiendo a dar los primeros Pasos en la Comunicación de Espíritu a espíritu. Llegará el instante en que Todo Israel, en Verdad y en espíritu, Sacuda su idolatría y su fanatismo, sus antiguas tradiciones y costumbres; y sólo quede entonces, un Pueblo Espiritualizado, Preparado para llevar Mi Mensaje Divino a toda la humanidad, para Revelarles a todos los hombres, la forma Perfecta de Comunicarse con Mi Espíritu.
6. No importa que cuando Israel llegue entre los hombres, ya no Me Comunique por Conducto de un Pedestal, le bastará entregar Mi Enseñanza entre la humanidad para que los Pueblos se Preparen y se Comunique Conmigo recibiendo Mi Mensaje de Espíritu a espíritu y Escuchen las Voces Espiritualmente: la Voz Divina y las Voces Espirituales, que instante tras instante Vibran sobre esta humanidad; Voces, que no son Escuchadas por los hombres, porque no se encuentran Preparados todos; pero aquel que por un instante de Espiritualidad, por un instante de Elevación se Prepare, él se sorprenderá de encontrar tan cerca de su espíritu ese Más Allá, lo Invisible, lo Eterno, todo aquello con lo cual vosotros os vais Familiarizando; todo aquello que para vosotros era un misterio; y que ahora, Contempláis con tanta Familiaridad.
7. Que en vuestro espíritu y corazón, exista siempre el Respeto para vuestro Padre, para su Obra, para su Nombre; que solamente pronunciéis Mi Palabra y Mi Nombre, cuando estéis Preparados, cuando el Momento sea Oportuno, cuando la Hora y el lugar hayan sido Preparados.
8. No mezcléis las Revelaciones Divinas con las cosas superfluas de vuestra vida terrestre. No toméis jamás Mi Obra y Mi Palabra, como Arma de doble filo, como Arma que hiera o que Mate los Sentimientos.
9. Si queréis convertir Mi Palabra en Arma, que sea Arma de Paz y de Amor, que sea Arma que dé Muerte a las Tinieblas, a la guerra y al mal; y entonces Sí, Yo os Concedo que Mi Palabra sea Escudo y sea Arma para vosotros; porque os voy a dejar en Mi Lugar, para que deis un Ejemplo de Perfección, para que seáis cada uno de vosotros, un átomo en Mi Perfección Divina; y entonces, ¡oh Israel!, la humanidad surgirá, los hombres Comprenderán el porqué de Mi Justicia, de la Restitución, el porqué de lo aún Incomprensible para ellos.
10. Extended vuestra Mirada Espiritual, Preparad vuestra mente, Sensibilizad vuestro corazón, Israel, y entonces podréis Palpar el ambiente en que vive vuestro propio mundo. Mirad cómo los elementos confunden a los hombres de ciencia; mirad las estaciones del año, también fuera de su propio cauce. Escucháis de los hombres de los países de la Tierra, noticias de fenómenos y de Acontecimientos extraordinarios, y en Verdad, os Digo: ¿Cuanto desengaño y cuánta confusión contemplo en los hombres de estudio y de ciencia!...
11. Mas, ¿por qué vuestro mundo se encuentra así, Pueblo Amado?... Porque el hombre no vive en Armonía con el universo; porque el hombre ha profanado la Ciencia, ha pisoteado las Legislaciones y a alterado los Órdenes Establecidos de Mi Ley Divina, han profanado lo Espiritual; porque los hombres, se han olvidado de Mí; porque han forjado un mundo bajo su propia idea, un mundo para su grandeza, para su nombre, para su inmortalidad; porque el hombre ha olvidado la Esencia de esta Vida, la Finalidad de las Pruebas, la Finalidad del Destino de todas las Criaturas, y ahora la misma Naturaleza se vuelve contra el hombre para Tocarlo, para Despertarlo, para Desengañarlo.
12. Ahora Mi Justicia Divina, Vibra también sobre los hombres; y les habla, para que el caos y la confusión no sean Mayores de lo que son ya entre ellos. La Luz, como la del Astro Rey que os da vida, luz y calor desciende de Mi Espíritu al vuestro; pero, las densas nubes del pecado y de las pasiones humanas, de la impreparación y del materialismo, de la perversidad y de las ciencias humanas, impiden que esta Luz Vibrante y Divina, llegue hasta los espíritus.
13. ¡Cuán pocos son aquellos que saben desprenderse y atravesar esas densas nubes de tinieblas, para encontrar esa Luz Eterna que Vibrando está Instante tras Instante!... ¿Y acaso esas tinieblas, ese mal ambiente de los hombres, tendrá más poder que la Fuerza de Mi Luz?... No, Mi Pueblo; pero Yo permito esa Lucha.
14. No Quiero venceros en vuestra Inconsciencia, no Quiero venceros en vuestra Incomprensión e ignorancia; No Quiero Ser el Vencedor entre los ignorantes, entre los débiles, entre los muertos; Quiero ser el Vencedor entre los Iluminados, entre aquellos que Me Comprendan y Me Reconozcan; Quiero ser el Vencedor entre los Vivos, entre los que Me Glorifiquen y Confiesen que Yo Estoy sobre todas las cosas. Por eso, he entablado Lucha con los hombres; por eso, he Aceptado el reto. Además, la Lucha es con los espíritus y ha Vencerlos voy con la Luz que es Mi Verdad, que es Mi Amor y Mi Paz.
15. Mas no puedo Descargar toda la Fuerza de Mi Poder contra el hombre, porque Yo Soy sin límites y Universal, y el hombre es criatura pequeña y su espíritu es limitado, y yo debo limitar también la Fuerza de Mi Espíritu y debo limitar Mi Poder y las Pruebas, a la Medida de las Fuerzas de Mis hijos.
16. No os daré muerte, porque Yo soy la Vida. Grandemente permitiré el que seáis probados por medio de las vicisitudes, pero con Pruebas Sabias, con Pruebas Necesarias para cada espíritu; y en Verdad, os Digo: Los Pueblos Despertarán…, los Pueblos de la Tierra Abrirán su Mirada espiritual a la Luz de Mi Verdad y los hombres Me buscarán. ...
17. Una sola Puerta se encuentra Abierta, para los espíritus de esta humanidad; y esa única Puerta que Mi Mano ha abierto, os conduce al Más Allá.
18. Ya no hay puertas abiertas para la grandeza humana; ya no hay puertas abiertas a mayores ciencias; ya no hay puertas abiertas al dominio de los unos a los otros; Una sola Puerta al Más Allá, en donde está Mi Luz y Mi Justicia, en espera de todo espíritu; y todas las Puertas de Todos los Dones, de todas las Potencias que he confiado Yo a Mis hijos, volverán a ser Abiertas, cuando sea Mi Voluntad.
19. Cuando todos los espíritus que hoy Encarnados se encuentran, que han puesto sus Potencias al servicio del dominio, de la grandeza propia, del apasionamiento de los poderes y bienes de la Tierra, del apego a la sangre y a las razas; cuando Todos ellos hayan sido Pulimentados y Lavados en las Aguas Cristalinas de la Gracia, de la Restitución, de la Redención y el Arrepentimiento; entonces ellos, nuevamente serán enviados en la capa corpórea y aparecerán en la Tierra convertidos en varones y mujeres, en Siervos de Mi Divinidad, en Misioneros de Mi Causa Divina.
20. Los Pueblos que hoy son esclavos, romperán sus cadenas y hallarán la Libertad, más no la Libertad de Paz que el hombre concedía, sino una Nueva Libertad, la que Yo Estoy Preparando para la humanidad.
21. Los Pueblos dominadores, los señores de la Tierra, los que no han sentido el yugo, ni las cadenas; ellos también, esclavos de los otros serán por un tiempo Marcado por Mi Justicia; para que todos los hombres sepan lo que es ser esclavo, para que todos puedan Amar la Libertad de los demás. Así es Mi Justicia Divina.
22. Mas en este Tiempo, en que vosotros, Pueblo, en silencio, contempláis Mi Justicia sobre toda la humanidad, acompañad a la humanidad con vuestras Oraciones.
23. Mirad que en el Hueco de Mi Mano, os sigo conservando, que Mi Manto de Paz os envuelve, que Mi Perdón es con cada uno de Mis Siervos, de Mis Labriegos, de Mis Discípulos, para que en este Tiempo de Juicio, vosotros seáis los Intercesores; ya que no podéis ser todavía los maestros de la humanidad, ya que todavía no podéis ser el Espejo o el Ejemplo para los hombres.
24. Arrepentíos siempre de vuestras imperfecciones, para que después solicitéis el Perdón por las faltas de vuestros hermanos, que Yo, de Cierto, os digo: Siempre he Atendido vuestras Oraciones y Me he Manifestado en Prodigios entre los hombres por medio de Ellas. .. Seguiré Escuchando vuestras Oraciones, seguiré Atendiendo vuestra Intercesión, ya que así es lo que he Enseñado y no puedo faltar a Mis Promesas.
25. ¡Oh, Pueblo! ¡Velad y Orad por el mundo! ¡Pedid por él, que se os dará!; olvidaos por unos instantes de vosotros, que bien sabéis que estáis en el hueco de Mi Mano y nada os faltará, porque Yo Velo por Israel, por Mi Pueblo Escogido, por Mis Discípulos.
26. Testigos seréis de grandes Acontecimientos en este mundo; testigos seréis Pueblo de Israel, de grandes catástrofes; pero no seréis testigos mudos, no seréis corazones impasibles; seréis siempre el Buen Apóstol, el Hermano Sensible al dolor de sus Semejantes, el Medio por el cual, Yo siempre entregue a los hombres, Luz y Caridad.
27. Conservaos en esta Preparación, Pueblo, porque de vosotros Estoy Haciendo brotar Nuevas generaciones que han de heredar de vosotros, Espiritualidad; que han de ser carne de vuestra carne y hueso de vuestro hueso, pero con menos materialidad, con menos pasiones en su propia envoltura; y de ellos, brotarán Nuevas Generaciones con mayor Espiritualidad. Porque, os digo en Verdad: Israel, estará presente en todos los tiempos, entre esta humanidad. ...
28. Israel es el Primero y será el Postrero, él será el último en llegar a Mí, como fue el Primero en recibir Mi Luz, como fue el Primero en Prepararse Espiritualmente y en Elevar el Tabernáculo a su Dios Verdadero e Invisible: Él será el Conductor de los Pueblos hasta Mi propia Planta, ya que este Pueblo es numeroso y el número de él, solamente yo lo conozco.
29. No son los 144,000 el número total de todo Mi Pueblo, esos 144,000 son solamente los Señalados, preparados y destinados para Desempeñar una Alta Misión Especial en este Tercer Tiempo dentro de esta Gran Era de Luz; pero el Pueblo de Israel, es Infinito en su Número y solamente Yo lo sé, Israel.
30. Por eso el Padre, os dice: Preparaos, Conservad en vuestra Memoria Espiritual estas Mis Palabras, para que sintáis toda vuestra Responsabilidad para con las futuras generaciones, para que les deis Ejemplos, Consejos, Enseñanza; para que les Heredéis también sangre fecunda y Noble..., y así, en el silencio y en la Humildad de vuestra vida en la tierra que os he confiado para que moréis formando ese Pueblo, vayáis formando esa Familia, que sepa hacer frente a todas las vicisitudes y afrentar todas las Épocas, todas las Pruebas y salga Avante, y sea el Pueblo, que no haga alarde de ninguna especie entre los hombres y que se Mantenga siempre en Mi Humildad, en Mi Mansedumbre y en Mi Calor; y entonces, será tanto por vuestro Calor y vuestra Paz, que los hombres os buscarán y los enfermos también en Grandes Caravanas os buscarán, más aun de lo que hasta ahora os han buscado, porque yo tengo los caminos preparados, y es Mi Voluntad la que retiene a los peregrinos y a las caravanas.
31. Mas cuando Yo contemple la Preparación de Mi Pueblo, entonces abriré las brechas, Bendeciré una vez más las Sendas, Iluminaré también el camino y la Intuición de los hombres, para que ellos puedan llegar a vosotros, contemplándoos desde la lejanía simbolizados por una Estrella; y al llegar entre vosotros, puedan encontrar, no la grandeza material ni las vanidosas ciencias, sino un conocimiento Superior a las ciencias y una Verdad, en la que no se encuentra la hipocresía ni la ostentación; y aún cuando los unos puedan tener en lo material Mayores posesiones que otros, Moral y Espiritualmente todos serán iguales en Mi Obra, vuestras clases habrán desaparecido, vuestras posesiones también y seréis todos iguales, todos Discípulos de Mi Espíritu Divino, todos Hermanos entre vosotros.
32. Grande es el destino de este Mi Pueblo, no todos lo habéis Comprendido así y el Maestro por eso ha sufrido a veces entre vosotros, porque hace mucho Tiempo Me estoy Comunicando por el entendimiento del hombre y no siempre he encontrado la Preparación; y por la misma impreparación de Mis hijos, cuántas veces Mi Manifestación a través de su entendimiento humano, ha sido impura y ha sido imperfecta ante los hombres, ante las multitudes; y esas multitudes que siempre Me consideraron Ser Perfecto, que Me consideran Ser Sin Límites y sin mancha, Me han Contemplado con defectos, Me han palpado con imperfección, Me han atribuido pequeñez; y los unos se han Familiarizado con estas interpretaciones y las han aceptado y los otros Me han vuelto la espalda decepcionados, y he tenido que multiplicar Mi Enseñanza para darles Preparación y Conciencia a todos Mis Portavoces; y cuando algunos han permanecido sordos a la Voz de la Conciencia, he permitido que sean Tocados por la Justicia Divina.
33. Pero siempre que he encontrado la Preparación que Yo busco en Mi Cuerpo de Pedestales, cuando he sorprendido a un Portavoz lleno de Amor, Pleno de Conciencia ante Mi Espíritu Divino, de él Me he Servido para Manifestaros Mi Amor, Mi Perfección y Mi Gracia, para sorprender al Pueblo compuesto de varones y mujeres de todos Linajes, de todos Conocimientos y de todas Esferas, con una Palabra Sencilla, pero llena de Esencia Perfecta, de Conocimiento Divino, de Luz Insuperable; y en esos instantes, os he hablado de Amor, de Unificación y de Armonía.
34. Esa Obra he querido llevar a cabo entre vosotros. Desde 1884, Yo os he Manifestado y Revelado Mi Obra para Uniros en Ella y os encuentro desunidos; mas, no por Mi Obra, sino por vuestras propias obras.
35. Desde los Primeros instantes, Mis hijos han sido débiles ante las tentaciones, ante las voces que les son dictadas por las tinieblas; y hoy que el Maestro se encuentra en las Postrimerías de su Manifestación a través del entendimiento humano, vengo a darle Brillo y Lustre a vuestras Armas de Amor para que venzáis a las tentaciones, para que las apartéis de vuestra Senda; y entonces, podáis Uniros como Yo he querido Uniros; porque he permanecido entre vosotros, durante todo este tiempo, como la Amante Alondra que ha extendido sus alas para darle Calor y Refugio a Todos sus polluelos.
36. A todos os he querido conservar cerca de Mi Corazón, en el Seno de Mi propia Obra; y Yo he querido con Mi Palabra, apartar toda mancha e imperfección, para que Mi Manifestación sea en todos y para todos, la Misma, la Única, siempre Perfecta y cada vez más Profunda y Llena de Gracia.
37. Pero el Pueblo en conjunto, no Me ha Comprendido. El Pueblo en conjunto, no se ha Elevado para Obedecerme y poner en Práctica Mi Enseñanza, para Apresurar el Paso en el Camino, para Aprovechar los Momentos Precisos; y cuando la Hora se Acerque, -que próxima puede encontrarse ya- de la Partida de Mi Palabra, cuando Mi Voz enmudezca a través del entendimiento del hombre, entonces este Pueblo, se Conmoverá en su propio seno. Y no quiero Partir dejándolo desunido, dejándolo sin la Práctica y sin la Preparación; pero Mi Ley es Inmutable, Mis Mandatos son Irrevocables y llegado el instante, Yo Partiré; y dejaré Mis Bendiciones entre todos; y Abriré entre Mi Pueblo y en todo el Universo, una Nueva Etapa; en la cual, Yo Permaneceré más cerca de todos los espíritus del Universo y presto a Comunicarme de Espíritu a espíritu, con todos por igual.
38. Así Habla el Maestro a sus Discípulos en este Tercer Tiempo; y os Bendigo Israel, porque os estoy Preparando desde tiempo ha, para cuando Mi Voz Cese entre vosotros; porque estáis Caminando con Amor y Conocimientos Espirituales, para hacer frente al Nuevo Tiempo que se Aproxima entre vosotros. Porque vuestro espíritu Acata Mi Voluntad y se Doblega, Reconociendo que llegada la Hora, no tomará en cuenta el Padre: Peticiones, ni lágrimas, ni intercesiones, ni nada de los hombres, para Poderme quedar un Tiempo Más entre Vosotros. ...
39. ¿Acaso en el Segundo Tiempo pudieron Retenerme Mis Apóstoles con todo su Amor?... ¿Acaso la Madre de Jesús, con súplicas o con lágrimas, pudo detener el Destino que a Sí Mismo el Redentor se había Trazado?... ¿Por ventura el Clamor de las multitudes que Amaban al Maestro y le seguían al Gólgota, las lágrimas de las mujeres Piadosas, los lamentos de los varones, que lo Amaban, pudieron Detenerme? No, Israel..., Yo lo había dicho en Mis Palabras a las grandes multitudes: "La hora se acerca y Yo, Volveré al lugar de donde Vine."… Yo pude decirles: "A donde Yo voy ahora, vosotros no podéis Venir."… Porque no era todavía el momento, Pueblo. El Maestro había Cumplido ya su Misión puesta por sí Mismo y se iba a su sitio, pero en su lugar dejaba a los Discípulos y ellos tenían que Cumplir con su Destino; y una vez Cumplida su Misión, entonces sí podían seguir al Maestro hasta donde él había ido.
40. Por eso, vosotros en esa Hora Suprema, Llenos de Unción y Respeto, de Espiritualidad y Recogimiento, dejaréis que Mi Voz Cese entre vosotros; pero No esperéis que sea la Voz, del que va a morir; no esperéis que descienda un crespón de luto a prenderse sobre vuestro pecho, ¡no, Israel!... recordad que aquellos que así le guardaron luto al Maestro, en el Segundo Tiempo, se sorprendieron al Tercer Día de verme Surgir Glorioso de entre las entrañas de la Tierra.
41. No guardéis luto por Mi Partida; no derraméis lágrimas por ello, dejad que lloren los que no hayan Aprovechando el Tiempo, dejad que mesan sus cabellos los que diciendo Cumplirme, Cumplieron solamente con sus propias órdenes, con su materialismo, desobediencia y fanatismo; dejad que aquellos que no Conciben, que no aceptan Mi Partida en el año 1950, profanen Mi Obra; pero vosotros, ¡oh grupo que Me escucháis, llenos de Obediencia y de Mansedumbre!... dejad que Cumpla Mi Voluntad entre vosotros; y quedad llenos de Unión y de Fraternidad, Viviendo el Nuevo Tiempo; en cuyos Principios, Pueblo, estaréis por Un Tiempo en Meditación, en Análisis y en Oración,
42. Cuando alcancéis la Unificación de vuestro Conocimiento, de vuestra Espiritualidad, de vuestra Decisión; entonces, ya Preparados y Unidos Todos, Levantad vuestra planta con el corazón Limpio de ambiciones humanas, de ambiciones materiales y de grandeza personal; Limpio vuestro corazón, de toda mancha; Limpio vuestro Entendimiento, de toda incomprensión, de toda confusión; Limpio vuestro espíritu, de toda idolatría y fanatismo; entonces, Preparados así, porción de Mi Pueblo, os podréis Levantar; y si a vosotros, se oponen los mismos hijos de este Pueblo que Comprendan Mi Obra de diferente forma y pregonen que el Maestro sigue entre ellos; vosotros, no hagáis guerra contra ellos, no discutáis, ni riñáis tampoco por Causa de Mi Nombre o de Mi Obra, porque entonces daréis mal Ejemplo a la humanidad; y la Justicia que se cierne sobre el Universo, de la cual Yo os he Protegido, también sería en el seno de vuestra Nación y de vuestros hogares.
43. Solamente Mostraréis todo cuando Yo os diga, con Palabras Vibrantes, pero más que con vuestras Obras, con vuestra Oración y Cumplimiento. Entonces Mi Justicia será en los Caminos de Israel, será entre Mis Escogidos y entre Mis Discípulos.
44. En Mi mano está el Destino de Todos, Yo Soy el Único que puede y sabe Juzgar con Perfección y Me serviré también de la justicia de los hombres y de los elementos y de muchos acontecimientos, para hacerle Comprender a Israel, que Yo, en el año 1950, en el último Segundo de ese año, habré dejado de Comunicarme por el entendimiento humano.
45. Ni la Evolución, ni el Desarrollo de Mi Obra Espiritual y de vuestro espíritu, están sujetos al Tiempo Material. La Evolución de lo Espiritual, no se mide con vuestro reloj material; pero estáis en materia y he querido señalar un Día y una Hora exacta para la Terminación de esta Enseñanza, Obra que he llevado a cabo entre vosotros, con Mi Comunicación por el entendimiento del hombre.
46. Llegaréis a estar Unificados, Pueblo. Llegaréis, en el seno de vosotros, a Reconoceros todos. El Maestro, os dice: Si así no fuere, en el futuro, no estaría Yo entre vosotros..., si no llegaran a Consumarse estas Profecías, Mi Enseñanza no tendría Fuerza. Pero no ha sido Mi Voluntad que vosotros os Unáis, sólo por el temor a Mi Justicia, ni por las pruebas, ni por la justicia de los hombres; Yo he esperado la Unificación y Comprensión de vosotros, por medio de vuestro Amor, de vuestro Despertar Espiritual y de vuestro Análisis.
47. La hora de la partida de Mi palabra, está muy próxima; y con tristeza contempláis vosotros, que no existe la Armonía ni el Verdadero Acercamiento; que esa Hora de Justicia os va a sorprender distantes vuestros espíritus; Unidos todos en Mi Palabra y en Mi Presencia, Unidos todos en un Cumplimiento, pero Distantes los unos de los otros del Verdadero Amor. Pero Yo seguiré en Espíritu como Maestro entre este Pueblo, ya no Comunicado en la forma que vosotros habéis tenido; sino Espiritualmente, pues he sido Maestro de vosotros, a través de todos los Tiempos.
48. ¿Quién si no El Verbo de Dios, es el Maestro de todos los espíritus?... Yo seguiré Vibrando y vosotros Siendo Mis Discípulos; y muchas Revelaciones que, en Verdad, no os fueron dichas a través del Pedestal; de Espíritu a espíritu, Yo os las diré. Muchas Revelaciones que no habéis Comprendido todavía, de lo dicho por Mí, y de lo que ha sido callado también por Mí, alcanzaréis a Comprender también, después de finalizar este Tercer Tiempo.
49. Vuestro espíritu, continuará su Desarrollo; y aún cuando vayáis por los caminos, convertidos en Maestros de los maestros de la humanidad y llenos de la Espiritualidad; delante de Mí, seguiréis siendo siempre Mis débiles Parvulitos, los que siempre necesitan de Mi Amparo, de Mi Báculo y de Mi Enseñanza Divina.
50. Los hombres os Admirarán, los hombres se Sorprenderán ante vuestra Palabra, ante vuestros Prodigios, ante vuestra Espiritualidad; los hombres Contemplarán, con la Visión de su espíritu y de su cuerpo, los Dones que Yo os he Confiado; muchos de ellos inclinarán su cerviz y os rendirán Homenaje. De estos actos, ¡cuidaos, Pueblo de Israel! y decid entonces, a aquellos inocentes, a aquellos ignorantes: que ellos pueden ostentar vuestros propios Dones…, y en muchos de los que se creen desheredados, vosotros, por Intuición y por Miraje, les Contemplaréis llenos de Dones también a ellos; entonces, se Unirán a vosotros, como un Labriego más en la Campiña del Señor, como un Soldado más en la Causa Divina del Espíritu Santo.
51. Vosotros en vuestra Lucha, pugnaréis por Abolir el misticismo, el fanatismo y la idolatría, la falsa Espiritualidad, la superstición, la ignorancia en los hechos sobrenaturales, la profanación de las Manifestaciones Espirituales y Divinas. Vosotros Apareceréis con Mi Enseñanza con toda la Humildad y que vuestra palabra sea como una Caricia, como Bálsamo, como un Mensaje de Paz y de Amor para los espíritus, que ha muchos siglos preguntan al Infinito, preguntan al Arcano y sienten que no son contestados porque no saben ellos recibir la Contestación.
52. ¡Oh Discípulos del Divino Maestro!: Así os Preparo y os prevengo para el Nuevo Tiempo..., porque hoy, contenéis la Fuerza de Mi Palabra, porque hoy Me circundáis; y en esta Mi Voz, recibís el Estimulo, el Bálsamo y la Ayuda, porque la Unión de vuestros Pensamientos y la presencia de todos, os infunde Valor y Fuerza.
53. Tiempos llegarán, en que os miréis lejos los unos de los otros, como abandonados; habrá momentos en que os sintáis lejos, muy lejos del Maestro y os sintáis lejos de los hombres también. Ése será un instante de Prueba para vuestra Fe, para vuestra Confianza de Mi Palabra, para el Adelanto de vuestro espíritu.
54. Cuando Sintáis esa soledad, esa impresión, hasta de los mismos vuestros, de los seres más queridos, más Íntimos, más próximos a vuestro corazón; Elevaos a Mí, si sentís que en el vacío no Me encontráis, Elevaos más todavía y si aún no Me encontráis, esperad; porque es la Prueba; y en el momento inesperado para vosotros, Yo llegaré Vibrante como un Rayo de Luz para Posarme en vuestro corazón, para llenaros de Fuerza, y deciros : "Yo no puedo faltar al Llamado de uno de vosotros, Yo soy el Oído Alerta, Yo Soy aquél que en la Cruz, en una de Mis últimas palabras, creyeron los hombres escucharme decir en cuanto hombre: "Dios Mío, Dios Mío, ¿por qué Me haz abandonado?"... Porque pensaron que el Hombre Jesús, por la mano de Dios, se sintió abandonado, del Espíritu que le había Alentado y de los que en el mundo también le Acompañaron.
55. Si esa soledad llegáis a sentir, Mi Pueblo, recordad aquel instante de vuestro Maestro, quién pudo decir después: "En Tus manos Encomiendo Mi espíritu"..., y el Alma de Jesús, en el Espíritu del Padre Inmortal, fundida quedo para siempre, porque Mi Alma y Mi Espíritu, son Un solo Ser Divino, que Es: El Padre Celestial. ...
56. Todavía mucho os hablaré, escasas son ya las Cátedras que Yo os entregaré, Pueblo, pero Una sola de Mis Palabras mucho os dirá; en Mi Enseñanza cada una de Mis Cátedras y de Mis Revelaciones, tiene muchas Fases y os he demostrado muchas más en Mi Enseñanza, de Mi Espíritu, de las Realidades Divinas, de lo que hay en vuestro espíritu y de todo cuanto os rodea, para que podáis Contender con los hombres y contestar a todos; porque reinan entre los hombres, millares de teorías de Mi Propia Divinidad, de Conceptos diferentes, de religiones; que unos a otros, se ponen en su base, en su fundamento, porque hay teologías que se oponen a otras teologías, porque hay ciencias y filosofías que se oponen a otras; y entonces, Mi Pueblo de Israel, no huirá de esto jamás; él tendrá que desempeñar su Misión de Luz y de Paz y qué Depositar en las manos de los hombres el Mensaje en ese Nuevo Tiempo, del cual este Pueblo no huirá; en esa Lucha en la cual Israel tendrá que estar, porque para eso os he Preparado en espíritu y en Verdad.
57. Ya se acerca ese Tiempo, ya se Avecina esa Gran Batalla del Pensamiento humano, de los espíritus, de las ideas; y de ahí, entonces, Pueblo, encontraréis tierra fecunda. Por momentos encontraréis las tierras revueltas en torbellino, en huracanes y en tempestades. Vuestros ojos no se nublarán, vuestra mente no se turbará, ni se acobardará vuestro espíritu. En ese Tiempo, haréis la Luz entre las tinieblas; para ese Tiempo os Estoy Preparando y dando Armas, pero antes he querido que entre vosotros mismos exista la Unificación, que también de entre vosotros desaparezcan las teorías, las filosofías, los falsos conceptos de la Divinidad, de lo Espiritual; que surja de vuestro espíritu, el Verdadero Conocimiento, para que sepáis Explicar a los hombres todo cuanto Ellos no se Explican a sí mismos, para que apartéis a ellos también, del camino errado; y puedan encontrar la Senda Luminosa, el Camino Fácil, que Conduce al espíritu a la Verdad.
58. Ese Camino es por el cual vos habéis transitado, Pueblo. Sin Sentir necesidad de los libros, sin que hayáis tenido que hacer acopio de monedas o de caudales, para adquirir Mi luz; sin tener que Luchar por la ostentación de un título o de un renombre; por eso le llamo el Camino Fácil del espíritu. Es estrecho, sí, pero es el Camino donde está el espíritu, en donde encuentra su Libertad para su Desarrollo; en el que ya ahí, extiende sus Alas para remontar su Vuelo a las Alturas y abre su Mirada Espiritual también para rechazar a las rutinas que las ciencias y religiones no han renunciado en su camino, por la vida humana.
59. Este es el Camino Verdadero que os he brindado y en el cual unos han Caminado más que otros; pero en el cual, todos encontraréis vuestro Desarrollo, vuestra Alegría, vuestra Liberación. Es el Camino que vais a Ofrecer a los hombres, para que ellos también, desde lo más profundo de su espíritu, cuando sientan el Aleteo de su espíritu y su Mirada también se Despeje y se Ilumine, Eleven como vosotros ese Himno de Amor, de Glorificación a vuestro Padre; Quien hoy en su Espíritu y desde su Espíritu, Viene entre vosotros a Manifestarse en Plenitud, en Poder y en Gracia; porque Mi Arcano se encuentra Abierto, porque el Libro de Siete Sellos se ha Abierto en aquella parte que Marca y que muestra el Sexto Sello, pleno de Misterios que se os Esclarecen, Pleno de Luz que os Despeja de toda tiniebla, Pleno también de Fuerza de Dones para los hombres y para los espíritus para que ellos pugnen por su Libertad, por su Grandeza Espiritual y Luchen por la Conquista de ese Reino; que es el Reino de Dios, sobre la Tierra.
60. Ésta es Mi Palabra que traigo como un Alimento para cada uno de vosotros, ese Alimento Preparado por Mi Espíritu, Es Mi propio Espíritu, en Él está también la Salud para todo mal. ¡Llevad Mi Palabra!..., y sea para vosotros y por conducto de vosotros, Pan de Vida Eterna, Bálsamo de los Bálsamos y Paz para todo espíritu.
61. Al Ascender Mi Rayo de entre vosotros, Permaneced en el Valle Espiritual cinco minutos más; y en esos instantes, Velad por el Universo. Pedidme por aquellos que no conocéis y sin embargo son vuestros hermanos, pedid por todo aquello que vuestra mirada no alcanza a Contemplar, pero que Yo sí Miro; y entonces, Yo seré de vosotros en ese instante, como un Enviado de Mi Pueblo de Israel, como un Siervo Humilde y atento a vuestra Petición, y Me haré presente Yo en Todo Camino, en todo lugar donde la necesidad, el hambre, el dolor y la esclavitud se encuentren, para entregar ahí Mi Paz y Mi Espíritu a Nombre de vosotros.
62 Y el instante llegará, en que vosotros, Recordando Mi Humildad y Mi Obediencia a vuestra Petición, vayáis por los caminos del mundo, en un número multiplicado, Sembrando la Paz y llevando todo lo que Me pedís para vuestros hermanos. Mi Luz dejo entre vosotros, Pueblo Amado, Retenedla en vosotros mismos. ...
¡Mi Paz, sea con vosotros!...

manzanares
Mensajes: 157
Registrado: Lun Feb 02, 2009 7:30 pm

Re: Primero y Segundo Mensajes para el Pueblo Espiritualista

Mensaje por manzanares » Dom Oct 11, 2009 2:05 pm

otra falsedad en estas catedras: los plumas de oro de ese tiempo nunca ponian numeros a los parrafos de ninguna catedra

DonRafadeAcapulco
Mensajes: 662
Registrado: Lun Jul 07, 2008 11:26 pm
Contactar:

Re: Primero y Segundo Mensajes para el Pueblo Espiritualista

Mensaje por DonRafadeAcapulco » Lun Oct 12, 2009 12:14 pm

Contestación referente a los párrafos en las copias de las Cátedras Divinas
A nuestro hermano Daniel Manzanares y a todos mis hermanos:

¡¡¡Ah que nuestro hermano, Daniel Manzanares!!!... No cabe la menor duda que dentro de su gran infantilismo, sólo podría ser superado por su gran estulticia e insensatez; las cuales, volvieron a causarme una gran hilaridad, casi imposible de contener.

Se observa al menos y parece ser, que ya alcanzo a mostrar un comportamiento muy arecido al de los niños; y esa actitud más que infantil, ya lo hace Digno de recibir la Luz Divina PROVENIENTE de los Auténticos Mensajes del Verbo Divino; ¡Lógicamente, si ya está dispuesto a Estudiar, Analizar y poner por práctica todo lo proveniente del Tercer Testamento; pero previamente Leyendo, Analizando y Meditando su contexto y no deseando -ni anhelando en su capricho- que en todas sus Lecciones, no se encuentren enumeradas por párrafos para así él poder considerar que expuestas de esa forma, ya no serían falsas.

Nuestro hermano Daniel Manzanares insistiendo en tratar de desprestigiarme, escribió con letras grandes, lo siguiente:

Otra falsedad en estas cátedras: los plumas de oro de ese tiempo nunca ponían números a los párrafos de ninguna cátedra.

En referencia a lo escrito por nuestro hermano Daniel Manzanares y expresado con letras muy grandes, les aclaro y explico lo siguiente:

¡Es totalmente Cierto y mucho muy Obvio! el que los plumas de oro de ese Tercer Tiempo pasado, no se ocuparan de poner números a los párrafos de alguna cátedra escrita por ellos, para finalmente mantenerse archivadas en los Recintos; y no solo ellos, sino todos los autores de los mensajes tradicionales (posteriormente escritos) de los Dos Testamentos Divinos pasados. Eso lo llevaron al cabo y a su realización, los que fueron Elegidos para esa Misión o Encomienda Divina.

Con su actitud plenamente acusativa y tan renuente, solo nos daría a entender que todos los Libros Editados referentes al Tercer Testamento para poder tener y darles él Validez a su contenido, deberían estar sin párrafos; a lo mejor en su imaginación infantil desearía también el que se eliminaran de todo escrito considerado como inspirado y entregado por El Verbo de Dios y de la Biblia, sus párrafos o sus enumeraciones divididas bajo el titulo de: libros, capítulos y versículos… que fueron interpolados para su mejor Estudio, Consulta y Análisis de lo ahí citado en todo su contexto, puesto que entonces para la mentalidad de nuestro hermano Daniel, eso estaría convirtiendo en falso todo la autenticidad de su contenido.

¡¡¡Ya Despierte, Amado hermano Daniel, y déjese de incongruencias e intransigencias!!!... Simplemente… Comprenda muy bien, qué lo que le da Validez a todo Escrito para ser Considerado como resultante de la Inspiración Divina, no es el que se trate del hecho de recibirlo en directo y que fuese escrito en ese instante y se exponga en directo de ese escrito y el que venga firmado por su Escritor, sea Escribano o Pluma de Oro; o el que haya sido o no, trascrito y posteriormente expuesto en Segmentos nombrados Libros, Capítulos, Versículos o Párrafos, o con títulos Alusivos al tema en sus inicios o sin ellos; debería de haber ya Comprendido plenamente, que lo que le da mayor Validez a un Escrito considerado como Inspirado por Dios, es su plena Cordura, Esencia y Sentido que se encuentre en todo su Contenido, o sea la Esencia de Conocimientos de la Verdad, irrefutable en todo el contenido de su Mensaje, no importando el que dicho Mensaje esté escrito o trascrito y traducido en nuestro idioma o en otros idiomas, Vale solamente la Calidad del Mensaje y lo que este logra mentalmente en sus lectores, notado y reflejado en su comportamiento a, través de todos sus cambios Nobles y Positivos en su diario vivir.

Le Repito: Relea muy bien todo lo aportado por mí, y observe que al referirme a los Mensajes Divinos escribo: Copia de los escritos originales… y no afirmo que sea copia similar al Carbón o en Xerox de los escritos Originales, pues aún estos ya son copia de los primeros ejecutados manualmente por los plumas de oro y Retocados y Corregidos por ellos mismos algunos de la taquigrafía o manuscritos pasados a máquina de escribir

Todos los Conocimiento de la Verdad Existente entregados por el Verbo Divino, se auto identifican; no importa quién los diga o donde se encuentren escritos o donde acontezcan.

El que adquiere Conocimientos Emanados de la Verdad Divina, adquiere Sabiduría que lo capacita para Sentir, Conocer y Saber distinguir lo Divino de lo humano; y no hay algo escrito o hablado o acontecido, que pudiese confundirle.

Dijo un Filosofo Griego: Habla para Conocerte…

Así que le pido Amablemente, que ya no se siga Evidenciando al tratar de señalarme y ponerme en evidencia en mis errores ante los demás, pues su actitud en muy poco me afecta; pero a Usted, sí le afecta mucho, pues lo hace darse a Conocer en sus intenciones occultas hacia mi persona y hacia la Doctrina Espiritualista, ya que lo único que le deseo, es el que se Supere Realmente dentro de los Auténticos Conocimientos contenidos en las Lecciones entregadas por el Verbo Divino en su Tercer Legado Divino; pero respetando siempre su Libre Albedrío de Aceptarlos o no, pero no para que se evidencie infantilmente, aportando primero escritos a mi favor por que que le conviene lo expuesto por mí; y luego escribiendo en mi contra, por no convenir a sus pretenciosos intereses personales.

Insisto, entre un momento en el silencio interno y haga análisis y meditación de su proceder para con Usted mismo y para con los demás y Prepárese Plena y Debidamente por medio del Estudio, Observación y Análisis e la Enseñanza Divina; en esta Era de Luz no se va a recibir ni desarrollar Dones y Sabiduría por Gracia Divina; todos los Conocimiento, Virtudes y Capacidades en nuestros Talentos debe uno esforzarse por medio del Estudio y Cumplimiento para lograrlos.

Con Amor, Comprensión y Tolerancia, en Pro de la Superación Espiritual del Nuevo Pueblo de Israel y de la Humanidad, dentro de esta Grandiosa Tercera Era de Luz.

Atte.: Su Hermano: Rafael de Acapulco Gro.

DonRafadeAcapulco
Mensajes: 662
Registrado: Lun Jul 07, 2008 11:26 pm
Contactar:

Re: Primero y Segundo Mensajes para el Pueblo Espiritualista

Mensaje por DonRafadeAcapulco » Mar Dic 08, 2009 2:57 pm

Cátedra del Divino Maestro domingo 22 de octubre de 1950

¡Mi Paz sea con vosotros!...
1. ¡Venid una vez más ante el Maestro!, ¡oh! impacientes y ansiosos que apresuráis vuestro paso, por llegar hasta la falda del Monte desde donde oís el saludo y el Consejo que vuestro Padre, os envía; que al llegar a la Falda de ese Monte, y escuchando el eco de la Voz que a vosotros viene desde el Infinito, comienza vuestro espíritu a Escalar, a Elevarse hasta llegar a la Cima y encontrar a Aquel que os habla de Amor y de Sabiduría.
2. Así comenzáis siempre ante Mis Cátedras, Escalando desde la falda para terminar, cuando Mi Lección también termina, en la Cima del Monte Espiritual, ¡oh Discípulos Amados!...
3. Os Estoy entregando las últimas Lecciones en esta Etapa, de Comunicación por el conducto humano; y ávidamente, las escucháis; y con eso, dais Gozo a Mi Espíritu, porque es que al cesar Mi Palabra entre vosotros, dejaré Mis Fieles Testigos, dejaré a Mis Discípulos Preparados, para que continúen en el corazón de la humanidad, Mi Divina Obra. Los últimos tiempos de esta Comunicación, han sido de Preparación para vosotros.
4. Si Meditáis profundamente en Mis Últimas Cátedras, veréis que el Padre, ha tomado a cada uno de vosotros, para convertirlo en un Verdadero Apóstol; que no solamente por medio de Mi Palabra, sino también de Pruebas y Acontecimientos en el paso de vuestra vida, os he ido Puliendo y Acrisolando; porque no quiero dejaros entre la humanidad, como los Predicadores de una teoría; no quiero que vayáis pregonando Mi Doctrina y sean solamente vuestros labios los que se muevan, sin Sentir vuestro corazón lo que decís; y sin vivir vuestro ser, lo que Enseñáis.
5 Por eso en las pruebas a las que habéis sido sometidos, habéis siempre tenido Mi Luz y Mi Fuerza para dar Enseñanza a los demás, un Ejemplo de Conformidad, de Elevación Espiritual, de Confianza en el Padre; para que cuando el mundo os contemple sufrir, aprenda cómo debe Apurarse el Cáliz de amargura.
6. Para que el mundo, cuando vea vuestra Sonrisa en medio del dolor y de la Prueba, se asombre de vuestra propia Fortaleza; pero que esa Sonrisa, sea en Verdad de Paz y de Conformidad; que esa Sonrisa, sea plena de Sinceridad, para que deje Simiente en el corazón de vuestro propio hermano.
7. Ya no puede mentirse al Mundo, ¡oh Pueblo! El espíritu humano, ha evolucionado casi tanto como el vuestro y sabe descubrir la Verdad, como sabe también, descubrir la impostura.
8. No se repetirá el caso del Primer Tiempo, en que la secta de fariseos, en que los saduceos con su secta también, se levantaban en la humanidad, sobre el Pueblo, sorprendiendo y dominando sus ciencias con su falso ejemplo.
9. En este tiempo, no surgirán entre el Seno de Mi Pueblo, esas sectas. No habrá fariseos ni saduceos entre Mi Nuevo Apostolado.
10. Todo aquel que a sí mismo se Reconozca sin Virtud alguna, sellará sus labios, cerrará sus manos. A sí mismo se Transformará, a sí mismo se Convertirá en el Apóstol; y cuando él se Reconozca Preparado, dejará que sus labios se abran para desbordar lo que su corazón Atesore.
11. ¡He aquí, porque mucho os he hablado y Enseñado, para que el Mundo no os sorprenda, para que no destruya el Santuario que he Edificado en el fondo de vuestro corazón! He aquí, porque hube dispuesto de un largo tiempo para Acrisolar Mi Enseñanza en el fondo de vosotros, para que el Espiritualismo, echará raíces profundas en vuestro espíritu; para que vuestra misma materia, tomase participación en el Espiritualidad; porque Yo Soy el que quiero sorprender al Mundo a través de Mi Pueblo, porque he de Convertiros en los Buenos Instrumentos, para Manifestar Mi Poder y Mi Gracia entre la humanidad.
12. Una vez más, os digo: No he venido a servirme de científicos, sabios ni filósofos para esparcir entre la humanidad en el Tercer Tiempo, Mi Semilla Espiritualista Trinitaria Mariana; He puesto Mi Mirada en los Humildes, en los hambrientos y sedientos de Vida Espiritual, en los ansiosos de Eternidad, en los que anhelan la Paz del Universo; y estos Humildes, estos hambrientos y desnudos de las cosas del mundo, pertenecen al Israel Espiritual.
24. Mi Voluntad, no ha Escogido al azar; Sabiamente, he Elegido a cada uno de vosotros, para hacerles escuchar Mi Voz en este Tiempo, para Señalarles su trayectoria, su jornada, para Señalarles sus tierras y para confiarles la Simiente y la Herramienta; porque una vez vosotros Preparados, ¡oh Humildes y pobres de la Tierra!, podréis sembrar y sorprender a la humanidad con el Espiritualismo que os vengo a entregar, con la brecha infinita que he abierto delante de vuestro espíritu; y que os ha inundado de Gozo y de Luz, porque es lo que esperabais, lo que soñabais despiertos y dormidos.
25. Ha mucho tiempo, os hice esperar el Cumplimiento de Mis Promesas; pero las he Cumplido entre vosotros; y en vidas anteriores buscasteis el Cumplimiento de Mis Promesas, sin encontrarlas; pero vuestro espíritu, que tiene Vida Eterna, fue dejando las materias como a pasajeras envolturas, como a vestiduras que se destruyen y se acaban en la Lucha; mas, el espíritu persistió en su Esperanza, él Aguardó siempre el Cumplimiento de las Promesas del Maestro, hasta que al fin, vuestra Esperanza y vuestra Confianza, fue premiada por el Padre; y he venido como Espíritu Santo, a abrir delante de vuestros ojos, delante de vuestros pasos, el extenso e infinito Camino que os conduce al Creador.
26. ¿Acaso Mi Ley y Mis Revelaciones del Tiempo Primero y del Segundo Tiempo, no fueron la misma Brecha que ahora os he Abierto?... El Maestro, os dice: Lo que os Enseñé y Revelé en los Tiempos primeros, fue la Preparación para este Tercer Tiempo.
27. Por conducto de Moisés y los Profetas, también de los Patriarcas, os fue enseñada la Ley, para que vivieseis con Justicia y con Respeto como humanos. Fue la Ley, que os hizo reconocer que el Bien, era Agradable a Dios y Él, lo Premiaba; y el mal, era abominable ante la Mirada de Dios y Él, lo castigaba.
28. Mas, a través de aquella Ley profunda y Sabia, como todas Mis Manifestaciones, no vislumbró la humanidad la Vida del Más Allá. No llegó con su Mirada Espiritual a traspasar los umbrales ni a descorrer los velos de la Vida del Espíritu.
29. Me hice hombre, en el Segundo Tiempo; vine a morar entre vosotros, y penetré en el corazón y en la Conciencia. Toqué vuestras materias con Mi Mano Prodigiosa y abrí las puertas de vuestro espíritu, para en él penetrar; para que en el fondo de vuestro ser, sintierais el aleteo de la alondra Divina que venía buscando nido en el corazón de su Pueblo; y una vez que abristeis los ojos, los oídos, el corazón y el espíritu ante aquella Voz, supisteis de dónde venía aquel Verbo, a qué venía entre vosotros, para qué os entregaba Prodigios, Parábolas y Ejemplos y presentisteis la Vida Espiritual; que Aquel que venía como Maestro y Redentor entre vosotros, no venía reinar a este Mundo, no venía a establecer un reino eterno sobre el haz de la Tierra.
30. Visteis, que venía solamente por un corto tiempo, para volver a su Mansión y allí esperar a sus Discípulos; y, ¿hacia dónde iba Aquel que había venido con tanto Amor entre los hombres?, ¿de dónde procedía aquel Corazón, cual Manantial de Ternura y de Sabiduría?, ¿hacia dónde se volvía aquel Pan de Vida y aquel Vino de Amor?... Y cuantos le Amaron y le Sintieron, hubiesen querido seguirle hasta el último de sus Pasos.
31. Es que los espíritus Despertaron con la Voz de Jesús, a la Vida Espiritual. Fue el Llamado que el Maestro, vino a hacer a sus Discípulos; un llamado a la Luz y a la Verdad, una Enseñanza que Revelaba el Amor que debe Sentirse por el Mundo, por los afectos Terrestres, por las cosas de esta Tierra, por su naturaleza; y el Amor, que debe Sentirse por lo Espiritual; porque el Maestro, no vino a hacer desconocer al Mundo, no vino a apartar los Buenos Manjares de los labios de los hombres, ni los Sanos placeres del corazón de sus hijos, ni los deberes Sagrados de su cumplimiento.
32. Vine, a encauzar los pasos de los hombres en las sendas por donde deben transitar; los pasos materiales, en la senda Moral de esta vida Terrestre; el corazón, por las sendas de los mejores Sentimientos de humanidad, de Fraternidad; y el espíritu, por el Camino sin fin que va Más Allá de la muerte humana y que conduce hasta el Seno mismo del Padre; y con aquella Divina Enseñanza, el espíritu de la humanidad floreció, sus ojos se abrieron y contemplaron la puerta abierta para la Elevación y el paso de todo espíritu Elevado; mas ninguno pudo pasar Más Allá de esos umbrales; pero quedó latente el deseo y la Intuición, el presentimiento de la Vida futura, de la Vida Eterna.
33. No os Reveló el Maestro, todos los misterios de la Vida Espiritual en el Segundo Tiempo, porque habiéndoos tomado de la mano, os ha llevado paso a paso en el Camino de la Enseñanza; pero antes de partir, os dijo: -Vendrá el Consolador entre vosotros, el Espíritu de Verdad que os dirá y os Revelará todas las cosas… y los que ansiabais en Verdad, conocer los Misterios, contemplar Más Allá de los umbrales de la Vida Espiritual que Jesús, os mostró, esperasteis una vida tras otra, una prueba tras otra y un tiempo tras otro, también el Cumplimiento de aquella Promesa. Sabíais que el Padre, no podía faltar a Ella, porque desde los primeros Tiempos Aprendisteis que el Padre, siempre Cumple lo que ofrece; y al fin, habéis tenido el Cumplimiento y el Premio a vuestra Esperanza.
34. ¡He aquí, la Obra Espiritualista, la Revelación del Espíritu Santo, con su Venida en el Tercer Tiempo! ¡He aquí al Consolador entre vosotros, rodeado de su Mundo Espiritual, de sus Huestes de Ángeles a quienes llamáis Guardianes y también Protectores; porque esa Legión de Espíritus de Luz, en Verdad, os digo, forma en este Tercer Tiempo parte de ese Consolador Prometido, porque en Mi Mundo Espiritual habéis encontrado Consuelo y Paz, Sanos Consejos y Ejemplos plenos de Virtud! A través de ellos, Yo os he entregado Prodigios, Beneficios; y por conducto de ellos, vosotros Me habéis pedido y Me habéis buscado también. Cuando habéis contemplado la Gracia de esos espíritus, habéis deseado ser como ellos. Cuando habéis palpado tan grande Humildad en esas criaturas, habéis pensado que no sois Dignos de su visitación. Cuando han descendido o penetrado en el seno de vuestro humilde hogar, os habéis sentido grandemente Honrados de la presencia de Mi Mundo Espiritual de Luz.
35. ¡Benditos, en Verdad, todos aquellos que así han Reconocido en esas Legiones Espirituales su Gracia, su Paz y su Elevación Espiritual!; pero el Maestro, os dice: ¿Acaso creéis que ellos siempre han sido así, Dignos de Gracia, de Luz y de Paz? ¿No sabíais que gran número de espíritus de esa Legión que Me circunda, que trabaja en Mi Obra, -en tiempos pasados- también estuvo en Mi contra; que fueron también seres que encarnaron en este Mundo y muchas veces cayeron en pecado?... y ¡Miradlos ahora! Casi no podréis creer en estos acontecimientos.
36, Ahora, están llenos de Luz y no conservan mancha alguna; pero es que ellos pasaron por el crisol del Arrepentimiento, Escucharon la Voz de la Conciencia, Despertaron para Amar a su Padre, y ahora le están Sirviendo, ellos se han impuesto su cumplimiento; los unos y los otros han aceptado su Restitución y plenos de Amor han vuelto entre los hombre; pero ahora, en estado de espíritu, vienen a Reparar pasadas faltas, a sembrar la semilla que no sembraron, a destruir la mala simiente que sí cultivaron y a Amar con el Amor con que no se Amaron.
37. Por eso, ¡oh Pueblo! cuando habéis sido vosotros necios con ellos, cuando la imprudencia, la incredulidad o el materialismo habéis llevado hasta ellos, os ha sorprendido su Paciencia, os ha sorprendido su Humildad y Mansedumbre; pero es que ellos, han aceptado este Cáliz de amargura, en Amor a su propia Restitución Espiritual.
38. No aumentéis la amargura de ellos. Sed Dóciles, Obedientes y Comprensivos a sus Consejos. No les obliguéis a la materialización; y así como ellos, os han Acariciado; vosotros devolvedles esa Caricia. Son vuestros hermanos en espíritu y en Verdad; y así como ellos, seréis vosotros.
39. El mañana, estaréis en espíritu; y también vuestro Arrepentimiento, vuestro esfuerzo Espiritual y vuestro Amor, lavarán las manchas que puedan haber en vuestro espíritu y estaréis Limpios y Puros como ellos; pero vuestra misma Conciencia Espiritual, os hará enviar vuestras Miradas a los que dejéis sobre el haz de la Tierra, envueltos en vicisitudes y caídas en abismos, y entonces diréis al Padre: -Padre: Permíteme que vuelva yo, aunque en forma invisible e intangible para Mis hermanos, para llevar el Mensaje de Paz y de Salud Espiritual que a cada uno de Tus hijos les has dado… y el Padre, os concederá eso.
40. Entonces, como Ángeles Protectores, iréis al Mundo de Expiación, llevando en vuestro espíritu, todo ese Manantial de Gracia y de Caridades que Yo, os he Confiado; y a medida que vosotros vayáis desbordando en vuestros semejantes, ese Amor, vuestra Conciencia se irá Tranquilizando y vuestro espíritu, se irá Iluminando más y más.
41. Cuando el Maestro, haga sonar por última vez la Campana de su propia Palabra a través del Entendimiento del hombre, haré que la Comunicación de esas Huestes Espirituales, cese también entre vosotros; no volveréis a tenerla a través de Facultades; no volveréis a escuchar sus Consejos, en la forma en que los habéis oído; pero ellos, no se ausentarán de la humanidad; permanecerán como Guardianes y Protectores, como Doctores Espirituales muy cerca de vosotros.
42. Bastará que vuestra invocación con Pureza y Elevación, sea hecha; para que ellos, estén prestos en vuestra Ayuda. No los llaméis con vuestros labios materiales; hacedlo solamente con la Voz del espíritu. Si no Sentís palpablemente en lo material su Presencia, no los obliguéis a la materialización ni dudéis de la Presencia de ellos, que en los espíritus de Luz, no existe sordera ni insensibilidad.
43. ¿Qué ha venido a Enseñar Mi Mundo Espiritual de Luz, en este tiempo?... Solamente la Explicación, el Análisis de Mi Obra.
44. El Mundo Espiritual, no ha traído Revelaciones que no os haya hecho antes vuestro Padre. El Mundo Espiritual, no se ha adelantado nunca a la Enseñanza del Maestro; pero sí ha sido como Profeta, como Precursor, para muchas de las Manifestaciones y Revelaciones de vuestro Maestro.
45. Siempre que habéis hecho una Verdadera Preparación habéis tenido la Manifestación de esos Seres llenos de Potencia y de Verdad; y os habéis asombrado, y hasta habéis dicho: -¿No será el Maestro quien se ha presentado?… Mas cuando no os habéis Preparado en debida forma, habéis tenido Manifestaciones llenas de pobreza y mezquindad Espiritual, porque no habéis dejado que la Luz de vuestro Entendimiento, deje pasar la Luz del Mundo Espiritual; no habéis dejado que el espejo de vuestra Facultad, deje reflejar la Sabiduría y la Gracia del Mundo Espiritual en vosotros mismos; y de esas Manifestaciones mezquinas y pobres, Yo he contemplado muchas entre vosotros; y no censuro a Mi Mundo Espiritual, que no reclamo a Mis Siervos, porque en Verdad os digo, ellos están llenos de Obediencia y Amor hacia Mi Causa Divina.
46. ¡Cuán pocos, pero cuán pocos son, los que han Comprendido en Verdad, Mi Obra! ¡Cuán pocos han sabido llevar su Facultad, con la Gracia con que Yo se las he Enseñado! Ya se acercan Mis Ultimas Manifestaciones; y a través de ellas, no obtuvisteis todo lo que el Padre, tenía reservado. Vais a tener que hacer grandes Méritos el mañana, para que aquello que está guardado en Mi Arcano y que debíais haber recibido a través de las Facultades en este Tiempo, os sea Revelado y Confiado en los tiempos futuros de Espíritu a espíritu.
47. Mi Mundo Espiritual, como Siervo Obediente, cesará de Comunicarse a través de las Facultades, al Finalizar esta Etapa; y aunque él, sea invocado en Mi Nombre con lágrimas en los ojos, con sollozos en los pechos, en Verdad, os digo: Mi Mundo Espiritual de Luz, no volverá a tomar materia. …
48. El Padre fija sus Tiempos, limita sus Etapas para cada una de sus Manifestaciones; y de esos Tiempos o Etapas, no pasa ni un instante más.
49. Por eso, siempre os he dicho: Aprovechad este Tiempo… sed el Perseverante Párvulo, el insistente Discípulo que venga ante su Maestro, a entresacar de Él, cuanta mayor Enseñanza pueda; y no lo habéis hecho así; todavía encuentro entre Mis Discípulos, algo de letargo; y en muchas Congregaciones, ignorancia, inconsciencia del momento que estáis viviendo y de la Hora que se aproxima para el Pueblo; y aún veo en muchos corazones, la intención de continuar invocando a Mi Rayo y a Mi Mundo Espiritual, después del Tiempo Señalado por Mí; cuando no es Mi Voluntad, proseguir bajo esta misma Forma.
50. Volved vuestro espíritu hacia atrás, vuestra memoria también en el recuerdo, en la historia de vuestros pasos y encontraréis que en aquel Primer Tiempo cuando confiabais vuestros pasos siguiendo la huella de Moisés, en aquel varón veíais el reflejo del Padre. No esperabais en él un solo tropiezo, no veíais una sola flaqueza en el varón. Lo veíais poderoso Espiritualmente, Justo y Sabio en las leyes y órdenes; Fuerte en la Lucha y en las pruebas; pleno de Fe, de Energía y de Vida, en la jornada.
51. Mientras vosotros, en la pesada y larga travesía por el desierto, descansabais en vuestra tienda, dormíais en el seno de vuestra familia, sintiendo el calor de los hijos de los padres o de los hermanos; Moisés Velaba por su Pueblo, Elevaba su espíritu al Padre, y con las alas de su Amor envolvía a su Pueblo.
53. Mientras el Pueblo, en las grandes batallas desconfiaba, flaqueaba o blasfemaba; Moisés elevaba sus brazos llenos de Fortaleza y su espíritu ante el Padre, en invocación de Fuerza, de Luz y hacía llegar la victoria sobre su Pueblo. Mientras más pruebas atravesabais, mayor era vuestra Confianza en vuestro Guía. No pensabais que algún día él, os había de dejar; no Meditabais en que él, -como humano- había de dejar la vida terrestre para remontar su Vuelo… y ese día, llegó.
54. Los días de Moisés, estaban contados; y no había de pasar un solo día más, sobre la Tierra. Simbólicamente Escaló el Monte, desde el cual, quería contemplar la Tierra Prometida; a la cual, no había llegado aún; desde el cual, quería contemplar a todo su Pueblo, para decirle: -Seguid encumbrando caminos, hasta que lleguéis a la Tierra de Promisión. …
55. Cuando el Pueblo, se dio cuenta de que su Guía, su Legislador, su Profeta, su Representante había penetrado en la hora de la agonía, Elevó también su Oración al Padre para decirle: -Dios Eterno, déjalo entre nosotros. No hemos llegado todavía a las puertas de Canaán. Deja que él nos conduzca hasta allí; y entonces, llévalo a Tu seno… y los hombres hacían crujir sus dientes, las mujeres mesaban sus cabellos, los ancianos lloraban y los niños también de pavor lloraban.
56. Mas la hora de Moisés, su vida ante esas manifestaciones de dolor y de Amor, no se prolongó un segundo más; y no es que el Corazón del Padre, no se conmoviera, pero la hora estaba Marcada y los Designios del Padre, todos son Sabios. Moisés, fue Levantado hacia el Regazo del Padre y el Pueblo se levantó a caminar detrás del sucesor de Moisés.
57. Entonces el Pueblo, se dio cuenta de su Fuerza, se dio cuenta de que mucho Moisés le había Enseñado a defenderse, a conocer los tiempos y los elementos, a Luchar y vencer los adversarios, a soportar las privaciones, a no desviarse nunca de la ruta que le conducía a la Patria; y el Pueblo, pudo comprobar que el Padre, tenía Razón. Ya Moisés había Cumplido su Misión en el Seno de él; ya podía descansar en los Brazos del Padre, porque el Pueblo había aprendido a vivir y a caminar en la Ley que Moisés, en Representación del Padre, le entregó.
58. Lo mismo aconteció en el Segundo Tiempo, cuando el Divino Maestro, durante tres años, vivió rodeado de sus Discípulos y de multitudes que en Verdad le seguían para no perder una de sus Palabras.
59. Se hizo Amar profundamente, por todos ellos. Fuera del Maestro, nada existía ya para aquellos corazones, su vida, era aquella Palabra; su recreo, eran aquellos Ejemplos. El mayor Gozo de aquellos espíritus, era contemplar la Luz del Maestro reflejada en sus Pupilas, la Dulzura de aquel Corazón, retratada en aquella faz.
60. Siguiendo los Pasos del Maestro, no experimentaba hambre ni sed. No había tropiezo ni obstáculo alguno; todo era Paz, todo era Dicha y sentían Vivir en un Paraíso Espiritual.
61. Sin embargo, el Maestro, decía a sus Discípulos: -Los tiempos cambiarán, Yo Me iré de entre vosotros y quedaréis vosotros, como ovejas entre lobos. La hora se acerca. Yo he de irme al lugar de donde vine y vosotros, por un tiempo quedaréis, para trabajar en Mi Nombre; pero después Yo os llevaré hasta Mí. …
62. Aquellas Palabras, producían tristeza en los corazones de los Discípulos y de los Párvulos. Mas a medida que la hora del día señalado se acercaba, Jesús insistía en su Partida; hablaba de su ausencia, pero a la vez, Confortaba a aquellos corazones, diciéndoles que su Espíritu Velaría por todos sus Pasos, hablaría por sus bocas y haría Prodigios el Espíritu Santo; el Espíritu del mismo Maestro, que les estaba anunciando el final de su Etapa en cuanto hombre; y cuando el Maestro era tomado por las multitudes, para ser juzgado como trastornador del orden público, los Discípulos se sorprendían, se levantaban en contra de las multitudes; pero el Maestro los tranquilizaba, diciéndoles: -¡No temáis! que la hora, no ha llegado. …
63. Muchos intentos de aprensión sobre el Maestro, hicieron las multitudes, los incrédulos, los gentiles, los fanáticos; pero el momento no era todavía, sino hasta que terminando Jesús, su Oración en el Huerto de los Olivos, se entregó; y al entregarse Mansamente, decían los suyos: -Pero, ¿por qué se entrega de esta manera, por qué no hacer resistencia y huir de los que no saben Quién Es Él?..., Y entonces, uno de los Apóstoles desenvainó un arma de uno de los centuriones y asestó el golpe en uno de los agresores, en uno de aquellos que ponía su mano sobre el Maestro para aprenderlo; y así pudo decir Jesús, a su Apóstol: -¡Envainadle esa espada. No Me defendáis en esta forma. La hora ha llegado; y lo que escrito está, debe Cumplirse!...
64. Cuando aquellos que Amaban a su Maestro, le contemplaron en medio de la turba, sintieron que le perdían para siempre, que no volverían a escuchar su Divina Palabra, que no volverían a Sentirse envueltos en la Luz y en el Amor de aquella mirada; y aún al verlo por la calle de la amargura, llevar a cuestas el madero, se lanzaban las mujeres por las calles pidiendo clemencia, pidiendo absolución para el reo, con la Esperanza de verlo nuevamente Libre por los caminos Predicando su Enseñanza por las aldeas, por las provincias derramando la Bondad de su Corazón.
65. Mas, ni las lágrimas ni las peticiones, ni los lamentos de todas y de aquellas multitudes que le Amaban, hicieron que el Padre, prolongara la vida del Maestro sobre el haz de la Tierra. La hora también estaba Marcada; y de esa hora, ni un segundo pasó.
66. Mas, cuando todo hubo concluido, cuando aquellos Discípulos y los Párvulos, que fueron en gran número, penetraron en el fondo de la Enseñanza recibida, se dieron cuenta de que el Maestro, no había dejado su vida empezaba, sino concluida; no había dejado la Lección a medias, sino completa; y había venido entre los hombres, y de ellos se había ido, en una Vida Perfecta, en una Etapa completa también de Ejemplos y de Enseñanza; y ávidamente penetraron en lo que oyeron, para levantarse al Cumplimiento de aquella Misión que el Maestro les había Confiado.
67. Comprobaron, que el Espíritu del Maestro, que en cuanto hombre les Amó, les dio Calor, Caricia y Sabiduría; venía después entre ellos, pleno de Espíritu a Confortarlos, a Iluminarlos y a Esclarecer grandes misterios que antes no habían Comprendido. Se sintieron Fuertes, se sintieron Plenos de aquel Maestro, que los había acompañado; y llenos de Confianza, se levantaron por los senderos Cumpliendo el Cargo, la Misión que su Maestro, les había enseñado y encomendado.
68. En este Tercer Tiempo, Me he venido a Comunicar a través de varones y mujeres Elegidos por Mí, en el seno mismo de vuestras congregaciones. Son seres humanos, igual que vosotros, todos; pero ellos, no van a desaparecer ni a morir en el instante en que Yo levante Mi Palabra.
69. Moisés, fue levantado sobre el Monte, hacia Mi Seno. El Maestro, fue arrojado sobre la cruz; y desde allí, se Elevó a su Solio. Mas ahora los instrumentos humanos, van a quedar entre vosotros; y solamente, voy a recoger Mi Rayo, a través del cual os he entregado Mi Palabra y ¿qué vais a hacer de estos instrumentos, después de 1950? ¿Vais acaso con vuestro dolor, con vuestro anhelo de que Mi Palabra y Mi Espíritu continúen Manifestándose a través del Entendimiento del hombre, a obligarles, a hacerles que se “Preparen” para continuar esta Comunicación? ¿Va el Pueblo, a proponer a Mis Portavoces, tan grande profanación?...
70. De Cierto, os digo: que en vuestra lengua humana, no podría encontrar palabra, para calificar tan grande profanación a Mis Mandatos, ni alcanzaríais a concebir el peso de Mi Justicia, sobre tan grande desobediencia. …
71. ¿Quién es aquel Discípulo Espiritualista que ignora que en 1950, en su final, he de dar término a esta Etapa de Comunicación?... Todos lo sabéis.
72. Nadie ignora esta Orden y esta Voluntad Divina; y sin embargo, Yo contemplo, cómo en los corazones se agita esta idea. No entre vosotros que Me estáis oyendo; mas en Verdad os digo.: si muchos errores, profanaciones y desobediencias habéis cometido en este Tiempo dentro de Mi Ley, todos ellos quedarán Perdonados en el último momento…
73. Yo contemplaré todos vuestros errores pasados como imperfecciones en Mis Parvulillos, como errores en Mis Discípulos; y ese Perdón os dejará Limpios para continuar vuestra Misión el mañana, pero ¡ay!, ¡ay de Israel!, si cayera en esa grande profanación de querer seguir Manifestando Mi Palabra entre los hombres; porque entonces, los desobedientes y las multitudes que los sigan, quedarán a merced de los adversarios, de la justicia humana y de la Justicia Divina, de los grandes peligros, de las persecuciones sin Clemencia, de la incredulidad del mundo, de los sinsabores y aun de la prisión y del cadalso; y de eso, ellos no podrán reclamar al Padre, y después vendría la confusión del mundo.
74. ¿Qué importancia pueden los hombres dar a Mi Obra, contemplando en los unos, un Testimonio y en los otros, otro?... Escuchando que unos, dicen: -Aquí está el Maestro aun… y otros, diciendo: -El Maestro, se fue… ¿Qué Fe podría el mundo tener entre vosotros, ante tales pruebas de desunión y de confusión?...
75. He aquí por qué el Maestro, en mil formas os habla todavía para libraros de esos grandes tropiezos, para que Veléis en esta hora trascendental, porque son momentos de Vigilia y de Oración.
76. No olvidéis que mientras más se acerque la hora, las tentaciones más os acecharán. No olvidéis que si el Portavoz, es el instrumento por el cual el Padre se ha Manifestado en este Tercer tiempo; hacia el Portavoz, las tentaciones vendrán en múltiples formas siempre oculta para hacerlo caer, para seducirlo, para inspirarle las mayores ofensas y las más negras inspiraciones. ¡Velad por ellos, Pueblo! ¡Velad! ¡Oh Guías de multitudes!...
77. Portavoces: ¡Penetrad en Oración, en Verdad! ¡Vivid en Vigilia! ¡Escuchad Mi Palabra y tenedla siempre presente, para que sea Arma con la cual combatáis las tentaciones; y cuando el día haya llegado, entonces Unificaos con Moisés, vivid su agonía. ¡Haceos de cuenta que vais a desaparecer para el mundo; y que vuestro espíritu, va a remontar el vuelo hacia el Padre!... Que en ese instante, la Facultad que, como Tesoro de Valor Incalculable os Confié, va a Cesar por Siempre entre la humanidad.
78. ¡Identificaos con el Maestro, en ese instante; y vivid su agonía en la cruz, para que entonces, digáis con el Maestro: -¡En Tus Manos encomiendo Mi espíritu!… y también: -¡Todo se ha consumado!… para que en esa hora al escuchar las lamentaciones, las voces de Arrepentimiento, el crujir de dientes y el mesar de cabellos, manifestaciones de ignorancia, de impreparación, de falta de Espiritualidad, no vayáis a doblegar vuestro corazón, no vayáis a flaquear vuestro espíritu; y entonces, deis entrada a las Tentaciones, para que ellas digan: -¡Jesús, sigue entre vosotros!… porque entonces, será un falso Cristo, un falso Jesús, un falso Espíritu el que hable a la humanidad; y no quiero estas vicisitudes, no quiero esta confusión entre Mi Pueblo Amado, al que quiero dejar en Alta Preparación, en Alto Grado de Espiritualidad, como Responsable de Mi Obra en los tiempos venideros; como Precursor entre los hombres, de la Comunicación Perfecta de Espíritu a espíritu.
79. Todos Velad, ¡Oh! Discípulos. ¡Rechazad con vuestra Espada de Luz, las tinieblas!; pero no Veléis solamente por vosotros. ¿Qué acaso vuestra Conciencia no os dice, que sois Responsables también de los demás; que uno es Responsable de todos y todos de Uno, que no hay entre Mi Pueblo, uno más grande que los demás?...
80. Repasad Mis Cátedras anteriores, al principio de los Tres Últimos Años; y veréis, que desde Mis primeras Cátedras de esta última Etapa, os he dicho: ¡Trabajad en el seno de todos!...
81. Yo no os he apartado de los demás. Yo os Estoy Preparando para colocaros en el corazón mismo del Pueblo, para que en él, deis voces de Alerta, para que Despertéis a los que duermen, aunque seáis grandemente desgarrados. No esperéis el último momento para levantaros, ¡oh Mis hijos!, en Misión de Preparación y de Alerta.
82. No os entrego ninguna Orden en este día. Solamente os dejo a Prueba, bajo Mi Mirada. ¡La hora se acerca!... Vosotros, estáis Despiertos, otros también lo están; pero muchos duermen.
83. Voy a contemplar, qué Pasos vais a dar. La influencia de las tentaciones, no sea que os vaya a tocar al final; ellas os han combatido a lo largo de vuestra Jornada, en todos los Tiempos. Todos los tropiezos que habéis hallado, han sido puestos por esas influencias. Todas las tinieblas que momentánea o pasajeramente han empañado vuestra Fe, han sido enviadas por esos espíritus dominados por la tentaciones, por sus desobediencias; todas las caídas que ha tenido vuestro espíritu, por causa de la carne, han sido aquellas bajas inspiraciones; pero su influencia, se asentará en los últimos momentos; y Yo aumento la Fuerza entre vosotros, también, para esa Hora.
84. Recordad que en esos momentos supremos Moisés, fue tentado. El Padre, por Revelación, le había dicho: -Una ciudad os falta que vencer. Atravesad por ella y venced a vuestros adversarios. … Moisés, no pasó sobre la ciudad, la rodeó solamente; y el Padre, pudo decirle: Por esta flaqueza, no penetraréis en la Tierra Prometida, solamente vuestro Pueblo.
85. Estudiad, ¡oh Israel! Recordad que vuestro Maestro en aquel Segundo Tiempo, en los momentos de su Oración en el Huerto de los Olivos, fue sorprendido también por las tentaciones, quienes por vez postrera, le ofrecieron poderes en el mundo a cambio de esa desobediencia.
86. Bien sabéis que no podía existir flaqueza, en el Maestro de toda Perfección; pero él quiso que así en ese caso fueran, para enseñaros que en los momentos de mayor trascendencia o Solemnidad, las tinieblas, las luces falsas, las debilidades, acechan al espíritu y le rodean; y así será, en este Tercer Tiempo.
87. Por eso, quiero que desde ahora Veléis y Oréis, sin fanatismo, con la Verdadera Elevación que Yo he traído para vosotros, una vez más, en este Tercer Tiempo; que si en Verdad Veláis y dais los Pasos que Yo os Inspiré, todo será Fortaleza en los momentos finales, todo será como escrito por Mi; y después de esa Hora, todo será Fuerza y Bendición sobre este Pueblo.
88. Habrá, sí, un aparente vacío en vuestro corazón, unas albas de duelo, de silencio, debido a la ausencia de Mi Palabra; pero después, vuestro espíritu Comprenderá la Perfección de Mis Designios; y vuestro espíritu -y aun vuestra materia- se levantarán plenos de Fuerza, confesando ante el Padre, confesándose a sí mismo, que se siente Capacitado para Levantarse a Cumplir la Misión confiada por el Padre; que el Padre, concluyó en Hora Señalada con Precisión por Él, su Comunicación; y que todo fue dispuesto, con Suma Perfección.
89. ¡Veréis el Cumplimiento de Mis Promesas entre vosotros! Si el Consolador Prometido, vino y se Comunicó por vuestro Entendimiento humano, Yo ahora os digo: No os prometo un nuevo Consolador, sino el Mismo: El Espíritu Santo y su Mundo Espiritual, formado por Ángeles, por seres de gran Luz que os rodeen, que os acompañen en vuestra jornada, que os Ayuden a Combatir en vuestras grandes Batallas, que os Sanen en vuestras enfermedades y dolores… y muy pronto, tendréis el Cumplimiento de esta Promesa; muy pronto veréis, en Verdad, Acontecimientos en el Mundo, que os comprueben que Yo en Verdad, Estoy entre todos vosotros.
90. Mas, si la Comunicación del Rayo de la Divinidad y de los espíritus de Luz va a cesar en breve, entre vosotros, ¿creéis que el Mundo Espiritual que se Comunica a través de las Mediumnidades en todo el Orbe, también va a dejar de comunicarse?... ¿Creéis que todos los cerebros, también cierren las puertas de su Mediaunidad, para esta Comunicación en todo el haz de la Tierra?...
91. No esperéis esos acontecimientos; Solamente el Espiritualista Marcado como Trinitario Mariano, habrá concluido como Facultad en este Tercer Tiempo; pero seguirán, los llamados "Médiums Espiritas” por todo el mundo, haciendo invocación al más allá; seguirán los seres llamados de ultratumba, comunicándose con los hombres; porque ellos, no acudieron a esta Cita espiritualmente, ellos no han recibido esta Luz; mas no les juzguéis mal ni les censuréis, porque en Verdad, os digo: De ellos voy a servirme para Mis Inspiraciones. …
92. Voy a enviar espíritus de gran Luz, a Emisarios Míos que les Preparen, para que de Espíritu a espíritu les hablen de las grandes vicisitudes de la Vida Espiritual, de la Autentica Esencia de la Verdad, para que destruyan entre ellos mismos el materialismo, la impostura y la ciencia a que han querido convertir las Revelaciones Espirituales.
92. Ha mucho tiempo os dije, que Yo daría Mi Palabra en distintas naciones; que Mi Rayo Divino, se Comunicaría a través de Portavoces, en diferentes puntos del mundo; ya que vosotros, levantaríais vuestra planta por los senderos de la Tierra y llevaríais Mi Mensaje y Mi Comunicación a otros pueblos y a otras razas. ¿Quién de vosotros ha cumplido con esto?... ¿Quién de vosotros, se ha levantado con Valor Espiritual, con Mansedumbre, atravesando fronteras y linderos, para llevar esta Gracia a otros pueblos?...
93. Muy pocos, han traspasado dichas fronteras; y los que han llevado el Don de Facultad, lo han ocultado; y los que no han tenido el Don de Facultad, han dado Testimonio de Mi Obra; pero Yo, Cumpliendo en Verdad, con Mi Divina Palabra, Me he Comunicado en distintos puntos de la Tierra, a través de Entendimientos humanos. No os sorprendan esta Revelación, ¡oh Pueblo!, en Verdad, lo he hecho. Los unos Me han tomado como Jesús, como Espíritu Santo; los otros, Me han tomado simplemente como un Espíritu Superior; pero Yo he Cumplido con Mi Palabra y he dicho a las multitudes: -Yo Soy el Divino Maestro... Mientras unos, han Creído; otros, han dudado; pero al contemplar la Humildad de Mis Portavoces, entonces se han confundido, y han dicho: -¿Será posible?...
94. Yo también, les Marqué la Hora para finalizar esa Comunicación; y cuando vosotros, lleguéis con vuestro Testimonio a aquellos puntos de la Tierra, donde Mi Palabra resonó, vuestro Testimonio, confirmará lo que a ellos dije. Podrán aquellos varones y aquellas mujeres, Comprobar que Yo estuve con ellos, al escuchar vuestro Testimonio claro en Verdad; como Clara, ha sido Mi Palabra entre vosotros.
95. ¡Cuán pocas Congregaciones, he encontrado propicias para Cumplir Mi Palabra!... pero cuando las he encontrado, allí he sido Presente. Os digo estos acontecimientos para cuando aquellos hombres traigan su Testimonio, no los rechacéis; sino que digáis: -El Maestro, nos lo dijo, ya lo sabíamos… y cuando escuchéis que fue lo que dije y lo que aquellos labios os Testifiquen, no los vayáis entonces, a criticar ni a rechazar, porque Yo antes os he Enseñado a reconocer el Árbol por su Fruto y Mi Palabra por su Esencia; pues así como el Maestro, os enseña a Cumplir, también vosotros Cumplid, Pueblo. Recordad que habéis llegado ante Mis Plantas para decirme: -Maestro, Amado: quiero ser de los Tuyos. No quiero ser más un paria en la vida. Dame de Tus Dones para Servirte Amando a Mis hermanos… y el Padre, entonces, os ha Agraciado, os ha Fortalecido e Iluminado y además os ha dado, un tiempo, para que en ese tiempo, Meditéis y Comprendáis lo que recibisteis.
96. Cuando ha llegado el tiempo de la Comprensión, como Maestro, os he entregado las grandes Lecciones de Mi Enseñanza, para convertiros, de Párvulos en Discípulo.
97. Ahora, todos sois Mis Discípulos. Habéis dejado de ser aquellos Párvulos, que recibisteis en un Acto de Amor y de Anhelo Espiritual. Ya supisteis a través de Mi Enseñanza, lo que habéis recibido del Maestro. Ya habéis comenzado, a Practicar en vuestra vida; y ahora, estáis próximos a convertiros en maestros; en los maestros, que no tengan titubeo en sus Pasos, ni balbuceo en sus labios, ni duda en su corazón.
98. Los maestros Fuertes, Plenos de Confianza en su Padre; esos son los que voy a dejar. ¿Quién podrá destruir el Culto que os vengo Enseñando?, ¿quién podrá destruir el Altar que he levantado en el fondo de vuestro corazón?, ¿quién podrá apagar la Flama de vuestra Lámpara?, ¿quién osará marchitar la Ofrenda que lleváis en lo oculto de vuestro ser?, ¿Quién podrá destruir el Sentido de los Símbolos, que Espiritualmente guarda vuestro espíritu, en su Arcano?...
99. Sería menester, que aquel que quisiera destruir estos cultos, en el fondo de vuestro ser, fuese Vidente. Mas todo aquel que por medio de Videncia, contemple vuestro Altar y vuestra Verdadera Lámpara, se tendrá que doblegar, y decir: -¡Dios Mío, Tu Obra existe y lo que éste lleva en su corazón, es Verdadero e Indestructible!...
100. Toda Mi Obra, quiero encerrarla en vuestro espíritu, en ese Santuario que he venido a ofrecer en este Tercer Tiempo, para que vuestro Culto, sea Espiritual.
101. Varios cultos practicáis en la Tierra; rendís un Culto a vuestros mayores Afectos humanos. A padres, hermanos e hijos, rendís otro culto; a vuestras patrias terrestres, rendís culto, también; y al Espíritu Divino, rendís Culto espiritual. ¿Cómo podríais rendir Culto Espiritual a las cosas materiales, o rendir culto material, a lo Divino? Yo siempre, os he dicho: -¡Dad al césar, lo que es del césar; y a Dios, lo que es de Dios!...
102. Por eso, con claras explicaciones, os he venido a decir en este Tiempo, en Mis Últimas Cátedras: ¡Apartad ya de vuestros corazones, símbolos materiales; abolid de vuestro espíritu, todo culto exterior!...
103. Si sois los Discípulos del Espíritu Santo, si vais a caminar como Espiritualista sobre el haz de la Tierra, Enseñad entonces la Práctica Espiritual.
104. Practicad el Culto Interior, el Culto Espiritual; y abrid ante la humanidad, la Brecha que conduce a la Vida Espiritual, mas, no a los otros cultos; sin embargo, no les juzguéis ni desconozcáis, dad a ellos también su debido lugar, sin apasionamiento, sin fanatismo; solamente con Justicia y con Medida; y así, iréis como los Buenos maestros por el Mundo, dando una Verdadera Enseñanza, con Ejemplos y con Prácticas, de lo que Yo os he Enseñado.
105. Mientras Mi Pueblo, no destruya en sí mismo la idolatría, el fanatismo, la superstición, materialismo e ignorancia, Yo no podré enviarlo entre la humanidad, porque no podría ser Reconocido; porque Mi Doctrina, no podría entonces, ser aceptada por los hombres.
106 ¡He ahí, el porqué Mi Justicia, tocando está al Pueblo de Israel! ¡He aquí por qué Mi Justicia, está tocando a las cabezas que han Guiado a las grandes multitudes!... y en esta Hora de Justicia, en Verdad, os digo: ¡Cada quien recogerá, lo que ha sembrado!...
107. Mucho os dije, que quería que el Pueblo, despertara por el Amor de Mi palabra, por Mi Enseñanza; que no quería el Padre, que fuera la justicia humana, que no encierra Misericordia ni Perdón, la que os despertara.
108. Mucho os he hablado; mas, como lo he hecho por el Entendimiento de seres humanos, sencillos como vosotros, no siempre he sido creído.
109. Muchas veces he sido desobedecido, por la incredulidad y familiarización que el Pueblo, ha tenido con Mi Presencia; pero vendrá la justicia de los hombres; vendrá con fuerza y Mi Pueblo beberá el cáliz de gran amargura, el sueño huirá de sus ojos; tendrá que velar día y noche, y dirá entonces: -¡Dios mío!, ¿por qué me pruebas?, ¿por qué me juzgas?, ¿por qué me castigas?… y la Conciencia, le dirá al Pueblo: “-¡No es el Padre, quien os prueba, quien os juzga, ni quien os castiga! Sois vos mismo, es vuestra propia desobediencia, vuestra incredulidad, vuestro letargo y materialismo. …
110. Porque Mi Pueblo, ha de Despertar ;y si estas pruebas, están llegando antes de que Yo Levante Mi Palabra; pensad que la hoja del árbol, no se mueve sin Mi Voluntad; que un gran sentido, tienen estos Acontecimientos; y aun os añade, el Maestro: Si Mi Pueblo, al iniciarse los Tres Últimos Años de Mi Comunicación, en la cual entregué Ordenes, Enseñanza y grandes Revelaciones, hubiese penetrado por la Senda de la Obediencia y Espiritualidad; y no, por la senda de la discordia y de la incredulidad; en ese instante, su Práctica y su Culto, no sería contemplado por los ojos profanos. Pasaría en Verdad, el Espiritualista, invisible a los ojos materializados, libre de toda acechanza, libre de todo juicio, exento de toda sanción y de todo castigo.
111. Mi Manto Divino, durante mucho tiempo, cubrió las imperfecciones de Mi Pueblo; Mi Manto, lo hizo invisible a los ojos de los hombres, de su justicia, de las leyes humanas; pero llegó el tiempo, en que Mi Pueblo, debía Despertar, debía despojarse de todas sus imperfecciones, para convertirse en el Verdadero Espiritualista y así mostrarse al Mundo; y el tiempo, en que Mi manto lo ocultó, pasó; hoy, os he dejado al descubierto, porque sois Mis Discípulos, porque ya nada ignoráis, porque estáis a un paso de convertiros en los maestros; y ahora, dejo que las Miradas del Mundo todas, se posen en Israel; y a aquellos, que se encuentren pisando en el Camino de Mi Ley y también de las leyes humanas, no les podrán afectar; mas todo aquel que camine en desobediencia en Mi Camino o en los caminos humanos, él tendrá que recibir el fruto de su mala siembra; él Sentirá las consecuencias de su desobediencia; y esas Consecuencias, esas Pruebas y esa Justicia, lo harán Despertar de su profundo letargo, os lo dice el Maestro, pero aún Velad y Orad; y después de Velar y de Orar, Meditad entre vosotros para que podáis levantaros a dar Pasos de Verdadero Cumplimiento en el Seno del Pueblo de Israel; y así al llegar al último instante de esa Etapa, vuestra Conciencia puede estar Tranquila, vuestro espíritu estar Confiado en un futuro de Buen Cumplimiento y vuestras Armas prestas para Luchar, ya no en el seno de vosotros, contra vosotros mismos; sino a Luchar en Verdad, en el Seno de la humanidad, combatiendo entre ella, también su fanatismo, su materialismo, su desunión y sus pasiones.
112. Mi Luz, se ha derramado en esta alba de Gracia Universalmente, pero traducida en palabra humana, en el seno de las Congregaciones Espiritualistas. Por ser alba dominical, dedicada al descanso, se han congregado todos los Labriegos en torno de Mi Palabra.
113. Veo a Mi Pueblo, dividido en muchos Recintos, cuando quisiera contemplarle reunidos en Un solo Santuario; pero así, le he entregado la misma Esencia y la misma Luz; y según ha sido la Preparación de cada Portavoz, así ha sido la traducción de Mis Inspiraciones en el Pueblo.
114. ¡Trabajad todos vosotros, para la destrucción de los linderos y de las fronteras que os separan! Trabajad, por destruir el fanatismo que existe entre el Pueblo por sus Recintos; porque han hecho de las cuatro paredes y la techumbre, su Verdadero Santuario, creyéndole la Casa de su Creador; siendo la Casa del Padre, su corazón y su espíritu, pues estos Recintos os han guarecido solamente de la intemperie; ha sido su única función, ocultaros de las miradas irrespetuosas o ignorantes de la humanidad.
115. Yo, os Estoy tocando con mano de Justicia, para que todas estas vicisitudes sean Comprendidas y pueda venir la Unificación del Pueblo, en el Verdadero Santuario, en la Verdadera Obra y la Ley del Padre.
116. No cesaré en Mis Toques de Justicia, hasta que pueda contemplar a Mis Discípulos Fuertes, Despiertos y Unidos como es Mi Divina y Santa Voluntad.
117. Entre vosotros, penetran los Enfermos del cuerpo y los del alma; y al Sentir la Emanación, la Influencia Espiritual y Benéfica de las multitudes congregadas, se sienten Aliviados en sus penas y buscan la reunión nuevamente para ir Sanando todos sus males y resolviendo sus penas. En Verdad, os dice el Maestro: Mi Palabra, es cual la Mano misma del Maestro, que se posa para Sanar a los enfermos que se presentan ante Él.
118. Mis Discípulos, que ha tiempo han recibido Mi Divina Influencia, por medio de Mi Palabra, Emanan de su espíritu a su corazón, Fuerza y Vitalidad; pues así como en Verdad, han sido estos Prodigios en este Tercer Tiempo, quiero que sigan siendo, después del año 1950.
119. Entonces, se reunirán los Discípulos a Estudiar la Palabra del Maestro, a Sentir Su Presencia espiritual en la reunión, a recibir su Inspiración Espiritual; e invitaréis a vuestro seno a los enfermos, a los pobres de espíritu, a los hambrientos y sedientos de Justicia, a todos aquellos que necesiten de lo que vosotros tenéis; y cuando ellos penetren en vuestra Congregación, Elevaréis vuestro espíritu, Me los haréis presentes; y el Padre, extenderá su Mano y les Ungirá, en Verdad; y de este modo haréis Prodigios con vuestra Oración; y vuestras reuniones, tendrán, en Verdad, os digo: ¡Notoriedad y resonancia entre la humanidad!...
120. Vendrán de lejanos puntos de la Tierra, en busca de las Congregaciones Espiritualistas, para pediros que Elevéis vuestra petición a nombre de ellos.
120. Vuestros ojos se maravillarán; y aquellos enfermos, también se maravillarán, habiendo penetrado con la lepra en su cuerpo, con la ceguera en sus ojos, con las distintas dolencias en el cuerpo y la aflicción en el espíritu, al resultar con la Salud en su cuerpo y la Paz y la Liberación en su espíritu; pero no solamente podréis hacer esto en estos Recintos; todos podréis hacerlo en vuestro hogar, en los caminos o en cualquier punto de la Tierra.
121. Doquier podréis Elevar vuestro espíritu y atraer Mi Bálsamo, sobre todo aquel por quien Me pidáis. Tampoco será menester que el enfermo esté junto a vosotros, para que él sea Ungido por vuestra Oración o por vuestras manos; podréis Ungir Espiritualmente y a distancia, a los enfermos; y podréis todos vosotros, estar Unidos Espiritualmente, aun cuando estéis desunidos materialmente.
122. Todo esto, asimiladlo, porque vais a Vivirlo el mañana. Si hoy todavía no alcanzáis a vivirlo con el espíritu, esperad, penetrad más en el camino y en la Enseñanza; y presto, muy presto, estaréis Viviendo ya, estos acontecimientos
123. Todavía faltan, algunas de Mis Cátedras; y por conducto de ellas, os seguiré Ilustrando, os seguiré diciendo todo aquello que vais a Practicar y la forma de Practicarlo después de Mi Partida.
124. De este modo, no habrá titubeo; y en el Tiempo que os concedo para vuestra Meditación, afirmaréis y asimilaréis Mi Enseñanza para levantaros llenos de gozo, entonando siempre un Himno Espiritual de Unificación y de Paz; Himno, que en Verdad, os dará Fuerza para Cumplir, os dará Fuerza para Perdonar al que os ofenda, os dará siempre Ahínco a aquellos que por momentos quieran flaquear y os dará más y más Inspiración, para que el Espíritu Santo, con sus Vibraciones os lleve eternamente por la senda del Progreso hasta el Final de la Jornada, como es Mi Voluntad, ¡Oh! Pueblo Amado.
125. Enfermos, que habéis penetrado en este día: ¡Sentid y Experimentad Mi Bálsamo!... Labriegos y Mundo Espiritual: ¡Seguid Derramando doquiera Mi Bálsamo de Curación!... ¡Seguid Practicando Mi Obra a través de las Virtudes, de la Caridad que es la Virtud más poderosa que os he confiado, para convertir y despertar al corazón del hombre!...
126. Mi Caridad, entregadla con Oraciones, Pensamientos, Palabras y Obras; pero llevad siempre las obras plenas de Sinceridad y de Verdad; y esa Caridad, abrirá puertas por doquiera, hará brotar Agua Cristalina de las rocas, hará florecer la Simiente que os he Confiado, en los más duros corazones; y Yo, Miraré Mi Simiente en vuestros semejantes.
127. ¡Caridad y más Caridad con todos vuestros hermanos, os dice vuestro Maestro, y podréis Contemplarme en todo Mi Esplendor!... Esa Máxima, es la mayor que podéis contemplar en el Mundo: La Caridad… ella Salvará a vuestro espíritu y con Ella, Salvaréis; también, Redimiréis al género humano. Yo hago que la Sintáis, que la Viváis más en vuestro corazón. Una vez más, ¡levantaos, Pueblo, e id con Mi Enseñanza, e id con Mis Ordenes y Velad y orad para que no caigáis en las tentaciones!...
¡Mi Paz, sea con vosotros!...

DonRafadeAcapulco
Mensajes: 662
Registrado: Lun Jul 07, 2008 11:26 pm
Contactar:

Re: Primero y Segundo Mensajes para el Pueblo Espiritualista

Mensaje por DonRafadeAcapulco » Jue Dic 10, 2009 6:05 pm

Catedra de Navidad

Cátedra de nuestro Divino Maestro sábado 24 de Diciembre de 1949
¡Mi Paz, sea con vosotros!...
1. La Paz de Mi Espíritu, sea con el Pueblo de Israel y con el Mundo entero. Mi Rayo Divino, Comunicado por el Entendimiento humano, habla en esta alba de Gracia al Pueblo Escogido, a la humanidad que Me ha Creído, al Mundo Espiritual también que viene en busca de la Esencia de Mi Palabra.
2. Yo, el Maestro, Me aposento entre vosotros. Yo os Bendigo en Mi Nombre Divino. Yo os doy Mi Perdón. Mi Espíritu de Padre, os contempla Orando; Preparado vuestro espíritu, pidiéndome por el Mundo, Intercediendo por los pueblos de la Tierra, rogando por la Paz, por la Comprensión y Espiritualidad de la humanidad.
3. ¡Bienvenido seáis, porción de Mi Pueblo de Israel, que vais Comprendiendo vuestra Misión entre la humanidad!... que sabéis que no habéis venido a la Tierra, para tomar de Ella y alimentaros con los frutos de materialidad.
4. Ha venido vuestro espíritu, a Cumplir una Misión que Yo os he Confiado. Estáis Vestido con Mi Gracia; Mi Fortaleza y Mi Potestad, es con vosotros. Yo os he hecho Semejantes a Mí. Vosotros tenéis la Potestad, la Pureza y las Virtudes de los Ángeles.
5. ¡Reconoceos a vos mismo!... Sabéis que sois Mi hijo muy Amado, que Yo os he Preparado para que podáis desempeñar la Misión a través de vuestra Jornada; que habéis venido, a Preparar vuestro Camino, para penetrar en la Luz de Mi Espíritu después de la Jornada, de la Gran Lucha, de las Vicisitudes y las Pruebas de la vida humana.
6. Sabéis, Pueblo de Israel, que vais Siguiéndome, que lleváis vuestra Cruz de Cumplimiento, pero que Yo os Conduzco a Puerto Seguro; que vuestros Trabajos y vuestras lágrimas, no serán infructuosos, puesto que todo sufrimiento, llevado con Paciencia y con Amor, dejará en vosotros Paz y Frutos óptimos para la Salvación de vuestro espíritu. …
7. Hoy, celebráis una Conmemoración. Un año más, pesa sobre vosotros. Yo os Bendigo. Recordáis la Venida del Verbo, su Nacimiento en vuestro mundo. Veneráis todos las vicisitudes y cosas relacionadas con aquel Acontecimiento Sublime; Bendecís Mi Obra, Me dais gracias por haberos Revelado tantas Lecciones en este Tercer Tiempo.
8. Yo os he llamado: Trinitarios… os he dicho, que habéis venido en los Tres Tiempos, que habéis habitado la Tierra, dentro de la Primera Era, en los instantes del Primer Tiempo en que Jehová, mostró a su Pueblo Escogido la Ley en el Monte Sinaí; que habéis habitado la Tierra, en la Segunda Era; en que Cristo, hubo tomado carne para habitar entre vosotros, en el Segundo Tiempo; y hoy, habitáis en el Inicio de la Tercera Era, en el Tercer Tiempo, en que Mi Espíritu se Comunica con vosotros; y en que os doy Mi Palabra. Tres Eras, con Tres Tiempos de Comunicación Divina, que han pasado sobre vuestro espíritu; y en los cuales, habéis recogido los Frutos de vuestra lucha.
9. Yo, el Maestro de maestros, Estoy con vosotros. Os he Preparado el Camino para que no tropecéis; os he anunciado, las pruebas; os he dicho cómo habéis de Caminar, para llegar al final de la Jornada.
10. Y en estos instantes, Mi Pueblo, en que presta está a terminar la Comunicación de Mi Espíritu Divino con el hombre, llenos de temor os encontráis. ... Sabéis muy bien, que los instantes son Solemnes; sabéis que unas albas más transcurrirán y llegará entre vosotros, el último año: 1950, en que he de hablaros, en que he de dejar Escrita Mi Enseñanza entre vosotros, para la humanidad de la Tercera Era en la Tierra.
11. Yo espero vuestra Preparación. Yo, Cristo, el Maestro de maestros, os invito una vez más a Orar y a Velar; a convertiros en Manto y en Bálsamo, para Sanar y Cubrir a este Mundo y Librarle de los grandes peligros.
12. Sois vos, Israel, el que Vela por la Humanidad; sois los Elegidos de Mi Pueblo, es vuestra Lámpara la que se encuentra Ardiendo en el Santuario, mientras la humanidad se encuentra ciega; en este Tercer Tiempo, en que la humanidad camina sin rumbo y no Sabe como buscarme; vos Oráis, vos Veláis, Pueblo, y hacéis Méritos para contrarrestar los pecados del mundo.
13. Yo os digo, en Verdad: Multiplicad vuestro esfuerzo; si es Menester, llegad al Sacrificio… si vuestro Cáliz es amargo, sed Paciente y Confiad en Mí. Mirad, Pueblo, que vosotros, sois Mis Discípulos, que vos habéis de imitarme en el Camino, pues tenéis en Vuestra mano Mi Enseñanza.
14. Vos, Mi Pueblo, sabéis lo que pudo padecer Jesús, en el Segundo Tiempo por Amor a la humanidad; vos sabéis cuál es el precio, con que pude Rescataros; vos sabéis cómo Derramé Mi Amor, Mi Enseñanza, cómo sufrí la incredulidad de la humanidad, cómo pude inclinar la cerviz y aceptar el cáliz de amargura; vos sabéis, Pueblo, todo lo que Cristo, todo lo que el Verbo Encarnado, os dijo en el Segundo Tiempo y lo que el Espíritu Santo en este Tercer Tiempo, os ha Revelado.
15. Entonces, si habéis creído, si vuestra Fe es grande: ¡Apurad la prueba! pasad lleno de Fortaleza por todas las vicisitudes amargas; no sintáis tropezar vuestra planta; ¡Levantad vuestro espíritu, siempre Fuerte!
16. Vos sabéis Conversar Conmigo y Yo os Inspiro siempre. Por eso, os digo, Pueblo de Israel: ¡Vivid en Comunión con vuestro Padre!; ¡Dejad que vuestro Destino se Cumpla!, vuestro Destino de Sacrificio, vuestro Destino de Apóstol; dejad que Mi Palabra de este Tercer Tiempo, sea Reconocida por vuestras Obras.
17. Sed el Discípulo Manso, sed el Prudente, sed el Paciente; Cumplid ante vos mismo, para que vuestra Conciencia esté en Paz; Cumplid a la Divinidad, para que podáis Sentir Mis Bendiciones y Caridades.
18. Yo Estoy presto a Derramar Mi Fortaleza y Mis Prodigios, en cada uno de Mis Discípulos; pues si vos dais Testimonio de Mí, ¿Cómo no he de dar Testimonio de vos, que sois Mi Discípulo Amado?... ¿Cómo he de abandonaros en la Prueba?... ¿Cómo he de arrojaros al abismo, si sois el hijo muy Amado?...
19. Sin embargo, sí debéis Saber que estáis sujeto a pruebas, que vuestra Misión es muy Delicada, que no podéis salir del Camino; y el Camino, es estrecho.
20. Entonces, Pueblo, llevad Mi Enseñanza en vos mismo, llevad Mi Ejemplo; y esta Señal, con la cual Yo os he Distinguido, llevadla por siempre; es Mi Señal de Luz y de Amor, y en todos los Tiempos, ha estado en vos mismo.
21. Yo he Derramado Mi Espíritu en vos, mientras otros pueblos de la Tierra, ignoran Mi Advenimiento, el Tercer Tiempo; mientras ellos se debaten y desesperan, en la Espera de Mi Llegada; vos sabéis que Estoy con vos, que os doy Mi Palabra y Mi Aliento, que os Consuelo en vuestras aflicciones, Pueblo; que os Abro el Camino y os Señalo en el Horizonte, el Final de la Jornada.
22. Mientras otros, buscan ansiosamente las Señales dadas, buscan en los libros que nombran Sagrados, las Escrituras de los Profetas; buscan en las Profecías, Mis Palabras Divinas, para saber si es llegado el Tiempo, en que el Maestro de maestros Descienda una vez más entre la humanidad para darle la Ayuda; muchos, saben que la Hora de Prueba ya es en ellos, saben que el Rigor de la Justicia, es en la humanidad, que su prueba ha llegado al límite; y ellos, Me buscan, Me esperan, Me sienten.
23. Sin embargo, llegará el momento cuando esos espíritus lleguen a Mí, para escuchar Mi Palabra; pues, en Verdad, os digo: cada una de las distintas naciones en corto tiempo transpondrán los umbrales de su nación y pisarán esta Tierra Bendita; llegarán hasta vosotros, para estrecharos; llegarán hasta vosotros, para Bendeciros; porque vos, Pueblo, habéis sido el Escogido, mas ellos también serán Elegidos.
24. Este Privilegio que he derramado en vos, Mi Pueblo, alcanzará a aquellos, alcanzará a toda la humanidad por los Méritos que Israel, hiciere en este Tiempo; pues vos, no sois más que aquellos; mas, sí habéis sido el Primero en tener esta Revelación.
25. Todo el Mundo sabrá de Mi Tercer Advenimiento; todas las naciones se estremecerán, cuando conozcan la Buena Nueva y el Tiempo en que Yo he podido Llegar entre vosotros, para hablar y la Fecha en que Terminó esta Etapa. Dejad en Mí estos acontecimientos. Yo moveré los corazones. Yo enviaré a los Ángeles, a dar la Buena Nueva en todas las naciones. Vosotros, les Seguiréis; hablaréis, en Verdad, y diréis lo que habéis visto y lo que habéis oído.
26. Vuestras palabras serán como una Aparición, será la Gran Revelación que Yo envíe por vuestro conducto; y así como en el Segundo Tiempo, los pastores y los reyes, pudieron maravillarse al contemplar la Humildad del Nacimiento de Jesús; también en esta Era, las naciones han de sorprenderse, al contemplar, que vosotros sois Humildes y que en vosotros Yo he Derramado Mi Esencia y Mi Doctrina.
27. En esta Era va a levantarse la Fe, Pueblo; pues grandes Acontecimientos, Señales y Anuncios, voy a dar a la humanidad. Los niños hablarán de Mí; los ancianos, ya en los umbrales de la Vida Espiritual, también hablarán de Revelaciones desconocidas.
28. Se acerca el momento en que esta Obra Espiritualista, ha de Desatarse; en que ha de Encenderse, en todos los corazones, la Luz de la Fe; en que el mundo, pondrá en Práctica esta Doctrina; y después, de haber sido materialista, después de haber creído tan solo en lo que palpa y toca, se volverá Espiritualizado, sabrá mirarme con la Vista del espíritu Preparado, Me buscará, hará Méritos para encontrarme en Espíritu y Verdad.
29. Yo vendré Presto a Visitaros Espiritualmente, porque Mi Reino estableceré en este Mundo. Yo Estoy Preparándolo; mientras el Mundo duerme, el Maestro Trabaja; mientras los corazones de los hombres, ponen sus miradas en las obras humanas, mientras aspiran tan solo alcanzar las ciencias humanas y el poder de la Tierra; Yo, Trabajo con el espíritu del hombre. Yo, Cristo, le abro un Mejor Horizonte a cada ser humano, Yo les Preparo el Camino para cada una de las plantas que han de seguirme en corto instante, pues he venido una vez más a la humanidad para Rescatarle.
30. Y esta Obra, Pueblo, que todavía contempláis pequeña, porque no habías Sabido penetrar en Ella, pronto la contemplaréis Grande, envolviendo a todo el Mundo, Despertando a todos los espíritus, llevando Esperanza y Fe, a todos los corazones; abriendo el Gran Libro de la Vida, para la Nueva Vida de todos los hombres.
31. Sí, Mi Pueblo, vos habéis sido el primero en recibir Mi Palabra; y por vuestro conducto, aquellos serán Doctrinados. Yo os seguiré Doctrinando, Inspirando y Derramando Mi Palabra y Profecías por vuestro Conducto, después de 1950, cuando Mi Rayo universal ya no Descienda a pasar a través del Entendimiento humano; solamente la Inspiración Divina, Fluirá en todos los cerebros; inspiraré a todos los corazones Afines a Mi Amor; será Mi Amor, Pueblo, será Mi Caridad, la que ha de Aposentarse en todos Mis hijos.
32. Pueblo, en esta alba Bendita de Gracia, Orad y Velad por el Mundo. Vosotros estáis a Salvo, vosotros sabéis que estáis Comunicándoos con vuestro Dios. La Paz de Mi Espíritu, Invade vuestros espíritus, sabéis que ante Mi, desaparecen vuestros sufrimientos; vuestros sinsabores se hacen pequeños; Mi Palabra y Mi Presencia, es Alegría y Consuelo para vosotros; pero hay un mundo, hay muchas naciones que padecen, Mi Pueblo; y vosotros, no conocéis la opresión, no conocéis el rigor de la justicia, no sabéis lo que es el hambre, la peste, la muerte y la destrucción.
33. Vos, Mi Pueblo, no sabéis lo que atraviesan en estos instantes vuestros hermanos; y aún dentro de estas grandes pruebas, Brilla para unos la Esperanza, saben que Dios, no les abandona, saben que un día pasará esa prueba y volverá a Brillar la Luz para ellos; que un Nuevo Día, aparecerá, después de la tempestad; después de la noche en que han vivido, la Luz de la Aurora Espiritual, brillará para ellos; pero es menester Fortalecerles en la presente Era, para que no desespere el espíritu, para que sepa el corazón Serenarse; pues Yo, en cortos instantes, les daré Anuncios; les Prometeré, para más tarde, Cumplirles Mi Promesa.
34. Vuestro Dios, quiere de vosotros un Nuevo Mundo; quiere que la humanidad Enmiende su corazón, se Rija por Mi Ley Divina, tenga una Nueva Norma de Vida, Modere sus costumbres, Finque su Paz, su Alegría y su Amor, en Amarme y en Amarse los unos a los otros.
35. Ésta es la Ley que he dado a la humanidad desde el principio de los Tiempos: La Ley de Amor, de Igualdad, la Ley de Espiritualidad también; y a través de los Tiempos, puedo contemplar que la humanidad se ha alejado del Principio, de lo que le está Señalado en si misma, de la Voz que a cada instante le habla en su Conciencia.
36. El Mundo, ha desviado sus pasos, se ha dejado seducir por las tentaciones, ha flaqueado la carne; y el espíritu, se ha envuelto en las tinieblas y ha forjado un mundo lleno de confusiones y de dolor y hoy, apura su cáliz de dolor; hoy, saborea los frutos que él mismo sembró en el principio de los Tiempos, mas esa jornada, va a concluir; y después de este tiempo de Prueba, después de la Conmoción que viva el Mundo; Yo, Estableceré la Paz y daré una vez más en las manos de los hombres, la Ley; y les diré una vez más: ¡Sea la Paz entre los hombres de Buena Voluntad!...
37. Pueblo de Israel: Llevad impresas Mis Palabras, Todo lo que os he dicho hasta este instante, ¡sea en vos mismo!... Viva en vos, Mi Palabra, a cada instante Conmueva vuestro corazón; pues Yo os doy pruebas a cada instante, para que Desempeñéis vuestra delicada Misión y no durmáis.
38. ¡Pueblo:. Sed el Discípulo que viva Alerta, aquel que tenga Encendida su Lámpara, aquél que pueda dar Luz a los demás!...
39. Yo he Iluminado vuestra Vida, Pueblo; os he dado Mi Gracia, para que vosotros participéis de esta Gracia, a la humanidad; os he dado: el Bálsamo, la Paz, la Luz y la Fortaleza Perpetuas. …
40. Mas vos, a cada instante Me pedís por la humanidad, Me decís: “-¡Maestro, Consuélala!,... ¡Padre, Prepara al corazón que va a partir, Sana y Bendice los hogares!... Y el Maestro, os dice: Esta Potestad, la he dado a vos, Mi Pueblo., vosotros, podéis Sanar y Consolar en Mi Nombre, con la misma Gracia y Perfección con que Yo Sano y Bendigo; ya que ésta es vuestra Potestad, Pueblo Amado.
41. Si no habéis llegado todavía a Comprender vuestros Dones y Gracias, es porque todavía no os habéis Espiritualizado, porque no se ha levantado vuestro espíritu al Cumplimiento, porque todavía tenéis en la Tierra, ataduras, que os impiden venir en pos de Mí; todavía no os cubre la Vestidura de Humildad, todavía no sabéis Doblegar vuestra cerviz, todavía no sabéis Perdonar a vuestros hermanos, mas estáis en el Camino de la Enseñanza y de la Práctica.
42. El Maestro está delante de vosotros, dándoos Ejemplo, Hablando, Preparando todos los acontecimientos. Por tanto, os digo: Practicad, Orad, y Velad... y contemplaréis en vuestro derredor, una Nueva Vida, un Ambiente de Fortaleza, de Energía, de Vida y de Paz.
43. Si de estos Dones, os he llenado; si vosotros, sois los Poseedores de ellos, ¿por qué os Sentís débiles por instantes?... Dejad que ese Mundo, que no Me ha oído, flaquee. Dejad que él dude; pero vosotros, no dudéis ni flaqueéis. Mirad al fondo de vosotros mismos, contemplad la Heredad que os he dejado; y entonces, si creéis en Mi Palabra, ¡Haced Prodigios!...
44. Vuestro Pensamiento y Oración, son Armas de gran Valor que os he dado. ¡Ejercitad la Oración día por día, Mi Pueblo!... ¡Velad por el Cumplimiento de vosotros mismos… ¡Velad por todo lo que Yo os he Confiado!...
45. La Porción que os he dado, está a vuestros cuidados. No solamente vuestros hijos, no sólo vuestros parientes, aun los que no tienen sangre de vuestra sangre, os los he Confiado, para que les Guiéis, para que seáis Luz en su sendero.
46. ¡Dejad que Brille la Antorcha de Fe, que os he dado!... ¡Dejad que sea la Luz a vuestro paso!... Pues Yo, el Maestro de maestros, os he Enseñado a hacer todo esto.
47. ¡No sea un desierto vuestra vida, no haya esterilidad en vuestras obras!... No Lucháis en vano, Pueblo. Si no hubiese Simiente de Amor, en vuestro sendero; si no hubiese Buena Voluntad ni Fe, ¿qué podríais Sembrar?,... ¿qué podríais hacer Provechoso en el Camino?... Es Menester que se Levante vuestro espíritu y lo hagáis todo por Bien, por Servir a la humanidad, por Cumplir con la Ley, por Salvar a vuestro propio espíritu.
48. Yo Preparo en esta alba de Gracia, a la Niñez Bendita; y por su inocencia, ¡sean Salvos los pueblos. ¡Sean atadas, por un instante, las tentaciones!... ¡Haya Amor en los corazones y haya Espiritualidad también!...
49. Es el instante de Orar; y Prepararse, para recibir la Palabra del Juez. Todos los corazones, serán Juzgados; todos los espíritus, serán Sometidos a este mismo Juicio; los que Me conocen, los que no Me han oído y los que ha mucho tiempo se han apartado del Camino Recto, todos serán Juzgados por la Voz, por Mi Espíritu Divino.
50. Y en ese instante, Pueblo, vos Israel, estaréis Velando, estaréis Orando y habréis reunido todos vuestros Actos Buenos, Me haréis presente vuestra Lucha. En este año, Me haréis presente vuestros corazones; y Yo, miraré en ellos y también, determinaré en cada uno de vosotros.
51. Yo os digo, en Verdad: No Me temáis como Juez; antes buscadme como Padre. No quiero contemplar, a la humanidad, como a un reo. No, Israel: Quiero contemplarla como a Mi hijo, quiero sentarla a Mi Diestra, quiero darle a comer los mejores Frutos; quiero, Pueblo, que en ese último año de la Presencia de Mi Palabra entre vosotros, la humanidad pueda Lavarse y Perfeccionarse, pueda Orar y Espiritualizarse.
52. Quiero que caiga de la humanidad, toda vestidura de fanatismo, todo falso conocimiento, toda ignorancia; y el Mundo Espiritual, que está al Servicio de la humanidad, Trabaje en ese tiempo para Convertir a la Verdad a la humanidad, para Ablandar el duro corazón, para Preparar su Entendimiento y así pueda recibir la Buena Nueva de Mi Tercer Testamento.
53. Vos estaréis Unido a Mi Mundo Espiritual, Trabajando al compás de él; y así como ese Mundo de espíritus Emancipados, que Me Aman y Sirven a la humanidad por Amor a Mí, también podáis vos, Pueblo, llevar Mi Luz a los corazones.
54. Esperad, Preparado estos días. Llevad impreso en vos mismo, el Recuerdo y la Memoria del Nacimiento de Jesús, en el Segundo Tiempo. Considerad, Pueblo, el Amor de Mi Espíritu para la humanidad, Mi Obra de todos los Tiempos, el Perfeccionamiento de Ella, el Ejemplo que pude daros en Jesús, su Mansedumbre y Humildad, su Amor y Caridad. Jesús fue el Hombre Perfecto, Pueblo, mas el Espíritu que le animaba, fue Mi Espíritu, el Espíritu Divino; pues vos, habéis dicho y es Verdad: -Dios se hizo Hombre y Habitó entre los hombres. …
55. Sí, Pueblo, por Amor a vos, pude limitarme en la materialidad de Jesús, os di Ejemplo desde el Nacimiento hasta la muerte en ese Cuerpo; y en todos sus Actos, pude Enseñaros cómo se Nace, se Sirve, se Lucha y se Muere también por Amor. Este Amor, os envuelve Siempre, Pueblo.
56. Que esta Memoria, sea Eterna en vuestro espíritu. No solamente al llegar estas albas, consideréis estos Acontecimientos: Mi Pasión y Sacrificio… sino en todos los días de vuestra Vida; pues aquel Ejemplo, fue para todos los Tiempos, para todos los hombres; y en este Tercer Tiempo, el Espíritu Divino viene una vez más a Unificar a la humanidad, en Un Solo Pensamiento, en Un Solo Amor.
57. Hoy, no solamente los Mosaicos, los Cristianos y los Espiritualistas, Conmueven su espíritu; sino los hombres de toda creencia. Aquellos, los primeros, todavía esperan la Venida del Mesías y el Mesías pasó en su Tiempo; y ya es el Tiempo, del Espíritu Santo; mas ellos Sienten en su espíritu, Pueblo, que se acerca ya la Consumación de los Tiempos; en que Yo he de darles a Conocer con Mi Palabra, Mis Testamentos, todos.
58. Yo reuniré en Uno Solo, Mis Tres Testamentos; formaré con Ellos: Una Sola Herencia para la humanidad. Yo la dejaré Grabada, en el corazón de todos; y esta Herencia, será la Salvación de todo espíritu.
59. Presto está el momento, en que sea Consumado este Tercer Tiempo, en que Yo he de Cerrar los labios de estas criaturas por quienes Me he Comunicado y he alimentado con Mi Esencia al Pueblo de Israel. Mas, después de este Tiempo, vendrá un tiempo de preparación y de Espiritualidad, se acercará el Reino de los Cielos a la Tierra; Sentiréis habitar dentro de vosotros, un Mundo Mejor, que el que Conocéis en la Tierra; Viviréis para el espíritu, Pueblo. Viviendo en la Tierra, tendréis vuestra Mirada puesta en el Cielo y esperaréis siempre de Mí; y de Mí, recibiréis.
60. Os Comunicaréis Conmigo, Pueblo; pues Yo os doy este Privilegio, así como pudieron Comunicarse Conmigo los Profetas, los Apóstoles y los Grandes espíritus que he enviado a la Tierra. Vos Escucharéis Mi Palabra en el fondo de vuestra Conciencia y Ella os Dictará lo que debéis hacer, Ella os Señalará vuestros Deberes, Ella también, impedirá, en Verdad, el mal paso de vosotros.
61. Voy a detener el avance del mal. Voy a cerrar esa puerta, que se ha abierto ha mucho tiempo y ha invadido la Tierra, con su aliento, con su influencia maligna; voy a daros una Oportunidad más, Mi Pueblo. Pero mientras ese tiempo llega, Velad y Orad, atravesad todavía los últimos momentos de Prueba, de Lucha y Venced a las tentaciones.
62. ¡Venza el espíritu, sobre la carne; Venza el Bien sobre el mal, en cada uno de vosotros; Venza la Caridad y el Amor Espiritual y Perfecto, sobre las todas pasiones y sobre el egoísmo humano; si, Pueblo, pues vos, sois la Simiente del Nuevo Mundo; vos, sois la Generación que Estoy Preparando y sobre la cual Edificaré. Vuestro Dios, se Servirá de vos, para llevar a cabo su Gran Obra entre la humanidad.
63. Padres y madres, que habéis Conocido el Privilegio de Guiar sobre la Tierra, a las criaturas Benditas que os he Confiado: ¡Orad por ellas!... ¡Preparadlas dentro de Mi Enseñanza! ¡Infundidles Amor y Fe, a Mi Divinidad!... Quiero servirme de ellas más tarde, quiero Revelarles los Cocimientos que pertenecen a ellas.
64. ¡Vos, Pueblo, Velad!... Ofrecedme el Fruto de vuestra Paciencia, de vuestro Sacrificio y Resignación; Enderezad los pasos que sean torcidos, de ellas; Velad por ellas, si son inocentes. Presentadles este Mundo y también señaladles adónde están los peligros, para que ellas, no se acerquen a ellos; pues en esta forma, Mi Pueblo, Yo llevaré a cabo Mi Gran Obra; Yo Edificaré, Yo Construiré el Nuevo Mundo, Yo Convertiré a los corazones; y las costumbres imperfectas, que encuentre entre la humanidad, serán destruidas. Voy a Establecer entre vosotros, un Mundo de Espiritualidad, de Moralidad, de Amor y de Paz.
65. Yo Bendigo en este día a la niñez y a la juventud, y les Señalo el Camino; sea el Mundo Espiritual de Luz, el encargado de Guiar también sus pasos; pues no estáis solos padres de familia; en vuestra Ayuda, están los Ángeles Custodios, que Yo he Enviado en el sendero de cada una de Mis criaturas; sean ellos los que Velen también por los pasos de esa Nueva Humanidad; para que así, en corto tiempo, pueda contemplar entre vosotros, el Fruto de Mi Enseñanza y el Fruto de vuestro Trabajo.
66. Yo os Bendeciré, Pueblo y en esta alba de Gracia. Yo os Preparo. Cortos instantes pasarán y vendré una vez más entre vosotros, para recoger la Cosecha de todo Labriego, de todo aquel que Me ha oído y Escuchado, de todo aquel que desea Amarme y Creerme; y entonces, Pueblo, por cada Simiente que Me hagáis presente, Yo multiplicaré los Bienes y Gracias sobre vosotros; y de ellos, participaré también a la humanidad!
67. Yo, en esta alba Bendita de Gracia, os Bendigo; Bendigo a todas las naciones de la Tierra, a todas las criaturas. Mi Espíritu de Padre, no distingue naciones ni razas; todos son Mis hijos, todos han sido formados a Imagen y Semejanza Mía y todos tienen una Misión delicada que Cumplir en la Tierra; y sea en esta alba de Gracia, la Luz en cada uno de ellos, sea Despierta la Conciencia; y en estas albas últimas de este año, haya Recogimiento, haya Reflexión en todos los corazones; y puedan contemplar su obra, la obra de este año, de este Tiempo que Yo les he Confiado para la Espiritualidad, para el Adelanto; y entonces, puedan hacerme presente su Cosecha.
68. ¡Bendito seáis, Pueblo, que habéis Escuchado Mi Palabra!..., Mi Amor os envuelve, Mi Paz también. Habéis vivido en este instante cerca de Mí, habéis abandonado este Mundo lleno de miserias y dolores, para venir en pos de Mi Espíritu; donde encontráis, todas las Delicias, toda la Paz y toda la Alegría. ¡Sea este día Bendito, de Paz para vosotros!
69. Yo, en esta alba de Gracia, dejo una Simiente en el corazón de cada uno de vosotros, una Esperanza, un Aliciente, para que así podáis seguir Adelante, llenos de Fortaleza. En Verdad, el Padre, os mira; el Maestro, también recibe de vosotros, cuanto Me hacéis presente.
70. Yo en esta alba os Bendigo, os Concedo lo que Me pedís, todo lo que sea para el Bien de vuestro espíritu; y en esta alba de Gracia, por vosotros, Alcancen todas las criaturas, todos los seres.
71. La orfandad, los hogares desolados, las viudas, los enfermos sin Esperanza, los que han perdido a los suyos, los que llevan sobre su espalda las cadenas del trabajo, sean Libertados en este instante; sea la Paz en todos, sea el Consuelo, y un Rayo de Alegría para todos los corazones; que Yo os Bendigo, os doy Bálsamo; ese Bálsamo Espiritual que Sana todos los males. ... Yo os envuelvo con Mi Manto de Amor, os doy Mi Ósculo de Paz, humanidad Bendita.
72. Y en vos Mi Pueblo, en vosotros hijos Amados,... Derramo Mi Espíritu de Amor, de Caridad, de Paz y de Comprensión. ...
¡Israel!: ¡La Luz de Mi Espíritu, sea con vos!...
¡Mi Paz, sea con vosotros!...

Respetuosamente, con mucho Amor, Comprensión y Tolerancia, en Pro de la Superación Espiritual del Nuevo Pueblo de Israel y de la Humanidad, en el nuevo Tiempo de Cumplimiento Espiritual dentro de la Grandiosa Tercera Era de Luz.

Atte.: Su hermano: Rafael de Acapulco Gro.

DonRafadeAcapulco
Mensajes: 662
Registrado: Lun Jul 07, 2008 11:26 pm
Contactar:

Re: Primero y Segundo Mensajes para el Pueblo Espiritualista

Mensaje por DonRafadeAcapulco » Vie Dic 11, 2009 7:25 pm

Cátedra de Navidad del Divino Maestro 25 de Diciembre de 1949

(Cristo, nuestro Divino Mastro, Saluda a su Pueblo Elegido:)
¡Gloria a Dios en las Alturas y Paz en la Tierra a los hombres de Buena Voluntad!... Gloria a Dios en las Alturas y Pasa Mi Espíritu Divino de la Escala de Perfección a la de Jacob, para una vez más desde ahí enviar Mi Rayo Divino entre Mi Pueblo de Israel, en este día 25 de Diciembre de 1949, en que os encontráis reunidos y congregados en Representación de los Siete Sellos, de las Siete Iglesias que Elías, por conducto del Hijo del hombre, vino a implantar a esta Nación de la Tierra, escogida por Mi Voluntad. Yo os Recibo Mis Hijos muy Amados, Mi Regazo de Maestro se abre en estos momentos y os estrecha y por vosotros recibo al Universo, dándole Mi Bendición, en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo...

(Saluda Elías, el Pastor y Guía Espiritual al Pueblo:)
¡Gloria a Dios en las Alturas y Paz a los hombres de Buena Voluntad! Amo a Dios Padre, Amo a Dios Hijo, Amo a Dios Espíritu Santo. Creo en el Padre, Creo en el Hijo, Creo en el Espíritu Santo. Espero del Padre, Espero del Hijo, Espero del Espíritu Santo. ...
Maestro Divino, ante Tus Divinas Plantas en esta alba de Gracia, cual el Venerable Anciano, vengo Señor para hacerte presente Mi Rebaño Amado. Son los corazones que se levantan con el propósito y en esta alba de Gracia, ¡hágase en ellos y en el Pastor según Tu Voluntad!...

[El Divino Maestro:]
Venerable Anciano, que en este Día de Gracia, de Resurgimiento, de Vida de Gracia para este Pueblo, para este Rebaño que tanto cuidáis y que tantos desvelos lleváis por él mismo; venís con vuestro Amor siempre para hacerme presente al primero, para hacerme presente al postrero, Me pedís: no contemple su debilidad humana... que vos, les vais Fortaleciendo; que vos, les vais levantando en el Camino y les vais haciendo útiles para Mi Servicio Divino. Yo les recibo, ¡oh Pastor Bendito!... Ellos llegan ante Mi Presencia, en Representación del Universo entero.
¡Créalo el hombre o no lo Crea!... Por estos corazones Sencillos, por estos corazones Humildes, recibirá el Universo, recibirán las distintas sectas y también las distintas religiones, porque ésa es Mi Voluntad, Elías muy Amado.
Mas en este momento también, esos corazones que por un instante no se recrearon con la Palabra Celestial; deseosos, anhelosos, esperan escuchar vuestro Consejo Celestial para que les levantéis en espíritu y en materia.
¡Sed con ellos, Pastor Bendito!... ¡Dadles Elevación, dadles Preparación, recoged todas sus cuitas, apartad todo lo que en su intelecto y corazón puedan traer consigo mismo como barrera, para que puedan sentir en este Día de Gracia, Mi Palabra Celestial y quede Grabada en lo más íntimo de su corazón!...

(El Guía Espiritual, da su Saludo:)
En el alto y Bendito Nombre de nuestro Padre Eterno Gran Jehová, en el Alto y Bendito Nombre del Divino Maestro que presente es entre vosotros, en esta alba de Gracia, yo os doy mi Saludo de Pastor, en el Nombre del Padre, por conducto del Hijo y yo que soy la Representación de la Luz del Espíritu Santo. ...
¡Heme aquí, Rebaño Amado, una vez más!..., en esta alba de Gracia llega hacia vosotros vuestro Pastor, vengo solamente para Iluminar vuestro entendimiento, para Preparar vuestra morada cual la cuna, donde el Maestro, tenga que aposentarse para sentir el Calor del Buen Discípulo.
Preparaos, Rebaño Amado, presto está le momento en que la Palabra del Maestro caerá en vuestro corazón; presto es el instante, en que solamente la Mesa está Preparada con el mejor Manjar, Rebaño Amado; sed en Ella, con vuestro Buen Propósito y Buena Preparación, para que también el mañana seáis los Discípulos Verdaderos que tengáis que levantaros a los caminos.
Soy vuestro Pastor Espiritual, Rebaño Amado. Vengo en esta alba de Gracia, solamente como la Alondra para daros el arrullo, para daros por un instante el Calor Espiritual; sea el Aliciente en vos, recibidme por un instante, Rebaño Amado y dejad vuestra cuita ante Mi Presencia y preparad vuestro corazón para que os hagáis Dignos por un instante de escuchar la Palabra del Maestro. Con vuestra Preparación, Elevación y Oración seáis Dignos de ser los Discípulos Amados del Maestro de maestros.
En esta alba de Gracia, Rebaño Amado, del Pastor llevad la Luz del Pastor, llevad la Gota de Bálsamo y llevad en esta alba de Gracia de Mi Manto un jirón, que Yo os Preparo, en el nombre del Padre, por conducto del Hijo y Yo que soy la Representación de la Luz del Espíritu Santo. ...

(El Guía Espiritual al Divino Maestro:)
Divino Maestro, he llegado hacia Mi Rebaño en esta alba de Gracia, les he Preparado nuevamente con la Luz del Espíritu Santo. Yo os pido, que como Padre Amantísimo, Perdones al que por primera vez en esta alba de Gracia se acerca hacia Ti, para que lo Elevéis Espiritualmente, ¡oh Maestro Divino!...

[El Divino Maestro:]
Elías muy Amado, habéis Estimulado al Rebaño, habéis Saturado su espíritu y Preparado su corazón. Con la Luz Refulgente, habéis dado Calor al corazón que frío puede encontrarse y habéis dado Animo a sus Sentidos, para que en esta alba Bendita de Gracia, en que al Maestro, le place una vez más venir a recrearse con el Discípulo, para dejar muy dentro, en lo recóndito de su corazón Mi Esencia Divina; Ellos, quedan ante Mi Presencia; el primero como el postrero, recibirán ambos por igual, porque Mi Pupila es Perspicaz y puede contemplar al inocente, puede contemplar también a aquél que como escudriñador puede aposentarse; pero Soy el Padre de Amor, Soy el Padre de Caridad que como a hijos, sólo les contemplo en este Planeta. De Mis Caridades y Caricia, el uno y el otro recibirán.
Seguid en vuestra Labor Espiritual, ¡oh Elías Bendito!..., en estas albas Benditas de Gracia, que cortas son las que restan para llegar al final del Año 1949; seguid Preparando a los Guías de los Recintos, de los distintos Árboles; seguid Preparando a los Portavoces, al mismo Pueblo y Limpiad las vestiduras de los espíritus y a las materias que atravesando van aires, mares y explanadas, para que en el principio del Año 1950, este Pueblo contemple la Efectividad de Mi Palabra Celestial; que Mi Palabra se Cumple a través de los Tiempos y que Yo Marcando el tiempo para el uno y para el otro Soy; para que aquellos corazones puedan ser también entre Mi Pueblo muy Amado de Israel. ¡Volad, Elías muy Amado!..., que los Ángeles y Arcángeles esperan vuestro retorno para cantaros el ¡Hosanna, Hosanna!, también a vuestro espíritu. ...
(El Guía Espiritual:)
En esta alba de Gracia solamente mi espíritu recibe un Mandato de Tu Voz Amada. Voy, Maestro, tocando los corazones, voy en pos de la descarriada, en pos de las que gimen; y en esta alba de Gracia, en Tu Regazo quedan las 99 y voy en pos de la que Me clama. ¡Adiós, Rebaño Amado!..., que la Paz del Espíritu Santo, reine en vuestros corazones. ...

[El Divino Maestro a su Pueblo Elegido:]
El Maestro una vez más, Discípulos muy Amados, viene a recrearse con vosotros, porque vengo a esparcir Mi Caricia y Mi Ternura para Aliviar vuestras penas que en el plano Terrestre, vais llevando día a día en vuestra existencia humana.
En este día de Gracia, en que en todo el mundo entero, en que las sectas, creencias y religiones, en sus mismos ritos, en sus mismas costumbres de antaño se han levantado a Conmemorar una vez más el Nacimiento de Jesús; y a vos Pueblo, que como Gracia, por añadidura he depositado en vuestras manos, que os he venido a Enseñar cómo tenéis que dar Ejemplo a esas grandes multitudes de las distintas religiones y creencias… ¿qué tenéis que Enseñarles?... ¿cómo podréis hacer para que borren sus costumbres y ritos, para que Me busquen, como hoy, vosotros, Me estáis buscando?: Como Yo os he Enseñado, Discípulos muy Amados… y con la Preparación y Elevación, podáis Elevar vuestros espíritus, para que vuestro espíritu llegue hacia Mí, para que pueda Comunicarse con Mi Mismo Espíritu Divino y Yo pueda entregarles también a esos espíritus, para que entonces venga en Verdad, y reanime su materia en la existencia humana, para que así pueda forjarse el Camino que Yo os he Trazado, para que así podáis seguir hasta el momento en que sea Mi Santísima Voluntad, que sigáis caminando en este Planeta.
Yo os he Enseñado, Discípulos, en Verdad, cómo debéis dar Ejemplo a las grandes multitudes, cómo debéis Entregar y Preparar, cómo debéis Recordar esta alba inmensamente grande en Conmemoración hacia el universo entero, cuando vine en Jesús de Nazaret, como Dios y Salvador, para Redimiros con Mi preciosísima sangre, para que así pudieseis encontrar las Puertas abiertas de la Gloria del Padre Celestial, para que así pudieseis penetrar a Ellas mismas.
Hoy, ya habéis Resurgido; y hoy, no ha Nacido Jesús de Nazaret; hoy, ha Nacido el Pueblo Bendito de Israel, ha Resurgido a una alba Bendita de Gracia y el Pueblo se ha levantado Fuerte por Gracia y añadidura de Mi Mano Providente.
El Pueblo de Israel, se va levantando día a día, Elevándose más de espíritu a Espíritu con su Dios y Señor. Por eso las grandes multitudes bajo las mismas Sinagogas, por un instante ya no encuentran el reposo, ya no encuentran la Tranquilidad, ya no encuentran el Descanso, ya no encuentran Verdad, en lo que los hombres les han estado enseñando, sus peroraciones materializadas ya no llenan sus corazones, ya solamente deleitan a las materias con la música que consideran Sacra; mas no al espíritu porque él rechaza todas estas manifestaciones materiales y hace que por un instante la materia pueda encontrarse inconforme; pero aquellos corazones, como en tiniebla pueden encontrarse, se preguntan en sí, qué es lo que les hace falta en sus corazones, qué es esa incertidumbre, que llevan consigo, para asimismo, Levantarse buscando la Verdad. Hay momentos en que su misma planta, por la misma inquietud humana, quieren levantar, quieren retroceder; pero escuchan la campana de bronce, escuchan las peroraciones de hombres que también les hacen el llamado y que por un instante les amenazan, para que así, puedan seguirles en el camino trazado por ellos; mas, por un instante el ser humano, también va atribuyéndose lo que de Mi Divina Providencia no ha brotado ni para el uno ni para el otro.
Porque, Ciertamente, en todos los tiempos he Escogido los hijos Privilegiados por sus Méritos propios; así como hoy os he venido a escoger a vosotros, Discípulos Amados; a vos, Pueblo; a vosotros, primicios (neófitos) que en este Día de Gracia llegáis como postreros. Mas no habéis venido ha Mí, por vuestra voluntad; ha sido Mi Voluntad Sacrosanta que a través de Elías, el Buen Pastor, sea llegado el momento en que os traiga en su hombro Sacrosanto para que os haga presente en este Día de Gracia, ante Mi Aprisco Divino.
Todos venís, porque el Cumplimiento está sobre de vosotros, ha sido el momento llegado, porque está Señalado por Mi Voluntad; las manecillas del Reloj de la Vida Eterna, están Marcando el destino del uno y del otro, para que así se levanten a Cumplir en el Tercer Tiempo que cual vida en la Tierra, Yo le he concedido a vuestros espíritus, para que así podáis llegar con Méritos hacia Mí, cuando el Llamado sea a vuestro espíritu, hacia aquel Más Allá.
Contemplad que por un instante, representantes de religiones, se levantan pregonando que en su mano material existen las Llaves de la Gloria Celestial; contemplad, que por momentos esos hombres, también se engrandecen a sí mismos, diciendo que llevan consigo la Justicia, que llevan el Perdón y la Bendición en su mano; y que si de sus manos no lo recibís, en Verdad, vosotros no podréis llegar a la Gloria de Dios.
Yo os digo, en este Día de Gracia: No vengo a delatar a Mis hijos, porque como antes os he dicho, desde el más pecador, hasta el que puede encontrarse en Mi Gracia, todos sois Mis hijos, porque todos habéis Emanado de Mi Espíritu Divino, todos sois una Chispa de Luz y vengo en pos de todos ellos, para asimismo, todos os podáis encontrar en Mi Regazo de Padre, para que todos podáis encontraros Unificados en aquél Más Allá y que en este planeta principiéis vuestro Camino; pero en Verdad os dice el Maestro: ni estos corazones que contempláis que en estos momentos se encuentran a Mi Diestra; estos corazones de Labriegos que se encuentran frente a vuestras pupilas, al igual que los Guías que sobre de ellos pesa la Gran Responsabilidad porque llevan Mi Ley infinita que Yo he concedido y que Responsables son tanto de la Ley como de vosotros mismos, no tienen la Gracia, que el hombre se está atribuyendo en el Tercer Tiempo, ellos no deben deciros si vais cometiendo falta. Entonces, Yo retendré de Mi Mano Espiritual el Perdón y la Bendición y en su camino sólo encontrarían dolor, sólo encontrarían sufrimiento, porque de esta manera infringirían y quebrantarían la Ley que Yo he depositado en ellos, así como la han quebrando los ministros de las iglesias de todos los tiempos; así como van también por un momento, adulterando de Ella misma; y entonces vayáis por un instante, atemorizando a los corazones para tenerlos en la tiniebla para que así no dejen Evolucionar a los espíritu y a los mismos cuerpos.
Por eso, os Estoy haciendo el Llamado a vosotros; por eso, postreros Benditos, que vais llegando día a día más hacia Mí, para veniros a escuchar, para venir a recibir, para que entre los vuestros podáis entresacarles, aún cuando contempléis la reaciedad de ellos mismos, recordad que lleváis un átomo de Luz desde el momento en que os apacentáis a estas cuatro destartaladas paredes y venís a Escuchar a vuestro Maestro.
Créalo el hombre o no lo crea, que en Espíritu, vengo a Manifestarme a través de los entendimientos torpes y humanos que Yo he venido a Preparar, para una vez más, venir como Salvador para entresacaros de las fauces del lobo hambriento, para entresacaros de vuestra iniquidad que os ha llevado a la perdición, que os ha separado de Mí Luz y que os podéis encontrar muy lejos de la Esencia de Mi Espíritu Divino y que no habéis sentido Mi Calor porque vuestro pecado es el que os va apartando de Mi Regazo Sacrosanto.
Pero ¡heme aquí!..., Yo no contemplando vuestra falta, no contemplando vuestra iniquidad; sólo voy contemplando a vuestros espíritus que llevan el propósito, que llevan Buena Voluntad de encontrarse siempre circundando a Mi Espíritu Divino, de encontrarse siempre muy cerca de Mi Espíritu, para que así pueda alcanzar de las Gracias y Virtudes Divinas, las cuales Yo os Estoy dando para Despertar los Dones al Pueblo Bendito de Israel.
No es este Tiempo nada más, postreros muy Amados, que en este día de Gracia Me estáis escuchando y que Me estáis preguntando: -¿Acaso en este Tiempo solamente has Escogido este Pueblo?, ¿acaso sólo en este Tiempo has venido a Manifestarte a través del entendimiento humano?... Corazones, en Verdad os dice el Maestro: Ciertamente, sólo en este Tercer Tiempo, he venido a Escoger los Aparatos humanos para Convertirles en Transmisores de Mi Luz, para que a través de ellos, entregaros Mi Palabra Sacrosanta; pero en todos los tiempos siempre os he Escogido a vos, Pueblo, porque sois éste, aquél y el mismo, el que habéis morado en las Tres Eras, el que habéis morado las distintas épocas en que Yo he concedido a vuestros espíritus Evolucionar; y Me ha placido, conceder hoy, en la Nueva Senda en que estáis pisando, en esta Tierra que os está dando albergue; Me ha placido, porque desde el Primer Tiempo estaba Escogida también para que en Ella descendiera la Segunda Jerusalem.
Por eso, ¡heme aquí una vez más!, es el Bethlehem del Tercer Tiempo, ahora aquí vino a resurgir el Pueblo Bendito de Israel, en esta Perla Mexicana de Mis Ojos, han venido a resurgir vuestros espíritus, han venido a Nacer a la Vida de la Gracia una vez más, así como en el Segundo Tiempo, el Rabí de Nazareth pudo haber llegado a Bethlehem, para asimismo dar Vida a los pueblos, dar Vida a los corazones y espíritus, para que así se levantasen los unos y los otros y siguiesen la Huella de su Maestro.
Hoy vengo Iluminando esa Huella Sacrosanta que os dejé desde el Segundo Tiempo, para que no os perdáis en este Tercer Tiempo; hoy, que he dado Evolución a vuestro espíritu, hoy que en Verdad lleváis más Preparación de espíritu y materia, he venido a Escogeros, porque he ahí, los tiempos se acercan. Todo tiene que Consumarse, todo está Marcado por Mi Mano Providente, para que así pueda llegar todo a su fin y para que así pueda Consumarse Mi Palabra Celestial, para que pueda Consumarse la Profecía de los Profetas que desde el Primer Tiempo pudieron haber entregado a los varones, a las mujeres y a los niños y a todas las edades.
Así vengo a dar Cumplimiento una vez más, en este Tercer Tiempo, a Mi Palabra; hoy vengo a levantaros, Pueblo, hoy vengo a levantaros, Discípulos muy Amados; porque mirad y contemplad, cómo perece la humanidad, ved cómo se disgregan los pueblos; cómo por un instante los gobernantes mismos, no han podido gobernar a sus propios pueblos; porque ellos se encuentran con incertidumbre, ellos se encuentran por un momento vendados con la venda de oscuridad y no han abierto los ojos de su Mirada Espiritual que Yo les he concedido; Yo les he concedido Luz y Gracia, para que así puedan Contemplar y Ver, para que puedan también gobernar a su mismo pueblo.
Hoy, los pueblos piden Justicia; reclaman a Mi Divinidad, pidiéndome por un instante, que una Chispa de Amor y de Luz pueda encontrarse siempre Irradiando en aquellos corazones que van morando, que van rigiendo los destinos de los distintos pueblos y de las distintas Naciones de este mundo Terrenal. Ellos se levantan pidiéndome Justicia para los que no han sabido gobernar, ellos se levantan también pidiendo Iluminación para el uno y para el otro; y Yo a todos escucho; y entonces, a unos Mi Mano Providente les puede Acariciar y Mi Palabra Celestial puede decirles: ¡Esperad!..., Esperad que el momento será llegado en que sea la Unificación de los gobernantes de este planeta, en que todos puedan Gobernarse y puedan Sujetarse a Mi Ley Suprema y todos puedan formar Un Solo Criterio, un Sólo Pensamiento, para que no haya distinciones de naciones, para que así la una y la otra, no esté en cada momento buscando las Revoluciones entre los uno y los otros.
Sí, Pueblo Bendito y muy Amado de Israel, vosotros, que como Ejemplo os he venido a Escoger en el Tercer Tiempo, sois aquellos que en Verdad tenéis que Revolucionar, pero no con las armas fratricidas en vuestra mano, tenéis que Revolucionar con la Espada de Amor, con la Espada de Luz que Yo he depositado en vuestra mano, para que os levantéis para que vayáis a la Lucha; pero a Luchar contra las tinieblas, no a hacer guerra a vuestros hermanos; no para que vayáis a herir los corazones de ellos mismos; sino que vayáis a dar Palabras de Luz para que vayáis llevando de esta Enseñanza Sacrosanta que Yo os vengo entregando y así podáis entregar a aquellos corazones que puedan encontrarse inertes tiritando porque llevan tiniebla consigo mismos; ella es, la que les ha servido de barrera y no han podido un instante, como los Sarmientos, estar en el Árbol de la Vid para que así puedan levantarse a la Vida de la Gracia.
Vengo día a día, ¡Oh Discípulos muy Amados! recordándoos todas estas Lecciones para que así os levantéis Discípulos muy Amados, para que así os levantéis Pueblo Bendito, para que seáis Verdaderamente el Fuerte, para que no os dejéis sorprender, porque he ahí al principio del Año 1950, las campanas de bronce harán el llamado a las distintas congregaciones, a los distintos feligreses; y entonces, la peroración del hombre, será abriendo los abismos para ellos mismos; será el hombre, el que con su perorata se levantará y os dirá: -Nosotros somos los que en Verdad, vamos haciendo estas Caridades infinitas, son las que van Despertando a los hombres en los sentidos materiales y en Espirituales..., ellos por un instante querrán desconoceros, os dirán que sois muy pequeños ante su presencia, porque sois muy corto en número; pero en Verdad os he dicho que vosotros sois muy pocos, pero lleváis Gracia, lleváis Luz y Potestad y lleváis la Caridad infinita que de Mi Amor infinito ha brotado para que podáis enfrentaros a las pasiones de los corazones, cuando sea el tiempo llegado; para que así, os convirtáis todos en un Pastor, para que os convirtáis en un Elías y podáis entresacar y Guiar a aquellos corazones que en tinieblas puedan encontrarse; también, a los distintos Árboles, a las distintas Casas de Oración que Yo he confiado en este Tercer Tiempo y que Mi Mano Providente ha Preparado para que pueda encontrar Refugio el pecador, para que pueda encontrar Descanso el caminante, para que pueda llegar hacia Mí, aquél que va sufriendo en sus distintas vicisitudes en este planeta.
Vos gozáis, Discípulos muy Amados; vos, Mi Pueblo, también vais gozando de estos Dones, de estas Virtudes; pero este mundo entero, en esas sinagogas donde puede encontrarse en todo su apogeo la tiniebla, son los corazones que van sufriendo, que van lamentando; que por un instante, no encuentran el Bien en sus corazones, pero que Yo vengo a contemplar su idolatría, su fanatismo; mas cuando contemplo los corazones Limpios, y Sanos; cuando contemplo que en ellos no hay mala voluntad; que hay Preparación, hay Elevación, Yo les concedo; mas, no es la efigie, no es el madero, no es el ídolo el que puede hacer el Milagro, hacer el Prodigio; es el Poder de Mi Mano Omnipotente que ha contemplado su Elevación, que he contemplado su Preparación, que he contemplado lo más Limpio que llevan en ellos mismos; y por ello, Me Place concederles las distintas Caridades, levantar al Paralítico, darle Vista al ciego, darle el Sentido a aquél que por un instante va perdido; y he ahí que entonces, aquellos corazones mal intencionados, aprovechan las oportunidades para decirles: -He ahí a Tu Dios y Señor, en esa efigie, en esa madera, en ello puede encontrarse. He ahí también la Madre Celestial puede encontrarse, haciendo los milagros, haciendo las Caridades infinitas..., pero en este Tercer Tiempo os he venido a poner alerta, porque se allega el Año 1950 y se levantarán muchos falsos Jesusitos y los distintos ministros de las Iglesias buscarán de distintas maneras para llevar más grande engaño a vuestra materia y espíritu, para atraeros y siempre teneros entre sus redes, para que así no podáis vosotros brincar, no podáis salir del cerco que ellos han formado a su propia voluntad. Ellos se interpondrán ante el Guía y Pastor Universal: Elías… que cual Buen Pastor, cual Guía de guías, va guiando vuestros espíritus, va conduciendo vuestros pasos materiales y puede entresacaros de aquella tiniebla y de aquella iniquidad; para que así, vengáis a Gozar, vengáis a contemplar a la Luz del Mediodía, vengáis y Contempléis que Mi Espíritu Divino, está en este Tercer Tiempo Comunicándose a través del Entendimiento del hombre, ¡Créalo el hombre o no lo Crea!, os lo dice el Maestro de maestros.
Mirad que el hombre siempre lleva las tendencias de la grandeza, de llevar la superioridad ante todas Mis Criaturas; desconociendo al Humilde, desconociendo al de Limpio corazón; y las mismas iglesias que se nominan: “Cristianas"..., van desconociendo los Prodigios, por los cuales Yo Me he venido a Manifestar en este Tercer Tiempo.
Los ministros de las religiones se levantan desconociendo y levantando su voz, diciendo que para todos aquellos corazones que busquen este Camino, que busquen este Sendero, entonces pesa sobre de ellos el pecado y la excomunión.
Como he dicho en Mi Palabra: Yo Soy vuestro Dios, Yo Soy vuestro Maestro y Señor y en el hueco de Mi Sacrosanta Mano, existe el Destino de la humanidad; mas, existe el Perdón, la Gracia y el Amor, para cada espíritu y para cada materia.
Hoy que os estoy hablando a través del entendimiento humano, en este planeta Tierra. No vengo como Juez; vengo como Amor, vengo como Padre, también como Dios y Maestro, para Aleccionaros y para daros de Mis caricias y Virtudes Celestiales, porque cuando Yo Me aposente como Juez, cuando Yo llegase como Juez a este planeta… ¡Ay! ¡Ay de vosotros!... porque seríais calcinados, porque sólo con decir: ¡Hágase!..., cual poder infinito, todo tenía que ser según Mi Divina y Santa Voluntad; pero antes. Soy el Padre Amoroso y sois las criaturas muy mimadas, ya que sois las que habéis brotado de lo más Limpio de Mi Corazón Infinito y por ello vengo una vez más buscándoos con la Caricia, buscándoos con el Amor para haceros Comprender el Camino que habéis perdido, para veniros una vez más ha haceros el Llamado, para que ya no os perdáis más; porque, ¿qué padre puede querer para sus hijos, por un instante la perdición, el fuego y la esclavitud para ellos mismos?: Ningún padre material..., más el Padre Celestial que es todo Amor, que es todo Dulzura, que es todo Verdad y todo Caridad, quiere la Redención del hijo, quiere la Conversión para que así pueda alcanzar la Gracia, el Perdón y la Bendición de Mi Mano Providente; para que en este planeta, podáis gozar también de Paz material y de Paz Espiritual para que vuestros espíritus puedan llegar hasta Mi Espíritu.
¡Preparaos!..., ¡Preparaos, Discípulos muy Amados!..., buscad en lo más recóndito de vuestro corazón, la Elevación Sana y Limpia, para que podáis llegar a la Comunicación Espiritual, para que así por un instante, el hombre no se levante y os desconozca; porque hasta este Día Bendito de Gracia, para vuestro espíritu y placer, para vuestra materia, Mi Mano Providente ha retenido a los hombres de la ciencia, ha retenido también las manos de la justicia material aún cuando a ella no os encontráis quebrantando ni infringiéndola, porque he ahí estáis dentro de la Ley de Dios, estáis dentro de la Ley que Yo os he concedido en el Tercer Tiempo y de la cual se Rige también el mismo ser humano, con la cual los mismos gobiernos van gobernando dentro de esta Misma Ley que Yo he venido a depositar entre vosotros.
Mi Mano Providente ha venido a retener todos estos acontecimientos, para que en Verdad, Pueblo, Comprendáis hasta dónde llega Mi Amor Supremo, hasta dónde llega Mi Caridad Infinita; que ya que vosotros, por un instante, habéis dormido en el Camino y nada habéis sabido hacer; Todo habéis dejado a que el Maestro, a que el Pastor, a que Mis Huestes Espirituales de Luz, sean las que os tomasen de la mano directamente y os enseñasen el Camino y os coloquen en el sitio en el cual Yo os he venido a depositar, para que así podáis Cumplir unos y otros.
Vos, Pueblo, Discípulos muy Amados, tenéis que levantar la Convicción en vuestros corazones y en vuestros espíritus; las debilidades y flaquezas para vuestras materias y espíritus, ya no existen, porque Mi Mano Providente ha disipado todas estas debilidades, para que en vuestro camino, ya no haya barreras que pueda poner el varón y la mujer; para que las palabras del necio, que en el camino quiera una vez más arrastraros por el sendero en que va arrastrando a las distintas multitudes, ya no seáis aquellos que cual hoja, el viento pueda llevarse.
Sois los Fuertes que sabréis encontraros siempre en el lugar en donde Yo os he puesto, lejos de aquellos corazones convencidos con sus teorías, con sus palabreríos floridos, con su sofisma material; mas vos, los Convenceréis, porque no llevaréis sus palabras floridas en vuestros corazones; entonces recordaréis que habéis recibido una Esencia, una Sílaba Divina y que esa Sílaba puede encontrarse Naciendo en lo más íntimo de vuestro corazón y que con Ella Misma, con toda Convicción os levantáis; y lejos de ser vencidos, vosotros Venceréis la necedad de aquellos corazones que han venido, para una vez más arrastraros por la tiniebla; vosotros, les Guiaréis a la Luz, les traeréis a Mi Regazo Sacrosanto y todos ellos Resurgirán a la Vida de la Gracia; así como vos, habéis Resurgido una vez más.
Pero, vos, Pueblo Bendito, ¿qué podéis pedir al Maestro, para vos?... No veis los Ejemplos, el Ejemplo Obediente, que en este Día de Gracia, fresco puede encontrarse en la memoria del hombre y en el cerebro de él mismo; y os levantáis como una alba más de Gloria, un Día más de Gracia. ¿Y por qué vosotros Conmemoráis todas estas vicisitudes?... Porque supisteis que desde Mi Nacimiento en Jesús, el Mundo entero cambió. Los pueblos cambiaron sus costumbres; los mismos hombres en su trayectoria humana que iban siguiendo, se detuvieron por un instante para poder contemplar, ver, oír y escuchar, para llevar para sus pueblos, para sus comarcas y de la misma manera, pregonaban; y así entonces, de Oriente y Occidente se levantaron los corazones Humildes, que de su Dios y Señor predicaron. Para venir a dar Testimonio de que el Rabí de Nazareth, era una vez más en el Universo entero y que era el Verbo Divino que había mandado el Padre Eterno, al contemplar a la humanidad que se desconocía, porque cansado se encontraba el Ojo Perspicaz del Padre Eterno, ya su Mano Omnipotente presta se encontraba para por un instante dejar caer su Cetro Divino de punta a punta para así Lavar al mundo entero y dejar que viniesen a Adorarle las distintas generaciones; generaciones, que viniesen con Amor; que viniesen con el Respeto y temor, pero he ahí, entonces el Padre, como Fuente de Gracia, como Fuente de Gratitud, como Fuente de Creación, le plació que el Verbo Divino Encarnase en carne aparente para Él Asimismo venir a Redimiros.
Esto que estáis Conmemorando, así seguidlo Conmemorando Limpiamente en este Tercer Tiempo. Este día de Gracia, quede grabado en vuestros corazones, Israel Bendito; pero que ya no quede grabado como el ayer, cuando os encontrabais muy lejos de Mí, cuando os encontrabais una vez más en las sinagogas donde podíais perderos y con los ritos podíais conmemorar todas estas vicisitudes. Hoy no, hoy dad Ejemplo a esas creencias, a esas religiones que aún no van conmemorando de corazón y de espíritu todos estos actos. Ya vosotros bien sabéis, que Espiritualmente, se suceden cada aniversario todas estas prácticas. Que vuestros espíritus las Sienten, que vuestros corazones también pueden por un instante, Servir como depositarios de todos estos acontecimientos y así, os levantáis Cumpliendo; y apartándoos de vuestro fanatismo, apartándoos de vuestra idolatría, os Amáis los unos a los otros.
Los hombres en este Tercer Tiempo, van levantándose como jueces, ellos como ministros, buscan la supremacía entre los pueblos; pero no es el número de conglomerado, el que puede ser que Gracia y Caridad pueda pedirme, son los corazones Limpios, lo que hace que llegue hacia ellos, esta Caridad que brota de Mi Mano Providente. Ciertamente, el número en Israel Bendito, hasta este momento es corto, porque a su hermano no le ha sabido levantar, porque teniendo esta Voz Sonora, esta Palabra Celestial, no ha sabido Cumplir y por ello es corto el número, por ello es corto el conglomerado en los distintos Árboles que por Mi Voluntad han sido Preparados para que os Sombreéis, para que recibáis el Agua de Gracia, donde la Fuente rebosante puede encontrarse. Mayores son, los de las distintas sectas o religiones, pero contemplad que sólo es oscuridad, que sólo es tiniebla, que sólo es un temor el que les ata, el que les une con aquellos corazones, que tienen que responder ante Mí de todos estos actos, ¡Créalo el hombre o no lo crea!, desde la primera cabeza de la Iglesia tiene que llegar ante Mí en aquel Tribunal Supremo donde puedo encontrarme como Juez, donde ahí sí a cada espíritu tengo que recibir como Juez Inexorable; y Comprended ¿qué cuentas podrá entregarme aquel corazón, que ha vendado los ojos a millones de habitantes de este planeta; a aquellos corazones, que han llevado la ceguedad, al inocente pueblo?... porque son los pueblos, los que se dejan llevar por el palabrerío material y él es víctima de la ponzoña de su mismo hermano; pero, Yo quiero dar Oportunidad por vuestra presencia, por vuestra conversión, Pueblo, por vuestro Arrepentimiento, por vosotros que sois el corto número de corazones Limpios y que venís por un instante a circundar a Mi Espíritu Divino, vengo a Volcar toda Mi Gracia, toda Mi Caridad, para que por vosotros que sois muy pequeño el número, aquellos conglomerados que es mayor número para el mundo, se levanten y por conducto de vosotros puedan alcanzar de Mi Gracia aquellos corazones; quiero brindar esta Oportunidad, porque el momento se llega en que Yo llame al espíritu encarnado ante Mi Presencia; y que vosotros, que Me circundáis en este Día, sois Testigos unos cuando Mandato Supremo podáis recibir del Maestro para aquel espíritu que a la cabeza de la Iglesia puede encontrarse. Y si vosotros, os encontráis Preparados, si sabéis Pedir por aquel espíritu y si sabéis Elevaros para que Mi Espíritu Divino pueda recibirle, en Verdad contemplaréis entonces, como también la rutina de su vida y de su enseñanza, va caminando y entonces se levanta aquel cuerpo movido por el espíritu mismo que Yo le he concedido con la Gracia, entonces hará que aquellos conglomerados retornen a la Vida de la Luz, a la Vida de la Gracia, entonces hablará con la plenitud de Mi Luz y todos los espíritus una vez más serán de retorno a Mi Espíritu Divino. ...

Esta Cátedra Continuará en un siguiente Aporte

DonRafadeAcapulco
Mensajes: 662
Registrado: Lun Jul 07, 2008 11:26 pm
Contactar:

Re: Primero y Segundo Mensajes para el Pueblo Espiritualista

Mensaje por DonRafadeAcapulco » Vie Dic 11, 2009 7:45 pm

Continuación:

Cátedra de Navidad del Divino Maestro 25 de Diciembre de 1949

Todo, Mi Mano Providente está Preparando, Pueblo; Yo siempre vengo a dar Cumplimiento a Mi Palabra. Las Profecías que os he venido a entregar en este Tercer Tiempo desde el Año 1884 a través de estos cuerpos por los cuales Me estoy Comunicando y a través de los Profetas del Tercer Tiempo, heme aquí dando Cumplimiento y tiene que Cumplirse Mi Palabra antes de que se Aparte Ella misma de vosotros, antes de que llegue ese Final del Año 1950, en que tengáis que escuchar el Adiós de vuestro Maestro, el Adiós de vuestro Señor en esta forma y que ya no vibrará Mi Palabra a través de los transmisores humanos.
Escucharéis Mi Voz sonora, cuando os podáis encontrar como en este Día de Gracia: En Preparación, en Oración..., y que vengáis por un instante, a buscar la Comunicación de Espíritu a espíritu, con Mi Espíritu Divino. Y Mi Voz sonora será en cada espíritu, en cada Oído Espiritual que se encuentre Preparado, pero no será a través del aparato humano del aparato viviente, no será a través del entendimiento humano; sino será entonces Mi Voz Sonora, que desde Mi Solio Divino os Levante, os dé Animo, os dé Vida para que así sigáis Cumpliendo, para que así sigáis Preparando el Camino para aquellos que puedan venir tras de vosotros; porque las generaciones venideras, son por las cuales Me voy a Servir, porque en Verdad os digo: No tengo preparado otro Tiempo; son los Tres Tiempos en los cuales Yo os he venido a hablar, son la Representación de la Trilogía Divina de los Tres Tiempos que habéis morado y que sólo Mi Espíritu Divino sabe lo que tengo destinado en aquel Más Allá, porque aún no ha terminado el Cumplimiento del Sexto Sello, porque aún queda el Séptimo que será Desatado ¿Cuándo, Pueblo?..., ¿cuándo, Discípulos muy Amados?... No serán vuestras pupilas materiales, las que lo contemplen; serán vuestros espíritus, los que Contemplen todas estas Manifestaciones de Luz en el Valle Espiritual; mas por ello, a vosotros os he venido a entresacar, para que seáis los que vayáis Preparando el Camino para las Nuevas Generaciones.
No creáis, en Verdad, Discípulo muy Amado que el Cumplimiento de vuestros Cargos termina en 1950; pues, puedo contemplar que hay corazones que han pensado que una vez Finalizando el Año 1950, terminará la Misión de los Guías, de los Labriegos y Portavoces; ¡no, Pueblo muy Amado!..., ¡no Discípulos Benditos, no Labriegos muy Amados!..., aún seguiréis Cumpliendo, es cuando va a principiar vuestra Lucha, es cuando va a principiar vuestra Faena, vuestro Trabajo, es cuando vais a sentir la grave Responsabilidad que pesa en vuestros hombros; la cual hasta este Día, no habéis podido Comprender; porque bien sabéis que el Maestro, está entre vosotros; que el Maestro, bien que habla a las grandes multitudes, bien que habla a aquel increyente, bien que habla una vez más como en el Segundo Tiempo: Al escriba y al fariseo..., y a cada quien voy entregando Mi Caricia, no contemplando el escudriñamiento que hacen a Mi Palabra y sujetándome, en Verdad, a la prueba distinta que van queriendo hacerme en sus caminos. Yo les Perdono..., a unos y a otros les brindo Mi Caridad, Yo les doy Mi Gracia para que así aquellos corazones sepan Arrepentirse, para que aquellos corazones sepan, frente a Quién están, ante Mi Rayo Universal.
¡Así, levantaos, Pueblo!..., os he Preparado el Camino, ya no durmáis, ¡despertad!..., ya no sigáis alimentando estas interpretaciones, porque hay guías que están alimentando que después del Año 1950 su conglomerado ya no se acercará una vez más para Prepararse, y que él cerrará sus puertas. Mas entonces Yo escogeré desde el Más Allá, corazones Nuevos para que aquellos corazones abran las puertas de Mis Recintos que Yo he dejado Preparados para que sigan una vez más Sombreándose los distintos pueblos, las distintas generaciones que vendrán tras de vosotros mismos.
La Consumación del Sexto Sello, todavía es muy lejana; vendrán generaciones y más generaciones, hasta que pueda encontrarse este suelo que pisáis, ya Purificado; donde ya el varón y la mujer no se desconozcan, donde ya no haya riña entre el padre y el hijo, donde todos os veáis como Un Solo Hijo, donde todos os veáis como Un Solo Hermano, cuando contempléis el Sabor del Fruto, el Manjar más preciado para vuestros labios, que ya no lleva insipidez ni amargura, que ya no lleva lo que pueda emponzoñar a vuestros corazones.
Vosotros sois los Primeros, para que los Segundos puedan llegar, para que así también los Terceros puedan llegar en espíritu y Yo pueda recibirles y así también puedan Cumplir su delicada y gran Misión. Por eso el Maestro viene a daros este ¡Alerta! Por eso el Maestro viene a hablaros de esta manera, porque los distintos hombres de las religiones, van también grabando; ellos van anotando, lo que Yo vengo a daros en Profecías; ellos esperan con Gozo, haciendo festín y esperan se llegue ese momento del Año 1950 para contemplaros cual los huérfanos, para deciros: "¿Adónde está el Maestro, que les ha Aleccionado?..., ¿Adónde está El que decían que era su Dios?..., ¿Adónde está Aquél que decían que recibían Prodigios de Él?..., pero como Yo a ellos, les dejaré en la vida material, bien Preparado dejaré a uno y a otro, para que así podáis mostrar cuando el hombre necio os pregunte; entonces, palpablemente podáis entregar con vuestra misma mano y digáis: He aquí, la Lección puede encontrarse grabada, en lo más íntimo de nuestro corazón; la Luz que se nos ha dado, es Eterna; la Gracia que llevamos en nuestra mano, también; y dejando de existir nuestros cuerpos, nuestro espíritu Volará y el espíritu llevará la Gracia, la Potestad y la Caridad que por añadidura, el Maestro fue entregando a nuestras materias, porque lo que la materia ha recibido, el espíritu lo lleva profundamente grabado en sí mismo, en su propia Conciencia.
Con los Prodigios que voy a Sembrar en el Año 1950, ello será la Revolución; de esta manera voy a Revolucionar una vez más al mundo entero, de esta manera voy hacer que los distintos doctos de la vida humana, los de las distintas creencias, se levanten y se confundan ellos mismos, al contemplar que por vosotros: corazones Sencillos y Humildes..., Yo Me he Manifestado en distintas maneras y que Prodigios, vengo Sembrando en el Seno del Nuevo Pueblo Bendito de Israel; entonces ellos llegarán hacia vos y os vendrán a pedir; y en Verdad, os dice el Maestro: De Mi Mano Bendita, nada os he negado, todo ha brotado para vosotros; y si acaso el hombre, antes de partir Mi Palabra, llegase a vuestra choza, llegase a vuestro camino, en Verdad, haced presente lo que lleváis consigo mismo. Dadle, dadle en Verdad también, la Conducción; porque el Maestro todavía ha dado Oportunidad a los cuerpos y espíritus, para que puedan llegar hacia Mí y entonces pueda entregar a aquél que delicada Misión tiene que Cumplir en este Tercer Tiempo.
La Fortaleza y Vida de Mi Espíritu Divino la lleva vuestro espíritu; la animación y existencia material la lleva vuestro cuerpo, porque Yo lo vengo alimentando y os vengo dando más Fuerza, para que así no os amedrentéis en el Camino, para que así podáis seguir como el Soldado Fiel hasta llegar a la Victoria, para que así podáis Encumbrar y podáis llegar a la explanada donde puedo encontrarme esperando al Soldado, donde puedo encontrarme esperando al Discípulo para darle la Bienvenida y recibir lo que lleva como Cosecha sobre su hombro, para asimismo daros Fuerza y deciros: Tomad y retornad y seguid Luchando, no os engrandezcáis por el Triunfo de la Batalla, seguid siempre Adelante y llevad un horizonte que es el que en Verdad da Aliento a vuestro espíritu y a la materia. ...
50. ¡Avanzad hacia el Gran Horizonte Espiritual! Ese Horizonte, Soy Yo, vuestro Dios y Señor, que soy El que en Verdad, después de Triunfar en esta Vida dentro de Mi Ley, al llegar con el Fruto ante Mi Presencia, Yo seré quien os colmaré, Quien os daré lo que habéis Merecido; y entonces, os diré: En vuestra sien coloco la Corona de Laurel, para que como Triunfante, podáis llegar a Mí. ...
Esto es lo que el Maestro, pide al Pueblo, esto es lo que os vengo a pedir al uno y al otro, para que así os levantéis Cumpliendo con Fe, Amor y Voluntad. Que no esperéis en este planeta que Yo venga a daros al igual que dan al Soldado de la Tierra, Méritos materiales y metálicos, que no esperéis que Mi Mano Providente venga y os dé todas estas cosas; Yo daré Paz a vuestra materia, Yo daré lo que haga menester para vuestra subsistencia en este mundo, Yo daré para que a los vuestros, nada les falte; Yo os daré más Fuerza a vuestras materias, pero el Galardón, ese queda en aquél Más Allá, ese será para el espíritu, no para el cuerpo, porque el cuerpo es hecho de la tierra y el cuerpo tiene que quedar en los antros de la Tierra; el espíritu es el que tiene que Volar y Elevarse hacia el Más Allá y llegar ante Mí; y de Mi Mano Providente, recibirá el Galardón que haya Labrándose a través del cuerpo que Yo le concedí.
En el camino encontraréis, como en todos los Tiempos, los negadores, los que habiendo llevado, en los que habiendo posado Mi Mano Providente con tanto Amor, con tanta Caridad en su Frontal y en su espíritu, Mi Gracia y Mi Luz, el Escudo por el cual siempre Israel, se ha Reconocido en espíritu y en materia; pero entonces, el mal discípulo, el mal Labriego, los que han traicionado la Causa que Yo he dado en sus manos, los que han querido levantarse como reyes en la Tierra y que buscan para ellos todo lo que llevan sus demás hermanos, todo lo que la misma Tierra les está brindando; vosotros, les sepáis recibir cuando les contempléis; y si ellos, neciamente abrieran sus labios; oídles, Escuchadles y si contempláis que sus palabras son necias, que son de confusión; Elevaos en Oración y cerrad vuestros labios, pedidme a Mí que cual Luz y Poder Infinito pueda Preparar a aquellos corazones y entonces puedan penetrar en Arrepentimiento los uno y los otros. Todo esto lo tenéis que contemplar, porque el falso discípulo en el camino de todos los Tiempos, ha existido.
En el Segundo Tiempo, el Discípulo mimado y Escogido, el Discípulo que se sentaba en Mi Mesa y que recibía de Mis Complacencias, bien sabéis que tentado fue por la ambición y su traición fue muy grande; vendió a su Maestro por unas cuantas monedas; hoy en el Tercer Tiempo en que Convicción en los hombres no ha habido y no existen aquellos que vinieron y Juraron ante Mi Presencia, aquéllos que hicieron un Juramento que puede encontrarse Escrito con Letras de Oro Imborrables en el Más Allá, quebrantaron con la mayor facilidad este Juramento, profanaron el Juramento que pudieron haber hecho ante Mi Rayo Universal.
En su Evolución también Yo he concedido que el hijo en su Restitución vaya buscando; pero la Tolerancia de Mi Mano Providente tiene que tocar a su fin; y cuando ese fin llegue, entonces los espíritus, tienen que llegar hacia Mí y tienen que Responderme.
Por ello, Yo concedí al Pueblo más Agraciado, que se revelara en el Principio de los tiempos, -aquel Ángel o Pueblo Mensajero, muy Agraciado del Padre Eterno- aquel Mensajero Celeste, que tenía todas sus Complacencias, al pensar en las Grandezas de la Gloria Celestial, por un instante se emponzoñó y quiso ser más que su Dios; él decidió, vanidosamente, el querer tener también un reino, también reinar y tener súbditos; y cual Amor Celestial, pudo haberle dado este mundo, el Eterno Padre... y, ¡he aquí!: el reinado de la tiniebla..., mas, en el reinado de este mundo, sus vasallos son los que han caído a las redes de sus propias tentaciones, sus esclavos son los que arrastrados por sus propias tinieblas, pueden encontrarse.
Mas he ahí, Pueblo, he ahí Discípulos, ved y Contemplad: En los Tres Tiempos, siempre el hijo Privilegiado, ha sido el que también se ha levantado desconociendo a su Dios y Señor; el hijo Privilegiado, es el que por un instante, se engrandece y quiere tener también su trono material, tener también sus súbditos, quiere tenerlos bajo su voluntad; pero he ahí que el mundo y todos los que moran bajo el globo Terrestre, tanto los valles espirituales, como los distintos planos y mundos que vosotros aún no conocéis, están Regidos bajo el Índice de Mi Mano Sacrosanta. Porque Yo Soy el Padre, Yo Soy El que muevo todas las moles de los mundos, Yo Soy quien muevo este planeta, conforme place a Mi Divina y Santa Voluntad.
Por eso, os digo a vosotros: ¡Velad y Orad, estad Preparados, Recordad siempre en vuestros corazones; y grabad en ellos mismos, la Enseñanza que por distintos Portavoces vengo entregándoos!...
Discípulos muy Amados: Por el uno, por el otro y por el otro, vengo entregándoos en distinta manera para que podáis Comprenderme, pero Mi Palabra es Universal; y Mi Palabra, en su Esencia, es la Misma. ... El Sentido y la Inspiración, os la doy a través del entendimiento, en distinta manera y en distintas formas; pero no es una Ley distinta la que os doy a través del entendimiento; es Mi Misma Ley; la Misma Palabra, Mi Mismo Amor, Mi Misma Caridad; es Mi Misma Inspiración que vengo a daros del uno al otro, para que así podáis Comprenderme, ¡oh Discípulos muy Amados, del Tercer Tiempo!...
Tomad y llevad en este Día de Gracia, hijos Benditos; Mi Luz y Mi Fuerza..., Limpio vuestra Inteligencia y corazón, para que podáis conservar las Lecciones Celestiales; para que podáis Analizar y podáis alcanzar a Comprender a vuestro hermano en vuestro Camino, a aquél que Yo os voy a presentar. Yo en este Día de Gracia os Revisto de Mi Gracia, de Mi Luz y de Mi Caricia, en Mi Nombre que Soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. ...
(Videncia:)
Señor, me has permitido ver que en el ambiente del Pueblo se forma una cuna muy extensa; y de Tu Divinidad, en forma de niño, brota una intensa Luz; de tus manitas, brota también esa Luz y veo como los corazones también se Preparan y van recibiendo de aquella Luz. Después, me has permitido ver, una especie de luz de astro, donde se forman tres águilas; una con la insignia nacional y las otras dos oscuras; la que lleva la insignia, la estrecha una doncella ataviada con una vestidura de la bandera Nacional. Aquella águila rápidamente se transforma en un niño que dice: 1950..., y aquella doncella lo va arreglando, pero de pronto brotan aquellas águilas y hacen pedazos y mojan a aquél niño; y la doncella, llora amargamente y viene hacia Ti. ... Esto es lo que me has permitido Ver... gracias, Señor, por Tu infinita Caridad. ...

(El Divino Maestro:)
¡Bendita sois pequeña!..., en este Día de Gracia, como presente el Cumplimiento traéis consigo y dais a saber al Pueblo, de lo que en Mis Arcanos Divinos tengo para el Profeta.
Habéis contemplado en el ambiente de Mi Pueblo, del Discípulo, que la cuna está preparada, pero no es la pequeña cuna Simbolizada como el Arca de la Nueva Alianza donde el niño puede mecerse, pero no Simboliza al Niño Jesús del Segundo Tiempo; el Niño, sois vosotros, Pueblo; que aún os Simbolizo como Chispa de Mi Mismo Espíritu, en Mi Misma Divinidad. Sois vos, Niño Agraciado, en quien he depositado las Complacencias y Caridades y por ello, contempláis que meciendo os encontráis. El tiempo de los Símbolos es, Mi pequeña. Así Me place, para que este Pueblo, comprenda que no es Jesús de Nazareth, el que ha venido en pequeño; sino es el Pueblo, que en pequeño puede encontrarse, porque no ha dado el Segundo Paso; apenas ha dado el Primer Paso y por ello vengo a daros el Calor y vengo a Meceros en la cuna de Mi Amor, en Mi Regazo Paternal, para que así este Pueblo, se levante como siempre ha sido: El Pueblo Fuerte..., el Pueblo, Bendito de Israel.
Habéis Contemplado también, pequeña, cómo en el espacio las tres aves pueden encontrarse. El Símbolo que ostenta vuestra insignia, que Simboliza vuestra misma tierra, puede encontrarse con dos hermanas; contempláis la doncella que representa la Perla de Mis Ojos, que ataviada con vuestra insignia Nacional puede encontrarse, porque es la que representa esta Nación Escogida. Contempláis también que a sus manos llega el niño Simbolizado que viene dando destellos de Luz, que a través de aquellos Símbolos con los cuales ataviada puede encontrarse, destellos de Luz brota, porque en Verdad, ¡Créalo el hombre o no lo crea!..., destellos de Luz de esta Perla de Mis Ojos, han brotado y están brotando y brotarán en mayor número, en el Año 1950.
Porque Yo os he dicho, por distintos entendimientos: Las distintas Naciones, los distintos Pueblos extranjeros, la Simiente de la Perla Mexicana os llevarán para sus gobernantes; Simiente Limpia; Simiente, que el Maestro, ha venido a depositar, pero a la vez, como habéis Contemplado: no es una, no son dos; es parte del globo Terrestre; los que por un instante envidia, cizaña; puedan llevar por la Gracia y Caridad, - ¡Créalo el hombre o no lo crea!..., - de lo que Yo, he concedido a esta Tierra Mexicana. ¿Qué hombre, Me puede hacer presente, lo que puede encontrarse en su jirón de su tierra, donde todo lo que Mi Mano Providente ha Creado, ha concedido a la entraña de la tierra, para dar al hombre el sustento para sí mismo?...
Mis hijos, que Mi Mano Providente ha puesto al frente como gobernantes, por un instante tergiversando el Camino pueden ser, pero la Gracia no se disipará, porque la Gracia Yo la he depositado y no hay mano humana y poderosa que pueda apartar lo que de Mi Mano Providente brota.
Así pueden encontrarse las guerras, hija bendita, de las distintas naciones que quisiesen para el Año 1950, por un instante disipar este jirón de tierra; pero Escuchadlo, Pueblo, Escuchadlo Discípulo que Me oís. ¡Créalo el hombre o no lo crea!, mientras con más envidia el hombre, se levante contra la Perla de Mis Ojos, más Caridad Yo depositaré en Ella, porque es adonde está Manifestándose vuestro Dios y Señor, es el Girón de tierra, adonde todos los distintos conglomerados de distintas Naciones, Pueblos y Comarcas, tendrán que aposentar su planta para asimismo Saturar su espíritu con Mi Luz y Fortalecer su cuerpo.
Voy a Despertar a aquel corazón que va frente a esta Perla de Mis Ojos y vosotros lo contemplaréis, lo veréis; pero en Verdad, os dice el Maestro: Si Unificáis vuestro Pensamiento, si Unificáis vuestro Corazón, si Unificáis vuestra Oración; pero, si desenvaináis la espada de dos filos, si estáis por un momento juzgando los desatinos que ha llevado por un momento y que os levantáis unos y Me decís: -Maestro, "por qué, Tú nos hablas día a día y Tu mano Bendita y Tu Voluntad fue, que fuese delante del pueblo, para que él nos gobernase por un instante; y entonces, ¿cómo se hace y se Cumple Tu Voluntad?...
Pequeños, la Restitución de cada espíritu viviente, ningún ser humano ha podido describirla y llegar a Comprenderla. Para que los pueblos puedan recibir, para que los pueblos puedan alcanzar, Yo también Me sirvo, al permitir a través de sus gobernantes, el desatino en distintos actos, para ver la Fortaleza del Pueblo, para ver la Confianza de él mismo que pueda tener a su mismo gobernante; y principalmente, vos Discípulo, vos Pueblo Bendito de Israel, que apartado de estos actos podéis encontraros en materia y espíritu; y vuestra Misión, sólo es Elevar vuestra Oración, Unificar vuestro Pensamiento y pedirme porque ya la Restitución de incomprensión puedan disiparse, para que aquel corazón Animado por la Luz de Mi Espíritu Divino, pueda levantarse a Cumplir y pueda ser Ejemplo, como os he dicho: De todo el universo entero: de todo el mundo Terrenal, de las Naciones de los pueblos extranjeros... y puedan Imitarme por un instante, porque ésta es Mi Voluntad. ...
Vuestro Miraje, pequeña, es ante Mi Espíritu. El Testimonio queda para este Pueblo, que con Mi Luz, sabrá Analizar y sabrá Estudiar, porque ésa es Mi Voluntad. ...

(El Divino Maestro recibe a los Postreros:)
Postreros, que en este Día de Gracia habéis llegado, inspirados por vuestro espíritu, hacia este Regazo, hacia esta humilde techumbre y destartaladas paredes, donde ¡Créalo el hombre o no lo Crea!... hay Gracia: está Mi Amor, está Mi Caridad, están las Complacencias Espirituales y el Alivio a vuestras penas y cuitas. ¡Bienvenido seáis, Postrero Bendito!... Yo os recibo, en Mi Nombre que Soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. ...
Postrero sois, para vuestros hermanos, que habéis escuchado su voz material que os ha dado la Bienvenida; para Mi Espíritu Divino, no sois postrero, porque Yo sé de dónde venís, Yo sé qué caminos habéis transitado en este planeta, Yo sé que Algo habéis perdido y ese Algo vais buscando en los distintos senderos y no lo habéis podido encontrar; pero de plácemes se halla vuestro espíritu, porque habéis llegado al punto donde habéis encontrado, lo que tanto buscabais.
Hoy vuestro corazón, late apresuradamente; y os habéis preguntado: -¿por qué en gran manera, mi corazón se encuentra latiendo?... Es vuestro espíritu, el que se encuentra rebosando de alegría en este momento y Me Escucha, porque si a vuestros oídos, no ha podido penetrar Mi Palabra, porque ellos se encuentran cerrados y vuestro corazón, también se encuentra cerrado y no habéis podido apacentarme; por ello os preguntáis: -¿Qué será esto que siento?... Y Yo, os digo: Es la Luz de Mi Espíritu Divino, la que hace mover la Fibra más Susceptible de vuestro corazón. ... Es Mi Fuerza Bendita, la que ha caído en vuestro corazón y espíritu: y por eso, sentís una Sensación extraña en vos mismo; pero no temáis, Día de Gracia es para vuestro espíritu, que ha Nacido a la Vida de la Gracia, Día de Conmemoración de Israel muy Amado; y que él, Colmado será en espíritu y en materia.
Así, todos, llevaréis también esta Verdad, esta Gracia; y los vuestros, por vuestra presencia que ha sido en este Día. Será el Principio de vuestra vida, para apartar vuestro fanatismo, vuestra idolatría y materialismo. Vuestro espíritu, moverá vuestro cuerpo; y si vuestro cuerpo, se apartase nuevamente del Camino, el espíritu hará que nuevamente de retorno seáis ante Mí, para que vengáis a recibir de Mí, para que vengáis a recibir la Esencia de Mi Palabra y la Sintáis en vuestro corazón y así podáis Grabarla y podáis Arrepentiros y engrosar las filas en el Pueblo Bendito de Israel, porque ha llegado el Tiempo para que Me encontréis dentro de vuestro propio corazón.
¡Tomad y llevad!..., a unos y a otros, en este Día, sea Mi Fuerza; doy un atenuante a vuestras penas. No Me sometáis a pruebas, el tiempo pasó para esas pruebas; hoy, Yo vengo a ofreceros las Revelaciones, para que así podáis Comprender; y tampoco, quiero que Me sometáis a las pruebas, porque sois Mis hijos; porque como Dios, Siento; como Padre, sufro; y cuando Me buscáis como Juez, Soy Inexorable. Buscadme mejor como Padre, buscadme como Dios, para daros y concederos. Lo Limpio brota de Mi Mano Providente, la iniquidad brota de la orgía humana, brota de este planeta; pero Yo os aparto de ella misma; y por vosotros, a los vuestros.
Llevad vos, corazón; vos que Me decís: -En Verdad, Maestro, mis hermanos me han dicho que Prodigios estas entregando; y contempla el dolor que se abate en mi hogar, contempla aquel ser humano, contempla a aquél ser querido que se está debatiendo en su dolor y si eres Amor y Caridad, Padre, Padre, derrama una gota de Bálsamo de Curación. ... y Yo os digo, hijo Bendito; En cortas albas contemplaréis que resurgirá una vez más el cuerpo a la vida material; entonces, lo encaminaréis y lo acercaréis a Mi Mundo Espiritual de Luz; y Él, le entregará a su cuerpo y a su espíritu. Yo doy un atenuante a su sufrimiento, aparto el dolor y le doy Caricia a unos y a otros, en Mi Nombre que Soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. ...

(Orden al Guía:)
José Bendito, guía de Mi Recinto: “La Fe"..., En este Día de Gracia que también en vuestra soledad, vuestro espíritu ha conversado con Mi Espíritu. Vuestro espíritu Me ha pedido Fuerza para vuestro cuerpo; y vos también, en materia Me decís: “-Maestro, aquí estoy ante Tu Presencia y sólo espero; hágase y Cúmplase Tu Voluntad. Ve que Te estoy sirviendo a Ti, ve que de Ti estoy recibiendo. Sé que Tu Esencia cae en lo más íntimo de mi corazón y ello me da Fuerza, me da Ánimo y no me desanima que por un instante las muchedumbres se levantan contra mí, que se levanten señalándome con su índice en el Camino. Yo sólo sé que Sirviéndote, puedo alcanzar Gracia, puedo alcanzar Caridad, no para mí; para este Pueblo que Te circunda, para esos Tus Labriegos, para Tus Portavoces, para todos los Componentes, en los cuales, al frente Me has puesto. ...
Hijo Bendito, ¡Bienaventurado sea vuestro espíritu, que de esta manera se comunica con el Mío!..., y Yo os digo: Seguid firme, José, no os amedrente nada de este mundo, no os amedrente el desconocimiento de vuestros hijos, pero sí en Verdad, vuelve el Maestro a deciros: Buscad, buscad hijo muy Amado, el paso sobre todo; y buscad, para que podáis darle la mano a Mi hija Manuela, para que os podáis encontrar Firme, hijo Bendito, para que los que se dicen vuestros enemigos, no se aprovechen de vuestra debilidad y asimismo quereros derrumbar y querer derrumbar a Mi Hija Manuela. Buscadla, hijo bendito, habladle con palabras de Amor. Si por un instante, ella quisiese cerrar sus oídos, no temáis, hijo Bendito, bien sabéis que vais Sirviéndole al Maestro, no vais por vuestra propia causa; vais por la Causa de vuestro Dios y Señor, vais por la Causa que lleva el uno y el otro; porque lleváis la misma Causa, porque no es ella una Ley y vos otra; ambos lleváis la Misma Ley y quiero ver a ambos Unidos de materia y de espíritu y Unidos en el Cumplimiento, para que el Cumplimiento que sea en el “Mediodía” también sea en el Recinto de la “Fe” para que a vuestra imitación, sean los distintos Árboles, porque ya basta de que cada quien vaya caminando por su propia vereda, ya basta que cada quien vaya caminando conforme le va placiendo, que por un instante os convirtáis en los soberbios; y los mandatos, que Yo os entrego a vos, y vos se los transmitáis, ellos mismos los desobedezcan, hijo Bendito. No os desgarran a vos, porque mientras más os desgarra la humanidad, mientras más os desgarrasen los Labriegos y los mismos guías que han brotado de vos, que son los hijos menores que les habéis Enseñado el Camino, que les habéis tendido vuestra mano y que les habéis levantado; y cuando ellos ya se encuentran levantados, os desconocen, así como el hijo, desconoce al Padre Celestial.
¡Tomad en este Día de Gracia!..., Yo os dejo Fuerte, Yo os doy una vez más el Escudo, que mellado lo encuentro, mas llevadlo consigo Nuevo; Llevad también la Espada de Luz, llevad la Espada de Amor para que así os levantéis, hijo Bendito y los Mandatos que os he dado los Cumpláis, hijo muy Amado; porque como antes os ha dicho el Maestro; Cumplid esos Mandatos Benditos en Unión de Mi hija Manuela, para que así pueda alcanzar la Luz el mundo entero, para que alcancen los distintos pueblos (Recintos) y puedan Unificarse; porque hoy, pueden encontrarse desunidos los unos y los otros; para que así, los espíritus que tienen que ser ante Mi Presencia en el alba que se acerca, puedan llegar hacia Mí y puedan recibir Órdenes y Mandatos de su Dios y Señor, para que Cumplan también dentro de sus distintas Lecciones que van llevando los unos y los otros.
El Cumplimiento que habéis dado, el que en el seno de vuestro hogar, habéis formado por un instante la Paz; esa Paz, Yo la dejo Unificada, esa Paz Yo le doy Aliento, Yo le doy Vida, para que Paz material pueda asistiros y siempre el uno y el otro contemple que lleváis la misma Misión y que Delicada es, en el uno y en el otro; y que del uno al otro se necesitan, para que el uno Prepare al otro; y el otro, Prepare al uno, porque ésa es Mi Voluntad.
Caminad Unificados, hijos Benditos, para que así vosotros, podáis Despertar al Pueblo Bendito de Israel. Tomad y llevad ambos, hijos muy Amados: La Salud, la Fuerza, la Preparación y la Elevación para estos días... para que podáis alcanzar, la Gracia del Padre Eterno, que Yo os Acaricio, en Mi Nombre que Soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. ... ¡Tomad vuestra cruz, hijo Bendito!.., y seguid a vuestro Maestro. ...
¿Qué podéis pedir, hijo Bendito?... Los corazones se levantan a darme Gracias infinitas, pero ellos quisiesen que sus humildes palabras que Me hacen presente a través de los papiros, (sus listados o escritos,) así los corazones oyentes, se levantasen Reafirmando su Fe. Y Yo les recibo, pequeño.

(Testimonio:)
¡Ah! si quisieseis penetrar al Más Allá y pudieseis Contemplar la Gracia y la Caridad que recibe por la petición de vuestra Oración, vuestra hermana humanidad. ¡Benditos sois Pueblo! que sabéis desprender de vuestros corazones, un átomo de Amor en vuestra Elevación y Me pedís por la Paz, Me pedís la Caridad para el necesitado material y para el necesitado espiritual. Está en vuestra Misión, Pueblo; la Oración, es el Fuerte de Israel; con la Oración, podéis alcanzar lo que Limpiamente Me pidáis, de Mi Mano, brota para la vuestra. ¡Seguid! ¡Seguid Pueblo, Velando y Orando! ¡Pedidme por las sectas, por las religiones, pedidme porque sus gritos terminen, para que así se haga y se Cumpla Mi Divina y Santa Voluntad!... Yo os Acaricio, Pueblo, en Mi Nombre que Soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. ...
En este día de Gracia, Pueblo, Discípulos muy Amados, que habéis recibido Mi Caricia y Mi Amor, y habéis Grabado una vez más una Sílaba en vuestro corazón; Yo os doy la Luz, para que con Firmeza sepáis Conservar estas Dádivas y Revelaciones por vuestra Humildad y vuestra Presencia, por la renunciación de las cosas materiales; por que habéis abandonado los placeres de la Tierra, para venir a circundar al Maestro, para venir a dar Recreo a vuestro espíritu, con Mi Espíritu, con Mi Esencia Divina. Estos Méritos, Yo los recibo, de estos Méritos Yo Me sirvo, para que en este Día, vuestros hermanos que se encuentran en lejanas comarcas, el universo entero, alcance un Atenuante para su dolor, alcance la alimentación su cuerpo, alcance la Luz para su espíritu; para aquellos de vuestros hermanos que se encuentran en delicada Misión y se han levantado como el Discípulo, a Preparar los caminos, para cuando de lleno sea el Manto Supremo, puedan encaminar su planta; y ya encontréis el Sendero Preparado por estos corazones que como Primeros han llegado a abrir brecha, para que pueda vuestra planta penetrar y no encontréis el espino y se incruste en vuestro pie. Unos y otros, reciban en este Día Bendito de Gracia, Mi Amor, Mi Caridad infinita, Mi Luz, Mi Caricia, en Mi Nombre que Soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. ....
Todo lo Creado por la Mano Providente del Padre, en este Día quede, hasta la entraña de la Tierra, Preparado y en Preparación, por la Oración de Israel, para que en alba Bendita de Gracia, el Padre Eterno se Manifieste; y entonces, Él dé Fertilización a las Parcelas estériles, a las Sementeras, para que así el Pueblo en Complacencias pueda encontrarse; y en la senda material, pueda encontrar todo a su mismo alcance, materialmente, en Mi Nombre que Soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. ...
Hospitales y lechos del dolor, donde por instantes atravesando el dolor los espíritus pueden ser, en este Día de Gracia, llevad un atenuante para su dolor, el espíritu que va a volar hacia Mí, reciba un átomo de Luz; y en el Valle Espiritual, también esperará el alba de Gracia, para que de lleno pueda alcanzar de Mi Caridad infinita. Las cárceles y presidios donde pueden encontrarse el culpable y el inocente de lo que le incriminan. El uno reciba Mi Fuerza, el otro reciba la Libertad de su cuerpo y de retorno sea a su hogar, en Mi Nombre que Soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. ...
Aguas represadas que depositadas podéis encontraros en las vasijas de Mis hijos; ¡Tomad y llevad en este Día, elemento Bendito!..., Yo os Limpio y os desmancho y os dejo Potestad, convertida en una Chispa de Luz para que podáis disipar la tiniebla en Israel, para que no se deje sorprender por un momento. Os dejo convertidas en Bálsamo de Curación, para que cuando os soliciten, hagáis el Prodigio, porque ésta es Mi Voluntad, en Mi Nombre que Soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. ... ¿Me habéis Comprendido, Pueblo Bendito de Israel?... ¡Que la Luz de Mi Espíritu Divino, quede siempre en vuestros corazones, Pueblo Bendito!...
¡La Mi Paz de Mi Espíritu, sea con vosotros!...

Respetuosamente, con mucho Amor, Comprensión y Tolerancia, en Pro de la Superación Espiritual del Nuevo Pueblo de Israel y de la Humanidad, en el nuevo Tiempo de Cumplimiento Espiritual dentro de la Grandiosa Tercera Era de Luz.

Atte.: Su hermano: Rafael de Acapulco Gro.

DonRafadeAcapulco
Mensajes: 662
Registrado: Lun Jul 07, 2008 11:26 pm
Contactar:

Re: Primero y Segundo Mensajes para el Pueblo Espiritualista

Mensaje por DonRafadeAcapulco » Lun Dic 21, 2009 1:08 pm

Cátedra del Divino Maestro domingo 18 de diciembre de 1949

(Leída por vía Internet, ante el Salón de Conferencias de Tercera-era.net)

Tema: "Cátedra Profética"

¡Mi Paz, sea con vosotros!
1. En este Día de Gracia, en que una vez más he descendido de la Escala de Perfección hacia la de Jacob, para desde allí enviaros Mi Palabra, ¡oh! Pueblo Amado, Yo os recibo en Representación de las Doce Tribus que se encuentran esparcidas en el Orbe Terrestre; y por vos, recibo a todos aquellos que se encuentran ausentes en este Día de Mi Palabra; les Perdono, les Preparo y les Bendigo..., y por vosotros, a todo el Universo. ...
(Saluda y habla Elías, el Pastor:)
¡Gloria a Dios en las Alturas y Paz en la Tierra a los hombres de Buena Voluntad!... Amo al Padre, Amo al Hijo, Amo al Espíritu Santo. Creo en el Padre, Creo en el Hijo, Creo en el Espíritu Santo. Espero del Padre, Espero del Hijo, Espero del Espíritu Santo.
2. Pueblo de Israel: Elías desciende a su Pueblo, por Mandato del Padre, para traer a vuestro espíritu, la Preparación y la Bendición de Él, también.
3. Ha descendido entre vosotros, el Rayo de la Divinidad; ese Rayo de Luz, se convertirá en Palabra Comprensible para vosotros. Esa Palabra humanizada, traerá para vuestro espíritu, en su fondo: Esencia y Vida Espiritual..., esa Esencia, Ovejas Amadas, será con la que vosotros, deis Vida a los muertos que contempléis en vuestro camino.
4. Un día muy señalado se acerca para mi Rebaño y no estáis lo suficientemente Despiertos ni Preparados para Recibirme. Por eso, con el Calor de mi espíritu, cual Pastor vengo una vez más, a Levantaros, a Reanimaros, para que desde este instante Escuchéis la Voz del Maestro, Meditéis en su Palabra, busquéis en lo profundo de Ella, todo cuanto el Maestro, con Su Amor os quiere decir, todo lo que Él, con Su Ley, os viene a Ordenar y todo lo que Él, con su Justicia os viene a entregar.
7. Penetrad en Preparación Espiritual sin caer en fanatismo, penetrad en Meditación, ¡oh, Espiritualistas Trinitarios Marianos!..., ¡oh, Discípulos del Espíritu Santo, dentro de la Obra Espiritualista!..., para que el Padre, cuando Descienda en esa alba de Gracia que ha de señalar el primer Día, del último Año que con vosotros estará a través del Entendimiento humano, pueda encontraros formando un Santuario de Verdadera Espiritualidad, de Verdadera Elevación y Amor; que pueda encontrar el Padre, en el instante de su Justicia y de su Presencia entre vosotros: Una Sola Conciencia entre Israel, Un Mismo Propósito; Una Sola Obediencia: la de todo Su Pueblo, la de este Pueblo Mimado que ha Doctrinado y seguido a través de todas sus vicisitudes, de todas sus jornadas y de sus caídas.
6. Hoy, os ha Levantado una vez más. El Tercer Tiempo, ha sido para vosotros Crisol; pero ha sido también: Heredad, Experiencia Espiritual y Gracia. ...
7. No sois los parias de la Tierra. En medio de vuestra pobreza material, sois poseedores de un Tesoro Espiritual; Tesoro que es, Pueblo Bendito, el Testamento Divino que el Padre, ha depositado entre su Pueblo en Tres Tiempos.
8. Labriegos: Preparad vuestra Simiente, Preparad todo aquello que habéis recogido con vuestra Labor. …
9. El Padre, lleno de Gozo, se encuentra Preparado; porque Él, es el Eternamente Preparado, el Eternamente Limpio y dispuesto para Amar y recibir a sus hijos.
10. Y en la última alba Dominical de este Año que está por terminar, entregaréis vuestro Cumplimiento; será, día de entrega, será el Día, en que el hueco de vuestra mano traiga ante la Mirada de su Señor, los granos más Dorados, más Limpios y hermosos que hayáis recogido en la Campiña del Maestro; y Él se Dignará extender su Mano para tomar de vuestro espíritu esa Obra, esa Labor, todo aquello que en Verdad, Provechoso y Efectivo hayáis Hecho en la Senda del Cumplimiento.
11. En este instante, Elías, vuestro Pastor Espiritual, os Prepara, Labriegos Amados, Sembradores incansables de esta tierra; os Despierta para que vuestro espíritu, Alerta, Despierte a otros que duermen, para que invite a sus hermanos: Labriegos, Campiñeros de estas Siembras, de esta Labor; de la cual algunos, se han distanciado del Cumplimiento, han dejado enfriar su corazón, pero el Padre, por vuestro conducto, les llama de Espíritu a espíritu, les toca su Conciencia.
12. Yo quiero contemplar que vosotros Levantáis también a los muertos, Despertéis a los dormidos, les traigáis en alba de Gracia, para que entonces ellos, en su Conciencia y en su propio espíritu, puedan de lleno Recibir todo el Caudal que el Padre guarda, que el Maestro reserva para esa alba de Gracia para sus hijos, sus Discípulos, sus Labriegos.
13. Vosotros, que formáis la Porción, el Grupo del Pueblo Estudioso y Cumplido del Maestro, también Preparad vuestra Conciencia y espíritu para que entreguéis al Maestro, en esa alba de Gracia, –última alba Dominical del presente año– todo vuestro Cumplimiento.
14. Si vuestro espíritu no sabe descubrir en el fondo de si mismo, todo lo que sea Perfecto y Digno de él y lo que es impuro, no temáis. Yo en este instante Preparo vuestra Conciencia y la dejo como un Buen Juez; su Voz sonora será escuchada por vuestro corazón y en aquella alba de Gracia, después de un Examen profundo de vuestro espíritu, sabréis entregar al Padre: lo Digno, Puro y Efectivo. … Así habrá Gozo entre mi Pueblo, así habrá, en Verdad: Fortaleza y Paz entre Mis corderos, entre Mis Ovejas, entre el Pueblo de Israel Bendito.
15. En este instante, me presentáis, para que Yo, cual intercesor, Me acerque ante la planta del Padre, y muestre toda vuestra vida, vuestros trabajos y sufrimientos; y me decís: -Pastor, el cáliz de amargura lo he bebido con Paciencia; pide para nosotros, la Fuerza, para poder apurarlo hasta las heces..., y yo os Bendigo por vuestra Paciencia, que ese cáliz será quitado de vuestros labios; y en cambio, el de leche y miel Saborearéis. Ésa es la Voluntad del Padre.
16. La Paz de Elías, es con todos vosotros. Mi Caricia y Mi Bendición ha sido Sentida por vuestro espíritu. Derramo Bálsamo de curación, Paz y Luz en todos vosotros. Vuestros hogares y caminos, queden Bendecidos. ...
17. Estudiad, Meditad y Preparaos. Asistid a la Palabra que en las últimas albas el Maestro, os entregue en el presente Año y ello os Sirva de Preparación para vuestro Santuario y para que podáis Comprender y Recibir, Sentir y Vivir ese Momento lleno de Gracia y Gloria, en que el Padre acercará su Reino entre su Pueblo para hacerle más Responsable, más que nunca, de la Paz del Mundo y de la Paz y Redención de Israel. ... La Paz del Pastor, quede entre vosotros.
18. Divino Maestro: Tus Discípulos y Párvulos se encuentran Preparados, para recibir una más de Tus Divinas Lecciones de Amor, de Paz y de Sabiduría. ...
(El Divino Maestro:)
19. ¡Bendito seáis, Elías!, que Cumpliendo sois la Voluntad, que así ha sido en el Padre, en el Hijo y en el Espíritu Santo, fundidas las Tres Manifestaciones en Un Solo Dios, de Un Solo Creador, para venir a hacer la Voluntad del Padre, en este Día de Preparación, en vuestras ovejas que son Mis Discípulos Amados.
20. Los unos y los otros, Saben el porqué de este Día; el por qué, ha sido Mi Voluntad que vengáis a preparar a todos; porque la Mirada Perspicaz del Padre, lo ha contemplado en albas pasadas; y ahora, Elías, contemplo la Preparación de vuestro Rebaño, que en Verdad han Abierto el corazón para Recibir allí la Semilla que será depositada en este día, para ir a acumularse más; y que ese corazón, al final del tiempo señalado por Mi Voluntad, en que he de estar a través del Entendimiento humano, quede henchido de Sabiduría, Amor, Luz y Verdad; para que después, cual Alfolí, vaya por doquiera y deposite la Semilla y contemple de Ella, después en el Más Allá, la Fructificación en Ciento por Uno.
21. Elías, en este Día, Representando el Rayo de Mi Divinidad, id por doquiera de los caminos, por las naciones, Preparad a todos, haceos Sentir como Pastor, para que en alba de Gracia venidera Me reciba cual Padre, cual Creador, todo el universo y acate el Mandato y la Voluntad. Haceos sentir también en las distintas sectas y religiones, para que por un instante de Meditación, Eleven una Oración Espiritual al infinito y Yo la reciba; porque los tiempos de Juicio se acercan y la Hoz segadora se hará Sentir en toda la redondez de la Tierra. ... Id, Elías, que el Índice Poderoso os señala; y vos, cual Faro Luminoso, iréis por doquiera en Cumplimiento de la Voluntad del Padre Celestial. ...
(El Pastor Elías:)
22. Maestro Amado: Tus Mandatos serán Cumplidos con Perfección, en todo el Universo. ... Con Tu Divino Permiso, parto a la Misión que me has encomendado. ...
[El Divino Maestro habla al Pueblo:]
23. Pueblo Amado, que en este Día, más de cerca Sentís a vuestro Maestro. Los unos, han contemplado con su Mirada Espiritual la Voluntad del Padre, del Maestro; los otros, por un instante se extrañaron, pero en Verdad, las hojas del árbol se mueven con la Voluntad del Altísimo en todos los tiempos. Por eso, ha sido Mi Voluntad que, una vez más, viniese Elías, a través del Entendimiento humano a Prepararos, a Elevaros al Lugar que os corresponde, para que allí Sintáis al Maestro, para que allí le Escuchéis.
24. Y si por un instante, oís las Lecciones repetidas, es porque: las oís, pero no las habéis retenido en vuestro corazón y Conciencia; porque, en Verdad, no todos os habéis puesto a Meditar y Analizar; mas comprendéis que el Tiempo, está Medido para vosotros.
25. En este Día, ha sido recibido aquel que viene por primera vez, aquel que tan solo había escuchado de Mis labriegos, a cerca del Tiempo en que se encuentra la humanidad; pero ahora que ha venido, a Sentido, Reconoce su espíritu grandemente y se prestó a Asistir y Escuchar la Palabra del Maestro, en los últimos instantes que va a quedar esta Palabra latente en unos y en otros, grabada en lo más profundo de su corazón y Conciencia; y así, quedará cerrada, cual Broche de Oro, la Herencia del Creador, la Herencia del Padre para el hijo; ahora que está Alumbrando el Sexto Candelero, en Verdad, para que vosotros estéis en Representación de los demás, de aquellas Eras, de aquellas Etapas, desde el Primer Sello hasta el Sexto Sello.
26. Allí, en el Sexto Sello, vais Cumpliendo la Voluntad, vais Sabiendo hacer el Sacrificio en vuestro espíritu, teniendo la Fe, poniendo en Práctica la Ley, Sintiendo en lo más profundo de vuestro corazón el Amor, para que después Sintáis el Calor, el Fuego del Espíritu Santo, en toda Potestad; Emanada directamente del Padre, cuando así sea de lleno el Séptimo Sello y Alumbre para Toda la humanidad, para Todo el universo, el conjunto, los Siete Candeleros.
27. Son los tiempos de Juicio, ¡oh, Mi Pueblo!... y por esta causa, habrá confusión en unos, pero en aquellos que Mediten para que sepan Retener la Luz de la Verdad del Padre, del Maestro en este Tiempo, Comprenderán y harán Comprender a sus hermanos.
28. Por eso, al Finalizar Mi Estancia entre vosotros por medio del entendimiento humano, os entregaré Lecciones que no han sido brotadas a través de los Ruiseñores, para que no quede alguna duda en vosotros, para cuando se acerquen aun vuestros mismos hermanos de Mi Pueblo, sepáis contestar, sepáis decirles conforme a Mi Verdad; y si por un instante, la imperfección de los Ruiseñores no fuese suficiente para hacer brotar a través de ellos, Mi Voluntad; Yo os seguiré Enseñando las Lecciones de Espíritu a espíritu, después del año 1950;y vosotros así, os Levantaréis en Cumplimiento a Mi Verdad.
29. Por eso, en este Tiempo, en que ha sido Mi Voluntad, ¡oh Mis Discípulos Amados! ¡oh Pueblo Bendito de Israel de todos los Tiempos, que dais un Paso más dentro de la Espiritualidad en el Peldaño que os va Elevando hacia el Infinito, para que sepáis y conozcáis el Camino del espíritu, que es el que a vosotros os pertenece; porque en todos los tiempos habéis encontrado el pan perecedero, el vino perecedero que alimenta vuestra materia; pero el Pan, de que estaba Necesitado vuestro espíritu, es la Luz, es el Amor; porque de ello, se Alimentó vuestro espíritu, que es Eterno, como Eterno es su Creador.
30. Por eso, en este Tiempo, para que no perezca vuestro espíritu, para que no sea después arrebatado como hojarasca por doquiera de los planos espirituales, ha sido Menester venir a entregaros a través del Entendimiento humano, el Alimento que corresponde a vuestro espíritu, para que se Levante Fuerte una vez más, para que se Levante lleno de Ahínco y haga dominar a su envoltura, que la doblegue y camine Conforme al espíritu.
31. En esos Dos Tiempos, ¡oh Mi Pueblo!, no había sido de lleno la Enseñanza en vuestro espíritu, porque no la habríais Comprendido. Había sido necesario que Conociese la Primera Lección en aquella etapa Manifestada por el Padre, la Segunda por el Hijo, el Verbo del Padre; y en esta Tercera, grandemente por el Espíritu Santo, el Espíritu Divino del Mismo Padre, para que así os Levantarais Espiritualizado y Escuchaseis una vez más a Plenitud de Verdad, en que sois hechos a Imagen y Semejanza del Creador, en vuestro espíritu y para que Comprendieseis estas Revelaciones Espiritualmente. Por eso también, vine a mover la materia aparente de Jesús, para que Comprendieseis y tomaseis el Ejemplo, primero cual hombre, de que sois a Imagen y Semejanza de vuestro Creador.
32. Y así, han de pasar los Tiempos. Por un instante, la misma humanidad se befará de lo que voy a dejaros como Heredad, como Tercer Testamento, como en Verdad, la Tercera Oportunidad y última para vuestro espíritu, para vuestros hermanos y para toda la humanidad, de caminar en el Sendero Recto que habían perdido, en ese Camino que habían dejado en el Olvido tiempo ha, y que ahora el Maestro, a venido a desempolvar para que nuevamente lo vayáis Comprendiendo; y nuevamente Caminéis paso a paso, con Paso Firme, y lo podáis transitar, hasta llegar al Final de Él.
33. Está acercándose el Final de vuestro peregrinaje a través de la Tierra. Ya sois el peregrino que se encuentra cansado, abatido y triste, el que se encuentra hambriento, el cual se encuentra lastimada su planta, de tanto caminar por doquiera y de tropezar en los pedruscos. Sois el caminante que por doquier ha tocado la puerta para pedir de comer; y en Verdad, os han dado el pan para vos, pero ese pan, no ha mitigado vuestra hambre y esa agua, tampoco ha mitigado vuestra sed.
34. Por eso, se encuentra vuestro espíritu cansado; porque habéis caminado por doquiera de las sectas y religiones y no habéis encontrado el Pan que diera Vida a vuestro espíritu, que lo levantara y le llenara de Fortaleza una vez más, para que Dominara y Doblegara la envoltura y la levantase en el camino; pero ahora, que habéis encontrado la Sombra del Árbol Frondoso y habéis visto manar el Agua cristalina, allí habéis tomado de ese Fruto y habéis saciado vuestra sed y os habéis sentido Fuertes en el camino.
35. Sí, Israel, os habéis acercado en los Días en que el Maestro, ha Venido y ha Preparado el gran Banquete, y habéis saboreado ese Pan sin levadura, que es traído de los Cielos, que ha Manado del Más Allá; y que es Simbólicamente, cual el Maná del Primer Tiempo, cuando anduvisteis perdidos en el desierto; y si ahora, en este Tiempo, en que anduvisteis perdido en el desierto de iniquidad, mentira y pecado, habéis encontrado el Maná y el Camino de Perfección, el Camino de vuestro espíritu, el que os Conduce a vuestro Creador; ahora, no os apartéis de Él.
36. En estos últimos Días de Gracia, en que he de Manifestarme a través de distintos Portavoces, en Verdad, os digo: cada uno de ellos, será una Lección… vosotros, la Comprenderéis distinta, pero Analizadla, Meditadla y allí encontraréis la Palabra y la Verdad Perfecta del Maestro; en Ella, encontraréis la Respuesta a todas vuestras preguntas y allí encontraréis también, el Calor y el Amor que deben Manar de vuestro espíritu para vuestros hermanos, para que por doquiera os Levantéis y después, vayáis dejando Estela de Paz y de Amor. Así, Mi Pueblo, el Maestro se levanta y levanta a vuestro espíritu para que le Escuchéis y Comprendáis, para cuando se acerquen aquellos de vuestros hermanos, no os confundan.
37. Por eso, abrid vuestro corazón y dejad que la Palabra quede allí, que eche Raíces para que después vaya creciendo más y más esa Semilla; y de ella, entreguéis a vuestros hermanos… y, cuanto más entreguéis de Ella, más será en Abundancia en vuestro corazón y aquellos comprenderán y sabrán que vosotros sois y fuisteis aquellos, que escuchasteis la Voluntad del Padre, por medio del Entendimiento humano y que Aprendisteis el Camino Recto; y que en Verdad, ningún hombre sobre el haz de la Tierra, había hablado de ese Camino; y en cambio ahora, el Maestro, Manifestando así su gran Amor que tiene para el hijo, ha venido a entregar en este Tiempo, ha venido a quitar lo empolvado del camino para que lo contempléis Limpio; y veáis que ese Camino, ha existido, desde el Principio de la Creación.
38. El Camino que os Señala Mi Enseñanza, ha estado siempre; Él parte desde este Mundo, hacia el Más Allá de lo Material. Y para Caminar, para Transitar por este Camino, debéis dar vuestros primeros Pasos, hoy, que os encontráis en este Mundo; para que así, después, cuando vuestro espíritu abandone esa envoltura, prosiga el Camino que empezó y no lo pierda y pueda Acercarse al Padre.
39. Ese Camino del espíritu, es el Camino Perfecto, ya que ese Camino es el Maestro. Por eso, en otro Tiempo, os dije: Yo Soy el Camino, la Verdad y la Vida..., Soy la Luz y Soy el Amor… Allí está el Camino.
40. Seguid Transitando, Pueblo Amado; seguid Luchando por Cumplir y por Comprender, más y más al Maestro. Penetrad más y más de lleno en Mi Doctrina para que después, abráis vuestro corazón y dejéis que Mi Doctrina penetre en vosotros, para que después la sintáis grande y entonces conforme a vuestro corazón, así habléis a vuestros hermanos; pero, si no habéis sabido Amaros a vos mismo, no sabréis Amar a vuestros hermanos; si no habéis sabido Perdonaros vos mismo, no podréis tampoco Perdonar a vuestros hermanos. Y entonces, ¿cómo vais a ir por doquier, a Enseñar lo que el Maestro, os ha dado?... ¿Cómo vais a sentir, lo que el Maestro sintió a través de la materia de Jesús, ese dolor, ese Amor grande por la humanidad, capaz de dar hasta la última gota de su Sangre para Enseñarle el Camino y para llevarla así por el camino de Salvación?...
41. El Padre, el Maestro, ya no pedirá Sacrificios para vosotros; aquel Sacrificio bastó; pero en Verdad, sólo pido que vosotros, prosigáis el Camino de Redención que ha quedado en los hombres de Buena Voluntad. Por eso en aquel Tiempo, Jesús, se levantó y desde el primer paso hasta el último que dio en el Gólgota, en Verdad, fue de Lecciones, de Consejos y de Ejemplos; para que vosotros, cuando viniese a Manifestarse a través del Entendimiento humano, Comprendieseis Bien estas Manifestaciones y no dijerais que no contemplabais a vuestro Maestro; sino, ya lo habíais contemplado y porque vuestros hermanos lo contemplaron en otros tiempos, a través de Jesús. Porque, cuántos blasfemos han hablado así, que como Dios, lo Sentís; pero en Verdad, Jesús el Mesías, fue hombre, como vosotros; sintió como vosotros, para que después caminaseis con Abnegación y no dijeseis que no os había dado el Maestro, el Ejemplo; que no había dado el Padre, el Ejemplo Perfecto al hijo; que no había dado el Amigo, el Ejemplo al Buen amigo, para que aquel le Escuchase.
42. Así transcurrió el tiempo, Mi Pueblo; y ahora, que este Tiempo está siendo de Preparación y Enseñanza para vosotros, no lo desaprovechéis, ¡oh Mi Pueblo Amado! ¡Oh Mis Discípulos Benditos!, que después, ya no tendréis al Mundo Espiritual ni al Maestro en esta forma, para pedirle Consejo y decirle: -¡Maestro, Analízanos lo que no Comprendemos; dinos, lo que no hemos Comprendido!..., porque en Verdad mucho os ha Enseñado el Maestro; y mucho, os han entregado vuestros hermanos mayores: Mi Mundo Espiritual de Luz. …
43. Por un instante, después, os vais a confundir. Vais a querer volver a vuestros antiguos caminos, ¡oh Mi Pueblo!, vais a querer poner vuestras plantas en los umbrales de las sinagogas, buscando lo que no creísteis encontrar Aquí; pero en Verdad, todo aquel que busque en Mi Doctrina, encontrará; todo aquel que se acerque a Mis Lugares Preparados, a los que he dejado Preparados: al mismo universo, a los campos, a los montes… por doquiera que busque al Padre, le Encontrará; y si por un instante su imperfección no le hace Sentir que el Padre desde el infinito le envía su Mirada, cual Rayo e Inspiración; que se acerque a aquellos que Me Escucharon y ellos Interpretarán lo que el Maestro, el Padre y el Espíritu Santo, desde el infinito os envíe, después de 1950, de Espíritu a espíritu.
44. Desde el principio de la Creación, Yo Bendije a la pareja, al varón y a la mujer; y les uní para que de esa unión, hinchieran el haz de la Tierra y la poblarán; desde el principio hasta el fin, así será; y si en las sectas y religiones llevan sus ritos y ceremonias, eso es en cuanto al hombre; pero si Me buscáis en cuanto a vuestro creador, Yo os entregaré; y cuanto el Padre, Creó, Yo lo Bendigo; y de estas prácticas, grandemente Mi Mundo Espiritual, una vez más os Explicará, os dejará sus Consejos conforme a Mi Voluntad; para que vosotros, después os Rijáis y así deis Oportunidad, deis paso Franco a Interpretar a la Inspiración; porque después si queréis caminar conforme a Mi Ley, Yo moveré vuestros Pasos con la Inspiración, moviendo a vuestro espíritu para que vuestra materia se doblegue y camine Conforme a la voluntad del espíritu; y así quedará Preparado el tiempo, para que después, sea de lleno la Era del Espíritu Santo.
45. Encontraréis a vuestros hermanos, a unos aletargados, a otros dando grandes pasos equivocados; pero vosotros, con vuestra Preparación con la Enseñanza del Maestro, sabréis Guiarles, sobréis decirles como Buen hermano, el Camino Recto, el Camino que en todos los Tiempos ha dejado el Padre, en este Mundo.
46. Yo no abandonaré a Mi Pueblo y estaré con Mi Pueblo, hasta la Consumación de los Tiempos; estaré en vuestra misma Conciencia, en vuestros mismos Pensamientos, cuando sea el Pensamiento a Imitación y Semejanza, tal cual fue creado por el Padre; pero ya no Me Manifestaré a través del Entendimiento humano, porque la Oportunidad queda en vosotros, la Labor, el Trabajo, la tierra Fértil ha quedado; y después, será la Siembra y vosotros recogeréis la Cosecha.
47. Por eso, al Final de estos Tiempos, he de recoger la Cosecha para entregaros nueva; y al final de 1950 recibiréis todo lo que he entregado al Pueblo de Israel, desde 1884, para después daros, entregaros y dejaros Congraciados con el Padre, para que Transitéis por doquiera, según Mi Voluntad; y después, reciba vuestra Cosecha, una por una, pero en el Más Allá; cuando vuestro espíritu sea llamado al infinito, allí Me entregaréis la Cosecha, uno a uno; y al reunirse todo el Pueblo de Israel: las Doce Tribus en el Más Allá, a todos por igual será Entregado conforme a la Labor desde los primeros Tiempos hasta los últimos, porque ésa es Mi Voluntad.
48. Estando Preparado conforme a Mi Voluntad, ¡oh Mi Pueblo!, el Maestro ha contemplado a sus Labriegos y a sus Discípulos y al mismo Pueblo… y el Pueblo, a preguntado: Después de 1950, ¿qué vamos a hacer?..., esa parte, es la que no ha Comprendido al Maestro, no han Comprendido ni han Meditado en las Explicaciones, en la Ayuda de Mi Mundo Espiritual de Luz, para Conduciros también; pero en Verdad, aquellos que se sepan Preparar, aquellos Mis Profetas de este Tiempo, antes de Mi Partida, Contemplarán como han de Levantarse Mis Labriegos después de 1950, conforme a Mi Voluntad; y os harán Saberlo, para que empecéis a Prepararos, para que sigáis dando vuestros Pasos, dentro de la Espiritualidad.
49. Porque ay, ¡ay, de vosotros!... ¡ay, de aquellos!... que después vayan y dobleguen sus plantas ante los Símbolos de Mis Recintos; ¡ay, de aquellos! que se levanten derramando lágrimas y abrazando a los Símbolos, Imitando a los idólatras, a aquellos que se encuentran en las sinagogas, adorando imágenes también. ¡Ay de vos, Mi Pueblo!, ¡ay, de aquellos que no Me Comprendan!, porque entonces: aquellos, sí se Sentirán cual huérfanos y nuevamente levantarán sus figuras para venir allí y recordar a su Maestro, cuando estaba a través del Entendimiento del hombre, no siendo esta Mi Voluntad.
50. ¡Preparaos, Pueblo, levantaos; pero tomad en cuenta la Verdad, que el Maestro, nada os ha de ocultar!.. Se levantarán del mismo Pueblo de Israel. Nuevamente tendrán su Cisma. Se levantarán en Tres ramas por distintos lugares; pero en Verdad, aquellos que se levanten de Buena Voluntad, Yo haré que en ellos perdure la Enseñanza y que quede a través de sus hijos hacia sus hijos; y aquellos que se levanten conforme a su libre albedrío, ellos se irán extinguiendo; y nuevamente al final, tan solo quedará el Israel, de todos los Tiempos, Unificado, conforme a Mi Voluntad.
51- Hasta este momento y hasta el último instante, que esté a través del Entendimiento humano, la Unificación, no será; no por la Voluntad del Maestro; sino por la reaciedad de Mi Pueblo. Pero la Unificación, Yo la haré, cuando el momento sea llegado; y vos, la Contemplaréis, ¡oh Mi Pueblo muy Amado! … ¡Oh Profetas Benditos! y grandemente Tributaréis Pleitesía a vuestro Creador. Esto no es, para que os confundáis; es para que os levantéis, con el Ahínco debido, y no deis oído al murmullo; para que os Levantéis, conforme Mi Voluntad y sepáis Interpretar el Fuego del Espíritu Santo que os rodea, cuando habléis con la Buena Voluntad en vuestro corazón; y entonces, allí haréis Mi Voluntad; y no, la vuestra.
52. Por eso os Estoy Preparando y ha de quedar Preparado el mundo entero, por doquiera que os levantéis. Los unos, se levantarán a los campos, por distintos lugares y allí de Espíritu a espíritu, Escucharán Mi Comunicación para Manifestarla por un instante a los demás. Van a abandonar los Símbolos y por un solo instante de Meditación, darán la Comprensión, a tanto que les he entregado en todos los Tiempos.
53. El Tiempo de Juicio es, pero Yo estaré con vosotros, y con todos, ya que: Derramado Estoy en toda carne y en todo espíritu. Ha de Cumplirse Mi Palabra de todos los Tiempos; el Juicio, será en el mundo entero; pero por vuestra Preparación, serán menos dolorosas las pruebas para la humanidad, porque hay corazones que el mal, ha enraizado en ellos; y al Arrancar, la mala hierba de raíz, el dolor se hace Sentir; por eso, sentirán grandemente el dolor.
54. Mas, ¡Preparaos, Pueblo!, y Elevaos en Oración, pedid por vuestros hermanos, pedid por toda las naciones; por aquellos que no tienen Consuelo, por aquellos que no tienen palabras de Aliento, que con su mirada escudriñan el infinito, para ver si contemplan de dónde viene la mano Misericordiosa, que venga Ayudarles a Mitigar su dolor.
55. En vos, Pueblo de Israel, tiempo ha, que he puesto la Llave del Reino de los Cielos; y por vos, deben encontrarlo todos aquellos. Vos responderéis de toda la humanidad, en vuestras manos está, que les Abráis el Reino a vuestros hermanos, para que Penetren y después, Penetréis vosotros.
56. En vos, ¡oh Mi Pueblo Amado!, poso el universo, la humanidad, como en todos los Tiempos; porque habéis sido en Verdad, el Israel, el Fuerte, el Privilegiado de todos los Tiempos; y el que más ha Alabado al Maestro, al Padre, a su Creador. Pero ahora, en este Tercer Tiempo, valiéndome de distintos Portavoces, de vuestro lenguaje más sencillo para que Comprendáis estas Lecciones, de vos, depende la Salvación de vuestros hermanos; y si no ponéis en Practica, los Dones que tenéis y la Misión que pesa en vuestro espíritu; de ello, habréis de responder ante el Padre; pero vuestros hermanos, han de encontrar el Camino Recto de Mi Luz, porque ésa es Mi Voluntad.
57. En este día, ¡oh Labriegos!, a aquellos que se han Elevado hasta Mi Solio, Yo les entrego lo que Me han pedido. Yo entrego de Espíritu a espíritu, lo que estos corazones han pedido al Maestro; a aquellos corazones que han venido y que la Mirada Perspicaz del Maestro, contempla; Yo les Acaricio… y les he entregado, a cada uno, conforme ha sido Mi Voluntad; he ido Depositando en cada corazón, en cada Entendimiento, lo que Me ha pedido en este Día de Gracia.
58. Por medio de Mi Enseñanza, a través de Mi Palabra, va la Esencia, va la Luz, va la Verdad. Dejad que Penetre en lo más profundo de vuestro corazón, dejad que quede Grabada allí; para que después, al latir ante la Verdad, ese corazón, Despierte a la Conciencia; y allí, Escuchéis a vuestro Creador, Escuchéis la Voz Celestial que os Señala el Camino Perfecto; para que así, podáis transitar por todos los caminos entregando Conforme a la Caridad, conforme a las Virtudes que he dejado cual Vestidura blanca en vuestro espíritu.
59. En este instante, antes de partir Mi Rayo Universal. ¡Elevaos en Oración, oh Discípulos!, a imitación de aquellos momentos, cuando os llevé a las laderas de la montaña en comunión con la Naturaleza para que Elevarais vuestra Oración Limpia, de espíritu a Espíritu, ante el Padre; sin tener ante vosotros, ninguna imagen, ningún símbolo; sino tan solo, Elevando vuestro espíritu de Buena Voluntad hacia el Padre. En este instante, Preparaos, Pueblo, que una vez más el Maestro, va a Elevar vuestro espíritu, para Enseñaros a Orar; y después, vosotros, Enseñéis a vuestros hermanos. ...
(El Pueblo Ora en silencio, durante cinco minutos:)... ...
60. ¡Benditos seáis, que vais aprendiendo a dar vuestros primeros pasos por el Camino del espíritu, para Elevaros, para Apartaros de todo estado Mundanal, para dejar por unos instantes a vuestra envoltura, dejar en el Mundo lo que pertenece al Mundo y Elevar lo que pertenece a la Divinidad!, ¡Bendito seáis!...
61. Si por un instante, Mi Pueblo, os pusieseis a Meditar lo que en este momento habéis hecho; en Verdad, tendríais una Lección que duraría toda vuestra vida material y la llevaríais consigo en vuestra Vida Espiritual; pero el Maestro, tan solo viene a Despertar a cada uno de vosotros, para que pongáis en Práctica los Dones y Paso a paso, Vayáis Aprendiendo: quién sois, quién habéis sido y quién seréis... para que Sepáis y Comprendáis: cuál es vuestro Origen, por qué os encontráis en este valle material y en dónde os encontraréis después. ...
62. Porque así ha sido la Creación: Perfecta... porque Perfecto es su Creador. Mas conforme vayáis Evolucionando, conforme vayáis dejando desenvolver los Dones en vuestro espíritu, iréis comprendiendo la Grandeza de vuestro Creador; y cuanto más vayáis comprendiendo su Grandeza, iréis contemplando cuán pequeños sois ante vuestro Creador y cuán grande os habéis creído en todos los Tiempos; para que Sepáis en Verdad, que el Padre, ha Adornado vuestro espíritu, con la Virtud de la Humildad; para que con esa Humildad, siendo pequeños, os acerquéis al Padre; y el Padre, os estrechará en sus Brazos en el infinito, en el Más Allá y vayáis a Recrearos con Él, por una eternidad.
63. A aquellos corazones que han Juzgado Mi Doctrina, conforme a los hombres; Yo les entrego en su espíritu, aparto la venda de oscuridad, les entrego la Luz y dejo que penetre hasta lo más recóndito de su ser; para que así, Sientan en lo más profundo de su corazón, una Palabra de Consuelo y de Alivio, porque también Soy el Doctor de los doctores.
64. Yo, vengo a Manifestarme en distintas formas: como Maestro, como Doctor, como Amigo, como Consejero, como Aquel que viene a Enjugar las lágrimas de las mujeres sufrientes, de los ancianos que han probado la amargura en todo el camino de la vida; vengo a depositar en sus Labios, la leche y la miel.
65. Vengo a Acariciar a todos, porque en Verdad, aún les contemplo como aquellos niños que en el Segundo Tiempo, se acercaron a Mí; os contemplo como a ellos, porque en Verdad, sois pequeños todavía; sois cual niños, que el Maestro, se deja rodear de vosotros, porque entre vosotros, estuvo el Rey del Reino Celestial; y ese Reino Celestial, os pertenece; si pertenece a vosotros, buscad el Camino; mas, haceos como niños, sed Puro, Inmaculado, para que así podáis Penetrar en Mi Reino, y Disfrutéis, de Mi Regazo Celestial. ....
66. Mas, hay un corazón, que Me dice: -Maestro, ¿cómo voy a ser Puro, si he contemplado doquiera de este mundo, grandes iniquidades?... Yo, le digo: Dad al mundo, lo que es del mundo; y dad al Maestro, al Padre, lo que es del Padre. Dad a Dios, lo que es de Dios..., y la Paz, será entre vosotros. …
67. En este día de Gracia, Yo os he entregado, conforme a vuestra Preparación; conforme habéis estado Dispuestos a recibir, conforme fue Mi Voluntad. ¡Levantaos!.. ¡Preparaos!... y si vienen los tiempos que por vuestra tradición, rememoráis otra Paz, conmemoraréis en Verdad, los acontecimientos; pero conmemoradlos con Humildad, muy dentro de vuestro corazón.
68. Daos cuenta de los Ejemplos que dejó el Maestro, en el Segundo Tiempo; que no vino buscando, los palacios ni el pedrerío; que nació en un rincón lejos de las grandes ciudades, apartado y alejado de los grandes reyes y señores, viniendo a buscar tan solo aquellos corazones Limpios, aquellos en Verdad, que no ambicionaban los grandes tesoros y las grandezas de las riquezas materiales, que tan solo vivían conformes con lo que era la Voluntad del Padre, que estaban en comunión con la Naturaleza y elevaban sus pupilas al infinito para esperar la lluvia y recoger de la tierra, la semilla y su alimento; de aquellos, que esperaban la Bendición del Padre, para que sus animales se reprodujeran y encontraran allí el alimento; Ellos, tenían Fe y Esperanza en su Creador, porque contemplaban las aves del cielo, que no tenían chozas ni sembraban… y todo lo tenían.
69. Pero si así vine a nacer, entre los pobres, es porque así lo merecían; la Nobleza que había en ellos, fue el Lecho que Me prepararon, fue el recibimiento que le hicieron al Verbo del Padre, a través de la envoltura de Jesús; y ahora, en este Tiempo, para el Final de Mi Partida, Pueblo, preparadme esa Choza en vos mismo, Apartad de lleno todo lo que pueda manchar a vuestro alma y confundir a vuestro espíritu y dejad al Mundo, lo que es del mundo; y Preparadme en vos, ya no un pesebre material, ahora Preparadme vuestro corazón; ese corazón, que hacéis latir para el mundo, hacedlo latir para el Padre por igual, para vuestro Creador; para que nuevamente, convertido en pequeño, venga a Morar después de 1950, en vuestro corazón y allí le hable a vuestra Conciencia; para que después, por vuestros labios, hable a vuestros hermanos y les Enseñe, lo que ellos, no han Comprendido; para que les descubra lo que ellos no han visto, porque se han encontrado ciegos por un instante a las Señales de la Verdad; y si ellos, se han levantado en sus tronos, ¡que abandonen sus tronos!... y lleguen al Camino más Perfecto: a la Humildad... que dejen que la Humildad, Engalane de lleno su espíritu, que es al que el Padre, viene buscando; ya que no viene buscando, ropajes de gran señor; viene buscando: el Gran Ropaje de las Virtudes que Adornan a todo espíritu ...
70. Llevad consigo, Pueblo Amado, lo que habéis pedido. … En este alba Bendita de Gracia, he sido con vosotros. Recordad las distintas Lecciones de Mi Enseñanza; y entresacad de Ellas, lo que os corresponde; ponedlas en Práctica y seguid el Camino que os Estoy dejando descubierto en este Tercer Tiempo.
71. Pueblo, por vosotros, entrego a aquellos, que se encuentran en lejanas comarcas y naciones. Al ascender Mi Espíritu, formadle valla, que en esa valla, seáis acompañado del Rayo del Padre, hasta el infinito, convertida en Oración, por todo aquello que le pide vuestro corazón. ¡Adiós, Pueblo muy Amado. ....
¡Mi Paz, quede con vosotros!...

Con Amor, Comprensión y Tolerancia, en Pro de la Superación Espiritual del Nuevo Pueblo de Israel y de la Humanidad, dentro de esta Grandiosa Tercera Era de Luz.
Atte.: Su Hermano: Rafael de Acapulco Gro.

DonRafadeAcapulco
Mensajes: 662
Registrado: Lun Jul 07, 2008 11:26 pm
Contactar:

Re: Primero y Segundo Mensajes para el Pueblo Espiritualista

Mensaje por DonRafadeAcapulco » Jue Dic 31, 2009 9:16 am

Cátedra del Divino Maestro Diciembre 24, Noche Buena de 1947
Tema: “Nochebuena de los pobres"
¡Gloria a Dios en las Alturas y Paz en la Tierra a los hombres de Buena Voluntad!... Gloria a Dios en las Alturas y pasa Mi Espíritu Divino de la Escala de Perfección a la de Jacob, para desde ahí enviar Mi Rayo Divino entre Mi Pueblo de Israel, en esta Alba de Gracia, 24 de Diciembre de 1947, noche del día Escogido por Mí, en que os encontráis reunidos en Representación de los Siete Sellos, de las Siete Iglesias que Elías, por conducto del Hijo del hombre, vino a implantar por Mi Voluntad a esta Nación de la Tierra. Yo os Recibo y Bendigo en Unión de vosotros al Mundo y al Universo entero, en Mi Nombre que Soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. ...
1. ¡He aquí la Estrella Guiadora, Conduciendo a las almas al Paraíso Eterno!... ¡He aquí, la Dulce Melodía impregnada de Amor, Arrullando a las almas que en el peregrinaje de su vida, angustiadas se encuentran!...
2. ¡He aquí al Salvador de las Almas, en este Día de Gracia, recibiendo a sus pequeños Amados en el Nombre de Aquel que Me Envía, para darles la Enseñanza que tanto Necesitan!...
3. Bienamados, que os acercáis: Si por dolor llegáis a Mi; Mi Amor os recibe. ... ¡Confiad siempre en Mí!...
4. En esta hora, y en la Solemnidad de esta Cátedra, quiero estar con vosotros, ¡tan cerca de vos!, que pueda atraer la Esencia de vuestro ser, hacia Mi Ser...
5. Quiero estar con vos, Mi Pueblo, tan cerca como os sea posible estar Conmigo, para que Realicéis esta Armonía; para que seamos Uno, vos y Yo; y para que Me sintáis vuestro Compañero Luminoso que Alumbrándoos el Sendero va, siempre adelante de vosotros.
6. Quiero que Sepáis, que Soy en vuestra Vida, la Luz Primera, la Fuerza, que hay en vosotros mismos. Yo Soy la Promesa de vuestra alma, ya que Soy el Maestro que Trabaja Interna y Externamente, tratando de hacer de vos, el nuevo Modelo, del Hombre Perfecto del mañana. ...
7. ¡Quiero estar con vos, de tal manera, aunque sea por una hora, que os sea imposible separaros de Mí!... Quiero llenar vuestro corazón, de la Ternura Exquisita que brotará por vuestros Pensamientos, por vuestras palabras, por vuestras miradas y por vuestras obras.
8. Quiero que os Armonicéis con el Amor, que es la Potencia Armónica que Mueve los mundos, en el Gran Concierto Universal.
9. Quiero, Amados Míos, Despertaros en esta Nochebuena; Noche Memorable en que por la Voluntad del Padre, en el Segundo Tiempo vine al mundo, para Enseñaros con Mi Vida y Ejemplos, el Camino de los Cielos, en la Verdadera Renunciación del hombre.
10. ¡Venid!... ¡Acercaos a Mí, pequeños Míos, para que recibáis la Fragancia de Mi Ser en esta hora Solemne, plena de Cantos Sublimes en los Cielos y en la Tierra.
11. Yo con vos, Mi Pueblo, y vos Conmigo, en esta Noche, Enternecidos, sentiréis la inmensidad de Mi Amor; y así, Alentaréis al triste y Enjugaréis las lágrimas al que llora.
12. ¿Acaso no os será posible, Amados Míos, hacer Tierno y Dulce vuestro corazón en esta Noche?... ¿No os será posible, Manifestar el Amor del Padre, que está en vos mismo, para Dulcificar vuestro ser?... ¿No os será posible, que olvidéis vuestras tristezas y profanas alegrías, para que os Entreguéis a Mí; y así pueda decir al Padre: ¡Padre, ellos y Yo, somos Uno!..., y en estos momentos, recibáis de Mi Luz y de Mi Amor?...
13. Permitidme, Amados Míos, que visite vuestra alma en su soledad; quiero dejarle como un Recuerdo de esta Noche inolvidable, la Fragancia y la Esencia de Mi Ser.
14. Dejadme, Amados Míos, que recoja del sendero de vuestra alma, las flores marchitas del dolor, las esperanzas fracasadas, las tristezas que brotan cual lágrimas de vuestros ojos.
15. Yo, ocuparé en vuestra alma, el sitio que Me habéis designado; y ahí estaré para Consolaros. Yo lo quiero… y si vos Me dejáis, vuestras heridas cicatrizarán; mas, quedará en vuestra alma, la huella de los sufrimientos y de la Experiencia pasada; porque vuestra alma, necesita de esos sufrimientos y de esa Experiencia, para Engrandecer su ser y así pueda Gozar Conmigo de la Gloría del Padre, en la Unidad.
16. ¿Queréis, Amados Míos, que cambie vuestras flores tristes, por las Rosas Fragantes del Huerto de Bethlehem?... Sabed que vos, sois Mi Bethlehem; y que de vos, surgirán las Fragantes Rosas que prometí al Padre, de vuestra Santa Transformación, cuando sigáis Mis Pasos, Escuchéis Mis Palabras y hagáis de cada Frase un Precepto, una Acción en la forma; y encontraréis en Mi Vida, toda la Grandeza.
17. Mas, he aquí, aunque Me Manifiesto en vuestro mundo y en vos mismo como Hálito Santo, no Me habéis sentido ni habéis Sabido interpretar toda la Grandeza de Mi Espíritu. Todavía no Entendéis, Quien Soy, ni el por qué Vine a la Tierra y por qué os He Manifestado este Amor Inmenso, Tierno y Profundo que ha sido siempre Mi más Grande Enseñanza.
18. Recordad, que sois aquel de Jerusalem, que vivió en otro cuerpo; mas ahora en este, lloráis, aparentemente con otros ojos, mas vuestro espíritu es el mismo y el Me Reconoce. Me contempla escrutadoramente; y Yo, le pregunto: ¿qué queréis interrogar de Mí, ¡oh! ser Bendito, si no habéis sabido Atenderme ni Entenderme?...
19. Vos mismo sois, ¡oh ser humano!, una interrogación en el infinito. Interrogaos a vos mismo. ¡Hombre!, interrogación del mundo, Verdad del Cielo. ¡Analizaos, Conoceos, Alimentaos con el Fuego de vuestro propio ser!... Porque Dios, pasa por vos, con el Fuego Santo de su Espíritu.
20. Vagamente Comprendéis estas Frases, porque no podéis tener más Luz que la que os Corresponde conforme a vuestra Evolución. Ahora, sabéis lo poco que habéis Entendido de Mi Enseñanza; y… ¡cuán poco habéis entendido! ...
21. Recordáis de Mi Calvario, de Mi Cruz; y no recordáis, que vos mismo formáis parte del Calvario y de la Cruz de Cristo.
21. Con vuestras desobediencias a la Ley del Padre, con vuestra rebeldía e ingratitud, Me habéis herido, clavándome poco a poco las espinas de Mi Corona y los clavos en Mi Cruz, por qué sois rebeldes, pequeños Míos, a los Mandamientos Sublimes de Dios; y siendo rebeldes, ¿cómo queréis Estudiarme y Conocerme?...
22 Me Conocéis, en pequeña parte; podéis aún, Conocer más de Mí, pero por mucho que lleguéis a Conocerme, vuestros sentidos limitados no os permitirán Percibir toda Mi Grandeza.
23. La inmensidad, no puede ser Juzgada por la limitación; y he aquí, que no podréis Comprender a Plenitud, la Grandeza que Hay en el Padre y en Mí. Por mucho que os hablara del Padre, no alcanzaríais a imaginar, de sus infinitos Arcanos ni de la inmensidad que abarca todo su Ser.
24. Así, Comprended: Que solo el Creador Increado, se Conoce a Sí Mismo. ... En la contemplación de su Ser y en el Infinito Universo, Sólo Dios Conoce a Dios y Conoce al Cristo; y Yo, Cristo, Me Conozco a Mí Mismo. …
25. Siglos ha, que os contemplo Mis Bienamados, rebeldes a los Dictados Sublimes de la Ley del Padre; Dictados, que desconocéis, y si poco Conocéis de Ellos, no los Comprendéis; y de ahí, surge vuestra desobediencia y rebeldía.
25. Mas, Yo, vuestro Maestro, Expreso la Sabia Ley del Padre, y os la Enseño. Que os sirva Mi Vida de Ejemplo en la Grandeza de su Manifestación, para que no sufráis, para que no lloréis, para que vuestro corazón no se sienta herido con las espinas de este mundo.
26. ¡Escuchad la Voz del Maestro, que se Eleva a las Alturas!..., y dice: ¡Padre, Padre de todos los seres. En esta Nochebuena, Consuela a Tus pequeños porque están tristes; llena de Luz su interno para que estas almas se Alegren. Concédeme, ¡oh Padre! que sus corazones palpiten llenos de Amor hacia Ti; y al Unísono con Mi Ser, puedan decirte: ¡Padre, Padre nuestro, Ser Infinito! Te Amamos por Tu Grandeza Incomparable, como Ser Absoluto que Eres, de todo cuanto existe. ...
27. Después de pronunciar, la Santa Palabra: “Padre"... sigue un Silencio profundo, con que el Universo, Reverencia a su Creador. Todo entra en Sublime Sumisión, en Apacible contemplación. Con esta Santa Palabra, en el Segundo Tiempo, Curaba a los enfermos, musitando con el Alma la Sublime Oración, en el Santo Nombre del Padre. Sólo al Mencionar esta Palabra, su Poder pone en movimiento las Fuerzas de Vida que son: Amor, Sabiduría y Luz. …
28. Aprended a Orar con esta Santa Palabra, Amados Míos, musitadla con el alma; y Dios, os contestará internamente con su Dulce Vibración Consoladora, sin voz, sin frases sonoras. Así, el alma, recibe de su Creador, los grandiosos Privilegios que Emanan de su Ser. … ¡Cuán Dulce será el momento, en que Sintáis su Caricia Divina, como contestación!...
29. En esta Nochebuena, de Fiesta Espiritual, si pudierais ver, ¡oh hijos de Mi Amor!, lo que los Planos Astrales, revelan en Vibraciones de imágenes Sutiles; veríais los campos, Brillantemente Iluminados por las Luces de los Cielos; claros Paisajes se presentarían a vuestra Vista Espiritual, que Arrobada contemplaría los hermosos Valles, perfumados con Simbólicas flores que Armonizan en bello colorido, con ríos y fuentes, con montañas y mares; Iluminando todo, con matices maravillosos, de los Planos de lo Sutil. ...
30. Mas, vuestro mundo, Amados Míos, en esta Santa Noche, animado está con las Vibraciones de Amor que el Padre, le envía; y no sólo eso, Mensajes de Paz con Ternura infinita, llegan a los corazones de los pobres y los ricos, de los enfermos y los sanos, de los tristes y los contentos; son corazones que laten Emocionados al Dulce Recuerdo de su Maestro y de su Guía, que un día ha de volverles al Padre; Origen, de donde surgieron.
31. ¡Alegraos, oh almas!..., que el Pastor de las almas, con vos está. Alegraos, ¡oh! seres Benditos, siquiera por esta Noche, en que las Claridades de los Cielos, llegan a vos. Impregnaos, ¡oh! almas, del Mensaje que os traigo, que Tocando está vuestra mente y llega a vuestro corazón.
32. ¡Oh! moradores de este Planeta Tierra: Escuchad la Voz del Pastor, que Confiados le habéis sido por el Padre, y no quiere que ninguno de vosotros, se extravíe. … Él, os Señala el Sendero, donde vuestra planta no se lastime con los abrojos de este mundo.
33. ¡Venid, Mis Amados!... ¡Mirad, como al Llamado Amoroso del Pastor, las Ovejas se congregan en Mi Aprisco de Amor!... Muchas, aún dispersas han quedado; mas algunas, por el sendero del dolor llegarán al Redil, donde el Amor Divino les espera, para Redimirlas una a una; y después, Resplandecientes de Luz, presentarlas al Padre, para que estén por siempre, en Eterna Unión. …
34. Nochebuena llamáis a esta noche, los que recordáis Mi Nacimiento en el mundo en cuanto a Hombre, en el Segundo Tiempo.
35. ¡Nochebuena!... ¡Noche Perfumada!... ¡Noche llena de Luces Brillantes, de Notas Vibrantes de Amor, en que en vuestro ambiente, viven los recuerdos del ayer!...
36. ¡Noche de Melodías Sublimes que Ascienden y Descienden, de los Cielos a la Tierra!... Nochebuena: ¡Haz que los corazones de los hombres, Sientan Tu Dulce Paz; que cambien sus notas tristes, por la Sublime Esperanza de una Aurora mejor; Promesa Santa que su Maestro y su Pastor, su Redentor y su Guía, les traen en esta Noche Santa!...
37. Haz, ¡oh! Nochebuena, que olviden sus penas, Endulcen sus palabras y la Pureza Brille en sus sentimientos; que llenos de Ternura, Asocien a sus penas Mi Recuerdo, para que sientan Mi Consuelo; que al Despertar al nuevo Día, la sonrisa brille en sus labios cual Símbolo de Paz, de Amistad, de Perdón y Complacencia; para que así Hagan todos, las albas y todas las noches de su existencia, Buenas.
38. Anhelo, Amados Míos, que los latidos de vuestro corazón, en su ritmo Acompasado, Dulce y Amoroso, Vibren al Unísono con los corazones hermanos; que en Santa Unión, sientan la Fuerza Interna que les hace Perdonar, aún lo imperdonable; porque los errores que con vos, han cometido, Comprended que son errores, que deben ser Perdonados y olvidados por el Santo Amor que hay en vos mismo. ...
39. Si vuestros hermanos, por su ignorancia, no os Comprenden, es por su inferior estado de Evolución. ¿Y cómo no se ha de Perdonar, a quien no Sabe lo que hace?... y no Sabe, porque ignora que el mal que os hace, se lo hace a sí mismo.
40. Pensad, Mis Amados, que vuestro prójimo y vos, hijos de un Mismo Padre sois; y por tanto, cuerpos Vitales, Vivificados por Un Mismo Espíritu Santo. Así debéis ser, ¡oh! doctrinarios Míos.
41. Preguntaos, humano: si sois vanidoso..., y si lo sois, ¿por qué no os Corregís?..., y para Corregiros, ¿qué debéis hacer?..., Primero: Reconoceros a vos mismo; después: Tratar de despojaros de esa vanidad, que es un defecto que afea y mancha el alma. ...
42. Ahora por Mi Palabra sabéis, que la vanidad, se desvanece con la Sumisión, la Modestia, la Humildad y la Tolerancia.
43. El Vanidoso, se considera Merecedor de las dádivas, de los honores y atenciones de los demás, y no Corresponde a ellos. Corregíos de esa enfermedad, que trastorna vuestra mente y os desvía de la Verdad. Mas, si no os Corregís, vuestra alma que sufre, verá con tristeza que la retenéis, mientras otros Progresan. Sabed, ¡oh humano! que la vanidad entorpece vuestra Evolución, os perjudica y necesario es que la desechéis. ...
44. ¡Venid a Mí, pecador!... Yo os Prefiero con vuestras lacras, que si llegáis a Mí, con aire de grandeza y vanidad. Os prefiero menesteroso, tratando de Lavar vuestras manchas, que vanidoso y lleno de prejuicios.
45. Ahora, Pueblo Amado, os invito; ¡vamos a la Nochebuena de los pobres, a darles el Calor y la Ternura que tanto necesitan!... Venid Conmigo, en Pensamiento y espíritu; y veréis, que no resistís en vuestra dureza.
46. Antes de visitar a los ricos, a los influyentes, a los que llenos de comodidades se encuentran; vamos a la Nochebuena de los pobres: A los suburbios, a las moradas de los menesterosos; serán éstos, los primeros lugares que visitemos, Yo os Guío; y vos, Me seguís, Espiritualmente. …
47. ¡Mirad!... esa anciana, hijos tenía que eran su Esperanza, su Consuelo, su sostén; mas el toque del clarín, les arrancó de su hogar. Ved las lágrimas que ruedan por sus mejillas, al recuerdo de sus Amados hijos; en esta Nochebuena, esa anciana se alimenta de recuerdos; aunando a sus recuerdos, el de la pobreza, -como en la que Yo Nací- ella, se siente Confortada en su desolación. No ha tomado aún agua que mitigue su sed, no ha tomado aún alimento; su faz demacrada lo indica y que tambaleante va por el agua, que aunque turbia, llevará a sus labios para engañar así al hambre que roe sus entrañas.
48. ¡Vamos, Amados, hagámosle compañía!, que es madre y no tiene hijos, que es hija y no tiene padre material, que es esposa y no tiene esposo, que está sola y desamparada. Sólo se alumbra con la Luz de Mi Recuerdo; porque ella, en esta Noche Bendita, Me Recuerda y Me Ama.

Este Mensaje Divino Continúa....

DonRafadeAcapulco
Mensajes: 662
Registrado: Lun Jul 07, 2008 11:26 pm
Contactar:

Re: Primero y Segundo Mensajes para el Pueblo Espiritualista

Mensaje por DonRafadeAcapulco » Jue Dic 31, 2009 9:32 am

Cátedra del Divino Maestro Diciembre 24, Noche Buena de 1947

Tema: “Nochebuena de los pobres"

¡Gloria a Dios en las Alturas y Paz en la Tierra a los hombres de Buena Voluntad!... Gloria a Dios en las Alturas y pasa Mi Espíritu Divino de la Escala de Perfección a la de Jacob, para desde ahí enviar Mi Rayo Divino entre Mi Pueblo de Israel, en esta Alba de Gracia, 24 de Diciembre de 1947, noche del día Escogido por Mí, en que os encontráis reunidos en Representación de los Siete Sellos, de las Siete Iglesias que Elías, por conducto del Hijo del hombre, vino a implantar por Mi Voluntad a esta Nación de la Tierra. Yo os Recibo y Bendigo en Unión de vosotros al Mundo y al Universo entero, en Mi Nombre que Soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. ...

1. ¡He aquí la Estrella Guiadora, Conduciendo a las almas al Paraíso Eterno!... ¡He aquí, la Dulce Melodía impregnada de Amor, Arrullando a las almas que en el peregrinaje de su vida, angustiadas se encuentran!...
2. ¡He aquí al Salvador de las Almas, en este Día de Gracia, recibiendo a sus pequeños Amados en el Nombre de Aquel que Me Envía, para darles la Enseñanza que tanto Necesitan!...
3. Bienamados, que os acercáis: Si por dolor llegáis a Mi; Mi Amor os recibe. ... ¡Confiad siempre en Mí!...
4. En esta hora, y en la Solemnidad de esta Cátedra, quiero estar con vosotros, ¡tan cerca de vos!, que pueda atraer la Esencia de vuestro ser, hacia Mi Ser...
5. Quiero estar con vos, Mi Pueblo, tan cerca como os sea posible estar Conmigo, para que Realicéis esta Armonía; para que seamos Uno, vos y Yo; y para que Me sintáis vuestro Compañero Luminoso que Alumbrándoos el Sendero va, siempre adelante de vosotros.
6. Quiero que Sepáis, que Soy en vuestra Vida, la Luz Primera, la Fuerza, que hay en vosotros mismos. Yo Soy la Promesa de vuestra alma, ya que Soy el Maestro que Trabaja Interna y Externamente, tratando de hacer de vos, el nuevo Modelo, del Hombre Perfecto del mañana. ...
7. ¡Quiero estar con vos, de tal manera, aunque sea por una hora, que os sea imposible separaros de Mí!... Quiero llenar vuestro corazón, de la Ternura Exquisita que brotará por vuestros Pensamientos, por vuestras palabras, por vuestras miradas y por vuestras obras.
8. Quiero que os Armonicéis con el Amor, que es la Potencia Armónica que Mueve los mundos, en el Gran Concierto Universal.
9. Quiero, Amados Míos, Despertaros en esta Nochebuena; Noche Memorable en que por la Voluntad del Padre, en el Segundo Tiempo vine al mundo, para Enseñaros con Mi Vida y Ejemplos, el Camino de los Cielos, en la Verdadera Renunciación del hombre.
10. ¡Venid!... ¡Acercaos a Mí, pequeños Míos, para que recibáis la Fragancia de Mi Ser en esta hora Solemne, plena de Cantos Sublimes en los Cielos y en la Tierra.
11. Yo con vos, Mi Pueblo, y vos Conmigo, en esta Noche, Enternecidos, sentiréis la inmensidad de Mi Amor; y así, Alentaréis al triste y Enjugaréis las lágrimas al que llora.
12. ¿Acaso no os será posible, Amados Míos, hacer Tierno y Dulce vuestro corazón en esta Noche?... ¿No os será posible, Manifestar el Amor del Padre, que está en vos mismo, para Dulcificar vuestro ser?... ¿No os será posible, que olvidéis vuestras tristezas y profanas alegrías, para que os Entreguéis a Mí; y así pueda decir al Padre: ¡Padre, ellos y Yo, somos Uno!..., y en estos momentos, recibáis de Mi Luz y de Mi Amor?...
13. Permitidme, Amados Míos, que visite vuestra alma en su soledad; quiero dejarle como un Recuerdo de esta Noche inolvidable, la Fragancia y la Esencia de Mi Ser.
14. Dejadme, Amados Míos, que recoja del sendero de vuestra alma, las flores marchitas del dolor, las esperanzas fracasadas, las tristezas que brotan cual lágrimas de vuestros ojos.
15. Yo, ocuparé en vuestra alma, el sitio que Me habéis designado; y ahí estaré para Consolaros. Yo lo quiero… y si vos Me dejáis, vuestras heridas cicatrizarán; mas, quedará en vuestra alma, la huella de los sufrimientos y de la Experiencia pasada; porque vuestra alma, necesita de esos sufrimientos y de esa Experiencia, para Engrandecer su ser y así pueda Gozar Conmigo de la Gloría del Padre, en la Unidad.
16. ¿Queréis, Amados Míos, que cambie vuestras flores tristes, por las Rosas Fragantes del Huerto de Bethlehem?... Sabed que vos, sois Mi Bethlehem; y que de vos, surgirán las Fragantes Rosas que prometí al Padre, de vuestra Santa Transformación, cuando sigáis Mis Pasos, Escuchéis Mis Palabras y hagáis de cada Frase un Precepto, una Acción en la forma; y encontraréis en Mi Vida, toda la Grandeza.
17. Mas, he aquí, aunque Me Manifiesto en vuestro mundo y en vos mismo como Hálito Santo, no Me habéis sentido ni habéis Sabido interpretar toda la Grandeza de Mi Espíritu. Todavía no Entendéis, Quien Soy, ni el por qué Vine a la Tierra y por qué os He Manifestado este Amor Inmenso, Tierno y Profundo que ha sido siempre Mi más Grande Enseñanza.
18. Recordad, que sois aquel de Jerusalem, que vivió en otro cuerpo; mas ahora en este, lloráis, aparentemente con otros ojos, mas vuestro espíritu es el mismo y el Me Reconoce. Me contempla escrutadoramente; y Yo, le pregunto: ¿qué queréis interrogar de Mí, ¡oh! ser Bendito, si no habéis sabido Atenderme ni Entenderme?...
19. Vos mismo sois, ¡oh ser humano!, una interrogación en el infinito. Interrogaos a vos mismo. ¡Hombre!, interrogación del mundo, Verdad del Cielo. ¡Analizaos, Conoceos, Alimentaos con el Fuego de vuestro propio ser!... Porque Dios, pasa por vos, con el Fuego Santo de su Espíritu.
20. Vagamente Comprendéis estas Frases, porque no podéis tener más Luz que la que os Corresponde conforme a vuestra Evolución. Ahora, sabéis lo poco que habéis Entendido de Mi Enseñanza; y… ¡cuán poco habéis entendido! ...
21. Recordáis de Mi Calvario, de Mi Cruz; y no recordáis, que vos mismo formáis parte del Calvario y de la Cruz de Cristo.
21. Con vuestras desobediencias a la Ley del Padre, con vuestra rebeldía e ingratitud, Me habéis herido, clavándome poco a poco las espinas de Mi Corona y los clavos en Mi Cruz, por qué sois rebeldes, pequeños Míos, a los Mandamientos Sublimes de Dios; y siendo rebeldes, ¿cómo queréis Estudiarme y Conocerme?...
22 Me Conocéis, en pequeña parte; podéis aún, Conocer más de Mí, pero por mucho que lleguéis a Conocerme, vuestros sentidos limitados no os permitirán Percibir toda Mi Grandeza.
23. La inmensidad, no puede ser Juzgada por la limitación; y he aquí, que no podréis Comprender a Plenitud, la Grandeza que Hay en el Padre y en Mí. Por mucho que os hablara del Padre, no alcanzaríais a imaginar, de sus infinitos Arcanos ni de la inmensidad que abarca todo su Ser.
24. Así, Comprended: Que solo el Creador Increado, se Conoce a Sí Mismo. ... En la contemplación de su Ser y en el Infinito Universo, Sólo Dios Conoce a Dios y Conoce al Cristo; y Yo, Cristo, Me Conozco a Mí Mismo. …
25. Siglos ha, que os contemplo Mis Bienamados, rebeldes a los Dictados Sublimes de la Ley del Padre; Dictados, que desconocéis, y si poco Conocéis de Ellos, no los Comprendéis; y de ahí, surge vuestra desobediencia y rebeldía.
25. Mas, Yo, vuestro Maestro, Expreso la Sabia Ley del Padre, y os la Enseño. Que os sirva Mi Vida de Ejemplo en la Grandeza de su Manifestación, para que no sufráis, para que no lloréis, para que vuestro corazón no se sienta herido con las espinas de este mundo.
26. ¡Escuchad la Voz del Maestro, que se Eleva a las Alturas!..., y dice: ¡Padre, Padre de todos los seres. En esta Nochebuena, Consuela a Tus pequeños porque están tristes; llena de Luz su interno para que estas almas se Alegren. Concédeme, ¡oh Padre! que sus corazones palpiten llenos de Amor hacia Ti; y al Unísono con Mi Ser, puedan decirte: ¡Padre, Padre nuestro, Ser Infinito! Te Amamos por Tu Grandeza Incomparable, como Ser Absoluto que Eres, de todo cuanto existe. ...
27. Después de pronunciar, la Santa Palabra: “Padre"... sigue un Silencio profundo, con que el Universo, Reverencia a su Creador. Todo entra en Sublime Sumisión, en Apacible contemplación. Con esta Santa Palabra, en el Segundo Tiempo, Curaba a los enfermos, musitando con el Alma la Sublime Oración, en el Santo Nombre del Padre. Sólo al Mencionar esta Palabra, su Poder pone en movimiento las Fuerzas de Vida que son: Amor, Sabiduría y Luz. …
28. Aprended a Orar con esta Santa Palabra, Amados Míos, musitadla con el alma; y Dios, os contestará internamente con su Dulce Vibración Consoladora, sin voz, sin frases sonoras. Así, el alma, recibe de su Creador, los grandiosos Privilegios que Emanan de su Ser. … ¡Cuán Dulce será el momento, en que Sintáis su Caricia Divina, como contestación!...
29. En esta Nochebuena, de Fiesta Espiritual, si pudierais ver, ¡oh hijos de Mi Amor!, lo que los Planos Astrales, revelan en Vibraciones de imágenes Sutiles; veríais los campos, Brillantemente Iluminados por las Luces de los Cielos; claros Paisajes se presentarían a vuestra Vista Espiritual, que Arrobada contemplaría los hermosos Valles, perfumados con Simbólicas flores que Armonizan en bello colorido, con ríos y fuentes, con montañas y mares; Iluminando todo, con matices maravillosos, de los Planos de lo Sutil. ...
30. Mas, vuestro mundo, Amados Míos, en esta Santa Noche, animado está con las Vibraciones de Amor que el Padre, le envía; y no sólo eso, Mensajes de Paz con Ternura infinita, llegan a los corazones de los pobres y los ricos, de los enfermos y los sanos, de los tristes y los contentos; son corazones que laten Emocionados al Dulce Recuerdo de su Maestro y de su Guía, que un día ha de volverles al Padre; Origen, de donde surgieron.
31. ¡Alegraos, oh almas!..., que el Pastor de las almas, con vos está. Alegraos, ¡oh! seres Benditos, siquiera por esta Noche, en que las Claridades de los Cielos, llegan a vos. Impregnaos, ¡oh! almas, del Mensaje que os traigo, que Tocando está vuestra mente y llega a vuestro corazón.
32. ¡Oh! moradores de este Planeta Tierra: Escuchad la Voz del Pastor, que Confiados le habéis sido por el Padre, y no quiere que ninguno de vosotros, se extravíe. … Él, os Señala el Sendero, donde vuestra planta no se lastime con los abrojos de este mundo.
33. ¡Venid, Mis Amados!... ¡Mirad, como al Llamado Amoroso del Pastor, las Ovejas se congregan en Mi Aprisco de Amor!... Muchas, aún dispersas han quedado; mas algunas, por el sendero del dolor llegarán al Redil, donde el Amor Divino les espera, para Redimirlas una a una; y después, Resplandecientes de Luz, presentarlas al Padre, para que estén por siempre, en Eterna Unión. …
34. Nochebuena llamáis a esta noche, los que recordáis Mi Nacimiento en el mundo en cuanto a Hombre, en el Segundo Tiempo.
35. ¡Nochebuena!... ¡Noche Perfumada!... ¡Noche llena de Luces Brillantes, de Notas Vibrantes de Amor, en que en vuestro ambiente, viven los recuerdos del ayer!...
36. ¡Noche de Melodías Sublimes que Ascienden y Descienden, de los Cielos a la Tierra!... Nochebuena: ¡Haz que los corazones de los hombres, Sientan Tu Dulce Paz; que cambien sus notas tristes, por la Sublime Esperanza de una Aurora mejor; Promesa Santa que su Maestro y su Pastor, su Redentor y su Guía, les traen en esta Noche Santa!...
37. Haz, ¡oh! Nochebuena, que olviden sus penas, Endulcen sus palabras y la Pureza Brille en sus sentimientos; que llenos de Ternura, Asocien a sus penas Mi Recuerdo, para que sientan Mi Consuelo; que al Despertar al nuevo Día, la sonrisa brille en sus labios cual Símbolo de Paz, de Amistad, de Perdón y Complacencia; para que así Hagan todos, las albas y todas las noches de su existencia, Buenas.
38. Anhelo, Amados Míos, que los latidos de vuestro corazón, en su ritmo Acompasado, Dulce y Amoroso, Vibren al Unísono con los corazones hermanos; que en Santa Unión, sientan la Fuerza Interna que les hace Perdonar, aún lo imperdonable; porque los errores que con vos, han cometido, Comprended que son errores, que deben ser Perdonados y olvidados por el Santo Amor que hay en vos mismo. ...
39. Si vuestros hermanos, por su ignorancia, no os Comprenden, es por su inferior estado de Evolución. ¿Y cómo no se ha de Perdonar, a quien no Sabe lo que hace?... y no Sabe, porque ignora que el mal que os hace, se lo hace a sí mismo.
40. Pensad, Mis Amados, que vuestro prójimo y vos, hijos de un Mismo Padre sois; y por tanto, cuerpos Vitales, Vivificados por Un Mismo Espíritu Santo. Así debéis ser, ¡oh! doctrinarios Míos.
41. Preguntaos, humano: si sois vanidoso..., y si lo sois, ¿por qué no os Corregís?..., y para Corregiros, ¿qué debéis hacer?..., Primero: Reconoceros a vos mismo; después: Tratar de despojaros de esa vanidad, que es un defecto que afea y mancha el alma. ...
42. Ahora por Mi Palabra sabéis, que la vanidad, se desvanece con la Sumisión, la Modestia, la Humildad y la Tolerancia.
43. El Vanidoso, se considera Merecedor de las dádivas, de los honores y atenciones de los demás, y no Corresponde a ellos. Corregíos de esa enfermedad, que trastorna vuestra mente y os desvía de la Verdad. Mas, si no os Corregís, vuestra alma que sufre, verá con tristeza que la retenéis, mientras otros Progresan. Sabed, ¡oh humano! que la vanidad entorpece vuestra Evolución, os perjudica y necesario es que la desechéis. ...
44. ¡Venid a Mí, pecador!... Yo os Prefiero con vuestras lacras, que si llegáis a Mí, con aire de grandeza y vanidad. Os prefiero menesteroso, tratando de Lavar vuestras manchas, que vanidoso y lleno de prejuicios.
45. Ahora, Pueblo Amado, os invito; ¡vamos a la Nochebuena de los pobres, a darles el Calor y la Ternura que tanto necesitan!... Venid Conmigo, en Pensamiento y espíritu; y veréis, que no resistís en vuestra dureza.
46. Antes de visitar a los ricos, a los influyentes, a los que llenos de comodidades se encuentran; vamos a la Nochebuena de los pobres: A los suburbios, a las moradas de los menesterosos; serán éstos, los primeros lugares que visitemos, Yo os Guío; y vos, Me seguís, Espiritualmente. …
47. ¡Mirad!... esa anciana, hijos tenía que eran su Esperanza, su Consuelo, su sostén; mas el toque del clarín, les arrancó de su hogar. Ved las lágrimas que ruedan por sus mejillas, al recuerdo de sus Amados hijos; en esta Nochebuena, esa anciana se alimenta de recuerdos; aunando a sus recuerdos, el de la pobreza, -como en la que Yo Nací- ella, se siente Confortada en su desolación. No ha tomado aún agua que mitigue su sed, no ha tomado aún alimento; su faz demacrada lo indica y que tambaleante va por el agua, que aunque turbia, llevará a sus labios para engañar así al hambre que roe sus entrañas.
48. ¡Vamos, Amados, hagámosle compañía!, que es madre y no tiene hijos, que es hija y no tiene padre material, que es esposa y no tiene esposo, que está sola y desamparada. Sólo se alumbra con la Luz de Mi Recuerdo; porque ella, en esta Noche Bendita, Me Recuerda y Me Ama.
49. ¡Oh! Ancianidad Bendita, pobre y enferma, triste y necesitada os encontráis; lloráis vuestra desolación, mas no estéis triste, que Cristo, con vos está siempre, Consolándoos, Acariciándoos. Sabiendo que Cristo, es de los tristes, de los desamparados, vuestra alma ansiosamente espera el momento en que cerraréis vuestros ojos al mundo para Volar muy Alto, donde tiene su Morada por una Eternidad.
50. ¡Vamos, Amados Míos, a la Nochebuena de los pobres, en quien tengo Yo Mis Complacencias!... Vamos a hacerle Compañía, a esa triste mujer que desolada y enferma se encuentra; tan enferma, tan triste se siente, que constantemente se pregunta: -¿cuántos días, habré de vivir?... ¿acaso mis hijos, habrán muerto?... ¿acaso estarán más necesitados que yo?... y así permanece, recordando a sus hijos, enviándoles recuerdos Amorosos a cada uno de ellos; sin acordarse siquiera, que ha días no prueba alimento, porque desde hace tiempo, no ve de cerca una mano Piadosa que le Ayude.
51. Mas, el Hálito de Cristo, con vos está, no os abandona nunca; con vos, Soy en vuestros dolores; con vos, en vuestras tristezas; con vos, en vuestro abandono. Aquí Me tenéis, Amada Mía, Acariciándoos, Curándoos. Vuestros ojos, no Me ven; mas vuestra alma, Me Siente muy cerca; tan cerca, que no podrá separarse jamás de Mí. ...
52. Alma Mía, muy Amada: No temáis, aquí Me quedaré con vos, porque siempre os he Amado; Mías son vuestras penas, Mías vuestras alegrías, Míos son vuestros dolores. Sufrís, sí, porque vuestros semejantes os han hecho sufrir. Mas, no temáis, Cristo, en cambio, os Ama con un Amor ¡tan inmenso!... que daría otra vez la Vida por vos.
53. ¡Alegraos, ya no sufráis, porque Feliz seréis Allá, donde nunca se sufre, donde nunca se llora, donde Cristo, también estará para Gozar con vos, en la Gloria de Dios!...
54. Ahora, Amados Míos, os llevaré a otro lugar. Quiero que conozcáis de los sufrimientos de vuestros semejantes, para que Aprendáis a Consolar y seáis Útil a los demás.
55. ¿Veis aquel tumulto de gente, que animada se encuentra?... Son soldados, que esperan, la señal del combate; mas, ha habido una tregua… en Honor, al Recuerdo de esta Nochebuena. Ficticia es su animación, comen y beben, para apaciguar sus penas. ¡Ahí, hay gran dolor!..., dolor verdadero, que es el dolor interno. Sufren, Pueblo Amado, sufren la nostalgia de sus hogares, de sus seres queridos: padres ancianos, madres enfermas, esposas desamparadas, hijos abandonados... todos sus seres queridos, pasan por su imaginación. Hay aún quienes les atormenta, el saber, que están cortando vidas, devastando ciudades, destruyendo cuanto hay a su alcance.
56. ¡Oh, humanidad, no tenéis Piedad ni de vos misma!... Vais al caos; y no os detenéis, porque los hombres quieren más; y obedientes, toman las armas y por la fuerza, obtienen lo que desean.
57. ¡Mirad, cómo la sangre inocente, corre por doquier!... ¡Escuchad los ayes de dolor que llegan a los Cielos, clamando Justicia!... Sabed, que Cuentas entregaréis; y, ¡ay! ¡Ay de vos, humanidad!... Si pudierais ver lo que Plasmado está en los Éteres Sutiles, os detendríais; guerra, hambre, peste, muerte y desolación vendrán sobre vos, que desafiando estáis los elementos que os arrasarán: agua, aire, tierra y fuego... mas, no podréis contra ellos.
58. Es Cristo, el Mesías, el que os hace el Llamado en esta Nochebuena, en que los Cielos os envían su Mensaje de Paz, de Amor y Fraternidad. ... Debéis Escuchar, en lugar del trueno de la metralla; el Eco Dulce de las Alturas, que os dice: -¡Paz a los Hombres de Buena Voluntad!... Unido al Sublime Mandamiento, de: ¡Amaos los unos a los otros!...
59. Contemplad el Nuevo Día que se acerca, lleno de Serenidad. Esperad la Promesa Santa, de un Tiempo Mejor. Vendrán a vos, humanidad, los Felices días, en que los corazones Unidos, latirán cual Himno de Amor; en que la Espiritualidad, se Esparcirá por vuestro mundo, con sus Luces de Conocimiento, porque ciega estáis humanidad Amada. Volverán los tiempos en que la Naturaleza, en sus múltiples manifestaciones, os brindará la Caricia, el Perfume; y volveréis a escuchar el canto de las aves y los prados reverdecerán… y todo, cantará a Dios, en un: ¡Gloria a Dios en las Alturas!... porque Paz, habrá en vuestros corazones.
60. Sí, pequeños Míos, dolor hay en vuestro mundo. Enternecidos os encontráis. Ayudadme, sí, Ayudadme a Salvar a Mis Amados, vuestros hermanos. Desde el lugar en que os encontráis, Ayudadme a Redimir al Pecador para que ya no sufra, para que ya no se enferme, para que su alma, sea Feliz. ...
55. Ahora, vamos a los niños, a esos capullitos tiernos del jardín de Mi Amor. ¡Vamos, Pueblo Amado, vamos hacia ellos!... Vuestro corazón, Me dice que ya no puede más; vuestros ojos, han derramado lágrimas, que Yo Bendigo; pero vamos con los pequeñitos pobres, a llevarles la Alegría que no tienen, a darles el Cariño que les hace falta. ¡Vamos, Mis Bienamados, que ellos, también nos esperan!...
56. He aquí, un lugar sombrío, una covacha triste, silenciosa, con luz tan opaca que casi no alumbra, no hay lecho blando ni mesa dispuesta; en el suelo, duermen Mis pequeños. ¿Veis cómo sonríen?... Confiados, descansan; el pan, aún no ha llegado a su mesa; el mañana, es incierto; mas Confiados se encuentran, aunque sus ropitas están ya muy rotas, aunque el invierno sus carnes marchite, aunque a sus cuerpos les falte calor.
57. En Verdad, os digo: Los niños pobres, cual Ángeles son de la Tierra; sonrisas tienen, que reflejan los Cielos... ¡Oh inocencia sutil!... Cubridles con vuestro fino manto de Ternura y Amor, porque de ellos es el Reino de los Cielos.
58. ¡Nochebuena de los pobres, Nochebuena de los tristes, Nochebuena de los que al Cielo imploran auxilio y protección!... La Ternura y el Amor, a raudales cae en vosotros; lluvia de Bendiciones, os cubre Amados Míos.
59. Cuadros reales, he presentado a vuestra Vista en esta noche, que han Conmovido vuestro corazón; mas Yo, Cristo, Soy de Ellos, son Míos; y de Cierto, les abriré el Reino de los Cielos.
60. Pensad, en la ancianidad, Amados Míos, que en la juventud de la existencia ha tenido Salud, que ha podido trabajar y no ha carecido de lo Necesario para vivir.
61. Ahora, Sabed que debéis Amar el trabajo, no tanto por sus frutos; sino cuanto más, por el deseo de Servir a los demás: si así lo hacéis, de Cierto y en Verdad, nunca careceréis de lo indispensable para vivir Tranquilo.
62. Mas, llega la ancianidad… en que comienza a faltar la Salud, en que el trabajo se va haciendo pesado porque los miembros se vuelven torpes; y ya, no se es solicitado para su desempeño. Así, los ancianos, se ven necesitados de lo indispensable y se ven excluidos de la corriente de vida humana; y así: Enfermos, pobres, tristes y solitarios... Necesitan de vuestra Ayuda, de vuestro Consuelo.
63. Por eso, Mi Pueblo, os digo: Os encargo a Mis ancianos, a Mis enfermos, a Mis niños lisiados, a Mis huerfanitos..., sed un pequeño maestro para ellos; y Amadles como Yo les Amo, y tendréis Derecho, a sentaros a la Gran Mesa del Banquete Espiritual que Espléndidamente Servido está, porque habéis Derramado vuestra Caridad en la Acción Cristiana de vuestra vida, porque habéis ido al Cumplimiento de la Ley de Amor para con vuestros semejantes, que las sociedades humanas hacen a un lado relegándoles al olvido; sí, Mi Pueblo, ahí estaréis: con vuestra Dulzura, dando Amor; con vuestra Paciencia, dando Saber; y así, Dando siempre, sin reclamar algo en pago. …
64. Este Mi Mensaje de este Día de Gracia, Pueblo Amado; Analizadlo, Comprendedlo, pensad en que: esta Nochebuena, es para los pobres un Vía crucis, que vosotros, podéis Suavizar. …
65. Sentid, de vuestros semejantes: sus necesidades, sus penas, sus dolores, sus amarguras, su soledad... y así Comprenderéis sus Necesidades, ya sean materiales o Espirituales; así empezaréis a Desarrollar en vos mismo: la Caridad, la Comprensión, la Paciencia, la Humildad... y Fortalecido por el Amor, vuestros Actos Brillarán y seréis a Mi Semejanza.
66. En el Bien que Hagáis, sed Prodigo; porque Soy Yo, el Hálito que os Anima, el Espíritu Santo que os Alienta, la Verdad que os Guía.
67. Mas, sois vos, Amado del Cristo, el que Sabiendo de las múltiples Necesidades de los menesterosos, no Me facilitáis la manera de que por medio de vuestras manos, Auxilie a Mis pobres. Cuando Yo he querido mover vuestras manos para el Bien, tomando de lo vuestro, porque lo he sentido Mío, no Me habéis Dispuesto vuestro corazón ni vuestras manos; ¡y aún así, decís que vuestro corazón es Mío!...
68. Dejad que Yo Maneje vuestros bienes, por el tiempo que queráis. Si Compasivo fuerais, de Cierto y en Verdad os digo, que: a través de vuestra forma humana, Me Manifestaría, en Bien para los demás. ... Si vuestro corazón, Sensible fuera, a través de vuestra Conciencia hablaría y Actuaría. ¡Comenzad desde hoy, a ser a Mi Semejanza! ...
69. Si a vuestra puerta se presentara, pidiendo Protección: un anciano, un niño pobre, una mujer abandonada o un hombre necesitado, ¿se la negaríais?...
70. Pensad que los pobres, Representan el llamado de Cristo, porque Yo Vivo en sus corazones, Soy con ellos en su dolor. En los pobres y en los que sufren, Me Encontraréis.
71. ¿Acaso no se Conmueve vuestro corazón, cuando encontráis sufrimiento, cuando pasan junto a vos, menesterosos que caminan por las calles, sin hogar y sin tener donde reclinar su cabeza, cuando llega la noche?...
72. ¿No se Conmueve vuestro corazón, cuando Mis pequeñitos, mirando al Cielo, con el pensamiento preguntan: -¿dónde estarán mis padres?...
73. ¿No os hablan vuestros Íntimos Sentimientos, cuando encontráis seres vagando por las calles, ya desiertas, con el frío en el alma y en el cuerpo, Anhelando el calor de un hogar; mientras vos, dormís Tranquilo, bajo un techo seguro?...
74. Cuántas veces al amanecer, se encuentra el cadáver de esos pequeños Amados Míos, junto a alguna puerta o en un rincón; desnutrido su cuerpo, contrahecho o desfigurado por posturas lastimeras. ¡Tragedias patentes son estas, de vuestro desamor, de vuestro egoísmo, de vuestra: ninguna Caridad!...
75. A vos, que os decís Cristiano, os pregunto: ¿no os dice algo vuestro corazón?... ¿no os habla vuestra Conciencia?... Yo os he sorprendido contemplando vuestros bienes: vuestras obras de arte, los muebles de vuestro hogar, vuestras grandes propiedades… con miradas cariñosas… ¿Y es posible, que tengáis más cariño a las cosas inanimadas, que a los seres hijos de Dios, faltos de Ternura en lo material, que deambulan por las calles desalentados, sin rumbo fijo?... Os he visto contemplar con ojos Compasivos, a los viciosos que se os acercan, y aparentemente Conmovidos, les dais monedas para fomentar sus vicios. ¿Adónde está vuestra Razón?..., ¿adónde vuestro Discernimiento?..., ¡oh Amados de Cristo! ...
76. Amados Míos, Me habéis Acompañado en esta Nochebuena, a las chozas de los pobres: Con los hambrientos, con los menesterosos, con los enfermos, con los agonizantes, con los desamparados... porque los ricos, creen que poco Me Necesitan, fácilmente se olvidan de Mí, no Me llaman porque piensan que tiene todo en abundancia y están contentos, sus corazones abrigan nuevas ambiciones; y halagados se sienten, porque labios carentes de Verdad, les adulan y los ensalzan. Viven engañados, deslumbrados por la falsa grandeza; pero Yo, les miro con Piedad… y también, les brindo de Mi Misericordia.
77. Después de escuchar Mis Frases, veo en el fondo de vuestro corazón, un voto de Sinceridad con vos mismo; os habéis Prometido: Pensar más en vuestro prójimo y hermano... y si así lo Hacéis, recibiréis constantemente la Bendición de Dios. Es Mi Bendición Amorosa, que aumentará la Ternura y el Amor de vuestro ser, Despertando en vosotros la Verdadera Piedad.
78. En Mi Nombre y por Mi Amor, dad al hambriento, del Pan de la Mesa de vuestra Bondad; y al sediento, del Agua de vuestro pequeño Manantial de Amor. ... Demostrad con Hechos de Amor, que sois Cristianos, así lo deseo Pueblo Amado.
79. Si entre vuestros hermanos, hubiese una alma Noble, Exaltada, que Velase por los Necesitados; de Cierto os digo, que esa alma llena de Ternura, sería a Semejanza de vuestro Maestro; y las Luces de los Cielos, Iluminarían su existencia.
80. Pueblo Amado, haced que Mi Vida, sea vuestra propia vida a Plenitud de Conciencia. He venido a Enseñaros el Camino Recto, que es la Escala Interna del corazón; por la que podéis, Ascender a la Espiritualidad, para ser Colaborador de Cristo.
81. Esta Nochebuena, es el Mejor Perfume, que dejo a vuestra alma como Recuerdo. Sed Pacientes y Abnegados; y Dispuestos estaréis, a Colaborar en el Plan Bendito del Padre, por la Acción Cristiana para el Servicio del prójimo; y Será a la vez, vuestra propia Redención.
82. Pueblo, en Comunión, sin confesión, habéis estado Conmigo. Ya que podéis Confesaros con Dios, que Está en vos mismo; penetrad a vuestro Interno, donde el Padre Mora, y pedidle el Perdón de vuestros pecados.
83. Ha visitado vuestro corazón, Mi Hálito Amoroso; y ha Acariciado vuestra alma, en esta Nochebuena. Vosotros: Orad al Padre, para que seáis Bueno, Dulce, Servicial. Orad al Padre, intercediendo por todos. …
84. Mas, por aquellos que en Mí no piensan, que no Me piden, aquellos que han perdido la Fe y la Esperanza, aquellos que tienen la mente oscurecida por los prejuicios, aquellos que usando de sus poderes humanos, lastiman a su prójimo; también por ellos, Orad Pueblo, para que Transformen su vida, su modo de pensar, de hablar y de obrar; para que algún día, podáis hacérselos presente al Padre, que os los ha Confiado.
85. Claridad y Comprensión, dejo a vuestra mente; Hálito de Amor, dejo a vuestro corazón; Vibraciones de Mi Ser a través de Mis Pensamientos, dejo a vuestra forma física, para Restablecer vuestra Salud corporal y Espiritual, para que así: Fortalecido… podáis Rectificar vuestra vida; para que mañana, seáis Grande, Brillante y Feliz.
86. ¡Adiós, Pueblo Amado de Israel!... La Paz, dejo en vos. He depositado en vuestra alma, el Mensaje que el Padre, a través de Cristo, vuestro Maestro, os envía con su Bendición. ...
¡Mi Paz, sea con vosotros!... ...

Con Amor, Comprensión y Tolerancia, en Pro de la Superación Espiritual del Nuevo Pueblo de Israel y de la Humanidad, dentro de esta Grandiosa Tercera Era de Luz.

Atte.: Su Hermano: Rafael de Acapulco Gro.

DonRafadeAcapulco
Mensajes: 662
Registrado: Lun Jul 07, 2008 11:26 pm
Contactar:

Re: Primero y Segundo Mensajes para el Pueblo Espiritualista

Mensaje por DonRafadeAcapulco » Jue Ene 07, 2010 1:48 am

Cátedra del Divino Maestro 22 de Enero de 1950

Tema: “Nuevo Saludo y el Arca Salvadora"

¡Mi Paz sea con vosotros!...
1. Discípulos Amados de Mi Divinidad: ¡Bienvenidos seáis ante Mi Cátedra! No os sorprendáis que en albas de Gracia, Mi Espíritu Divino, así os Salude, porque en Verdad os digo, que a lo largo del año 1950, así os daré Mi Saludo y así Me haré Reconocer.
2. Todo paso que deis de Espiritualidad, será Premiado por Mi Espíritu Divino. Todo Recinto que rompa su rutina y se levante en pos de la Perfección, recibirá también Galardón del Padre; y no será ya el Padre, el que señale con fechas los Días de sus Manifestaciones, porque el Padre se encuentra sobre el tiempo, más allá del Tiempo; y serán Mis Plumas de Oro, los que señalen los Días de Mis Manifestaciones con las Fechas propicias.
3. En aquel Segundo Tiempo, días más tarde de la Crucifixión del Maestro, caminaban tres de sus Discípulos por un sendero; iban en pos de una cabaña solitaria en la cual poder concentrarse en el recuerdo del Maestro, que había partido. Iban ellos, caminando con el corazón transido de dolor, siendo el vacío en su alma; y en su paso, cruzaron con un caminante; el caminante, los acompañó y les preguntó el porqué de su tristeza; y ellos, con palabra conmovida, pudieron informar a aquel caminante de lo que había acontecido sobre el Gólgota; y así, penetraron en la cabaña. Cuando reunidos podían encontrarse, no solamente en materia, sino en espíritu; en una Comunión de pensamiento y de recuerdos, aquel caminante se Transfiguró y pudo decirles: ¡Mi Paz sea con vosotros!...
4. Al Escuchar aquella Voz, los Discípulos, sorprendidos, reconocieron la Voz del Maestro y ante sus plantas se postraron. Contemplaron su Faz Radiante, su forma humana llena de Luz y de Paz, llena de Amor y Plena de Vida; y desde ese instante, cuantas veces se hizo Presente entre ellos, se hizo Reconocer con ese Saludo: ¡Mi Paz sea con vosotros!...
5. Es Mi Voluntad, Discípulos, que durante el último año que he de Comunicarme por el entendimiento humano, así Me haga Reconocer de vosotros, en el instante de Mi Llegada. Quiero que Me Escuchéis, como aquellos Me Escucharon. Después de la Partida de Mi Palabra, Escucharéis, ya no con los oídos materiales; sino en lo más profundo de vuestro espíritu, el Eco de Mi Voz Divina que os Saluda y que os dice: ¡Mi Paz sea con vosotros!...
6. Todos sois Mis Discípulos; aun los Postreros, aun aquellos que Me Escuchan por Primera vez, son Mis Discípulos, porque no es esta la Primera Lección que les vengo a Dar; ha mucho tiempo que de Mi Espíritu brotaron; y desde aquel instante, he principiado a ser el Maestro, para ellos. Por eso al acercarse a Escuchar Mi Voz Humanizada en este Tercer Tiempo a través de estos Portavoces, les puedo Nombrar Mis Discípulos, porque han Recibido de Mi Espíritu, infinitas Lecciones.
7. La vida misma, la he Preparado como un Libro de Profunda Sabiduría para los hombres; el número de sus Páginas, es Incontable. El contenido de ese Libro es Profundo y no es suficiente una vida humana. No basta un cerebro o un corazón, para conocerlo todo, menos para Comprenderlo. El Volumen es grande, ha sido Escrito por el Ser Perfecto, por el Autor de la Vida y de todas las cosas; pero ese Libro, tan profundo, está Escrito con Sencillez, con Claridad, como son todas las Manifestaciones de Dios.
8. La Primera Lección, o sea la Primera Página, es la más simple; mas, si no es Comprendida a pesar de su Simplicidad, viene la Segunda Página a Explicar la Primera y así sucesivamente hasta el final de este Libro de la Vida que he puesto delante del hombre, que he Abierto ante su Conciencia, para que Conozca al Padre, para que se Conozca a sí mismo, Conozca la Vida y su Destino, para que Comprenda y Conozca profundamente su Pasado, su Presente y también, hasta donde sea Mi Voluntad: El Futuro. ...
9. Ha llegado para la humanidad, con el Tercer Tiempo, la Tercera Era de Luz, el Tiempo del Espíritu Santo, el Tiempo de los espíritus, la Era de la Espiritualidad; y para llegar a este Tiempo, ¡cuánto habéis tenido que vivir y que caminar!...
10. Yo contemplo a la humanidad de este Tiempo, llevando un espíritu, como tierra Fértil para Mi Simiente; pero ese espíritu, está Hambriento y Sediento.
11. El espíritu de la humanidad, se ha Desarrollado en el dolor, en el sufrimiento, en los desengaños; pero hay otro desarrollo, que no contemplo del espíritu humano; y es Aquel, que surge de la Práctica de Mi Enseñanza, del Cumplimiento de Mi Ley; del Desarrollo del Amor, del cual, se derivan tantas y tantas Virtudes.
12. Los hombres, han desarrollado su mente. La ciencia os asombra, ¡oh! Pueblo; el cerebro del hombre descubre, Escudriña y Transforma vuestra vida humana. El corazón de los hombres se engrandece en las pasiones, en las posesiones Terrestres, en el dominio de las cosas de este mundo; y esa grandeza, no es Real delante de Mí, es grandeza pasajera, es vanidad humana; y esta vida, este mundo Transformado por los hombres, Yo lo volveré a Transformar, Yo lo Regeneraré; Mi Semilla ya está regada en todas las tierras; ya la Luz de Mi Espíritu Santo, está Derramada sobre todo espíritu; pero para que el Despertar, sea en todos, habrá una Prueba más.
13. Los hombres han resistido el rigor de Mi Justicia, han desoído la Voz de Mis Llamados, han acallado la Voz de la Conciencia, han ocultado Mi Ley, han vuelto la espalda a Mis Consejos Divinos; han dado muerte a Mis Profetas y han Escarnecido a Mis Enviados, pero Mi Poder, es Infinito.
14. No vendré a descargar sobre los hombres toda Mi Fuerza, porque el hombre es muy pequeño delante de Mí. No vendré Abatir a su espíritu, para erguirme sobre su propia derrota. Yo quiero contemplar al hombre, al ser Predilecto entre todos los seres creados por Mi, de pie, con la faz en alto, con la Satisfacción en su rostro y en su corazón, con la Grandeza Real en su espíritu, con la Dignidad en todo su ser. Así quiero contemplar a Mi hijo, al que es Espejo de Mi Divinidad, al que es Imagen del Creador. Solamente lo Venceré en sus imperfecciones, lo abatiré en sus pecados y en sus yerros; pero siempre sostendré a su espíritu con la Luz de la Esperanza, con la Luz de la Confianza en Mí; y siempre pondré delante, cuando el abismo se abra bajo sus pies, la palma de Mi Mano, para que no caiga al fondo de los abismos.
15. Sin embargo, ha de venir una Prueba más, que será un Cataclismo Universal; y en ese Caos, no serán solamente, -como en los primeros tiempos- los Elementos de la Creación los que se desencadenen, serán también las Fuerzas Mentales, las fuerzas Morales de esta humanidad; será su espíritu, el que se Agite y Luche, el que combata; y vosotros, también.
16. La Gran Contienda, irá a más y a más; y de Cierto, os digo: en medio de esa tempestad, serán Salvos en materia, aquellos que penetren al Arca de Salvación. Todo aquel que Sintiere el Amor y lo Practicare en alguna de sus formas con sus hermanos, será Salvo. Todo aquel que Sienta la Caridad y la Practique con su Semejante, verá Abierta la Puerta del Arca; y en su Interior, será Salvo.
17. Toda la mala simiente será cortada de raíz por Mi Justicia Divina y dejaré nuevamente Limpia a esta Tierra; y la Hoz de Mi Justicia, sólo respetará la Buena Simiente, porque después de pasada esa Prueba, vendrá una Nueva Vida para la humanidad; y a todos aquellos que como mala simiente, Yo haya cortado de esta vida humana, los llevaré en espíritu; y en la Región Bendita que vosotros llamáis: El Más Allá..., les Prepararé, les Iluminaré la Conciencia y allí Restituirán con su propio Arrepentimiento y Enmienda, todas sus faltas.
18. Hay tanta Luz en los espíritus, en este Tiempo, que les podrá bastar un instante solamente de Verdadera Atrición, de Verdadero Arrepentimiento, para formar un Propósito Firme, un Propósito Perseverante en la Regeneración, en la Enmienda y en la Práctica de Mi Ley; y cuando eso sea, cuando esa Preparación hayan alcanzado, todos aquellos Levantados por Mi, Yo les Volveré a la Tierra, Yo les Enviaré nuevamente a Recomenzar el Camino, a unos; a Restaurar las cosas, a otros; a Concluir sus faenas empezadas, a los otros; y así, en cada uno será Mi Justicia, Mi Justicia de Amor; porque en los Primeros Tiempos de la humanidad, había Inocencia y Sencillez entre los hombres, pero a medida que los hombres se multiplicaban, iban descubriendo, no Virtudes, sino perversidad; y cuando la Paciencia de Mi Espíritu fue colmada por las faltas de los hombres, Yo Preparé a Noé, con él Me Comuniqué de Espíritu a espíritu, porque esta Comunicación Perfecta, la he Establecido con los espíritus Encarnados desde el Principio de este mundo; pero esta Gracia, que fue de unos cuantos en los Primeros Tiempos, ha de ser General, ha de ser Universal en los Tiempos Venideros, porque ésta es Mi Voluntad; porque es lo Perfecto: la Comunicación entre el Padre, y sus hijos; la Comunicación Perfecta por medio de la Oración, por medio de la Inspiración que da el Amor, por medio de las Prácticas en Mi Doctrina, en Mi Enseñanza. …
19. Y le dije, a Noé: “Cansado está Mi Espíritu de los pecados de los hombres, ha de llegar Mi Justicia entre vosotros, con un Gran Diluvio. Preparad una Arca; y en Ella, haced penetrar a vuestros hijos, a sus mujeres y los hijos de vuestros hijos y haced penetrar en Ella, toda especie del reino animal y del reino vegetal que os rodea”… y en el Séptimo Día, fue el Cataclismo; la mala simiente, fue cortada de raíz; la Buena Simiente, Conservada por el Padre, con la cual formó una nueva humanidad; una humanidad, que llevaba la Luz de aquella Experiencia, de aquella Justicia y que por tanto, sabía Conservarse, en la Regeneración y en las Buenas Costumbres.
20. ¿Pensáis, acaso que aquellos seres que encontraron muerte tan dolorosa, perecieron en materia y en espíritu? De Cierto os digo que: No… sus espíritus, fueron Conservados por Mi Poder y ellos Despertaron ante su propia Conciencia por Mi Justicia; y ellos fueron Preparados nuevamente, para volver a la Senda de la Vida, del Progreso Espiritual.
21. El día que las aguas cesaron, Yo hice brillar en el Firmamento el Iris de Paz, como una Señal del Pacto que Dios, establecía con los hombres; y de Cierto os digo, humanidad, de este Tercer Tiempo, que: sois la misma que habéis pasado por todos esos Crisoles, por todas esas pruebas. …
22. Estáis próximos a contemplar un nuevo Caos; pero Yo os digo, Pueblo Aleccionado por Mi Divinidad y digo a toda la humanidad por los medios perfectos por los cuales Yo Me Comunico con todos los hombres: ¡He aquí el Arca! ¡Penetrad en Ella! ¡Yo os Invito!...
23. Para vosotros, Pueblo Amado, el Arca es Mi Ley, la práctica y la Obediencia en Mis Mandatos. ¡Todo aquel de vosotros, que se conservase en esta Obediencia, dentro de esta Mi Ley, en los días más amargos, en la hora más dura, en el trance más difícil, se Sentirá Seguro, se sentirá Fuerte y se sentirá Abrigado por Mi Manto!...
24. Y para toda esta humanidad, que contemplo desde Mi Alto Solio, una vez más os digo: El Arca, es la Caridad que Practiquen los hombres; la Caridad, en que se conserven; la Caridad, que tengan de sí mismos y de su propio semejante. Yo esta Virtud, la Bendeciré; y por Ella, haré que los hombres contemplen Espiritualmente el Arca de Salvación de este Tercer Tiempo, no la Salvación de su vida humana solamente; sino la Salvación, la Paz, la Seguridad de su propio espíritu, ante las Grandes Pruebas, ante los Grandes Combates Espirituales que habrán de suscitarse entre los hombres, de secta contra secta, de religión contra religión, de un bando a otro bando y de un pueblo a otro pueblo.
25. ¿Cuánto tiempo durará entre vosotros, esa Contienda?... No lo podéis saber, pero de Cierto os digo, que será el tiempo suficiente, para Limpiar la Faz de esta Tierra; será el tiempo suficiente, para que todos hasta la última Criatura humana, Despierten, aun en su edad infantil; para que todos, os deis cuenta del Tiempo en que vivías, para que todos tengáis Conciencia de vuestra Responsabilidad y de la Justicia Divina que llama a Regeneración a todo espíritu; pero esta Tempestad pasará y el Iris de Paz Brillará en el Firmamento. Mas, no el iris material con sus siete colores; será el Espíritu Santo en plenitud, con toda su Luz, con toda su Esencia, el que se Manifieste en Paz y en Gracia sobre todos los espíritus, tanto Encarnados como Desencarnados.
26. La Voz del Espíritu Santo, dirá a todos sus hijos: "Yo soy la Paz, Yo soy el que vengo a establecer con vosotros, un Nuevo Pacto de Alianza con Mi Espíritu Santo, con Mi Ley, con Mi Amor… porque en ese Tiempo, quedaréis Rescatados todos, de las cadenas de las tinieblas del mal y de las acechanzas; y un tiempo de Paz y de Bienandanza, será Ofrecido por el Padre, a la Nueva Humanidad, al Nuevo Mundo que habréis de formar; para que en él, Florezcan las Virtudes, para que en esa Nueva Humanidad, regenerada en su sangre, en su carne y hasta en la médula de sus huesos, vengan a Encarnarse los espíritus Preparados por Mi Voluntad Divina, los que han sido Grandemente probados, los que han Restituido, los que han Despertado, los que han formado Verdadero Propósito de volver a la Senda del Cumplimiento, a poner en práctica la Ley del Padre, a Sembrar por los Caminos, la Verdad.
27. Por eso vosotros, Discípulos, que sabéis estas Revelaciones y tenéis tan Grande Responsabilidad contraída con vuestro Padre; no midáis por años ni aun por siglos el tiempo, en que el Cumplimiento de estas Mis Profecías, se tenga que llevar. Vosotros depositad en Mi Obra, vuestro Tributo. Vosotros Cumplid lo que a cada uno toca, que lo demás, Yo lo haré; que siempre vuestra Conciencia esté Tranquila, por el Deber Cumplido, por la Obediencia y el Amor con que hayáis hecho vuestras Obras. Veréis entonces, cómo la vida no podrá Asediaros, ni la muerte podrá venceros.
28. Veréis entonces Pueblo Amado, cómo la vida, por amarga que sea para otros; Plácidamente será vivida por vosotros, por vuestra Fortaleza en Mi Obra. Por vuestra Obediencia para Caminar en la Senda trazada por Mí, no temeréis al peso del fardo, al peso de la cruz, ni temeréis tampoco la llegada de la muerte; la esperaréis Tranquilamente y la veréis venir como amiga, como hermana, como vuestra Libertadora, como aquella que ha de llegar para acotar los días de dolor, los días de trabajos y de miseria para vuestro espíritu en este valle de lágrimas y de sangre; y por medio de ella, se os abrirá la Puerta que os conducirá para que podáis traspasar con paso Firme, los Umbrales de la Eternidad, de aquel Más Allá, que ni vuestro mismo espíritu conoce, porque si habéis vivido en el Más Allá, no es en las regiones más Elevadas, adonde tendréis que Escalar en vuestros pasos futuros; conocéis vosotros ciertas Regiones de ese Más Allá, pero no todas las Moradas, Mi Pueblo, porque en la Casa del Padre, hay muchas. ¿Cómo será aquella Vida, ante vuestro espíritu?... ¿cómo será la Vida, la Luz, las pruebas y la Lucha?... ¿cómo será todo, en esa Vida, Mi Pueblo?...
29. No lo sabéis… ni tratéis de siquiera de Imaginarlo, porque sería vuestra fantasía la que Forjara Imágenes falsas. Que os baste saber, que esta vida Terrestre y Maravillosa en todas sus partes y perfecta, es tan sólo un Reflejo Pálido de aquella Vida; que en esta vida, podéis encontrar un Símbolo de lo que es la Otra; pero no queráis imaginarla en su Completa Perfección, porque ¡oh! Pueblo Amado, sería como si a un ciego de nacimiento, le quisieseis hacer comprender, cómo son los colores y la luz; y así, como vuestro espíritu Encarnado Primeramente en un niño, en la vida humana va descubriendo cada día y en cada paso nuevas cosas, nuevas maravillas y así penetra en la juventud y sigue descubriendo y Conociendo; llega a la edad madura y no acaba de Conocer todas las Grandezas que encierra la Naturaleza y penetra en la ancianidad y se va de esta vida lamentando no haber Conocido todo lo que el Padre, le brindó; así vuestro espíritu, pasará de esta vida, Preparado para la Otra; e irá de sorpresa en sorpresa, de Lección en Lección, de Maravilla en Maravilla hasta la Eternidad; y no alcanzará a Contemplar en toda su Dimensión al Padre, lo Vislumbrará, y no alcanzará a Contemplar en toda su Dimensión a su Padre, lo Mirará, lo Concebirá Grande, lo Comprenderá en su Ley, en su Amor, en sus Atributos; pero llegar abarcarlo ¡jamás!, Mi Pueblo.
30. Podrán sentarse los niños a la diestra del Padre, mas nunca, en su Sitial; mas desde aquel Sitial, el Señor, que es el Padre de Amor, jamás humillará a sus hijos; les contemplará siempre como a sus Discípulos Amados, como a sus Niños Mimados; nunca, como siervos ni como reos, pues el Maestro, quiere que lleguéis a un Tiempo, en que no os sintáis como siervos del Señor; sino como sus hijos muy Amados. No quiero tener en este planeta Tierra ni en ningún otro mundo, servidumbre, no quiero tener lacayos ni vasallos, no quiero tener reos; quiero solamente, ser Comprendido y Amado, con el mismo Amor con que Yo Amo a todos Mis hijos.
31. Con esta Palabra, Pueblo, os vengo a dar Testimonio de Mí, con este Camino que os traza Mi Palabra, os vengo a Preparar el Arca. Comprended el Sentido Figurado con que os he hablado en este día, para que ese Sentido lo conserve vuestro espíritu y a él Permanezca Fiel en medio del Cumplimiento; pues cuando esas Pruebas lleguen, quiero que estéis Firmes en el Camino, quiero que estéis Seguros y a Salvo, para que desde aquel Lugar Seguro en que vosotros estéis, podáis hacer el llamado a los que naufragan, a los que perecen, a los que ha tiempo se Arrepienten y a los que a tiempo Despiertan. ¡Buscadla! para que allí, podáis hacer el Llamado a vuestros hermanos, Mis Pequeños, porque de Cierto, os dice el Maestro: Si vosotros, buscaseis solamente vuestra propia Salvación, cerraseis vuestros labios en el Tiempo de la Palabra, Ocultaseis Mi Obra a los hombres y se llenase de temor vuestro espíritu y vuestra carne; aunque creáis estar en lo más profundo del Arca, de Cierto os digo: estaréis entre los náufragos… para que vosotros, estéis Salvos y Seguros, tenéis que Olvidaros de vosotros mismos y pensar en los demás, sin distinguirlos por su color, por su sangre, su lengua o ideología; sino que contempléis en cada uno de vuestros Semejantes, a vuestro propio Padre, que es Universal y está en todos los hijos Derramado en Esencia, Presencia y Potencia.
32. ¡Miradme en todos vuestros semejantes, Amadme en todos ellos, recordando que os he dicho: Ni uno de Mis hijos sucumbirá Eternamente, ninguno encontrará la Muerte Eterna, porque ésta no existe. Yo no he creado la muerte, para el espíritu; solamente doy muerte al mal; y no olvidéis, que muchas veces os he dicho: Aun aquellos que llamáis seres de tentación o demonios, de Cierto os digo, no son otra cosa que seres imperfectos, turbados, de los cuales el Padre se Sirve, con mano Sabia, para llevar a cabo muy Altos Designios y Planes; pero esos espíritus, hoy envueltos en tinieblas, muchos de ellos haciendo mal uso de la Luz con que les he Revestido, serán Salvos en Mí a su debido tiempo, porque llegará el momento, Pueblo, en que todas las criaturas del Padre le estén Glorificando por una Eternidad; pues dejaría de ser Yo Dios, si no pudiese Mi Poder y Mi Sabiduría Infinita, rescatar a esos espíritus.
33. Todos seréis Salvos; y si habéis leído o sabido del Fuego Eterno, de la Muerte Eterna, en Verdad, os digo: encontrad allí el sentido figurado… y no interpretéis mal esas palabras, porque entonces Me estaríais Atribuyendo imperfección que Yo no tengo. Yo soy Perfección; y de Mi Perfección, no vengo a hacer alarde, porque si hoy vosotros sois imperfectos, Yo os estoy Perfeccionando con Mi Amor, con Mi Luz, para que lleguéis a ser Perfectos, también.
34. A lo largo de este año 1950, seréis Preparados por Mi Divino Espíritu, para continuar vuestra Jornada. Debéis saber, Discípulos, que cuando haya retenido Mi Palabra de vosotros, os dejaré formando Un Solo Cuerpo, Un Solo espíritu y Un Solo corazón. Yo seguiré Manifestándome con Gracia; pero Mis Manifestaciones serán más Claras, más Definidas entre vosotros, cuando mayor sea vuestra Unificación, vuestra Armonía y vuestra Obediencia.
35. Cuando haya partido esta Manifestación de entre vosotros, os confiaré un Tiempo de Meditación, Preparación y Análisis; pero esa Meditación y ese Análisis, no los haréis separados; sino estaréis Unidos; y antes de buscar en el rincón de vuestra memoria, Mis Palabras, Mi Enseñanza, antes de repasar con vuestros ojos los Escritos que os deje de este Tiempo, penetraréis en Oración, os Comunicaréis de espíritu a Espíritu con vuestro Maestro; y en ese instante, seréis Ayudados por el Mundo Espiritual de Luz, para que cuando penetréis en vuestra Meditación y Análisis, sea el Espíritu Santo quien os Revele el Verdadero Contenido de cada palabra, de cada frase y de cada Cátedra; pues no quiero contemplar entre este Pueblo, entre Mis Discípulos, las Diversas Interpretaciones de Mi Obra o de Mi Palabra.
36. Quiero que la Comprensión sea en todos igual, que lo Fundamental de Mi Obra sea conocido por todos, que el fanatismo y la idolatría hayan desaparecido, que no existan tinieblas ni supersticiones entre Mi Pueblo, que lleguéis al Culto más Sencillo y Simple para Mi Divinidad; que las formas, los ritos, las inútiles ceremonias, hayan desaparecido de entre vosotros, para dar paso solamente a la Esencia; por eso os dije en esta Alba de Gracia, al principio de Mi Cátedra, que los pasos de Espiritualidad que deis en el Camino, serán siempre Premiados por el Maestro.
37. ¡Cuanto más vosotros renunciéis a las formas y a los ritos, cuanto más sencillo sea vuestro Culto en lo exterior, más Me encontraréis en lo profundo de vosotros mismos!...
38. Ya el tiempo de los ritos, va a pasar entre la humanidad; ya el tiempo de los altares y de las campanas de bronce, está presto a terminar; la idolatría y el fanatismo humanos, darán sus señales de vida como las últimas y vendrá ese tiempo que os Estoy Anunciando de Lucha y de Caos; y cuando la Paz haya vuelto a los espíritus, después de la tempestad, las manos del hombre no volverán a construir regios templos ni palacios en honor a Mi Divinidad, ni las muchedumbres serán llamadas con la voz de los bronces, ni los hombres se sentirán grandes de espíritu en sí mismos, ni se titularán para levantarse sobre las multitudes. Vendrá el tiempo de la Humildad, de la Espiritualidad; y la Espiritualidad, traerá entre los hombres: Igualdad de espíritu, Fraternidad y Armonía. …
39. Seguid caminando, Pueblo Amado, por la Senda de la Depuración a Mi Obra, en su Esencia, nada tenéis que corregirle, porque es Perfecta; a vuestras prácticas, sí. Mirad siempre Mi Obra Más Allá de las vuestras, porque el Conjunto de vuestras obras, costumbres y tradiciones, ritos y cultos, ellos no son Mi Obra. Mi Obra es Mi Espíritu que está en todo el Universo. Mi Obra es todo lo Creado por Mi Voluntad Poderosa, ya sea la Naturaleza Espiritual como la material.
40. Allí está Mi Obra, dando un Testimonio de Mi Perfección en cada una de sus cosas, en todas sus partes y en todos sus átomos. Mi Obra Divina lo abarca todo, desde los Seres más Elevados que habitan a Mi Diestra, desde las regiones más Puras del espíritu, hasta el animalillo menos perceptible o el polvo más fino de la Tierra o el átomo de que están formadas las cosas, pasando por todo lo creado, por todo lo hecho por Mí; y en esto, ¡oh! Pueblo Amado, os muestro una vez más, la Escala de Perfección de todas las cosas.
41. Desde la Escala más Baja de los seres materiales y de las cosas, hasta las Escala más Alta de los Seres que han llegado a la Perfección, ésa es Mi Obra. Vosotros sois los Discípulos de Ella, pequeños y débiles os Sentís, ante Obra tan Grande; pero os digo: Pequeña es vuestra materia y frágil vuestro corazón; pero vuestro espíritu es Fuerte… él, es Mi Discípulo, de él Me Sirvo; y si lo he venido a buscar y a donar, es porque el Padre sabe que vosotros, le podéis Cumplir; y el Padre, nunca se equivoca.
42. El Maestro, sabe Elegir entre las multitudes, a aquellos que han de Desempeñar Delicada Misión. A muchos he llamado, muchos en Verdad, son los que han llegado a Escuchar, en este Tiempo, Mi Palabra; muy pocos son, los que han permanecido Fieles y han alcanzado una Misión.
43 ¡Cuántos, os dice el Maestro, de los que también han sido Donados por Mi Voluntad Bendita para Desempeñar alguna Misión en esta Obra, han apagado su Lámpara de Fe y de Amor, han vuelto su espalda, Me han negado y aun se han mofado de Mi Obra! A ellos también les estoy haciendo el Llamado al interior del Arca Salvadora, ahora que aún es Tiempo de Reflexión, de Arrepentimiento y de Restitución. Mas, por los Fieles, por los Perseverantes, Alcanzarán los demás en espíritu y en Verdad.
44. Aquellos que se han alejado de Mi Enseñanza, ha sido por la debilidad de su propio corazón; debilidad, ante las pruebas que se les han presentado; debilidad, ante las imperfecciones que han encontrado a su paso y que no han Sabido Distinguir de las Perfecciones que vengo brindando Yo; debilidad, ante las tentaciones y ofrecimientos del mundo; pero sobre ellos, derramado está Mi Espíritu en Fortaleza y en Luz. Yo concedo Oportunidad y Tiempo para su Reflexión, para su Meditación y Redención Espiritual.
45. En este instante, ¡oh Pueblo Amado! Elevad vuestra Oración Espiritual, no por vos ni por los vuestros; vos y los vuestros, en Verdad, os digo: serán Envueltos en Mi Manto Divino, como todos; pero Mi Manto, vos lo sabéis sentir mejor que los demás y aun cuando a grandes pruebas sois sometidos; en Mi Justiciera Divina, no pereceréis; en Verdad. Hay pruebas preparadas por Mi Voluntad; hay pruebas que os vais labrando, vosotros mismos; pero en unas y en otras, Yo Derramo Mi Luz y Mi Fuerza, para que os Salvéis y sigáis con Paso Firme hasta el Final.
46. En este instante, ¡oh! Pueblo Amado, quiero contemplar a vuestro espíritu Velando por la humanidad. Que seáis vosotros en el firmamento, como una Estrella; y desde allí, enviaréis un Rayo de Luz, pero de Luz Pura, de Luz de Paz y de Amor, de Luz de Perdón y de Caridad sobre todos los pueblos de la Tierra. ¡Velad y Orad en este instante, por la Vida Espiritual y humana de vuestros Semejantes!...
(El Pueblo Ora en silencio, durante cinco minutos:)
47. Os Bendice el Maestro, ¡oh! Discípulos Amados. Ni aun vuestro mismo espíritu alcanza a conocer la Fuerza de sí mismo; el ambiente de Paz con que habéis rodeado a la humanidad, el Abrazo Fraternal con que habéis abrazado a este mundo. Mas Yo sí lo Sé y os digo, ¡oh Pueblo Amado! que así como estáis Velando y Orando por la humanidad, siempre lo hagáis, porque en una de las Misiones más altas que lleva vuestro espíritu; y seréis, os dice el Maestro: como un Faro Luminoso en las Tempestades… y cuando vuestros cuerpos, no puedan hacer más de lo que hacen; vuestros labios no puedan dar el consuelo, ni vuestras manos puedan alcanzar a vuestros hermanos para Ungirles o para estrecharles, ni vuestro corazón pueda comunicarse… será entonces, vuestra Oración, como alas para vuestro espíritu, para que vayáis en pos de los más distantes con el Mensaje de Paz y de Amor que os he entregado como Misión; y ya que habéis Velado por los demás, Yo Velo por vosotros.
48. Penetrando en lo más profundo de vuestro corazón, hoy Descubro allí vuestros sufrimientos, vuestras necesidades e inquietudes y os Conforto, dejo un Presente en vuestro Santuario; y ese Presente, se hará Efectivo, en la Petición más vehemente que Me estéis haciendo… pero, sed Pacientes, no sometáis Mi Palabra a Prueba, no Me exijáis Discípulos.
49. Yo sé en qué momento y en qué forma, os debo de entregar; no habría necesidad de que Me pidieseis, pero si dejo que Mis Discípulos Me pidan, es porque no dejáis de ser Mis pequeños y las necesidades os agobian. El instante llegará, en que vuestro espíritu nada Me pida; sino que os mostraréis desnudos y Sinceros siempre ante la Mirada del Padre, diciéndome con toda Obediencia, Sumisión y Humildad: “Padre, hágase en mí, Tu Voluntad".
50. Hoy, Me pedís todavía algo de lo que es vuestra voluntad, de lo que deseáis, de lo que creéis que necesitáis y el Maestro, os Atiende; os entrega el Padre, os hace menor la prueba y os Calma en vuestro sufrimiento.
51. ¡Bendita sea vuestra vida y vuestro Camino!... ¡vuestra Mesa Bendita sea también!... Llevadme siempre, en el fondo de vosotros mismos, y no tendréis por que afligiros en la Vida; y que vuestra Aflicción, la que más ocupa vuestro corazón, sea la de vuestro hermano. ¿Cuándo llegaréis a ello, Mis hijos?...
52. Ésta es Mi Palabra de este día, Mi Lección escrita está en vuestro corazón, no la olvidéis. Estudiad, Mi Pueblo, porque los pueblos y las generaciones presentes y las del mañana, os Esperan. ¡Créalo el hombre o no lo crea!... ¡os esperan! ¡Preparaos!, para que en tiempo propicio podáis Levantaros y brindar con toda Sumisión Espiritual, con la Conciencia más Clara de vuestro espíritu, lo que hoy con tanta Gracia y Claridad, he venido a posar en vuestro propio espíritu. ...
¡Mi Paz, quede con vosotros!...

Con Amor, Comprensión y Tolerancia, en Pro de la Superación Espiritual del Nuevo Pueblo de Israel y de la Humanidad, dentro de esta Grandiosa Tercera Era de Luz.

Atte.: Su Hermano: Rafael de Acapulco Gro.

DonRafadeAcapulco
Mensajes: 662
Registrado: Lun Jul 07, 2008 11:26 pm
Contactar:

Re: Primero y Segundo Mensajes para el Pueblo Espiritualista

Mensaje por DonRafadeAcapulco » Mar Ene 26, 2010 9:06 am

Cátedra de nuestro Divino Maestro domingo, noviembre 12 de 1950
Tema: Su Mensaje por conducto humanizado y su Comunicación Espiritual y Eterna.
¡Mi Paz sea con vosotros!...
1. El Gran Libro de la Vida, se abre nuevamente delante de vosotros. Os contemplo venir llenos de Ahínco y de Amor, a escuchar la Palabra del Maestro; pero no Me presentáis hambre en el espíritu, no veo enfermo ni leproso a vuestro espíritu. Sólo descubro en él, el Anhelo de Conocer mejor al Padre, de conocer más a fondo la Vida Verdadera, de poder alcanzar mayor Regeneración y Elevación Espiritual y de Aprender más en Mi Doctrina para Practicarla mejor en la Senda que os he trazado; pero si es un Alimento Mi Palabra para vuestro espíritu, él se ha habituado a vuestro corazón; también, a esa Caricia, a esta Esencia y Sabor que vengo derramando a través de Mi Palabra por el conducto humano; y en Mis Cátedras, se Nutre vuestro espíritu, se Fortalece y se Prepara.
2. Después de escuchada Mi Lección, la lleváis fresca y presente y la aplicáis en los Actos de vuestra vida; pero las vicisitudes se acumulan en vuestro paso, las tempestades os azotan a diestra y siniestra; y por momentos, sentís marchito el corazón, pero Sabéis que el Maestro, vuelve dentro de esta Comunicación; y esperáis con ansiedad, reprimís vuestra impaciencia por la hora y el instante de su Presencia; y cuando oís su Saludo, cuando veis de nuevo que el Maestro, se recrea entre vosotros, dejáis que vuestro espíritu Goce y se recree también. Sentís que Verdaderamente estáis sentados, en la Mesa del Padre, y coméis los Manjares Espirituales que Él, os ofrece.
3. Pero el Maestro, os pregunta: ¿acaso esta forma de Alimentaros con Mi Palabra, de Fortaleceros en Mí, va a ser eterna?... Bien sabéis que no. Que esta forma de Manifestarme a vosotros, toca ya a su fin; y que al iniciarse el año 1951, estaréis ya dentro de otra Etapa; en la cual, no volveréis a Escucharme por estos Conductos; y para ese tiempo, quiero que estéis Fuertes, que alcancéis Verdadera Preparación para que no os Sintáis solos, para que así como en este Tiempo, habéis sabido penetrar en Comunión con el Padre y Sustentar vuestro espíritu, con su Palabra a través del Entendimiento del hombre.
4. Después de este Tiempo, podáis buscarme y penetrar nuevamente en Comunión Espiritual Conmigo; buscarme y penetrar nuevamente en Comunicación Espiritual y recibir Directamente del Padre, de Espíritu a espíritu, el Pan de Vida Eterna, el Sustento que os Nutra, que os Fortalezca, que os dé Alegría, Paz y Salud en vuestra jornada; que no vayáis a caer en la desolación ni en el vacío, que no vayáis a experimentar la ausencia del Padre, porque entonces, tendréis que llorar mucho.
5. Yo quiero, que estéis Serenos y siempre en Paz, con las Decisiones que el Padre haga entre vosotros; y también, de los pasos que vosotros deis.
6. Yo contemplo a este Mi Pueblo, dividido en Congregaciones que toman el nombre de sus diferentes Recintos. Algunas, son escasas; otras, muy numerosas, pero en Verdad os digo, que contemplo en muy pocas, la Verdadera Preparación para el Paso que vais a dar.
7. Hay Congregaciones muy numerosas, a las que veo aletargadas, las que no se encuentran capacitadas para hacer frente al momento que os espera. Menos capacitadas aun, para dar Enseñanza y Ejemplo a la humanidad; y habéis llegado al tiempo anunciado por Mí, en que os debía dejar en Mi Lugar para dar la Enseñanza al mundo; en que todos Comprendieseis la Responsabilidad, con qué vais a quedar; y son pocos los que en Verdad, han Despertado; son pocos los que se han Preparado, pero Yo os debo seguir Hablando, debo seguir Enseñando y Despertando a los que duermen, para que podáis encontraros Preparados en el instante Final.
8. Dentro de Mi Voz Justiciera, dentro de Mis Correcciones y Reclamos, está siempre presente Mi Caricia de Padre. Mis más duros Reclamos van siempre envueltos en la Ternura Divina. Mas, cuando el Discípulo no sabe Analizar la Palabra del Maestro, cuando no busca su Fondo y Sentido, entonces solamente toma para sí la Caricia y deja pasar la Corrección.
9. He aquí, el porqué del letargo, de la familiarización, de la falta de temor del Pueblo, ante las Voces de Justicia del Padre.
10. Los que se han Nutrido con Mi Palabra a través del Entendimiento del hombre y que han abierto su corazón y entregado su espíritu al Maestro, para que Él, le Pulimente y le dé forma, esos sabrán después buscarme, penetrar en Comunión Conmigo, esos serán Fuertes a través de la Lucha. Mas aquellos que están durmiendo, que escuchan solamente la Palabra y la Profecía del Padre y no aprovechan la hora, esos van a caer en la desolación, en las grandes amarguras, en el luto, en la ausencia, en la muerte a la Luz y la Gracia; y tendrá entonces el Padre, que Tocarles y que convencerles para que puedan comprender que el Padre, no ha muerto, que el Maestro no se ha Ausentado, que el Verbo no ha Callado, que la Mesa no ha desaparecido Espiritualmente, que el Festín es Eterno y la Mesa siempre está Preparada y la Irradiación Divina es Eterna, la Comunicación del Maestro es incansable siempre y Eternamente habla de Espíritu a espíritu; que el Padre, quiere estar más Cerca, más Dentro, más Profundamente en el corazón de todos sus hijos.
11. Vosotros, lo estáis Comprendiendo, pero eso quisiera el Maestro, que todos sus Discípulos lo Comprendieran. De Cierto, os digo: Los unos y los otros os Daréis la mano, os Ayudaréis en el camino y os Alimentaréis también con vuestro Amor.
12. Los que alcancen a Elevar el espíritu y se nutran en la Mesa del Maestro, Espiritualmente, deberán Estimular a aquellos, que no hayan encontrado la forma de llegar a Mí; y cuando Yo os contemple Preparados a todos, os diré: Ya es el tiempo de Levantarse a Trabajar y a Sembrar la Semilla. …
23. Mientras no contemple el Maestro, a su Pueblo: la Lucha Interior, la Labor en el seno de vosotros mismos, labor de Regeneración, de Unificación en todos Sentidos, de Preparación Espiritual; y cuando estéis Preparados, Yo daré la Voz y estarán Preparadas las sendas para que vosotros con paso Firme marchéis por los caminos, pues quiero que deis un Verdadero Ejemplo de Espiritualidad.
24. No quiero que llevéis al corazón de la humanidad, los mismos manjares que la han envanecido; no quiero que llevéis a los labios Espirituales de los hombres, los frutos de que se encuentran hartos y desengañados. ¡No más fanatismo!, ¡oh¡ Pueblo, ¡no más idolatría!, ¡No más mixtificaciones en la Obra del Padre!; sino: Pureza y Sencillez en la Práctica de los Preceptos y Mandatos de Mi Ley, Verdad en vuestros Actos, Sinceridad, Fraternidad para con vuestros hermanos. …
25. Mi Obra, será Reconocida. … Vuestro espíritu, su Conciencia, estarán Tranquilos; y la humanidad, a punto de su Redención.
26. En el seno de toda religión y de toda secta, se congregan los hombres; y a través de sus Actos y de sus ritos, buscan la Comunión con el Padre; y en Verdad, se Nutren de Él, alcanzan el Alimento que buscan; ¿Quiénes?... los que Cumplen con Mis Mandamientos y se Preparan, los que se Purifican, los que buscan aquel acto para hacerse Dignos de recibirme a Mí. Mas, aquellos, que solamente lo hacen por hábito, por ostentación o por intereses mezquinos, en Verdad, nada reciben de Mí, a través de aquel acto.
27. ¿Por ventura, he venido Yo en este Tercer Tiempo, a desconocer o a borrar lo que instituí en el Segundo, en el Santo Cenáculo?... no, en Verdad, ¡oh, Pueblo! El Fondo de las cosas, el Profundo Sentido de Mi ley, nunca lo he venido a borrar en el corazón de Mis hijos.
28. Las formas exteriores, los ritos, las tradiciones; eso sí: de tiempo en tiempo, vengo a borrarlas del corazón de los hombres… para que no por dar cumplimiento a las tradiciones y a los ritos, se olviden del Cumplimiento de la Ley.
29. Sabéis que antes de la Venida del Mesías entre los hombres, en el Segundo Tiempo, el Pueblo sacrificaba corderos para Lavar sus pecados con el Sacrificio y el derramamiento de sangre de aquellas criaturas inocentes; pero Jesús, vino a borrar aquellas tradiciones con su Propia Sangre, con su Propio Sacrificio y Simbolizándose en el Pan y en el Vino, dijo a Sus Discípulos: “-Éste es Mi Cuerpo y ésta es Mi Sangre.”… ¿Qué Simbolizaban el pan y el vino?... El propio Espíritu del Maestro, su Amor, su Verdad; y en memoria de aquel Acto Simbólico, quedó instituida en el corazón de la humanidad, aquella Manifestación a través de la Era que nombráis: cristiana. …
30. Muchos hombres, muchos pueblos, han buscado Comunión con el Maestro, a través del Pan, a través del Vino, que figuran el Cuerpo y la Sangre del Maestro. Todavía en estos instantes muchos, en Verdad, buscan el Sustento para su espíritu, a través de ese acto; y una vez más, os digo: aquellos que se Preparan, aquellos que se Purifican, alcanzan de él, Mi Presencia, Mi Cuerpo, Mi Sangre…, pero ese tiempo y ese acto, están ya próximos a desaparecer de entre la humanidad.
31. Ha llegado el Tiempo del Espíritu Santo; y todo espíritu Encarnado, lo Presiente, lo Palpa y está Despierto. Vosotros, lo vais a Comprobar en vuestro camino.
32. Esta humanidad, está a punto de entregarse en brazos del Espíritu Santo; y si Yo ese acto instituí en el Segundo Tiempo, su Sentido, su Fondo, no apartaré de vosotros; solamente su forma exterior, apartaré.
33. A vosotros: no os he Alimentado con símbolos, con ritos, ni con tradiciones. … Todo esto he venido borrando y apartando de vuestro corazón, en este Tercer Tiempo, para que vayáis quedando, en Verdad, Limpios y Preparados para Practicar Mi Doctrina Espiritual.
34. ¡Bienaventurados aquellos, que en los tiempos venideros, Me busquen de espíritu a Espíritu!... porque ellos sentirán Mi Presencia, saborearán el Pan y el Vino, Me Sentirán: Nutridos, Fuertes e Inmortales… mas, los obstinados en las prácticas pasadas, los conservadores de actos y prácticas exteriores: los tradicionalistas… ellos sufrirán, ellos sentirán desolaciones y desengaños; y Despertarán, cuando contemplen que se han quedado solos, en el sitio en que su rutina los estancó.
35. Vosotros Trabajaréis para todos, Sembraréis en todos y Oraréis también por todos. No haréis distinciones ni dejaréis que vuestro corazón, se lesione ante la incredulidad de algunos de vuestros hermanos. No dejaréis que los dardos de las burlas y de los juicios insanos, os hieran. No acusaréis delante de Mí, a ninguno de vuestros opresores, ni estaréis esperando que caiga Mi Justicia sobre el que os haya ofendido. Quiero ver entre vosotros, la Verdadera Fraternidad y Comprensión.
36. Si queréis ver Paz en vuestro mundo, si queréis que los grandes problemas que confunden, que envuelven a los hombres, se Resuelvan: Velad y Orad, Amad y Perdonad… y por estas Manifestaciones que hagáis, Yo otras muy grandes haré.
37. Si teméis no contemplar el fruto de vuestro Cumplimiento en esta Tierra, descuidad de él, que el espíritu también tiene mirada más profunda, más penetrante y él sabrá desde cualquier punto del universo, en donde Yo le sitúe, contemplar su pasado, su presente y hasta donde el Padre le Revele, su Porvenir; porque será entonces, cuando estéis en espíritu, cuando sepáis Valorizar cada uno de vuestros actos, pensamientos y palabras; cuando sepáis, por qué habéis Restituido y sufrido; cuando sepáis también, estimar el Amor de vuestro Padre y las Gracias que os haya concedido.
38. Vuestro espíritu, pertenece a la Eternidad; y ahora en esta Tierra, mañana en otros mundos, él siempre será dueño del tiempo, porque el tiempo, no es dueño de vosotros; sino vosotros, sois dueños de él.
39. Recordad que en el Segundo Tiempo, el Maestro, borrando tradiciones del corazón de los hombres, pudo contestar a los fariseos, cuando ellos le dijeron y le juzgaron, que: por qué hablaba, por qué sanaba enfermos en sábado, siendo el día de la ley, siendo el día que la Ley, ordenaba descanso… Jesús, le contestó: -¡No fue hecho el sábado para que él se enseñoreara de los hombres; sino el hombre, es dueño del sábado!…
40. Ahora, digo a vosotros, ¡Oh! Discípulos del Tercer Tiempo: no es el tiempo, dueño de vosotros; sino vosotros, sois su dueño. … Mañana extenderéis vuestras alas Espirituales; y entonces, seréis dueños de la Eternidad.
41. He aquí, por qué las cosas y las formas exteriores, van desapareciendo de entre vosotros; por qué ellas, como el tiempo, pasan; quedan atrás, dejan su simiente y cuando ya no tienen razón de existir en el corazón del hombre, las borro y las hago desaparecer; pero su Esencia, cuando ya ha Florecido en vuestro ser, Yo la Cultivo, Yo la Conservo, Yo la Desarrollo con nuevas Lecciones y con la Revelación de nuevas Manifestaciones.
42. ¿Acaso creéis que con lo que ahora os Enseño, vais a llegar con ello, a la suma Perfección?... En Verdad, os digo que: ¡no!...
43. ¿Creéis que la forma de Comunicarse en este Tiempo, a través del hombre, ha sido la forma Máxima en que el Maestro se puede Manifestar?... tampoco. … He aquí por qué también esta forma de comunicación, esta forma de Comunicarme, está presta a desaparecer; y después de ello, viene un paso de Adelanto para vosotros, en la Senda Espiritual, en que vais a buscarme ya con el espíritu, desde este Mundo material, desde vuestra materia; ya no a través de altares forjados por vuestras propias manos, ya no por medio de actos simbólicos ni de ritos; sino Interiormente, buscando a vuestro Dios, en el Fondo de vosotros mismos y encontrándole en el Infinito, ese infinito que está también, dentro de vosotros mismos, ¡allí Estoy, y en Todas partes!...
44. Mi Templo, es Universal, no tiene fin. Mi Iglesia, si queréis llamarla así, es Mi Propia Obra; también Ella, es Universal. Doquiera que queráis Morar en el Templo de Dios, de vuestro Padre Celestial, podéis hacerlo, porque Mi Templo está doquiera; y con esta Mi Enseñanza, dejaréis de mirar ya sobre el haz de vuestro Mundo, templos e iglesias materiales.
45. En el Primer Tiempo, erigió Salomón, en Honor del Padre, un Recinto que fue el orgullo de Israel, y el asombro de pueblos y de naciones. Su fasto, su lujo, su pompa, no ha tenido igual. En aquella riqueza y grandezas materiales, vieron los hombres un reflejo del Esplendor de la gloria. ¿Fue esto Permitido por el Padre?... ¿Fue Ordenado también, por Él?... Sí, Pueblo, así debía ser. Eran Pasos que teníais que dar en el Camino de Evolución. Eran Peldaños de la Escala, por la cual ibais Ascendiendo; pero aquel Símbolo, en su forma exterior, debía tener su fin.
46. Cuando el Padre, contempló que la humanidad en vez de Comprender y Asimilar el Sentido Figurado de aquellas cosas, y se fanatizaba, con los objetos materiales, con las tradiciones y los ritos; vine a Enseñarle y a Manifestar nuevas Revelaciones, dejando del pasado, solamente su Sentido. Por eso unos años más tarde de la muerte de Jesús, no quedó ni piedra sobre piedra del Templo de Salomón; para daros a entender: que no hay lugares determinados, ni privilegiados en vuestro Mundo… sino que, en cualquier sitio o rincón, puedo Yo Manifestarme.
47. No ordené se levantase nuevo santuario material, sobre los cimientos del anterior. Dejé que Mis Discípulos, transitando los largos caminos del Cumplimiento, penetrasen en las naciones gentiles donde el fratricidio, donde el sacrificio de seres humanos, donde la idolatría, llegaban a su máximo; y ante la incredulidad de muchos que dudaban que la Palabra de Jesús, a través de sus Discípulos, pudiera encontrar eco, pudiera encontrar tierra Propicia en tierras de paganos y gentiles; Yo os mostré desde aquellos tiempos, que muchas veces en esos corazones, es donde florece más pronto la Simiente de Dios; y en el seno de hombres paganos, Yo Ordené a Pedro: fuese erigido el nuevo Santuario… y ante él, se inclinarían las naciones, se convertirían los pueblos, se transformarían las costumbres, se regeneraría el género humano, porque todavía no era el tiempo en que el Espíritu Santo, pidiese de los espíritus encarnados en el Mundo: la Máxima Expresión de Espiritualidad… todavía tenía que Simbolizar su Obra y su Verdadero Templo, con cosas hechas por manos de hombres; pero ya dando aquello a entender, lo que es espíritu y lo que es materia, lo que es Vida Eterna y lo que es vida temporal; y, ¿Veis en estos tiempos con cuánto esplendor, con cuántas riquezas materiales, el recinto humilde y sencillo de Pedro, ha sido revestido?...
48. Aquel lugar que primitivamente fue solamente un punto de reunión para los Apóstoles; humilde albergue para los Discípulos del Maestro, ahora bajo su sombra se han acumulado las grandes riquezas de la Tierra; bajo sus bóvedas, las grandes ceremonias y liturgias que los que se dicen Mis Ministros, celebran; y toda esa pompa, toda esa vanidad que vosotros contempláis, que vosotros Conocéis, ¿será eterna, o pasará también como pasó con el esplendor del Templo de Salomón?... también pasará, Discípulos. …
49. Ya se acerca el momento, en que de todo aquello, solamente contempléis escombros; porque ésa, no es Mi Casa, no es Mi Iglesia, no es Mi Templo, no es Mi Obra.
50. He visto todo el fanatismo de la humanidad, sobre aquellas cosas, he visto su idolatría y su Misticismo; y todo ello lo Tocaré, con Vara de Justicia; y cuando todo aquel objeto de fanatismo y de idolatría, desaparezca, tendrá el espíritu del hombre que buscar el infinito, y recordar: que Mi Reino, no es de este Mundo… como no lo es tampoco, de vosotros.
51. Los hombres, llamaron a Mi Obra Espiritualista: Obra de Elías… porque Elías, como Precursor en todos los Tiempos, había de venir también en el Tercero, a Preparar la Senda, a mover los corazones, a Despertar los espíritus para la Llegada del Maestro; y he dejado que las Congregaciones, que Mis Nuevos Discípulos, se reúnan en pequeñas Casas y humildes Recintos. Son muchos los que existen ya. Yo he permitido la existencia de ellos, solamente para lugar de vuestra reunión; para que allí os refugiaseis, vosotros, en vuestra Espiritualidad, en vuestro recogimiento y penetraseis Preparados y Unidos en Elevación, para alcanzar la Manifestación del Maestro.
52. ¿Por qué en el interior de ellos, los hombres han levantado altares y han practicado ritos, imitando a sectas y a religiones?... ¿Acaso ha sido Ordenado por el Padre?... Yo os digo que: ¡no!… porque ya habéis penetrado en el Tercer Tiempo, en el cual, el Espíritu Santo viene en todo Esplendor a Enseñar las Virtudes del espíritu, a Inspirar a los hombres el Culto Perfecto.
53. Ya estoy entre los hombres, como el Espíritu Divino, Inspirando la Verdadera Comunión, la Verdadera Comunicación entre el Discípulo y el Maestro, entre el Padre y el Hijo, entre Dios y su Siervo. Mas, si por un instante, ¡hubo Complacencias por parte del Maestro, hubo materialismo y profundas raíces de fanatismo en el corazón de sus hijos!... ese tiempo, ya pasó; y de todo aquello, no quiero que vayáis a Enseñar a la humanidad, porque no os creería, porque no se Convertiría a Mi Obra.
54. Para que el espíritu del Tercer Tiempo, crea en vuestra palabra, tendréis que mostraros así, como estáis en este instante: Desnudos de las cosas de la Tierra, Humildes y Sencillos, sin ostentaciones de ninguna especie, sin hábito alguno, sin ninguna insignia… sin más Testimonio o Prueba, que: vuestra Fraternidad, Sinceridad y Amor. …
55. No digáis, que para que la humanidad pueda Reconocer el Espiritualismo y abrazarlo, tenéis vosotros todavía, que poner delante de sus ojos, altares y ritos para conducirla lentamente a la Meta. ¡No, Pueblo, todos están prestos ya!...
56. Todo espíritu, está Despertando ya. Vos lo vais a confirmar, en vuestra misma jornada. Por eso: ¡Preparaos, Espiritualizaos, Fortaleceos en Mi Palabra… para que cuando la llevéis a vuestros hermanos, también sea Persuasiva, sea Fuerte y Convincente.
57. No vengo a pediros, imposible alguno; Me basta con la Preparación que mostráis en este instante, para que Yo os vaya Transformando día por día, para que Yo vaya Dulcificando vuestro corazón; ya que en él, es donde Deposito Yo Mi Esencia, no en vuestros labios; pero de la Abundancia de vuestro corazón, hablarán los labios… hablarán Palabras de Salud que Sanen todo mal, palabras de Ley que Juzguen y Regeneren, palabras de Sabiduría que Enseñen, Revelen y Convenzan.
58. Así en esta Humildad, quiero contemplaros siempre; así con este Fervor y con esta Confianza en Mí, quiero miraros a través del Camino; así también, con esa Seguridad que tenéis; para después de la Partida de Mi Palabra, así quiero contemplaros siempre.
59. ¡No tendréis flaquezas, no habrá falla alguna en vuestro Paso, ni titubeo en vuestros labios!... Podrán venir las pruebas, los hombres acumularán escollos en vuestro camino; pero vosotros, no perderéis la Ruta, no olvidaréis los Principios que he puesto entre vosotros.
60. Ahora, oíd y Escuchad: Si por vuestra Unificación y Espiritualidad, llegáis a Conmover a religiones; y ellas contemplando vuestro Ejemplo, se levantan también. ¡Dejadlas!... Esto ya es Simiente vuestra. No penséis que ellas, os están arrebatando vuestras propias Armas, que estén usurpando vuestro puesto. Dejad que Despierten. Yo os he dicho que todos tendrán que Despertar. Dejad que hablen a sus feligreses de Espiritualidad. Dejad que Simplifiquen sus ritos. Dejad que hablen, lo que Yo os he dicho a través del entendimiento de los hombres. Esto, es ya Simiente y también Fruto.
61. Pero si vosotros, ocultáis lo que os he Enseñado, si olvidáis vuestras Herramientas de Labranza y vuestras Armas y os concretáis solamente a las cuestiones de vida Terrestre; y otros vienen y os sorprenden y os roban, lo que Yo os di; entonces, sí tendré que Reclamarlo a vosotros, porque vosotros, sois los que podéis enseñar, la Enseñanza que Yo os he dado.
62. Mas, los que no hayan Aprendido de Mí, ¿cómo van a poder entregar Mi Palabra, con esta Misma Gracia y Esencia?... Tendrán entonces que ensoberbecerse y que enseñorearse aun más sobre la humanidad; tendrán que llamarse a sí mismos: Portavoces de Dios… y sorprender a las multitudes, sorprenderlas en su Buena Fe y en su ignorancia.
63. Vosotros, tenéis que Trabajar, que Velar también, que Cuidar. Cuando miréis malos pasos entre la humanidad, si podéis Corregirla con la palabra, hacedlo; si con las obras, hacedlo. Si no, entonces, con la Oración; y Yo por medio de vuestra Oración, grandes Prodigios haré.
64. Si miráis Buenos pasos entre los hombres, entonces: Estimuladlos, Impulsadlos…y de este modo, estaréis Agradando al Padre y sembrando su Simiente de Amor.
65. Esto os digo porque los tiempos presentarán a vosotros, grandes pruebas, que al momento de manifestarse y al llegar a vosotros, os confundirán; pero si volvéis un paso hacia atrás y recordáis Mi Palabra; entonces, Mi Palabra, no pertenecerá al pasado, sino que será presente entre vosotros y veréis el Cumplimiento de su Profecía.
66. En Mi Palabra, encontraréis la Preparación y la Solución para cada Prueba. Por eso, sed Fieles a esta Palabra; por eso Guardadla en lo más Profundo de vuestro propio ser, porque Mi Palabra, es para vosotros: Abrigo, Bálsamo, es Pan y es Vino, es Arma y Escudo y es Herramienta de Labranza. …
67. Yo he permitido que Mi Palabra, sea impresa en papiros; y os concedo que cada uno de vosotros, si queréis, poseáis este Álbum Dictado por el Verbo Divino, escrito por Mis Plumas de Oro, Iluminado por Mi Luz; pero os digo, en Verdad: ¡Cuidad!… y Cuidad de todo ello, que no es lo mismo que llevéis esta Palabra Impresa y oculta en vuestro corazón, que en libros materiales; allí hay tiempo, de profanarla y descubrirla; en el fondo de vuestro corazón, el hombre, no puede penetrar.
68. Mas, si Yo os concedo que los Escritos, Conserven Mi Palabra, es porque vuestra Memoria y Entendimiento humanos, son muy pequeños; y para Revelaciones tan grandes, son infieles.
69. Mas, ¡cuidad de estas Revelaciones!... Vuestra Conciencia, os dirá toda la Responsabilidad que contraéis; y por medio de este Gran Libro que Yo os confío, Doctrinad a vuestros hermanos, extended la Buena Nueva del Tercer Tiempo, Convenced a los reacios, Sanad a los enfermos llevándoles este Mensaje de Salud y Alegría, Libertad a las Conciencias y a los espíritu encadenados por los remordimientos, por la Intuición que les revela, faltas de tiempos pasados; y un tiempo llegará, en que vuestro espíritu, no haya menester de este Libro, de estos Escritos, sino que él recuerde y Revele a la memoria humana, todo cuanto Yo he depositado en vuestro espíritu; y no solamente eso; sino las nuevas Lecciones, que el Espíritu Santo os Revele ya como Profecía, ya como Órdenes, de Espíritu a espíritu.
70. ¿Por qué, por momentos os contemplo tristes?... Yo quiero que seáis Inmutables, soldados invencibles ante las vicisitudes.
71. Es Mi Voluntad, a través de vosotros, ¡oh, Pueblo Espiritualista!, poner nueva Simiente a esta humanidad; pero tendréis vosotros que colaborar con vuestro Maestro, para que esta Simiente la transmitáis en vuestra sangre, con vuestros Ejemplos a vuestros hijos; y no solamente a ellos, a quienes Amáis entrañablemente por la sangre, sino a los que os pertenecen simplemente por el espíritu, porque todos sois de Mí, todos sois Hermanos en Dios; para que así de generación en generación, este Pueblo, vaya siendo Fuerte; y veréis entonces, cómo Creceréis, os Multiplicaréis en gran manera, a semejanza del Pueblo de Israel que creció y se multiplicó en el Seno del Egipto en aquel Primer Tiempo, hasta ser tan Fuerte, que el faraón con todo su poder y con toda su Justicia, temió al Pueblo y lo dejó en Libertad.
72. Así quiero que seáis en este Tiempo, que os acordéis que Jacob, tuvo solamente doce hijos y que de ellos brotaron las Doce Tribus; tribus, que con el paso de los tiempos se multiplicaron, hasta formar un vasto e inmenso Pueblo.
73. Y vosotros, de generación en generación, nuevamente os multipliquéis a imitación de las arenas del mar y de las estrellas del firmamento; y cuando estéis diseminados en lo material por todo el orbe, trabajando por esta Mi Obra; pero Unidos en Un solo Pueblo, en Una sola Familia, en Una sola Hermandad Espiritual, entonces el faraón del mundo del pecado, de la guerra y de la perversidad, os dé la Libertad, tema de vosotros y no pueda esgrimir su Justicia sobre el Pueblo de Dios.
74. Mas en este Tercera Era, el faraón se quedará sin súbditos, será el último en doblegar su cerviz ante el Único Poder, porque ahora el Pueblo del Dios, está diseminado en el Universo.
75. No es solo un Pueblo de la Tierra, no es una sola raza; Yo estoy Preparando Mi Familia Universal, derramando en este instante sobre todos los orbes, sobre todos los mundos, Mi Divino Mensaje, Mi Inspiración, invitando y atrayendo a todo el Universo Espiritual hacia la Perfección, hacia Mí; porque si vosotros, ¡oh, Pueblo! ahora estáis divididos en congregaciones, escuchando Mi Palabra en distintos y pequeños recintos, así también desde Mi Alto Solio, Estoy enviando Mi Mensaje y Mi Inspiración a distintos mundos; pero cuando venga el Tiempo de la Unificación Universal y todos los espíritus hayan llegado a Mi Seno, entonces, Una sola Morada habrá para todos los hijos: la Misma Morada del Padre, desde donde todos Colaborando con su Padre y Creador, regirán todas las cosas, gobernarán sobre todo el Universo y Bendecirán también todo lo hecho por su Creador.
76. Así os hablo para la Eternidad; os hablo ya para todos los tiempos; os abro una brecha, que os hace contemplar el horizonte en la Eternidad, en el infinito, donde desaparecen ya todas las limitaciones, todas las fronteras, todas las barreras.
77. ¡Levantaos y Despertad! Todavía vuestro espíritu, no ha despertado como Yo lo quiero. Todavía vuestro corazón, no alcanza a Sentir y a Amar como Yo quiero que sintáis y Améis. Todavía vuestros Dones Espirituales, no alcanzan a Desarrollar lo suficiente para sentiros sobrenaturales, para sentiros grandes por el espíritu, pero presto, muy presto, lo sentiréis; y entonces, vuestra jornada, os parecerá sencilla, el camino llano y los obstáculos, fáciles de pasar; también, los corazones más duros llegarán a vosotros y fácilmente los doblegaréis. Las pupilas que ha mucho tiempo no han llorado, llorarán de Ternura al escucharos, al sentir vuestra influencia; y los grandes pecadores que no han logrado Regenerarse bajo el peso de la justicia humana, que ha mucho tiempo no han escuchado la Voz de la Conciencia; oirán vuestra voz, la oirán como una Voz que viene de otro mundo y que los toca, que los Sensibiliza, que los Despierta o los Resucita; y entonces, abriendo sus ojos, llorarán de Arrepentimiento y Amor, y os dirán: Hermano… pero Hermano en Dios. …
78. Así, Pueblo, una vez más os Preparo, os Enseño y os Bendigo. ¡Pedid, que se os dará!... ¡Ésta, es Mi Voluntad!…
(El Divino Maestro entrega "Marcas" a algunos de los presentes y concluye, diciendo:)
79. ¡Benditos seáis!... a quienes he inundado de Paz y de Bálsamo y a quienes he nutrido una vez más con Mi Pan y Vino, todavía a través del entendimiento humano; pero vais Sintiendo interiormente la Fuerza, para dar un Paso decisivo en próximo instante.
80. Ahora, os dejo Unidos, Velando y Orando por la Paz del Universo, Unidos en Un solo corazón y en Un solo pensamiento, por una Oración de Respeto para los que os han Despertado y os han hecho el Llamado para esta Mi Obra. No olvidéis a ninguno de ellos, que han sido Mis Instrumentos, para que lleguéis en esta Tercera Era a Mí.
81. ¡Amaos los unos a los otros!... ¡Velad por todos!... que Yo Atento a la Oración de Mi Pueblo, como Atento Estoy a toda Elevación y a todo aquel que Me busca; extenderé Mis Brazos Universales para inundar de Luz a los hombres, para hacerme presente en la misma Justicia de los hombres y hacer acto de Presencia en la Conciencia de toda la humanidad que se encuentra al borde del abismo, que se encuentra muy cerca de un nuevo ¡ay! de dolor; un ¡ay!... que si el hombre se propusiese con un grado de esfuerzo, de Regeneración y de Arrepentimiento, y de Amor, podría apartar ese cáliz de sus propios labios.
82. Vosotros, Velad y Orad, para que el dolor de la humanidad, encuentre un atenuante; para que sus grandes sufrimientos y expiaciones, encuentren un Lenitivo en la Oración, en el Bálsamo del Pueblo Espiritualista, –de los Discípulos del Espíritu Santo, que en este Tercer Tiempo– está cumpliendo su destino de ser Bendición para todas las naciones; como habréis de ser el mañana, Bendición de todas las moradas, ¡oh! Mi Pueblo Bendito de Israel. …
¡Mi Paz, sea con vosotros!

Con Amor, Comprensión y Tolerancia, en Pro de la Superación Espiritual del Nuevo Pueblo de Israel y de la Humanidad, dentro de esta Grandiosa Tercera Era de Luz.
Atte.: Su Hermano: Rafael de Acapulco Gro.

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: Google [Bot] y 1 invitado