NATURALEZA DEL ALMA

Foro General de la Tercera Era
eduardochavez
Mensajes: 81
Registrado: Lun Ago 23, 2010 7:30 am

Re: NATURALEZA DEL ALMA

Mensaje por eduardochavez » Mar Abr 04, 2017 5:25 pm

Saludos César, Alfredo, Gerardo, Cristina y demás hermanos que siguen este hilo.

Entiendo que la postura del Hermano César, que según hasta donde se ha interpretado la Doctrina, el concepto alma no debería existir dentro de ella, y sólo como un sinónimo de espíritu. Yo todavía no estaría tan de acuerdo en ello. Por un lado este concepto "alma" tiene sus raíces en la filosofía (griega, romana, etc.) y en las religiones (incluidas las judeo-cristianas) y ha trascendido en el habla y cultura occidental de muchas maneras. Aquí estamos diciendo que el concepto "alma" no existe como una entidad diferente del espíritu, sino que en todo caso son dos formas de nombrar lo mismo. Y que por lo tanto debería de desaparecer la EMEL50 por falaz y contraria a la Doctrina Espiritualista. (De ahí la sorpresa de Gerardo).

Bueno, si fuera el caso, si documentamos suficientemente este hecho, me parece que no basta con dejar de publicarla. Puesto que se enseñó y se sigue enseñando en los escasos grupos de estudio de la Doctrina (donde la mayoría hemos aprendido) ademas de ser difundida en Internet (redes, foros, sittios, blogs, etc.). Yo insistiría que primero habría que trasparentar los procesos de publicación (hasta donde sea posible) de la documentación que sustenta la Doctrina y que está circulando en forma de libro o virtual, para entender como pudo haberse "colado" dicha EMEL50 y si es el único caso. Y de esta manera cimentar las bases de transparencia para futuras publicaciones.

Por otro lado en nuestro caso particular, concuerdo con César respecto al la posibilidad de encontrar un supuesto "original" de dicha explicación, no invalidaría el análisis aquí vertido, a menos que ese "original" expusiera conceptos mas afines a la Doctrina y menos cercanos a la publicación actual. En cuyo caso insistiría en mi propuesta del punto anterior. Lo que es un hecho es que el término "alma" se expresó al menos 60 veces en las cátedras citadas por Alfredo y otras tantas (no sé cuantas) en el LVV pero fue sustituido deliberadamente por el término "espíritu". Habría que identificar los casos, ver los "originales" y analizar la procedencia de dicha sustitución, porque como dice César existen 98 acepciones que pudo haber usado "sin querer" el portavoz. Y el mismo César, identifica tres: sinónimo de espíritu, sinónimo de persona y expresión coloquial.

César escribió, respecto de la cita de Cristina (El Redentor, 31.12.1950/E. 366,78):

La oración que se analiza dice: “vuelven las almas sus ojos a Mí en busca de mi paz y mi justicia, para decirme: Señor, ¿Por qué no vienes? ¿Por qué no veis mi dolor? ¿Por qué no contemplas mi tragedia?”

eduardochavez
Mensajes: 81
Registrado: Lun Ago 23, 2010 7:30 am

Re: NATURALEZA DEL ALMA

Mensaje por eduardochavez » Mar Abr 04, 2017 5:36 pm

Continuo:

En mi opinión aquí se refiere a los ojos de la humanidad, de los seres humanos (como al principio dice César) y no a sus espíritus por que estos no tienen "ojos". El Padre está hablando a toda esta humanidad materializada y transida por el dolor de las pruebas que está viviendo. Estos seres humanos que todavía a estas alturas (1950) no han comprendido que que son algo más que simples seres humanos, que no les queda otra más que arrodillarse y levantar los ojos al cielo en busca de consuelo, guiados por el espiritu, si se quiere, pero sin ser consientes de ello, y por la propia materia dolorida. De hecho aún su propio pueblo se va a comportar de manera más humana que espiritual, dando la espalda a su mandato de iniciar con la comunicación espiritual.

eduardochavez
Mensajes: 81
Registrado: Lun Ago 23, 2010 7:30 am

Re: NATURALEZA DEL ALMA

Mensaje por eduardochavez » Mar Abr 04, 2017 7:01 pm

Por otra parte en la cita E. 317,2: de Cristina que analiza César, nuestro hermano valida el cambio de alma por espíritu. por la afirmación de nuestro Padre que dice que su palabra es el alimento del espíritu y le trae paz y consuelo. Esto es cierto, pero también es cierto que paz del espíritu se transmite a la materia y que la materia también siente la paz de su creador y se tranquiliza. Es decir la palabra de nuestro Padre les sirve a ambos materia y espíritu, lo que entendería que denota este párrafo citado por Cristina. Porque la Doctrina del Padre no es para espiritualistas avanzados, sino para cualquier hijo de vecina que pueda leer (o escuchar) las palabras e ir comprendiendo, como sucedía con las enseñanzas del Divino Maestro, en el Segundo Tiempo. De hecho en la explicación 18 del MEL se afirma que la materia llegará a literalmente ver a su creador y sabrá que es su creador (EMEL -18-25)

25 El hombre puede ver a Dios, por medio de la fe y el amor, y aun los sentidos corporales le pueden ver, porque la materia siendo humana no deja de ser criatura divina, y palpita, siente y vive, tiene atributos dignos de un ser animado e inteligente, ella también es criatura del Señor, por eso os digo que el ser humano también le verá.

Por tanto, el párrafo 317.2 alude a ambas partes del ser humano, faltaría aclarar como está empleado el término alma, que bien podría ser la parte sensible de la materia.

Alfredo
Mensajes: 882
Registrado: Jue Dic 22, 2005 6:02 pm
Ubicación: Cd. Juarez Mexico, El Paso,TX USA

Re: NATURALEZA DEL ALMA

Mensaje por Alfredo » Mié Abr 05, 2017 4:35 pm

Saludos estimados todos.

No estoy seguro y me gustaría que me indicaran quienes rechazan la explicación 50, si primero se rechazó alguna de las afirmaciones que se hacen allí, y luego se rechazó la citada Explicación, o si al leerla les pareció que siendo muchos los conceptos errados en ella no podría esta ser genuina.

Por mi parte declaro que aunque veo errores en esa explicación, no veo que estos sean suficientes para descalificarla. Declaro además que los puntos en los que estoy en desacuerdo con esta explicación no han sido los mismos que se han expresado para rechazarla.

Quizás estemos dándole vueltas a este asunto sin haber obtenido claros avances debido a la falta de definición y análisis profundo de algunos conceptos.
Quizás si tratásemos cada tema incluido en esa explicación, podamos luego valorarla en su conjunto.

Por ello, a los estimados que han participado en este tema les propongo que abramos diversos hilos con los temas contenidos en la Explicación 50, de manera que podamos analizarlos desde cero, sin que para argumentar utilicemos los conceptos plasmados en ella.

Y puesto que este hilo tiene por nombre “La Naturaleza del Alma”, propongo que se siga tratando aquí solo el tema de El Alma, para ver si podemos definirla y buscar conocer si el hombre también posee una.

eduardochavez
Mensajes: 81
Registrado: Lun Ago 23, 2010 7:30 am

Re: NATURALEZA DEL ALMA

Mensaje por eduardochavez » Jue Abr 06, 2017 5:07 pm

Saludos hermanos, saludos Alfredo:

Entiendo que en tu calidad de moderador de este foro nos llames al orden. Y estoy de acuerdo en que no se trata de desechar por desechar algo que está considerado como parte de la revelación del Padre. Por supuesto que habrá que ordenar los argumentos documentarlos y obtener conclusiones congruentes. Y entiendo que quieras empezar de cero, por lo delicado de la cuestión. Lo que no me queda claro es lo de argumentar sin usar los conceptos de la misma explicación 50. Donde nos vamos a basar si el término fue borrado del LVV?

Bueno, con relación al concepto alma quisiera primero, tratar de poner algunos hechos en perspectiva: Antes de la primera publicación del LVV se tenía cierta cantidad de cátedras que usaban el termino "alma" y la comisión editora decide sustituirlo por el término espíritu, al mismo tiempo o después (no lo sé) se publica, junto con las demás, la explicación 50 como único referente dentro de la doctrina del significado de "alma" (ademas de otros aspectos que tienen que ver con la validación de ciertos mitos arcaicos) ignorando aparentemente los criterios aplicados en el LVV. Esto es, si ya se había eliminado el concepto alma del LVV, porque se avala en otro escrito digamos de menor jerarquía. Entendemos y sabemos por experiencia que existe una consistencia y congruencia en todo el discurso del LVV y que se corresponde perfectamente con los discursos de Elías, María o el MEL. Tiempo después circulan en la internet (no sé si en forma de libro) dos versiones de la explicación 50: la versión larga, que aquí se ha tratado, y la versión corta, que omite el asunto de los mitos referidos por César. Y para rematar, mucho tiempo después, alguien o alguienes, ignorando todo lo anterior, decide publicar cátedras que expresan el término "alma", al menos 60 veces. La cuestión es que en todos los casos desde el primero hasta el último (salvo el asunto de las 2 versiones) quien respalda las publicaciones es: La Asociación de Estudios Espirituales, A. C. Como se espera entonces que haya unidad de criterios sino se trabaja para ello. Creo que ya es el momento de empezar a hacerlo, de en su momento abrir este debate y empezar a hacer verdadera comunidad espiritualista, antes de que sigamos sembrando más confusión.

Por mi parte no tendría inconveniente de empezar de cero este análisis, siempre y cuando tengamos la posibilidad de consultar la misma documentación "original" que estuvo a disposición de nuestros antecesores para este respecto.

Saludos y bendiciones.

CESAR
Mensajes: 112
Registrado: Mié Ago 11, 2010 1:55 pm

Re: NATURALEZA DEL ALMA

Mensaje por CESAR » Mié Abr 12, 2017 9:01 am

Saludos a todos los lectores de foro,

Saludos Alfredo,

Continúo con el análisis de los párrafos propuesto por Alfredo, extraídos de la obra “Cátedras del Divino Maestro dadas antes de 1948” en los que aparece la expresión “alma”.

Alfredo Escribiste:
De esas cátedras se tomaron también para incluirlas en el LVV luego de haberles dado una segunda revisión, en la cual, varios términos fueron cambiados por otros, que según el criterio de quienes hacían aquel trabajo resultaban más claros.

Al parecer fue en esa revisión, donde se quitó la palabra “alma” y en su lugar se colocaron otras palabras; como varios de estos párrafos se encuentran en el LVV, es posible encontrarlos allí, y observar de qué forma fueron transformados.


Como punto de partida, busqué en los 12 tomos del Libro de la Vida Verdadera los párrafos que nos compartió Alfredo (11 en total) extraídos de la obra “Cátedras del Divino Maestro dadas antes de 1948”, en los que se lee la expresión “alma.”

Para tal efecto, me fie de la herramienta de búsqueda disponible en la web, alimentando dicha aplicación con una secuencia de palabras clave en busca de coincidencia de caracteres en el Libro de la Vida Verdadera. De esta forma, observé que únicamente el primer párrafo citado por Alfredo se encuentra en la Enseñanza 72, párrafo 44 del Tercer Testamento. Los 10 párrafos restantes, no fueron localizados por este método, el cual desde luego no es infalible.

Debido a que el propósito principal de este ejercicio es descubrir cómo fue reemplazada la palabra “alma” en el Tercer Testamento, así como comprender los motivos que llevaron a los editores del Libro de la Vida Verdadera a sustituir dicha expresión por algún otro término, es que en esta participación me limitaré al análisis de ese único párrafo. S

El párrafo citado por Alfredo es del tenor siguiente:

6.15. Muchas veces habéis querido prometerme que me seguiréis y Yo he sellado vuestros labios para que no pronuncien la promesa. Otras, habéis querido escribir jurando que me amaréis y Yo he detenido vuestra pluma, porque quiero que de vuestra alma brote el propósito inquebrantable de seguirme.

En el Libro de la Vida Verdadera, el párrafo en cuestión aparece de la siguiente forma:

Enseñanza 72.-
44 Muchas veces habéis querido prometerme que me seguiréis, y Yo he sellado vuestros labios para que no pronuncien la promesa. Otras habéis querido escribir el juramento de que siempre me amaréis, y Yo he detenido vuestra pluma, porque quiero que sea de vuestro espíritu del que brote el propósito inquebrantable de seguirme.

En primer término, observamos que la palabra “alma” fue sustituida por “espíritu,” lo cual no es un caso aislado, sino un patrón que nos permite suponer que en lo sucesivo llegaremos a la misma conclusión cuando se presenten casos similares. Esta afirmación no es arbitraria, pues al analizar los Libros de Oro y los párrafos provenientes del recinto “El Redentor” citados por Cristina, se revela como una constate la sustitución de la palabra “alma” por “espíritu” y en algunas otras ocasiones por “persona” (esto último sólo en los Libros de Oro).

Ahora bien, ¿Está justificada la sustitución de la expresión “alma” por “espíritu” en la párrafo que nos ocupa? La respuesta es: Definitivamente SÍ.

El párrafo a estudio tiene un mensaje que podríamos resumir diciendo que lo que al Padre le interesa es que el juramento o el propósito inquebrantable de seguirlo, no se reduzca a una cuantas palabras pronunciadas por los labios o escritas en papel. Lo que el Padre pide es que el juramento de seguirle sea un acto consiente que conlleve la voluntad, compromiso y el conocimiento acerca de la responsabilidad que contraemos con esa promesa nosotros, los hijos de Dios: los espíritus.

La siguiente Enseñanza nos confirma lo antes dicho:

Enseñanza 73.-

20 Ved que el enemigo más poderoso lo lleváis en vosotros mismos. Cuando lo hayáis vencido, veréis bajo vuestros pies al dragón de siete cabezas del que os habló el apóstol Juan. Entonces será cuando en verdad podáis decir: "Puedo levantar mi faz hacia mi Señor para decirle: Señor, os seguiré" porque entonces no serán los labios los que lo digan sino el espíritu.

Este párrafo nos confirma que no son las palabras que brotan de los labios las que sellarán el compromiso para con nuestro Señor, sino el espíritu, forjado en la lucha y en las pruebas, quien diga a su Creador: “Os seguiré.” Y esto es así porque si el Espíritu Divino es nuestro Padre, resulta lógico y natural que el compromiso inquebrantable de seguirle lo reclame de sus hijos espirituales, no de la materia.

Saludos Eduardo:

Eduardo escribiste:
César escribió, respecto de la cita de Cristina (El Redentor, 31.12.1950/E. 366,78):

La oración que se analiza dice: “vuelven las almas sus ojos a Mí en busca de mi paz y mi justicia, para decirme: Señor, ¿Por qué no vienes? ¿Por qué no veis mi dolor? ¿Por qué no contemplas mi tragedia?”
En mi opinión aquí se refiere a los ojos de la humanidad, de los seres humanos (como al principio dice César) y no a sus espíritus por que estos no tienen "ojos".

Coincido contigo en que los espíritus no tienen ojos, sin embargo, en el Tercer Testamento encontramos en varias ocasiones que el Creador hace referencia a “los ojos espirituales” para explicar metafóricamente el “despertar de los espíritus” al conocimiento de la verdad y a la vida que habían negado.
De esta forma, se explica la expresión “vuelven los espíritus sus ojos hacía Mi”

Veamos:

Enseñanza 152.-

35 Debido a la enseñanza que os he entregado en mi palabra, se han realizado verdaderos milagros entre vosotros. Los espíritus despiertan a un nuevo día, los corazones laten llenos de esperanza. Los que no llegaban a ver la verdad, porque su ignorancia era como una venda que les cubría sus ojos espirituales, ahora que ven quedan maravillados. Los enfermos del cuerpo así como los del espíritu, sanan al recibir en su ser, en su corazón, la esencia de mi palabra.

Enseñanza 349.-
33 La vida espiritual se manifestará en plenitud en este planeta y hará sentir su influencia en todos los seres, y los que han sido materialistas callarán sus labios, cerrarán sus libros y abrirán sus ojos espirituales para contemplar esa vida que habían negado y abrirán las puertas que habían cerrado a las grandes multitudes.

Explicación 279
3 Bienaventurados los que sin ver creen, dije en aquel tiempo y ahora lo digo nuevamente, porque el que cierra sus ojos para lo del mundo, los abre para lo espiritual y quien tiene fe en mi presencia espiritual, tiene que sentirla y gozar con ella.

Enseñanza 226
34 Por eso he venido sobre la nube blanca para haceros oír mi palabra, apartando vuestra maldad, abriendo a la verdad vuestros ojos espirituales y presentándome en el desierto de vuestra vida como una palmera, bajo cuya sombra habéis descansado

Eduardo Escribiste:
Por otra parte en la cita E. 317,2: de Cristina que analiza César, nuestro hermano valida el cambio de alma por espíritu. por la afirmación de nuestro Padre que dice que su palabra es el alimento del espíritu y le trae paz y consuelo. Esto es cierto, pero también es cierto que paz del espíritu se transmite a la materia y que la materia también siente la paz de su creador y se tranquiliza. Es decir la palabra de nuestro Padre les sirve a ambos materia y espíritu, lo que entendería que denota este párrafo citado por Cristina.
[...]
Por tanto, el párrafo 317.2 alude a ambas partes del ser humano, faltaría aclarar como está empleado el término alma, que bien podría ser la parte sensible de la materia.

La paz es don espiritual, de modo que quien la lleva, por añadidura reflejará ese bienestar en su materia, a través de su tranquilidad y el apaciguamiento de las pasiones.

El párrafo que nos ocupa dice:

“Mi palabra es el pan que alimenta vuestro espíritu, mi presencia os trae la paz anhelada” y más adelante reafirma: “…habéis vuelto a Mí para decirme: Señor sólo en vos encontramos la paz y el consuelo para nuestro espíritu”

Luego entonces, si la paz es un don espiritual, no concibo que el párrafo a estudio pudiera decir “Señor sólo en vos encontramos la paz y el consuelo para nuestra materia y para nuestro espíritu” pues insisto, la paz es tan solo para el espíritu.

La siguiente Enseñanza robustece lo antes dicho:

Explicación 114
54 Por la paz que sentís en vuestro espíritu podéis reconocer mi presencia. Nadie más que Yo puede daros la verdadera paz.


Alfredo
Mensajes: 882
Registrado: Jue Dic 22, 2005 6:02 pm
Ubicación: Cd. Juarez Mexico, El Paso,TX USA

Re: NATURALEZA DEL ALMA

Mensaje por Alfredo » Mié Abr 12, 2017 1:25 pm

Saludos estimados todos,
Eduardo,

Realmente no soy moderador de esta sala, ni mi propuesta fue impostándome como uno. Solo quise tener un poco de claridad en los temas a los que estaba dando respuesta, pues han surgido varios y en las condiciones actuales es difícil darles seguimiento.
La razón de argumentar sin usar la Explicación 50, es porque se está poniendo en duda su autenticidad. Seguramente no sería aceptable que argumentara con los párrafos de la 50 para confirmar la misma explicación.

Lo que pensé es que existen suficientes argumentos fuera de esa explicación para confirmar al menos algunas de las partes medulares de su contenido; como la existencia del Alma (animal y humana), que el alma permanece con el espíritu en las diversas encarnaciones, y el concepto de Luzbel, que al parecer son las principales objeciones que se dan para negar autenticidad o valor a esa explicación.

La cuestión de la historia de la eliminación de la palabra “alma” en el LVV es otro tema en sí mismo, al igual que la “validación de ciertos mitos arcaicos” (sobre lo que te pido que nos indiques a que mitos te refieres), y las diversas versiones de la Explicación 50.

Dices:
“Creo que ya es el momento de empezar a hacerlo, de en su momento abrir este debate y empezar a hacer verdadera comunidad espiritualista, antes de que sigamos sembrando más confusión.”
Y con ello estoy de acuerdo

También dices:
“Por mi parte no tendría inconveniente de empezar de cero este análisis, siempre y cuando tengamos la posibilidad de consultar la misma documentación "original" que estuvo a disposición de nuestros antecesores para este respecto.”

El problema aquí es que nadie que tiene la original –y debe haber varios- la ha querido dar a conocer, y seguramente alguien más que la tiene no se ha dado cuenta de nuestro pedimento.
¿Qué hacemos entonces?

CESAR
Mensajes: 112
Registrado: Mié Ago 11, 2010 1:55 pm

Re: NATURALEZA DEL ALMA

Mensaje por CESAR » Lun Abr 17, 2017 7:28 am

Saludos a todos los lectores del foro:
Alfredo escribió:Lo que pensé es que existen suficientes argumentos fuera de esa explicación para confirmar al menos algunas de las partes medulares de su contenido; como la existencia del Alma (animal y humana), que el alma permanece con el espíritu en las diversas encarnaciones, y el concepto de Luzbel, que al parecer son las principales objeciones que se dan para negar autenticidad o valor a esa explicación.La cuestión de la historia de la eliminación de la palabra “alma” en el LVV es otro tema en sí mismo, al igual que la “validación de ciertos mitos arcaicos”


Saludos Alfredo:

Contrario a lo que comentas, la historia de la eliminación de la palabra “alma” en el Libro de la Vida Verdadera, es un aspecto toral para conocer la autenticidad de la explicación 50 del “mundo espiritual de luz,” pues en diversas ocasiones, este argumento ha sido empleado para cuestionar el trabajo de los editores del Tercer Testamento, afirmando que la noción del “alma” -según se concibe en el citada explicación 50- sí formaba parte de las Cátedras del Maestro, pero que intencionalmente fue “eliminada” por quienes tuvieron la misión de recopilar, depurar y publicar dicha Obra.

Incluso, en la última reunión anual que se llevó a cabo en la Ciudad de México, se citó el siguiente párrafo del Libro de la Vida Verdadera, afirmando que ahí “faltaba” la palabra “alma,” atribuyéndoles dicha omisión a los integrantes de la comisión recopiladora.

“Podría el cuerpo vivir sin espíritu, animado tan sólo por la vida material, pero no sería humano. Poseería espíritu y carecería de conciencia, pero no sabría guiarse por sí mismo, ni sería el ser superior que por medio de la conciencia, conoce la Ley, distingue el bien del mal y recibe toda revelación divina.”

Hasta ahora, lo único que se ha demostrado es que la palabra “alma” fue sustituida por espíritu en el Libro de la Vida Verdadera, lo cual se explica debido a que dicha expresión tiene diversas acepciones en nuestro idioma, y cotidianamente se le utiliza como sinónimo de “persona” o “espíritu,” además de otras connotación coloquiales, como lo demuestran las expresiones: “alma en pena”, “con toda el alma”, “en este lugar no habita ni alma,” “alma del purgatorio,” etc.

Bueno sería que los expositores que han citado el párrafo anterior para cuestionar el trabajo de quienes depuraron las Cátedras del Maestro, demuestren dicha omisión o rectifiquen públicamente que no existe tal error.

En razón de lo anterior, resulta claro que el análisis de cómo se sustituyó la palabra “alma” en el Libro de la Vida Verdadera, contribuirá a desmitificar el argumento de que la noción del “alma” -según se concibe en la explicación “50”- sí fue parte de la Enseñanzas Divinas.

¿Quién de aquellos que sustentan lo contrario, podría mostrarnos de una vez por todas, alguna Cátedra del Libro de la Vida Verdadera que demuestre que con la sola sustitución de la palabra “alma” por “espíritu" o viceversa, se convalida lo expuesto en la explicación 50 del “mundo espiritual de luz”?

Alfredo
Mensajes: 882
Registrado: Jue Dic 22, 2005 6:02 pm
Ubicación: Cd. Juarez Mexico, El Paso,TX USA

Re: NATURALEZA DEL ALMA

Mensaje por Alfredo » Lun Abr 17, 2017 3:01 pm

Saludos Estimados todos,
Saludos Estimado Cesar,

Estoy de acuerdo contigo en que “la historia de la eliminación de la palabra “alma” en el Libro de la Vida Verdadera” puede ser importante también para valor la autenticidad de la Explicación 50.

Creo haber sido yo quien en alguna ocasión menciono en la reunión de CDMX sobre el párrafo 3.59.56 que citas, y si no lo hice allí, si he dicho que ese párrafo no tiene sentido como actualmente se presenta y que tiene más sentido cambiándole la palabra “alma” por “espíritu” y eliminar “y carecería de conciencia”

Forma actual:

“Podría el cuerpo vivir sin espíritu, animado tan sólo por la vida material, pero no sería humano. Poseería espíritu y carecería de conciencia, pero no sabría guiarse por sí mismo, ni sería el ser superior que por medio de la conciencia, conoce la Ley, distingue el bien del mal y recibe toda revelación divina.”

Forma que tiene más sentido:
Podría el cuerpo vivir sin espíritu, animado tan sólo por la vida material, pero no sería humano. Poseería alma pero no sabría guiarse por sí mismo, ni sería el ser superior que por medio de la conciencia, conoce la Ley, distingue el bien del mal y recibe toda revelación divina.

El cambio de alma por espíritu es obligado primero porque claramente dice que el cuerpo puede vivir “sin espíritu”, y si es así, ¿cómo pues dice luego que “poseería espíritu “?

Por otro lado, si aquel cuerpo está “animado tan solo por la vida material” indica que no es el espíritu que anima al cuerpo, y entonces ¿qué es lo que anima al cuerpo si no es el espíritu?, obviamente que quien anima al cuerpo es el ánima o alma, tal como lo expresa la Explicación 50.

Por último, existe otro error grave en la afirmación: “Poseería espíritu y carecería de conciencia”, pues… ¿acaso Dios ha creado espíritus sin conciencia? Obviamente que no.

Creo que es factible que en corto tiempo encontremos el original de la catedra 59, y podamos ver como dice.

Por lo pronto, me parece que con este análisis se muestra una seria alteración del texto, que posiblemente hicieron los recopiladores, aunque pudieron haber sido los plumas de oro.

Dices:

"¿Quién de aquellos que sustentan lo contrario, podría mostrarnos de una vez por todas, alguna Cátedra del Libro de la Vida Verdadera que demuestre que con la sola sustitución de la palabra “alma” por “espíritu" o viceversa, se convalida lo expuesto en la explicación 50 del “mundo espiritual de luz”?"
Creo haberlo logrado esa demostración en esta exposición, con el análisis del párrafo que propusiste.

cristina
Mensajes: 327
Registrado: Dom Feb 08, 2009 1:00 pm
Ubicación: Riehen/Basel - Suiza

Re: NATURALEZA DEL ALMA

Mensaje por cristina » Jue Abr 20, 2017 8:11 am

Hola a todos, hola Cesar,

pides que se te presente un pasaje en el LVV que muestre la existencia del alma.
Hace tiempo yo había publicado la comparación entre un párrafo del LVV y el mismo pasaje en una cátedra inédita que se encuentra en el archivo de la asociación de Sergio Cerda:

E. 205, 25. El cuerpo, discípulos, es sólo un estuche, pero en su interior existe un frasco cuyo perfume o esencia es el espíritu, y ¿No creéis que sea injusto que aquel perfume esté encerrado, cuando su aroma podía embalsamar toda una estancia? La estancia podría ser hoy vuestro hogar, mañana será el mundo, después el espacio sin fin


Nueva Vida, 11.1.1948 (extraído de la Copia del original del archivo que tengo en mis manos)
42. Siente que tu cuerpo es un estuche de carne, que tu alma es un frasco dentro del estuche y que tu espíritu es un perfume. Ahora, tu mente es un cristal que cubre el frasco; así es tu mente en su estado inferior. Pero si tu en lugar de aquel cristal, destapas el frasco, desbordas tu esencia espiritual y lo cubres después con algo sutil como tu mente espiritual, entonces percibirás el aroma que perfumará el estuche a través del cual pasará el aroma perfumando la estancia.
43. Así es el espíritu: está prisionero en la red hermética de la materia; mas, el espíritu también tiene su ensanchamiento, viaja en grandes centros de manifestación, a través de lo que tu llamas espacio; se expande como el perfume perfumando la estancia, (la estancia es, por lo pronto, el mundo por el cual el espíritu viaja) y sale de la misma personalidad humana, para ampliarse en el espacio, ensanchando su horizonte, su campo de acción, abriéndose paso, alumbrando más y a medida que el espíritu se agiganta, o sea que el alma es mayor, mayor es también su expansión, su abarcamiento, su exteriorización, su manifestación; entonces, viajará por el mundo, manifestando al espíritu.
44. El alma se sutiliza por el hecho de ser una con la mente superior. Pero cuando el alma es inferior, entonces no quieras conocer que tu espíritu sea a semejanza del finísimo perfume y a que tu mente se ha utilizado para dejar paso a ese aroma y tu estuche se abra para que salga fuera ese perfume a perfumar la estancia de tu mundo y planos del mismo.


eduardochavez
Mensajes: 81
Registrado: Lun Ago 23, 2010 7:30 am

Re: NATURALEZA DEL ALMA

Mensaje por eduardochavez » Dom Abr 23, 2017 9:38 pm

Saludos a todos (Cristina, César, Alfredo etc.)

He leído con atención sus respuestas y entiendo más o menos la lógica de cada postura. Por mi parte insistiría en transparentar los procesos de publicación del LVV y demás, no con el afán de encontrar culpables sino de comprender las decisiones que se tomaron con relación a los cambios que se hicieron (edición) y tener la posibilidad de revalorarlos. En el caso que nos ocupa estamos aceptando que se decidió cambiar la palabra "alma" por la palabra "espíritu" en todas las enseñanzas del LVV (no sé sin en María, Elías y Mundo Espiritual también). Y como vemos en el ejemplo que cita Alfredo, el cambio resultó un craso error. Por ello deberíamos revisar y analizar todos los cambios realizados de "alma por espíritu". Primero identificando donde se hicieron y después con el "original" de por medio, analizar si fue acertado o no.

Con respecto al ejemplo que cita Alfredo (3.59.56), me parece correcto como estaba "originalmente" (alma en vez de espíritu) sin agregar ni quitar nada. (Por cierto Alfredo se equivocó dos veces en su redacción sugiriendo hacer el cambio de espíritu por alma, pero a cualquiera le pasa).

Con respecto a la cita que hace Cristina (la cual dice que ya había hecho antes) de Nueva Vida 11.1.1948, honestamente la redacción me parece un tanto confusa. Y el párrafo 205.25, sólo da a entender (metafóricamente) que estamos constituidos por tres partes: estuche (cuerpo), frasco (alma?) y perfume (espíritu). Creo que Cristina había publicado otra cita en donde era más clara esta analogía.

De momento esto es lo que puedo opinar.

CESAR
Mensajes: 112
Registrado: Mié Ago 11, 2010 1:55 pm

Re: NATURALEZA DEL ALMA

Mensaje por CESAR » Dom Abr 30, 2017 11:24 pm

Alfredo escribió:Saludos Estimados todos,
Forma actual:

“Podría el cuerpo vivir sin espíritu, animado tan sólo por la vida material, pero no sería humano. Poseería espíritu y carecería de conciencia, pero no sabría guiarse por sí mismo, ni sería el ser superior que por medio de la conciencia, conoce la Ley, distingue el bien del mal y recibe toda revelación divina.”

Forma que tiene más sentido:
Podría el cuerpo vivir sin espíritu, animado tan sólo por la vida material, pero no sería humano. Poseería alma pero no sabría guiarse por sí mismo, ni sería el ser superior que por medio de la conciencia, conoce la Ley, distingue el bien del mal y recibe toda revelación divina.

El cambio de alma por espíritu es obligado primero porque claramente dice que el cuerpo puede vivir “sin espíritu”, y si es así, ¿cómo pues dice luego que “poseería espíritu “?

Por otro lado, si aquel cuerpo está “animado tan solo por la vida material” indica que no es el espíritu que anima al cuerpo, y entonces ¿qué es lo que anima al cuerpo si no es el espíritu?, obviamente que quien anima al cuerpo es el ánima o alma, tal como lo expresa la Explicación 50.

Por último, existe otro error grave en la afirmación: “Poseería espíritu y carecería de conciencia”, pues… ¿acaso Dios ha creado espíritus sin conciencia? Obviamente que no.

Creo que es factible que en corto tiempo encontremos el original de la catedra 59, y podamos ver como dice.

Por lo pronto, me parece que con este análisis se muestra una seria alteración del texto, que posiblemente hicieron los recopiladores, aunque pudieron haber sido los plumas de oro.
Saludos a todos los lectores del foro:

Estimados Alfredo,

No comparto tu opinión, por las siguientes razones:

En principio, debemos analizar el contexto en el que se inscribe el párrafo que analizamos, el cual es precedido por el siguiente versículo:

03-059.55 El hombre es lo más perfecto que en el mundo ha existido. En él hay semejanza con el Creador; tiene en sí la trinidad que vosotros encontráis en vuestro Dios: conciencia, espíritu y materia, tres potencias que unidas forman un ser perfecto.

Este párrafo enseña que el hombre es un ser perfecto porque está conformado por tres naturalezas a semejanza del Creador, a saber: La Divina, la espiritual y la material. A continuación, la Enseñanza describe la importancia de cada una de estas tres naturalezas, partiendo de su hipotética ausencia en el ser humano. Para dicho fin, se emplea el modo condicional, que es el que en gramática describe una situación hipotética o irreal para referirnos a una eventualidad que podría o no suceder en caso de que se acontezcan determinadas circunstancias. Me explico a través del siguiente ejemplo:

“Podría ser inmortal, pero no por ello saltaría en paracaídas.”

La realidad es que ningún humano es inmortal, pero empleamos el modo condicional para referimos a lo que eventualmente podría o no ocurrir en un caso hipotético.

Ahora bien, el párrafo que se cometa dice:

03-059.56 Podría el cuerpo vivir sin espíritu, animado tan sólo por la vida material, pero no sería humano. Poseería espíritu y carecería de conciencia, pero no sabría guiarse por sí mismo, ni sería el ser superior que por medio de la conciencia, conoce la Ley, distingue el bien del mal y recibe toda revelación divina.

Este párrafo destaca la importancia y el papel de cada una de las tres naturalezas que conforman al ser humano, exponiendo las implicaciones que conllevaría la ausencia de cada una, más no por ello se está afirmando que exista humanos carente de alguna de las tres naturalezas, pues simplemente dejarían de serlo.

Así, cuando el párrafo a estudio dice: “Poseería espíritu y carecería de conciencia, pero no sabría guiarse por sí mismo, ni sería el ser superior que por medio de la conciencia conoce la Ley, distingue el bien del mal y recibe toda revelación divina,” DE NINGUNA FORMA ESTÁ AFIRMANDO QUE EXISTAN ESPÍRITUS SIN CONCIENCIA, simplemente nos está enseñando la importancia que tiene la naturaleza Divina en el ser humano, pues de poco le serviría poseer materia y espíritu, si no es capaz de distinguir entre el bien y el mal o recibir las revelaciones Divinas, es decir, se parte de una premisa irreal o hipotética (en este caso la existencia de “seres humanos” carentes de conciencia) para mostrarnos por exclusión, la importancia y el papel de la naturaleza Divina.

Lo mismo ocurre cuando dice: “Podría el cuerpo vivir sin espíritu, animado tan sólo por la vida material, pero no sería humano,” pues evidentemente no existen “humanos” animados por la “vida material,” como los animales, sino que, como en el caso anterior, se parte de una premisa hipotética (en este caso la existencia de “seres humanos” carentes de espíritu) para mostrarnos por exclusión, la importancia y el papel de otra de las tres naturalezas: la espiritual.

Pero, quien anima al cuerpo del hombre: Las siguientes Enseñanzas lo aclaran:

Qué es la materia sin el espíritu? Un conjunto de células. El espíritu es la vida de vuestra carne, pero uno y otra proceden de Dios. (E. 7-205-11)

Otro claro ejemplo de que es el espíritu quien anima al cuerpo del hombre, lo encontramos en los siguientes fragmentos de la parábola contenida en la Explicación 38

[…]
53 El espíritu que animaba al hijo sonreía al contemplar la dulce mirada de su madre y la faz severa y a la vez cariñosa del padre.

54 Pasó el tiempo y el padre en su lucha alejóse del nido de amor y tomando caminos torcidos se internó hasta perderse, dejando en los zarzales jirones de su vestidura, comiendo frutos venenosos y deshojando las flores que a su paso hallaba.

Al sentirse enfermo y abatido recordó a los seres que había abandonado, intentó retornar en busca de ellos, mas las fuerzas le faltaron.

Entonces, sacando fuerzas de flaqueza, arrastrándose y tropezando por el largo camino, llegó a las puertas del hogar, donde la esposa le recibió en sus brazos con lágrimas en los ojos: el hijo estaba enfermo y agonizaba.

55 Al contemplar el padre a su hijo agonizante imploró a la caridad divina su alivio, mesó desesperado sus cabellos y blasfemó. Mas aquel espíritu desprendióse de su cuerpo y se fue al Más Allá.

Saludos

eduardochavez escribió:Con respecto al ejemplo que cita Alfredo (3.59.56), me parece correcto como estaba "originalmente" (alma en vez de espíritu) sin agregar ni quitar nada
Saludos Eduardo:

Hasta el momento, no se ha confirmado que en el versículo que refieres (3.59.56) se sustituyó la palabra alma por espíritu. Como traté de explicarlo, en mi opinión, no existe ninguna contradicción el citado párrafo tal como se muestra en el Libro de la Vida Verdadera.

Bendiciones

gerardo
Mensajes: 323
Registrado: Mié Dic 21, 2005 3:02 am

Re: NATURALEZA DEL ALMA

Mensaje por gerardo » Dom Abr 30, 2017 11:27 pm

A Todos:

Yo no sé nada acerca de la historia de las revisiones que se hicieron de las cátedras originales durante la labor de recopilación y edición de los libros del LVV. Yo creo que es trágico que en esta era de tanta tecnología, en que se puede “escanear” (fotografiar) un texto original y publicar las fotos sin tener que revelar quién lo tiene en su posesión, sigan escondidos estos documentos originales, sin que se sepa ninguna razón para ello. Quien tenga esos originales, ¿por qué los ocultan?

Por cuando a los comentarios acerca de los problemas de publicación de la EME50, es evidente que todos los grupos que de alguna manera participan de una forma u otra en la difusión de la versión de que se trate tienen una responsabilidad en ello, y que todos deben (o debemos) revisar, analizar, cuestionar, indagar acerca de los datos históricos en que se puedan basar para refrendar lo que se está publicando. Sin embargo, a falta de originales, o de datos históricos que confirmen las razones por las que se tiene las versiones que se han presentado, por lo menos se podría agregar una cláusula, o nota de pie de página, informando al lector que el citado segmento está sujeto a revisión, y presentar además un apéndice con explicaciones adicionales alusivas a las cuestiones relacionadas a dicha revisión.

Y en este sentido ( de la publicación) percibo que hay un gran conflicto entre dos ideas que tal vez sean independientes. Publicar o no la EME50, y analizar y revisar dicha enseñanza para actualizar o corregir lo publicado. Yo creo que antes de buscar que se suprima la publicación de la EME50, debiéramos promover su análisis y revisión detallada, con profundidad, y con más opiniones. Tres o cuatro personas con opiniones discrepantes no parecen ser suficientes. Pero tampoco es cuestión de mayoría de votos. ¿Cuántas personas participaron en el comité de recopilación y edición del LVV? ¿Sobrevivirá todavía alguno(s) de ellos? ¿Ayudaría en algo consultar con esas personas, si todavía sobreviven? Y ¿qué hacemos si ya no sobrevive ninguno de ellos? Dada la gran desunión que hay entre grupos espiritualistas, se entiende por qué no se ha llegado a un consenso en este sentido.

Lo que sí podemos hacer es continuar analizando. ¿O será más conveniente o fácil cancelar todo y erradicar la EME50? Supongamos que aquellos documentos originales de la EME50 y de varios de los originales que se usaron para el LVV han desaparecido. ¿Qué haremos?

Yo propongo continuar con el análisis, basado en el hecho de que la Biblia ha estado siendo analizada sin fin por casi dos mil años, y todavía no entendemos todo, y todavía sentimos que hay errores en ella.

Tengo varias discrepancias con los análisis presentados acerca de la naturaleza del alma. Y mis discrepancias, o conflictos, son por los análisis que he conocido durante los años. Por un lado se propone que el alma, el espíritu y el cuerpo están entrelazados de una forma que no entiendo bien, pero que es evidente desde todos los puntos de vista que hemos estado revisando. Por otro lado se propone que cada una de estas tres partes pudiera estar separada de las otras dos. Yo presiento que en realidad no pueden separarse estas partes sin que ocurra algo irreversible.

Por mucho tiempo he entendido y aceptado como sencillo el concepto de que el cuerpo de todo ser vivo está “regido” o “controlado” por una esencia inmaterial que contiene en sí misma la chispa de la vida, que no puede encontrarse en las partes materiales (sustancias, tejidos, etc). Esto es, la vida se manifiesta en los seres vivos mediante esa “esencia” o “entidad” inmaterial que al mismo tiempo está invisible e inseparablemente conectada a la materia que controla. Algo parecido a lo que se nos dice en Génesis 2:7, en el sentido de que juntar materia en un cuerpo no es suficiente para formar un ser vivo. Hace falta ese “aliento de vida” que sólo Dios puede poner en los seres vivos.

Más aún, esa “esencia de vida” es imprescindible para sostener la vida en el cuerpo. Una vez que se separa del cuerpo, sobreviene la muerte material. Aquí es donde aprendí que esa esencia de vida del cuerpo material es el alma. Mas nuestra necedad nos hace preguntar: ¿a dónde se va el alma cuando se separa del cuerpo? Lamentablemente, parece que no entendemos que esa “esencia de vida” o “alma”, es inmaterial, no está formada de materia, sino que controla a la materia. La pregunta se queda sin respuesta, y nos lleva a la cuestión medular de este tema: la diferencia entre el espíritu y el alma.

Se nos dice que el espíritu es la esencia de nuestro ser. La esencia de nosotros. Pero también se nos dice que somos seres espirituales “encarnados” cuando estamos en la Tierra, conectados invisible e inseparablemente al cuerpo que tenemos. En la concepción, nuestro espíritu es “conectado” a un cuerpo material que empieza a crecer y desarrollarse en el vientre de nuestra madre material. Y esta encarnación durará hasta el instante que Dios tenga dispuesto que se separe nuestro espíritu de nuestro cuerpo. Entiendo que esa “conexión inseparable” entre espíritu y cuerpo material es precisamente el alma.

Hasta allí el concepto del alma y el cuerpo pareciera sencillo de entender. Si mi alma se separa del cuerpo, mi cuerpo deja de respirar, mi corazón de latir, y sobreviene la muerte corporal, y mi espíritu se separa de ese cuerpo y ya no puede volverse a conectar, a menos que ocurra un prodigio de parte de Dios (como con Lázaro en los Evangelios).

Se nos dice que nuestra alma se mantiene “unida” a nuestro espíritu todo el tiempo, hasta que Dios decida que ya no es necesario. Entonces, en este respecto, puedo entender que el alma esté siempre “unida” a mi espíritu.

Aquí es donde empiezan mis conflictos. ¿Está el alma unida al espíritu? ¿Cómo es esto? ¿No es acaso el alma una parte del espíritu, y por tanto no tiene sentido pensar que se separen? Mi corazón es parte de mi cuerpo, pero si los separo mueren ambos. Mi cerebro es parte de mi cuerpo, pero si los separo mueren ambos. En este sentido entendería muy fácilmente que el alma esté siempre unida al espíritu, si pienso que son partes de un todo que no puede ser separado.

Pero se complican mucho las cosas cuando se trata de atribuir propiedades al alma que yo creo corresponden al espíritu, como el libre albedrío. Sólo el espíritu tiene el libre albedrío.

Pero entonces, ¿qué es el alma? Yo he entendido el alma como la “chispa”, “esencia” o “aliento” de vida que Dios ha dado a todos los seres vivos. Pero así llego de vuelta a la pregunta inicial de este tema:

¿Cuál es la naturaleza del alma? Yo no sé qué es el alma, pero hasta ahora me ha satisfecho el concepto de que es la esencia de vida que Dios otorga a todos los seres vivos. No tiene forma, ni color, ni sabor, ni es algo que pueda yo explicar del mismo modo que nadie puede explicar en términos humanos la forma en que se manifiesta la vida que Dios ha creado.

Y por lo tanto, me surgen muchos conflictos cuando leo que el alma parece tener cualidades que más bien parecen ser del espíritu. Imaginen: no sólo el alma debe hacer que el cuerpo funcione adecuadamente (que ya en sí es un prodigio), sino que además debe batallar con inclinaciones, cargos de conciencia, tentaciones, y demás “bajas pasiones”?

Ustedes qué opinan?



CESAR
Mensajes: 112
Registrado: Mié Ago 11, 2010 1:55 pm

Re: NATURALEZA DEL ALMA

Mensaje por CESAR » Lun May 01, 2017 6:35 am

Saludos a Todos:

En mi última participación, cité la Enseñanza 7-205-11 de la siguiente forma:

Qué es la materia sin el espíritu? Un conjunto de células. El espíritu es la vida de vuestra carne, pero uno y otra proceden de Dios. (E. 7-205-11)

Dicha transcripción contiene una omisión. Debe decir:

07-205.11 ¿Qué es la materia sin el espíritu? Un conjunto de células inanimadas. El espíritu es la vida de la materia, pero uno y otro procede de Dios

cristina
Mensajes: 327
Registrado: Dom Feb 08, 2009 1:00 pm
Ubicación: Riehen/Basel - Suiza

Re: NATURALEZA DEL ALMA

Mensaje por cristina » Lun May 01, 2017 6:54 am

Hola Eduardo, hola Gerardo, hola Alfredo y Cesar y a todos los demás lectores,

Eduardo: el párrafo extraído de la c.i. de Nueva Vida te parece confuso, me imagino que te refieres a los párrafos 43 y 44. En el párrafo 44 se tiene la impresión que espíritu y alma puedan ser sínonimos.

Nueva Vida, 11.1.1948 (extraído de la Copia del original del archivo que tengo en mis manos)
42. Siente que tu cuerpo es un estuche de carne, que tu alma es un frasco dentro del estuche y que tu espíritu es un perfume. Ahora, tu mente es un cristal que cubre el frasco; así es tu mente en su estado inferior. Pero si tu en lugar de aquel cristal, destapas el frasco, desbordas tu esencia espiritual y lo cubres después con algo sutil como tu mente espiritual, entonces percibirás el aroma que perfumará el estuche a través del cual pasará el aroma perfumando la estancia.

A mí el párrafo 42 de esta c.i. me parece bastante explicativo, porque no sólo define al alma como estuche del espíritu, sino también explica con la imagen del estuche y el cristal, la relación íntima que existe entre el alma y la mente material. La mente acá es descrita como un cristal que cubre el frasco; sigue explicando, que ese cristal (la mente) del estuche (alma) debe ser abierto, para que pueda pasar la esencia del espíritu, osea que debemos ir más allá de las impresiones materiales que recibímos a través de los órganos materiales, como son la mente y el corazón, que son animados por el alma y dejar que nuestro espíritu, Su esencia, inspire estos órganos, osea que sea el espíritu que tome dominio sobre estos órganos (corazón y mente), para que puedan reflejar lo que nuestro espíritu contiene. Así lo interpreto yo....

En la revisión de las traducciones del LVV al alemán me he dado cuenta que el espíritu muchas veces es nombrado en relación con la mente ó el corazón material. Algunas veces, sobre todo cuando se trata de los espíritus desencarnados, sólo es nombrado el espíritu.
Deduzco que cuando habla del espíritu y LA MENTE Ó EL CORAZÓN, al referirse a estos órganos de nuestra materia, se refiere a nuestra alma. Se podría comprender como si nuestra alma tuviese su sede en estos órganos y el espíritu estuviese encima de ellos. Muchas veces dice el TT que nuestro espíritu debe guiar a nuestra mente o a nuestro corazon respectivamente a nuestra materia, con lo que entiendo, que el espíritu debe guiar al alma, que por ser instinctiva va en busca de las bajas pasiones, es su instincto, no puede de otra manera, y es el libre albedrío del espíritu quien así se lo permite hacer, porque el don del libre albedrío pertenece al espíritu.

Dice el TT que nuestro espíritu está ciego ó paralítico y debe despertar para la vida espiritual. El espíritu no necesita ver ni sentir, para creer. Es el alma quien así se comporta. Cómo dice la parábola de las vírgenes, que mantienen encendidas sus lámparas con el aceite.... estas vírgenes simbolizan al espíritu despierto, que tiene encendido el don de la fé y por ello sabe esperar ó presentir la venida del novio.

Por eso yo creo que sería importante que comenzasemos a analizar más aprofundo, en vez de quedarnos parados en la discusión si existe ó no existe el alma....

E. 205, 25. El cuerpo, discípulos, es sólo un estuche, pero en su interior existe un frasco cuyo perfume o esencia es el espíritu, y ¿No creéis que sea injusto que aquel perfume esté encerrado, cuando su aroma podía embalsamar toda una estancia? La estancia podría ser hoy vuestro hogar, mañana será el mundo, después el espacio sin fin


Nueva Vida, 11.1.1948 (extraído de la Copia del original del archivo que tengo en mis manos)
42. Siente que tu cuerpo es un estuche de carne, que tu alma es un frasco dentro del estuche y que tu espíritu es un perfume. Ahora, tu mente es un cristal que cubre el frasco; así es tu mente en su estado inferior. Pero si tu en lugar de aquel cristal, destapas el frasco, desbordas tu esencia espiritual y lo cubres después con algo sutil como tu mente espiritual, entonces percibirás el aroma que perfumará el estuche a través del cual pasará el aroma perfumando la estancia.

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados