la pasion de cristo

Participaciones que estan en contra del Libro de la Vida Verdadera
DonRafadeAcapulco
Mensajes: 662
Registrado: Lun Jul 07, 2008 11:26 pm
Contactar:

Re: la pasion de cristo

Mensaje por DonRafadeAcapulco » Sab Dic 04, 2010 8:55 am

¡Saludos a todos!...

Continuación:
Con respecto al Amor y la Sabiduría – contenido y explicado en el Aporte de nuestro Hno. Jesús Pérez Chiñas.

En referencia al escrito aportado por nuestro hermano Jesús Pérez Chiñas, que hace alusión a la Práctica del Amor y desdeña la Sabiduría, expongo las siguientes Observaciones, Análisis y Deducciones a la Luz del Tercer Legado Divino:
([Observaciones y Correcciones: En MAYÚSCULAS las palabras sobrantes o erróneamente aplicadas, según mi entender, a la Luz o Sabiduría del Tercer Legado Divino. Entre (PARÉNTESIS) una mejor forma u opción de cómo expresarlas en caso de querer darle una forma mejor expresada a lo escrito en el aporte. Entre ([paréntesis y corchetes]) las observaciones, análisis y deducciones al respecto, de los párrafos releído y estudiados. …

Releamos sus párrafos y Deduzcamos, continuamos:

… … En Cristo se transformó toda la Sabiduría Divina Original en el Amor al Padre; con esto el Hijo se volvió Uno con el Padre. Lo mismo debe suceder en el hombre. ¡Mientras él no sea humillado hasta la última gota de su intelecto soberbio y de todas las pasiones derivadas del mismo y que conllevan a todo tipo de reverencia hacia el mismo, —sí, mientras él no haya puesto todo al suelo ante el Amor y sufra una oscuridad corta de toda su sabiduría mundana, él no entrará de verdad en la gloria del padre!
Cristo tuvo que sufrir esto y hacerlo para poder entrar en la Gloria del Padre; por eso también todo hombre tiene que hacerlo y tiene que seguir a Cristo vivamente, si es que desea entrar en la Gloria del Padre. … …


([. Entendamos que Cristo es la manifestación del Amor Dios y a su vez es la Voz Divina que se expresa a través de todo lo Creado dándole Vida a todos sus hijos los espíritus y dándoles animación a todas las creaturas existentes por medio de las cuales toma su cuerpo de Expresión convirtiéndose en Alimento a su vez de todos sus hijos y en retroalimentación de todo lo que anima existencialmente.

El Cristo, no necesita transformarse de Sabiduría en Amor, ni de Amor en Justicia ni en algo menos o mayor; él es la Sabiduría Perfecta en continua Manifestación expresándose acorde y armoniosamente en todo lo Existente; o sea, en Él Mismo están contenidos y existen por Siempre todos los Conocimientos habidos y por haber; y a su vez, se ha Materializado por Amor en palabra humana ante los hijos de Dios, cual el Verbo Divino que Es, para Enseñar la Justicia, el Amor y la Sabiduría Perfectos y todos los conocimientos contenidos en los Mismos, los cuales están existentes en su propia Manifestación cono Esencia Divina Dimanada del Padre Celestial; por ello, simbólicamente, es necesario e imprescindible para lograr llegar (Sentir en uno mismo y en todo) al Padre Celestial, el afinarse a: El Cristo de Dios… he ahí el Significado del Simbolismo descifrado, de: “Yo soy Camino, el Amor, la Verdad y la Vida y nadie puede llegar al Padre, sino es por Mí”… o séase, que para Reconocer e Identificarse plenamente a Dios, antes se hace necesario y menester el Comprender plenamente su más grande y Excelsa Manifestación Divina, la que a su Vez, es el Idioma Perfecto de su Espíritu Divino pues por medio de Ella, se Expresa en todo el Universo. Ese grandioso Atributo Divino considerado como la más grande Manifestación existente en Dios, es: El Amor…

Lo mismo que se explicó en el párrafo anterior, es aplicable en referencia a su Divina Gloria Celestial, la cual también es una alegoría simbólica muy mítica e “inflada” –menciono así, sólo por utilizar del mismo término del supuesto interprete de esta supuesta Enseñanza Divina– ya que el Reino de Dios o también Nombrado como: la Gloria Divina… Siempre ha estado Abierta a todo aquel que se Sensibilice Espiritualmente para Sentirla en sí mismo; puesto que si Dios, Mora en su Solio Divino; y su Solio, está: en el Todo Mismo y en todos sus hijos…entonces, se deduce, que no existe un solo lugar en que no esté su Gloria o se Reino Divino Presente; pero que debido a no haber Desarrollado plenamente todos nuestros Sentidos Espirituales, es por lo cual, que no la alcanzamos a percibir en nosotros mismos, aun no habiendo salido nunca de su Gloria ni de su Reino Mismo; ocasionado y debido, a habernos auto engañado sus hijos, al estar encarnados por medio de las sensaciones recibidas a través de los sentidos humanos, al haber creado nuestra propias obras o más bien al haber transformado lo ya Creado, en un reino materializado y cada vez más opuesto a lo existente en lo espiritual, álmico y material, por medio de burdas copias o remedos de lo que existe expresado dentro de los tres reinos materiales; y menciono: burdas copias o remedos… debido a que no están realizadas, conforme a la Correctísima Manifestación de la expresión material animada dentro de su grandiosa Manifestación del Cristo por medio de la Creación Divina.

Se comprende luego entonces que, todo Conocimiento que esté dentro de la Verdad existen en la Realidad Misma Manifiesta por nuestro Creador por medio del Cristo: El Verbo y Amor Divino… es de grandísima Utilidad para Acrecentar nuestra Sabiduría y poder de esa manera en lograr, por medio de su Práctica bien aplicada, el Limpiar nuestros pensamientos, palabras y obras de todo concepto espurio y equivocado, de toda conducta no acertada y de toda falta que hayamos cometido ante su Divina Ley Universal; para de esa forma, Capacitarnos Correctamente para Acrecentar en nosotros mismos, las Virtudes existentes en nosotros para que por medio de las Mismas, Sensibilizarnos y Desarrollar nuestros Dones para así poder Percibir sin lugar a dudas, a nuestro Padre Dios y a todo su Reino o Gloria existente; y dejar para siempre las vanas ilusiones de sentirles lejanos a nosotros y darnos cuenta plenamente que estamos siempre inmersos dentro de Dios Mismo y dentro de su Reino y de su Gloria o sea, que Eternamente nos hemos encontrado y nos encontraremos dentro de Dios y de su Reino Celestial.

Entendamos que Cristo, no tuvo que sufrir, sino sufre continuamente; puesto que al estar Él, Siempre Presente en Todo y al ser Todo lo animado su Cuerpo de Manifestación y Expresión, lo está sufriendo constantemente, ya que todo lo que hagamos a nuestros hermanos, lo estamos haciendo a el Cristo Mismo; ahí se comprende también, el Simbolismo, de que: por medio de nuestros actos, lo seguimos Crucificando… y de que todos somos, o más bien representamos, con nuestros actos fuera de la Ley de Dios: su Calvario, sus Espinas, el Látigo, la Lanza, y su Cruz… mientras no nos identifiquemos al Cristo por medio del Perdón y del Amor plenamente… ya que al estar el Cristo, en nosotros mismos, lo que nos hagamos unos a los otros, lo estamos haciendo a El Cristo Mismo, por ser todos –en menor o mayor grado– su grandioso Cuerpo de Manifestación y de Expresión Divina.

Se entiende que “entrar” a la Gloria o al Reino, es Sentir al Cristo, Manifiesto en toda la Creación que es su Cuerpo de Expresión Divina; y sería ¡más que imposible!... que la Misma Gloria entrase en Sí Misma, antes tendría que haber salido de algún lugar para volver a entrar al mismo, pero al “salir” dejaría de existir Ahí; y si imaginaria y distorsionadamente se pensará que existiese otro “lugar” aparte del Todo Mismo donde se Manifiesta y Expresa Dios, entonces al salir su Gloria de tal Lugar imaginario, ya dicho “lugar” se quedaría sin Gloria; entonces, ni aún así, podría entrar la Gloria que salió en la Gloria Misma; he ahí ¡la gran incongruencia, de tales simbolismos infantiles e inverosímiles!... creíbles solamente, por espíritus niños que se guían aún por los aspectos Simbólicos de las perspectivas materiales, de: tiempo y distancia, pesos y medidas, grandezas y pequeñeces etc., etc. … por medio de las cuales, distorsionan grandísimamente la Realidad Espiritual de los Auténticos Acontecimientos existentes dentro de lo Divino y lo Espiritual e incluso también lo relativo a lo álmico y material.

Sin embargo, los hijos de Dios, no Comprenderán ni Aprenderán, ni Asimilarán plenamente todo esto, mientras no se Saturen de la Luz Divina y efectúen por medio de todos sus Pensamientos, palabras y actos: la Justicia, el Amor y la Sabiduría Divinos… expresados en la Enseñanza del Verbo de Dios, entregada en sus Tres Legados Divinos; y así Prepararse para Percibir Correctamente, la Enseñanza Eternamente Presente y Manifestada Espiritualmente de Espíritu a espíritu, a todos sus hijos que Existen y Moran en alma o encarnados, en toda su infinita Creación Universal.])


Esta Observación y Análisis, Continuará….

DonRafadeAcapulco
Mensajes: 662
Registrado: Lun Jul 07, 2008 11:26 pm
Contactar:

Re: la pasion de cristo

Mensaje por DonRafadeAcapulco » Dom Dic 05, 2010 3:13 pm

¡Saludos a todos!!!

Continuación:

Con respecto al Amor y la Sabiduría – contenido y explicado en el Aporte de nuestro Hno. Jesús Pérez Chiñas.

En referencia al escrito aportado por nuestro hermano Jesús Pérez Chiñas, que hace alusión a la Práctica del Amor y desdeña la Sabiduría, expongo las siguientes Observaciones, Análisis y Deducciones a la Luz del Tercer Legado Divino:
([Observaciones y Correcciones: En MAYÚSCULAS las palabras sobrantes o erróneamente aplicadas, según mi entender, a la Luz o Sabiduría del Tercer Legado Divino. Entre (PARÉNTESIS) una mejor forma u opción de cómo expresarlas en caso de querer darle una forma mejor expresada a lo escrito en el aporte. Entre ([paréntesis y corchetes]) las observaciones, análisis y deducciones al respecto, de los párrafos releído y estudiados. …
Releamos sus párrafos Analicemos y Deduzcamos, continuamos:

Cristo (Jesús) no estudió en universidades para poder entrar como un Sabio erudito en la Gloria del Padre, sino Su Escuela se llama: ¡Humildad y Amor activo! — Pero si Cristo anduvo por delante en esta escuela, entonces, ¡¿cómo vosotros podéis ir al Reino de Dios a través de otra?!
Yo pienso que hablar más al respecto sería innecesario; porque esto se ha aclarado visiblemente desde la Sabiduría profunda. ¡Por eso haced lo mismo, entonces vosotros viviréis!... Amén.


([Cristo, a través de Jesús, no se encarnó para venir a aprender por medio de Jesús, algo del hombre; sino para entregar los Conocimientos referentes al Quinto Grado o Peldaño de la Gran Escala Espiritual, el cual es: El Amor… Cristo en ese Segundo Tiempo, no vino a entregar la Sexta etapa de aprendizaje que corresponde a la Sabiduría Divina; sino vino a abrir el quinto sello o sea; a entregar el Quinto Capítulo del Libro de la Vida y tan sólo vino a Ejemplificar al: hijo obediente y Sumiso de Dios… ( al espíritu en acato a la Ley) mostrando el Ejemplo Perfecto, de cómo se debe de comportar el Hijo Obediente ante la Ley Divina por medio del Amor a través de la Mansedumbre, la Humildad y la Obediencia a la Ley Divina; y que el Amor, es el único que nos Capacita para poder Comprender los siguientes Conocimientos relativos a la Sabiduría Divina que nos conducirán hacia la Perfección Espiritual.

Estos Párrafos a analizar y deducir, por demás, están muy alegóricos, confusos y distorsionados; en los cuales, se deduce que el interprete de los mismos, identifica como “excelsa Sabiduría” solamente a la: Humildad y al Amor…y aduce e insta, que: no se necesitan de universidades humanas para lograr ser un “Sabio Erudito”… y así poder entrar a la Gloria del Padre; algo que en parte hay algo de Razón, pero no del todo, ya que del Amor, surge la Humildad; y Cierto es, que el Perdón, el Amor y la Humildad, nos Capacitan para Comprender Todos los Conocimientos siguientes y a toda la creación; pero eso no implica que en Sí Mismos: la Humildad y el Amor… sean ambos solamente, toda la Gran Escuela Universal existente dentro del vasto Reino y la Gloria del Padre, en el Universo mismo; aunque en Sí mismos, ellos sí Sirvan de empuje o palanca para lograrlo.

Esa Explicación, esta Dilucidada plenamente por medio de su Enseñanza Divina entregada en los Tres Tiempos de Comunicación pasados materializada en palabra humana, dentro de sus Lecciones o Cátedras, nos Explicó claramente que existen Siete Etapas Espirituales de Aprendizaje; dentro de las cuales, el Amor tan sólo ocupa el Quinto Grado o Peldaño dentro de la Gran Escala Espiritual Ascendente hacia la Perfección Divina; Recordemos detenidamente, que la grandiosa Escala, esta graduada o dividida Simbólicamente en Siete Peldaños; y solamente alcanzando a recibir la Enseñanza contenida de cada uno y de todos Ellos, se lograría a alcanzar la Erudición de la Sabiduría plena, dentro de la Perfección Misma, existente en su Creación Divina. Al finalizar dice que hablar más al respecto sería innecesario; pero al analizar y deducir el contexto de sus incongruencias y contradicciones no deja otra alternativa que el desenmarañar dichos conceptos espurios y confusos que en lugar de entregar Luz sólo vierten más tinieblas a las ya existentes al respecto de tales acontecimientos que fueron en sí erróneamente entendidos y muy torcidamente aprendidos al grado tal de considerarlos dentro de los Conocimientos provenientes de la Verdad dentro de la Realidad Misma Existente.

Además insiste en indicar que se debe hacer lo mismo, o sea No Estudiar, desdeñando todos los Conocimientos existentes en toda la Enseñanza Divina entregadas a través de todos los Tiempos y solamente acepta lo referente al segundo Tiempo o sea: el ser Humildes y Amorosos…. según él, para así poder “entrar” al Reino; y se comprende que para poder “penetrar” al Reino; O séase más correctamente expresado en la Realidad existente: el Sentir a Plenitud su Reino Divino, puesto que nunca hemos salido de Él, se hace forzosamente necesario el Estudiar, Meditar, Analizar, Deducir y Concluir plenamente en lo que El Cristo o Verbo de Dios nos ha entregado en sus Tres Legados Divinos materializados en palabra humana y llevarlos a la práctica por medio del pensamiento la palabra y la acción; y de esa forma, se logrará Aprender Percibir, a Identificar y a Comprender Plenamente, su Eterna Enseñanza Divina, derramada Espiritualmente sobre todo espíritu y sobre toda carne; y de esa manera, continuar nuestro Estudio Espiritual recibiendo los demás Conocimientos Divinos faltantes, de Espíritu a espíritu, ya sin necesidad de que Dios vuelva a materializar su Verbo Divino en palabra humana para que le podamos Comprender; sino que lo haremos ya percibiendo la Esencia Purísima de sus Sentimientos Divinos expresados en su Idioma Perfecto y Divino: El Amor… derramado en toda su Manifestación a través de todas sus Expresiones existentes en toda su Creación por medio del vasto Universo tanto en lo material y en lo álmico, como en lo Espiritual y en lo Divino.])

Fin de este Análisis y de las deducciones y Observaciones al respecto, del aporte entregado por nuestro Hno. Jesús Pérez Chiñas.

¡Solamente Aprendiendo a identificar plenamente la Luz, es como lograremos recibir en nosotros mismos la Iluminación Eterna de nuestro Creador y Percibir de lleno su Reino en Todo, sintiéndonos siempre dentro de su Excelsa Gloria Divina y Universal!…

Respetuosamente con mucho Amor, Comprensión y Tolerancia, en Pro de la Superación Espiritual del nuevo Pueblo de Israel y de la Humanidad, en el nuevo Tiempo de Cumplimiento Espiritual dentro de esta Tercera Era de Luz.

Atte.: Su hermano: Rafael de Acapulco Gro.

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado