COMPARTIR LA ENSENANZA

Tiene algún comentario?
RODOLFO DIAZ
Mensajes: 2
Registrado: Lun Ago 13, 2007 3:35 pm
Ubicación: El Paso Texas
Contactar:

COMPARTIR LA ENSENANZA

Mensaje por RODOLFO DIAZ » Jue Ago 23, 2007 10:28 pm

ESTE MENSAJE ES EN REFRENCIA AL TEMA DE ANHELO DE NUESTRO PADRE PARA GERARDO ANAYA
Que la paz de Cristo, nuestro Señor, Padre y Maestro, sea con todos mis hermanos.
Con todo mi mejor deseo, voluntad e intención, quiero compartir con mis hermanos espiritualistas trinitarios marianos, unos cuantos párrafos del Libro de la Vida Verdadera, que estoy convencido pueden darnos luz y comprensión en nuestras mentes, espíritus y corazones.

Tomo VI Enseñanza 157:
57. Quiero que toméis de mi palabra su esencia que es el alimento de todo espíritu. En ella encontraréis el pan de la vida, el vino de la alegría espiritual, el fruto del verdadero amor.

58. Es menester que mientras coméis Conmigo en esta mesa de amor y espiritualidad, aprendáis a hablarme y aprendáis a oírme, porque esta manifestación que ahora presenciáis, es pasajera y es indispensable que aprendáis a comunicaros espiritualmente Conmigo para que al dejar de oír mi voz bajo esta forma, no vayáis a sentiros abandonados, solitarios o huérfanos.

59. Recreaos en este tiempo que tenéis mi comunicación; pero nunca apartéis de vuestra mente el día que está señalado por mi voluntad, para que recibáis por última vez mi palabra.

60. Os digo ésto porque quienes se familiaricen demasiado con mi comunicación, será para ellos la muerte el día que ya no puedan escucharme y entonces estarán expuestos a buscar por medios ya ilícitos, una manifestación que en algo llene el vacío de su corazón, mas no estará allí mi luz.

61. Es necesario que desde ahora comprendáis que de no tener un término esta comunicación, nunca podréis dar un paso hacia adelante, porque no tendríais interés en estudiar mi palabra, ni en procurar la comunicación espiritual; ¿Para qué hacerlo si día tras día podríais escuchar esta palabra y recibir este consuelo cada vez que lo pidierais? Pero cuando la lección haya concluido y el mensaje haya sido entregado, todo cambiará y entonces, si queréis sentirme cerca, tendréis que meditar en todo aquello que vuestra memoria guardare y si queréis sentiros fuertes, tendréis que entregaros a un verdadero cumplimiento espiritual, en el que os convirtáis en sembradores de paz, de luz, de bálsamo y caridad.


62. Por vuestro bien, debe ser breve el tiempo que me escuchéis a través del entendimiento humano, porque sois tan pequeños y tan frágiles, que no bien ha pasado un poco de tiempo de estarme oyendo, cuando ya comenzáis a familiarizaros con mi presencia en esta forma. Dejáis de sentir aquella emoción que os embargaba los primeros días, y cada vez vais experimentando menos aquella alegría, aquel gozo de venir a escucharme, gozo que os quitaba muchas noches hasta el sueño, pensando en que ibais a escucharme, ansiando que llegara el día y el momento de volver a oír aquella voz que por momentos os parecía imposible que pudieseis escuchar.

63. "¿Será verdad, preguntabais en vuestro corazón, que pueda yo escuchar la voz de mi Señor? ¿Seré digno de presenciar la manifestación de mi Creador, a través de esa maravillosa palabra?". " ¡Oh Maestro, que gozo tan grande el que has dado a nuestro espíritu haciéndonos oír tu voz paternal, tu palabra de Maestro, tu Verbo Divino!”. Y no os cansabais de escucharme, y no queríais perder una sola palabra, y no queríais desobedecer uno de mis mandatos. Pero fue pasando el tiempo y os fuisteis acostumbrando a oírme y como ya no procurabais profundizaros, comenzó a cansaros mi palabra, a la que encontrabais monótona, siempre la misma, siempre igual, sin daros cuenta de que erais vosotros los que no llegabais preparados como en los primeros días, cuando os acercabais llenos de unción, de respeto, de asombro, de fe, de amor y humildad.

64. Puedo deciros que no ha habido un solo corazón que habiéndome escuchado por algún tiempo, no se haya familiarizado con mi palabra y mis manifestaciones; por lo que os digo una vez más, que, debido a vuestra pequeñez y fragilidad humanas no podéis permanecer por mucho tiempo en la espiritualidad y es mejor que por vuestro bien Yo limite el tiempo de mi comunicación, porque de no hacerlo así, acabaríais todos por no sentir respeto por algo que ha sido una gracia que vuestro Maestro, en cumplimiento a una promesa del Segundo Tiempo, he venido ahora a entregaros.


Tomo VI Enseñanza 146:
5. Mi presencia nunca se ha apartado de vosotros. Es mi Verbo el que vengo a derramar en cumplimiento a mi promesa; es mi amor y mi luz que emana de esta palabra. Ahora me encuentro doctrinándoos, mas cuando llegue el año de 1950, señalado por mi voluntad como el último de está manifestación, sin que mi Espíritu se aparte de vosotros, haré cesar esta forma de comunicarme.

6. Sólo unos corazones quedarán preparados para ese tiempo.

7. ¿Acaso en el Segundo Tiempo esperé a que el mundo se convirtiese para ausentarme? Yo partí entre burlas, escarnios, crueldades y dudas. Sabía que era menester mi muerte para que el mundo se levantara a la vida. Nuevamente en este tiempo me ausentaré en los instantes de vuestra confusión, de vuestra turbación y de vuestras dudas, pero mi palabra, legada a la humanidad como un testamento de amor, volverá a conmover al mundo.


Tomo VI Enseñanza 144:
50. Vedme aquí cultivando mi semilla, soy incansable en hablaros desde el tiempo en que Elías, por labios de Roque Rojas anunció el nuevo tiempo. Muchos han abandonado la siembra y la herramienta, mas Yo sigo trabajando en mi campiña, pero si algunos creen que siempre estaré comunicándome de esta manera, están equivocados, porque ya es corto el tiempo en que aún me escucharéis en está forma. Es menester que cese está comunicación para que empecéis a espiritualizaros, a comunicaros directamente con mi Espíritu y podáis ver a vuestro Señor sobre la nube de vuestra elevación espiritual.

51. ¿No os preocupa aún la ausencia de está palabra? ¿Acaso ya habéis almacenado lo suficiente para vosotros y para vuestros hermanos? ¿O creéis que en el día de mi partida terminará está Obra?

52. Vengo borrando formas, ritos y tradiciones, para que os concretéis en los tiempos venideros al cumplimiento de la Ley y no hagáis lo que en los tiempos pasados que os entregasteis con todo vuestro entusiasmo a las tradiciones y festines, haciendo a un lado la Ley.

61. Ved cómo os prepara mi palabra para los tiempos venideros, por eso os digo que la aprovechéis, porque esta manifestación pasará como pasó Moisés por el desierto y no llegó a Canaán, como pasó Jesús por el mundo y terminó su jornada en la cruz.

62. Os estoy preparando para el tiempo que seguirá a la terminación de está comunicación; Quedará un libro en cada recinto conteniendo mi palabra para que os reunáis y podáis recrearos en su lectura.

63. Si para transmitir mi palabra en este tiempo escogí a quienes deberían expresarla, seré Yo también quien designe a aquellos que tengan que interpretarla a través de la lectura, cuando ya no me comunique en esta forma. Mas os digo desde ahora, que si os concretaseis a sólo escuchar mis enseñanzas, sin el propósito de llevarlas a la practica, no podréis al final recoger simiente alguna. Es preciso que comprendáis que mi Doctrina no es para que la vayáis a tomar como un motivo para crear costumbres o tradiciones, sino para que la veáis como el verdadero camino de cumplimiento para vuestro espíritu y para que deis testimonio de ella con vuestras obras.

64. Después de 1950, mi pueblo penetrará en el estudio de está enseñanza para llegar a grandes conclusiones.


65. Estos libros que bajo un dictado divino están formando mis "plumas de oro", serán valorizados como joyas de infinito valor, pues cada vez que los abráis en vuestras reuniones, la esencia que contienen será como una brisa del cielo sobre vuestros espíritus y sobre vuestros sufrimientos. Este libro os aclarará muchos misterios encerrados en el libro de los Siete Sellos.

66. Estudiaréis estás enseñanzas sin que caigáis en discusiones, y la luz del Espíritu Santo vendrá a iluminaros para que sepáis dar la justa explicación de lo que os había parecido un misterio.

67. Ya se acerca el año anunciado para daros mi adiós a través de está comunicación y es mi voluntad entregaros todo cuanto tengo que deciros. No perdáis una sola de mis cátedras, una sola de sus sílabas, porque os estoy entregando las últimas palabras de este nuevo testamento por el cual serán comprendidos los dos anteriores y los venideros.

Espero que estos párrafos nos sirvan para esclarecer algunas confusiones o dudas.
Con mis mejores deseos y anhelos, su hermano Rodolfo Díaz, desde El Paso Texas, U.S.A.

jesuspch1
Mensajes: 141
Registrado: Sab Ago 18, 2007 11:43 am

Mensaje por jesuspch1 » Sab Nov 10, 2007 5:45 pm

mis hermanos,que la paz de nuestro dios mi señor sea con ustedes,hoy estoy leyendo estas letras,yo conosco la obra a travez de casas donde se da la caridad(consulta,saumos,despojos,riegos,etc.)no contamos con los libtros,pero en dia de catedras se recibe una enseñanza. y tambien he constatado mucho de lo que esta escrito en este tema.y me doy cuenta que no hes de mi mente lo que pienso sino mi espiritu que me ttrata de guiar.soy muy critico y siempre lo hago saber,trato de decirles a mis hermanos del recinto donde sirvo lo que yo creo que es la obra.leyendo los parrafos que he podido por internet del LVV se confirma la fe que siento.pido a nuestro dios que los bendiga.y me despido confirmando que dios solo hay uno.jesus perez chiñas.

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado