NATURALEZA DEL ALMA

Foro General de la Tercera Era
cristina
Mensajes: 332
Registrado: Dom Feb 08, 2009 1:00 pm
Ubicación: Riehen/Basel - Suiza

Re: NATURALEZA DEL ALMA

Mensaje por cristina » Sab Ene 21, 2017 12:21 am

Hola Alfredo, hola Eduardo,

gracias Alfredo por exponer tus analisís! No tengo comentarios al respecto. Creo que tienes razón en decir que primero deberíamos obtener y analizar la original para poder decir más sobre estas cátedras. Que pena que no sea posible obtenerlas!
Aunque como ya signalicé en un comentario anterior, hay algunas pocas de estas cátedras que si tenemos "originales", al menos transcritas por plumas de oro en el archivo de Sergio.

Respecto a crear un grupo de intercambio con personas de lengua alemana que estén cooperando en las traducciones del LVV al alemán, se lo propuse hace una semana y creo lo están meditando.

Saludos!

CESAR
Mensajes: 124
Registrado: Mié Ago 11, 2010 1:55 pm

Re: NATURALEZA DEL ALMA

Mensaje por CESAR » Dom Ene 22, 2017 11:56 pm

Saludos a todos mis hermanos.

Estimada Cristina:
Aunque personalmente soy de la opinión de que la Explicación 50 es falsa, me parece sumamente importante que los traductores del Tercer Testamento respeten fielmente el texto de los 12 tomos originales, sin agregarle absolutamente nada, pues se acepte o no, representan el Legado del Tercer Tiempo y como depositarios de esta Obra Divina, nos corresponde velar porque se mantenga pura y llegué así a todos nuestros hermanos.

En base a tus participaciones, sabemos ahora que los primeros traductores del Libro de la Vida Verdadera al alemán, apoyándose en obras ajenas Espiritualismo Trinitario Mariano, como el “Evangelio de Juan” -de Jakob Lorber- creyeron encontrar la distinción entre alma y espíritu en el Tercer Testamento, librando a su único criterio los casos en los que procedía la mención de este “ser,” en sustitución de algún otro concepto, alterando así las traducciones de los primeros tomos. Si esto es así, por duro que suene, debemos reconocer y señalarles que se han falseado dichas traducciones

Anteriormente hice referencia a la nota a pie de página que los traductores alemanes colocaron en la versión compendiada del Tercer Testamento publicada en el portal (alemán): http://www.das-dritte-testament.com, para justificar la distinción entre alma y espíritu, misma que reproduzco a continuación:

Podría el cuerpo vivir sin espíritu, animado tan sólo por la vida material, (alma)* pero no sería humano. Poseería espíritu y carecería de conciencia, pero no sabría guiarse por sí mismo, ni sería el ser superior que por medio de la conciencia, conoce la Ley, distingue el bien del mal y recibe toda revelación divina.
* Alma: es una particularidad que puede observarse a través de toda la obra, de que la palabra “alma” no es mencionada una sola vez. A los primeros traductores (al alemán) les llamó la atención, pero notaron que todos los escritos originales en español ostentaron ésta característica. (Nota bene: a mediados del siglo XX.)
Sin embargo los editores mexicanos de antaño (después del año 1950) también se percataron, de que en situaciones definidas procede la mención de éste “ser”, que gobierna el cuerpo humano y todos sus sentidos, y que no puede ser el “espíritu”. Por eso optaron por circunscribir las facultades del alma en vez de nombrarlo, como “materia, carne, cuerpo, envoltura, sentidos, corazón, mente” y otros. De ésta forma protegían la esencia expresada en las palabras del Señor donde procedía.
Sabemos por éstos escritos, que el alma se funde con el espíritu para sus reencarnaciones y vida eterna en el Más Allá, siendo el espíritu, por su formación a través de la conciencia, guía y maestro en ésta simbiosis.

Ya en otras participaciones pregunté ¿Cuáles son y en donde están aquéllos escritos a los que se referían los traductores alemanes para sustentar el contenido esta nota? Evidentemente no pudo ser la controvertida explicación 50 del MEL, puesto que ésta se publicó años más tarde. De cualquier forma, es lamentable que no se identificaran dichos escritos.

Es por ello querida Cristina que, si está en tus manos, te pido encarecidamente les compartas a nuestros hermanos alemanes que tienen la importante misión de traducir el Libro de la Vida Verdadera, tu testimonio acerca del origen del uso de la palabra “alama” en las primeras traducciones, y asimismo, les transmitas formalmente esta petición para que se abstengan de incorporar dicho concepto o agregar cualquier otro que no esté presente el texto original de los tomo que conforman el Tercer Testamento, pues cierto estoy que solo de esa forma podrán honrar su elevada responsabilidad.

Habrá que mencionarles también que el contenido de la explicación 50 está en tela de juicio entre los Espiritualistas Trinitarios Marianos, pues evidentemente no existe un consenso ni en cuanto a su contenido ni en cuanto a su autenticidad, y aunque algunos estiman que habrá que esperar a que “aparezca” el documento original que dio origen a dicha explicación para resolver la cuestión, lo cierto es que su texto encierra grandes contradicciones y recoge varios mitos que han sido desmentidos en el Tercer Testamento como el del “ángel caído,” “el del “paraíso terrenal,” y el del “pecado original,” descontando que tal vez que el supuesto texto original nunca aparezca.

Habrá que sopesar las siguientes cuestiones: ¿Qué inconveniente existe en que se traduzca fielmente el Tercer Testamento? ¿Qué riesgos implica alterar las traducciones del Libro de la Vida Verdadera en base a simples especulaciones?

09-248.12 Yo os digo, que más os vale estar llenos de incertidumbres y de negaciones, que llenos de afirmaciones falsas o de mentiras que pasáis por verdades. Menos mal os hace la negación sincera que nace de la duda o de la ignorancia, que la afirmación hipócrita de una falsedad, Es mejor la duda limpia, que tiene hambre de comprensión, que la firme creencia de un mito cualquiera.

Bendiciones

cristina
Mensajes: 332
Registrado: Dom Feb 08, 2009 1:00 pm
Ubicación: Riehen/Basel - Suiza

Re: NATURALEZA DEL ALMA

Mensaje por cristina » Sab Ene 28, 2017 9:55 am

Hola Cesar,
te aseguro que hacemos todo lo que nos es materialmente posible para advertir a estos hermanos de la confusión que se está armando! Y también espiritualmente junto a todos Vds estamos luchando y es menester mucha fé en confiar que el Padre todo lo sabe y todo lo guía.
Esperamos en que el Padre nos envié Su Luz y los espíritus avanzados, prometidos en Su Palabra, para que finalmente toda mala hierba sea desechada de este Patrimonio precioso para toda la Humanidad.
Saludos!

Alfredo
Mensajes: 893
Registrado: Jue Dic 22, 2005 6:02 pm
Ubicación: Cd. Juarez Mexico, El Paso,TX USA

Re: NATURALEZA DEL ALMA

Mensaje por Alfredo » Lun Feb 13, 2017 4:33 pm

Saludos a todos.

En los tiempos en que las cátedras eran entregadas hasta 1950, algunos recintos compartían cátedras ya depuradas, las cuales eran mimeografiadas (reproducidas en mimeógrafos) en papel tamaño oficio; de esas cátedras varios recintos tienen copias aunque quizás no todas.

De una colección de ellas, al parecer completa, fueron publicados varios tomos bajo el nombre de “Cátedras del Divino Maestro dadas antes de 1948”

De esas cátedras se tomaron también para incluirlas en el LVV luego de haberles dado una segunda revisión, en la cual, varios términos fueron cambiados por otros, que según el criterio de quienes hacían aquel trabajo resultaban más claros.

Al parecer fue en esa revisión, donde se quitó la palabra “alma” y en su lugar se colocaron otras palabras; como varios de estos párrafos se encuentran en el LVV, es posible encontrarlos allí, y observar de qué forma fueron transformados.

No he hecho ese ejercicio por falta de tiempo, pero me pareció bien el compartirlos con ustedes para que quienes tengamos interés podamos iniciar ese análisis.

He aquí los primeros diez de cerca de sesenta en que se puede leer la palabra “alma”, en posteriores ocasiones publicaré el resto.



6.15. Muchas veces habéis querido prometerme que me seguiréis y Yo he sellado vuestros labios para que no pronuncien la promesa. Otras, habéis querido escribir jurando que me amaréis y Yo he detenido vuestra pluma, porque quiero que de vuestra alma brote el propósito inquebrantable de seguirme.

7.17. Mucha ciencia tiene hoy la humanidad, pero con ella ha creado un mundo extraño que la aparta de lo natural, de la fuente de vida, de los reinos que le he confiado para su conservación y su recreo. ¿Cómo puede el hombre así, ser sano de cuerpo y de alma?

14.29. Es tiempo que preparéis el viaje para el más allá; llenad de buena simiente vuestro alfolí para que con paso firme acudáis al llamado que se os hará en el valle espiritual que os espera y del cual nadie podrá huir.
30. A cada uno de vosotros se le ha asignado un número de almas para salvar y conducir. Ninguno llegará sin su porción porque no será recibido.

15.26. ¿No existe luz en vuestro cerebro ni sentimientos en vuestro corazón? ¿No hay un átomo de fuerza en vuestra alma para levantar vuestra faz ante Mi? Entonces ¿Por qué os contemplo como enemigos si todos habíais brotado de Mí?

34.8. Amados míos que sentís amor hacia ella: Yo escucho la plegaria que brota de vuestra alma para ensalzarla, porque sabéis que vuestros labios son torpes para hacerlo, porque los consideráis impuros y preferís cerrarlos.
9. Yo os pregunto: ¿Quién será aquél que no haya recibido dones de la Madre Celestial? Os digo en verdad que todos, absolutamente todos alcanzáis de su amor.
10. Ayer; los que se encontraban perdidos, ahora se encuentran escalando las alturas de la montaña. Hoy podréis estar entre la escoria y pronto, mediante mi gracia y vuestros méritos de paciencia y caridad en este tiempo de crisol espiritual, harán que también os elevéis por sobre toda miseria, pues no olvidéis que el dolor es el artífice del alma.
11. Estáis llegando a ser el hombre y el espíritu consciente de sus deberes espirituales y humanos, habéis sido testigos de la evolución de las cosas y habéis llegado a atribuir al Creador toda la belleza de vuestro mundo como obra divina. Profundamente penetraréis en todo porque ya no existe niebla en vuestra mente.

37.5. Todos tenéis dones para ser verdaderos guías de corazones y almas en el futuro, y aun a seres desencarnados que viven en la turbación del espíritu podréis sacar de sus tinieblas guiándolos hacia la luz.

57.13. Dejad que vuestro corazón llegue a latir al ritmo de mi amor y vuestros hermanos tendrán que reconoceros por la blancura de vuestra alma y la pureza de vuestros sentimientos.

66.15. Ved cómo el amor espiritual no anida en el corazón de los hombres, Ellos aman, pero con un amor egoísta que destruye su propia vida, porque la pasión es como un gusano que corroe los mejores sentimientos. Cuando las pasiones se agitan en el corazón del hombre, ellas llegan a destruir lo bueno que había en su alma. La pasión es el abismo que se abre a los pies del hombre, porque al arrastrarlo a su fondo, le hace perder la luz y la paz.

69.3. Os he dicho que me encuentro tan cerca de vosotros, que conozco hasta el más recóndito de vuestros pensamientos. Que doquiera os encontréis, ahí me encuentro Yo, porque soy omnipresente. Soy la luz que ilumina vuestra mente con inspiraciones e ideas de luz.
4. Es que Yo estoy en vosotros, porque soy el alma que lleváis, la conciencia que poseéis. Estoy en vuestros sentidos y en vuestra materia porque Yo soy todo.

71.8. De donde vengo y a donde voy, vosotros no podéis ir por ahora; mas un día llegaréis a mi presencia y por esta palabra me reconoceréis. Veréis entonces al vencedor de la muerte; al que con su sacrificio os dio vida eterna, porque soy la resurrección y la vida, soy el consuelo que busca a toda alma afligida.


CESAR
Mensajes: 124
Registrado: Mié Ago 11, 2010 1:55 pm

Re: NATURALEZA DEL ALMA

Mensaje por CESAR » Mié Feb 15, 2017 10:32 am

MITOS Y MENTIRAS. REFLEXIONES SOBRE EL ORIGEN FALSO DE LA EXPLICACIÓN 50.

Continuado con estas reflexiones, quiero ahondar en el tema de los mitos que encontramos en la explicación “50 del Mundo Espiritual de Luz.”

1.- Sobre el mito del Paraíso:
Anteriormente señalé que resulta cuestionable que la explicación 50 del MEL tenga como trasfondo (o propósito) la aceptación de los mitos del ángel caído, el paraíso terrenal y el del pecado original, dado que a través del Tercer Testamento son desmentidos todos y cada uno de ellos. Lo anterior, aunado a otras graves contradicciones con respecto al Libro de la Vida Verdadera, me lleva a sostener que esta explicación es falsa.

Al respecto, Cristina en una de sus participaciones comentó que así como el mito de “paraíso perdido” tiene un significado espiritual, ocurre lo mismo con los mitos del ángel caído y el pecado original, razón por la cual no considera correcto que se cuestione el origen de esta explicación. Aquí sus palabras:

Cristina Escribiste:
Lo que en la humanidad quedó como parábola, mito ó leyenda, el Padre nos releva acá que ese relato en su esencia tiene significado espiritual. Yo creo que también los otros dos mitos lo tendrán. Por eso no me parece correcta la conclusión que haces al preguntar, si acaso haya sido un Espíritu de Luz quién haya entregado la Explicación 50.

Debo mencionar que por mi parte no discuto que la parábola del “Paraíso” tenga en mensaje espiritual, pues el Padre nos aclara que ese “Paraíso” fue un estado espiritual de beatitud y bienestar en el que vivieron los primeros hombres por virtud de su inocencia. Sin embargo, en la explicación 50 se identifica a ese “Paraíso” con el Planeta Tierra, es decir, se asume que el “paraíso” mencionado en las Escrituras es un lugar terrenal que existió en este plano y se afirma que lo podremos “recobrar,” lo cual contrasta con el significado espiritual que encierra aquélla lección.

La narrativa de la “Explicación 50” refiere que antes del inicio de los tiempos, el Padre se encontraba en el Más Allá rodeado de Arcángeles, entre ellos Luzbel, quien contemplando su propia hermosura, dejó que la soberbia fuera en él y ya no quiso ser menos que su Padre, y anheló un mundo propio que regir, motivo por el que el Padre, como muestra de su gran amor, le creó su propio reino: La Tierra, la que originalmente fue un paraíso para los primeros pobladores Adán y Eva, un jardín donde toda la creación entregaba y tributaba a esa “pareja humana,” todo para su manutención y cuanto les fuera menester en la vida, pero que al probar del fruto prohibido y caer en la red de la tentación carnal, Adán y Eva perdieron el paraíso que el Padre les había entregado para recreo y evolución, agregando de manera lapidaria que Luzbel representa a todo el género humano y que este planeta Tierra ha sido nuestro paraíso perdido, el cual lograremos “recuperar” merced a la revelación del Espíritu Santo, pues en dicha explicación literalmente se lee: “47. Estudiad y analizad, hermanos, para que comprendáis mejor las razones de vuestra presencia en este plano, en este mundo, que ha sido vuestro paraíso perdido, mismo que lograréis recobrar merced a la revelación del Espíritu Santo.”

Como podrán notar, en esta explicación 50 categóricamente se afirma que el “paraíso” del que hablan las Escrituras del Primer Tiempo fue este Planeta Tierra, lo cual denota una interpretación material que no repara en que, por tratarse de una parábola, el significado literal de las palabras no alcanza a revelar el mensaje espiritual que encierra aquélla Enseñanza. Tan es así, que en la propia explicación 50 que se analiza, se afirma que este mundo ha sido nuestro paraíso perdido y que lo podremos recobrar “merced a la revelación del Espíritu Santo,” lo cual es absurdo, habida cuenta que nuestra estancia en este plano es pasajera, pues ya lo dijo el Padre, somos herederos de su Reino, y su Reino no es de este mundo. La explicación 50 desvirtúa el significado espiritual de la parábola del “Paraíso,” atribuyéndoles a los primeros pobladores de la Tierra un estado de confort palaciego en donde el ocio, la haraganería y la ausencia de todo esfuerzo para procurarse el sustento eran la ley que imperaba en el reino de Luzbel, que para muchos una añoranza, resultando evidente que ese “paraíso” nunca existió y por lo tanto jamás podrá ser recuperado dado que el espíritu del hombre fue creado para la lucha, el esfuerzo y la evolución a través de los méritos en este y en otros mundos, de modo que, ¿Cómo podríamos conformarnos con menos? ¿Acaso nuestro destino final está en este Plantea Tierra?, evidentemente, no. Vivir en estado de contemplación y pasividad no es propio de un ser dotado de voluntad y libre albedrío.

2.- Sobre el Mito del Pecado Original
Sobre este tema, me remito a las reflexiones expuestas en el ensayo “Alma y Naturaleza, un mismo Ser,” expuesto en este mismo foro:

“Una de las aseveraciones más lamentables que encontramos en esta Explicación, es la que alude a la tentación carnal, como la supuesta causa de la pérdida del paraíso en el que vivieron los primeros padres de la Tierra, argumento que secunda el mito del “pecado original,” según el cual, Adán y Eva descubrieron su desnudez corporal al desobedecer el mandato divino de no comer del árbol de la ciencia del bien y del mal, lo que fue castigado con la expulsión de la humanidad del jardín del Edén, con sujeción a la muerte y el sufrimiento.

Efectivamente, en la Explicación 50 que aparece publicada en el libro “Explicaciones del Mundo Espiritual de Luz,” encontramos los siguientes párrafos:

27. Ved cómo la tentación no es únicamente para el espíritu, la tentación está en el deseo carnal que se introduce en los corazones de la humanidad y este deseo carnal completamente materializado que os llega de las más bajas esferas, ha penetrado cada vez más en la humanidad, y todo cuanto el Padre puso en este paraíso, lo habéis perdido por haberle dado aposento a la tentación y a la desobediencia.”

30. Y esa tentación ha sido vuestro enemigo, hermanos, porque debéis saber que en hebreo enemigo se dice "a-Satán", y Satanás, ese nombre con que muchos han querido personalizar al mal, es el símbolo de vuestra perdición, porque habéis llegado a perder el paraíso debido a la tentación, a vuestro enemigo.

33. Grande fue el arrepentimiento de Adán, y grande fue su restitución, porque en el momento en que equivocara el camino por la desobediencia y por caer en la red de la tentación carnal, descendió el plano en que él se encontraba.

34. Y la simiente de Adán fueron Caín y Abel, engendrado Caín por la tentación carnal, y Abel, engendrado por la caridad de Dios a través del arrepentimiento de Adán, porque la compasión del Padre fue en él, y el Señor le dió un hijo engendrado en la luz del Espíritu Santo.


A través de estos párrafos, categóricamente se afirma que la tentación está en el deseo carnal, y que esa fue la causa por la que humanidad perdió el paraíso que Dios le había entregado para recreo y evolución; asimismo, señala que grande fue el arrepentimiento de Adán porque al caer en la red de la tentación carnal, descendió el plano en que él se encontraba, agregando que Caín fue engendrado por la tentación carnal, mientras que Abel “fue engendrado por la caridad del Padre.”

De no corregirse esta Explicación, corremos el riesgo que se perpetúe el mito del “Pecado Original,” creado por una errónea interpretación de la parábola del árbol de la ciencia del bien y el mal, sobre lo cual nos ha instruido el Creador: “La hermosa parábola del paraíso, del árbol de la ciencia del bien y del mal, fue dada por inspiración a los primeros. Fue un bello mensaje para los hombres de todos los tiempos y de todas las edades; pero la verdadera esencia de aquella enseñanza, no fue entendida por unos y fue falseada por otros. Cuando se os habló del árbol de la vida, de la ciencia del Bien y del Mal, del cual comió el hombre, sólo se os quiso dar a entender que, cuando el hombre llegó a tener conocimiento suficiente para distinguir entre lo justo y lo injusto y comenzó a ser responsable de sus actos, desde entonces comenzó a recoger el fruto de sus obras.”

“La vida de los primeros seres quedó envuelta en aquella parábola que os revela cómo perdió el hombre el paraíso de la inocencia en que vivía y cómo renunció a una vida de contemplación y de paz, por un mundo de lucha, de trabajo, de evolución y méritos: Todo ello estaba dentro de lo que debía ser, dentro de los designios del Creador. Aquella renunciación era necesaria para que despertase el espíritu ante la voz de su conciencia que es luz divina en el interior del hombre y éste comenzara su camino haciendo méritos, ascendiendo desde el plano más bajo hasta el más alto, destinado al espíritu por el Creador.”

“Sabéis que Dios dijo a los hombres: creced y multiplicaos y henchid la tierra. Esa fue la primitiva ley que se os dio, oh pueblo; más tarde, el Padre no pedirá a los hombres que tan solo se multipliquen y que la especie siga creciendo, sino que sus sentimientos sean cada vez más elevados y que su espíritu emprenda un franco desarrollo y desenvolvimiento. Mas si la primera ley fue la propagación de la raza humana, ¿Cómo concebís que el mismo Padre os aplicase una sanción por obedecer y cumplir con un mandato suyo? ¿Es posible, pueblo, que en vuestro Dios exista una contradicción semejante?

Mirad que interpretación tan material dieron los hombres a una parábola en que tan sólo se os habla del despertar del espíritu en el hombre; por lo tanto, analizad mi enseñanza y no digáis más que estáis pagando la deuda que por su desobediencia contrajeron los primeros pobladores para con vuestro Padre. Tened una idea más elevada de la justicia divina.

Muchos han sido los hombres que han aceptado que todas las lágrimas de este mundo han sido causadas por un pecado de los primeros pobladores y en su torpeza para analizar la parábola, han llegado a decir que Cristo vino a lavar con su sangre toda mancha. Si tal afirmación hubiera sido cierta ¿Por qué a pesar de que aquel sacrificio ya fue consumado, los hombres siguen pecando y también sufriendo?”



3.- Sobre el Mito del Ángel Caído:
Como se mencionó anteriormente , la “Explicación 50” refiere que antes del inicio de los tiempos, el Padre se encontraba en el Más Allá rodeando de Arcángeles, entre ellos Luzbel, quien contemplando su propia hermosura, dejó que la soberbia fuera en él y ya no quiso ser menos que su Padre, y anheló un mundo propio que regir, motivo por el que el Padre, como muestra de su gran amor, le creó su propio reino: La Tierra, la que originalmente fue un paraíso para los primeros pobladores…

A partir de este mito, muchos dan por sentado que nuestro paso por este mundo es accidental, asumiendo que, de no haber sido por la “rebelión” de Luzbel (quien se supone representa a todo el género humano), no estaríamos en este Planeta Tierra, de modo que continuaríamos circundando al Padre en el Más Allá. Cabe preguntar entonces: ¿Acaso aquéllos arcángeles fueron creados para vivir en estado permanente de contemplación celestial “circundando al Padre”?; ¿Cuál habría sido el propósito de su “rebelión” contra Dios? ¿Qué podrían arrebatarle al Todopoderoso y Creador del Universo?; si a Luzbel por su “rebeldía” le fue concedido el Planeta Tierra como reino, ¿Qué ocurrió con nuestros hermanos que habitan otros Planetas? ¿Acaso también se rebelaron y anhelaron un mundo propio que regir? ¿Por qué no continúan circundando al Padre en el “Más Allá”? ¿Qué ocurrió con los arcángeles que no se sumaron a la “rebelión,”? ¿Acaso perdieron la oportunidad de evolucionar? ¿Por qué Jesús dijo: “en la casa de mi Padre hay muchas moradas”?

Evidentemente este relato es una mentira. No pretendo abordar en esta participación el origen de este mito, sin embargo, cabe apuntar que aunque quizá es el más extendido del cristianismo y es común al catolicismo, a los evangélicos, los mormones, testigos de Jehová, etc. carece de todo sustento en la Biblia, pues ni el libro del Génesis ni cualquier otro se ocupan de la supuesta rebelión de Luzbel, Satanás, Lucifer u otro nombre con el que se le quiera personificar. A diferencia de los mitos del Edén y el Pecado Original, que tienen su origen en interpretaciones erróneas de las Escrituras del Primer Tiempo, el mito del Ángel Caído carece de todo sustento en la Biblia.

Aceptar el mito del “ángel caído” es negar que Dios hubiese concibió la existencia del Universo Material para el perfeccionamiento y evolución de sus hijos espirituales desde el momento de su creación; es ignorar la ley de reencarnación que, ligada a ley de restitución, nos permite purgar nuestras faltas y continuar nuestro camino evolutivo cobrando vida material en este u otros mundos hacia la perfección; es negar la ley de evolución y que “en la Casa del Padre hay muchas moradas” en donde nos aguardan nuevas vivencias para seguir escalando y perfeccionándonos cual espíritus; es negar que este Universo Material es una escuela para nuestro desarrollo espiritual y que dejará de existir cuando hayamos recorrido el camino de evolución, noción completamente distinta a la promesa de “recobrar el Paraíso Perdido” que nos ofrece la explicación del 50 del “Mundo Espiritual de Luz.”

Es menester que comprendáis que el venir al mundo es un privilegio para el espíritu, que nunca es un castigo; por tanto, debéis aprovechar esta gracia. (E. 221, p. 54)

Alerta hermanos, la publicación difundida como “Explicación 50 del Mundo Espiritual” trastoca la Doctrina Espiritualista Trinitaria Mariana.

eduardochavez
Mensajes: 81
Registrado: Lun Ago 23, 2010 7:30 am

Re: NATURALEZA DEL ALMA

Mensaje por eduardochavez » Mié Mar 15, 2017 4:01 pm

Saludos a todos mis hermanos.

Estimado Alfredo Melendez, en tu publicación del pasado 13 de febrero citas algunos párrafos de cátedras denominadas como "Anteriores a 1948", y dices que algunas de ellas alimentaron al LVV. A este respecto tengo varias dudas:
1) Dichas "cátedras anteriores a 1948" cuando se publicaron por primera vez? ( yo tengo un par de tomos publicados en 2011)
2) Entiendo que primero se publicó el LVV. Porque se decidió publicar dichas cátedras "anteriores a 1948" si ya habían sido tomadas en cuenta?
3) Es confuso, al menos para mi, que existan 12 tomos del LVV y 9 de cátedras "anteriores a 1948" siendo repetitivas y de pronto contradictorias. En todo caso no son claros los criterios de publicación.
4) En las citas que haces, los numeritos que preceden los párrafos, que significan?
5) Estas seguro que todas éstas cátedras (los 9 tomos) ya circulaban como copias entre los mismos recintos, según relatas?

Ojalá puedas aclarar estas dudas para entender mejor que sucedió con estos textos que citas y que además sería de ayuda el poder identificar si finalmente formaron parte del LVV o no. Saludos y bendiciones.

eduardochavez
Mensajes: 81
Registrado: Lun Ago 23, 2010 7:30 am

Re: NATURALEZA DEL ALMA

Mensaje por eduardochavez » Jue Mar 16, 2017 11:53 am

Saludos a todos mis hermanos.

Bueno, a reserva de lo nos pueda comentar Alfredo, releí el prólogo de los 2 libros que tengo de las cátedras "anteriores a !948" y de entrada dice que su primera publicación parcial fue en 2010. Como sólo tengo 2 libros, éstos incluyen los tomos 3, 4, 7 y 8, y ellos suman 402 cátedras, por lo que pensaría que los 9 tomos sobrepasan las 800 cátedras. Y la verdad me parece poco probable que más de 800 copias mimeografiadas de sendas cátedras estuvieran circulando por los recintos antes de 1948. Por otro lado el prólogo explica que para poder citar párrafos se debe identificar el tomo en número romano como "C - V" donde C significa serie complementaria y el número romano o letra el tomo. Se agregaría con número arábigo la cátedra el el número de párrado: "C - V, 25 - 11", por ejemplo. Bueno, asegura ser complementario y parte del Tercer Testamento, pero no dice de que manera es complementario, de que forma se enriquece o complementa lo ya publicado en el LVV. Sólo se justifica diciendo que la palabra del Padre es interminable y por tanto deberíamos estar publicando tomos interminablemente. Además de esto y por otros dichos cuestionables, el prólogo me parece tramposo y amañado. Por ejemplo, nunca revela el origen de donde proceden las cátedras, simplemente dice que "incontables archivos quedaron sin descubrir o sin editar" hasta que hermanos contemporáneos los reunieron como "nuevos". Por lo que entendemos que estas cátedras fueron editadas para su publicación (¿Y los originales?), ademas porque algunas sólo tienen unos cuantos párrafos, por ejemplo la C - III, 109, solo tiene 6 párrafos. Otro dicho cuestionable: al apóstol Juan se le cita repetidamente como "San Juan". Además dicho prólogo parece tratar de subestimar los 12 tomos del LVV, llamándoles "una modestísima parte de ediciones hechas por voluntarios" o "no son más que un débil reflejo del Volumen de las Palabras del Señor", dando a entender que lo que importan es la cantidad de libros y no la esencia profundísima ya contenida en el LVV. Pero insisto no dice de que manera se complementa estas supuestas debilidades, salvo que hay más libros para entretenerse. Perdón que no entre al contenido de estás "cátedras anteriores a 1948". Pero el sólo prólogo ya es desmotivante por no decir aberrante. En fin a ver que nos aclara Alfredo, sobre esta bastante oscura publicación.

Alfredo
Mensajes: 893
Registrado: Jue Dic 22, 2005 6:02 pm
Ubicación: Cd. Juarez Mexico, El Paso,TX USA

Re: NATURALEZA DEL ALMA

Mensaje por Alfredo » Mié Mar 22, 2017 3:12 pm

Saludos a todos,
Saludos estimado amigo Eduardo

Posiblemente mis comentarios no sean suficientes para aclarar todos los cuestionamientos que han surgido a hayan de surgir sobre esta obra llamada “Cátedras anteriores a 1948”.

Para empezar diré que no creo que todas las cátedras sean anteriores a 1948, es posible que ese nombre haya sido escogido para justificar su publicación ya que la mayoría de esas cátedras están contenidas -al menos en parte- en el Libro de la Vida Verdadera.

Efectivamente se publicaron primero las cátedras en el LVV, y mucho después las que están en cuestión. De acuerdo estoy en que son repetitivas, pero no sé a qué te refieres al decir que son contradictorias. No sé si hayas encontrado algunos párrafos que contradicen las cátedras del LVV.

En parte tampoco para mi es clara la cuestión de los criterios usados para su publicación; entiendo que los LVV requerían de publicarse y quienes lo hicieron lo hicieron bien, considerando las condiciones que existían. Creo que quienes critican esos trabajos no toman en cuenta muchos factores que a ellos afectaban.

Sobre que si estoy seguro de que todas las cátedras contenidas en los 9 tomos ya existían en forma de copias, diré que no; tendría que haber cotejado una por una de ellas y de alguna forma verificar que efectivamente se hubieran tenido copias en al menos algunos recintos. Sin embargo, lo que puedo decir es que en los archivos de la Asociación y en los archivos de Xochimilco tienen de esas copias, aunque sea de forma incompleta (en el caso de Xochimilco).

En una conversación con Ángel Fuentes, el me aseguro que de todas, con excepción de una, están contenidos al menos fragmentos en el LVV, y que entre los archivos que él y la asociación tenían se completó la colección que eventualmente fue publicada.

Si de mi hubiese dependido publicar esos libros, posiblemente no lo hubiera hecho por que ya existía el LVV, aunque si buscaría que aquellas cátedras estuviesen de alguna forma disponible al público interesado. Pero ahora que esos libros ya han sido publicados, mi parecer es que debemos darle el mejor uso posible.

En el caso que nos ocupa en este hilo -la cuestión del alma- me pareció que podía aportarnos primero un esclarecimiento de que, efectivamente, en las cátedras si se hacía mención del alma humana, y que fue hasta que se hizo la depuración para imprimir el LVV que se consideró quitar ese término.

Aclaro que no tengo intención de defender a ultranza los motivos que se hayan tenido para imprimir esa obra pues los desconozco, pero creo que la obra en sí, por ser palabra de nuestro Padre, si es necesario que sea defendida. Y para ello, pido a quien encuentre algún error en ella, en una catedra del LVV o en cualquier obra publicada relacionada con el ETM, que lo indique para poder analizarlo entre quienes tengamos interés.

Puedo estar de acuerdo en que es desafortunada la forma de presentar el prólogo, pero ello no quita que es palabra de Dios la allí contenida. Por cierto, el número de cátedras que existen en esos libros efectivamente excede en mucho las 366 cátedras del LVV. Y según una explicación que me parece certera -porque en parte ya lo había observado-, es que algunos recintos entregaron cátedras muy cortas, y por ello así fueron publicadas en esta obra, mientras que en el LVV se conjugaron varias cuando estas eran muy cortas.

Espero tus respuestas y puntos de vista de otros.

eduardochavez
Mensajes: 81
Registrado: Lun Ago 23, 2010 7:30 am

Re: NATURALEZA DEL ALMA

Mensaje por eduardochavez » Sab Mar 25, 2017 10:32 pm

Saludos a mis hermanos que siguen este análisis.
Saludos amigo Alfredo.

Me parece que el tema que nos ocupa "Naturaleza del Alma" ha devenido en la cuestión de la autenticidad de las fuentes, en este caso la explicación 50 del MEL. Que según la última argumentación (la cual me parece muy sólida) del hermano Cesar, deberíamos desechar por apócrifa (como los evangelios así llamados). Y aunque de inicio concuerde con lo vertido por nuestro hermano Cesar, no estaría tan de acuerdo en desechar totalmente esta explicación en lo que corresponde al asunto de la parábola del génesis y la naturaleza del alma. Claro sigue la incógnita del origen de dicha explicación: si es la mezcla de varias, si fue editada deliberadamente, si se contaminó en el proceso desde que surgió de los labios del portavoz, pasó por la manos de la pluma de oro, se mecanografió y finalmente se editó para ser publicada en libro. Seguramente mucha de esta información no la llegaremos a conocer.

Ahora bien, en el caso de las "cátedras anteriores a 1948", se supone que se tienen disponibles todos y cada uno de los originales. Con toda la información disponible: De que lugar proceden, cuando se emitieron, como se recopilaron, como fueron validadas, como fueron validadas para considerarlas como parte de la revelación del Padre, etc. Porque entonces no se publica dicha información en el prologo y se indica ademas en donde se pueden consultar los originales. Y si como dices todas presentan fragmentos ya contenidos en el LVV, es decir ya habían sido consideradas en su esencia y se desechó el resto. Porque ahora surge la urgencia de publicarlas (como dice el prólogo), por la misma Asociación que antes había decidido no hacerlo? Y en todo caso cual es el aporte a la revelación contenida en el LVV con estos 9 tomos más que de pronto resultan repetitivos?

eduardochavez
Mensajes: 81
Registrado: Lun Ago 23, 2010 7:30 am

Re: NATURALEZA DEL ALMA

Mensaje por eduardochavez » Sab Mar 25, 2017 10:58 pm

Continúo:

Personalmente y contestando tu pregunta hace algunos años me tope con esta publicación, la cual empecé a leer, 2 o 3 de la primeras cátedras, y a mi parecer las sentí faltas de la esencia de nuestro Padre y en algunos párrafos contradecían lo dicho en el LVV, razón por la cual cerré el libro y me olvide de ellas. Bueno habría que retomarlo en tema aparte todo el asunto de estás cátedras. Que de entrada para mi crea confusión su sola publicación. Porque deberíamos estar corrigiendo a todo aquel que se refiere a los 12 tomos del LVV y decirle que ya no son 12 que son 21 y que en cualquier momento pueden ser 42 o mil. Porque no se ha asimilado suficientemente lo vertido en los 12 del LVV y ya estamos inventando otros 9. Porque me parece que la "paja" que se desechó en la primera publicación del LVV está ahora siendo reciclada en estos 9 tomos. Porque no existe una edición debidamente revisada y validada del LVV que sirva de referencia a todos los interesados en estudiar la Doctrina del Padre. Porque entiendo tu postura de defender la palabra de nuestro Padre, supuestamente contenida en estos 9 tomos, y para mi esto no está claramente demostrado. Porque si por el simple hecho de poner algo que creemos parte de la revelación, en forma de libro, ya lo convierte en palabra del Padre. Entonces tendríamos que estar defendiendo todo lo que se publica en internet, en las redes, foros y demás, simplemente porque ya está publicado en letra de molde y alguien dijo que era una cátedra inédita, o que se la heredó su abuelita, o que es inspiración espiritual, o que los extraterrestres se la soplaron.

eduardochavez
Mensajes: 81
Registrado: Lun Ago 23, 2010 7:30 am

Re: NATURALEZA DEL ALMA

Mensaje por eduardochavez » Sab Mar 25, 2017 11:13 pm

Finalmente,

Pienso que cualquier "nueva" publicación que se pretenda hacer en torno a la revelación conlleva mucha responsabilidad y trascendencia. Y que por lo mismo debería hacerse con el mayor rigor, celo, conocimiento (material y espiritual) y espiritualidad posibles. Y no hacerlo y esperar a que la fortuna nos sonría (actitud que no cabria en un espiritualista), simplemente porque según nosotros estamos publicando la palabra del Padre, sin hacer un trabajo serio de validación de lo que estamos publicando, y sin pensar en las consecuencias de hacerlo a la ligera.

Saludos y bendiciones.

Alfredo
Mensajes: 893
Registrado: Jue Dic 22, 2005 6:02 pm
Ubicación: Cd. Juarez Mexico, El Paso,TX USA

Re: NATURALEZA DEL ALMA

Mensaje por Alfredo » Vie Mar 31, 2017 2:58 pm

Saludos Cesar Cris Gerardo y demás lectores.
Saludos Eduardo.

Sobre la explicación 50 en mi parecer si fue contaminada en alguna o algunas partes del proceso desde su entrega hasta que fue publicada; quizás por ello es más cuestionada. Me parece que muchas dudas podrían disiparse cuando se obtenga la original. Mientras tanto, hay que seguir alertas y analizando cuidadosamente.

Estoy de acuerdo en que falto información relevante que debió ser incluida en el prólogo de las “cátedras anteriores a 1948", y que sería bueno que los datos sean puestos en las nuevas ediciones (si es que habrán). Pediré a alguien que está más enterado que participe en este foro y aclare esas dudas.

El criterio sobre lo que es paja y lo que puede ser esencia varía entre los que analizamos: lo que para algunos puede ser innecesario, para otro puede ser importante. Creo que en el análisis cada quien podrá definirlo para sí, y podrá dar su parecer sobre sus conclusiones.

En mi caso no es el hecho de que alguien haya puesto en forma de libro por lo que le he dado validez a esa obra, sino porque he tenido acceso a algunas cátedras que al menos parcialmente la validan. Además, en cuanto a cátedras que algunos hacen pasar por originales, he estado compartiendo mis análisis sobre varios escritos lo mismo en este foro que en reuniones diversas, y he buscado demostrar que muchas de ellas, o no son originales, o están sumamente alteradas. Muestra de ello son los análisis que se encuentran bajo el tema “Cátedras Falsas” en este foro.

Finalmente, estoy de acuerdo en lo siguiente que expresaste:

Pienso que cualquier "nueva" publicación que se pretenda hacer en torno a la revelación conlleva mucha responsabilidad y trascendencia. Y que por lo mismo debería hacerse con el mayor rigor, celo, conocimiento (material y espiritual) y espiritualidad posibles. Y no hacerlo y esperar a que la fortuna nos sonría (actitud que no cabría en un espiritualista), simplemente porque según nosotros estamos publicando la palabra del Padre, sin hacer un trabajo serio de validación de lo que estamos publicando, y sin pensar en las consecuencias de hacerlo a la ligera.

eduardochavez
Mensajes: 81
Registrado: Lun Ago 23, 2010 7:30 am

Re: NATURALEZA DEL ALMA

Mensaje por eduardochavez » Vie Mar 31, 2017 8:38 pm

Saludos hermanos que sigue aún este hilo (con la esperanza de que haya muchos):
Saludos Alfredo:

Concuerdo contigo (y con César) que la explicación 50 se contaminó en alguna parte de su proceso de publicación: Mi pregunta sería es un caso aislado o puede haber mas? Nuestro Padre nos advierte por un lado que la falta de preparación de los actores que participaron en el asunto de su revelación introdujo paja que nos insta a buscarla y desecharla. Aunque también nos advierte no quitar ni una como de su palabra (que en mi caso lo interpreto como no desvirtuar su esencia). Y por otro lado, sabemos que la intervención humana en el proceso de publicación del LVV introduce error por nuestra falta de preparación material y espiritual.

Luego entonces, no se trata de enmendarles la plana a nuestro Padre, a Elias o a su Mundo Epiriritual. Sino de depurar nuestros errores humanos y presentar una revelación cada vez más pura a nuestra hermana humanidad, como también nos lo aconseja nuestro Padre, para no provocar la burla y la mofa. Sobre todo, como se ha planteado aqui, esto también serviría como base fundamental para su traducción a otros idiomas.

CESAR
Mensajes: 124
Registrado: Mié Ago 11, 2010 1:55 pm

Re: NATURALEZA DEL ALMA

Mensaje por CESAR » Dom Abr 02, 2017 2:56 pm

Saludos Alfredo, Eduardo, Cristina y a todos los lectores del foro:

Como lo refiere Eduardo en una de sus últimas participaciones, la temática de este hilo desembocó, o al menos en este momento gira en torno a la autenticidad de la “explicación 50 del mundo espiritual de luz,” pues ante las graves las contradicciones y falacias que encontramos en su texto, se impone ante todo dilucidar su veracidad.

Clamo porque la conclusión de este debate no se postergue hasta el día que “aparezca” el “manuscrito original de la controvertida explicación 50” -como se ha sugerido-, pues corremos el riesgo que esto nunca suceda. Más si de ello dependiere, considero que ante la duda, lo más responsable es suspender la publicación de esa “explicación,” pues la sola posibilidad de que con ella se contamine el Tercer Testamento lo justifica y el riesgo de llevar a muchos a la confusión, representa un daño mucho mayor al que podría suponer la interrupción de su publicación. Esperar a que “aparezca” el “manuscrito original” de la explicación 50” podría resultar reprochable, considerando la confusión que este asunto ya está causando, no sólo nuestro País, pues de acuerdo al testimonio de Cristina, los traductores alemanes han comenzado a adulterar las Enseñanzas del Tercer Testamento introduciendo la palabra “alma” en sustitución de otros términos, según lo consideran “conveniente.” La autenticidad de un escrito no se corrobora materialmente por el origen del papiro que lo contiene, sino por la verdad espiritual que su texto encierra. Análisis y reflexión son nuestras mejores herramientas en esta labor.

En ese sentido, a continuación trataré de plantear algunos puntos de debate en torno a los párrafos propuestos por Alfredo en lo que respecta al uso de la palabra “alma,” sin que este ejercicio implique el reconocimiento de la autenticidad de las Cátedras de donde fueron extraídos.
Alfredo escribiste:

En el caso que nos ocupa en este hilo -la cuestión del alma- me pareció que podía aportarnos primero un esclarecimiento de que, efectivamente, en las cátedras si se hacía mención del alma humana, y que fue hasta que se hizo la depuración para imprimir el LVV que se consideró quitar ese término.

Al margen de que en ninguno de los párrafos citados encontramos la expresión “alma humana,” este argumento implica una premisa que no podemos aceptar como válida, a saber: que la Doctrina Espiritualista Trinitaria Mariana reconoce la existencia del “alma humana,” pues dicha afirmación requiere prueba y es el objeto mismo del debate.

Sin duda podemos aceptar que la palabra “alma” fue usada en algunas ocasiones por los portavoces, más de ello no se infiere que en el Espiritualismo Trinitario Mariano exista un adoctrinamiento en el que se explique y desarrolle la noción del “alma humana”; por lo tanto, la sola mención del término “alma”, que no “alma humana,” también resulta insuficiente para demostrar la autenticidad de la “explicación 50 del mundo espiritual de luz.”

Una cosa es que se mencione la expresión “alma,” y otra muy distinta demostrar el significado que denota en cada caso.

Debo decir que de acuerdo al Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, la palabra “alma” tiene en nuestro idioma más de 98 acepciones, la mayoría de ellas referidas al lenguaje coloquial y a ciertas locuciones que dan cuenta de la versatilidad y cotidianidad del uso que tiene esta expresión en nuestro lengua, siempre desligado a la noción de “sustancia sutil” con la que se le define en la cuestionada explicación 50, lo cual pudimos corroborar al analizar en este mismo foro el primero de los llamados “Libros de Oro,” en los que también es posible encontrar la mención de la palabra “alma”, y en los que advertimos que si bien es cierto, es probable que los portavoces hubiesen empleado el vocablo “alma” al recibir la comunicación de Espíritu a espíritu, también lo es que dicho término siempre fue usado bajo 2 de sus principales acepciones que son “espíritu” y “persona,” o como una expresión coloquial propia de nuestra cultura, razón por la que la sola mención de esa expresión resulta insuficiente para inferir, mucho menos afirmar, que el “alma” constituye un concepto propio de la Doctrina Espiritualista Trinitaria Mariana, como se pretende en la explicación 50 del “mundo espiritual de luz.”

Por citar solo algunos ejemplos, y a manera de introducción, reproduzco a continuación los siguientes versículos extraídos de los llamados “Libros de Oro,” mismos que en su momento analicé en este foro, para demostrar que en el primer “Libro de Oro”, el vocablo “alma” siempre fue usado como sinónimo de espíritu o persona, y en algunos otros casos como expresión coloquial.

Miércoles, Mayo 28 de 1945.
¿Qué cosa es la paz? La paz se obtiene cumpliendo con la unión, con el amor y la caridad, símbolo de nuestro estandarte y de nuestro corazón.
[…]
Más con la caridad, debemos también de cumplir teniendo caridad de nosotros mismos; regenerando nuestra materia y nuestro espíritu; alejando el odio y la mala voluntad con nuestro hermano y semejante; extendiendo la mano para dar la caridad al que lo implore, según nuestras fuerzas y nuestro alcance; cubriendo al desnudo, dando de beber al sediento; perdonando imperfecciones; dando consuelo a las almas afligidas con nuestras palabras de ternura, daremos paz a los que no la tenían; dando bálsamo de curación al que lo necesite, ungiendo y curando sus almas, o sea sus espíritus.

Miércoles, Mayo 29 de 1946.
Dice el Padre, cuando ha dado su palabra al pueblo de Israel: “Deja que los muertos, que entierren y encierren a sus muertos; dejad a los muertos que bauticen a sus muertos”; y el guiador espiritual nos contesta: El dejar a los muertos que entierren a sus muertos, son los niños, los varones, los jóvenes, los ancianos, madres y doncellas que no han querido escuchar, analizar y comprender la palabra de Dios que se les da; y cierran su audífono, cierran la puerta de su corazón, para no darle albergue al Maestro dentro de su alma, o sea de su espíritu. Y ha enceguecido, porque no ha querido darle luz a los ojos de su alma; porque no quiere seguir el camino de la verdad que es Dios, porque no le ha conocido; y porque tiene miedo de llegar al sacrificio de la dominación de sus tendencias en el mundo.

Estos párrafos son significativos, pues en ellos el portavoz aclara que por “alma,” debe entenderse espíritu. Esto demuestra que la sola mención del término “alma” resulta falaz para afirmar que el Tercer Testamento recoge la noción de “alma humana” empleada en la tan cuestionada explicación 50.

De la misma forma, resalté la importancia que tiene para nuestro análisis el estudio de los “Libros de Oro,” pues por haber quedado relegados en el tiempo, sin que nadie se ocupara de su depuración, nos brindan la invaluable oportunidad de emular y comprender el trabajo que realizaron los editores del Libro de la Vida Verdadera al depurar las Cátedras originales del Maestro, de modo que si nuestro propósito fuese depurar las Enseñanzas de los “Libros de Oro” necesariamente tendríamos que eliminar la palabra “alma” y nombrar con propiedad al espíritu o al ser humano, según el caso, en sustitución de la palabra “alma,” como seguramente lo hicieron los editores del Libro de la Vida Verdadera.

Los siguientes párrafos citados por Cristina confirman lo antes dicho, ya que, por una parte, nos muestra algunos fragmentos de Cátedras originales provenientes del recinto “El redentor” en los que aparece la palabra “alma,” y por la otra, nos indica la forma en la que dichas Cátedras fueron editadas en el Libro de la Vida Verdadera, observando que en todos los casos la expresión “alma” fue sustituida por “espíritu.” Dada la estrecha relación que guardan estos párrafos con el tema que nos ocupa, los comentaré brevemente.

Cristina escribió:
El Redentor, 31.12.1950/E. 366,78: Mis últimas palabras ¿Creéis acaso que Yo pueda dirigiroslas desde los alto de una cruz? No está la humanidad regenerada. Suben hasta Mí lamentaciones, llegan hasta Mí blasfemias de los hombres, el sordo ruido de la guerra humana, llanto de niños, desconsuelo de hombres y mujeres. Veo luto y pobreza; veo reinos en decadencia y potencias próximas a desplomarse, hálitos de muerte en toda la humanidad y enmedio de todas esas voces de imprecaciones e invocaciónes, una voz que surge de entre los hombres y llega hasta Mí y conmueve mi Espíritu Divino y es una palabra que dice: ¡Ven! Es lo que me dice este mundo oh pueblo ¡Ven! porque el espíritu tiene mi promesa porque los hombres saben que anuncié mi vuelta, porque los hombres han despertado a los hombres diciéndoles: El Señor anunció que volvería ; porque ante la ausencia de justicia humana vuelven las almas sus ojos a Mí en busca de mi paz y mi justicia, para decirme: Señor, ¿Por qué no vienes? ¿Por qué no veis mi dolor? ¿Por qué no contemplas mi tragedia?
> Acá el término de “almas” en el LVV fué cambiada por espíritus.


La oración que se analiza dice: “vuelven las almas sus ojos a Mí en busca de mi paz y mi justicia, para decirme: Señor, ¿Por qué no vienes? ¿Por qué no veis mi dolor? ¿Por qué no contemplas mi tragedia?”

¿Quiénes son las “almas” que claman de forma tan lastimera al Padre? El propio párrafo lo aclara: “llegan hasta Mí blasfemias de los hombres, el sordo ruido de la guerra humana, llanto de niños, desconsuelo de hombres y mujeres…” “una voz que surge de entre los hombres y llega hasta Mí y conmueve mi Espíritu Divino y es una palabra que dice: ¡Ven! Es lo que me dice este mundo oh pueblo ¡Ven! porque el espíritu tiene mi promesa porque los hombres saben que anuncié mi vuelta, porque los hombres han despertado a los hombres diciéndoles: El Señor anunció que volvería; porque ante la ausencia de justicia humana vuelven las almas sus ojos a Mí en busca de mi paz y mi justicia, para decirme: Señor, ¿Por qué no vienes? ¿Por qué no veis mi dolor? ¿Por qué no contemplas mi tragedia?”

Este párrafo es la narración de como la humanidad clama al Padre su retorno para aliviar el dolor, la injusticia y la aflicción que se sufre en este tiempo, pues por una parte, dice que llegan hasta el Creador “las blasfemias de los hombres, el sordo ruido de la guerra humana, el llanto de niños, el desconsuelo de hombres y mujeres,” y continua diciendo: “en medio de todas esas voces de imprecaciones e invocaciones, una voz que surge de entre los hombres y llega hasta Mí y conmueve mi Espíritu Divino y es una palabra que dice: ¡Ven!. Es lo que me dice este mundo oh pueblo ¡Ven!”. ¿Porqué razón clama el espíritu del hombre el retorno de su Señor en este tiempo? El propio párrafo a continuación lo aclara “porque el espíritu tiene mi promesa porque los hombres saben que anuncié mi vuelta, porque los hombres han despertado a los hombres diciéndoles: El Señor anunció que volvería;” luego entonces, considerando que en el Segundo Tiempo el Maestro anunció su retorno para cuando la humanidad se encontrara en su nivel más alto de perversidad, resulta entendible la razón por la que el párrafo en cuestión concluye diciendo: “ante la ausencia de justicia humana vuelven “las almas” sus ojos a Mí en busca de mi paz y mi justicia, para decirme: Señor, ¿Por qué no vienes? ¿Por qué no veis mi dolor? ¿Por qué no contemplas mi tragedia?,” resultando obvio también que la expresión “almas” no puede tener aquí otro significado más que el de “espíritus”, pues además de que este es uno de los tantos significados que el diccionario le atribuye a la palabra “alma,” sería absurdo sostener que en principio sea el espíritu del hombre quien clame al Padre su retorno para aliviar el dolor, la injusticia y la aflicción que se sufre en este tiempo carente de paz, pero que en última instancia sean otros seres (o sean las “almas”) los que rogando la paz y la justicia del Creador pregunten "¿Por qué no vienes? ¿Por qué no veis mi dolor? ¿Por qué no contemplas mi tragedia?”. Ciertamente semejante interpretación carece de toda lógica, razón por la cual se justifica plenamente que los editores del Libro de la Vida Verdadera hayan sustituido la palabra “almas” por “espíritus,” y con mayor razón si consideramos que en el propio párrafo que analizamos se dice que es el “espíritu” quien tiene la promesa del retorno del Maestro de modo que, ¿Cómo podríamos concluir entonces que sean otros seres y no el espíritu del hombre, quienes “volteen sus ojos” ante Dios para clamar: ¿Por qué no vienes? ¿Por qué no veis mi dolor? ¿Por qué no contemplas mi tragedia?”

Cristina escribió:
E. 317,2: Yo soy el camino, la verdad y la vida, os digo una vez más. Mi palabra es el pan que alimenta a vuestro espíritu, mi presencia os trae la paz anhelada. ¡Cuántas pruebas habéis vivido en el mundo! Buscásteis la paz y el consuelo en placeres de la Tierra y al no encontrarlos habéis vuelto a Mí para decirme: "Señor, sólo en vos encontramos la paz y el consuelo para nuestra alma".
> Acá el término de “alma” en el LVV fué cambiada por espíritu.

En este párrafo, la sustitución de la palabra “alma” por espíritu resulta obvia, el contexto así lo reclama. En la primera parte de este párrafo se dice: “Mi palabra es el pan que alimenta vuestro espíritu, mi presencia os trae la paz anhelada” y más adelante reafirma: “…habéis vuelto a Mí para decirme: Señor sólo en vos encontramos la paz y el consuelo para nuestra alma” luego entonces, si por un lado se dice que la palabra del Padre es el pan que alimenta nuestro espíritu y la presencia del Señor nos trae la paz anhelada, sería absurdo pensar, que la paz y el consuelo sean únicamente para el “alma” (entendida como entidad distinta al espíritu del hombre) pues la Palabra del Padre está destinada a alimentar, reconfortar y consolar a sus hijos espirituales, lo cual se corrobora en la primera parte del mismo párrafo cuando dice: “Mi palabra es el pan que alimenta vuestro espíritu, mi presencia os trae la paz anhelada.”

Cristina escribió
El Redentor, 17.9.1950 / E. 339,33: Aquellos tiempos en que la mujer también llena de virtudes, de ternura, de fortaleza moral, de belleza en su alma y en su cuerpo, era regazo, era cuna, era manantial de bondad y buen ejemplo para sus hijos, aquellos días ...

> Acá el término de “alma” en el LVV fué cambiada por espíritu.

Este párrafo define a la mujer virtuosa de aquellos tiempos como portadora de ternura, de fortaleza moral “de belleza en su alma y en su cuerpo”, luego Cristina dice: “Acá el término alma se cambió por espíritu”. Cabe preguntar, ¿será posible que una mujer virtuosa, llena de ternura y fortaleza moral, carezca de belleza en su espíritu? ¿Será posible que todas esas cualidades morales y espirituales embellezcan tan solo el cuerpo y “alma” (entendida como materia sutil) de la mujer?. Evidentemente no. La ternura, la bondad y la fortaleza moral no son virtudes del cuerpo sino del espíritu, de modo que quien sea capaz de manifestarlas, necesariamente dará testimonio de la belleza que de su espíritu. Ahora bien, de acuerdo a lo que comenta Cristina, el párrafo en cuestión se publicó en el Libro de la Vida Verdadera de la siguiente manera:

"Aquellos tiempos en que la mujer también llena de virtudes, de ternura, de fortaleza moral, de belleza en su espíritu y en su cuerpo, era regazo, era cuna, era manantial de bondad y buen ejemplo para sus hijos, aquellos días ..."


¿Les parece errado?

Cristina escribiste:
El Redentor, 16.7.1950, S7: Confiad en Mí, que Yo en Mis Manos traigo la medicina espiritual! Vengo a sanar la enfermedad de vuestro cuerpo y la enfermedad de vuestra alma.

Será posible que LA MEDICINA ESPIRITUAL que trae el Padre, sea remedio únicamente para el cuerpo y “para la forma sutil que envuelve al espíritu”? ¿Entonces, los espíritus enfermos no reciben la medicina espiritual? Absurdo.

Cristina escribiste:
El Redentor, 7.5.1950, S1:
Yo he creado al hombre; he dado una chispa de Mi Espíritu a cada uno de vosotros y el libre albedrío que Yo he metido en el corazón de cada uno de Mis hijos. El tiene que luchar a través de la vida terrestre, que el el baño de la purificación para el espíritu, inocente, bueno en esta tierra. Inocente la carne, pero su espíritu aunque su inteligencia no se recuerde de nada, su espíritu sabe de las experiencias anteriores y su espíritu lucha en contra de todas las dificultades. Habla al alma del hombre a través de su conciencia, él dirige y aconseja, y así el espíritu humano ha creicido y vá a encontrar la luz, la paz, luchando contra todos os espíritus de las tinieblas.

El párrafo en cuestión comienza diciendo: “..he dado una chispa de Mi Espíritu a cada uno de vosotros” y más adelante menciona “Habla el espíritu del hombre a través de su conciencia…”. Está de más aclarar que la chispa Divina que el Padre depositó en todos los espíritus es precisamente la Conciencia, de modo que lo correcto es decir que quien habla a través de su conciencia es “el espíritu del hombre,” nótese como el propio párrafo utiliza la expresión alma como sinónimo de espíritu al decir: “Habla al alma del hombre a través de su conciencia, él dirige y aconseja, y así el espíritu humano ha crecido y va a encontrar la luz”

Resulta sumamente peligroso, o tal vez irresponsable, afirmar que la Doctrina Espiritualista Trinitaria Mariana alberga la noción del “alma humana” –según se concibe en la “explicación 50 del mundo espiritual de luz,” en base a simples citas aisladas que no guardan ningún contexto con aquella explicación.

Así como cuando encontramos que el Padre nos dice: “[…] he hecho de vuestro corazón mi morada para manifestarme ahí…” (01-003.31) o “El trono que busco entre vosotros, es vuestro corazón…” (01-007.02), no significa que el “corazón” sea una entidad o un ser distinto al ser humano, por la misma razón tampoco podemos concluir que la sola mención de la palabra “alma” conlleve la connotación que se le atribuye a dicho término en el Explicación 50 del “Mundo Espiritual de Luz.” Pongamos como ejemplo el primer párrafo que nos comparte Alfredo, en donde se lee: “quiero que de vuestra alma brote el propósito inquebrantable de seguirme” – que no de vuestra alma humana- Evidentemente, este tipo de expresión representa el uso coloquial de la palabra “alma”, más no implica un adoctrinamiento que respalde lo que se predica en la explicación 50 del “Mundo Espiritual de Luz.”

En consecuencia, quienes postulan que la Doctrina Espiritualista Trinitaria Mariana reconoce la existencia del “alma” -a semejanza de la “explicación 50 del MEL,”- necesariamente deberán mostrar una serie de Enseñanzas propiamente dichas, que expliquen, por ejemplo, lo relativo a las “leyes” que rigen la “evolución” y “reencarnación” de las almas y su relación con las “leyes” de “expiación” y “restitución”, los fundamentos de los atributos de voluntad y libre albedrío que a semejanza de los espíritus poseerían “las almas” de los reinos mineral, vegetal, animal, y su diferencia con el alma humana, o alguna cátedra en la que categóricamente se desmienta que la Naturaleza Divina forma parte de los seres humanos, como se sostiene en la aludida explicación 50, por citar solo algunos aspectos. Obviamente esto jamás ocurrirá. Por más que se elucubre en ese sentido, seguro estoy que jamás se encontrará una “Cátedra” digna de Nuestro Señor que avale semejantes extremos, por la única razón de que el Tercer Testamento es una Obra Divina, y suponer una contradicción de tal gravedad me resulta impensable, por decir lo menos.

Ahora bien, en cuanto a los párrafos propuesto por al Alfredo, cabe apuntar:

1.- En todos los párrafos, es una constante observar como el término “alma” siempre aparece en un contexto ajeno al que se le asocia en la explicación 50 del “Mundo Espiritual de Luz.”

2.- El vocablo “alma” fue usado en raras ocasiones, pues de acuerdo a lo que comenta Eduardo Chávez, la colección denominada “Cátedras del Divino Maestro dadas antes de 1948,” de donde fueron extraídos estos párrafos, consta de aproximadamente 800 “Cátedras,” de suerte que si en dicha obra únicamente se lee la palabra “alma” cerca de 60 veces, como lo mencionas, resulta evidente que dicha expresión tuvo un uso punto menos que esporádico, considerado lo voluminoso de esa colección.

En la siguiente participación continuaré con este análisis.

gerardo
Mensajes: 323
Registrado: Mié Dic 21, 2005 3:02 am

Re: NATURALEZA DEL ALMA

Mensaje por gerardo » Dom Abr 02, 2017 9:19 pm

CESAR escribió:
En consecuencia, quienes postulan que la Doctrina Espiritualista Trinitaria Mariana reconoce la existencia del “alma” -a semejanza de la “explicación 50 del MEL,”- necesariamente deberán mostrar una serie de Enseñanzas propiamente dichas, que expliquen, por ejemplo, lo relativo a las “leyes” que rigen la “evolución” y “reencarnación” de las almas y su relación con las “leyes” de “expiación” y “restitución”, los fundamentos de los atributos de voluntad y libre albedrío que a semejanza de los espíritus poseerían “las almas” de los reinos mineral, vegetal, animal, y su diferencia con el alma humana, o alguna cátedra en la que categóricamente se desmienta que la Naturaleza Divina forma parte de los seres humanos, como se sostiene en la aludida explicación 50, por citar solo algunos aspectos. Obviamente esto jamás ocurrirá. Por más que se elucubre en ese sentido, seguro estoy que jamás se encontrará una “Cátedra” digna de Nuestro Señor que avale semejantes extremos, por la única razón de que el Tercer Testamento es una Obra Divina, y suponer una contradicción de tal gravedad me resulta impensable, por decir lo menos.

Yo tengo muchas dudas acerca de la interpretación de la EME50. Y he estado contribuyendo al análisis de la misma. Yo tengo mis diferencias en la interpretación acerca de los reinos mineral, vegetal y animal. Pero si creo entender que el alma es la parte de nuestro ser que enlaza a nuestro espíritu con nuestro cuerpo material. Y es una parte de nuestro ser, como nuestro espíritu y nuestro cuerpo material.

Pero quisiera abundara, o explicara, por qué menciona el concepto de que se dice que en la EME50 que la naturaleza divina no forma parte de los seres humanos, y a qué se refiere con el concepto de "semejantes extremos". Yo no estoy de acuerdo en su interpretación en este respecto.

Por otro lado, usando el mismo argumento que menciona acerca del corazón, qué deberemos interpretar cuando se mencionan los conceptos de "mente" en muchos párrafos del Tercer Testamento.

Gracias,

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 6 invitados