Iglesia Eliasista de Mexico "Orden Pedestalicia"

Foro General de la Tercera Era
Alfredo
Mensajes: 882
Registrado: Jue Dic 22, 2005 6:02 pm
Ubicación: Cd. Juarez Mexico, El Paso,TX USA

Iglesia Eliasista de Mexico "Orden Pedestalicia"

Mensaje por Alfredo » Lun Ago 31, 2015 9:53 pm

Saludos a todos.

Se me pidió opinión sobre un manifiesto emitido por la Iglesia Eliasista, y como tiene que ver con el Espiritualismo Trinitario Mariano, me pareció necesario dar mi opinión y lo haré en este foro.

Para ello publicaré primero el referido documento y en ocasiones posteriores expondré mis análisis.

Usted puede leerlo completo en la siguiente direccion:
http://iglesiaeliasista.org.mx/template ... alicia.pdf

Invito a quienes gusten participar lo haga, incluyendo al autor y a quienes pertenecen o son afines a la Iglesia Eliaista.

El documento dice asi:


El Octavo Gran Hijo del Sol Jefe Supremo de la Iglesia Mexicana de Elías Cuyo nombre oficial es Iglesia Eliasista de México A.R. En nombre del Altísimo Dios de Israel, y por las facultades y poderes que me han sido otorgadas como Gran Hijo del Sol, Jefe Supremo de la Iglesia Mexicana de Elías, cuyo nombre oficial es Iglesia Eliasista de México A.R., en este acto hago público, lo siguiente:

MANIFIESTO DE LA ORDEN PEDESTALICIA
I. PREÁMBULO.
Lo que se conoce comúnmente como “cátedra”, es una práctica aceptada en la Iglesia Eliasista de México A.R., y por tanto en el Eliasismo oficial; se le acepta únicamente como una forma particular de ceremonia, donde se lleva a cabo como característica esencial una manifestación de la Inspiración Divina. Pero en la Iglesia de Elías este ceremonial se realiza con importantes acotaciones que la distinguen de otras prácticas, aún de las que se llevan en las corrientes derivadas del Eliasismo original; la efectúa un sacerdote que ha sido debidamente consagrado y ungido, y que pertenece por integración a una orden especial dentro del sacerdocio, denominada Orden Pedestalicia. Los Ministros de Inspiración Divina, también llamados pedestales (de ahí el nombre de la orden), transcurren por una formación consistente en estudios diversos además de ejercicios mentales y espirituales, que cuando menos duran cinco años; se someten a una disciplina mental, moral y humana, constante y rigurosa, para con ello tener la más amplia posibilidad en un determinado momento, de lograr un estado de conciencia superior conocido como éxtasis de estado místico y divino; en el cual se puede transmitir en forma de palabra entendible la esencia de algunas divinidades que son reconocidas indudablemente como tales, por la Iglesia Mexicana de Elías hoy Eliasista de México A.R.; lo anterior, porque ha sido precisamente en el seno de esta iglesia, donde se dio origen a esta excepcional manifestación del Verbo Divino, para todo el mundo.

II. EL INICIO.
En un momento crucial de la historia de nuestra amada Iglesia, el Divino Enviado Elías Roque Jacinto Rojas Esparza, encontrándose en arrobamiento místico y en profundo éxtasis, habló por primera vez dando el mensaje que habría de ser reconocido como manifestación de la palabra divina por medio del cerebro humano; y que más tarde se identificaría con el saludo hoy universalizado de: “Gloría a Dios en las alturas y paz en la tierra a los hombres de buena voluntad…”.

Es con la manifestación realizada por el señor Don Roque Rojas, que comenzó el mensaje de las Divinidades a través del lenguaje humano. Pero desde luego, se debe considerar lo siguiente: Roque Jacinto Rojas Esparza es el mismo profeta Elías, enviado a la Tierra según lo anuncian las profecías de Malaquías y del Eclesiástico. Es pues el Hijo del Hombre, la primera persona humana que manifestó esta enorme gracia, como expresión del Verbo por medio de la inspiración divina.

Nunca debe olvidarse -entiéndase clara y contundentemente-, que es por causa y acción de Elías el Hijo del Hombre y no por alguien más, que esta sublime expresión del Verbum, hoy conocida como cátedra o ceremonia de inspiración divina existe; y prevalece como una sacratísima herencia para la humanidad de buena voluntad, tal y como lo afirma el saludo de la divinidad.

III. AMOR, TOLERANCIA Y PERMISIÓN DEL HIJO DEL HOMBRE PARA SUS DISCÍPULOS, HIZO POSIBLE LA CONTINUIDAD DE ESTA GRANDEZA.
Esta dignidad única, fue posteriormente reafirmada con la permisión del maestro Roque Rojas, a través de una Sacerdotisa Virgen perteneciente al Sexto Sello de nombre Damiana Oviedo Suárez. En ejercicio del privilegio sacerdotal denominado Inspiración Divina, Damiana Oviedo Suárez o “Damianita” como era conocida, continuó con este sublime ceremonial y manifestó también la palabra del Verbo Divino.

Algo que es trascendental para este hecho que hoy se menciona con tanta ligereza, es que Damiana Oviedo Suárez, tampoco era una mujer común; conoció personalmente al Divino Enviado Roque Rojas, escuchó su mensaje y le acompañó en gran parte de su misión; era primeramente, una sacerdotisa consagrada y ungida de la Iglesia Mexicana de Elías; era una sacerdotisa que haciendo patente en su persona la gracia de templanza y las atribuciones del Sello Primero que son la fuerza y el dominio, había hecho de manera excepcional un voto supremo de entrega a Dios; un voto que casi nadie está dispuesto a realizar con toda sinceridad: el voto de castidad permanente. En efecto, Damiana Oviedo Suárez, era una Sacerdotisa Virgen que nunca abandonó su voto de castidad. En conclusión y con el único fin de continuar valorando la grandeza que debe revestir al órgano de inspiración divina, para emanar una irradiación de estas dimensiones, menciono que Damiana Oviedo fue la Guardiana de la Tribu de Rubén, de la Sexta Iglesia Guiadora de Filadelfia.

Lo anterior, muestra que no es de manera espuria y simplista, como debe manejarse esta enorme gracia y privilegio; pues se trata nada menos, de transmitir la palabra de la divinidad al pueblo que la escucha. Finalmente, es claro, que de no haber permitido el Divino Enviado Roque Rojas la continuación de esta ceremonia, en el seno de la Iglesia Eliasista, nunca hubiera llegado a las siguientes generaciones; pues él era auténticamente, el único con la potestad total para retener esta gracia de haberlo considerado necesario.

IV. QUIEN NO CONOCE O NO ACEPTA LA HISTORIA, ESTA CONDENADO A SUFRIR SUS CONSECUENCIAS INDESEABLES, CONSTANTEMENTE.
Hubo momentos de gran ilegalidad y anarquía diversa para la Iglesia Mexicana de Elías, después de que el Divino Enviado señor Don Roque Rojas hubo de pagar su tributo a la tierra, al morir un día dieciocho de mayo del año de mil ochocientos setenta y nueve, en la Calle del Niño Perdido número dieciocho de esta Ciudad de México. Sin embargo, ninguna confusión o profanación fue mayor y de mayores consecuencias, que la sucedida dentro del Sello Sexto; la cual dio origen al más grande sisma que haya habido dentro de la Iglesia Mexicana de Elías; creando una gran degeneración doctrinal y ritualista, como nunca había sufrido el Nuevo Pueblo de Dios.

El recinto del Sello Sexto, fue el último que consagró el Divino Enviado Elías; y fue durante esa ceremonia de consagración, cuando por última vez Roque Rojas transmitió la palabra en éxtasis; tal y como lo comenta Fernanda Trejo Jácome en sus memorias: “ la última vez que él se extasió en ese estado místico y divino, …”. Una vez consagrado el recinto, el señor Roque Rojas le indicó a Damiana Oviedo que más adelante ella debía consagrar a la señora Isabel Viveros como sacerdotisa; para que cuando muriera Damiana, fuera Isabel Viveros quien recibiera todos los símbolos y adminículos del Sello Sexto. Esto significaba, que quien podía continuar con la tradición y ceremonial del Sello Sexto, incluida la Inspiración Divina, debía ser una sacerdotisa debidamente consagrada, ungida y preparada, como lo era la misma Damiana Oviedo, y no cualquier persona civil como al final sucedió. Se desconoce la causa de porque Damiana Oviedo desobedeció esta orden del Divino Enviado Elías, pero se sabe que nunca consagró a la señora Isabel Viveros, ni a nadie más; como lo asegura la misma Fernanda Trejo, en sus memorias.

Doña Damiana Oviedo decía que a su muerte “la palabra sería retenida” y que esta terminaría con ella; posiblemente hacía esto Damiana Oviedo, en vista de la carencia de sacerdotes y sacerdotisas dignos de continuar con esa ceremonia; pero al faltar la señorita Oviedo, los señores Serafín Fernández, Manuela Domínguez y Apolonia Alanís, indebidamente pues sólo eran marcados y no sacerdotes, continuaron con la ceremonia de manifestación de la palabra a la que denominaron “cátedra”, y que en algún momento mezclaron con prácticas sacrílegas del espiritismo kardeciano y del curanderismo popular; dando paso así a lo que hoy se conoce como Espiritualismo Trinitario Mariano y a todas sus derivaciones. Esto significó, que en un arranque de soberbia y confusión, se produjera la ruptura con la Iglesia de Elías, el desconocimiento y olvido de la simbología y doctrina Eliana, y la carencia de facultades para hacer patentes, las gracias, dones y privilegios de la Nueva Iglesia, que sólo están reservados para quienes cumplen cabalmente con el nuevo pacto; y cumplir con él, incluye pasar por la debida consagración sacerdotal y la consecuente unción; que es donde se deposita la confianza de Dios en la persona humana.

Un acto de desobediencia y rebeldía aparentemente sin importancia, fue la raíz de tantos enfrentamientos estériles entre los mismos creyentes dentro del Sello Sexto; fue también el origen de prácticas extrañas añadidas a la doctrina original, que aunque de real o aparente buena voluntad, de pronto caen en la blasfemia y el sacrilegio, y se convierten en una verdadera ofensa al Altísimo Dios. El surgimiento por invención imaginativa o por gustos particulares, de: nombres, locaciones, cargos, rituales, corrientes y mistificaciones, es así mismo, producto de esta indisciplina; en medio de una búsqueda a ciegas, surgen denominaciones irreales y maneras irascibles, contrarias a lo dispuesto por Dios; que sólo crean una cortina de humo y alejan a los pueblos de la presencia del Altísimo.

Con todo lo anterior, es difícil ver de inmediato aquello que en nuestros días ya es muy evidente y que se encuentra claramente plasmado en el texto llamado “El Último Testamento”; único libro auténtico hecho por puño y letra del Enviado Divino señor Don Roque Jacinto Rojas Esparza por orden del Altísimo para esta Tercera Era; ahí se encuentran las reglas y disposiciones que han de evitar como lo han hecho en el seno de nuestra amada Iglesia, el caer en alguno de los tres epítetos repugnantes del Dragón Serpiente: blasfemia, sacrilegio y apostasía.

V. LAS METÁFORAS: “EL VASO SAGRADO” Y “EL PEDESTAL”.
Dice le libro de la Revelación o Apocalipsis de Juan el Teólogo, en el mensaje a la Sexta Iglesia de Filadelfia, capítulo III, versículos 11: “Mira que vengo luego, mantén lo que tienes de bueno en tu alma, no sea que otro se lleve tu corona” (traducción de la Vulgata Latina, versión Torres Amat).

Cuando la esencia de la divinidad se vacía en el alma de un ser humano, que por propia voluntad se presta como medio para transmitir el mensaje que ha recibido a través de la inspiración alcanzada, en estado de éxtasis místico divino, y esta inspiración es transmitida como mensaje en forma de palabra entendible, se dice que esa persona actúa y es como “un vaso sagrado”; porque en él se ha vertido la esencia de la divinidad, a semejanza de un cáliz que recibe un líquido precioso, purísimo e inmaculado, el cual se debe recibir de igual manera con enorme limpieza y pulcritud de alma. Pero cuando ese vaso que recibe la esencia se encuentra sucio o manchado, contamina la esencia que contiene y la mancha quitándole su pureza; así, la palabra que transmite, se encuentra contaminada y manchada también; y en algunos casos extremos, ni siquiera existe en realidad esa inspiración o simplemente se desvanece. El vaso sagrado, se convierte en un vaso sucio de falsedad, porque su mensaje esta distorsionado o es notoriamente incongruente, o es incompatible con la verdad expresada por el mismo verbo, del cual supuestamente se trata; cayendo con esta farsa, en la paradoja de que la divinidad que debe ser plena certeza, se contradice a sí misma para crear incertidumbre. El vaso que cae en ese supuesto, ha perdido su sacritud y al mentir o falsear la inspiración, convierte su verbo en una mentira o en un instrumento de la mentira; que es aprovechado por el engañador para confundir a los oyentes.

La principal manera de mantener limpio al vaso, es evitando que se ensucie. La forma más directa de lograr la mayor limpieza, se encuentra en el cumplimiento de la ley moral dejada por Roque Rojas: Los Veintidós Preceptos en su forma original y completa; este cumplimiento definitivamente nos acerca más a la idea que el Altísimo tiene de lo que debe ser el ente humano; a mayor cumplimiento de la ley, mayor regeneración; a mayor regeneración, mayor virtud; y a más virtudes, mucha más espiritualidad; el vaso estará más limpio ahora. Ciertamente alguien lleno de ambiciones mezquinas, egoísmo, soberbia y narcicismo; un ser indisciplinado cualquiera, dado al pecado como actuar cotidiano, es incapaz de lograr una limpieza real del alma y nunca debería atreverse, ni por equivocación, a actuar como un vaso sagrado de la divinidad; porque el sólo hecho de hacerlo así, ofende y mancilla la divinidad misma de las divinidades, lo que ya es muy complicado; pero, lo que da mucha más gravedad a este actuar, es la enorme confusión y el trastorno que provoca en las mentes y almas de quienes le escuchan; personas que inocentemente se prestan a oír la voz de Dios, y creen fervientemente que lo están escuchando; mientras que en realidad, es la tiniebla disfrazada de luz, quien habla y es ella quien lo está acercando cada vez más al abismo y a la perdición. Ese farsante y blasfemo, sentado en la silla de la cátedra es un ciego, que conduce a otros ciegos y que caerá tarde o temprano junto con ellos. Su causa delante de Dios es realmente mucha y muy grave, lo crea o no lo crea; tal vez como la ha dicho la palabra misma: “más le valiera no haber nacido”.

Dice el libro de la Revelación o Apocalipsis de Juan el Teólogo, en el mensaje a la Sexta Iglesia de Filadelfia, capítulo III, versículos 12: “Al que venciere yo le haré columna del templo de mi Dios, de donde no saldrá jamás fuera; y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios la nueva Jerusalem, que desciende del cielo, y viene o trae su origen de mi Dios, y el nombre mío nuevo.” (traducción de la Vulgata Latina, versión Torres Amat).

Un pedestal es una fuerte peana que sostiene y soporta a algo más preciado e importante encima de él; es una columna también que en su base soporta todo el peso del techo y la bóveda; es básicamente el sostén del templo, sin el cual su techo se vendría abajo.

Cuando al sacerdote de inspiración divina se le nombro “pedestal”, se le echo encima una responsabilidad extraordinaria, un peso capital en lo que corresponde al mantenimiento eficaz de la existencia del templo de Dios; es uno de los ministros más sagrados sin duda; y al ser llamado pedestal, se reconoce el gran sacrificio y la caridad que debe ejercer para ser un sostén firme y seguro de la gran cúpula del templo de Dios, que es el techo con que se cubren los creyentes de la intemperie de los tiempos; el techo significa todo aquello que conforma el credo y que es sostenido por los fundamentos; el pedestal es el maestro de los fundamentos; no establece los fundamentos, pues estos ya han sido establecidos por las escrituras, sino que los apuntala a través del mensaje para que el techo continúe cubriendo a los pueblos. Esa es la misión actual del ministro de inspiración divina llamado pedestal, dar a los pueblos los fundamentos de manera sólida para que el techo del templo en sus corazones y de la Iglesia, permanezcan sólidos. Cuando dice Apocalipsis a la Sexta Iglesia de Filadelfia: “al que venciere”, se refiere a aquel que mantenga su alma buena, esto es, limpia y virtuosa, ya que además el Espíritu de Dios le acusa de tener “poca virtud”, en el versículo 8 del mismo capítulo.

VI. LA INSPIRACIÓN DIVINA
En el Sello Tercero, se ubican los atributos de Inspiración e Iluminación para la Iglesia Mexicana de Elías. Para hablar de la Inspiración, es necesario comprender su significado, y partimos de la definición general que el Diccionario de la Lengua Española ofrece en su segunda acepción: Ilustración o movimiento sobrenatural que Dios comunica a la criatura. Se puede entender esta definición, si para ello tomamos una analogía; un artista se inspira y crea una obra de arte; pero esa obra no surge de la nada, el artista siente que es lo que va a crear por efecto de la inspiración. El inspirado observa y siente de manera distinta al que se encuentra en plena vigilia; se halla en un estado de éxtasis que permite a su conciencia ubicarse en una realidad paralela, distinta a la común y cotidiana, donde las sensaciones del cuerpo y las distracciones mentales se desvanecen por algún período. Entra quien se inspira, en esa dimensión que llamó una realidad paralela; y de ahí trae al mundo de las formas, a la dimensión material del mundo de las cosas y los objetos, lo que allá ha descubierto, lo que ha recibido, o lo que se ha encontrado.

En el caso de la inspiración divina, el ministro de inspiración sabe en donde debe ubicar su alma y su pensamiento; no divaga por la realidad paralela sin rumbo fijo, sino que se dirige en su éxtasis a un momento determinado, a una percepción escogida y conocida; la divinidad que reconoce esta búsqueda “se conecta” con el inspirado y le entrega una serie de: ideas, imágenes, palabras y sentimientos, para que a través de su entendimiento y acervo, el inspirado lo convierta en palabras entendibles para el pueblo escuchante. De forma semejante a como el pintor en su inspiración y con ayuda de una técnica depurada crea una obre de arte; el ministro de inspiración divina va construyendo una alocución, con ayuda de su propio lenguaje hablado y corporal, para expresarlo como un mensaje; con palabras traduce lo que le fue entregado como esencia por la divinidad. La divinidad nunca entra en su cuerpo, como si se tratara de una posesión, asegurar eso es prosaico y grotesco; la divinidad no desciende en presencia, ni en potencia, en el cuerpo del inspirado, sólo es la esencia; eso de la manifestación total es una mentira, uno de los mitos construidos alrededor de esta expresión.

Si un pedestal, se encuentra bien preparado y en su mente guarda el acervo cultural necesario, su trasmisión será siempre más rica y más pura; pues encontrará generalmente las palabras adecuadas y los recursos de lenguaje necesarios para expresar el mensaje que la esencia le entregó; en caso contrario, el mensaje tiende a perderse, a modificarse o a quedar incompleto; aunque también es cierto, que si quien transmite es una persona virtuosa, existe mayor posibilidad de que lo entregado por la esencia, pueda ser expresado de alguna forma; que los oyentes lleguen a sentir y a percibir el mensaje, en ocasiones, aún sin palabras.

VII. LOS FUNDAMENTOS DEL ÚLTIMO TESTAMENTO Y LA LITERATURA ELIASISTA PARA LA INSPIRACIÓN DIVINA.
Esta maravillosa expresión tiene un fondo teológico y místico muy extenso, cuya divulgación no es materia de este texto; se fundamenta en varias citas y versículos bíblicos del Antiguo y del Nuevo Testamento; pero para el presente escrito, sólo me ocuparé de lo que corresponde al libro del Último Testamento, dejado y escrito por mandato del Altísimo de puño y letra del Divino Enviado señor Don Roque Rojas; y en fragmentos de la literatura eliasista; citaré brevemente algunos soportes:
i. Credo Mexicano Elías: Creo que ilumina a la Iglesia Mexicana Elías por medio de la Inspiración a su entendimiento como Espíritu Santo, cuando ésta determina sobre los artículos de la fe.
ii. La ley del Decálogo de Oro, versículo número 7.- Reconoce y acepta la Iglesia Mexicana Elías, que la Inspiración Divina del entendimiento del hombre como Espíritu Santo, es sólo al Gran Hijo del Sol y los Siete Jefes de las Iglesias, cuando en cónclave secreto reciben esa iluminación, para la dirección y gobierno de la Iglesia de la Mujer Hermosa Vestida del Sol.
iii. De la Tercera Iglesia Sumo Sacerdotal de Pérgamo. Sello Tercero, atributos: La Inspiración y La Iluminación.
iv. Los 22 Mandamientos Infalibles, 8vo. Mandamiento: La Inspiración Divina, sólo podrá recibirla única y exclusivamente El Gran Hijo del Sol, Jefe supremo de las Iglesias, cuando determina sobre de la fe.
v. El Verdadero Libro de Oro Art. 69.- Tercero, esta iglesia Elías es la Obra Santa y Sabia del Espíritu Santo y se comunica con el hombre por medio de la Inspiración Divina.
vi. El Libro Sacerdotal, Libro Primero. Introducción a la ceremonia de inspiración divina.
“La ceremonia de Inspiración es un ritual en el que se manifiesta la esencia de la Divinidad, es dada por los Órganos Eliasistas de Inspiración, que son sacerdotes consagrados y ungidos con todos los requisitos que el ritual de la Iglesia Eliasista determina, -no se puede ser órgano de inspiración sin ser sacerdote debidamente consagrado-, estos sacerdotes pertenecen a una Orden llamada Pedestalicia (por su nombre original: Pedestal) y se preparan de manera especial para su labor, a través de un riguroso estudio y de una disciplina que consiste en llevar vida ejemplar en todos los ámbitos de su existencia, además de una gran pureza de corazón.

Dada la gran importancia que reviste la inspiración Eliasista, en cuanto a su aportación, como gran cúmulo de sabiduría desprendida de su manifestación y debido al poderoso misticismo que emana en esencia, ha trascendido hasta nosotros después de pasar por una minuciosa depuración, con la que se criba toda superstición y mentira de que se le ha revestido.

La inspiración, no es en sí una forma de culto, sino que solamente es una parte de él, el culto con toda su liturgia se lleva a cabo y en un momento determinado se efectúa el mensaje de Inspiración como parte integrante del culto mismo.”

VIII. LA ORDEN PEDESTALICIA BALUARTE DE REIVINDICACIÓN PARA LA INSPIRACIÓN DIVINA Y RESTITUCIÓN DEL SELLO SEXTO.
No puedo dejar de recordar en este momento, la promesa hecha por el Altísimo a la auténtica Iglesia Guiadora de Filadelfia, con respecto al Sello Sexto, en tanto que se portó rebelde y desobediente; en los versículos 7 y 9 del capítulo III, de la Revelación de Juan el Teólogo, dice: “Escribe asimismo, al ángel de la Iglesia de Filadelfia… Yo voy a traer de la sinagoga de Satanás a los que dicen ser judíos y no lo son, sino que mienten; como quiera yo los haré que vengan y se postren a tus pies, y entenderán con eso que yo te amo”.

Esta sentencia milenaria, trae a la razón la historia por la que ha transitado el Sello Sexto, marcado por la división, la impostura y la desnaturalización de los designios del Altísimo. Si bien es cierto que todo esto estaba profetizado por el Divino Enviado, (El Libro de las Profecías, Profecía 27.- Yo Roque Rojas, profetizo que de las siete iglesias que he venido a plantar sobre la Tierra por orden del Altísimo, la Sexta Iglesia se volverá ramera y estará en concubinato con doctrinas pitónicas.); no lo es menos, que un gran estigma marca a este Sello, y es momento de sustraer de la extenuación a cada uno de los que escuchen la verdad que es indubitable a la luz de todo lo que se ha expuesto. Pues es voluntad y promesa del Altísimo, como lo marca la escritura, que quienes se han desviado puedan volver al seno de la Iglesia original, que Dios ama tanto.

Lo más condenable de todo lo que pesa sobre el Sello Sexto, son sus prácticas; en la búsqueda de los valores y la sabiduría perdida, han llegado a extremos desconcertantes tanto como peligrosos; al grado de que el Espíritu de Dios les llama “Sinagoga de Satanás” en Apocalipsis, y Roque Rojas nos dice: El Libro de las Profecías, Profecía “124.- Habrá sacerdotes de la iglesia ramera que la harán de magos, pitones y hechiceros.” Y en esta condena caben hasta los que se niegan a aceptar que el Altísimo ordenó la implantación de una Iglesia, y no de escuelas o colegios; o los que se niegan a rendir culto y adoración a Dios, negando ser religiones, pero actuando como religiosos apostatas; pues entre estos dos casos caen los que le hacen al pitoniso o a la pitonisa, y profetizan sin ser profetas; esto es, hablan en el nombre del Altísimo, como si su verbo fueran, pero sin siquiera reconocerle.

Finalmente el Sello Sexto aún carga con la sentencia de la reina impura Jezabel (El relato de Jezabel, Libro 2 de Reyes, 9:30-37), y es tiempo de irlo desvaneciendo, “126.- En el sello sexto o sexta iglesia de Filadelfia, brotará de esa simiente una mujer espuria, que se creerá la eterna guiadora del sexto sello; pero sobre de ella vendrá la sentencia de Jezabel la reina impura; …”, recordemos que dos años después de la muerte de Damiana Oviedo, Apolonia Alanís que sólo fue marcada por la guardiana del Sello Sexto, se auto nombró “La Implantadora del Sello Sexto”. Y debe ser desvanecido este estigma, para poder restablecer la honra y gloria del verdadero pedestal; de eso también se encargará la dignificación de este alto encargo como es el de ser nombrado Vaso Sagrado de la Divinidad o Pedestal de la Divinidad, a través de la promulgación de la Orden Pedestalicia.

IX. ¿POR QUÉ UNA ORDEN?
Una Orden religiosa, es una institución aceptada y autorizada por las legítimas autoridades de la comunidad religiosa a la que pertenece y por sus miembros; se conforma de un conjunto de individuos que viven y se conducen bajo reglas y procedimientos especiales, establecidos ex profeso, para esa Orden. Se forma parte de ella, a través de la aceptación de los miembros de la orden, y por medio de una ceremonia de recepción a la que se le denomina Ordenación. La Orden Pedestalicia ha sido conformada para mantener un serio escrutinio sobre el tema delicado de hablar en el nombre de la divinidades, manteniendo una disciplina rigurosa en el cumplimiento ritualista y en las particularidades de los mensajes de cada divinidad; examinando constantemente la calidad de la trasmisión y realizando un análisis objetivo y fundamentado de los mensajes que así sean considerados para su estudio.

Las características tan especiales que revisten los ministros de inspiración, hace necesarios que las reglas para su desempeño sean claras y sencillas, pero también de riguroso cumplimiento, de ahí la necesidad de ubicar a los pedestales de la divinidad en una Orden. Un pedestal es un ministro en toda la forma y en pleno uso de sus poderes, facultades y derechos; que tiene un gran reconocimiento, pero no deja de estar regido por las leyes, mandatos y reglamentos que gobiernan a la Iglesia en general. Los miembros de la Orden gozan de un invaluable prestigio, pero también se asignan con una enorme responsabilidad, y una terrible causa si llegasen a incurrir en faltas. Si el Pedestal está preparado y cumple cabalmente con su encargo, el mensaje emitido desde su voz revelará verdades ocultas, cambiará para bien los rumbos de las vidas de las personas, y sanará cuerpos, almas, corazones y conciencias. La veracidad, benignidad y pureza son cualidades que deben tener bien presentes los miembros de ésta Orden, quienes resguardan con celo y con visión todas las cuestiones simbólicas y ritualistas que conllevan a los privilegios, facultades, derechos y obligaciones que les conciernen.

La Orden está dirigida desde dentro de ella por un Superior de la Orden, que a su vez depende de la jerarquía mayor de la Iglesia Eliasista de México. Contiene en documentos escritos, una serie de reglas y lineamientos sencillos, que marcan su forma de organización, los requisitos de aceptación, los requisitos de permanencia, los arreos y vestiduras, y los procedimientos internos para la realización de sus fines. Así mismo expresa de manera clara y concisa: sus objetivos específicos y las maneras de alcanzarlos; aquí también se establecen los medios con los que se debe contar para realizar sus actividades y las formas de allegarse esos medios. Queda desde este momento abierto el camino para que el Superior de la Orden Pedestalicia, en compañía de los Ministros de Inspiración que la integren, den forma y sometan a la aprobación de la Cúpula Pontificia, todo lo necesario para el correcto funcionamiento de la Orden.

Con lo anterior proclamo a los cuatro ángulos de la Tierra, al Sello del Dios Vivo, a las Siete Iglesias y a las Doce Tribus, que queda instituida la Orden Pedestalicia, dentro de la Iglesia Eliasista de México A.R, como representante genuina de la Iglesia Mexicana de Elías. ASÍ SEA.
“A la Gloría del Altísimo, en su nombre y por su nombre”.
El Octavo Gran Hijo del Sol.


Alfredo
Mensajes: 882
Registrado: Jue Dic 22, 2005 6:02 pm
Ubicación: Cd. Juarez Mexico, El Paso,TX USA

Re: Iglesia Eliasista de Mexico "Orden Pedestalicia"

Mensaje por Alfredo » Mar Sep 01, 2015 8:17 pm

Saludos a todos.

Estas participaciones son motivadas porque este escrito llamado “Manifiesto de la Orden Pedestalicia”, plantea una serie de inexactitudes y erróneas interpretaciones de hechos, personajes y conceptos, que generan confusión en cuanto al origen e historia de las manifestaciones del Verbo como Espíritu de Verdad en menosprecio de la esencia divina de las cátedras -aquellas entregadas hasta finalizar el año de 1950- pues no solo otorga tintes divinos a actividades y decisiones humanas, sino también pretende someter a la voluntad humana lo que son facultades exclusivamente divinas.


"I. PREÁMBULO.
Lo que se conoce comúnmente como “cátedra”, es una práctica aceptada en la Iglesia Eliasista de México A.R., y por tanto en el Eliasismo oficial; se le acepta únicamente como una forma particular de ceremonia, donde se lleva a cabo como característica esencial una manifestación de la Inspiración Divina. Pero en la Iglesia de Elías este ceremonial se realiza con importantes acotaciones que la distinguen de otras prácticas, aún de las que se llevan en las corrientes derivadas del Eliasismo original; la efectúa un sacerdote que ha sido debidamente consagrado y ungido, y que pertenece por integración a una orden especial dentro del sacerdocio, denominada Orden Pedestalicia. Los Ministros de Inspiración Divina, también llamados pedestales (de ahí el nombre de la orden), transcurren por una formación consistente en estudios diversos además de ejercicios mentales y espirituales, que cuando menos duran cinco años; se someten a una disciplina mental, moral y humana, constante y rigurosa, para con ello tener la más amplia posibilidad en un determinado momento, de lograr un estado de conciencia superior conocido como éxtasis de estado místico y divino; en el cual se puede transmitir en forma de palabra entendible la esencia de algunas divinidades que son reconocidas indudablemente como tales, por la Iglesia Mexicana de Elías hoy Eliasista de México A.R.; lo anterior, porque ha sido precisamente en el seno de esta iglesia, donde se dio origen a esta excepcional manifestación del Verbo Divino, para todo el mundo."


Para iniciar, es necesario aclarar que Don Roque Rojas no vino a crear religión alguna, aunque es cierto que debido a su virtud y ejemplos, han surgido algunas religiones que dicen basarse en él.
Como apuntaré más delante, Don Roque nunca recibió directamente del Espíritu Santo, alguna comunicación a través de su entendimiento.
Otras afirmaciones de este párrafo serán tratadas al analizar otros que contienen afirmaciones similares.


"II. EL INICIO.
En un momento crucial de la historia de nuestra amada Iglesia, el Divino Enviado Elías Roque Jacinto Rojas Esparza, encontrándose en arrobamiento místico y en profundo éxtasis, habló por primera vez dando el mensaje que habría de ser reconocido como manifestación de la palabra divina por medio del cerebro humano; y que más tarde se identificaría con el saludo hoy universalizado de: “Gloría a Dios en las alturas y paz en la tierra a los hombres de buena voluntad…”.

Es con la manifestación realizada por el señor Don Roque Rojas, que comenzó el mensaje de las Divinidades a través del lenguaje humano. Pero desde luego, se debe considerar lo siguiente: Roque Jacinto Rojas Esparza es el mismo profeta Elías, enviado a la Tierra según lo anuncian las profecías de Malaquías y del Eclesiástico. Es pues el Hijo del Hombre, la primera persona humana que manifestó esta enorme gracia, como expresión del Verbo por medio de la inspiración divina."


Estamos de acuerdo en que Don Roque Rojas fue enviado divino, y en que fue él quien primero manifestó la Comunicación a Través del Entendimiento Humano, sin embargo, es completamente errado concluir que él manifestó la palabra divina, esto es, que el Verbo de Dios se manifestó por su entendimiento; e igualmente errado es afirmar que Roque Rojas fue el mismo profeta Elías.

Esa confusión se generó cuando el profeta hablo a través del entendimiento de Don Roque cuando este se encontraba acompañado de varias personas que le escucharon decir: “yo soy el profeta Elías, el de la transfiguración del monte Tabor”, los presentes entonces creyeron que el propio Roque Rojas era el profeta Elías, y esa confusión persiste hasta estos tiempos.

A quienes sostienen que Don Roque fue Elías pregunto: ¿Acaso Elías reencarnó como Roque Rojas?, y formulo esta pregunta porque sé que la mayoría de los que afirman que Don Roque fue Elías, no aceptan la reencarnación del espíritu. Y si no fue a través de reencarnación, ¿apareció entonces Don Roque con un cuerpo ya formado?, ¿acaso no tuvo padres humanos?
¿Cómo explican entonces la afirmación de que Roque Rojas fue el profeta Elías?


"Nunca debe olvidarse -entiéndase clara y contundentemente-, que es por causa y acción de Elías el Hijo del Hombre y no por alguien más, que esta sublime expresión del Verbum, hoy conocida como cátedra o ceremonia de inspiración divina existe; y prevalece como una sacratísima herencia para la humanidad de buena voluntad, tal y como lo afirma el saludo de la divinidad."

Este párrafo contiene muy serios errores.
Primero, el título de “el Hijo del Hombre” no debe ser asignado a ningún nacido de mujer ni a algún ser de luz, pues es título que el Ungido de Dios utilizo para designarse a sí mismo, y que también se había utilizado en algunos pasajes del primer testamento para designarlo a Él.

Por otro lado, Elías es solo un siervo fiel de Nuestro Señor, y no puede depender de Elías, ni de ningún humano, que el Verbo de Dios se manifieste. Por ello, cualquier Manifestación Divina que haya existido o haya de existir, dependen exclusivamente de Nuestro Padre.


hector
Mensajes: 213
Registrado: Mar Mar 21, 2006 12:49 pm
Contactar:

Re: Iglesia Eliasista de Mexico "Orden Pedestalicia"

Mensaje por hector » Dom Sep 06, 2015 10:50 am

Por nuestra parte no estimamos por ahora relevante opinar sobre el "Manifiesto de la Orden Pedestalica" expedido por el Ministro Supremo don Efrén Rodríguez Gómez, el “Octavo Gran Hijo del Sol” Jefe Supremo de la ” Iglesia Eliasista de México A.R”, ya que hacerlo sería algo así, como opinar sobre la encíclica "Laudato Si" de don Jorge Mario Bergoglio, el ducentésimo vigésimo sexto (226) “Papa” de la “Iglesia Católica y Apostólica Romana” ya que esencia son sólo declaraciones de buenas intenciones, veamos cómo se desarrollan en la práctica, para luego opinar según los hechos, que si los eliasistas alcanzan la comunicación de Espíritu a espíritu, bien por todos, que si la humanidad se vuelve consciente de su responsabilidad ambiental, bien por ella.

Por otra parte, podemos decir que cada uno de estos jerarcas religiosos, ciertamente tienen una gran responsabilidad frente a la humanidad, por lo mismo, lo mejor que podemos hacer por ellos, es tenerlos presentes en nuestras oraciones, para que sus mentes en todo momento se llenen de benéficas ideas en favor de todos aquellos que tienen depositada su confianza en ellos.



Todos somos uno.

Héctor

Alfredo
Mensajes: 882
Registrado: Jue Dic 22, 2005 6:02 pm
Ubicación: Cd. Juarez Mexico, El Paso,TX USA

Re: Iglesia Eliasista de Mexico "Orden Pedestalicia"

Mensaje por Alfredo » Dom Sep 06, 2015 5:24 pm

Saludos,

“III. AMOR, TOLERANCIA Y PERMISIÓN DEL HIJO DEL HOMBRE PARA SUS DISCÍPULOS, HIZO POSIBLE LA CONTINUIDAD DE ESTA GRANDEZA.
Esta dignidad única, fue posteriormente reafirmada con la permisión del maestro Roque Rojas, a través de una Sacerdotisa Virgen perteneciente al Sexto Sello de nombre Damiana Oviedo Suárez. En ejercicio del privilegio sacerdotal denominado Inspiración Divina, Damiana Oviedo Suárez o “Damianita” como era conocida, continuó con este sublime ceremonial y manifestó también la palabra del Verbo Divino.”


Me parece evidente que este escrito contiene una visión e interpretación muy particular de los hechos.

De que Damiana Obiedo haya sido representante del Sexto Sello no hay duda, pero de que por derecho sacerdotal haya recibido la inspiración divina es incorrecto. De nuevo parece que le dan más importancia a cuestiones humanas que a Dios el cual es quien inspira a quien le place.

La figura y la existencia de sacerdotes, desde mucho tiempo antes debieron ser abolidas. El Ungido de Dios, El Verbo que se hizo carne, es el Único y Verdadero Sacerdote; quien en Él confía no requiere de intermediarios ni de ceremoniales.

Es bien sabido que Don Roque Rojas había desencarnado en el año de 1879, y que la primera catedra recibida por Damiana Oviedo sucedió en el año de 1884, por lo que decir que, “Damiana Oviedo… continuó con este sublime ceremonial y manifestó también la palabra del Verbo Divino.”, es también incorrecto, pues no se puede continuar algo que no ha iniciado.

Note lo que dice Nuestro Padre y que tambien se puede verificar historicamente:

03-062.31 Los primeros cerebros por los que se manifestó esta luz estaban preparados por mi caridad; mas para ser dignos de mi manifestación, oraron y perseveráron en la fe, en el respeto y en la elevación; entre ellos está mi hijo Roque y mi sierva Damiana, portavoces en los cuales, primero Elías en él y después el Verbo Divino en ella, anunciaron a la humanidad la llegada del Tercer Tiempo. Por su conducto comencé a llamar a los hijos de Israel y a señalar a los escogidos de cada tribu.

Como decía arriba, es cierto que ambos fueron portavoces, pero a Don Roque no le correspondió manifestar la inspiración del Espíritu Santo en forma de Cátedras.


“Algo que es trascendental para este hecho que hoy se menciona con tanta ligereza, es que Damiana Oviedo Suárez, tampoco era una mujer común; conoció personalmente al Divino Enviado Roque Rojas, escuchó su mensaje y le acompañó en gran parte de su misión; era primeramente, una sacerdotisa consagrada y ungida de la Iglesia Mexicana de Elías; era una sacerdotisa que haciendo patente en su persona la gracia de templanza y las atribuciones del Sello Primero que son la fuerza y el dominio, había hecho de manera excepcional un voto supremo de entrega a Dios; un voto que casi nadie está dispuesto a realizar con toda sinceridad: el voto de castidad permanente. En efecto, Damiana Oviedo Suárez, era una Sacerdotisa Virgen que nunca abandonó su voto de castidad. En conclusión y con el único fin de continuar valorando la grandeza que debe revestir al órgano de inspiración divina, para emanar una irradiación de estas dimensiones, menciono que Damiana Oviedo fue la Guardiana de la Tribu de Rubén, de la Sexta Iglesia Guiadora de Filadelfia.
Lo anterior, muestra que no es de manera espuria y simplista, como debe manejarse esta enorme gracia y privilegio; pues se trata nada menos, de transmitir la palabra de la divinidad al pueblo que la escucha.”


La castidad material aunque meritoria es tambien secundaria, y efectivamente existen testimonios de que Damiana Oviedo permaneció casta toda su vida, pero sería incorrecto asumir que esa fuera una condición que hubiere exigido Nuestro Padre a sus siervos para ser considerados como portavoces; de hecho, muchos que fueron ruiseñores hasta 1950 fueron casados.
O ¿acaso en esta religión Eliasista se les exige “voto de castidad” a quienes buscan recibir inspiración?




“Finalmente, es claro, que de no haber permitido el Divino Enviado Roque Rojas la continuación de esta ceremonia, en el seno de la Iglesia Eliasista, nunca hubiera llegado a las siguientes generaciones; pues él era auténticamente, el único con la potestad total para retener esta gracia de haberlo considerado necesario.”

En el universo material o espiritual, no existe ni ha existido uno solo que pueda retener la más pequeña Gracia que Nuestro Padre tuviese a bien entregar a alguno de sus hijos, y aquí el autor intenta subordinar a Nuestro Padre a la voluntad de Roque Rojas, quizás para establecer que esa potestad le fue delegada después a quienes dicen ser sus sucesores.

En este punto conviene que reflexionen muy profundamente los pretendidos pedestales contemporáneos y los que aspiren a serlo: Aunque no debiera existir necesidad, debo explicar que las manifestaciones a través del entendimiento humano ya cesaron (al finalizar 1950), quien hizo que terminaran fue el mismo con la autoridad suficiente para iniciarlas; " el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre” (Apo 3, 7), y por ello, quienes por cualquier motivo estén intentando o intenten expresar esa forma de inspiración, puesto que a la tiniebla llaman, tinieblas los envolverán y tinieblas expresaran, y para liberarse de ellas, tinieblas habrán de enfrentar.

Tan solo por el hecho de que pudiere tener algo de razón en esta advertencia, conviene que analicen los textos y los hechos pues quizás puedan ahorrarse confusión y dolor.

Por otro lado, resulta contradictorio que se hable de las cátedras divinas que se entregaron a través de Damiana Oviedo y que no lean o no les importe el contenido de ellas.

Aclaren por favor sus mentes y respóndanse a sí mismos: ¿Fueron cátedras divinas las expresadas por Damiana Oviedo?, si sí, ¿por qué no aprenden de ellas?, si no, ¿para que tratan de emular la forma en que fueron recibidas?, ¿para que se ocupan en ellas?

Alfredo
Mensajes: 882
Registrado: Jue Dic 22, 2005 6:02 pm
Ubicación: Cd. Juarez Mexico, El Paso,TX USA

Re: Iglesia Eliasista de Mexico "Orden Pedestalicia"

Mensaje por Alfredo » Mar Sep 08, 2015 11:09 am

Saludos Héctor.
Hace tiempo que no sabía de ti.

Por mi parte, aunque nos asiste el derecho de opinar sobre cualquier encíclica o comentario que se hace público, al igual que tú, generalmente escojo no opinar sobre ellos, con la salvedad de aquellos que, en alguna forma, tienen que ver con la doctrina Espiritualista Trinitaria Mariana.

Más allá de que pudieran ser o no declaraciones bien intencionadas, en el caso de la postura de la Iglesia Eliasista son declaraciones que contienen errores, algunos más serios que otros, los cuales pueden acarrear graves consecuencias a quienes los enseñan o adoptan.

No es mi intención corregir los errores doctrinales de esa organización, pero si es mi interés señalar aquellos que a mi juicio, en alguna forma empañen la verdad del Espiritualismo Trinitario Mariano.

Sobre el hacer oración por ellos estoy en completo acuerdo, solo que considero que parte de mi oración son las acciones que pudieran afectar positivamente el fin que persigo.

Alfredo
Mensajes: 882
Registrado: Jue Dic 22, 2005 6:02 pm
Ubicación: Cd. Juarez Mexico, El Paso,TX USA

Re: Iglesia Eliasista de Mexico "Orden Pedestalicia"

Mensaje por Alfredo » Vie Sep 11, 2015 10:15 pm


"IV. QUIEN NO CONOCE O NO ACEPTA LA HISTORIA, ESTA CONDENADO A SUFRIR SUS CONSECUENCIAS INDESEABLES, CONSTANTEMENTE.
Hubo momentos de gran ilegalidad y anarquía diversa para la Iglesia Mexicana de Elías, después de que el Divino Enviado señor Don Roque Rojas hubo de pagar su tributo a la tierra, al morir un día dieciocho de mayo del año de mil ochocientos setenta y nueve, en la Calle del Niño Perdido número dieciocho de esta Ciudad de México. Sin embargo, ninguna confusión o profanación fue mayor y de mayores consecuencias, que la sucedida dentro del Sello Sexto; la cual dio origen al más grande sisma que haya habido dentro de la Iglesia Mexicana de Elías; creando una gran degeneración doctrinal y ritualista, como nunca había sufrido el Nuevo Pueblo de Dios."


La anarquía e ilegalidad que se acepta que existió fue provocada por intereses materiales de algunos, mas, ¿cómo se resolvieron aquellos conflictos?, ¿realmente existía ya la Iglesia Mexicana de Elías?

Calificar de el “más grande sisma” a la labor de Damiana O. es parte de una tergiversación de la historia, pues para los inicios de la década de 1880 era quien mejor labor hacía, la de más limpio cumplimiento y mayor pureza, de tal forma que se hizo digna de recibir la palabra de Nuestro Padre para transmitirla a través de su entendimiento.

Dice el autor que la labor de Damiana creó “una gran degeneración doctrinal y ritualista, como nunca había sufrido el Nuevo Pueblo de Dios” pero la realidad es que Nuestro Padre, iniciando con Damiana Oviedo, fue entregando una doctrina pura que saneaba de materialismo y de las degeneraciones doctrinales y rituales que existían en aquellas congregaciones y que lamentablemente permanecen aún.
¿Me equivoco?
¿Habrá alguien que quiera analizar y mostrarme en que estoy errado?

De paso pregunto, ¿existía en ese tiempo (según la creencia eliasista) un sucesor de Roque Rojas?

Si no, ¿qué sisma pudo haber provocado Damiana Oviedo?, ¿podría llamársele “sisma” a una labor que rescataba los trabajos de Don Roque?, ¿acaso no ha admitido ya el autor la ilegalidad y anarquía que se vivía en “la Iglesia Mexicana de Elías”?

Y si existía un “sucesor”, ¿porque no fue, ese sucesor, escogido por Nuestro Padre para ser el primer Portavoz de su palabra?, ¿caso no se reclama en este mismo escrito que los llamados “Gran Hijo del Sol” tienen esa facultad?

cristina
Mensajes: 327
Registrado: Dom Feb 08, 2009 1:00 pm
Ubicación: Riehen/Basel - Suiza

Re: Iglesia Eliasista de Mexico "Orden Pedestalicia"

Mensaje por cristina » Jue Sep 17, 2015 9:40 am

Hola Alfredo,

por una parte admiro que abordes este tema, ya que al leer este documento y conociendo el Espiritualismo Mariano Trinitario por los 12 Libros de la Vida Verdadera y los Consejos del Mundo Espiritual de Luz, no puede entender ni con la mejor voluntad, cómo haya podido llegar una rama de ese gran árbol a tán diferente fruto del Espiritualismo, de la Esencia Divina que nos fué entregada en el Tercer Testamento.

Hasta ahora estoy de acuerdo con todos los puntos que comentas... He visto algunos videos en Youtube sobre la Iglesia Eliasista, en donde se ve, cómo llevan trajes "sacerdotales" y hacen ceremonias religiosas. Para mí que intentan hacer religión de una Enseñanza ó Doctrina que en Esencia es Ley de Vida, y que no puede ser materializada porque contradice en totalidad a sus fines.
El Espiritualismo es para el espíritu, por eso se nombra así...

Acaso están intentando organizar materialmente un movimiento, para sentirse fuertes y visibles, ostentando cargos, jerarquías, ceremonias y rituales, mistificando lo que debe ser sumamente sencillo y natural?

Me recuerda esto a la religión Católica y a un pasaje que leí en una cátedra del Mundo Espiritual de Luz del 25.6.'48:

"(...) es preciso que no acontezca en la Obra Espiritualista Trinitaria Mariana, lo que ha acontecido en la religión Católica. Vosotros tenéis en la religión Cátolica, una organización perfecta, un clero con sus diferentes jerarquías dotada de tal fuerza y control, que lo que diga la cabeza, el Sumo Pontífico, repercuta hasta el útlimo rincón, hasta la más pequeña diócesis y luego se lleva a efecto, cualquier litrúrgia, cualquier ceremónia en un recinto, se lleva a efecto en otro y en todos.
Mediante ese contro ú organización, ha estado esa religión y abarca el mayor número de adéptos, mas si vosotros penetráis un poco al fondo del espíritu de los adéptos de esa religión, encontraréis una diferencia en conocimientos, una diferencia infinita entre el adépto con el sacerdote y éste. Creéis vosotros que sea justo ante la Divinidad? No, hermanos míos, aquél clero guarda las sagradas escrituras, las analiza, se profundizan en su significado, penetra por los caminos de la filosofía y de la ciencia para poseer sólo ellos el conocimiento, la explicación, el porqué de las cosas, y sólo lo exterior en forma limitada entregarle a la humanidad, para poder ese clero subyugar, dominar la conciencia del espíritu humano, para presentarse como señores superiores, como espíritus de grande elevación, como patriarcas espirituales de la humanidad, como imágenes vivientes de Dios y sólo le ofrecen a la humanidad el culto exterior, forjando a esta humanidad con las ceremónias, con los ritos, con los festines, con el oropel, con el esplendor superficial y ahí tenéis a esa humanidad que diciéndose Cristiana, que amándo a su Maestro, que siendo también Trinitaria y llevándo un santuario para María en su corazón, ahí los tenéis en el retraso espiritual, en las tinieblas, en la ignorancia, envueltos en los prejuicios, en la debilidad, en el hambre, en la sed del espíritu."

Mucha responsabilidad y restitución está acumulando la Iglesia Elisasísta al querer ostentar en lo exterior y en forma limitada un movimiento, que en su esencia es espiritual, para poder subyugar y dominar la conciencia de sus adeptos, "para presentarse como señores superiores, como espíritus de grande elevación, como patriarcas espirituales de la humanidad, como imágenes vivientes de Dios", pero hoy en día los espíritus están despertando y la humanidad No podrá ser engañada, porque ya conoce el pan pervertido y desafiará con el tiempo también a estos príncipes materiales.

Alfredo
Mensajes: 882
Registrado: Jue Dic 22, 2005 6:02 pm
Ubicación: Cd. Juarez Mexico, El Paso,TX USA

Re: Iglesia Eliasista de Mexico "Orden Pedestalicia"

Mensaje por Alfredo » Vie Sep 18, 2015 8:45 am

Saludos a todos,
Saludos Cristina.

Es lamentable la situación espiritual de la Iglesia Eliasista, al menos de quienes la guían. Desde que conozco los métodos que han empleado algunos personajes que la integran, de varias malas prácticas me he percatado.
Por causa de esas prácticas y atrevimientos ya había hecho, como sabes, un reclamo en este mismo foro http://www.tercera-era.net/phpBB3/viewt ... +eliasista pero lamentablemente en vez de corregir, sus atrevimientos se hacen mayores, y eso exige que la respuesta sea también más clara (si acaso me haya faltado claridad).

Aunque mencionan que hacen “votos por el entendimiento y acercamiento entre todos nuestros hermanos”, parece que esos votos quedan solo en propósitos.

Para continuar con la respuesta al documento que se analiza, he tenido que indagar sobre la referida Iglesia, más de lo que hubiese deseado. Y habiéndolo hecho, solo confirmé lo que desde otro tiempo era aparente, con lo que se confirma también tu percepción de que sus jerarcas han estado organizando un movimiento material para sentirse fuertes y visibles.

Esto es claro desde que a sus sacerdotes, en vez de ocuparlos en labores de enseñanza, evangelización u otros más dignos menesteres, hacen de su principal labor el cuidar las propiedades que desde su origen buscaban obtener.

En el artículo 4 de la Constitución de la Iglesia Eliasista dice lo siguiente:

Los sacerdotes deben cuidar las propiedades de la iglesia. ESTE ES EL PRIMER TRABAJO ASIGNADO A LOS SACERDOTES ; cuidarán del dinero y demás propiedades que posean el grupo de los creyentes, PUES ES NECESARIO QUE LA IGLESIA TENGA PROPIEDADES COMO SON; TEMPLOS, CASAS Y ANEXOS…”

A cualquiera que tuviera un poco de respeto y conocimiento de la labor de Don Roque Rojas, le sería impensable adjudicarle este materialismo extremo, puedo afirmar sin temor a equivocarme que no fue él quien escribió u ordenó esos artículos, al igual que muchas otras expresiones absurdas contenidas en el llamado Ultimo Testamento, obra que la Iglesia Eliasista le adjudica a Don Roque.

En siguientes participaciones continuare, si Dios me lo permite, con mis consideraciones sobre el “Manifiesto de la Orden Pedestalicia”

cristina
Mensajes: 327
Registrado: Dom Feb 08, 2009 1:00 pm
Ubicación: Riehen/Basel - Suiza

Re: Iglesia Eliasista de Mexico "Orden Pedestalicia"

Mensaje por cristina » Sab Sep 19, 2015 11:00 am

EXPLICACIÓN DEL MUNDO ESPIRITUAL No. 7

1. La Doctrina Espiritualista Trinitaria Mariana no es una religión.
2. Las religiones son simplemente ramas del Árbol de la Vida, y la Doctrina Espiritualista Trinitaria Mariana es el mismo Árbol de la Vida.

5. La Obra del Padre ha estado siempre por encima de las religiones.
6. La Ley que en el Primer Tiempo Jehová nuestro Padre entregó a Moisés, no fue una religión, fue la Ley divina que se le envió al hombre, el espíritu encarnado; Jesús en el Segundo Tiempo, vino a confirmar la Ley y a darle cumplimiento, y vosotros sabéis que no enseñó ritos ni cultos exteriores o materiales y mucho menos liturgias, sólo dijo: "Practicad mi enseñanza y llevad la buena nueva a las naciones, Yo soy el camino, la verdad y la vida" queriendo decir con esto, que no eran menester templos materiales ni sacerdotes.
7. Y en este Tercer Tiempo en que ha venido el Padre comunicándose por el entendimiento humano, no ha venido a crear una nueva religión pues El mismo ha dicho que ya demasiadas tiene el hombre.

8. Si analizáis profundamente la Ley y Doctrina del Padre y la comparáis con cada una de las religiones que ha habido y hay en la Tierra, no podréis establecer un punto verdadero de comparación, porque la Ley y la Doctrina del Padre se encuentran en lo sublime, en lo eterno, en lo infinito y las religiones, por el contrario, las encontraréis atadas a lo humano, a lo temporal, sobre bases materiales y cimientos humanos, tomando su fuerza precisamente de lo humano y nunca de lo espiritual.
9. Las religiones que son poderosas, lo son por su organización, por el dinero y por la ciencia y no por el espíritu, pues tienen su cimiento en el mundo; la Obra del Padre, por el contrario, nunca ha tenido su base en este mundo; ¿no dijo Jesús: "Mi Reino no es de este mundo"?
10. Los cimientos de esta Obra están claramente en el más allá, en lo divino, en lo espiritual, ahí están la fuente y las raíces de ese Árbol portentoso que da vida y da salud.
11. La Obra del Padre, cuando se ha manifestado en este mundo, no ha precisado ni del culto exterior ni de los metales ni de las galas terrestres.
12. Por éso os decimos, que la Doctrina Espiritualista Trinitaria Mariana no es una religión.

13. Mas ¡cuidado! Vosotros, como discípulos de esta Doctrina, no entréis en contradicción, convirtiendo un culto espiritual interior en una manifestación exterior, rebajando el concepto que los demás se forjen de la Obra del Padre, al ver que vosotros la tomáis como una religión más, incoporándole ritos y ceremonias, que nada tienen que ver con la pureza de esta Obra, que os repito, no es una religión.
14. La fuerza imperiosa de las costumbres, de las tradiciones y el materialismo, el exceso de temor al hombre, y la rutina, así como la desobediencia, hacen que el pueblo espiritualista trinitario mariano pase por encima de la palabra del Padre, por encima de la misma Ley y convierta lo sagrado en profano, lo divino en humano.

15. Los obedientes, los limpios de corazón y entendimiento no tomarán jamás la Obra del Padre para hacer de ella una nueva religión.
16. Entonces, no importará en que forma llegue la humanidad a enfrentar al pueblo de Dios, pues sea en forma bélico, filosófico o científico, sabrá el pueblo espiritualista enfrentar cualquier situación, cualquier prueba, cualquier desafío, y lo hará, a pesar de su pobreza material, con ese tesoro de valor incalculable que es la palabra de Dios.
17. Así, el pueblo de Israel escuchará todas las necedades, todas las interrogantes, soportará todas las persecuciones y todas las críticas, atenderá todos los llamados con amor, esclareciendo todas las dudas y descorriendo todos los velos del misterio.

18. Desterrad de vuestro corazón el obsoleto concepto de templo que tienen todas las religiones, recordad que el verdadero templo está en vuestro corazón y en el seno de vuestra armonía, sea en vuestro hogar o en vuestras congregaciones.
19. La Obra Espiritualista Trinitaria Mariana no es religión, no es una rama, es la misma Ley y Doctrina del Padre Eterno manifestada en tres tiempos, resumida en una sola Ley y que se encuentra sobre toda doctrina, toda religión, teoría o ciencia.

20. No son los sitios materiales los que os dan albergue en los momentos en que, congregados, recibís la enseñanza espiritual del Divino Maestro; es el más allá el que os cobija, esa morada espiritual adonde estáis aprendiendo a penetrar por medio de la elevación de vuestro espíritu.
21. Ese es el sitio de reunión al cual os ha convocado el Espíritu Santo en este tiempo; por éso, el Padre no os ha permitido que edifiquéis los grandes edificios que llamáis iglesias o santuarios, no ha querido el Padre que invirtáis vuestro tiempo y vuestros recursos materiales en cosas que resulten superfluas para el espíritu.

hector
Mensajes: 213
Registrado: Mar Mar 21, 2006 12:49 pm
Contactar:

Re: Iglesia Eliasista de Mexico "Orden Pedestalicia"

Mensaje por hector » Dom Sep 20, 2015 10:20 am

Saludos Alfredo, Cristina

El asunto es que la Iglesia Eliasista se ve a sí misma como cabeza de una nueva religión, por lo mismo, todo aquello que pudiéramos escribir en contra de ella, sólo la robustecerá, ya que los jerarcas religiosos saben sacar provecho de ello, lo mejor desde nuestra perspectiva sería no hablar de ella, de sus errores y, si lo prefieren, buscar que cosa en particular hacen bien para animarlos a seguir en esa dirección, y si la oportunidad se diera, acaso sugerirles la lectura del LVV, pero nada más.

Particularmente, no veo por que escandalizarnos de sus errores, ya que de hecho, me recuerdo en mis primeros pasos buscando sin éxito en mi país algún templo espiritualista para asistir a él, pero Ustedes en México si encuentran los templos físicos, lo cual les juega en contra a los inocentes, si en ellos no encuentran verdadera enseñanza espiritual.



Todos somos uno.

Héctor

Alfredo
Mensajes: 882
Registrado: Jue Dic 22, 2005 6:02 pm
Ubicación: Cd. Juarez Mexico, El Paso,TX USA

Re: Iglesia Eliasista de Mexico "Orden Pedestalicia"

Mensaje por Alfredo » Lun Sep 21, 2015 1:07 pm

hector escribió:El asunto es que la Iglesia Eliasista se ve a sí misma como cabeza de una nueva religión, por lo mismo, todo aquello que pudiéramos escribir en contra de ella, sólo la robustecerá, ya que los jerarcas religiosos saben sacar provecho de ello, lo mejor desde nuestra perspectiva sería no hablar de ella, de sus errores y, si lo prefieren, buscar que cosa en particular hacen bien para animarlos a seguir en esa dirección, y si la oportunidad se diera, acaso sugerirles la lectura del LVV, pero nada más.
Saludos Héctor, Cristi y los otros dos lectores de este hilo.

El asunto de que la Iglesia Eliasista se vea a sí misma como cabeza de una nueva religión, para mí no es relevante. Y no es mi interés escribir en contra de ella, aunque en ocasiones para esclarecer una vedad así parezca o así lo haga.

Por tu comentario, al parecer estás de acuerdo (al menos en el subconsciente) con nosotros en que las intenciones de algunos de los jerarcas de esa religión es precisamente sacar provecho. Pero en lo que no estamos de acuerdo es en la respuesta que se debe tener ante la mentira. O ¿qué es lo justo?, ¿debemos esclarecer las ideas o defender la verdad solo y cuando no existan jerarcas religiosos que puedan sacar provecho material de que alguno se ocupe de ellos?

Aun siguiendo tu lógica, no podría concluir que escribiendo sobre los errores que esa religión comete en relación al ETM, sea el “robustecerla”, pues más bien seria que, puesto que ellos se ocuparon primero sobre el Espiritualismo, es este el que se ve robustecido. Y eso sucede solo si sabemos dar respuesta atinada a sus expresiones de error con el fin de esclarecer las verdades que conocemos.

Además me ha parecido necesario responder, también por el hecho de que las mentiras que ellos repiten, han sido vistas por algunos estudiosos de la historia como si fuesen verdad, aunque lo peor es que algunos espiritualistas empiezan a creer esas simulaciones. Creo que una respuesta temprana, puede valer más que mil respuestas tardías, y como es necesario avanzar, prefiero hacer el trabajo ahora.

Como en toda institución religiosa, existen en esa religión personas que obran de muy buena voluntad, para ellos, mi reconocimiento y respeto.
Espero que esa buena voluntad pronto los lleve hacia la verdad.

Y sobre sugerirles la lectura del Libro de la Vida Verdadera, sé que no lo desconocen y que lo han leído, tan es así que según uno de sus miembros (que al parecer ahora ya forma parte del cuerpo de sacerdotes), la jerarquía de esa iglesia habría hace tiempo de hacer un reconocimiento de esa obra. No sé si cambiaron de opinión o no, pero es evidente que a esa jerarquía en realidad no le importa el libro por su contenido y esencia.
Sobre eso escribí hace casi tres años en este mismo foro: http://www.tercera-era.net/phpBB3/viewt ... ista#p4640

hector escribió:Particularmente, no veo por que escandalizarnos de sus errores, ya que de hecho, me recuerdo en mis primeros pasos buscando sin éxito en mi país algún templo espiritualista para asistir a él, pero Ustedes en México si encuentran los templos físicos, lo cual les juega en contra a los inocentes, si en ellos no encuentran verdadera enseñanza espiritual.
Creo que tenemos diversas responsabilidades y no solo podríamos responder por estar escandalizados ante errores de otros. Más si crees que toda respuesta está motivada por sentirnos escandalizados de errores de otros, entonces tú repuesta también calificaría.

Efectivamente en México existen templos físicos a los que inapropiadamente llaman “templos espiritualistas trinitarios marianos”, donde escaso es el pan de verdad que encuentran. Pero no estoy seguro de comprender lo que tratas de decir al mencionarlo;si gustas, te pido lo esclarezcas

cristina
Mensajes: 327
Registrado: Dom Feb 08, 2009 1:00 pm
Ubicación: Riehen/Basel - Suiza

Re: Iglesia Eliasista de Mexico "Orden Pedestalicia"

Mensaje por cristina » Mar Sep 22, 2015 10:43 am

Hola Hector,

por una parte entiendo que se te haga dificil, que en este hilo se esté escribiendo criticaménte sobre la Iglesia Eliasista, y dices que no haríamos lo mismo con otra religión.

El punto es exactamente ese: de que en este movimiento se trata de una iglesia que dice haber surgido del Espiritualismo Trinitario Mariano, pero en sus actos muestra todo lo contrario.

Si se nombrasen diferentemente y leyesen sus propios libros sacrales, no tendríamos motivo alguno de comentar lo que ellos hacen. Pero al pregonar y publicar ellos los escritos que se están tratando, los demás "espiritualistas" devenimos responsables de activarnos, y hay dos opciones: levantar la voz de alerta, cómo lo hacían ya en el Primer Tiempo los profetas, arriesgándonos, de ser ser burlados, criticados y azotados, ó callarnos y esperar a que el Padre nos mandé las pruebas, que ya hace tiempo están profetizadas ante la desobediencia del Pueblo de Israel Espiritual.

Sabemos del Tercer Testamento que las grandes pruebas que esperan al Pueblo de Israel, a parte de las pruebas globales de los elementos y las guerras que van aumentándo, van hacia la persecución, no sólo por parte de otras religiones, sino también por parte de la justicia humana.

Creo que es muy fraternal el acto de comentar y exhortar por esta vía a estos hermanos, que -según nuestro punto de vista- se descarriaron del Verdadero Espiritualismo!

hector
Mensajes: 213
Registrado: Mar Mar 21, 2006 12:49 pm
Contactar:

Re: Iglesia Eliasista de Mexico "Orden Pedestalicia"

Mensaje por hector » Jue Sep 24, 2015 7:39 am

Hola Cristina, Alfredo

Nosotros consideramos este particular asunto una pérdida de tiempo, ya que este tipo de comentarios que pretenden dejar al descubierto los errores de los demás no armoniza con la esencia de la doctrina cristiana (Mateo 7:5). En otras palabras, eso de andar dando “voces de alerta” es sólo una muestra de intolerancia religiosa, la que pretendemos disfrazar de celo espiritual, puesto que no estamos en la "edad del hierro", sino en la "era de la luz", en donde con destreza debemos blandir nuestras armas espirituales, así que:

¿Qué importancia tiene como se “etiqueten” a sí mismos los hombres?

Cuando lo realmente importante es que sepamos respetar las creencias de los demás, las cuales son todas sagradas, por lo mismo, sólo cabe corregirnos a nosotros mismos, para hacernos dignos de que a través nuestro se manifiesten los dones que son en nuestros propios espíritus, para que sean nuestros hechos los que hablen de quienes somos y no sólo nuestras palabras.

Por otra parte, en lo particular no creemos ser mejores que nadie, que si en mi país se hubiese fundado algún “mal llamado templo espiritualista trinitario mariano” de seguro en estos momentos seríamos contados entre los que se “descarriaron del verdadero espiritualismo” por lo que cabe preguntarnos:

¿Cómo juzgar descarriados a los que no conocieron ningún otro tipo de espiritualismo?

De ahí que nosotros ni de broma, cuestionemos los caminos de los demás, ya que esto nos parece hasta una falta de respeto hacia aquellos, ya que si esperamos respeto para nuestras propias y particulares creencias naturalmente debemos ofrecer lo propio a los demás.




Todos somos uno.

Héctor

Alfredo
Mensajes: 882
Registrado: Jue Dic 22, 2005 6:02 pm
Ubicación: Cd. Juarez Mexico, El Paso,TX USA

Re: Iglesia Eliasista de Mexico "Orden Pedestalicia"

Mensaje por Alfredo » Jue Sep 24, 2015 5:48 pm

Saludos a quienes lean esta aportación.
Saludos Héctor y Cristina


hector escribió:Hola Cristina, Alfredo
Nosotros consideramos este particular asunto una pérdida de tiempo, ya que este tipo de comentarios que pretenden dejar al descubierto los errores de los demás no armoniza con la esencia de la doctrina cristiana (Mateo 7:5).
Héctor.
Lamento que tengas esa postura, por varias razones creo que erras en tus apreciaciones.
Tu labor y la nuestra, aunque tienen puntos de contacto, seguramente no son las mismas y por ello crees que nuestra labor es contraria a lo que se nos ha encomendado. Naturalmente la mano derecha y la izquierda se oponen y aunque el sentido de ambas es construir en cualquier momento pudiera parecer a alguna de ellas que la otra está haciendo labor distinta y contraria.

Explicare enseguida las razones que tengo para estar en desacuerdo contigo, no como un ataque a tu persona ni como un defensa a la nuestra, sino como un ejercicio que espero permita reflexionar sobre las posturas adoptadas y en caso de considerarse erradas tener oportunidad de corregirlas.

Empiezas diciendo que a varios de ustedes, les parece una pérdida de tiempo este particular asunto, sin embargo es un hecho que le has dedicado ya de tu tiempo, y si son varios, según se entiende la frase “a nosotros…”, indica que también esos otros le han dedicado tiempo. Por lo se entiende que en realidad este tema les ha parecido lo suficientemente importante como para comentarlo y dar su opinión, más allá del tiempo que le pudiesen invertir.

Aunque es posible que cuando dices que es “pérdida de tiempo”, te refieras más bien a la labor que estamos haciendo Cristi y yo, y no a la labor que hacen ustedes al calificar la labor nuestra.

Lo cual me lleva a analizar lo que tu o ustedes me/nos aplican lo que el Maestro dijo en la cita que propones de Mateo 7:5
“!!Hipócrita! saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás bien para sacar la paja del ojo de tu hermano.” y justificas la aplicación de ese párrafo a tus interlocutores diciendo que: “este tipo de comentarios que pretenden dejar al descubierto los errores de los demás”, sin considerar que tu o ustedes al escribir de esa forma, caen en el mismo error que critican. Pues si a criterio de ustedes, nuestras participaciones “pretenden dejar al descubierto los errores de los demás” esto es, errores en la Iglesia Eliasista; ustedes también “pretenden dejar al descubierto los errores de los demás” al descubrir la hipocresía que dicen tenemos nosotros.


hector escribió:En otras palabras, eso de andar dando “voces de alerta” es sólo una muestra de intolerancia religiosa, la que pretendemos disfrazar de celo espiritual, puesto que no estamos en la "edad del hierro", sino en la "era de la luz", en donde con destreza debemos blandir nuestras armas espirituales, así que:
¿Qué importancia tiene como se “etiqueten” a sí mismos los hombres?
Esta última pregunta conviene que se la formules a quien escribió lo siguiente: “El asunto es que la Iglesia Eliasista se ve a sí misma como cabeza de una nueva religión…” pues no fui yo quien primero menciono aquello.

Aunque tengo un criterio diferente al de ustedes de lo que es mi labor y la de otros, solo para este análisis digamos que efectivamente estamos errados (Cristina, yo y quien como nosotros piense); mas, ¿cómo están actuando ustedes? Otra vez resulta que por estar tu o ustedes dando voces de alerta sobre nosotros, igualmente estarían mostrando la “intolerancia religiosa” disfrazada “de celo espiritual” de la que nos acusan. Y la pregunta es obvia, ¿por qué no hacen como recomiendan?, o mejor, ¿por qué escogen dar “voces de alerta” sobre nosotros, y no sobre quienes están lucrando con la verdad?

hector escribió:Cuando lo realmente importante es que sepamos respetar las creencias de los demás, las cuales son todas sagradas, por lo mismo, sólo cabe corregirnos a nosotros mismos, para hacernos dignos de que a través nuestro se manifiesten los dones que son en nuestros propios espíritus, para que sean nuestros hechos los que hablen de quienes somos y no sólo nuestras palabras.
Por si fuera necesario repetir aquí el mismo análisis pregunto: Si así creen, ¿Por qué no respetan ustedes nuestras “sagradas creencias”? o ¿Solo las creencias de los demás son sagradas? , y ¿Cómo aplican ustedes aquellos de … “sólo cabe corregirnos a nosotros mismos”?

hector escribió: Por otra parte, en lo particular no creemos ser mejores que nadie, que si en mi país se hubiese fundado algún “mal llamado templo espiritualista trinitario mariano” de seguro en estos momentos seríamos contados entre los que se “descarriaron del verdadero espiritualismo” por lo que cabe preguntarnos:
¿Cómo juzgar descarriados a los que no conocieron ningún otro tipo de espiritualismo?
Para el que desconozca expondré por qué los lugares de reunión de espiritualistas no pueden ser propiamente llamados “templos”

1.11.78. Después del año de 1950, veréis el principio de esas grandes pruebas. Velad y orad; reconocedme, pueblo; practicad mi palabra que encierra toda virtud y ponéos a salvo. De cierto os digo: el que oiga mi palabra y la practique, será salvo y penetrará en la vida eterna. Aquel templo que anuncié a mis discípulos, que levantaría en tres días, es éste que ahora estoy construyendo en vuestro espíritu. Este templo es indestructible; los cimientos se los confié a vuestros padres y la terminación de él la verán vuestros hijos.
1.11.79. Nadie debe profanar este templo,
ni permitir que en él penetren la idolatría, la codicia, el egoísmo ni la hipocresía; porque las tinieblas y los remordimientos serán el único galardón que por ello alcancen; más si sois celosos de este santuario interior que lleváis en vuestro espíritu y que es la casa donde quiere habitar vuestro Padre, veréis entonces llegar de lejanas y de cercanas comarcas, caravanas de hombres, de mujeres y de niños que vendrán a llamar a las puertas de esa morada en demanda de caridad espiritual.


Como antes había escrito, la jerarquía de la Iglesia Eliasista conoce el Libro de la Vida Verdadera, solo que no le dan importancia a su contenido (aunque quieren hacer creer que fue recibido bajo la venia de esa institución, según se desprende del escrito que estamos analizando).

El hecho de que se considere serio su error, es debido a que no les ha faltado advertencias de lo arriesgado de su proceder, tanto por lo escrito dentro del mismo LVV como por escritos como estos; Y si ya tienen conocimiento o si lo han rechazado luego de habérseles ofrecido, no es posible pensar que no tengan mayor responsabilidad en su actual estado, esto de acuerdo con lo dicho por el Maestro en el segundo tiempo:

“Si yo no hubiera venido, ni les hubiera hablado, no tendrían pecado; pero ahora no tienen excusa por su pecado.” Juan 15:22
Así que sin correspondernos juzgar a nadie, y sin intentar hacerlo, es en su propio beneficio que les hagamos ver en los errores que incurren, sabiendo y aceptando que también nosotros hemos cometido o quizás estemos cometiendo errores tan o más serios.
Y si a ustedes ha parecido bien advertirnos de lo que consideran son errores nuestros, ¿qué de malo existe en que nosotros hagamos igual en lo que consideramos son errores de ellos?


hector escribió: De ahí que nosotros ni de broma, cuestionemos los caminos de los demás, ya que esto nos parece hasta una falta de respeto hacia aquellos, ya que si esperamos respeto para nuestras propias y particulares creencias naturalmente debemos ofrecer lo propio a los demás.
Propongo que mediten si en verdad no han cuestionado el camino de los demás…

hector
Mensajes: 213
Registrado: Mar Mar 21, 2006 12:49 pm
Contactar:

Re: Iglesia Eliasista de Mexico "Orden Pedestalicia"

Mensaje por hector » Vie Sep 25, 2015 3:53 pm

Saludos Alfredo, Cristina

Nosotros (plural sociativo) siempre hemos utilizado palabras incluyentes en nuestras participaciones en este foro, porque particularmente sentimos que ciertamente los errores de cualquiera de nosotros, son los errores de todos nosotros, por lo mismo, sino nos corregimos con discreción entre nosotros mismos: ¿Dónde la “fraternidad”?.

La Iglesia Eliasista como bien mencionan es una “rama de ese gran árbol”, por lo tanto, si sentimos la necesidad de ayudarla, pues entonces “responsablemente activémonos”, acerquémonos personalmente a los que la dirigen, mantengamos reuniones con ellos, etc. pero no expongamos sus errores de forma pública, así evitaremos ser confrontados de igual forma, ya que si no tenemos nada bueno que decir de los demás, mejor callados.

Por si aún no lo captamos, se corrige en secreto, con discreción y sabiduría, porque el método de la exposición pública de errores, no es más que ego en acción, lo que conduce a la confrontación antes que a la concertación, por lo mismo, es una pérdida de tiempo.

Ahora, siendo que nuestros asuntos son mayormente espirituales, es recomendable que al momento de discernir sobre nuestras labores actuemos de preferencia, desde lo que dicta nuestro corazón, antes que nuestra razón.



Todos somos uno.

Héctor


Pd. La meditación que proponen supondría que vamos por caminos diferentes ¿Es esto?.

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado