NATURALEZA DEL ALMA

Foro General de la Tercera Era
hector
Mensajes: 213
Registrado: Mar Mar 21, 2006 12:49 pm
Contactar:

Re: NATURALEZA DEL ALMA

Mensaje por hector » Dom Abr 12, 2015 3:02 pm

El hombre es un sólo ser, ya que uno es el hombre, un ser en el que se funden las tres (3) naturalezas de Dios: la material, la espiritual y la divina.

Las naturalezas materiales y espirituales que en el hombre son luchan entre sí por el "control" mental del hombre, ya que la primera tiende a lo "bajo", mientras que la segunda a lo "alto", de ahí que en los actuales momentos sea notoria la "derrota" del espíritu (hijo de Dios) ante el alma (hija del hombre).

Y es que de forma general, el hombre por su espíritu es un ángel, uno que por voluntad propia "descendió" a este mundo material, con el ideal de favorecer su propio desarrollo espiritual, lo que en la práctica no se cumplió en todas sus expectativas, sino que terminó "reo" de la materia, la cual lo turbó hasta el punto de creerse la materia misma, dándose una "materialización" del espíritu.

Así mismo de forma genérica, el hombre por sus carnes es un animal, uno que atiende la satisfacción de sus propias necesidades aún a costa de negarle lo mismo a los demás, ya que su herencia animal aún es fuerte en él, de ahí que cuando el hombre por cualesquier "camino" toma consciencia de su propio egoísmo y lucha contra él transmutando sus "defectos" en "virtudes", comienza a "elevarse" por sobre su naturaleza animal, dándose una "espiritualización" de su alma.

Para fines didácticos, la presencia espiritual del “hijo” en el hombre, puede definirse como la “esencia” que busca y anhela su perfección y evolución a través de la sabiduría que puede recoger a través de la experimentación de la vida humana, por lo mismo, precisa de un “vehículo” de manifestación en los planos materiales, ”vehículo” que denominamos alma, el alma es pues materia "sutil", “sustancia” que tiene marcada su propio camino de evolución y perfeccionamiento en el tiempo a través de los tres (3) reinos de la naturaleza, hasta finalmente vivificar el cuerpo de un ser humano, es por tanto el alma un “intermediario” entre el cuerpo físico y el espíritu.

En otras palabras, el alma y el espíritu son entidades vivientes de distinta naturaleza que precisan de la mutua colaboración a fin de "elevarse" por sobre los planos que hoy habitan, pero ¿Quién cederá en esta lucha? Si cuando unilateralmente triunfa la materia, sufre el espíritu; si cuando triunfa el espíritu, sufre la materia. Es aquí donde el hombre, el ser integral, precisa de una sabiduría superior, ante la cual, caer "derrotado": la Conciencia, que es la presencia misma del Padre, Dios Todopoderoso, en todos y cada uno de nosotros, la cual por ser parte misma de Dios, no precisa de evolución, ni perfeccionamiento, así pues el hombre no está solo en su camino, sino que en todo momento está acompañado por la presencia del Espíritu Divino del “Padre” en él.

Porque aquello de "dar al Cesar lo que es del César y a Dios lo que es de Dios", es sinónimo de equilibrio material y espiritual, ya que el hombre es uno, cuando el espíritu se “inclina” de forma voluntaria ante la Conciencia, cuando el alma hace lo propio ante el espíritu, lo que ocurre sólo por excepción en este mundo, ya que existen espíritus que así mismos “cauterizan” su propia conciencia, así como almas que “arrastran” a sus espíritus a “abismos”, ya que el Padre a nadie forza a seguirlo, sino que todos sus hijos espirituales y materiales tienen voluntad propia, la cual es respetada en sumo grado por el Padre.

Ahora, se dice que los espíritus “cauterizan” su conciencia, cuando por voluntad propia "sellan” aquella voz guía, haciéndolos “sordos” a sus llamados de “alto”, por lo que, por su propia cuenta y riesgo transitan por caminos por los que creen “elevarse” cuando realmente “caen” más de Dios a causa del apego que desarrollan por todo lo material.

Entonces, el cometido de los espíritus en este mundo es en primer lugar librarse de todo insano apego material, al mismo tiempo que ayudan a la "espiritualización" de su alma, en segundo, restituir todo error y en tercer, retornar a las “mansiones” espirituales sabios por todo lo experimentado, dignos de proseguir evolucionando por toda la eternidad en los reinos espirituales de Luz del Padre, Dios Todopoderoso.

El cometido de las almas, es en principio distinto al de los espíritus que anidan, ya que éstas tienen una promesa de vida eterna [Juan 1:12] ya que al fin y al cabo son materia, materia que hoy es y mañana tal vez, así pues todas las almas que en virtud a los ideales y enseñanza de Cristo logren “espiritualizarse” naturalmente transfiguraran en “hijos” de Dios.

En resumen, todo hombre que haya logrado alinear todas y cada una de sus partes, será "uno" ("El Padre y yo uno sólo somos"), ya que pensará, hablará y obrará de modo armónico y afín con la verdadera doctrina cristiana, aquella que enseña a olvidarnos de nosotros mismos para acordarnos de los demás, para que las almas recuerden a los espíritus, para los espíritus no se olviden de las almas.

Por nuestra parte, hace ya bastantes años limitamos el estudio del “yo” a lo humano, a fin de en primer lugar hacernos conscientes de todos y cada uno de nuestros “defectos” para en segundo lugar, trabajar en la manifestación de la virtud opuesta al defecto detectado, objetivo en el que fracasaríamos por cuenta propia, sino fuera por la ayuda de nuestro propio espíritu y conciencia, ya que la enseñanza espiritual es para ponerla en práctica y no sólo para disertar sobre ella.



Todos somos uno.

Héctor

Alfredo
Mensajes: 882
Registrado: Jue Dic 22, 2005 6:02 pm
Ubicación: Cd. Juarez Mexico, El Paso,TX USA

Re: NATURALEZA DEL ALMA

Mensaje por Alfredo » Jue Abr 16, 2015 8:00 pm

Saludos Cristina, Gerardo, Cesar y Héctor.

Aunque sea poco a apoco, expondré mi opinión sobre lo que se ha comentado desde mi anterior participación.
Espero disculpen lo extemporáneo de los comentarios.
cristina escribió: …comparando los dos textos del tomo 6 que publiqué anteriormente, notamos sobretodo en el texto sobre Jesús, que no es "automático" que el espíritu se manifieste a través de la materia. En Jesús se manifestó el Cristo -según los párrafos publicados- sólo plenamente en los últimos tres años. El cuerpo de Jesús consiguió armonizar con El Espíritu Divino en él, y le dejó la plaza que le correspondía.

Este texto me parece muy importante porque nos muestra que ni en Jesús fue Cristo (El Espíritu) quién lo animaba ni lo inducía a la oración y a la práctica de la caridad; talvez hayan sido intuiciones ó inspiraciones de ese Mismo Espíritu Divino, pero parece que Jesús fue pensado por otro ente que no El Cristo; yo deduzco que ese ente haya sido su alma... y no sé si también la mente corporal pueda pensar por sí misma...

…Me refiero a que ni en Jesús mismo -que fué el Mesías Prometido, en cual encarnó Cristo, la Misma Divinidad- según los párrafos 64 y 66 citados, Cristo se manifestó plenamente, excepto en los últimos 3 años de la vida de Jesús para anunciar el Reino de los Cielos. Antes Jesús seguro que fué inducido, guiado e inspirado por Cristo, pero así cómo yo deduzco estos párrafos debe haber sido el alma de Jesús y talvez también su materia, por haber sido concebida pura, quiénes lo "pensaban" y le hacían meditar, orar y obrar actos de caridad... Al contrario nuestra materia según muchos pasajes en el LVV tiende a bajas pasiones, etc...

Creo estar en acuerdo con lo que escribes, solo quería enfatizar que, como dices, en Jesús se manifestó el Cristo plenamente en sus últimos tres años. Esto es, que sí era su Espíritu el que guiaba a su materia atreves de su alma, pero la plenitud de aquella manifestación se alcanzaría en la madurez de la materia.

Por otro lado, también es cierto que nuestra alma posee un pensar de capacidad limitada, comparada con la capacidad del espíritu:

EME 50.16. Así tenéis la potestad del cuerpo, ese cuerpo que brotó del lodo y que, cumplida su misión debe rendir tributo a la tierra de donde surgió; mas ese cuerpo posee un vibrar, un ejecutar, un pensar y luchar, y esto es por el alma, que en su potestad se asemeja al Segundo Tiempo en que Cristo tomara cuerpo material para dar la enseñanza viva y el vivo ejemplo a la humanidad.

Así que nuestro cuerpo está animado por nuestra ánima o alma, y esta puede o no, dejarse guiar por el espíritu quien a través del alma esta encarnado en el cuerpo.

En el caso de Jesús, no creo que hubiera rebelión en su alma, como sucede con nuestra alma hacia nuestras intenciones espirituales, sino que solo requería esperar que la materia madurara para que la plenitud espiritual pudiese manifestarse. Y cuando lo hizo, cuando la armonía entre la parte humana y espiritual de aquel ser existió, la parte humana (alma-cuerpo) de Cristo solo recibía lo que su Espíritu revelaba a aquella materia, y esta con humildad aceptaba los designios de su Espíritu.

Alfredo
Mensajes: 882
Registrado: Jue Dic 22, 2005 6:02 pm
Ubicación: Cd. Juarez Mexico, El Paso,TX USA

Re: NATURALEZA DEL ALMA

Mensaje por Alfredo » Jue Abr 16, 2015 10:15 pm

Saludos a todos,

06-169.64 Cuando aquel cuerpo, el corazón y la mente habían llegado a su pleno desarrollo, mi Espíritu habló por sus labios, mi sabiduría cruzó por su mente, mi amor se posó en su corazón y fue tan perfecta la armonía entre aquel cuerpo y la divina luz que lo iluminaba, que muchas veces dije a las multitudes: "Quien conoce al hijo, conoce al Padre".

Por varias cosas este párrafo es muy interesante. Entre otras, es útil para comprobar que el cuerpo posee un pensar aparte del pensamiento espiritual que no procede del espíritu, y si no procede del espíritu, y puesto que la materia no puede pensar sin vida, entonces existe una entidad en el hombre que no es el espíritu, la cual aparte de darle vida le hace pensar.

Podemos observar que en la naturaleza existen infinidad de seres con vida que también tienen la capacidad de pensar aunque sea en forma limitada, y sabemos que esos seres no poseen espíritu, por lo cual, podemos comprender que los seres humanos aparte de tener lo que poseen aquellos que llamamos seres inferiores, poseemos también una naturaleza superior, la cual es la naturaleza espiritual.

Al referirme a que existe una “entidad en el hombre que no es el espíritu, la cual aparte de darle vida le hace pensar”, obviamente me refiero al alma.

Y si dije que este párrafo es útil para para comprobar que el cuerpo posee un pensar aparte del pensamiento espiritual que no procede del espíritu, es porque en el párrafo de arriba, dice que Nuestro Padre hablo por los labios de Jesús, y posó su sabiduría y amor en su mente y corazón cuando “…la mente había llegado a su pleno desarrollo”.

Y ¿habrá quien crea que la mente del espíritu divino requiere de desarrollo, o que requiere de madurez o perfeccionamiento? Por supuesto que no, por lo que se deduce que la mente que requería desarrollo fue no la mente de su Espíritu, sino la mente humana, esto es, la de su alma, alma que escogió para hacerse hombre semejante a nosotros también en nuestra debilidad.

“Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. “
(Filipenses 2:5-8)

Alfredo
Mensajes: 882
Registrado: Jue Dic 22, 2005 6:02 pm
Ubicación: Cd. Juarez Mexico, El Paso,TX USA

Re: NATURALEZA DEL ALMA

Mensaje por Alfredo » Jue Abr 16, 2015 11:22 pm

Saludos Gerardo.
gerardo escribió: …Acaso nos están diciendo que el cuerpo de Jesús no estaba suficientemente maduro?

…Estoy de acuerdo en que Jesucristo vino al mundo como uno más de nuestros hermanos. El también sufrió algunas de las miserias materiales que nosotros pasamos, como la calumnia, la traición, el odio que muchos de nosotros mostramos hacia Él.

Mas sin embargo, en cuanto a nuestra incertidumbre sobre nuestro espíritu, Jesucristo sí sabía qué espíritu habitaba en él. Yo pienso que en su desarrollo desde la infancia no tenía duda de quién era El, ni cuál era su misión.


Aunque estoy de acuerdo en mucho de lo que dices, me parece que por largo tiempo existirán numerosas cosas que aprender sobre la forma en que el Verbo se hizo carne; sobre la niñez de Jesús y sobre como interactuaba el Espíritu Divino en aquel cuerpo.


06-169.64 Cuando aquel cuerpo, el corazón y la mente habían llegado a su pleno desarrollo, mi Espíritu habló por sus labios, mi sabiduría cruzó por su mente, mi amor se posó en su corazón y fue tan perfecta la armonía entre aquel cuerpo y la divina luz que lo iluminaba, que muchas veces dije a las multitudes: "Quien conoce al hijo, conoce al Padre".

Si la pregunta fuera… ¿Podría El Maestro haber manifestado su sabiduría teniendo perfecta armonía entre aquel cuerpo y su Divino Espíritu desde la niñez? La respuesta tendría que ser Sí, si así lo hubiese querido hacer.

Sin embargo, si Él decidió esperar hasta que “aquel cuerpo, el corazón y la mente habían llegado a su pleno desarrollo,…” fue porque así escogió hacerlo. Y creo que fue para darnos una lección, para que comprendiéramos que como humanos tenemos ciclos que conviene tomar en cuenta para el desarrollo de nuestra misión o de los encargos que hacemos a nuestros pequeños.


05-118.05 El espíritu, cuando vive la niñez de su envoltura, necesita del apoyo de los mayores, porque su materia es frágil para sostenerle; requiere de la ternura, para que su corazón no se endurezca, y también necesita de ejemplos y enseñanzas que le cultiven y le fortalezcan, mientras llega la hora de poder manifestarse.

CESAR
Mensajes: 114
Registrado: Mié Ago 11, 2010 1:55 pm

Re: NATURALEZA DEL ALMA

Mensaje por CESAR » Sab Abr 18, 2015 5:12 pm

Saludos Cristina.
Gracias por tus comentarios.

Personalmente no creo que en ninguno de los párrafos que comentamos quepa interpretar la palabra “alma” como “forma sutil que envuelve al espíritu”

Uno de los párrafos a los que te refieres es el siguiente:

Miércoles, Mayo 28 de 1945.

¿Qué cosa es la paz? La paz se obtiene cumpliendo con la unión, con el amor y la caridad, símbolo de nuestro estandarte y de nuestro corazón.
[…]
Más con la caridad, debemos también de cumplir teniendo caridad de nosotros mismos; regenerando nuestra materia y nuestro espíritu; alejando el odio y la mala voluntad con nuestro hermano y semejante; extendiendo la mano para dar la caridad al que lo implore, según nuestras fuerzas y nuestro alcance; cubriendo al desnudo, dando de beber al sediento; perdonando imperfecciones; dando consuelo a las almas afligidas con nuestras palabras de ternura, daremos paz a los que no la tenían; dando bálsamo de curación al que lo necesite, ungiendo y curando sus almas, o sea sus espíritus.

Suponiendo que la palabra “alma” aquí deba entenderse como “forma sutil que envuelve al espíritu” resulta que el sentido de la Palara cambia sustancialmente, pues aunque por una parte el citado párrafo nos conmina a tener caridad de nosotros mismos, “regenerando nuestra materia y nuestro espíritu, así como a dar consuelo a las almas afligidas,” bajo la interpretación que nos comentas, resulta que la caridad, el consuelo, el perdón y el bálsamo de curación debemos impartirlo no al espíritu, sino a la “forma sutil que envuelve al espíritu.”

Me surgen algunas preguntas:
¿Qué crees que bebamos entender aquí por “almas afligidas”?
¿Cuál es la causa de la aflicción de un alma, entendida como forma sutil que envuelve al espíritu?
¿Por qué habríamos de darle consuelo a la forma sutil que envuelve al espíritu?
Si el alma es la forma sutil que envuelve al espíritu, ¿Qué sucede con el “alma” de los “animalillos” las plantas, las rocas y demás seres carentes de espíritu? Se afligen? Se esfuerzan por evolucionar y alcanzar planos elevados?
¿Qué méritos deben hacer el alma de cada reino para evolucionar?
Las rocas que subsisten desde tiempos inmemoriales poseen almas que no han querido evolucionar? Debemos orar porque despierte de su letargo?

Lo mismo sucede con un párrafo que nos compartes:

El Redentor, 16.7.1950, S7: Confiad en Mí, que Yo en Mis Manos traigo la medicina espiritual! Vengo a sanar la enfermedad de vuestro cuerpo y la enfermedad de vuestra alma.
Será posible que LA MEDICINA ESPIRITUAL que trae el Padre, sea remedio únicamente para el cuerpo y “para la forma sutil que envuelve al espíritu”?


cristina escribió:De parte de Rafael de Acapulco también recibimos en los últimos años cátedras inéditas que el y unos hermanos de Acapulco transcribieron, y también publicaron en este foro. Entre esas cátedras hay algunas en cuales muy explícitamente se habla sobre el “alma” y ahí mismo explican, lo que es.


Curiosamente, Rafael de Acapulco” ha dicho en este foro que la Explicación 50 del Mundo Espiritual de Luz es falsa, en virtud de que fue dictada bajo la inducción de algunas personas interesadas en obtener alguna revelación sobre el “alma,” agregando que dicha comunicación no fue inspirada por un Espíritu de Luz porque para ello se emplearon métodos impropios, y que prueba de ello es que el espíritu que se manifestó en aquélla sesión, dijo a la audiencia que él, junto a otros hermanos, estudiaban la Biblia, lo cual, comenta Rafael, es evidencia de que no se trataba de un Espíritu de Luz, pues de lo contrario no tendría que recurrir a libros materiales para obtener luz y conocimiento acerca de lo espiritual. Lo curioso aquí es que, de manera un tanto más rebuscada, la supuesta cátedra que Rafael publica en este foro, replica de manera sustancial algunos fragmentos medulares de la controvertida explicación 50 referente al “alma.” Veamos:

Explicación 50:

19. Mas no confundáis el espíritu con el alma: el espíritu es esencia y el alma es sustancia.
20. Espíritu es el hálito del Padre, soplo esencial, y alma es la forma sutil por la cual el espíritu se manifiesta en el Universo material.
21. Aún siendo tan etérea y diáfana el alma, ¿creéis que existía antes de la Creación material? El espíritu es el que ha existido desde antes de los tiempos, y no ha precisado entonces de más sustancia que el pensamiento divino de donde brotó.
22. Antes de que el mundo fuera, esa partícula esencial y divina, el espíritu, ya estaba en el Seno Supremo, esperando descender para continuar su evolución, hasta el plano de las almas y al reino de la forma.


La explicación que Rafael publica dice:
72. Que es alma y que es espíritu? Espíritu es el Hálito del Padre, soplo esencial primero; es decir lo que es esencia primera; y alma, la forma espiritual, por la cual se manifiesta.

73. La forma espiritual llamada alma se hace y se recoge en el plano de las almas; y la substancia de la cual está formada es substandia diafanizada, etérea; el espíritu se manifiesta en ella, pero la esencia que es parte integrante, parte de mi Padre, de Dios, es más poderosa, porque siempre ha existido en el pensamiento divino. Antes de que el mundo fuera, esa partícula esenial divina ya estaba en el seno supremo, esperando bratar de Dios y menifestarse al plan de las almas y al reino de las formas: espíritu, alma y cuerpo; esencia, substancia y materia. (transcripción)

Dada la similitud de contenido, creo que los mismos argumentos empleados por Rafael para refutar la autenticidad de la explicación 50, resultan aplicables a las supuestas Cátedras que nos comparte, pues resulta inverosímil que un espíritu de Luz y un espíritu de baja escala muestren grandes coincidencias al explicar algo que, en todo caso, está envuelto en la sospecha, al no existir referencia alguna en el Tercer Testamento, que al menos de manera implícita sirva de sustento a la pretensión de añadirle alguna impureza a este Legado Divino, más aún que las fuentes originales en las que se fundan estas suposiciones, resultan inaccesibles.
¿Será posible entonces que exista una omisión tan grave en esta Obra Divina que nos obligue a alterar el sentido del Tercer Legado? Personalmente no lo creo. Eso también explica porque las supuestas cátedras inéditas a las que haces referencia permanezcan hoy en día en la oscuridad. No tengo que abundar al respecto, en este foro se ha dicho todo sobre ellas.

A nosotros nos toca interpretar la Doctrina Espiritualista Trinitaria sin mesclara ni añadirle teorías o conceptos ajenos. Para esta labor, el Padre nos previene que encontraremos imperfecciones que debemos atribuirlas al portavoz, y asimismo, nos exhorta a buscar la esencia de su Palabra sin perdernos en sutilezas. En este sentido, creo que lo que conocemos con Explicación 50 del Mundo Espiritual de Luz es falsa, debido a que, como tú misma lo has comentado, algunos traductores al percatarse que la palabra alma no aparecía en LVV, por libre albedrio decidieron añadirla a partir del Tomo II, asociándola a teorías o concepciones espiritistas o filosóficas ajenas al Tercer Testamento, (como la que se describe en el “Evangelio de Juan”) sin deparar en que dicha palabra únicamente habría sido empleada por los portavoces bajo 2 de sus acepciones más comunes en nuestro idioma que son: espíritu y persona, tal como lo hemos visto al analizar los “Libros de Oro” y los párrafos a lo que tú misma haces referencia.

Como lo comentas, el origen de esta confusión se originó cuando los traductores alemanes, basados en el “Evangelio de Juan,” añadieron la siguiente nota a pie de página al traducir el tomo III del LVV, misma que se puede consultar en el sitio web alemán www.das-dritte-testament.com

*Alma: es una particularidad que puede observarse a través de toda la obra, de que la palabra “alma” no es mencionada una sola vez. A los primeros traductores (al alemán) les llamó la atención, pero notaron que todos los escritos originales en español ostentaron ésta característica. (Nota bene: a mediados del siglo XX.)
Sin embargo los editores mexicanos de antaño (después del año 1950) también se percataron, de que en situaciones definidas procede la mención de éste “ser”, que gobierna el cuerpo humano y todos sus sentidos, y que no puede ser el “espíritu”. Por eso optaron por circunscribir las facultades del alma en vez de nombrarlo, como “materia, carne, cuerpo, envoltura, sentidos, corazón, mente” y otros. De ésta forma protegían la esencia expresada en las palabras del Señor donde procedía.
Sabemos por éstos escritos, que el alma se funde con el espíritu para sus reencarnaciones y vida eterna en el Más Allá, siendo el espíritu, por su formación a través de la conciencia, guía y maestro en ésta simbiosis.
[/color
]¿En dónde están esos escritos a los que se hace referencia para suponer que el Maestro o su Mundo Espiritual de Luz nos legaron esa enseñanza?
¿Fue esta la causa por la que posteriormente, a través de una sesión espiritista, algunas personas convencidas de que existía alguna omisión en el LVV, pretendieron obtener una revelación “a modo”?

La evidencia me dice que así es.

cristina escribió:Los siguientes párrafos que se encuentran en cátedras del recinto El Redentor me llevaron a esa conclusión. Porque en esas cátedras, entre las cuales algunas fueron recopiliadas para el LVV, se pueden encontrar el término del “alma”, (en todo el año 1950 se encuentra 6 veces). Es posible que en cátedras anteriores a los últimos 3 años se encuentre mucho más amenudo, sólo que hasta ahora no llegué a revisar las que tengo a mi disposición


Creo que el hecho de que la palabra “alma” únicamente se haya citado en6 ocasiones en todo un año de cátedras originales, como lo comentas, robustecen la evidencia de que el “alma,” como se concibe en la explicación 50, no tiene cabida en el Espiritualismo Trinitario Mariano.

Los invito a meditar al respecto

Saludos

hector
Mensajes: 213
Registrado: Mar Mar 21, 2006 12:49 pm
Contactar:

Re: NATURALEZA DEL ALMA

Mensaje por hector » Mar Abr 21, 2015 10:22 am

Los judíos actuales utilizan los términos “nefesh” y “neshamá” para referir al “alma” y el “espíritu” respectivamente, sin confundir ambas términos, ya que para ellos, no son palabras sinónimas, como podemos leer a continuación:

“… nefesh es el hálito de vida, la energía que posibilita que la materia (inerte de por sí) tome forma y vida. En tanto que la neshamá indica una dimensión que trasciende la materialidad, y que es el puente que nos conecta de modo consciente con realidades superiores (la mayor de las cuales es el Eterno) ... Neshamá es la fuerza que jala a la persona en busca de la trascendencia, es la que está lúcida de su sed por Dios. Por esto, mueve a la persona: a realizar actos de bien, a acatar los mandamientos divinos, a apartarse de lo negativo, a construir, a ser solidario, a manejarse según el deseo de dar, y no del recibir, a elevar la materia-temporal hacia la trascendencia infinita ..."

Ahora, también podemos meditar en que la palabra transliterada hebrea “nephesh” se traduce literalmente como “alma” trescientos noventa y cinco (395) veces en la Biblia RVR 1909, mientras que la palabra “neshamah” como “espíritu” una (1) vez (Concordancia Strong 5315, 5397)

Una pregunta (si gustan responder) a quienes son de la opinión que alma y espíritu son palabras sinónimas:

Cuando el Maestro nos pide que “armonicemos” sus lecciones de tiempos pasados con sus actuales revelaciones:

¿Qué nos está pidiendo en relación al tema del alma y el espíritu?




Todos somos uno.

Héctor



Fuentes:
http://bibliaparalela.com/hebrew/5315.htm
http://bibliaparalela.com/hebrew/5397.htm
http://serjudio.com/rap1251_1300/rap1267.htm

cristina
Mensajes: 327
Registrado: Dom Feb 08, 2009 1:00 pm
Ubicación: Riehen/Basel - Suiza

Re: NATURALEZA DEL ALMA

Mensaje por cristina » Mar Abr 21, 2015 11:23 am

Hola Cesar,
el jueves intentaré responder a tus preguntas. Entre tanto una pregunta: Si tú si supieras que en otra lengua están traduciendo el LVV y traducen el término del "espíritu" la mayoría de las veces con "alma" y el término de "conciencia" con "espíritu" - imagínate que todas las personas que en esas tierras empiezan a leer el LVV lo leén y comprende así... que harías tú?

cristina
Mensajes: 327
Registrado: Dom Feb 08, 2009 1:00 pm
Ubicación: Riehen/Basel - Suiza

Re: NATURALEZA DEL ALMA

Mensaje por cristina » Jue Abr 23, 2015 3:05 am

Hola Cesar,

¿Qué crees que debamos entender aquí por “almas afligidas”?
En mi último aporte intenté explicar lo que entiendo bajo el alma. El alma según mi deducción estaría compuesta por el "alma corporal" osea "el hálito de vida que vivifica al cuerpo" y el "alma, forma sútil que envuelve al espíritu". Me baso en este modelo teórico para entender mejor cómo piensa, actua y siente el alma.
Una vez Goethe, un escritor famoso alemán del siglo 18 escribió este poema: "Dos Almas habitan en mi pecho. La una se quiere separar de la otra; la una quiere aferrarse en su fuerte pasión con sus órganos al mundo; La otra se eleva con fuerza desde el polvo a las regiones de elevados antepasados." (Fausto I, Párrafo 1112 1117)
Puee ser que Goethe en este poema nos hable de la lucha del espíritu con el alma. Pero porqué entonces en las Enseñanzas podemos leer varias veces de "almas afligidias" y de "almas enfermas", etc?

¿Cuál es la causa de la aflicción de un alma, entendida como forma sutil que envuelve al espíritu?
Yo creo que la parte del alma, que era la forma sutil del espíritu, y que ahora se unió al "alma corporal" sufre un trastorno personal -para expresarlo de alguna manera-, de modo que ya no siente sólo la paz de parte del espíritu sino que siente la fuerza pasional que viene de parte del "alma corporal", ya que unida con ella -deduzco- ya no sabrá diferenciar tán bien lo que viene del espíritu y lo que viene del cuerpo, osea del "alma corporal". Creo que eso podría causar esa aflicción en ella. Esto son mis deducciones e hipótesis.

¿Por qué habríamos de darle consuelo a la forma sutil que envuelve al espíritu?
Ella es quíén necesita luz para saber hacia donde orientarse. El espíritu debe ser bastante fuerte para atraerla hacia sí, pero si el espíritu de una persona está alertargado ó paralítico, "atado" al alma, entonces el alma necesita esa luz orientadora de parte de las oraciones que otros espíritus le pasan o dan.

Si el alma es la forma sutil que envuelve al espíritu, ¿Qué sucede con el “alma” de los “animalillos” las plantas, las rocas y demás seres carentes de espíritu? Se afligen? Se esfuerzan por evolucionar y alcanzar planos elevados?
Me parece que el apostol Pablo en su carta a los Romanos 8:18-30 responde a esta pregunta:
18 Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse.
19 Porque el anhelo ardiente de la creación es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios.
20 Porque la creación fue sujetada a vanidad, no por su propia voluntad, sino por causa del que la sujetó en esperanza;
21 porque también la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción, a la libertad gloriosa de los hijos de Dios.
22 Porque sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora;
23 y no sólo ella, sino que también nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritu, nosotros también gemimos dentro de nosotros mismos, esperando la adopción, la redención de nuestro cuerpo.

24 Porque en esperanza fuimos salvos; pero la esperanza que se ve, no es esperanza; porque lo que alguno ve, ¿a qué esperarlo?
25 Pero si esperamos lo que no vemos, con paciencia lo aguardamos.
26 Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles.
27 Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santos.

¿Qué méritos deben hacer el alma de cada reino para evolucionar?
Las almas de cada reino no necesitan hacer meritos. Ellas ya están cumpliendo, evolucionando según las leyes naturales y espirituales.

Las rocas que subsisten desde tiempos inmemoriales poseen almas que no han querido evolucionar? Debemos orar porque despierte de su letargo?
La respuesta sería la misma de arriba. Nosotros no conocemos los pensamientos de nuestro Padre y no sabemos porque algunas almas necesitan evolucionar más lentamente que otras, pero seguro que todo tiene su sentido muy alto y sabio.

En otra ocasión responderé a las preguntas o comentarios que quedan vacantes.
saludos!

cristina
Mensajes: 327
Registrado: Dom Feb 08, 2009 1:00 pm
Ubicación: Riehen/Basel - Suiza

Re: NATURALEZA DEL ALMA

Mensaje por cristina » Jue Abr 23, 2015 12:16 pm

Hola Cesar,

"agregando que dicha comunicación no fue inspirada por un Espíritu de Luz porque para ello se emplearon métodos impropios, y que prueba de ello es que el espíritu que se manifestó en aquélla sesión, dijo a la audiencia que él, junto a otros hermanos, estudiaban la Biblia, lo cual, comenta Rafael, es evidencia de que no se trataba de un Espíritu de Luz, pues de lo contrario no tendría que recurrir a libros materiales para obtener luz y conocimiento acerca de lo espiritual. Lo curioso aquí es que, de manera un tanto más rebuscada, la supuesta cátedra que Rafael publica en este foro, replica de manera sustancial algunos fragmentos medulares de la controvertida explicación 50 referente al “alma.”

Bueno, que hay de malo en que ese espíritu haya estudiado la Biblia? Acaso la Biblia no contiene la Palabra de Dios? Sé que antes de 1950 los auditores tenían el orden de no leer libros ajenos, ni siquiera la Biblia, pero deduzco que la menoría de entre ellos tenía la preparación para discernir los textos biblicos. Y sé también y lo escribí en alguna parte de este foro, que el Padre no permitió que otros espíritus que no fuesen de Luz se manifestaran en las Enseñanzas que fueron entregadas en México.

Sé también que Guillermo Padilla parece haber leído la Biblia. Pero él fué uno de los postreros y según dos cátedras inéditas que yo leí, a él le fué concedido un don muy grande respectivamente recibió una responsabilidad enorme para después de 1950. De modo que Guillermo Padilla seguro que sentía intuitivamente ese cargo, por lo que su espíritu se aprofundizó en el estudio de la Palabra Divina ya antes de 1950.

Luego mencionas que las cátedras de Rafael de Acapulco se asimilan a la E. 50 del MEL, lo que comprueba, que el contenido debe ser verdadero, ya que la E.50 del MEL no fué transcrita por Don Rafa. Y aunque las cátedras transcritas por Rafa tengan talvez algo adherido por el, igual creo que no fueron adulterados en la esencia, por lo cual yo me parece que se deben tomar en cuenta.
Además yo creo que cada uno de nosotros, y cada grupo, sí aún quieren sentirse en la diversidad, tiene un pedazo del rompecabezas en su mano, y sólo si juntamos todos los pedazos del rompecabezas, llegaremos a comprender la esencia del Tercer Testamento.

Preguntas en donde están los escritos a los que se hace referencia?
No lo sé. Pero sí sé, y lo he visto, que en el archivo de la asociación de Estudios Espirituales Vida Verdadera A.C. hay muchos cartones enteros con cátedras inéditas de no se cuales recintos, y en verdad no entiendo, como los hermanos que moran en la ciudad del D.F. aún no se organizaron ó disciplinaron para revisarlas, estudiarlas, analizarlas y publicarlas o por lo menos ordenarlas, archivarlas para los que tengan interes en aprofundizar más, lo puedan hacer.

Bueno esto es en resumen mi parecer. Espero que no me lo tomes a mal. saludos cordiales!

gerardo
Mensajes: 323
Registrado: Mié Dic 21, 2005 3:02 am

Re: NATURALEZA DEL ALMA

Mensaje por gerardo » Dom Abr 26, 2015 5:07 pm


A Todos:
En estos temas sobre la naturaleza del alma, yo tengo las siguientes preguntas:

¿por qué hemos de considerar al alma como un ser pensante? Para mí, sólo el espíritu piensa. Pero esta es mi opinión personal.

Si un ser "afligido" es un ser que sufre, entonces ¿cómo podemos entender que nuestra alma "sufre"?

¿A qué se refiere Pablo en Romanos 8:18:22 donde dice: "Porque sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora"? Pablo se refiere al mundo material, pues en 8:18:23 diferencía entre la creación y nosotros. Pero entonces, ¿cómo debemos entender que la creación gime? ¿Acaso podemos imaginar que el mundo material "sufre" por nosotros? Y si así es, ¿qué significa eso de que el mundo material sufre por nosotros? ¿Cómo podemos interpreter esto?

Percibo mayor énfasis en buscar significados de la palabra "alma" y la palabra "espíritu", incluso buscando similitudes en escritos en lenguajes antiguos, que el interés en analizar y buscar la esencia que contengan las cátedras que ya son conocidas, tanto del LVV como de la Biblia (incluso hay quienes insisten en no analizar la Biblia).

Pero entonces yo pienso: ¿no tendremos nosotros en este tiempo capacidad de entendimiento espiritual suficiente como para analizar juntos todas las escrituras y extraer lo mejor que podamos de la esencia que en ellas encontremos? ¿Será que debemos recurrir a los historiadores y expertos en escritos antiguos para averiguar la verdad?

¿Quizá podamos cada uno de nosotros meditar y expresar lo que entendemos acerca de la naturaleza del alma, antes de recurrir a documentos "inéditos", u "originales" o "auténticos"? Cuando entramos en discusiones acerca de dichos documentos, ¿quién tendrá la autoridad para establecer cuál documento es "más auténtico"?

Más aún: si no estamos de acuerdo todavía en el significado de los terminos "alma" y "espíritu", ¿cuál es el motivante de llevar estos debates a tan larga extension?

¿Podrá ser que no podemos avanzar en nuestra misión de difusión del Espiritualismo Trinitario Mariano mientras no podamos llegar a un acuerdo en estas cuestiones acerca de la naturaleza del alma?

Pongo estas preguntas buscando sus opiniones personales sobre este asunto. Yo no sé el significado exacto del alma, sólo he podido percibir hasta ahora que es la conexión entre nuestro espíritu y nuestro cuerpo material, y como no entendemos todas las cualidades del espíritu, entonces creo que tampoco podemos entender completamente las cualidades del alma, ni todas las diferencias entre el alma y el espíritu.

Pero si entiendo y acepto que tenemos una misión muy importante que llevar a cabo en relación al Espiritualismo Trinitario Mariano.

Gracias.



cristina
Mensajes: 327
Registrado: Dom Feb 08, 2009 1:00 pm
Ubicación: Riehen/Basel - Suiza

Re: NATURALEZA DEL ALMA

Mensaje por cristina » Mar Abr 28, 2015 3:02 am

Hola Gerardo,

entiendo que te pueda molestar la tan larga extensión de este tema.

A mí personalmente este tema me urge mucho, porque en esta parte del mundo en la cual yo moro, hubo bastantes revelaciones divinas en la primera década del siglo 20 (y sigue habíendolas). Y lo incómodo de estas revelaciones, es que hablan sobre todo del "alma". El término del "espíritu" sólo aparece como "chispa divina", y no es entendible a primera vista si bajo "chispa divina" se entiende el "espíritu" o "la conciencia", porque allí dice que "el Padre se revela al hombre a través de la chispa divina".

Más incómodo aún es el hecho que desde que desencarnó nuestro hermano Walter Maier, quién dirigia la traducción del LVV al alemán, los traductores que le siguen -como ya expresé varias veces en este foro- están traduciendo el término de "espíritu" mayormente con "alma" y el termino de "conciencia" con "espíritu.

Por eso a mí me parece indispensable que sigamos buscando en el Tercer Testamento, incluyendo las cátedras inéditas que hay por ahí; creo indispensable también que los diferentes grupos de Espiritualistas en México deban reunirse para intentar llegar a un común acuerdo referente a estos tres términos, ya que sino se nos presenta otra gran cisma, cuando los hermanos que lean los tomos del LVV en alemán se encuentren con los hermanos de acá.

Podría ser que el Padre haya subsumido el término del "alma" en el término del "espíritu" o de la "carne"? De manera que cuando Él hablaba del "espíritu" o de la "carne" se refería también al alma? Que pensáis vosotros al respecto.... saludos!


gerardo
Mensajes: 323
Registrado: Mié Dic 21, 2005 3:02 am

Re: NATURALEZA DEL ALMA

Mensaje por gerardo » Mar Abr 28, 2015 5:49 pm



Cristina:

Precisamente ese es el punto que trato de enfatizar con mis comentarios anteriores.
Sabemos que en los trabajos de la formación del LVV los que participaron estuvieron de acuerdo en interpretar los términos "alma" y "espíritu" de alguna manera.
También sabemos que hay otros escritos inéditos en los que se puede encontrar referencias a conceptos del alma y conceptos del espíritu.

La clave está en cómo vamos nosotros a evaluar ambos lados del conflicto (si es que solo tiene dos lados, porque tal vez hay más).

La mayoría de nosotros no tiene la información necesaria para establecer un criterio claro y detallado que sirviera para calificar o descalificar la autenticidad de los escritos en donde vienen párrafos relacionados con el alma.

Y sin embargo estamos siendo inducidos a tratar de encontrar soluciones a muchas de las preguntas acerca del alma y de su significado, cuando nosotros mismos no hemos meditado con más detenimiento sobre estos conceptos.

En este sentido, yo no veo cuál pueda ser la utilidad de buscar vocablos antiguos que se refieran al alma o al espíritu, pues creo que las respuestas que estamos buscando no se hallan en los escritos antiguos que están en otros idiomas.

Y no podemos preguntarle a los que realizaron los trabajos de la formación del LVV, pues la mayoría ya desencarnaron.

Qué hacemos entonces?

Yo creo que lo que sí podemos hacer es analizar, meditar, y platicar entre nosotros (los que deseen participar) acerca de estos conceptos, y tratar de extraer la esencia de los párrafos relacionados con el alma, o con el espíritu, para así tratar de llegar a un consenso de cuál es el significado más apegado a la esencia de la Enseñanza.

Bueno, luego continuaré con estas ideas..........


gerardo
Mensajes: 323
Registrado: Mié Dic 21, 2005 3:02 am

Re: NATURALEZA DEL ALMA

Mensaje por gerardo » Mié Abr 29, 2015 5:23 pm


Cristina:
En esta labor de análisis, deberemos empezar por lo que tenemos a la mano. Y esto no es en escritos cuya procedencia está en duda, sino en los escritos que todos pueden examiner por sí mismos, o sea la Biblia y el LVV.

Y podemos tomar el primer párrafo que salte a la vista. Por ejemplo, podemos tomar la Enseñanza 157, en particular los párrafos 10 al 15:

6.157.10. Los que mucho han amado al mundo, pero que luego me han escuchado, han reconocido sus errores y han sentido que nace en ellos el deseo de purificarse, sostienen una lucha interior y luego me preguntan: Señor ¿Es menester desconocer a la carne y al mundo, para lograr que nuestro espíritu se liberte?A lo cual Yo les respondo: el mérito no consiste en desconocer a la carne, sino en llegar a encontrar la armonía entre el espíritu y el cuerpo que le sirve de envoltura, mas ¿Cómo alcanzar esa armonía si antes el espíritu no se deja conducir por su conciencia?

¿Qué significa eso de "armonía entre el espíritu y el cuerpo que le sirve de envoltura"? ¿Y qué hemos de decir del alma? ¿Dónde quedó? Lo que yo entiendo es que en este contexto no tiene relevancia el concepto del alma. Pero esto es parte de mi análisis.

6.157.11. ¿Creéis que Yo haya puesto a vuestro cuerpo como un enemigo de vuestro espíritu? No, me contestáis; pero así han marchado siempre, como enemigos. En guerra contínua han andado siempre el uno y el otro, porque siente el deseo de libertarse y de alcanzar un grado de mayor perfeccionamiento.
6.157.12. Sólo mis enseñanzas, que son la explicación de la Ley, podrán llevaros a la concordia, a la reconciliación interior de vuestro ser. Creed, que cuando hayáis ganado esa batalla, todo el camino os será ya fácil.

6.157.13. La carne, y así lo debéis comprender, es la nave, el espíritu es el piloto, ¿Cómo ha de ser justo que la nave sea la que conduzca al piloto según a ella le parezca?


Aquí hay algo que no encaja, y quizá sea lo que está tratando de mostrarnos. Una nave no se conduce por sí misma. O sigue los comandos del piloto, o está fuera de control y va a la deriva. Yo pienso que eso es precisamente lo que nos están tratando de decir en este párrafo. Pero esa es mi opinión personal, parte de mi análisis.


6.157.14. De esa falta de armonía en el hombre, es de donde han surgido esas grandes tempestades, de las cuales, la mayoría de las veces ha salido derrotado el espíritu. Mas cuando la carne, doblegada al fin por la persuación y la confianza de que el espíritu se encamine hacia su gran final, tome mansamente la misión que le corresponde y ya no prive a su espíritu de lo que a él le pertenece, se habrá logrado alcanzar la armonía entre dos naturalezas de que está formada la criatura humama.

Aquí tenemos otro concepto muy importante de analizar. ¿Por qué se nos dice que hay que "convencer" y "persuadir" a la carne de que el camino del espíritu es el mejor? Yo pienso que esto se refiere a la lucha interna en el espíritu, entre seguir las tentaciones que recibe por la carne, y seguir la guía que recibe por la conciencia. Esta es otra opinión personal, parte de mi análisis. Por cierto, aquí ¿dónde quedó el alma?


Esta elevación la alcanzaréis cuando la materia y el espíritu caminen unidos por el sendero de la evolución espiritual que les muestra el amor y la sabiduría de su Creador a través de su conciencia. La materia, con su obediencia, con su docilidad y mansedumbre ante los dictados de su espíritu, llegará a crucificarse, en la cruz del sacrificio y de la renunciación, para dar a su espíritu la elevación y la alegría de haber alcanzado su lugar en la vida eterna.
6.157.15. El libre albedrío es la expresión más alta, es el don más completo de la libertad que le fue concedida al hombre en el camino de la vida, a fin de que su perseverancia en el bien, lograda por el consejo de la conciencia y por la lucha en el cumplimiento de las pruebas, le hiciese alcanzar el seno del Padre. Mas el libre albedrío ha sido sustituído por el libertinaje, es desoída la conciencia y sólo se atiende a los dictados del mundo, y la espiritualidad ha sido sustituída por el materialismo.


Como puede ver, estos párrafos parecen no mencionar nada acerca del alma. La pregunta importante es si esta apreciación es correcta o no. Espero sus comentarios.



cristina
Mensajes: 327
Registrado: Dom Feb 08, 2009 1:00 pm
Ubicación: Riehen/Basel - Suiza

Re: NATURALEZA DEL ALMA

Mensaje por cristina » Vie May 08, 2015 9:14 am

Hola Gerardo, Hector, Alfredo, Cesar y todos los que siguen el tema,

me gusta mucho la descripción que hizo Hector de las tres naturalezas del hombre y he leído con atención el último aporte de Gerardo.

Meditando sobre las Enseñanzas del Divino Maestro, y percatándome una vez mas que el término del alma tampoco aparece hasta ahora ni una vez en las cátedras originales del Redentor que estoy repasando (2.5.-19.9.48), creo que Cesar tiene razón con que el "alma" no tiene mucha relevancia en la Doctrina del Tercer Testamento.

Talvez sea así que el alma esté subordinado bajo los otros términos que describen la materia, y talvez también bajo el termino del espíritu.
Por eso no hay sentido de quererlo integrar en las Enseñanzas del LVV, porque la finalidad del Legado Divino de los tres tiempos es la redención del ESPÍRITU por el amor y la luz.

Personalmente creo que debe haber algunas cátedras más del mundo espiritual de luz y talvez también del Divino Maestro (antes de 1948), que aprofundizan en el alma y sería interesante revisar con ese propósito el archivo de la asociación.

Saludos cordiales!

cristina
Mensajes: 327
Registrado: Dom Feb 08, 2009 1:00 pm
Ubicación: Riehen/Basel - Suiza

Re: NATURALEZA DEL ALMA

Mensaje por cristina » Vie May 08, 2015 9:32 am

Perdón: como Cesar Y GERARDO digeron, que el alma no tiene relevancia en el LVV..

Para diferenciar algo más: creo que es importante que conozcamos el rol ó rollo que tiene el alma entre la materia y el espíritu, que es la parte que une el espíritu al cuerpo y que ella también debe espiritualizarse siguiendo al espíritu, pero al final, para espiritualizarnos es necesario saber de las dos naturalezas que deben armonizar, del espíritu y de la materia. Y las Enseñanzas del Tercer Testamento nos instruyen exactamente en esa dirección.

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados