¿Elias pago tributo a la tierra?

Responder
estebandelgado
Mensajes: 4
Registrado: Mar Jul 14, 2009 7:29 pm

¿Elias pago tributo a la tierra?

Mensaje por estebandelgado » Mié Feb 18, 2015 8:07 am

Saludos a todos
Leyendo a Cristina, Gerardo, Alfredo, sobre el tema el cuerpo de Jesus y el tributo a la tierra me surgió una duda ¿que paso con el cuerpo del profeta Elias cuando fue arrebatado al cielo?. ¿Pago tributo a la tierra?. En su reencarnación como Juan el bautista sabemos que si, mas sin embargo para reencarnar sabemos que tenemos que morir, Elias murió o como reencarno sin haber muerto. Espero me puedan dar una explicación.

cristina
Mensajes: 317
Registrado: Dom Feb 08, 2009 1:00 pm
Ubicación: Riehen/Basel - Suiza

Re: ¿Elias pago tributo a la tierra?

Mensaje por cristina » Jue Feb 19, 2015 1:49 pm

Hola Esteban,

no sólo Elías fué arrebatado al cielo, también Maria lo fué y hasta sobre Moisés existen escrituras apócrifas que hablan de la asunción de su cuerpo.
Resumiendo lo ya analizado con Gerardo, no importa que estos cuerpos no hayan pagado tributo a la Tierra, ya que ellos, así creo yo, experimentaron una transformación de lo material a lo espiritual y fueron "acogidos" a la Diestra del Padre, quien como Creador de todas las cosas es a quién finalmente todo ser y toda cosa le debe "tributo".

Puede surgir la pregunta de porqué -excepto a Jesús y María- Elías y Moisés, no siendo "de carne pura", no tuvieron que "dar sus materias como tributo a la Tierra"? Yo creo que Elías y Moisés son espíritus muy altos con gran misión que ya no están atados a la ley de restitución ni de evolución, sino que ya participan en la Obra del Padre siendo Uno con Su Voluntad Divina. Una muestra de ello es el pasaje en la transfiguración de Jesucristo, donde Moisés y Elías hablan con Él en espíritu:

Mateo: 17 Seis días después, Jesús tomó a Pedro, a Jacobo y a Juan su hermano, y los llevó aparte a un monte alto; 2 y se transfiguró delante de ellos, y resplandeció su rostro como el sol, y sus vestidos se hicieron blancos como la luz. 3 Y he aquí les aparecieron Moisés y Elías, hablando con él. 4 Entonces Pedro dijo a Jesús: Señor, bueno es para nosotros que estemos aquí; si quieres, hagamos aquí tres enramadas: una para ti, otra para Moisés, y otra para Elías. 5 Mientras él aún hablaba, una nube de luz los cubrió; y he aquí una voz desde la nube, que decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia; a él oíd. 6 Al oír esto los discípulos, se postraron sobre sus rostros, y tuvieron gran temor. 7 Entonces Jesús se acercó y los tocó, y dijo: Levantaos, y no temáis. 8 Y alzando ellos los ojos, a nadie vieron sino a Jesús solo.

escribes: para reencarnar sabemos que tenemos que morir, Elias murió ó como reencarnó sin haber muerto?
Me parece que el concepto que tienes sobre la muerte aún es algo material. Que significa para tí la muerte? Porque crees que sólo es posible encarnar ó re-encarnar, después de haber sufrido una muerte corporal?

Acá copio algunos párrafos, que nos pueden ayudan a meditar este tema:

E. 3,9. Entre Dios y sus criaturas, existen lazos que nunca podrán romperse, pero si los hombres se sienten distanciados de su Padre celestial, es por su falta de espiritualidad o por su falta de fe. 10. Ni la muerte, ni la falta de amor podrá destruir el lazo que os une a Mi.

E.4,53. En verdad os digo que el espíritu nunca sentirá fatiga trabajando en mis tierras, por lo tanto el reposo del sepulcro no será para él, aún después de la muerte de su materia, seguirá trabajando por su elevación y perfeccionamiento.

E 3,84. Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. Mi doctrina no habla de muerte. Si os hablo frecuentemente de la existencia del reino espiritual, es que allí está la vida y la dicha eterna como una promesa para vuestro espíritu, mas no lo hago para que deseéis la muerte y aborrezcaís esta vida.

E. 70,19. Comprended que la muerte no existe para el amor, para el deber, para los sentimientos; en una palabra, para el espíritu.
20. A los que se creían muertos les he hablado y me han dicho: ¿Quién me ha hablado? Les he tocado y han preguntado: ¿Quién me ha tocado? Y han oído una voz que les dice: ¡Yo soy el que resucitó a Lázaro, el mismo que resucitó de entre los muertos para daros vida espiritual a todos!

E. 188,25. Asombraos ahora de la inmensidad del mar, de las dimensiones de vuestro planeta, para tener en cuenta que vosotros sois más que todas esas maravillas, porque poseéis un espíritu que puede transportarse en un instante más allá de esos límites, y que cuando se encuentre purificando y habite en el reino del Padre, le serán mostrados todos los mundos
26. Quien me ha escuchado pierde el temor de regresar a su origen y aunque se considere un solo átomo en medio de la creación, siente el íntimo goce de existir, porque es hijo del Padre Celestial
27. Cuando dejéis este mundo, seréis como gota de rocío que siga vivificando todo lo creado. Yo os digo: Dios, el Infinito, el Eterno, está en toda la creación, es la esencia que todo lo anima. En las criaturas contempla toda la belleza de su obra y experimenta el goce que existe en los frutos de su inspiración, porque todo habla de El, todo lo glorifica y le rinde homenaje
28. En toda manifestación de vida está, porque El es el autor de todo lo que existe. Meditad en esto y comprenderéis que la muerte no existe

E. 290,21. Mi Doctrina es otra. Yo os he dicho: la muerte no existe, la eternidad es la que os espera. No hay fuego eterno ni castigo para el pecador, hay purificación, pruebas, iluminación.
22. Todo se transforma sin cesar, avanzando en perfección. Ejemplo de ello lo tenéis en vosotros, que os transformáis con las edades que pasáis en vuestra vida y luego dejáis de ser para volver a ser y dar un paso hacia adelante.
23. El Padre no dejará su Obra sin perfeccionarla: ¿Cómo podréis pensar que algún día destruyera lo que ha creado para llevarlo a la perfección?

E. 295,2. Mi Doctrina tiene la misión de que os intereséis por la vida que os espera, la que será eterna, vine a destruir de vuestro corazón el temor a dejar la envoltura humana, el temor a la muerte. Mi palabra viene a libraros de todos vuestros errores.
3. En verdad os digo que la muerte no existe, porque el Creador es la vida y sus obras no pueden morir.
4. El hombre es el que con su imaginación ha creado la muerte y además ha creado infiernos y glorias según su pobre entendimiento: ¿Qué conceptos justos podrá tener de mi existencia, de mi justicia y de la verdad sobre la vida eterna? Sólo confusión hay en el corazón de la humanidad, y esa confusión forma parte de los cimientos donde descansan las creencias de las mayorías. ¿Qué futuro le espera a la humanidad si persiste en apartarse del camino verdadero? Sólo miseria, turbación y dolor, de lo cual tiene un anticipo en la vida llena de vicisitudes que lleva en la Tierra.


Espero que se te hayan aclarado algunos puntos, con gusto sigo acompañandote si surgen más preguntas. Saludos!

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado